Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Los datos del PIB de los últimos tres años resaltan la importancia del sector servicios, con una estabilización de la industria y un leve aumento de la agricultura, que se ha visto beneficiada por la creciente demanda de productos nacionales y de pequeños productores en el 2020, a pesar de la falta de inversiones en el sector. 

El sector de la minería sigue siendo importante dado que la principal exportación de ByH se corresponde con los insumos básicos y materias primas de la industria europea. En el 2020 la agricultura representó el 6,09% del PIB y la minería el 1,67% respectivamente.

La industria y la construcción representan aproximadamente un 13% y un 4% respectivamente, con cifras crecientes acordes con la recuperación económica hasta el 2019, y con una caída del sector industrial en el 2020 por la crisis sanitaria y el cierre de fábricas. El sector de la construcción ha seguido creciendo en el 2020, impulsado por el mayor ahorro de las familias y el interés por comprar pisos más adaptados a las nuevas condiciones sociales. En 2020 fueron del 12,5% y 4,5% respectivamente.

Por lo que al sector servicios se refiere, las principales aportaciones al PIB del 2020 proceden del sector comercio, con un 13,8% (caída con respecto al 2019 por las limitaciones de movilidad), seguido de las actividades inmobiliarias (5,0%) y las comunicaciones (4,5%) que se han visto favorecidas por la crisis sanitaria. El sector público se mantiene estable con un 18% de generación del PIB aproximadamente.

Al analizar el gasto, destaca la caída de todos sus componentes en el 2020. La única excepción es el consumo público que ha tenido que afrontar unos gastos extras para confrontar el parón económico generado por la crisis sanitaria. Cabe señalar la gran importancia del consumo privado frente al consumo público (casi cuatro veces más), así como la mayor caída de las importaciones que de las exportaciones. El único componente que ha crecido es la formación bruta de capital fijo, que ha pasado del 20,9& en 2019 al 22,5% en 2020.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB DE BOSNIA Y HERZEGOVINA
POR SECTORES DE ORIGEN (%) 2018 2019 2020
Agricultura, bosques y pesca 5,88 5,60 6,09
Minería y extracción 1,84 1,67 1,67
Industria 12,86 12,87 12,54
Suministro de electricidad, gas Y vapor 4,13 3,88 3,96
Suministro de agua y gestión de residuos 1,09 1,05 1,11
Construcción 4,07 4,22 4,53
Comercio mayorista y minorista 14,16 14,68 13,81
Transporte y almacenamiento 3,66 3,66 2,88
Alojamiento y servicios de restauración 2,09 2,12 1,37
Información y comunicaciones 4,23 4,26 4,55
Intermediación financiera y seguros 3,96 3,98 4,01
Actividades inmobiliarias 4,90 4,89 5,06
Actv. profesionales, científicas y técnicas 2,81 2,88 3,07
Actividades administrativas y de apoyo 0,90 0,94 1,02
Administración pública y defensa 7,44 7,33 7,69
Educación 4,11 4,10 4,38
Salud y actividades sociales 4,44 4,63 5,00
Arte, ocio y actividades recreativas 1,50 1,42 1,41
Otros servicios 1,13 1,12 1,19
Otros 14,80 14,70 14,66
TOTAL 100,00 100,00 100,00
       
POR COMPONENTES DEL GASTO (%) 2018 2019 2020
Consumo privado 74,95 74,73 71,42
Consumo público 19,43 19,63 19,77
Formación bruta de capital fijo 20,54 20,90 22,55
Exportaciones de bienes y servicios 39,86 39,36 34,18
Importaciones de bienes y servicios -54,78 -54,63 -47,93

Fuente: Agencia de Estadísticas de Bosnia y Herzegovina

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

La evolución económica de ByH está todavía muy marcada por las secuelas de la guerra interétnica (1992 - 1995). Por la guerra, ya que destruyó una parte importante de las infraestructuras del país y del tejido económico; y, por los Acuerdos de Dayton ya que, si bien acabaron con la guerra, dieron lugar a un complejo marco político que dificulta la convivencia entre etnias y, por ende, el crecimiento económico. La compleja situación política, la limitada voluntad política para llevar a cabo las medidas políticas, sociales y económicas necesarias, así como la enorme tasa de desempleo representan serios obstáculos para el desarrollo económico del país.

A partir de 2013, ByH emprendió una senda de recuperación económica, aunque limitada inicialmente por el fuerte desempleo y la débil demanda interna. En 2017 y 2018, el PIB creció cada año 3,1%, ralentizándose ligeramente en 2019 hasta el 2,6%. Tras unos  buenos datos de primer trimestre la pandemia irrumpió en la economía bosnia, con un resultado en 2020 de caída del PIB del -4,6%.

La inflación, que había sido negativa en los últimos años por la caída de los precios de los bienes importados (alimentación y energía), repuntó hasta el 1,2% en 2017 y el 1,8% en 2018, observándose tasas negativas del -0,6% en 2019 y -1% en 2020, y un leve repunto en el inicio de 2021 (1,2% en abril).

La tasa de desempleo oficial se situó en 2017 en el 20,5% (54,3% entre los jóvenes) descendiendo hasta el 18,4% en 2018 y 2019, para volver a repuntar (19%) en el cierre de 2020. 2021 arranca con cierta recuperación del nivel de empleo, descendiendo en el primer trimestre la tasa de desempleo hasta el 17,5%. Los bajos sueldos y el bajo nivel de empleo (y subempleo) contribuyen al mantenimiento de un elevado nivel de pobreza y a la fuerte emigración de los jóvenes, quienes buscan una mejor vida en países como Alemania, Austria, Suiza y los países nórdicos. El principal empleador sigue siendo el Estado, pese a las fuertes presiones de la UE, del FMI y del BM para disminuir su peso.

El equilibrio fiscal mejoró ligeramente con superavits en los últimos años, último en 2019 (+1,4%), con un lógico empeoramiento en 2020 por la crisis sanitaria, que se espera se cierre con un -5,6%.

El déficit por cuenta corriente también ha mejorado gracias a condiciones externas: el bajo precio de la energía, el incremento de las exportaciones y la elevada llegada de remesas de emigrantes. En 2017, este se situó en -4,7%, en 2018, en  -4,2% y en 2019, en -3,5%, antes de volver a empeorar en 2020 (-4,4%)

La deuda pública en 2019 alcanzó el 32% del PIB, que corresponde en un 76% a Instituciones Financieras Internacionales (Banco Mundial, 34%; BEI, 24,47%; acreedores del Club de París, 7,39%; BERD, 6,59%; FMI, 3,77%). Esta cifra se incrementará en 2020 tras la recepción de nueva asistencia financiera (para reforzar el sistema sanitario y financiar medidas socio-económicas ante la crisis del COVID19), que aumentará la deuda pública previsiblemente hasta el 38% del PIB.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

INDICADORES ECONÓMICOS BYH201820192020
PIB   
PIB (Millones euros.precios corrientes)17.09917.57716.768
Tasa de variación real (%)3,72,8-4,6
INFLACIÓN   
Media anual (%)1,40,6-1,6
Fin de período (%)1,60,3-1,0
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL
Media anual (%) -- -- --
Fin de período (%)3,82 -- --
EMPLEO Y TASA DE PARO   
Población (x 1.000 habitantes)3.4963.489 3.475
Población activa (x 1.000 hab) -- -- 
% Desempleo sobre población activa18,415,733,7
SUPERÁVIT / DÉFICIT PÚBLICO   
% de PIB2,21,9 --
DEUDA PÚBLICA   
en % de PIB24,5 23,124,6
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS
en millones de euros6.0845.8765.376
% variación respecto período anterior7,6-3,4-8,5
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS
en millones de euros9.8529.9698.633
% variación respecto período anterior6,01,2-13,4
SALDO B. COMERCIAL   
en millones de euros-3.768-4.093-3.257
en % de PIB22,3 -- --
SALDO B. CUENTA CORRIENTE   
en millones de euros-701-590-557
en % de PIB-3,3-3,1-3,1
DEUDA EXTERNA   
en millones de euros4.1814.0984.428
en % de PIB24,523,124,6
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA   
en millones de euros488369378
en % de exportaciones de b. y s.6,85,66,4
RESERVAS INTERNACIONALES   
en millones de euros5.9426.4407.090
en meses de importación de b. y s.7,37,810,0
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA   
en millones de euros400457346
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL EURO   
media anual1,95581,95581,9558
fin de período1,95581,95581,9558
Fuente: Banco Central de ByH, Agencia de Estadísticas de ByH

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Los principales objetivos de política económica siempre han ido dirigidos a la elaboración de un plan de reformas sociales y económicas basado en las recomendaciones de la UE, sintetizadas en  los siguientes puntos:
1. Impulso a las reformas estructurales (principalmente del mercado de trabajo, con mayor flexibilidad y menores costes laborales) y el desarrollo de una economía de mercado funcional con un mayor y más dinámico sector privado.
2. 
Aceleración de las privatizaciones y la creación de un ambiente más favorable a la inversión extranjera.
3. Lucha contra la corrupción
4. Modernización de las infraestructuras de transportes, aguas y telecomunicaciones.

 

Por su parte, el FMI estima que la agenda para las reformas estructurales (“Agenda de Reforma”) debe basarse en tres pilares:
Continuación de la consolidación fiscal gradual y sostenible, con mejora de la recaudación, reducción del sector público y mantenimiento de los beneficios por estas reformas
Salvaguarda de la estabilidad del sector financiero mediante el fortalecimiento del marco legislativo y regulatorio
Impulso del sector privado (generador de empleo), mejorando el ambiente de negocio y el avance de las reformas laborales.

 

En enero de 2020 se presentó el Plan de Reformas Económicas 2020-2022, un plan que ha quedado desactualizado por la crisis del COVID19. Ante esta crisis, el Gobierno central y las distintas entidades territoriales del país han tomado medidas como inversiones de urgencia en sanidad, el diferimiento del pago de impuestos, reforzamiento de los esquemas de desempleo y diferentes líneas de crédito. Todas estas medidas serán financiadas principalmente con asistencia de las IFIs.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

La crisis sanitaria modificó las previsiones del FMI en Bosnia y Herzegovina, de crecimiento económico a contracción del PIB, como así ha ocurrido. Esta institución señala además que el país no ha avanzado en la mejora de la composición de su presupuesto y en la reforma de las empresas públicas, mientras que las inversiones públicas se ven limitadas por la escasez de fondos. También ha señalado como prioridades la mejora de las infraestructuras físicas, la reducción de las cargas fiscales y administrativas, la continuación de la reforma laboral, la mejora de la gestión de las empresas públicas y el impulso a la competitividad.  Standard and Poor’s (S&P) ha confirmado también su calificación de B pero rebaja de positiva a estable ante el impacto de la crisis sanitaria actual.

El Banco Mundial (BM) cuenta con similares previsiones, con un impacto de la crisis en 2020 y una progresiva recuperación en el 2021 (+2,8%) y 2022 (+3,5%) si se consigue controlar la pandemia y se reestablecen las actividades económicas. El Banco Mundial consideraba, antes de esta crisis, que la fuerte dependencia en las importaciones implica que la demanda externa neta seguirá siendo un lastre al crecimiento. Las inversiones en energía, construcción y turismo apoyarían el crecimiento de las inversiones en general, así como a la creación de empleo en dichos sectores. El BERD pro su parte, prevé una recuperación del 3% en 2021.

Para el Banco Central de Bosnia y Herzegovina, el país crecerá un 3,4$ en 2021, de acuerdo con sus previsiones de agosto de 2021 y dados los resultados económicos hasta el primer semestre de 2021. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Las medidas de política fiscal adoptadas por el ejecutivo han producido una sensible mejora en la situación fiscal al pasar de un déficit del 2% del PIB en 2014 a una situación de superávit del 2,2% en 2018 y del 1,9% en 2019 (y a falta de datos para el 2020).

ByH debe continuar con su política de reducción del gasto. La reciente solicitud de adhesión a la UE y la  firma de un nuevo acuerdo con el FMI exigirán de las autoridades fiscales nuevos esfuerzos de contención del gasto a pesar de la situación de descontento social. 

La mayoría de los fondos que recibe el país se utilizarán para cubrir carencias presupuestarias originadas por la escasez de ingresos públicos. A cambio, las dos Entidades bosnias se han comprometido a reducir el gasto público, reformar sus mercados laborales y consolidar sus sectores bancarios.

Será fundamental seguir fortaleciendo la administración tributaria y limitar estrictamente los gastos para cumplir los objetivos del programa. La consolidación fiscal no será eficaz si no se abordan las rigideces estructurales en el lado del gasto, especialmente la gran masa salarial pública y la asistencia social considerable y mal orientada.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

La política monetaria se basa en el mantenimiento de un tipo de cambio fijo, el denominado sistema de “currency board”, que mantiene anclada la moneda KM (marco convertible) al euro con un tipo de cambio fijo de 1 KM=0,5113 euro. Con ello se busca asegurar la estabilidad de los precios. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

A principios de 2021, se adoptó el Programa de Trabajo para 2021 que pretende acelerar la implementación de las reformas necesarias en el sector legislativo, socio-económico y social encaminadas a tratar temas de especial relevancia para los ciudadanos, gobernanza sostenible, respecto a la ley, seguridad y prosperidad.

El Consejo de Ministros ha mostrado además su intención por lanzar un importante ciclo de inversiones públicas que impulsen la reactivación del sector privado. En este sentido, se seguirá contando con una buena colaboración y financiación de las Instituciones Financieras Internacionales, como son el Banco Mundial, el BERD y el BEI.

Asimismo, se adoptó un Plan Prioritario para acelerar el proceso de integración en la UE y poner en práctica las reformas necesarias para iniciar las negociaciones.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura