Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Dentro del sector agropecuario (6,5% del PIB; 17% del empleo) hay una amplia variedad de actividades entre las que destacan la producción de café, la caña de azúcar y hortofrutícolas. Aunque este sector ha ido reduciendo su peso en términos de PIB y empleo, su importancia en la sociedad sigue siendo notable, ya que da sustento a la población más pobre y rural.

En el sector extractivo (5% del PIB) sobresalen hidrocarburos, carbón, hierro y níquel. Estas actividades tienen gran relevancia como fuentes de divisas, en particular en los casos del petróleo y del carbón. La producción de petróleo sufrió un declive durante los primeros años del siglo XXI. Sin embargo, las inversiones y la puesta en explotación de nuevos pozos han permitido relanzar la producción, que se dobló entre los años 2007 y 2012, pasando de medio millón a un millón de barriles diarios. Sin embargo, en los últimos años, la producción petrolífera se ha estabilizado, produciéndose incluso una caída en el año 2016. El país  uno de los 20 primeros productores mundiales de petróleo. Dado que el petróleo supone una parte importante de la exportación, la caída de la producción puede ser un problema considerable a medio plazo. Asimismo, la caída de los precios del crudo ya ha afectado de forma considerable a las exportaciones de Colombia. El carbón, por su parte, es apreciado por su buena calidad. En 2016 se superaron los 90 millones de toneladas de este mineral (por encima del doble de la cantidad producida en 2002). Colombia posee unos 6.700 millones de toneladas en reservas, las mayores de Latinoamérica.

Aun así, es notable el descenso que ha tenido la explotación de minas y canteras como porcentaje del PIB en los últimos años (pasando de suponer más de un10% en 2013 a cifras cercanas al 5% en 2016). En general, el resto de sectores de actividad suponen un porcentaje similar del PIB a hace unos años, creciendo en general ligeramente en porcentaje.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

 

  2013 2014 2015 2016*
Por sectores de origen        
Establecimientos financieros, Seguros y Servicios a empresas 18,65 % 18,91 % 19,23 % 19,61 %
Servicios Sociales, Comunales y Personales 16,05 % 16,35 % 16,65 % 16,62 %
Industria Manufacturera 11,82 % 11,48 % 11,40 % 11,51 %
Comercio, Restauración y Hoteles 11,53 % 11,73 % 12,27 % 12,51 %
Explotación de minas y canteras 10,17 % 8,41 % 6,41 % 5,40 %
Construcción 8,83 % 9,53 % 9,28 % 9,38 %
Agropecuario 5,59 % 5,66 % 6,04 % 6,52 %
Transporte, Almacenamiento y Comunicación 6,02 % 6,21 % 6,60 % 6,44 %
Suministro de electricidad, gas y agua 3,34 % 3,30 % 3,45 % 3,54 %
Otros 8,00 % 8,42 % 8,66 % 8,47 %
TOTAL 100 100 100 100
Por componentes del gasto 2013 % 2014 % 2015* % 2016** %
Consumo 78,25 % 79,17 % 81,40 % 81,12 %
 Consumo Privado 60,55 % 61,23 % 62,78 % 62,73 %
 Consumo Público 17,70 % 17,94 % 18,62 % 18,40 %
Formación Bruta de Capital Fijo 24,31 % 26,28 % 26,72 % 25,48 %
Exportaciones de bienes y servicios 17,57 % 15,94 % 15,25 % 14,04 %
Importaciones de bienes y servicios 20,13 % 21,38 % 23,37 % 20,64 %

* Cifras provisionales

Fuente: Banco de la República, DANE. Datos a precios corrientes.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

En la última década la economía colombiana ha experimentado un significativo auge gracias a la buena gestión macroeconómica, los incentivos fiscales, y una significativa entrada de capitales extranjeros, que han dado lugar a altas tasas de crecimiento, con baja inflación y poco endeudamiento público.

Entre los años 2015 y 2017 la economía colombiana, altamente dependiente de los precios de las materias primas, se resintió significativamente como consecuencia de la evolución de los precios del petróleo. Si bien la colombiana fue una de las economías de la región que mejor supo capear las dificultades (su economía no se contrajo en ningún momento) sí es cierto que no ha sido capaz de recuperar hasta ahora las tasas de crecimiento tan dinámicas de los años anteriores.

En 2018, la economía colombiana mostró signos de recuperación, ya que aunque en el primer semestre del año se presentó cierta incertidumbre por las elecciones presidenciales, en el segundo semestre los principales indicadores evidenciaron reactivación. Así, 2018 cerró con un crecimiento económico del 2,7% según el Ministerio de Hacienda, después de un 2017 marcado por el estancamiento de los precios del petróleo y la dinámica negativa de la industria, en el que el crecimiento fue de 1,8%.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró en enero una variación interanual del 3,15%, En 2018 se situó en 3,18%, cifra inferior al 4,09% del 2017. Así, la inflación se sitúa ya dentro del rango meta de inflación establecido por el Banco de la República (2%-4%). Sin embargo, la inflación básica permanece en niveles altos, lo cual está relacionado con la indexación de precios y el aumento de la tasa general del IVA.

La tasa de desempleo en Colombia en 2018 se ubicó en el 9,7%, 3 puntos básicos mayor al del 2017. Así, en 2018 hubo un incremento de la población ocupada de 75.000 personas y de la población desocupada de 92.000 personas. Las actividades económicas que más contribuyeron a la generación de empleo fueron la industria manufacturera, los servicios en salud, el sector financiero y la construcción En todo caso, el elevado grado de informalidad que existe en el país hace que estas cifras pierdan representatividad.

En cuanto a las finanzas públicas, el recaudo tributario neto no sobrepasó las metas fiscales esperadas, sino que apenas cumplió con el Marco Fiscal de Mediano Plazo. Así, el recaudo de impuestos neto de 2018 fue de $134,6 billones (37.389 millones de EUR), un 3,6% más que lo recaudado en 2017. Esto es una cifra levemente inferior a los $135,7 billones que se proyectaban para este año en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) y que alcanzaba el 13,6% del PIB.

El recaudo por IVA aumentó el 8,2%, mientras que el impuesto de renta se disparó un 16,8%. El incremento en IVA se debió al efecto de la aplicación de la tarifa general de 19%, mientras que en Renta el incremento estuvo está asociado al mejor del sector petrolero.

Por otro lado, según el Banco de la República, en octubre de 2018 (último dato disponible) la deuda externa del país se ubicó en 129.206 millones de dólares, cifra 4,25% superior a la registrada en el mismo mes de 2017. Sin embargo, como porcentaje del PIB nacional, la deuda externa colombiana se redujo de 39,4% en octubre de 2017 a 38% en ese mismo período. Estas cifras son producto del fin del auge minero-energético, que no solo desencadenó una desaceleración cíclica que apenas ha empezado a revertirse en el último año. Por cuenta de un menor ritmo de acumulación de capital, lo anterior también generó una reducción en el crecimiento potencial a una tasa que hoy en día no supera el 3,5%.

En cuanto a la demanda externa, durante el periodo enero-septiembre de 2018, la cuenta corriente de la balanza de pagos del país registró un déficit de 9.019 millones de dólares, superior en 170 millones de dólares al de un año atrás. Como proporción del PIB a septiembre, se estima que el déficit fue de 3,6%, menor en 0,3 puntos porcentuales en comparación con igual periodo del año anterior.

La cuenta financiera de 2017 registró entradas netas de capital por 8.800 millones de dólares, superiores en 486 millones frente a lo reportado en igual periodo de 2017. Las entradas de capital representaron a septiembre un 3,5% en términos del PIB, inferior al 3,6% observado un año atrás.

El comercio exterior de bienes durante los primeros nueve meses de 2018 registró un balance deficitario de 3.182 millones de dólares, inferior al de un año atrás cuando fue de 4.324 millones de dólares. Las exportaciones del país durante el periodo de análisis totalizaron 33.086 millones de dólares, con un aumento anual de 15.0% (4,309 millones de dólares). El crecimiento exportador se originó principalmente en las mayores ventas externas de petróleo y sus derivados (3.043 millones de dólares), de productos industriales (665 millones de dólares) y de carbón (406 millones de dólares). En contraste, se registraron reducciones en las ventas externas de oro no monetario (256 millones de dólares), así como en las exportaciones de café (228 millones de dólares) y de banano (55 millones de dólares).

La inversión directa extranjera alcanzó en 2018 los 8.679,2 millones de dólares, frente a los 10.109 millones de 2017. Esto supone una caída del 14,1% anual. En cuanto a la inversión extranjera de portafolio en Colombia, las cifras presentadas por el Banco de la República muestran que esta solo llegó a 1.869,9 millones de dólares el año pasado con una caída de 53,4% frente al mismo periodo en 2017, cuando los flujos reportados fueron de 4.016,4 millones de dólares.

La calificación que tiene Colombia para los bonos soberanos de largo plazo se mantiene en el grado de inversión: Moody’s, Baa2; Fitch, BBB pero rebajado a negativo desde estable; Standard & Poor's rebajó la calificación de BBB a BBB-, argumentando que el país tiene una limitada flexibilidad política por su debilidad fiscal y externa.

Previsiones 2019

Tras un 2018 con un crecimiento económico del 2,7%, las previsiones de crecimiento para 2019 son optimistas, con pronósticos de crecimiento superior al 3%. La ley de financiamiento y los precios del petróleo son los principales riesgos que pueden afectar a estas proyecciones.

Se espera que la inflación esté alrededor del 3,1%, es decir, que haya una corrección adicional marcada por la devaluación de la moneda y el Fenómeno del Niño, que podría tener alguna incidencia sobre los precios. Se prevén también incrementos en el tipo de interés oficial, hasta alcanzar 4,75%, debido a la tendencia de recuperación que está viviendo la economía colombiana.

 

En cuanto al desempleo, el Ministerio de Hacienda pronostica una tasa del 9,6%.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 

 

2015201620172018
INFLACIÓN    
Media anual (%)4,27%5,81%4,88%3,29%
Fin de período (%)5,42%5,05%4,76%2,64%
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL    
Media anual (%)4,67%7,10%6,13%4,35%
Fin de período (%)5,75%7,50%4,75%4,25%
EMPLEO Y TASA DE PARO    
Población (x 1.000 habitantes)48.20348.74849.29249,834
Población activa (x 1.000 habitantes) (dic)24.38024.52924.47022.953
% Desempleo sobre población activa8,93%9,22%9,38%9,68%
DÉFICIT PÚBLICO    
% de PIB (GNC)3,4%2,44%2,61%3,1%
DEUDA PÚBLICA    
en MUSD125.948124.126140.003160.869
en % de PIB43,243,944,948,7
EXPORTACIONES DE BIENES    
en MUSD35.69031.07337.88141.838
% variación respecto a período anterior-53,53%-14,86%21,9%10,4%
IMPORTACIONES DE BIENES    
en MUSD51.59842.84943.97248.944
% variación respecto a período anterior-18,39%-20,42%2,62%11,3%
SALDO B. COMERCIAL    
en MUSD-15.907-11.776-10.296-12.661
en % de PIB-5,47%-4,10%-3,32%-3,98%
DEUDA EXTERNA    
en MUSD110.492120.010124.636131.744
en % de PIB37,97%41,74%40,3%39,6%
RESERVAS INTERNACIONALES    
en MUSD46.74046.68347.63748.401
INVERSION EXTRANJERA DIRECTA    
en MUSD11.73213.59313.83611.010
TASA DE CAMBIO FRENTE AL DOLAR    
media anual$2.746,47$3.053,42$2.951,32$2.956,43
fin de período$3.244,51$3.009,53$2.984,00$3.249,75

 

Fuente: Banco de la República, Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

A pesar de la bonanza en muchos puntos, aún existen algunos en los que se debe seguir poniendo énfasis, como el aumento en la formalidad del mercado laboral, la ejecución de las obras de infraestructura que demanda el país, un crecimiento balanceado con más peso de la industria y menos dependencia de las materias primas o reformas estructurales en seguridad social y planes de pensiones.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

 

Previsiones 2019

Tras un 2018 con un crecimiento económico del 2,7%, las previsiones de crecimiento para 2019 son optimistas, con pronósticos de crecimiento superior al 3%. La ley de financiamiento y los precios del petróleo son los principales riesgos que pueden afectar a estas proyecciones.

Se espera que la inflación esté alrededor del 3,1%, es decir, que haya una corrección adicional marcada por la devaluación de la moneda y el Fenómeno del Niño, que podría tener alguna incidencia sobre los precios. Se prevén también incrementos en el tipo de interés oficial, hasta alcanzar 4,75%, debido a la tendencia de recuperación que está viviendo la economía colombiana.

En cuanto al desempleo, el Ministerio de Hacienda pronostica una tasa del 9,6%.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

En cuanto a las finanzas públicas, los ingresos tributarios en Colombia repuntaron un seis por ciento durante el 2018, pasando de los $136,4 billones recaudados en 2017 a $144,4 billones, superando en un 1,8 por ciento la meta establecida para el año.

El recaudo bruto de los tributos asociados a la actividad económica interna aumentó un 5,5 por ciento en el año 2018 frente al 2017, al tiempo que los relacionados con el comercio exterior repuntaron un 8,4 por ciento.

Cabe mencionar que la mayor contribución a la variación del recaudo total de la Dian en el año 2018 corresponde al recaudo del Impuesto de Renta y el Impuesto al Valor Agregado (IVA), explicando cada uno 1.9 puntos del crecimiento total del recaudo, ya que el Impuesto de Renta y Complementarios aumentó un 16.8%, pasando de $15,2 billones en 2017 a $17,8 billones, entre tanto el Impuesto al Valor Agregado (IVA) pasó de $31,9 billones en 2017 a $34,5 billones en 2018 para un crecimiento del 8.2%. Destaca el recaudo por Retención en la Fuente a título de Renta, IVA y Timbre que aumentó 17.3%, al pasar de un recaudo de $48,4 billones en el 2017 a $56,7 billones en 2018, con una contribución a la variación total de 6.1 puntos. Otro de los factores que motivo el aumento de la recaudación la ejecución de los planes de cobro, fiscalización y de control a la evasión y al contrabando, que implicaron la realización de más de 10.1 millones de acciones.

Por otro lado, la deuda externa del país se ubicó en octubre de 2018 a 129.206 millones de dólares, cifra 4,25% superior a la registrada en el mismo mes de 2017. Sin embargo, como porcentaje del PIB nacional, la deuda externa colombiana se redujo de 39,4% en octubre de 2017 a 38% en ese mismo período.

Se ha aprobado, asimismo, una nueva reforma tributaria que entró en vigor en enero del año 2019. Después de aprobar la Ley de Financiamiento que incluye medidas que mejoran las condiciones para el crecimiento y la inversión, contribuyen a la formalización, estimulan las mega inversiones y promueven el desarrollo de la agroindustria, la economía naranja y el turismo, el gran reto es lograr nuevamente tasas de crecimiento superiores al 4% en los próximos años. La Ley de Financiamiento también le exige al país, un análisis juicioso del gasto público teniendo en cuenta la menor disponibilidad de recursos, de forma tal que se logre llegar a un tamaño del Estado que sea sostenible para las finanzas públicas en el mediano y largo plazo.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

La política monetaria de Colombia se rige por un esquema de inflación objetivo y es el Banco de la República (Banco Central) quien se encarga de mantener una inflación controlada y de alcanzar un crecimiento acorde con la capacidad potencial de la economía. Con tal fin, el Banco de la República utiliza principalmente subastas de operaciones repo, a través de las cuales el Banco central suministra liquidez al sistema bancario mediante créditos a un día y, en ocasiones, a corto plazo. La inflación objetivo para el Banco de la República es del 3%, teniendo como objetivo inferior el 2% y como objetivo superior el 4%. En el año 2018, la inflación cumplió con los objetivos pues se situó en el 3,18%.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

En Colombia, desde hace 20 años los gobiernos presentan en promedio, cada 18 meses proyectos encaminados a solucionar problemas financieros de corto plazo a través de la modificación de impuestos, pero durante este tiempo no se ha logrado establecer una base sólida que sea equitativa y progresiva, esto es poner a pagar más impuestos a los más ricos y menos impuestos a los más pobres.
La última modificación en el sistema tributario se llevó a cabo a través de una reforma concretada en la Ley 1943 del 28 de diciembre de 2018.
A continuación, se analizan aquellas modificaciones del estatuto tributario que puedan resultar de interés para las empresas españolas con actividad en Colombia o con intención de introducirse en dicho mercado.

Impuesto sobre la renta de las personas jurídicas

Reducción de la tarifa general (ET: art. 240)
Con la nueva ley se ha previsto una reducción de la tarifa general aplicable. Dicha reducción será́ progresiva y comprenderá los siguientes tipos para los próximos cuatro años: treinta y tres por ciento (33%) para el año gravable 2019, treinta y dos por ciento (32%) para el año gravable 2020, treinta y uno por ciento (31%) para el año gravable 2021 y del treinta por ciento (30%) a partir del año gravable 2022. Aplicaran reglas especiales al sector hotelero que se traducen en menores tipos impositivos siempre que se cumplan una serie de requisitos.

Deducción de impuestos, tasas y contribuciones
Serán deducibles el 100% de los impuestos, tasas y contribuciones efectivamente pagados durante el año o período gravable (incluyendo el 50% del GMF), que tengan relación de causalidad con la actividad productora de renta.
Asimismo, es posible tomar como descuento tributario el 50% del ICA pagado durante el año. A partir de 2022, el descuento será del 100%.
Por último, cabe decir que no son deducibles del impuesto sobre la renta, el impuesto al patrimonio y el de normalización tributaria.

Ingresos que no se consideran de fuente nacional (ET: art. 25)
Se modifican los ingresos que no son considerados de fuente nacional, incluyendo algunos ingresos generados conforme al régimen Holding (CHC).

Descuento por impuestos pagados en el exterior (ET: art. 254)
Las sociedades y entidades nacionales tienen derecho a descontar del monto del impuesto colombiano de renta y complementarios, el impuesto pagado en el extranjero, cualquiera sea su denominación, liquidado sobre esas mismas rentas, siempre que el descuento no exceda del monto del impuesto que deba pagar el contribuyente en Colombia por esas mismas rentas. Para efectos de esta limitación general, las rentas del exterior deben depurarse imputando ingresos, costos y gastos.
El impuesto sobre la renta pagado en el exterior podrá́ ser tratado como descuento en el año gravable en el cual se haya realizado el pago, o en cualquiera de los periodos gravables siguientes.

Establecimiento permanente (ET: art. 20,20-1, 20-2)
Tanto la definición como la forma de pagar de los establecimientos permanentes han permanecido intactas ante la nueva reforma tributaria, no obstante, si se han producido alteraciones en la categorización de las rentas por las que este tipo de entidades han de tributar. En este sentido, ya no solo tributaran por las rentas de fuente nacional sino también por las de fuente extranjera. Asimismo, con las nuevas alteraciones todo gasto será deducible, tanto el extranjero como el nacional.
Por otro lado, el artículo 254 del Estatuto Tributario permite el descuento por impuestos pagados en el exterior solo a personas naturales residentes y a sociedades o entidades nacionales. Esto plantea un problema ya que constituir un establecimiento permanente no es un criterio de residencia, no se incluye en este supuesto. Por lo tanto los establecimientos permanentes podrían verse expuestos a un problema de doble tributación cuando presten servicios en el exterior.
En cuanto al impuesto a los dividendos, del artículo 30 se extrae que cuando un establecimiento permanente gire las utilidades al exterior se entenderán como dividendos única y exclusivamente aquellas obtenidas en territorio nacional o que sean configuradas como ingresos de fuente nacional. Por tanto si un establecimiento permanente solo generase ingresos de fuente extranjera no tendría que pagar impuesto a los dividendos.

Enajenaciones indirectas
Se ha introducido un régimen aplicable a la transferencia indirecta de sociedades o activos ubicados en Colombia mediante la enajenación de acciones. A través de este régimen se gravan las ganancias obtenidas en la transferencia de activos o sociedades ubicadas en el territorio nacional, a través de la cesión de acciones, participaciones o derechos de entidades del exterior, si la enajenación se hubiere realizado directamente teniendo como objeto el activo subyacente (enajenaciones indirectas).

Subcapitalización (ET: art. 118-1)
Solo se podrán deducir los intereses generados por deudas contraídas directa o indirectamente, a favor de vinculados económicos nacionales o extranjeros, cuando el monto total promedio de las mismas, no exceda el resultado de multiplicar por dos el patrimonio líquido del contribuyente a 31 de diciembre del año gravable inmediatamente anterior.
Cabe matizar que esta regla no aplica a la financiación de proyectos de infraestructura de transporte, ni a la financiación de proyectos de infraestructura de servicios públicos.

Dividendos (ET: art. 242, 242-1, 245, 246)
Se ha incrementado la tarifa para los dividendos girados desde Colombia hacia el exterior del 5% al 7,5%. No obstante, este cambio no afecta a las empresas españolas que repatrien dividendos al contar con condiciones más beneficiosas gracias al acuerdo de doble imposición.

Retención por pagos al exterior (ET: art. 408)
La nueva ley de financiamiento ha roto con el principio de unificación tarifaria de la ley 1819/1819 y ha dado lugar a un sistema complejo de tarifas. Cabe matizar que, si bien la nueva ley modificó las tarifas, no alteró los conceptos.
A continuación, se muestra una tabla con los cambios tarifarios sufridos:
 

Concepto

Tarifa ley 1819/2016

Tarifa ley 1943/2018

Consultoría, servicios técnicos y asistencia técnica

15%

20%

Explotación películas

15%

20%

Explotación software

33% sobre 80%

20%

Servicios de administración o dirección a casas matrices u oficinas

15%

33%

Arrendamiento simple, honorarios

15%

20%

Regalías por la explotación de intangibles

15%

20%

Régimen de Entidades controladas desde el Exterior (ECE)

La nueva ley de financiamiento ha modificado el artículo 885 del estatuto tributario y ha establecido un nuevo régimen según el cual cuando los ingresos pasivos de la ECE representan un 80% o más de los ingresos totales de la ECE, se presume que la totalidad de los ingresos, costos y deducciones de la ECE darán origen a rentas pasivas. Se presumirá lo contrario cuando los ingresos activos o de actividades económicas reales de la ECE representan un 80%. Para determinar que rentas se consideran pasivas basta con acudir a la legislación colombiana la cual contiene una lista taxativa de cuales se consideran como tales.

Régimen de Compañías Holding Colombianas (CHC)

La nueva reforma tributaria ha tratado de convertir a Colombia en una sede que atraiga a compañías extranjeras que usen el país como plataforma para invertir en terceros países. Se ha creado un régimen holding al cual podrán acogerse las empresas que cumplan con los requisitos establecidos en el artículo 894 del Estatuto Tributario.
La gran ventaja que ofrece este régimen es que los dividendos no estarán gravados cuando entren en Colombia, al considerarse renta exenta, y cuando salgan no estarán sujetos a retención al considerarse ingresos de fuente extranjera. En caso de enajenación de las acciones tampoco se gravará al no considerarse ingreso de fuente nacional. Por último, cabe mencionar que las CHC estarán sometidas al régimen de ECE, que serán deducibles los costos y gastos atribuibles a ingresos provenientes de actividades en Colombia y que podrán descontar los impuestos pagados en el exterior.
 

Impuesto sobre las ventas (IVA):

Bienes y servicios incluidos, excluidos y exentos (ET: art. 424, 426 y 476)
- Pasan a estar gravados los servicios médicos de carácter suntuario y el mantenimiento a distancia de programas y equipos.
- Pasan a estar excluidos los inmuebles y los transportes y servicios turísticos a determinados municipios.
- Pasan a estar exentos una serie de vehículos automotores de transporte.
Estos son algunos de los cambios más relevantes que se han llevado a cabo en materia de IVA en cuanto a bienes y servicios incluidos, excluidos y exentos. No obstante, existen más modificaciones que pueden verse en los artículos señalados.

Prestadores de servicios desde el exterior (ET: art. 437 parágrafo 2, 437-2 numeral 3)
Se presentan dos situaciones diferentes en materia de IVA para prestadores de servicios desde el exterior:
- En el caso de que el beneficiario del servicio sea residente en Colombia y responsable del IVA se recaudaría el impuesto vía retención teórica.
- En el caso de que el beneficiario del servicio no sea residente en Colombia, el prestador del servicio declarará y pagará el IVA. En la resolución número 000051 (19 de octubre de 2018) emitida por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales puede verse en detalle toda la información necesaria para saber cómo proceder para cumplir con las nuevas obligaciones tributarias.

IVA a la importación, formación, construcción o adquisición de activos fijos reales productivos (ET: art. 258-1)
Se podrá descontar del impuesto sobre la renta el IVA pagado por las actividades descritas en el título de este epígrafe, así como los servicios necesarios para que los activos fijos reales puedan ser utilizados. Dicho descuento podrá llevarse a cabo desde el año en que se efectué el pago en adelante.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex