Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Según los últimos datos disponibles en el Anuario Estadístico del Instituto Nacional de Estadística de Cabo Verde en 2017, lo generaron en un 6,3% el sector primario, un 17,8% el sector secundario y un 62,0€ el sector terciario.
El turismo representa alrededor del 21% del PIB y el nuevo Plan Estratégico 2017/2021 del gobierno pretende que este sector pase a representar el 32% del PIB en 2021, casi una duplicación de los ingresos relacionados con el turismo, lo que significaría un importante aumento del gasto por turista, mayor promedio de noches por turista y menos estacionalidad.
Según el IMC del INE de 2018 la población total se sitúa en 543.492 habitantes. Según un estudio publicado por el INE de Cabo Verde en noviembre 2016, un 35% de la población vivía en 2015 en condiciones de pobreza (en términos absolutos). En lo que se refiere a la distribución de la renta, el índice de Gini se situó en 2015 en 0,46, con el 20% de la población más pobre realizando en 5,2% del total de gasto y el 20% de la población más rica el 52,2%.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

 

 

PIB (por sectores de origen y componentes del gasto) 2015 2016 2017 2018
POR SECTORES DE ORIGEN        
AGRICULTURA 7,56 7,74 5,71 4,41
PESCA 1,17 0,71 0,69 0,85
INDUSTRIAS EXTRACTIVAS 0,35 0,33 0,30 0,30
INDUSTRIAS TRANSFORMADORAS 5,39 5,93 6,13 6,71
ELECTRICIDAD Y AGUA 3,29 2,84 3,40 2,68
CONSTRUCCIÓN 7,9 7,20 7,07 9,49
COMERCIO, HOTELES Y RESTAURANTES 14,76 14,53 15,36 10,82
SERVICIOS FINANCIEROS 3,86 4,13 4,21 4,23
TRANSPORTES 9,45 9,25 9,38 9,54
TELECOMUNIACACIONES Y CORREOS 3,78 3,39 2,98 2,88
INMOBILIARIA Y OTROS SERVICIOS 10,21 10,19 9,94 8,69
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 15,87 16,75 16,84 15,42
TOTAL (2) 78,2 77,06 75,88 76,02
POR COMPONENTES DEL GASTO        
CONSUMO 82,22 82,7 83,33 78,99
Consumo Privado 64,9 65,2 64,8 61,29
Consumo Público 17,2 17,4 18,4 17,71
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO 35,14 30,14 24,5 40,44
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 40,4 40,4 40,3 48,78
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 56,5 54,8 60,6 68,21

(1) Servicios no mercantiles.

(2) La diferencia hasta PIB vendría dada por los impuestos y tasas.
Fuente: INE de Cabo Verde. Estructura del PIB a precios de mercado. Las últimas cifras disponibles de oferta y demanda son de 2014, por lo que se ha preferido mantener dicho año de referencia a efectos de análisis. Banco Central de Cabo Verde, Informe de la política monetaria abril 2018

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

La economía caboverdiana, registró un crecimiento estimado de 4,7% en 2018 y se prevé un 5% para 2019 según datos del Banco Central de Cabo Verde (BCCV).Este crecimiento se ha visto favorecido por el fortalecimiento de los sectores industrial, pesca, comercio y turismo, el ciclo de recuperación de las economías asociadas del al país y de su mercado de trabajo, así como los impulsos presupuestarios (mediante la aplicación de inversiones públicas y el aumento de los gastos de personal, con un efecto multiplicador relevante) y monetarios (reducción de las presiones inflacionarias y al nivel de reservas internacionales). Según indica la entidad, el crecimiento previsto para 2019 se deberá al aumento de proyectos en curso de promotores turísticos, la reducción de la deuda externa y el aumento de la IDE. También contribuirán positivamente las iniciativas de financiación de pequeñas empresas y el proceso de privatización de las empresas públicas.

Sin embargo, en el último Artículo IV publicado en julio de 2019, el FMI estima un crecimiento de la economía caboverdiana del 5,5% en 2018 y un 5% en 2019 y un promedio del 4,7% en el período 2016-2018. El crecimiento experimentado entre 2008 y 2015 fue promovido por las llegadas de turistas, la recuperación del crédito al sector privado y la mayor confianza de los consumidores y las empresas. En los últimos tres años de 2015 a 2018 la economía ha continuado mejorando, sobre todo en las posiciones fiscal y externa, aunque se ha visto limitada por la falta de diversificación, la reducida conectividad entre las islas, los altos costes de transacción, las pequeñas economías de escala y la exposición a los desastres naturales y el aún restringido acceso a la financiación. Además la débil situación financiera de las empresas públicas ha conllevado a la acumulación de deudas que siguen pesando sobre los recursos presupuestarios y la deuda pública.
El principal motor de la economía en 2018 ha sido el desempeño del sector turístico además el mayor acceso al crédito ha favorecido la inversión privada y se ha registrado un fuerte crecimiento en el sector industrial. Todos estos factores han contribuido a mejorar el crecimiento económico a pesar del leve aumento de la inflación. La posición externa también ha mejorado y las reservas internacionales se mantienen por encima de los 5 meses de importaciones de bienes y servicios. En el medio plazo, el crecimiento real del PIB se estabilizará en torno al 4%, si se respalda la confianza de los inversores gracias a la implementación decisiva del programa de reformas de las autoridades. Para conseguir este crecimiento del 5% serán necesarias amplias reformas como la mejora del entorno empresarial y la atracción de inversión extranjera directa.
Por su parte, la tasa de desempleo creció del 12% en 2015 hasta situarse en el 15% en 2016, para volver a reducirse al 12,2% en el año 2017 donde se ha mantenido en 2018, mientras que los niveles de inflación se mantuvieron muy bajos. La inflación se ha mantenido en un 1,4% en 2018 y se espera que se sitúe en un 1,5% en 2019, con una política monetaria “acomodaticia” y un tipo de cambio anclado al euro (sostenido por el Tesoro portugués) y que el FMI no recomienda modificar. El incremento de precios al consumo se estimó en un 1,0% en 2018 (según el Articulo IV del FMI) y las proyecciones para el año 2019 indican que se mantendrá en un 1,0%. La recuperación de los precios al consumo refleja en gran medida la tendencia de la inflación importada, determinada por el aumento, aunque con cierta volatilidad, de los precios de las materias primas energéticas y no energéticas, el fortalecimiento de la demanda interna de los principales proveedores del país, así como por algún efecto en el precio de los alimentos no transformados, a causa del retraso en la caída de las lluvias en los años 2017 y 2018
Desde el punto de vista de las cuentas exteriores, la debilidad de la demanda y los bajos precios energéticos permitieron reducir el déficit corriente desde el pico experimentado en 2014 del 9% hasta el 4,5% del PIB en 2018.
Esta mejora con respecto al 6,6% del 2017 se basa en el aumento de los ingresos del turismo y la pesca, las remesas extranjeras y la reducción de las importaciones. Aunque se ha reducido con respecto al año anterior, en 2018 la IED ha seguido teniendo un peso importante cubriendo la mayor parte del déficit por cuenta corriente. Las reservas brutas internacionales alcanzaron los 531 M€ al final de 2018 equivalente a 5,1 meses de prospectiva de importaciones de bienes y servicios. Se espera igualmente que las reservas aumenten en 2019. En cualquier caso, las remesas de emigrantes (11,2% PIB en 2018 según datos del BCCV); los ingresos de turismo (22,0% PIB en 2018) y la IDE (5,0% del PIB en 2018) consiguen mantener un margen holgado de reservas (en torno a 5,6 meses de importaciones de bienes y servicios (BCCV en 2018) y disminuir la presión sobre el tipo de cambio y el servicio de la deuda.
Desde el punto de vista fiscal, Cabo Verde se ha visto obligado a realizar también un duro ajuste (7,5% del déficit público en 2014), que permitió situar el mismo en un 4,6% en 2015, y un 3,0% en 2016 (3,8% según el BCCV). En 2018 el déficit presupuestario se redujo al 2,8% de un 3% en 2017.
Se espera que las necesidades de financiación aumenten del 3,8% en 2018 al 6,5% en 2019 debido a la inversión necesaria para la reestructuración de las empresas públicas, la financiación a corto plazo de los municipios y el coste de la reestructuración de la aerolínea TACV.
A pesar de este incremento, se espera que el déficit para 2019 continúe reduciéndose hasta el 2,2% del PIB en 2019, mediante una ejecución efectiva en las medidas sobre ingresos contempladas en los presupuestos y una restricción del gasto. Los datos del FMI permiten valorar el ajuste incluyendo el sector público empresarial: en ese caso, el ajuste ha sido relativamente menor pero también importante, pasándose de un 10,8% del PIB en 2014 a un 8,3% en 2015 (con grandes dificultades por parte del gobierno para contenerlo, como se ha visto anteriormente). Junto con dicho sector público empresarial, la otra gran rémora del crecimiento sigue siendo los altos niveles de deuda, llegando a situarse la deuda pública neta en un 123,9% en 2018 y expectativas de reducirse a un 121,4% en 2019, como consecuencia del rápido endeudamiento experimentado por el país desde 2008. Esta deuda estaba principalmente ocasionada por la compañía aérea TACV que, tras su venta, se espera salde su deuda, y por un crédito de 200 millones de Portugal para las 4.000 viviendas del programa “Casas para todos” que han empezado a venderse a clientes solventes.
El FMI y el BM en su Análisis de Sostenibilidad de la Deuda (DSA) de julio de 2019 mantienen el riesgo de insostenibilidad de la deuda “alto”.
El artículo IV del FMI publicado julio de 2019 ofrece perspectivas positivas a pesar de la existencia de los riesgos. Se espera que se mantenga el crecimiento económico mientras que las posiciones externa y fiscal continúen mejorando con el apoyo del crecimiento y las reformas estructurales. Algunos de los riesgos serían la desaceleración de la zona Euro o la dependencia de Cabo Verde del clima. Sin embargo, la mejora del turismo y el aumento de la IED mantienen las expectativas positivas. El informe recomienda la mejora de la posición fiscal a través de la reducción de la deuda pública y el aumento del margen fiscal, la mejora del espacio fiscal y del mecanismo de transmisión de la política monetaria, el aumento de las reservas, el refuerzo de la supervisión bancaria, abordar las pérdidas de relaciones de corresponsalía bancaria y la reactivación del crecimiento a través de las reformas.
Además, el FMI ha aprobado la solicitud del gobierno y, en julio de 2019, ha puesto en marcha un Instrumento de Coordinación de Políticas (ICP) con el objetivo de apoyar las reformas incluidas en el PEDS 2017-2021 del gobierno y reforzar la estabilidad macroeconómica del país. Este programa tendrá una duración de 18 meses e incluye: tres revisiones, establecimiento de objetivos cuantitativos y de reformas, circulación de información y consultas.
Entre los objetivos del gobierno al solicitar la aprobación de este programa se encuentran: desarrollar el turismo inclusivo en todas las islas, convertir Cabo Verde en un hub aéreo internacional y centro de negocios, crear una plataforma financiera internacional, desarrollar la plataforma digital para la innovación tecnológica, ampliar los servicios marítimos, apoyar las oportunidades de inversión

Cabo Verde presentó en la mesa de donantes del 11 y 12 de diciembre de 2018 en París su Plan de Desarrollo Sostenible 2017-2021. Se asienta en cuatro pilares:
1. Hacer de Cabo Verde un modelo de economía circular en el Atlántico Medio.
2. Garantizar un desarrollo económico sostenible.
3. Asegurar la inclusión social y reducir las desigualdades.
4. Reforzar la democracia, justicia y diplomacia internacional.
Por parte de las empresas españolas no hubo mucho interés en acudir. Sin embargo el gobierno asegura que obtuvo compromisos por valor de 800M€ de los 2000M€ solicitados.

El gran reto de Cabo Verde es definir un modelo productivo a medio plazo que estimule la competitividad de la economía y reduzca la vulnerabilidad del crecimiento (muy dependiente del turismo y las remesas), sin poner en riesgo la sostenibilidad de la política macroeconómica. Si bien entre 2001-2008 la tasa media de crecimiento se situó en un 6,8%, entre 2008-2015 no superó el 1,3%, pese al importante esfuerzo de inversión pública realizado, que disparó por su parte las tasas de deuda. Recientemente las reformas están dando frutos con un crecimiento superior al 4% en 2017 y 2018. Con unas tasas de competitividad muy bajas, necesita importantes reformas estructurales (mercado de trabajo, servicios públicos, capital humano), stock de infraestructuras económicas y un proceso de reestructuración del sector público empresarial para obtener ganancias en eficiencia y que dejen de constituir un drenaje de fondos públicos. El gobierno deberá lanzar señales muy claras en materia de mejora del clima de negocios para que el sector privado pueda tomar el relevo en materia de infraestructuras a través de partenariados público – privados, figura poco desarrollada en un país con una gran tradición y mentalidad estatista. En este sentido, la política de privatizaciones será fundamental. Este proceso ya se ha iniciado en marzo de 2019 mediante la venta por parte del gobierno de Cabo Verde del 51% de su participación en la compañía pública TACV a la aerolínea islandesa Loftleidir Cape Verde (subsidiaria de Icelandair Group).

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 

Cuadro 1: PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS

2016

2017

2018

2019

PIB

PIB (M de US$ a precios corrientes) a

1.777

1.867

1.970

2.052

Tasa de variación real (%) a

4,7

4,0

5,5

5,0

Tasa de variación nominal (%)a

ND 

ND 

ND

ND

INFLACIÓN

Media anual (%) a

-1,4

0,8

1,3

1,2

Fin de período (%) a

0,263

0,345

1,0

1,0

TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL

Media anual (%)b

3,5

3,5

3,5

3,5

Fin de período (%)b

3,5

3,5

3,5

3,5

EMPLEO Y TASA DE PARO

Población (x 1.000 habitantes) a

540

546

553

546

Población activa (x 1.000 habitantes) b

246

ND

222

ND

% Desempleo sobre población activa b

15

12,2

12,2

ND

DÉFICIT PÚBLICO

% de PIB b

-3,1

-3,0

-2,8

-2,2

DEUDA PÚBLICA

en M US$a

2.188,968

2.177,21

ND

ND

en % de PIB a

128,4

127,0

123,9

121,4

EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS (FOB) *

en M EUR c

141

167

232

253

Variación respecto al período anterior c

0%

-11,1%

4,6%

9,0%

IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS (FOB) *

en M EUR c

622

750

814

889

Variación respecto al período anterior c

10,1%

-18,2%

8,7%

9,2%

SALDO B. COMERCIAL *

en M EUR c

-481

-583

-582

-636

en % de PIBd

30,6

32,6

9,8

9,2

SALDO B. CUENTA CORRIENTE

en M EUR c

-59

-104

-75

-75

en % de PIB a

-6,6

-10,3

-7,2

-7,5

DEUDA EXTERNA

en M € c

1453

1492

1531

1602

en % de PIB d

97,3

94,1

91,0

89,3

SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA

en M EUR d

8,255

9,306

13,824

12,507

en % de exportaciones de b. y s. c

6,0

6,3

5,8

7,6

RESERVAS INTERNACIONALES

en M EUR b

536

523

531

597

en meses de importación de b. y s. b

7,1

5,9

5,6

5,8

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA

en M EUR b

-107

-87

-68

-72

TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR

media anual c

99,6

97,7

93,4

ND

fin de período c

104,6

91,9

ND

ND

 

Fuentes:

* Para la elaboración de este cuadro se ha utilizado como fuente el FMI.

Los datos presentados no tienen por qué coincidir exactamente con los ofrecidos por otras fuentes.
a FMI, World Economic Outlook Database,
b Banco Central de Cabo Verde, 2017.
c FMI, Art IV abril 2018 (Estimaciones 2017, Proyecciones en adelante).
d Elaboración propia.

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

En el año 2019, el gobierno se encuentra inmerso en su plan de desarrollo iniciado en 2017. El Plan Estratégico para el Desarrollo Sostenible (PEDS) 2017-2021 se presentó al Parlamento en diciembre de 2017.
El PEDS presenta la visión del gobierno sobre cómo abordar los desafíos económicos y sociales de Cabo Verde. Los principales objetivos del plan son:

(1) transformar el país en un centro de transporte aéreo y marítimo
(2) garantizar la sostenibilidad económica
(3) asegurar la inclusión social y reducir la pobreza y las asimetrías
(4) fortalecer la soberanía, valorar la democracia y enfocar la diplomacia en los desafíos de desarrollo del país

El plan enfatiza la necesidad de promover la IED como el principal motor para cambiar la estructura económica y reducir la dependencia externa. Identifica los siguientes sectores prioritarios para promover la diversificación económica y generar empleo:

- Hub Económico: para aprovechar la ubicación geográfica estratégica del país para desarrollar un centro logístico y financiero. Aumentar la eficiencia y la capacidad de los aeropuertos y puertos.
- Turismo: Consolidar las ganancias de los últimos años y aumentar el suministro y la calidad de los servicios atrayendo nuevos operadores.
- Agricultura: A través de la inversión en infraestructura, capacitación y finanzas, el cambio de la agricultura de una actividad de subsistencia a una actividad productiva. Actualmente, el 80 por ciento de los alimentos se importa.
- Industria ligera: Reactivar y desarrollar el sector con el objetivo de promover la diversificación de las exportaciones;
- Infraestructura: Reducir la alta dependencia de las importaciones de combustible para la generación de energía (actualmente representa el 75%) al promover la inversión en energías renovables.
El presupuesto del Estado de Cabo Verde para 2019 se estimó en 644 millones de euros y tiene una previsión de ingresos de 594 millones de euros en un escenario proyectado de crecimiento económico entre el 4,5% y el 5,5%, una inflación entre el 1,5 y el 2% y una tasa de desempleo del 12,2%. Un presupuesto alineado con el Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible.
 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

FMI, WEO (abril 2017)

2017

2018

2019*

Crecimiento del PIB 

4,03

3,98

4,8

Inflación media

-1,48

0,98

1,5

Déficit publico

-3,15

-2,78

-5,9

Déficit corriente

-7,12

-8,48

-10

Fuente: FMI
*Previsiones
 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

La clave de las finanzas públicas de Cabo Verde está en la necesidad de la reestructuración del sector público empresarial, que constituye el verdadero drenaje de los presupuestos públicos. Las autoridades del FMI señalaron que el cambio hacia un modelo de desarrollo impulsado por el sector privado apunta a mejorar la eficiencia y la competitividad. En su opinión, el sector público ha demostrado ser altamente ineficiente e incapaz de generar el dinamismo económico requerido para fomentar el crecimiento inclusivo y las mejoras sostenidas en los niveles de vida. Esperan una rentabilidad significativa en términos de aumento de la productividad y crecimiento, producto de las reformas para mejorar el entorno empresarial, la privatización de las empresas públicas ineficientes y atraer al sector privado para abordar los cuellos de botella en infraestructura, incluido el transporte entre las islas. También son optimistas sobre las perspectivas de hacer de Cabo Verde un centro turístico y logístico. Las autoridades coincidieron en que los aumentos sostenibles en los salarios solo pueden lograrse aumentando la productividad e invirtiendo en capital humano.
El presupuesto del estado para 2019 asciende a 644 M€, 90 M€ más que el año 2018. Se han previsto unos ingresos de 594 M€, de los cuales, 402 M€ consisten en ingresos fiscales. Por su parte, los gastos de funcionamiento previstos son de 442 M€ y en inversión de 205 M€, lo que supone un 11,3 % del PIB.
Las previsiones del FMI para el 2019 fijan el gasto público en un 33,9%. Apenas hay síntomas de una reducción en el gasto presupuestario, además el sector de la agricultura requerirá un apoyo financiero extra, lo que generará presión en el gasto del gobierno. Para tratar de aumentar los ingresos, las medidas gubernamentales se apoyaran en unas mayores tasas (incluidas las telecomunicaciones y transportes) y una ampliación de la base impositiva.
El FMI considera que la posición fiscal se ha visto fortalecida en los últimos tres años. Las medidas implementadas en recaudación de impuestos, así como el control del gasto han contribuido a mejorar las finanzas públicas y reducir la deuda con respecto al PIB. Todo ello se traduce en un descenso constante del déficit fiscal que disminuyó del 3% en 2017 al 2,8% en 2018.
Las previsiones revisadas de los presupuestos para 2019 estiman un superávit del 0,7% del PIB en el balance primario que le permita emplearlos en cubrir los gastos de reestructuración de las empresas públicas. La estrategia fiscal a medio plazo es reducir la deuda pública por debajo del 100% del PIB mediante una mejora de este balance primario.
Con todo ello se estima una reducción del déficit del 2,2% para 2019 y, si continúan los esfuerzos de consolidación fiscal, las políticas de préstamo prudente y las reformas favorables al crecimiento, se alcance un déficit del 0,8% en 2024.
 


 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

En lo que se refiere a la política monetaria, ésta queda condicionada al anclaje de la moneda al euro. En cualquier caso, a lo largo del 2015 se reforzó la política de crédito reduciendo el coeficiente de reserva de 18 a 15 % (su referencia es de 25 puntos básicos). El tipo de interés de referencia se mantiene en un 3,5% desde 2015 y la tasa de descuento en un 7,5%. El crecimiento estimado del crédito interno en 2016 fue de 4,6% y la masa monetaria de 8,4% (BCCV). Es probable que el Banco de Cabo Verde mantenga su postura de política monetaria relajada, en particular dadas las perspectivas de inflación benigna en Cabo Verde y sus esfuerzos para respaldar un mayor crédito del sector privado. Sin embargo, la política monetaria podría ser más estricta en el período de pronóstico si las reservas de cambio extranjero, que actualmente representan un poco más de seis meses de cobertura de importación, disminuyesen drásticamente.
En su último informe de 2019 el FMI reconoce como apropiada y consistente la política monetaria llevada a cabo ya que la inflación se mantiene baja y el nivel de reservas adecuado, por lo que no es necesario realizar ningún cambio en la política monetaria. Sin embargo recomienda al BCV mantenerse atento a la evolución de los tipos de interés de la zona euro y posibles signos de aumento de la inflación.
Además el FMI insta a continuar aumentando las reservas internacionales y se mantenga la estabilidad a través de la mejora de la posición externa.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Desde el punto de vista estructural, el énfasis esta puesto en la desregulación económica y mejora del clima de negocios, permitiendo dejar espacio al sector privado tanto PYMES locales como IDE. Bajo este marco, los 4 pilares del nuevo modelo económico deben ser: 1) La economía del conocimiento. Estableciendo el turismo como sector prioritario de inversión así como los sectores estratégicos de desarrollo como el desarrollo de infraestructuras transporte marítimo y aéreo; 2) Disminución riesgo endeudamiento. Disminución del gasto público y atracción de la inversión privada; 3) Generación de empleo y 4) Transparencia.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura