Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

PIB

Desde hace más de veinte años el sector servicios es el motor de la economía belga, contribuyendo con cerca del 80% del PIB en 2018, según el BNB (Banco Nacional Belga).

El sector secundario belga está basado en la industria del automóvil, química, farmacéutica y la industria siderúrgica, que sigue teniendo un peso importante, aunque en clara decadencia desde el principio de los noventa, cuando el sector sufrió su primera crisis. Aun así, la industria sigue teniendo un peso importante en la economía, con cerca del 20% de contribución al PIB para el año 2018.

Por su parte, el sector primario apenas representó en 2018 un 0,69% del PIB total.
 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

Cuadro del PIB por sectores de actividad
 

ESTRUCTURA DEL PIB
 201620172018% PIB 2018
Ramas de actividad (en M€)
Agricultura, silvicultura y pesca2.6962.9083.0930,69%
Industria (salvo construcción)62.96565.62366.87014,84%
Construcción19.95220.51921.3924,75%
Servicios
Comercio, transporte y HORECA74.85076.56677.97817,31%
Información y comunicación15.52716.30417.1433,81%
Actividades financieras y de seguros24.26624.15024.1885,37%
Actividades inmobiliarias32.53433.69534.4987,66%
Actividades especializadas y científicas54.18556.86358.58413,00%
Administración pública, defensa, enseñanza, sanidad y trabajo social83.83286.57488.78919,71%
Arte, entretenimiento y otros servicios8.4368.6338.9031,98%
Valor Añadido Bruto379.243391.835401.43889,11%
Impuestos menos subvenciones a productos45.36247.34049.06810,89%
Producto Interior Bruto a precios de mercado424.605439.175450.506100%

*Fuente: Eurostat

 Cuadro del PIB por componentes del gasto

Componentes del gasto (en M€)20142015201620172018
Gasto consumo final de los hogares196,853.1200.250206.275212,742218,589
Gasto consumo final AAPP97.82699.07899.376102.2104.8
Formación Bruta de Capital Fijo93.32695.56499.132103.1105.9
Exportaciones totales336.399345.568351,287376,628396,131
Importaciones totales332.827338.742345.645371,514395,165
Producto Interior Bruto a precios de mercado400.643409.407424.641439.174450,505
 
*Fuente: Eurostat

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Crecimiento económico:

El PIB nominal de Bélgica en 2018 fue de 459.819 M€. Bélgica ocupa el puesto número 24 en la clasificación (por PIB) de las economías del mundo y el puesto número 6 dentro de los países de la zona euro.

En 2018, el PIB nominal per cápita ascendió a 40.320 €, 9.360 € por encima de la media europea (UE28).

La economía belga creció un 1,5% en 2018 (0,5 pp menos que en 2017). Los últimos indicadores sugieren una ralentización de la economía belga, en línea con la del resto de la zona euro.

La Comisión europea espera que la economía siga desacelerándose en 2019 y crezca al 1,1% en 2019 y al 1,0% tanto en 2020 como en 2021:

- La Comisión espera que el motor del crecimiento sea el consumo interno, animado por el buen comportamiento del mercado de trabajo en el que se seguirá creando empleo, aunque a un ritmo algo inferior. Se espera alcanzar una tasa de desempleo del 5,5% en 2019 y 5,3 en 2021. Estos factores, junto a la indexación de salarios y la rebaja del impuesto sobre la renta de las personas físicas, deberían contribuir a un mayor consumo de los hogares, aunque también se espera que parte de la renta disponible se dedique al ahorro, debido a la menor confianza.

- La contribución de las exportaciones netas será neutra en 2019 y se tornará negativa posteriormente. Esto se debe a las menores exportaciones belgas en un contexto de comercio internacional débil, mientras que las importaciones se sostendrán debido al consumo interno. Bélgica es una economía pequeña y muy abierta y está muy expuesta a la desaceleración de sus socios comerciales. Además, otro riesgo es que el Brexit le pueda afectar de forma diferencial.

- Otro factor que explica la menor pujanza de la economía es el menor crecimiento esperado de la inversión privada debido a la menor confianza empresarial. También se espera una desaceleración en los siguientes ejercicios de la inversión pública, tras un aumento en 2018 debido al ciclo electoral.

Precios:

La inflación general en 2018 fue del 2,3%, 0,1 p.p. más alta que en 2017, cuando fue del 2,2%. Esta inflación se vio impulsada por factores como el mayor precio de los combustibles y de la electricidad así como por el precio de los alimentos.

Se espera que la inflación general disminuya hasta el 1,3% en 2019 debido a menores precios de la energía y de los alimentos, y que repunte ligeramente hasta el 1,4% en 2020 y 2021, debido a mayores precios de alimentos y servicios.

Se espera que la brecha de inflación entre Bélgica y la zona euro se reduzca en 2019 (se proyecta una disminución de 0,4 p.p).

Mercado de trabajo:

La población activa ascendió a 5 millones de personas en el segundo trimestre de 2019. La tasa de actividad superó recientemente el 70%. Aun así, en Bélgica la población activa es baja en relación con la población total en edad de trabajar, algo que la Comisión ha señalado, apuntando a la existencia de desincentivos como la fiscalidad, falta de adecuación de las cualificaciones o la baja movilidad.

La tasa de desempleo ha ido disminuyendo en los últimos años y fue del 6,0% en 2018, 1,1 p.p. inferior a la de 2017. Se espera que esta tendencia a la baja continúe durante los próximos años y que se alcance una tasa del 5,5% en 2019, que seguirá reduciéndose en 2020 (5,4%) y 2021 (5,3%).

El coste laboral medio por hora fue de 39,7 €/hora en 2018 en Bélgica, el más alto de la Unión Europea tras Dinamarca (43,5 €/hora) y Luxemburgo (40,6 €/hora ).

Cuentas públicas:

El déficit público cerró 2018 en el 0,7%, sin embargo, se espera que la brecha entre ingresos y gastos se amplíe de forma clara en los próximos años debido a que las reformas para gravar menos el empleo y más otras actividades (tax shift) tendrán un impacto negativo los primeros años. Por otro lado, el efecto de aumento de ingresos que se generó en 2018 debido a anticipos del IS no se volverá a producir en 2019. Estos factores, unidos al menor crecimiento de la economía belga, llevarán al déficit público al 1,7% en 2019 y, de no producirse cambios de política económica, al 2,3% en 2020 y 2,6% en 2021. 

La deuda pública fue del 100% del PIB en 2018. Las previsiones de la Comisión indican una ligera disminución de la deuda pública en 2019 y 2020, pero que vuelva al nivel del 100% en 2021, debido al mayor déficit público, siempre bajo el supuesto de “no policy change”.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 

DATOS ECONÓMICOS2015201620172018Prev.2019 (CE)
Evolución del PIB (%)1,71,51,7Prev 1,41,3
PIB por habitante (€)36.60037.60038.700 39.500 40.200
PIB absoluto (millones de €)411.010424.660439.051 450.505 456.361
IPCA0,61,82,22,31,9
Tipo de interés de referencia*0,3 (desde 9/12/2015)0,25 (desde 16/03/16)0,25 0,25 0,25
Desempleo, media anual (%)8,57,87,15,96,1
Exportaciones (millones de €)357.772359.834381.390 396.131 
Exportaciones a UE (millones de €)256.514259.120275.096 287.685 
Importaciones (millones de €)338.570342.803362.327 395.165 
Importaciones de UE (millones de €)212.854218.632233.622 245.472 
IED recibida (millones de US$), stock551.758500.252566.913  
IED emitida (millones de US$), stock610.195590.571690.820  
Saldo presupuestario (% PIB)-2,5-2,4-0,9Prev -1,0-1,1
Deuda pública (%PIB)106,5106,1103,4Prev 101,499,8
Tamaño sector público (% PIB)53,853,252,2 51.8 
* Facilidad marginal de crédito del BCE (Marginal Lending Facility) 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

1) Reducir la brecha inflacionaria (centrándose más en los recortes de los costes salariales que en las reformas estructurales del mercado).

2) Remediar parcialmente las distorsiones de la fiscalidad en el marcado de trabajo para que aumente la competitividad de las empresas.

3) Reducir las tasas impositivas a las empresas en general.

Estas medidas van dirigidas a hacer frente a algunas debilidades que presenta la economía belga:

1) Niveles estructuralmente bajos de inversión en infraestructuras públicas (hasta un punto porcentual inferior a los de Francia y los Países Bajos).

2) Tasas de empleo que se mantienen constantemente bajas en comparación con la media de la OCDE, especialmente entre los jóvenes;

3) Bajos niveles de PIB por hora trabajada en comparación con la media de la OCDE;

4) Una financiación insuficiente crónica del sector de la enseñanza superior, lo que deteriora la cualificación de los trabajadores.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

La economía belga creció en 2018 un 1,4%, lo que supone una desaceleración desde el 1,7% del año anterior. Los últimos indicadores sugieren una ralentización de la economía belga, en línea con la del resto de la zona euro.

La Comisión europea espera que la economía siga desacelerándose en 2019 y 2020 (1,2% los dos años).

La contribución de las exportaciones netas primero disminuirá para posteriormente tornarse negativa. Esto se debe a las menores exportaciones belgas en un contexto de comercio internacional débil, mientras que las importaciones se sostendrán debido al consumo interno. Bélgica es una economía pequeña y muy abierta y está muy expuesta a la desaceleración de sus socios comerciales. Además, otro riesgo es que el Brexit le pueda afectar de forma diferencial.

Otro factor que explica la menor pujanza de la economía es el menor crecimiento esperado de la inversión privada debido a la menor confianza empresarial. También se espera una desaceleración en los siguientes ejercicios de la inversión pública, tras un aumento en 2018 debido al ciclo electoral.

El motor del crecimiento será el consumo interno, animado por el buen comportamiento del mercado de trabajo en el que se seguirá creando empleo, aunque a un ritmo algo inferior. Se espera alcanzar una tasa de desempleo del 5% en 2020. Estos factores, junto a la indexación de salarios, deberían contribuir a un mayor consumo de los hogares, aunque también se espera que parte de la renta disponible se dedique al ahorro, debido a la menor confianza. (ficha ejecutiva).

Sin embargo, la deuda pública sigue por encima del 100% (103,4% en 2017 y 102% en 2018), aunque con tendencia a la baja. Según las últimas previsiones macroeconómicas de la Comisión Europea, el PIB crecerá a un ritmo del 1,2% en 2019 y 2020.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

El plan presupuestario federal de 2019 fue presentado por el gobierno belga a la Comisión Europea el 15 de octubre de 2018. El plan contemplaba una serie de medidas como la reforma del mercado laboral (“jobsdeal”) o medidas de lucha contra el fraude fiscal y social.

 

La Comisión, en su examen del presupuesto emitido el 21 de noviembre, consideró que Bélgica estaba en riesgo de no cumplir con las exigencias del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, ya que no quedaba garantizado el esfuerzo estructural requerido ni la reducción de la elevada deuda pública.

 

Sin embargo, la crisis política desencadenada en diciembre con la salida de uno de los socios del gobierno tripartito (los independentistas flamencos N-VA) y la posterior dimisión del Presidente Michel, que ha desembocado en un gobierno provisional y sin plenos poderes que se mantendrá “en funciones” hasta las elecciones de mayo de 2019, marcó un giro en la aprobación de los presupuestos.

 

El 20 de diciembre se aprobó una ley presupuestaria que supone la autorización para los tres primeros meses del año 2019 de aplicar el sistema de doceavas partes proporcionales de lo consignado en el presupuesto de 2018. Este sistema permite dar continuidad al estado pero impide la puesta en marcha de cualquier nueva iniciativa.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

La política monetaria de Bélgica se encuentra dentro del marco que define el BCE para todos los países de la UE.

El Tratado de Maastricht establece que el objetivo primordial de la política monetaria aplicada por el Consejo de Gobierno del BCE es mantener la estabilidad de precios, la cual se define, según el Consejo de Gobierno del BCE, como un incremento anual inferior a 2 puntos porcentuales en el índice armonizado de precios al consumo (IAPC) de la zona del euro.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Las principales políticas estructurales actualmente en marcha son:

1. En 2017, el Primer Ministro anunció un Pacto Nacional para Inversiones Estratégicas con el objetivo de asegurar un crecimiento sostenible y generador de empleo en Bélgica. Se puso en marcha un Comité Estratégico que, apoyado en diversos grupos de trabajo, ha identificado prioridades y establecido recomendaciones en cada una de las áreas del Pacto: digital, ciberseguridad, educación, sanidad, energía y movilidad. Las inversiones identificadas podrían alcanzar unos 150.000 millones de euros de inversión tanto pública como privada.

2. El Pacto Nacional de inversiones estratégicas como parte del plan de inversiones para Europa. Su objetivo es estimular la inversión pública y privada en sectores estratégicos como el transporte y las comunicaciones, sin olvidar la enseñanza y la asistencia sanitaria. El objetivo de los gobiernos federal y regional es inyectar 60 mil millones de euros de aquí a 2030.

3. Puesta en marcha de la tercera fase (tax-shift) (2019-2020) que prevé la reducción de las cotizaciones patronales a la seguridad social y ajustes en el impuesto de las personas físicas.

4. Reformas relativas al Acuerdo de verano del Gobierno Federal para animar a los empleadores a contratar jóvenes o mantener más tiempo en el mercado laboral a los trabajadores de más edad.

5. Desde el 1 de enero de 2018, la Región de Bruselas-Capital cuenta con una ordenanza eficaz contra la discriminación que constituye un instrumento jurídico vinculante que autoriza a los inspectores regionales de empleo a realizar pruebas de discriminación a fin de supervisar el cumplimiento de la legislación por parte de los empleadores. También se están preparando medidas para reforzar la política de diversidad en el marco de la función pública regional y local.

6. En febrero de 2018, el Gobierno valón adoptó el decreto sobre la gestión y el pago de las prestaciones familiares. Por cada hijo nacido a partir del 1 de enero de 2020, la familia percibirá un subsidio básico de 155 euros hasta que el hijo cumpla 18 años y de 165 euros desde que cumpla 18 años hasta que cumpla 24 años

7. La reforma del Impuesto de Sociedades que supone una simplificación del mismo y una reducción del tipo nominal (que pasa del 33% al 25% a partir de 2020) que se verá compensado por un aumento de la base imponible del mismo gracias a una revisión de los regímenes especiales,

Estas medidas, que redundan en el crecimiento de la economía y en la sostenibilidad de las finanzas públicas a largo plazo, tienen sin embargo costes a corto plazo, por lo que Bélgica ha solicitado a la COM que se les permita una cierta flexibilidad para desviarse de los objetivos presupuestarios (MTO), flexibilidad reconocida en los Tratados.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex