Los productores de miel europeos solicitan un plan de emergencia para salvar el sector
Las principales amenazas actuales son las malas condiciones climáticas y las importaciones baratas procedentes de China.
Fuente:  Copa-Cogeca  -  25/02/2020
Los costes de producción medios en la UE rondan los 3,9 euros por kilogramo

Los apicultores europeos integrados en la asociación Copa-Cogeca realizaron a mediados de este mes un llamamiento a las autoridades europeas para suscitar una reacción contundente y rápida que ayude a solucionar los graves problemas que amenazan a un sector que da trabajo a 650.000 personas y es clave para la agricultura y el medioambiente en Europa. 

Al descenso de la producción de miel en los principales países del sur y el este de la UE debido a las malas condiciones climáticas se une la creciente importación a precios muy reducidos (cercanos a los 1,24 euros por kilogramo) de mieles baratas procedentes de Asia, normalmente de China.

Los costes de producción medios en la UE rondan los 3,9 euros por kilogramo, lo que hace prácticamente imposible la competencia, pero también generan dudas sobre esa diferencia de precios. Según Copa-Cogeca, esta “solo puede atender a dos razones: el añadido de grandes cantidades de jarabe de azúcar, más barato y difícil de detectar en los controles fronterizos, y la definición y el método de producción de la miel en China, que no cumple con las normas europeas”.

El presidente del grupo de trabajo sobre miel de la citada asociación, Etienne Bruneau, destacó al respecto que “si no mejora la situación del mercado, los apicultores europeos que obtienen una parte significativa de su renta de esta actividad ya no podrán continuar ejerciendo la profesión, lo que amenaza la existencia misma de más de 10 millones de colmenas en el seno de la UE”.

Es más, desde el organismo se destaca la relevancia de esta actividad en toda la agricultura europea, con una repercusión directa estimada por el Parlamento Europeo en más de 15.000 millones de euros en 2019, pero también en la biodiversidad del continente, dado su importante papel polinizador.

La miel está regulada actualmente en la UE a través de una directiva específica, pero los requisitos para declarar el origen de la misma son extremadamente bajos. Así, los etiquetados no muestran de forma clara su procedencia ni la participación de las importaciones sobre el total.

Por todo ello, y entre otras recomendaciones, el plan de acción solicitado a la UE incluye garantizar que cualquier miel importada de terceros países esté en línea con la definición de miel existente en la UE y que se haga obligatorio el etiquetado sobre los orígenes de este producto y se especifiquen los porcentajes de las distintas mezclas.

Copa-Cogeca también pide que se cree un laboratorio de referencia europeo para el sector en estrecha colaboración con el Centro Común de Investigación, así como un observatorio europeo del mercado de la miel.

Un nuevo acuerdo protegerá 100 indicaciones geográficas europeas en China

La UE lidera el comercio agroalimentario mundial

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: