Suiza, campeona en innovación
El gasto en innovación aumenta pese a la desaceleración económica y sus principales polos de desarrollo se encuentran en Estados Unidos, China y Alemania.
Fuente:   -  21/08/2019
La mayor fortaleza del país europeo descansa en la apertura de su economía

Este pequeño país alpino mantiene, por noveno año consecutivo, su posición de liderazgo en el Índice Mundial de Innovación que, en su edición de 2019, lo sitúa por delante de Suecia, Estados Unidos, los Países Bajos y el Reino Unido. 

El estudio, realizado de forma conjunta entre la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y varias escuelas de negocios, examina la competitividad de 129 países y economías en función de 80 parámetros. Además, este año analiza de forma especial el panorama de la innovación médica para la próxima década y la manera en que esta, tanto en su vertiente tecnológica como no tecnológica, transformará los servicios de atención sanitaria en todo el mundo.

El director ejecutivo de Global Indices de INSEAD, Bruno Lanvin, destacó que Suiza se ha situado un año más en la primera posición gracias a su desempeño notable en todos los parámetros: “Vemos mejoras en las mejoras. Las cualidades que hemos visto antes, como el entorno político y empresarial, siguen ofreciendo ventajas muy importantes”.

Según refleja el medio local Swissinfo, Suiza mejoró en este último año en los ámbitos relacionados con el entorno empresarial y las infraestructuras de la información y de las telecomunicaciones. Además, su sistema educativo se considera igualmente propicio para el desarrollo de la innovación, aunque no ocupe un lugar tan destacado en lo que se refiere a la educación terciaria.

Pero, para Lanvin, la mayor fortaleza de este país en el futuro escenario mundial de la innovación descansa en la apertura de su economía, con unas exportaciones e importaciones que tienen un gran peso en su PIB. “No se trata solo del comercio”, apunta el directivo, “sino que se refiere también a inversiones, a transacciones financieras o al movimiento de ciudadanos y de ideas. La economía suiza acoge a personas con diferentes culturas, conocimientos y formas de hacer negocios”. En su opinión, “esto ha funcionado especialmente bien en las principales universidades y empresas. Este ecosistema fuerte, abierto y dinámico seguirá siendo una gran ventaja a medida que siga creciendo la competencia global en sectores intensivos en innovación”.

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: