Experiencias

Entrevista a Lourdes Gullón, presidenta de Galletas Gullón
thumbnail_Lourdes Gullón, presidenta de Galletas Gullón
11/03/22

Los mercados exteriores son un pilar importante para Galletas Gullón, pues exporta a 120 países y ello supone cerca del 40% de su facturación. También un 40% es el porcentaje de mujeres en su plantilla. Lourdes Gullón, presidenta de la compañía, nos habla de su experiencia, de internacionalización y de igualdad de género.


Los productos que Galletas Gullón elabora en Aguilar de Campoo (Palencia) llegan a 120 países. La empresa ha definido su estrategia exterior en torno a la exportación del concepto de galleta saludable, segmento en el que es líder en España. Lourdes Gullón, su presidenta desde 2019, señala “la subida de los precios de las materias primas y los problemas en la cadena logística” como los desafíos más acuciantes a corto plazo. 

Las mujeres representan el 40% de su plantilla, formada por 1.700 trabajadores de más de 19 nacionalidades. El año pasado, estableció su Plan de Igualdad y Diversidad, que refleja en nueve objetivos, asegura Lourdes Gullón, “la manifiesta voluntad de la empresa de mantener y desarrollar una política que respete, sin ningún tipo de discriminación, la equidad”.

Galletas Gullón está comprometida con el desarrollo económico y humano de Aguilar de Campoo, así como de la comarca de la Montaña Palentina, y ha establecido acuerdos y convenios de colaboración para impulsar la empleabilidad de colectivos vulnerables y para favorecer la inclusión de la mujer en el entorno rural. Por todo ello, afirma su presidenta, se trata de “una empresa diversa que aboga por la igualdad y que contribuye al Objetivo para el Desarrollo Sostenible 5: la igualdad de género”.

¿Cómo es la situación actual de la mujer en el sector agroalimentario?
La dirección de las grandes empresas, y especialmente en el sector agroalimentario, está todavía muy masculinizada y aún hay cierto déficit de mujeres en las áreas de expansión e internacionalización de las compañías. Sin embargo, con el tiempo hemos ido conquistando estas posiciones por méritos propios y gracias a nuestro trabajo. Si bien nos queda un largo camino por recorrer, considero que un futuro cercano de igualdad está más cerca, en parte gracias a las becas de internacionalización empresarial que organiza el propio ICEX, que cada día cuentan con promociones con más mujeres.

¿Cuáles son los principales retos en este sentido?
El acceso a los puestos de dirección y la conciliación familiar. La igualdad pasa por que existan las mismas oportunidades y por que hombres y mujeres, indistintamente, asuman sus responsabilidades familiares.

"La dirección de las grandes empresas está todavía muy masculinizada"

¿Qué factores frenan una mayor presencia de mujeres en las áreas de internacionalización de las empresas?
Una cultura empresarial muy masculinizada y, por desgracia, que todavía existen reticencias por parte de algunos interlocutores internacionales a la hora de tener a una mujer al otro lado de la mesa de negociación. Esta situación es cada vez más residual, por lo que no resulta descabellado ver, en un horizonte próximo, cada día a más mujeres en puestos relacionados con la internacionalización.

¿Es diferente el estilo de gestión de hombres y mujeres?
Ejercemos un liderazgo diferente, más colaborativo, en el que convergen la intuición, nuestro sexto sentido, con el conocimiento, la formación y el razonamiento. Las mujeres buscamos resultados con la misma pasión que cualquier otra persona y, además, somos capaces de buscar más allá, alcanzar un propósito y dejar un legado que genere valor económico y social alrededor de la actividad de las empresas que lideramos.

Según su experiencia, ¿las empresas que son propiedad de mujeres se enfrentan a mayores obstáculos?
En sus 130 de historia, Galletas Gullón ha sido impulsada como empresa familiar y se ha ido adaptando a los tiempos. Mi madre, María Teresa Rodríguez Saiz de Rozas, ha representado el liderazgo femenino en la compañía durante 35 años y yo llevo en la presidencia más de dos años y medio. Mi experiencia personal es que la compañía ha tenido obstáculos pero, al final, el tiempo nos ha puesto en nuestro lugar como la principal galletera española y de las primeras de Europa. Ha sido cuestión de tiempo que se viera que nuestro modelo de negocio no entiende de género, sino de trabajo duro.

"Si bien nos queda un largo camino por recorrer, considero que un futuro cercano de igualdad está más cerca"

¿Qué ha marcado su trayectoria profesional?
Mi madre ha sido y será mi principal referente, como mujer y como empresaria. Su tenacidad y su capacidad de trabajo son el ejemplo que marcan mi día a día al frente de Galletas Gullón.

¿De qué herramientas se ha servido para ampliar su presencia en los mercados internacionales?
Hemos establecido filiales en los mercados más capilares y que nos sirven de trampolín a otros mercados secundarios, tales como Francia, Portugal, Italia, el Reino Unido y Estados Unidos. Asimismo, nos apoyamos en organismos como el ICEX y, recientemente, nos incorporamos a la Fundación CRE100DO, que nos sirve para compartir conocimiento, enseñanzas y aprendizajes con las más de 120 empresas internacionales que forman parte de esta comunidad.

¿Qué reflexiones compartiría con otras mujeres para afrontar con éxito su crecimiento profesional?
Comparto los tres principios rectores de Galletas Gullón y de la manera que hemos tenido en mi familia de llevar la compañía: austeridad, perseverancia y adaptabilidad.