Las ventas minoristas se contraen en Japón
La reducción del gasto de los consumidores locales preocupa en una economía que muestra algunos síntomas de estancamiento.
Fuente:  Gulf News , Reuters  -  04/12/2019
El consumo ya mostraba una tendencia a la baja incluso antes de la subida de impuestos

La ventas minoristas en Japón registaron en octubre pasado la caída más acusada en cuatro años y medio, al descender un 7,1% frente al mismo período del ejercicio anterior, debido en parte a la débil demanda de articulos con precios elevados, como automóviles y electrodomésticos, pero también a la reciente subida de impuestos. 

El pasado 1 de octubre, el Gobierno japonés elevó del 8% al 10% el impuesto que grava las ventas en un intento por reducir la que hoy es la mayor deuda pública del mundo, pues duplica ampliamente el PIB de la tercera economía más grande del planeta.

Como señala Gulf News, varios analistas han advertido que este aumento de impuestos, pospuesto anteriormente en dos ocasiones, podría lastrar de forma importante el consumo interno, justo en medio de una caída generalizada de las exportaciones y de la producción.

“Independientemente de los resultados de octubre”, comentó el investigador del Instituto de Investigación NLI Tairo Saito, “el consumo ha mostrado una débil evolución y la confianza de los consumidores está empeorando”. De hecho, los ingresos no han aumentado últimamente y el consumo ya mostraba una clara tendencia a la baja incluso antes del citado incremento del impuesto sobre las ventas.

Es más, el descenso registrado en octubre es notablemente superior al que se produjo en las dos ocasiones anteriores en las que se elevó esa tasa, en 1997 y 2014, lo que sugiere que otros factores también están lastrando la evolución del consumo. Entre ellos estaría el mal tiempo, pues un tifón azotó la región durante el mes de octubre, pero también se encontrarían las presiones estructurales a las que se enfentan los minoristas y la disminución prolongada de los salarios reales.

A estos problemas se suma el riesgo de que los minoristas continúen reduciendo los precios para compensar el impacto de la subida impositiva, lo que podría provocar un aumento vertiginoso de la competencia, que expulsaría del negocio a las pequeñas empresas menos preparadas, y potenciar la deflación.

Algunos minoristas ya ofrecen descuentos por pagos sin efectivo y las autoridades han introducido un programa de reembolso para transacciones de este tipo, diseñado con la idea de suavizar el impacto del incremento de impuestos en los vendedores, y para alentar a los consumidores a usar pagos electrónicos.

Todo ello se plantea, además, en un momento en el que la economía japonesa muestra síntomas de estancamiento, que han propiciado que el Ejecutivo esté estudiando el desarrollo de un gran paquete de inversiones para incentivar una recuperación que necesitará del impulso de la demanda interna.

Entra en vigor el acuerdo comercial entre la UE y Japón

La economía japonesa se contrajo durante el tercer trimestre 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: