Los riesgos políticos y medioambientales, principales amenazas para las empresas en 2020
Las previsiones apuntan que el comercio internacional crecerá solo un 0,8% en un contexto marcado por el aumento del proteccionismo.
Fuente:  Coface  -  12/02/2020
El organismo alerta sobre sobre los peligros derivados de la elevada deuda pública en los países emergentes

El economista jefe de la firma de seguros de crédito y gestión de riesgos Coface, Julien Marcilly, destacó durante la presentación en París de la Guía de Riesgo País y Sectorial de 2020 que no se espera que el acuerdo entre Estados Unidos y China sea suficiente para reactivar el comercio internacional.

En este sentido, la tregua entre ambos países no servirá para restituir la confianza empresarial, ni impulsará la industria o el comercio mundial, ya que solo el 23% de las medidas proteccionistas adoptadas entre 2017 y 2019 afectan a EE. UU. o a China. El aumento del proteccionismo se ha convertido, por tanto, en una tendencia global y perdurable, a la que las empresas deben adaptarse.

Esta institución no prevé que el crecimiento global, que se contrajo un 0,7% por las incertidumbres comerciales en 2019, experimente una recuperación durante el año en curso y calcula que este se situará en el 2,4%. Además, también anticipa que las insolvencias corporativas aumentarán en el 80% de los países sobre los que se han realizado pronósticos para este ejercicio, con lo que las insolvencias globales aumentarían un 2% en 2020.

Las incertidumbres relacionadas con las medidas proteccionistas seguirán contribuyendo a la volatilidad de los precios de las materias primas, especialmente en la agricultura, en la actividad metalúrgica y en el sector del petróleo. No obstante, la construcción se está beneficiando de políticas monetarias expansionistas y Coface ha revisado al alza su evolución en cuatro países, entre los que destacan Brasil y Turquía.

Por otra parte, también se subraya que los riesgos medioambientales presentan un amplio rango de efectos sobre el crédito corporativo, tanto por la mayor frecuencia de riesgos físicos como por aquellos derivados de los procesos de transición motivados por nuevas regulaciones o estándares de consumo.

Se espera que el crecimiento de los países emergentes se acelere ligeramente durante 2020, al pasar del 3,5% registrado en 2019 al 3,9% en este ejercicio, pero también se alerta sobre los peligros derivados de una deuda pública que ha alcanzado un nivel máximo histórico para estos países y que sigue aumentando, salvo en Europa Central y Oriental.

En el caso de Latinoamérica, el endeudamiento es incluso más elevado que a finales de los noventa, mientras que en África la deuda pública se encuentra en una situación muy similar a la observada hace 15 años. Ello implicará para las empresas de estas regiones el probable retraso de los pagos del Estado y de las grandes empresas públicas.

Por otra parte, el estudio también apunta que la estructura de la deuda de este grupo de países es, a grandes rasgos, más favorable que hace 20 años, puesto que el 80% de la misma se encuentra denominada en moneda local.

 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: