La Comisión Europea implementa nuevas medidas excepcionales de apoyo al sector vitivinícola
La UE aumenta su aportación económica dirigida a paliar los graves efectos de la crisis en el mercado del vino.
Fuente:  Comisión Europea  -  14/07/2020
El sector de las frutas y verduras también se beneficiará de un incremento de la contribución de la UE

La Comisión Europea adoptó la semana pasada un paquete complementario de medidas excepcionales para apoyar al sector vitivinícola ante las consecuencias derivadas de la crisis del COVID-19, pues este ha sido uno de los sectores agroalimentarios más afectados debido a los rápidos cambios en la demanda y al cierre de bares y restaurantes, que no han sido compensados por el consumo interno.

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Janusz Wojciechowski, comentó al respecto que el primer programa de medidas específicas adoptado por la Comisión ya ha prestado un apoyo considerable, pero que las incertidumbres sobre la magnitud de la crisis en la UE y en el mundo y el seguimiento del mercado le han llevado a proponer uno nuevo.

Estas nuevas iniciativas plantean tres grandes líneas de actuación: una autorización temporal que permite a los agentes económicos autoorganizar medidas de mercado; el incremento de la contribución de la UE a los programas nacionales de apoyo al sector; y la introducción del pago de anticipos para la destilación y el almacenamiento en casos de crisis.

En cuanto a la primera, el artículo 222 del Reglamento de la organización común de mercados permite a la Comisión adoptar excepciones temporales a determinadas normas de competencia de la UE en situaciones de desequilibrios graves como en este caso.

Así, se permite a los agentes económicos autoorganizarse y aplicar medidas de mercado a su nivel para estabilizar su sector, respetando al mismo tiempo el funcionamiento del mercado interior, durante un período máximo de seis meses.

Por otro lado, la contribución de la UE para todas las medidas de los programas nacionales de apoyo aumentará de nuevo un 10% y alcanzará el 70%, lo que aportará un alivio financiero a los beneficiarios.

En tercer lugar, la Comisión permite a los Estados miembros abonar anticipos a los agentes económicos para las operaciones en curso de destilación y almacenamiento en casos de crisis. Estos anticipos pueden cubrir hasta el 100% de los costes y permitirán a los países miembros utilizar plenamente los fondos de su programa nacional de apoyo para este año.

Otras iniciativas
Además de estas iniciativas específicas dirigidas a la actividad vitivinícola, el sector de las frutas y verduras también se beneficiará de un incremento de la contribución de la UE, que pasa del 50% al 70%, para los programas gestionados por las organizaciones de productores. Esto proporcionará una mayor flexibilidad a las organizaciones de productores en la ejecución de sus programas.

La Comisión ha puesto igualmente en marcha dos convocatorias de propuestas para programas de promoción. Estarán abiertas hasta el 27 de agosto y tienen el objetivo de apoyar a los sectores más afectados por la crisis, incluido el sector del vino.

Todas estas iniciativas complementan así al programa de medidas excepcionales de apoyo al sector agroalimentario anunciado en abril y en el que también se incluyeron diferentes instrumentos para facilitar e impulsar la actividad vitivinícola.

Cambios en la demanda de vino en Austria durante el coronavirus

Estudio de mercado. El mercado del vino en Alemania 2020 

El sector agroalimentario europeo muestra resiliencia frente a la crisis

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: