Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Con un PIB estimado de 360,500 MUSD en 2020, la economía de los EAU es la segunda mayor de entre las de los países del CCG, siendo sólo superada por la de Arabia Saudí. 

Según los últimos datos disponibles del Federal Competitiveness & Statistics Authority de EAU, el PIB se reparte de la siguiente manera por sectores:

  • Construcción e industria: 46,7% (donde destaca la industria del petróleo)
  • Agricultura: 0,7%
  • Servicios: 52,6%

En la economía emiratí el sector de hidrocarburos es el más importante, pero el éxito de la política de diversificación llevada a cabo por el Gobierno junto con la disminución del precio del crudo hace que su participación en el PIB sea en torno a un tercio (en Qatar, Kuwait y Arabia Saudí estos porcentajes superan el 50%). Esto hace a EAU menos vulnerable que otros grandes exportadores de crudo ante una eventual caída de los precios internacionales del crudo.  Es obvio que los efectos adversos del COVID sobre la economía mundial no ha mantenido indemne a EAU:  por un lado, el precio del petróleo ha experimentado un gran retroceso a lo que hay que unir una menor demanda mundial, y por otro lado, los sectores en los que ha basado su desarrollo Dubai, han sido especialmente golpeados por el COVID (especialmente el turismo).   Por ello, para 2020 salvo el sector agrícola (que creció un 2,9%), el sector industrial cayó un 4,4% mientras el sector servicios tuvo una contracción del 6,6% (menor a lo esperado)

La diversificación sectorial que ha ejercido el emirato de Dubái ha proporcionado un claro liderazgo  en el desarrollo del sector servicios, principalmente del sector inmobiliario, el logístico, el turístico y el financiero. El país ha trabajado durante décadas para dotarse de todo lo necesario para atraer el establecimiento de empresas extranjeras: sistema fiscal ventajoso, seguridad física y jurídica, infraestructuras, puertos y aeropuertos que facilitan las comunicaciones globales, entre otros. En este desarrollo también ha jugado un papel clave la creación de zonas francas en todo el país, siendo Dubái el emirato con mayor número de ellas. Actualmente albergan decenas de miles de empresas, con unas inversiones acumuladas superiores a los 21.000 MUSD.

El concepto de zonas francas en EAU va más allá de una zona con un trato fiscal favorable: están pensadas para crear clusters de empresas extranjeras especializados en sectores como el financiero, educación, sanidad, tecnología y comunicación audiovisual, entre otros. En línea con esta promoción de diversificación, también se favorece el desarrollo del sector industrial mediante zonas industriales, las cuales tienen como ventaja la exención arancelaria para la maquinaria destinada a producción, la facilidad en la obtención de mano de obra y el fácil acceso al resto de países de la región. Según la Decisión del Consejo de Ministros Nº (59) de 2017, desde el 1 de Enero de 2018 se considerarán libres del impuesto del 5% (VAT) las que cumplan con las condiciones estipuladas en la Decisión Nº (52) de 2017 sobre el Reglamento Ejecutivo del Decreto-Ley Federal Nº 8 de 2017 sobre el Impuesto al Valor Agregado.

A pesar de su riqueza en recursos naturales, Abu Dhabi en línea con las exitosas políticas de Dubái está diversificando su economía desarrollando otros sectores, como el sector aeronáutico, defensa, agrotecnología, turismo, telecomunicaciones y energías renovables, entre otros.  En esta política de diversificación, el Gobierno ha publicado un ambicioso Plan Industrial para los próximos 10 años para duplicar su tamaño actual.   El "Emirates Development Bank" dotará financiación por valor de más de 8.000 millones de $ a las empresas de este sector, especialmente infraestructuras, tecnología, salud, seguridad alimentaria e infraestructuras.

En el resto de emiratos, con un peso mucho menor en la economía de EAU, podemos señalar como sectores principales los siguientes:

  • Sharjah: industria ligera, sector logístico y con interés en el desarrollo turístico y en las zonas francas.
  • Ajman: su actividad depende en gran medida del efecto arrastre de la economía de Sharjah.
  • Ras Al Khaimah: sector de la minería, producción de cemento y productos cerámicos e industria ligera. Cuenta con puerto y aeropuerto y también está impulsando el sector turístico y la creación de nuevas zonas francas.
  • Umm al-Quwain: El sector turístico se está desarrollando progresivamente. 
  • Fujairah: refinería, logística, turismo y creación de nuevas zonas francas.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

 

DISTRIBUCIÓN DEL PIB POR SECTORES 2015 (%) 2016 (%) 2017 (%) 2018 (%) 2019 (%) 2020 (%)
Actividades no financieras ni petroleras 55,2 55,3 57,2 57,2 57,2 54,6
Minería, cantería y extracción de gas natural y petróleo 30,8 30,6 29,0 29,3 29,3 31,6
Actividades financieras y seguros 8,5 8,5 8,5 8,1 8,1 8,6
Administración pública y defensa; Seguridad social obligatoria 5,5 5,5 5,4 5,3 5,3 5,1
PIB Total 100 100 100 100 100 100
Total (No petróleo) 69,2 69,4 71,0 70,7 70,7 68,4

 

  Fuente: Federal Competitiveness & Statistics Authority, UAE (última datos disponibles, octubre 2020) 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

La economía de EAU estaba sufriendo antes de la llegada del COVID-19 dos shocks de oferta internos: uno era el de los bajos precios del petróleo desde 2015 que, como país productor que es, afectaba de forma muy relevante a los ingresos públicos; y otro era el del reajuste del sector inmobiliario, especialmente en el emirato de Dubái. En consecuencia, la economía de EAU llevaba unos años con unas tasas de crecimiento muy bajas (1,2% en 2018; y 1,7% en 2019). Dicho de otra forma, hasta ahora la economía emiratí era víctima de sus propios errores: excesiva dependencia del sector oil & gas (que supone una tercera parte del PIB) y excesos en el sector construcción (por segunda vez en una década).  En este contexto el COVID-19 agravó la situación previa, pues ha profundizado en el shock de oferta ya existente y ha supuesto un shock de demanda tanto en los dos sectores mencionados (oil & gas y construcción) como en otros donde el país es muy fuerte y por los que había apostado ya hace años según sus planes de diversificación económica: los sectores de logística (de transporte de mercancías y de pasajeros) y el turístico. Además, la Exposición Universal, que iba a comenzar en octubre de 2020 en Dubái y alrededor de la cual estaban girando desde hace años numerosos planes de inversión del país, tanto públicos como privados, fue pospuesta hasta octubre de 2021.  Es cierto que la recuperación de los precios del petróleo y la apertura de Dubai al turismo después del confinamiento de abril-mayo 2020 y paulatinamente a las ferias presenciales, ha hecho que en el tercer y cuarto trimestre del año pasado y el primer trimestre del presente año hayan mostrado tasas de crecimiento positivas.   

Según el Banco Central de EAU, el PIB habría caído un 5,9% en 2020, siendo de -5,7% para el PIB no Hidrocarburos.  Por su parte, y a diferencia de previsiones anteriores, el EIU estima una caída del PIB del 6,1% en 2020 y un aumento del 3,7% y 4,5% en 2021 y 2022 respectivamente, mientras que el Banco Central que prevé un crecimiento en 2021 del 2,5% y 3,8% en 2022. 
Antes de este parón por el COVID-19, y con el objetivo de relanzar la economía, las autoridades habían apostado por políticas de oferta que permitían una mayor inversión extranjera en determinados sectores y se estaban facilitando visados de trabajo de larga duración para trabajadores cualificados así como permisos de residencia para inversores extranjeros. Sin embargo, en el otro lado de la balanza nos encontrábamos con las políticas de sustitución de importaciones (In Country Value) impulsadas por la empresa pública de Oil&Gas ADNOC, políticas que se están extendiendo a otros sectores.
La política monetaria viene condicionada por la política de tipo de cambio. EAU mantiene un tipo de cambio fijo del dirham con el dólar a razón de 1USD=3,67 dirhams (AED). Al ser una economía dependiente del petróleo, muy abierta al comercio exterior y relativamente pequeña, las ventajas de esta política (un entorno de mayor certidumbre) han demostrado ser mayores que las desventajas (pérdida de la autonomía de la política monetaria como instrumento de estabilización) y un cambio parece poco probable.  En cualquier caso, ante la relajación de la política monetaria por parte de la Reserva Federal, el Banco Central de EAU ha acometido desde marzo varias bajadas de tipo de interés, además de una política regulatoria más laxa en el endeudamiento de las empresas y del capital mínimo de los bancos.
En lo relativo a la política fiscal, el presupuesto federal sólo representa el 10% del gasto público total del país, pues el resto son gastos propios de cada Emirato. Los recortes en el gasto público de años anteriores se han suavizado y el presupuesto federal para 2020 es más expansivo gracias a los nuevos ingresos derivados de la imposición indirecta (en octubre de 2017 se introdujeron unos impuestos especiales - excise duties - al tabaco y a las bebidas energéticas y azucaradas, y el 1 de enero de 2018 entró en vigor un IVA con un tipo impositivo del 5%). Además, el gobierno está eliminando paulatinamente los subsidios a los combustibles, luz y agua. Finalmente, y después de muchos años esperándola, en octubre de 2018 se anunció la ley que permitirá al gobierno federal emitir deuda, algo que ya podían hacer los principales emiratos (Abu Dhabi, Dubai y Sharjah).   Debido al impacto del COVID, se espera que el país tenga un déficit de 8,8% del PIB en 2020, lo que demuestra que el gobierno está manteniendo una política fiscal expansiva de apoyo al gasto social y gasto en infraestructuras (además de suspensión temporal en tasas) a pesar de una menor generación de ingresos.    Se estima que el déficit público se irá reduciendo paulatinamente (2,6% del PIB en 2021) pero no alcanzará cotas del 3% del PIB hasta 2022 (3,9%).
El sector exterior se sustenta gracias a las ventas por hidrocarburos y las re-exportaciones, aunque estas últimas son más débiles como resultado de la caída del comercio con Catar e Irán, quienes eran los principales destinos de las re-exportaciones aunque se prevé que se recuperen ante el final del bloqueo con Catar. Mientras en 2019 EAU presentó un superávit de la balanza por cuenta corriente de 75.169 MUSD, en 2020 dicho saldo cayó a 20.985MUSD, algo histórico si nos atenemos a sus abultados superávit comerciales.   Se espera que en 2021 se recupere el superávit por cuenta corriente hasta el 4,3% del PIB y con la recuperación en los precios y la demanda del petróleo, este saldo podría alcanzar el 6% del PIB en 2022.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES MACROECONÓMICOS
PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS2017201820192020*2021*
PIB
PIB (MUSD a precios corrientes)385.600422.200442.100358.800411.600
Tasa de variación real (%)2,41,21,7-6,13,7
Inflación
Media anual (%)23,1-1,9-2,10,6
Tipos de interés de intervención del banco central
Media anual (%)66,96,910,59
Empleo y tasa de paro
Población (millones de habitantes)9,59,69,89,59,5
Saldo presupuestario
% del PIB-0,25,85,2-0,22,6
Deuda pública
En MUSD230.078234.213245.830268.741273.302
En % de PIB58,453,252,674,966,4
Exportaciones de bienes
En MUSD313.504320.991315.873273.074319.496
Variación interanual (%)6,272,38-1,59-1716,99
Importaciones de bienes
En MUSD246.311235.339241.111210.754229.933
Variación interanual (%)2,67-4,452,45-199,1
Saldo balanza comercial
En MUSD67.19385.65274.76262.32089.564
En % de PIB17,4220,2816,9115,0543,71
Deuda externa
En MUSD230.078234.213245.830258.787269.806
En % de PIB59,655,455,672,1265,55
Pagos del servicio de la deuda
En MUSD22.48430.25826.50428.50728.740
En % de exportaciones de bienes y serviciosn.d.n.d.n.d.n.d.n.d.
Reservas internacionales
En MUSD95.37499.503108.359106.702117.347
Inversión extranjera directa
En MUSDn.d.n.d.n.d.n.d.n.d.
Tipo de cambio frente al dólar
Media anual (%)3,673,673,673,673,67
Fin de período3,673,673,673,673,67

Fuente: UAE's Country Report, Economist Intelligence Unit  *Estimaciones (marzo 2021)

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

El principal objetivo de la política económica del país es profundizar en la diversificación de la estructura productiva y disminuir la dependencia del sector de los hidrocarburos, reconociendo la importancia que aún tiene y tendrá en los próximos años. Se desea continuar con el actual  modelo de desarrollo: una economía abierta al mundo que sea una plataforma para captar inversión y para que empresas y personas acometan sus proyectos. 

Se continuará realizando una política que favorezca la atracción y creación de empresas, con varias zonas francas e industriales planeadas. Existe una apuesta de incentivar sectores más intensivos en tecnología y productos y servicios de mayor valor añadido como las tecnologías de la información. El Gobierno espera que los sectores relacionados con la innovación alcancen un peso del 5% del PIB para 2021. Mientras tanto, el país se seguirá consolidando como un hub de transportes aéreo y marítimo, para personas y mercancías.

El acercamiento diplomático a Israel puede suponer una nueva vía de oportunidades comerciales y de inversión entre ambos países.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Desde 2018 la economía de EAU está experimentando un crecimiento moderado, con tasas de variación del PIB del 1,7% tanto en 2018 como en 2019. Antes del parón debido al COVID-19 se estimaba que en 2020 la economía crecería un 2,1% y en 2021 un 2,8% y que este crecimiento estaría ligado al aumento público de las inversión ante la EXPO 2020, el aumento del consumo privado por el aumento de expatriados (especialmente occidentales) y el aumento de las exportaciones de servicios por la celebración de la EXPO 2020. Ahora estas previsiones han quedado en papel mojado y, como el resto del mundo, EAU entró en recesión en 2020 (el PIB cayó el 5,5%), aunque se prevé un crecimiento del 4,3% en 2021 y 4,1% en 2022.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Las cuentas públicas registraban habitualmente superávits muy voluminosos hasta la reciente caída de los precios del petróleo. El Emirato de Abu Dhabi, con su riqueza petrolífera, genera casi el 81% de los ingresos públicos de la Federación, que carece prácticamente de estructura fiscal propia y sirve más bien como instrumento de transferencia de fondos desde Abu Dhabi a los demás emiratos. Así, el gasto federal no llega al 15% del gasto público total del conjunto de los emiratos.

Para diversificar las fuentes de ingresos públicos el 1 de enero de 2018 entró en vigor el IVA, con un tipo impositivo del 5%. A pesar de ello, el sistema fiscal puede considerarse favorable, ya que no existe impuesto de sociedades, salvo para las empresas del sector petrolífero y bancos extranjeros, ni impuesto personal de la renta.

En política presupuestaria, el FMI ha venido recomendando repetidamente recortes en el gasto corriente (sobre todo en subvenciones y transferencias) y la creación a largo plazo de un moderno sistema de impuestos para reducir la vulnerabilidad fiscal de los ingresos del petróleo. En el 2015 se retiraron parcialmente algunos subsidios al consumo de la electricidad y el agua y se estableció un sistema de fijación del precio de la gasolina ligado a los precios internacionales.

De momento tanto el Gobierno Federal (con inversiones en los cinco emiratos del norte) como los gobiernos de Dubái y Abu Dhabi cuentan con políticas expansivas de gasto, centradas en gasto social, educación, salud e inversión de capital.  La llegada de la pandemia del COVID-19 ha impactado de lleno en las cuentas públicas de EAU ya que a la caída súbita de los ingresos (principalmente por la caída en el precio del petróleo y en su demanda mundial, pero también por la recaudación del IVA) hay que sumar el mayor gasto público en sanidad y apoyo a empresas.  Por estos motivos, según el EIU, en 2020 se alcanzó un ligero déficit público (0,2% PIB), algo inconcebible en el pasado reciente.   A ello hay que sumar que la deuda pública se disparó hasta el 74,9% del PIB respecto la cifra del año anterior (60,5%).   Sin embargo, dada la recuperación económica en curso y el incremento de los precios del petróleo, se espera que en 2021 volvamos a tener un superávit presupuestario de 2,6% y del 3,9% en 2022.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

En cuanto a la política monetaria, el Banco Central de los EAU está muy condicionado por la política de mantenimiento del tipo de cambio fijo del dirham con el dólar (3,67), lo que previsiblemente se mantendrá.  Sin embargo, la relajación de la política monetaria por parte de la FED ha permitido a la autoridad monetaria emiratí bajar los tipos de interés en varias ocasiones a lo largo de 2020.

Dado el efecto adverso del COVID sobre la economía de EAU, su Banco Central aprobó un paquete financiero de 256.000 millones de AED para dar apoyo al sistema financiero y éste a su vez a las empresas e individuos a través de financiación.  Por ello, el Banco Central aprobó el TESS (Targeted Economic Support Scheme) que incluye no solamente un apoyo financiero sino también cambio en la regulación bancaria que permita asegurar una liquidez y solvencia bancaria a unos niveles razonables.  Las ayudas financieras a las empresas durarán al menos hasta principios de 2022.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

A pesar de la utilización extensiva de las políticas de estímulo de la demanda vía mayor gasto público, y dado que la ralentización económica es un hecho, las autoridades también están tratando de fomentar la inversión extranjera directa a través de la concesión de visados de larga duración y de la posibilidad de establecer empresas, fuera de zonas francas, donde el propietario extranjero pueda tener el 100% del capital social, acogiéndose al nuevo Decreto de la Ley nº 19 sobre Foreign Investment Law (FDI) de 2019.  Asimismo, a finales de 2020, se aprobó un paquete de medidas de impulso económico y entre ellas destaca la posibilidad de establecer una empresa en EAU sin la necesidad de que el 51% del capital esté en manos emiratís salvo para sectores que se consideren estratégicos.  Esa nueva normativa entró en vigor el 1 de junio de 2021.   Asimismo, también se está facilitando el otorgamiento de visados para jubilados que tengan determinados ingresos, personas que inviertan 2 millones de AED en una propiedad inmobiliario o trabajadores liberales que hagan teletrabajo bajo ciertas condiciones.   Asimismo, se ha aprobado la "Green visa" destinada a científicos, deportistas, estudiantes, programadores que destaquen por sus cualidades o habilidades.   Otra novedad es que también se puede adquirir la nacionalidad emiratí en determinadas circunstancias para extranjeros, algo inconcebible en el pasado.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura