El coronavirus revela la necesidad de cerrar la brecha digital, según la UNCTAD
La crisis actual está acelerando la transición hacia una economía digital, pero no todos están adecuadamente preparados para esos cambios.
Fuente:  UNCTAD  -  15/04/2020
El mundo necesita una respuesta multilateral coordinada para afrontar el desafío de la digitalización

La UNCTAD ha publicado un nuevo informe sobre el panorama digital actual, en el que comprueba cómo la crisis del coronavirus ha acelerado la adopción de soluciones, herramientas y servicios digitales, que impulsan la transición hacia la economía digital, pero también ha expuesto el gran abismo existente entre lo conectado y lo no conectado, revelando el retraso de muchos en este nuevo ecosistema.

Durante las últimas semanas, hemos sido testigos de la rápida adopción de las nuevas tecnologías por parte de muchas empresas, instituciones o Gobiernos para continuar con sus actividades mientras que se limita la interacción física.

Numerosas herramientas digitales han surgido para controlar la expansión de la pandemia y varias de las firmas tecnológicas más importantes han puesto sus recursos a disposición de la lucha contra el virus, a la vez que han visto incrementar notablemente su actividad.

La digitalización está permitiendo la proliferación de la telemedicina, el teletrabajo o la educación en línea, a la vez que mejora los intercambios de información y ayuda a controlar la expansión del virus.

Pero esta rápida transformación también está poniendo en evidencia algunas graves desigualdades tanto dentro de las mismas sociedades, como entre los países más y menos desarrollados, muchos de los cuales no tienen un acceso adecuado a esas nuevas soluciones.

“Las desigualdades en la preparación digital obstaculizan la capacidad de grandes zonas para aprovechar esas tecnologías que nos ayudan a hacer frente a la pandemia del coronavirus al quedarnos en casa”, recalcó al respecto la directora de Tecnología y Logística de la UNCTAD, Shamika Sirimanne.

Además, no todas las compañías tecnológicas están incrementando sus actividades y muchas de ellas se enfrentan a serios problemas. También es probable que el rápido cambio hacia la digitalización fortalezca las posiciones de mercado de algunas megaplataformas digitales, lo que agudizará aún más la concentración existente.

“Esta situación”, apuntó el jefe de Economía Digital del organismo, Torbjörn Fredriksson, “se amplificará ahora a medida que más personas entren o se vean obligadas a conectarse en línea debido a la crisis del coronavirus. Los que no tienen acceso corren el riesgo de quedarse atrás según se vaya acelerando la transformación digital, especialmente en los países menos adelantados”.

No obstante, según Shamika Sirimanne, la capacidad de la crisis actual para mostrar fracturas puede, con suerte, convertirse en una oportunidad. Cada vez más países en desarrollo están explorando el comercio electrónico y otras soluciones digitales que pueden ayudar a fortalecer la capacidad de recuperación local ante futuras conmociones.

Si no se aborda, la brecha digital se ampliará, exacerbando las desigualdades existentes, por lo que “el mundo necesita una respuesta multilateral coordinada para afrontar el desafío de la digitalización”, subrayó la directora tecnológica de la UNCTAD.

El Banco Mundial y el FMI piden suspender los pagos de la deuda de los países más pobres ante el coronavirus

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: