China destinó más de 20.000 millones de dólares en 2017 a la Franja y la Ruta
El montante destinado a esta iniciativa llegó a suponer el 12,7% del total invertido por la república asiática en el extranjero.
Fuente:  Nikkei Asian Review , Centro para el Desarrollo Global  -  17/10/2018
La parte negativa de esta evolución podría ser el excesivo endeudamiento de varios países

Los datos del Ministerio de Comercio de China muestran que la inversión agrupada dentro de la estrategia del país conocida la Franja y la Ruta, en inglés the Belt and Road Initiative, aumentó un 30% el año pasado frente al dato registrado en 2016, al superar los 20.100 millones de dólares. Gracias a esta cifra, también se batió el récord anterior de la iniciativa correspondiente a 2015, ejercicio en el que se invirtieron 18.900 millones de dólares. 

Tal y como señalan desde Nikkei Asian Review, los datos son aún más contundentes si se tiene en cuenta que la inversión extranjera directa (IED) de esta república asiática se redujo por primera vez en 2017 (un 19%), lastrada en gran parte por la disminución de las salidas de IED hacia Estados Unidos.

Además, se espera que las inversiones dirigidas a los 64 países participantes en esta estrategia vuelvan a incrementarse este año, puesto que el crecimiento registrado en los primeros ocho meses fue del 12%, hasta situarse en 9.500 millones de dólares.

Un buen ejemplo de este fuerte impulso experimentado en los últimos tiempos, conforme se ha ido reduciendo la IED dirigida hacia Estados Unidos, es el hecho de que la inversión china en ocho de los países del proyecto, entre los que destacan Pakistán y Laos, haya crecido un 43% en 2017.

Excesivo endeudamiento
La parte negativa de esta evolución podría ser el excesivo endeudamiento al que, según varios analistas, podrían verse abocadas las economías más débiles, pues la mayoría de las inversiones se hacen bajo la fórmula de préstamos de ayuda con alto interés. Este ha sido el caso de Sri Lanka, cuyo Gobierno se ha visto obligado a arrendar su puerto en Hambantota a China como pago por las deudas que se adquirieron para construirlo.

No obstante, una fuente de una empresa estatal china señaló al citado medio de comunicación que “existe una guía del Gobierno chino que restringe sus fondos al 85% o menos del total, pero los países pequeños no suelen poder aportar ni siquiera esa parte”. De este modo, la parte china no tiene más remedio que contribuir finalmente con todos los fondos para llevar a cabo los grandes proyectos en infraestructuras.

En este sentido, el grupo de expertos del Centro para el Desarrollo Global ya publicó en marzo pasado un informe en el que se analizaba el impacto que la estrategia de la Franja y la Ruta podía tener en ocho de los países integrantes considerados como más vulnerables ante una situación de incremento insostenible de la deuda y destacaba, además, que la participación de la inversión china en el PIB local llegaba a ser demasiado elevada, con los casos extremos de Laos, con un 39%, y de Mongolia, con un 32%.

The Belt and Road Initiative: geoestrategia china

Cifras de récord en el comercio entre China y África

Yibuti lanza la mayor zona de libre comercio de África 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: