El sector agroalimentario europeo muestra resiliencia frente a la crisis
El cierre de las actividades de restauración y del turismo ha afectado especialmente a la demanda de productos con mayor valor añadido.
Fuente:  Comisión Europea  -  30/04/2020
La Comisión Europea ha adoptado medidas para apoyar a las empresas del sector

El último informe sobre las perspectivas a corto plazo en el sector agroalimentario publicado por la Comisión Europea señala que esta actividad está aguantando la crisis relativamente bien y que se está adaptando con eficiencia a unas nuevas circunstancias, caracterizadas por las interrupciones logísticas y el incremento de la demanda.

Debido a las medidas de confinamiento implementadas en la UE, y en prácticamente todo el mundo, la configuración de la demanda de alimentos ha cambiado rápidamente desde el inicio de la pandemia.

De hecho, el cierre del sector hostelero y de la restauración junto con una mayor tendencia hacia el almacenaje “están teniendo un impacto directo en los productores agroalimentarios”.

El informe también destaca las dificultades a las que se están enfrentando las cadenas de suministro para adaptarse a los rápidos cambios que está experimentando esta actividad, en un contexto marcado por la incertidumbre en cuanto a la duración de la crisis y a cómo se desarrollará la recuperación, tanto en la UE como en el resto de mercados.

La demanda de productos agroalimentarios básicos como la pasta, el arroz o las frutas y verduras enlatadas ha experimentado un notable aumento, mientras que la de los bienes con mayor valor, como la carne de vacuno, el vino o los quesos especiales, que se consumen normalmente fuera de los hogares, ha sufrido un grave deterioro y tiene que adaptarse a nuevos patrones de consumo.

Así, por ejemplo, a pesar de que las ventas minoristas de vino han aumentado, se espera que los efectos negativos del cierre de los bares y de los restaurantes repercuta significativamente en su consumo, especialmente en el de los caldos más caros, hasta reducirlo un 8% respecto al promedio registrado en la UE los últimos cinco años, y que las exportaciones caigan un 14% en 2019/2020.

Por otro lado, en el caso de la carne de cerdo y los productos avícolas, se prevé que sigan aumentando ligeramente tanto la producción como las compras.

Medidas de apoyo
La Comisión Europea también ha desarrollado varios paquetes de medidas destinados a apoyar a las empresas del sector frente a las consecuencias asimétricas de la crisis del coronavirus.

Así, a principios de abril implementaba una serie de instrumentos destinados a facilitar el uso de los fondos estructurales de inversión, incluyendo el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), y a mejorar la financiación.

Hace apenas una semana, anunciaba a través de un comunicado otro nuevo paquete de apoyo, que contempla ayudas al almacenamiento privado de productos lácteos y cárnicos.

Esta última iniciativa incluye además una mayor flexibilidad de implementación para los programas de apoyo al mercado de sectores especialmente afectados, como el vino, las frutas y verduras, la miel o el aceite de oliva, y una derogación excepcional de las reglas de competencia de la UE en los sectores de las flores, las patatas y la leche.

La ONU advierte sobre la escasez mundial de alimentos que pueden generar las medidas contra el coronavirus 

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: