La confianza empresarial cae en Alemania por las tensiones comerciales
El Índice Ifo sobre el clima de negocios apenas sube una décima tras cinco meses de caídas consecutivas.
Fuente:  Cesifo  -  06/06/2018
El crecimiento económico alemán en este segundo trimestre se situará en el 0,4%

Los empresarios alemanes, unos de los mayores exportadores del mundo, están preocupados por las implicaciones que pueden acarrear las disputas comerciales que están comenzando a fraguarse entre Estados Unidos y otros países y bloques comerciales, como China o la propia UE. 

Así se desprende de los últimos índices sobre el clima de negocios realizados por el instituto Ifo, que hasta abril registró cinco meses de bajadas consecutivas para situarse en 102,1 puntos y en mayo apenas recuperó una décima y se estabilizó en los 102,2 puntos.

Hay que señalar que el Índice Ifo amplió su base estadística el mes pasado para incluir en su análisis al sector de los servicios y aumentar hasta 9.000 el número de compañías de los sectores manufactureros, comercio y construcción encuestadas.

Cuando este indicador se sitúa por debajo de 100 es una señal de desaceleración económica y se considera por el mercado como un factor negativo. Mientras, un valor por encima de esa cifra muestra un optimismo creciente entre los empresarios y suele reflejar un fortalecimiento de la economía y del euro.

Evolución económica
A pesar de que, durante los dos primeros meses del año, los pedidos de las fábricas y el comercio fueron muy decepcionantes, la mejora puntual de los intercambios internacionales ha permitido que la situación comercial mejore levemente.

El economista Carsten Brzeski ya apuntó a finales de abril a la agencia de noticias AP que hablar de una desaceleración era prematuro y destacó el impacto de los efectos temporales, como el mal tiempo, sobre el desempeño económico a comienzos de año.

Todo ello dirige hacia “un crecimiento sólido en los próximos meses, aunque menos dinámico que el año pasado”, argumentó. También resaltó que las tensiones comerciales, fundamentalmente el ruido que se ha generado, han mellado el optimismo empresarial en mayor medida que en el ejercicio anterior.

Aun así, la economía alemana está funcionando bastante bien en un contexto internacional que se complica por momentos, lo que ha llevado a que tanto el propio instituto Ifo como otros organismos estimen que el crecimiento en este segundo trimestre se sitúe en el 0,4%.

En lo que a sectores se refiere, el Índice Ifo de mayo muestra una ligera caída de las expectativas de la industria manufacturera, aunque los pedidos acumulados aumentaron, mientras que en los servicios, el clima de negocios ha mejorado y los proveedores son notablemente más optimistas.

En la construcción, la percepción de los empresarios ha mejorado notablemente y ha alcanzado un nuevo récord. Los contratistas alemanes estaban notablemente más satisfechos de su situación actual, aunque sus expectativas a medio plazo no fueron tan optimistas.

Alemania: cosmética en estado natural

Nuevo récord exportador de Alemania 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: