Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Según los datos publicados por la Oficina Checa de Estadísticas (CSU) la distribución sectorial del PIB, por el lado de la oferta, fue de: sector primario, 2,83% (Agricultura, pesca y silvicultura, 2,25%; y, Minería y extracción, 0,58%); industria, 39,14%; construcción, 6,75%; y, servicios, 51,28%. , por el lado de la demanda: consumo privado, 47,07%; formación bruta capital, 26,16%; y, demanda externa neta, 7,41%. Las exportaciones representaron el 80,74% de la producción nacional.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL POR SECTORES DEL PIB DE LA REPÚBLICA CHECA
Sectores 2014 2015 2016 2017
1 Industria manufacturera 39,25 39,2 39,06 39,14
2 Comercio mayorista y minorista; reparación de vehículos 8,74 8,75 8,86 9,13
3 Construcción 7,07 7,26 6,82 6,75
4 Actividades y servicios inmobiliarios 6,14 6,13 6,31 6,33
5 Transporte y almacenamiento 5,8 5,9 5,93 5,79
6 Actividades profesionales, técnicas y científicas 4,72 4,68 4,78 4,77
7 Información y comunicación 3,55 3,74 3,91 3,88
8 Admón. pública y defensa; seguridad social obligatoria 3,54 3,43 3,53 3,51
9 Electricidad, carbón, gas y aire acondicionado 3,64 3,55 3,41 3,34
10 Actividades financieras y seguros 3,14 3,15 3,06 2,94
11 Sanidad y servicios sociales 2,74 2,71 2,82 2,77
12 Agricultura, pesca y silvicultura 2,56 2,44 2,31 2,25
13 Educación 2,14 2,11 2,12 2,12
14 Actividades y servicios administrativos y de apoyo 1,82 1,84 2 2,08
15 Alojamiento y servicios de hostelería 1,54 1,63 1,7 1,81
16 Suministro de agua; alcantarillado, desechos y otros 1,15 1,09 1,06 1,08
17 Arte y entretenimiento 0,94 0,94 0,95 0,93
18 Otros servicios y actividades 0,75 0,74 0,76 0,75
19 Minería y extracción 0,73 0,67 0,57 0,58
20 Actividades del hogar 0,03 0,03 0,04 0,04
  TOTAL 100 100 100 100
DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DEL PIB POR COMPONENTES DEL GASTO DE REPÚBLICA CHECA
     
Consumo Final 66,05 66,3 66,61 67,61
Consumo privado 46,24 46,42 46,78 47,07
Consumo público 19,22 19,27 19,18 19,87
Otros 0,59 0,62 0,64 0,66
Formación Bruta de Capital 27,96 25,98 25,87 26,16
Balanza de Bienes y Servicios 6 7,72 7,52 6,23
Exportaciones de bienes y servicios 82,02 80,49 80,69 78,85
Importaciones de bienes y servicios 76,02 72,77 73,16 72,62

 

 

 

 

 

 

 

 Fuente: Oficina de Estadísticas de la República Checa (CSU)

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

La República Checa tiene una superficie de 76.866 km2 y una población de 10.649 miles de habitantes, a finales de junio 2019. Está dividida en 14 regiones y cuenta con 6.258 ayuntamientos. Más del 96% de los mismos tienen menos de 5.000 habitantes y más del 89% menos de 2.000 habitantes. Solo 36 ciudades tienen más de 30.000 habitantes, incluyendo las cuatro ciudades más grandes: Praga, Brno, Ostrava y Pilsen. 

La economía checa sigue atravesando una coyuntura económica positiva, con datos macroeconómicos de tasas de crecimiento del PIB, inflación, tipo de interés, desempleo, comercio exterior, grado de apertura económica al exterior, tipo de cambio, volumen de reservas o endeudamiento, mejores que los de la media de los países de la UE. Por el momento, todas las instituciones públicas checas y las organizaciones económicas internacionales estiman que la tasa de crecimiento del PIB en 2019 estará en torno al 2,5%. Su crecimiento económico es estable, orientado al sector exterior, y en el que destaca el peso del sector industrial y el dinamismo del sector de automoción.  

El Director General de CzechInvest describe la situación de la economía de la República Checa con una cifra, “2,6%”. Es la tasa de crecimiento del PIB, la tasa de desempleo o la tasa de inflación. En torno a ella están las de superávit comercial, el superávit público; e incluso su deuda externa es de menos del 32% del PIB. La noticia económica del mes de octubre fue la elevación de la calificación crediticia de la República Checa, por parte de Moody’s, de A1 a Aa3, con un cambió en su perspectiva de calificación de positiva a estable.

Son varios los riesgos a los que se enfrenta la economía checa, que es una economía muy abierta al exterior y con importantes problemas estructurales. Se podrían destacar: el BREXIT; el creciente proteccionismo con las guerras comerciales entre Estados Unidos y China y sus consecuencias para la UE; la desaceleración de la economía de Alemania; los problemas del sector bancario en Italia; la inestabilidad económica de países emergentes; la situación del mercado laboral checo, con la práctica inexistencia de desempleo; o, a medio plazo los cambios estructurales sectoriales mundiales, sobre todo en la industria del automóvil.  

Algunos observadores internacionales califican la economía checa, como una “economía de pies de barro”, de ser un país “low cost” de bajo nivel de salarios medios, con escasa disponibilidad de personal cualificado, con problemas estructurales en infraestructuras y educación. Consideran la necesidad de que está se desplace desde el tradicional proceso productivo en el que ahora está especializada, a las fases de mayor valor añadido, como son las etapas previas y posteriores (diseño, marketing, etc.). Necesidad de dar paso a la Industria 4.0 incluyendo nuevos procesos de digitalización, automatización y robotización de manera complementaria con la inversión en capital humano. 

El Gobierno es consciente de ello. El 4 de febrero de 2019 aprobó la “Innovation Strategy of the Czech Republic 2019-2030”, con el slogan: “Czech Republic. The Country For The Future”. Promovida por el Primer Ministro Andrej Babis y planificada por Karel Havlíček, al que luego nombró Viceprimer Ministro de Economía y Ministro de Industria y Comercio. Recoge nueve líneas estratégicas en el proceso de transformación que debe tener la economía checa para ser competitiva en un mundo globalizado y tecnológicamente avanzado.  

El gobierno de la República Checa hace una apuesta decidida y firme en favor de la ciencia, la investigación y la innovación. El objetivo final de todas las transformaciones y medidas a las que se debe someter la economía checa es para crear valor, pero sobre todo valor añadido. La implementación de la estrategia de innovación será bajo la autoridad del propio Primer Ministro, a través de la creada Comisión del Gobierno para la Innovación, el Desarrollo y la Innovación. En el Plan se definen los nueve pilares estratégicos para convertir la República Checa en uno de los líderes europeos en innovación. A finales de agosto los Ministros de Finanzas e Industria y Comercio hicieron público diez medidas para facilitar la actividad económica de las empresas.  

Las previsiones del FMI, OCDE, Comisión Europea y de instituciones públicas Checas reflejan que, a pesar de la desaceleración en los últimos trimestres de 2018 de la economía mundial y su debilidad actual, la economía de la República Checa sigue teniendo un crecimiento y estabilidad muy superior a la media de los países de la Unión Europea. El impacto negativo exterior se considera que tiene un retraso interno de varios trimestres. En los rankings de 2019 de Competitividad Global de Davos  y el de Doing Business del Banco Mundial la República Checa ha ocupado los puestos 32 (de 141 países) y 41 (de 190 países), retrocediendo varios puestos en ambos. El año anterior ocupó los puestos 29 y 35, respectivamente.

Principales indicadores macroeconómicos 

Producto Interior Bruto (PIB). Según el Ministerio de Finanzas el PIB creció en 2018 un 2,9%. En 2017 fue del 4,4%. El PIB es de 5.304 Billones de coronas checas (CZK) en 2018, que la cambio medio en euros de 25,6 CZK/EURO son 207.187 M€. Las previsiones para 2019 y 2020 son de una tasa de crecimiento del 2,4%. En términos de paridad de poder adquisitivo (PPA), el PIB per cápita de la República Checa era en 2018 de 28.200 €. Las estimaciones de instituciones checas e internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) o de la Comisión de la UE también recogen esa desaceleración suave en sus informes.   

Según los datos publicados por la Oficina Checa de Estadísticas (CSU en inglés) la distribución sectorial del PIB en 2017 fue por el lado de la oferta: sector primario, 2,83%; industria, 39,14%; construcción, 6,75%; y, servicios, 51,28%. Y, por el lado de la demanda, en 2018: consumo privado, 47,07%; formación bruta capital, 38,69%; y, demanda externa neta, 7,41%.  

Política Fiscal y Monetaria. La República Checa tiene margen de actuación para hacer frente a una posible recesión con medidas de política monetaria y fiscal.  

Política monetaria. En línea con el Banco Central Europeo, el CNB tiene una política monetaria con un objetivo de inflación del 2%, en la banda del 1%-3%. Para cumplir con el mismo desde noviembre de 2013 aplicó una política intervencionista para frenar las presiones deflacionistas, utilizando el tipo de interés y el tipo de cambio.  

Tipo de interés. A partir de 2017, el CNB empezó a subir el tipo de interés básico. Han sido ocho desde entonces los incrementos de 25 puntos básicos en los repos a dos semanas. La octava, y última por el momento, el 2 de mayo de 2019. Se ha pasado del 0% al 2%. Es el mayor nivel de los últimos diez años. 

Tipo de cambio. El 6 de abril de 2017, el CNB decidió dejar de intervenir en el mercado de divisas para mantener el tipo de cambio en los 27 CZK/€, política que había iniciado en noviembre de 2013. Desde entonces la corona checa se ido revalorizando, con volatilidad. Las previsiones eran que se situaría al finalizar el año 2019 por debajo de las 25 CZK/€, pero en septiembre estaban en los 25,85 CZK/€. Una revalorización de la corona checa que se situó en 25,51 CZK/EURO el último día del mes de octubre, consecuencia de las noticias del BREXIT.

Presupuesto del Estado. El Gobierno aprobó el 22 de septiembre el proyecto de presupuesto estatal de 2020 con un déficit de 40.000 millones CZK, unos 1.550 millones de €. Déficit similar al presupuestado para 2019. Pero está previsto que finalice este año con un superávit del sector público, aunque menor que el de los dos años anteriores que fueron  del 1,6% y 0,9% en 2017 y 2018 respectivamente. Se explica porque el incremento de los gastos fueron superiores a los ingresos en varios puntos porcentuales.  

Deuda pública. Se redujo al 32,7% del PIB en 2018. Para 2019 el Presupuesto aprobado implica un superávit del 0,3% del PIB y una reducción de la deuda pública al 31,5% del PIB. El déficit del Gobierno Central será compensado por el superávit de los gobiernos locales y de los fondos de seguridad social y de las compañías de seguro sanitario. 

Tasa de inflación. Terminó el año 2018 en el 2,1%, habiendo aumentado desde 2015, en el que tuvo una tasa negativa del 0,3%. En los primeros meses de 2019 se incrementó a casi el 3%. Las previsiones del Ministerio de Finanzas y del Banco Nacional Checo es que se estabilizará por debajo del 3%.  

Tasa de paro. El dinamismo de la economía checa ha tenido su reflejo en una continua e intensa reducción de la tasa de paro. Es la más baja de todos los países de la UE. Es uno de sus principales problemas. Las tasas de la CSU son inferiores a las Ministerio de trabajo por la metodología empleada, situándose en el 2,7% para el Ministerio de Trabajo. 

Balanza de Pagos. El saldo de la Balanza de Pagos por cuenta corriente en 2018 ha sido del 0,3% del PIB. En 2017 el superávit fue del 1,7%. La previsión para 2019 es que siga siendo positivo. El superávit de la balanza de comercio de mercancías ha ido disminuyendo como consecuencia de la mayor demanda interna para inversiones y consumo. Las incertidumbres del comercio mundial también han contribuido negativamente, así como por la fuerte repatriación de beneficios de la inversión extranjera.   

Comercio exterior de mercancías. El saldo positivo del comercio exterior de mercancías es uno de los motores principales de la economía. Lo seguirá siendo en 2019. En 2018 se redujo su saldo comercial positivo por el incremento de las importaciones en un 8,2%, mientras que las exportaciones lo hicieron en un 6,4%. Hay que resaltar el descenso de las exportaciones automovilísticas en 2018 por primera vez, después de ocho años de crecimiento continuado.   

Reservas exteriores. En diciembre de 2018 las reservas extranjeras según el CNB eran de 124.458 M€. En los primeros meses del año 2019 se han incrementado ligeramente, en euros y dólares.   

Diferencias de renta. Según datos de Eurostat de 2017, la República Checa es el país con una menor diferencia entre los salarios de los ricos y los pobres. Sólo Eslovenia y Eslovaquia registran una mayor equidad. Es decir, con menores índices de Gini. 

Comercio exterior de mercancias de la República Checa. Las exportaciones checas al resto del mundo en 2018 en euros fueron de 171.588 M€ y las importaciones alcanzaron los 156.307 M€, con un superavit de 15.281 M€ y una tasa de coberturta del 109,8%. El crecimiento de las exportaciones fue del 6,4% y el de las importaciones del 8,2%, respecto del año anterior. La suma de las exportaciones e importaciones representaron más del 158,3% del PIB.  

Exportaciones a la UE. La UE fue en 2018 el destino del 84,0% de sus exportaciones, siendo el porcentaje más alto de los últimos seis años. Por países, Alemania con el 32,4% del total es el primer país con diferencia, aunque su crecimiento en 2018 fue el más bajo desde 2009. Le siguen Eslovaquia con el 7,6%, Polonia el 6,0%, Francia el 5,1% y el Reino Unido con el 4,6%. España ocupó el noveno lugar con 5.380 M€, el 3,1% del total. 

Importaciones de la UE. La UE en 2018 fue el origen del  63,9% del total. De nuevo Alemania es el principal pais, pero reduce su porcentaje al 24,9%. Le sigue China con el 14,2%, y a continuación Polonia el 7,7%, Eslovaquia el 5,0%, Italia el 4,1%, Francia el 3,2% y Rusia con el 3,1%. España ocupó la decimoquinta posición con 2.656 M€, el 1,7%.

Principales sectores del comercio exterior de la República Checa. Las exportaciones de la República Checa en 2018 se concentraron en los sectores industriales llegando a representar el 85,4% del total. Son el de Maquinaria y Equipo de Transporte (58,2%), el de Manufacturas (14,9%) y el de Otras Manufacturas (12,3%). Lo mismo sucede respecto a las importaciones en 2018 que para los mismos sectores anteriores representan el 75,3% del total. En el sector de Combustibles y Lubricantes Minerales se importaron 9.591 M€, el 6,1%; y, se exportaron 3.503 M€, el 2,0%. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 CUADRO 1: PRINCIPALES INDICADORES MACROECONÓMICOS 

PRINCIPALES INDICADORES MACROECONÓMICOS
PIB1 2015 2016 2017 2018 2019
PIB nominal PCC (mM CZK)       4.596         4.768         5.047          5.304    5.595 (P)
PIB nominal PCC (M€)  168.475    176.397    191.682      207.187    219.804 (P)
Crecimiento del PIB real (%) 5,3 2,5 4,4 2,9 2,4 (P)
Tasa de variación nominal (%) 6,5 3,7 5,9 5,3 5,4 (P)
INFLACIÓN3
Media anual inflación 0,3 0,7 2,5 2,3 2,1 (P)
Fin de período (%) 0,1 2 2,4 2,1  2,9 (Ago)
TIPOS DE INTERÉS OFICIALES2
Tipo básico repo 2 sem. (%) 0,05 0,05 0,5 1,75 2 (Jun)
Tipo de descuento (%) 0,05 0,05 0,05 0,75 1 (Jun)
EMPLEO Y TASA DE PARO
Población (x 1.000) 3     10.538       10.554       10.579        10.610   10.649
Pob. activa (x 1.000)3       5.310         5.350         5.377          5.410   5.398
Tasa de paro (%)4 6,2 5,2 3,8 3,1 2,7 (Ago)
SALDO PRESUPUESTARIO1
% de PIB -0,6 0,7 1,5 0,9 0,3 (P)
DEUDA PÚBLICA1
M€     67.390       64.914       66.514        67.750   69.491
% de PIB 40,0 36,8 34,7 32,7 31,3 (P)
EXPORTACIONES DE BIENES3
M€  142.369    147.004    161.284      171.588   116.684(E-A)
Variación anual (%) 8,9 3,3 9,7 6,4  
IMPORTACIONES DE BIENES3
M€  127.486    129.272    144.491      156.337   103.554(E-A)
Variación anual (%) 10,5 1,4 11,8 8,2  
SALDO B. COMERCIAL
M€ 3     14.883       17.732       16.793        15.251    13.130 (E-A)
% de PIB 1 8,83 10,05 8,76 7,36 5,9
SALDO CUENTA CORRIENTE 2
M€     378       2.742       3.051   623 3.020 (E-Jun)
% de PIB 0,2 1,6 1,6 0,3 0,1 (P)
DEUDA EXTERIOR 1
M€  114.333    129.412    166.046      169.307    170.630 (Jl)
% de PIB 67,9 73,4 86,6 81,71 -
SERVICIO DE LA DEUDA EXT. 1
M€ (Principal + Intereses)     65.396       67.714       72.077   78.058  
RESERVAS INTERNACIONALES 2
M€     59.507       80.970    123.356   124.458  129.991 (Jl)
IED 2
FLUJO (M€)       1.520         5.870         5.129      
STOCK  128.873    138.402    154.733      160.638    
CZK/EUR 2
Media anual 27,28 27,03 26,33 25,65 25,5 (P)
Fin de período 27,02 27,00 25,70 25,70 25,836 (Oct)
Fuentes:
1 Ministerio de Finanzas de la República Checa
2 Banco Nacional Checo (CNB)
3 Oficina de Estadísticas de la República Checa (CSU)
4 Oficina de Empleo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (MPSV)
*M. Millones
**mM. Miles de millones
***MM. Millones de millones

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

En cuanto a las políticas macroeconómicas, a la austeridad presupuestaria característica de este país se une en 2018 una política monetaria más restrictiva, con un incremento de los tipos de interés con el objetivo de controlar los posibles riesgos sobre la inflación – situada en el 2,1% en 2018.

El dinamismo de la actividad económica de la República Checa se ha traducido en las tasas de paro más reducidas de la Unión Europea, y la escasez de mano de obra supone el principal reto actual de la política económica del país. Como primeras medidas, el Gobierno ya ha aprobado el incremento del salario mínimo hasta los 470€, y ha pactado incrementos salariales de 8-10% para el personal sanitario y educativo. En el mismo sentido, se han modificado los apoyos a la inversión en el país en detrimento de inversión creadora de mano de obra. Este incremento salarial podría suponer por otro lado una pérdida de ventaja comparativa de la República Checa frente a otros países del entorno. En febrero de 2018 el Gobierno checo ha aprobado una nueva Ley de pensiones, que supuso un incremento de las pensiones de jubilación.

El salario promedio ha ido subiendo constantemente desde principios de 2014. Esto se debe a las buenas condiciones económicas y la presión sobre el crecimiento salarial, causado por la falta de trabajadores en el mercado laboral. Otra razón es el aumento de los salarios en el sector público. Aproximadamente el 66% de los empleados, sin embargo, no alcanzan el salario promedio. 

Respecto al patrón de crecimiento, el objetivo de las autoridades es mantener un crecimiento orientado al exterior, que se caracterice en mayor medida por la diversificación sectorial y regional de sus exportaciones, orientada actualmente principalmente al sector del automoción y en más de un 80% a la Unión Europea.

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

El Ministerio de Finanzas de la República Checa en su informe de julio de 2019 “Macroeconomic Forecast of the Czech Republic” ha actualizado sus estimaciones para los años 2019 y 2020. La mayoría de los indicadores económicos se han revisado a la baja. Según el Ministerio de Finanzas, las previsiones económicas se sitúan en una tasa de crecimiento del 2,5% para 2019 y del 2,3% para 2020.

El Banco Nacional Checo (CNB), ha reducido la tasa de crecimiento del PIB al 2,6% para 2019 y al 2,9% en 2020.

Las estimaciones de las instituciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) o de la Comisión de la Unión Europea también han reflejado esa evolución en sus informes periódicos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé en sus últimas previsiones de octubre 2019, un crecimiento del PIB Real de la República Checa del 2,5% en 2019 y 2,6% en 2020.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) estima en una previsión de crecimiento del PIB real de la República Checa del 2,6% en 2019 y del 2,5% en 2020.

La Comisión Europea en sus previsiones de primavera estima crecimientos del 2,6% para 2019 y 2,5% para 2020.

En cuanto a las políticas macroeconómicas, a la austeridad presupuestaria característica de este país se une en 2018 una política monetaria más restrictiva, con un incremento de los tipos de interés con el objetivo de controlar los posibles riesgos sobre la inflación – situada en el 2,1% en 2018.

El dinamismo de la actividad económica de la República Checa se ha traducido en las tasas de paro más reducidas de la Unión Europea, y la escasez de mano de obra supone el principal reto actual de la política económica del país. Como primeras medidas, el Gobierno ya ha aprobado el incremento del salario mínimo hasta los 470€, y ha pactado incrementos salariales de 8-10% para el personal sanitario y educativo. En el mismo sentido, se han modificado los apoyos a la inversión en el país en detrimento de inversión creadora de mano de obra. Este incremento salarial podría suponer por otro lado una pérdida de ventaja comparativa de la República Checa frente a otros países del entorno. En 2018 el Gobierno checo ha aprobado una Ley de pensiones, que supuso un incremento de las pensiones de jubilación.

El salario promedio ha ido subiendo constantemente desde principios de 2014. Esto se debe a las buenas condiciones económicas y la presión sobre el crecimiento salarial, causado por la falta de trabajadores en el mercado laboral. Otra razón es el aumento de los salarios en el sector público. Aproximadamente el 66% de los empleados, sin embargo, no alcanzan el salario promedio.

Respecto al patrón de crecimiento, el objetivo de las autoridades es mantener un crecimiento orientado al exterior, que se caracterice en mayor medida por la diversificación sectorial y regional de sus exportaciones, orientada actualmente principalmente al sector del automoción y en más de un 80% a la Unión Europea.

Las relaciones económicas y comerciales entre los dos países son excelentes. Las cifras registradas en los últimos años muestran un valor creciente de las exportaciones, pero también de las importaciones, superiores a los niveles alcanzados antes del inicio de la crisis de 2008. Parece necesario potenciar la imagen-país de España en la República Checa para reducir el creciente déficit comercial existente.
 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

La República Checa ha mantenido una política de fuerte consolidación presupuestaria en los últimos 5 años, que se refleja eventualmente en el superávit presupuestario de 0,73% del PIB en 2016, del 1,5% en 2017 y del 0,9% en 2018. Se prevé un superávit del 0,3% para 2019.

Presupuesto del Estado. Para el Ministerio de Finanzas, abril de 2019, el superávit del sector público en 2018 ha sido del 0,9% del PIB y del 0,4% en términos estructurales. En 2017 el superávit fue del 1,5% y del 1,0% respectivamente. La marcha del presupuesto a lo largo año 2018 se explica porque el incremento de los gastos fueron superiores a los ingresos en varios puntos porcentuales. Estos superávits han permitido que la deuda pública se redujese al 32,7% del PIB en 2018. Para 2019 el Presupuesto aprobado implica un superávit del 0,3% del PIB y una reducción de la deuda pública al 31,3% del PIB. El déficit del Gobierno Central será compensado por el superávit de los gobiernos locales y de los fondos de seguridad social, de las compañías de seguro sanitario.

En 2018, el saldo presupuestario ha alcanzado un superávit del 0,9% del PIB, a pesar del aumento de la inversión y el consumo público, y de los incrementos salariales aprobados en 2016 para el sector médico y educativo, entre otros. La razón de tales superávits es un crecimiento superior a la media en los ingresos fiscales, al equilibrio presupuestario de los gobiernos locales y medidas contra la evasión fiscal. Los títulos impositivos que representan aproximadamente tres cuartas partes de los ingresos fiscales totales han estado creciendo alrededor de un 8% a lo largo de 2017.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Política monetaria. En línea con el Banco Central Europeo, el CNB tiene una política monetaria con un objetivo de inflación del 2%, en la banda del 1%-3%. Para cumplir con el mismo está aplicando una política intervencionista para frenar las presiones deflacionistas, utilizando como instrumentos de la misma el tipo de interés y el tipo de cambio.

Tipo de interés. A partir de 2017, el CNB empezó a subir los tipos de interés. Han sido ocho desde entonces los incrementos de 25 puntos básicos en el tipo de interés de los repos a dos semanas, que es el principal instrumento de su política monetaria. Dos en 2017, cinco en 2018 y la última en 2019. La primera el 4 de agosto de 2017; la segunda el 3 de noviembre; la tercera el 2 de febrero de 2018; la cuarta el 28 de junio; la quinta el 3 de agosto; la sexta el 27 de septiembre; la séptima el 1 de noviembre; y, la octava el 2 de mayo de 2019. Se ha pasado del 0% al 2% actual. Es el mayor nivel de los últimos diez años.

Se continúa así con la política monetaria austera que comenzó en abril de 2017. Era la primera vez, desde 2012, que se registró un cambio del tipo de interés, y que implicaba una subida desde el año 2008. En las reuniones de la Junta de Gobernadores del Banco Nacional Checo del 7 de febrero y 28 de marzo de 2019 se mantuvo el tipo de interés básico en el 1,75%. Las incertidumbres de entonces aconsejaron no subirlo, como estaba previsto inicialmente. El último incremento hasta el 2% es consecuencia de las presiones inflacionistas internas, las nuevas previsiones a la baja de la economía checa y una revaloración de la moneda menor de la esperada. Todo ello determinó que los siete miembros de la Junta de Gobernadores del CNB votaran a favor de un incremento de 0,25 puntos porcentuales.

Tipo de cambio. En 2017, el Consejo del CNB decidió concluir con el uso del tipo de cambio como un instrumento adicional para relajar las condiciones monetarias. Se había intervenido en el mercado de divisas, desde noviembre 2013 hasta el 6 de abril de 2017. Durante este periodo se mantuvo el tipo de cambio en los 27 CZK/€. Con esta medida, se volvía al régimen de una política monetaria convencional, en la cual los tipos de interés se convierten en el principal instrumento monetario.

A lo largo de 2017 y 2018 se registró una continua apreciación de la moneda checa, que sin embargo se detuvo en los últimos meses de 2018, con fluctuaciones entorno a los 25,6 CZK/€. El promedio del año 2018 fue de 25,6 CZK/€, de 26,3 CZK/€ en 2017 y de 27,0 CZK/€ en 2016. En octubre de 2019 se sitúa en 25,8 CZK/€.
 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

A. SECTOR PÚBLICO

• LEY DE RESPONSABILIDAD FISCAL (2017)

El esquema fiscal de la República Checa es uno de los más débiles en la UE. Los techos al gasto están en continúa revisión, y únicamente se aplica a los organismos del gobierno central. Además, el esquema fiscal no contempla adecuados mecanismos de coordinación, y tampoco cuenta con un consejo fiscal independiente con responsabilidad para evaluar el cumplimiento de las reglas fiscales y reforzar la transparencia y credibilidad de las finanzas públicas. La ley de Responsabilidad Fiscal, que fue aprobada en enero de 2017, pretende eliminar los errores anteriores. En esta ley se incluye, entre otras medidas, la noción del límite de deuda a nivel constitucional y el establecimiento de una institución independiente con responsabilidad en materia fiscal y presupuestaria.

• LEY DE FUNCIÓN PÚBLICA (2015)

En 2015, y como prerrequisito comunitario para acceder a la dotación de fondos asignada a la República Checa bajo el MPF 2014-2020, se aprobó la nueva Ley de Función Pública, que entró en vigor en enero de 2015. En ella se describe la función pública como actividad específica, el desarrollo de un sistema de contratación basado en evaluaciones transparentes, mejora de la capacitación de la administración pública, sistema de remuneración con detalle de componentes salariales, entre otras cuestiones. Su efectiva aplicación se ajusta a un calendario de trabajo. En febrero de 2015 se designó al Secretario de Estado para la Función Pública.

• LEY SOBRE CONTRATACIÓN PÚBLICA (2016)

El 29/4/2016 se publicó en el Boletín checo de leyes la nueva Ley checa nº 134/2016 sobre contratación pública, que entró en vigor el 01/10/2016, acompañada de la ley complementaria nº 135/2016, sobre diversos cambios relacionados con la aprobación de la ley principal. Esta nueva norma sustituye a la anterior ley checa nº 137/2006 sobre contratación pública, y responde a la trasposición de las Directivas de la UE nº 2014/23/UE sobre concesiones y nº 2014/24/UE sobre contratación pública, cuyo plazo de trasposición expiró en abril de 2016. El objetivo de la nueva legislación checa es establecer unas normas claras para prevenir la corrupción, garantizar el uso correcto de los fondos públicos y una competencia justa entre los participantes, reducir los documentos administrativos, simplificar proyectos, y utilizar más medios electrónicos y difusión de convocatorias. La nueva ley sobre contratos públicos en la República Checa No. 134/2016, desarrolla básicamente las licitaciones electrónicas, incrementa la información, reduce los procesos y mejora el acceso de las empresas a las mismas y se establecen medidas anti-corrupción. La República Checa (sus unidades orgánicas del Estado), el Banco Nacional Checo y las centrales de compras deberían pasar a la tramitación electrónica, incluida la presentación electrónica de ofertas como fecha límite el 18 de abril de 2017. Del mismo modo, la presentación electrónica debería hacerse obligatoria para todos los poderes adjudicadores y todos los procedimientos de contratación antes del 18 de octubre de 2018.

• SECTOR SANITARIO

La República Checa se enfrenta a importantes retos en el sector sanitario relativos a la necesidad de mejorar la atención primaria, reducir el uso excesivo de especialistas y cuidado hospitalario, y mejorar la efectividad coste de los hospitales. El Parlamento está discutiendo un nuevo sistema para una distribución más equitativa entre las compañías de seguros. El objetivo es moverse desde un modelo puramente demográfico a uno en el que implícitamente se tenga en cuenta otros parámetros como las condiciones crónicas. Además, y para contrarrestar posibles escaseces de plantilla médica las autoridades incrementaron el salario un 10% y establecieron un incremento salarial permanente para las enfermeras desde mediados de 2017.

• SISTEMA EDUCATIVO Y SALARIOS

Los salarios de los profesores incrementaron un 8% en septiembre de 2016. El Ministerio de Educación pretende que los salarios de los profesores alcancen el 130% de la media nacional en los próximos años, en línea con la solicitud de los sindicatos del sector.

El salario promedio en 2018 en términos brutos en la República Checa subió un 8,1 por ciento a Kc 31,885 (1.278 Euros).

El salario promedio ha ido subiendo constantemente desde principios de 2014. Esto se debe a las buenas condiciones económicas y la presión sobre el crecimiento salarial, causado por la falta de trabajadores en el mercado laboral. Otra razón es el aumento de los salarios en el sector público. Aproximadamente el 66% de los empleados, sin embargo, no alcanzan el salario promedio.

El crecimiento más rápido en el número de empleados se registra en Praga. La capital emplea a cerca del 20% de la población trabajadora en Chequia.

• VIVIENDA

Subvenciones al recubrimiento térmico de edificaciones. En 2013 el Ministerio de Medio Ambiente lanzó un segundo programa de subvenciones, denominado “Nová Zelená úsporám”, para el recubrimiento térmico de edificios que permita reducir el consumo de energía, que se financiaría con los esperados nuevos ingresos por ventas de derechos de emisión. En 2014 se ha lanzado una nueva edición de este programa, con duración hasta 2020. El nuevo programa era el sucesor del primer programa lanzado en abril de 2009 por dicho Ministerio, denominado “Luz verde al ahorro (de energía)” (Zelená úsporám), que contó con unos 19 mil millones de coronas checas (unos 760 millones de euros) en subvenciones para el aislamiento térmico de las viviendas. Dichos fondos se obtuvieron por la venta de derechos de emisión de gases invernadero a Japón, Austria y España.

• LEY DE PENSIONES

Aprobada por el Gobierno checo el 27 de febrero de 2018. Las pensiones de vejez para las personas mayores de 85 años se incrementarán en aproximadamente 1000 coronas checas mensuales (unos 40 Euros) a partir de enero de 2019. La ley introduce un incremento del componente fijo básico de las pensiones, que es común para todos los beneficiarios. Dicho componente fijo actualmente es el 9% del salario medio y se propone que sea del 10%, siendo el salario medio actual de algo más de 29.000 coronas (aproximadamente 1.140 euros).

Las nuevas medidas buscan un mayor crecimiento de las pensiones más reducidas. El incremento beneficia sobre todo a los pensionistas más antiguos, a las mujeres o las pensionistas con menores sueldos. Las personas que se jubilaron más recientemente recibirán un menor incremento.

El año pasado, el sistema estatal de pensiones tuvo superávit por primera vez en ocho años, con unos ingresos que superaron el volumen de pensiones distribuidas en 900 millones de coronas checas (35 millones de Euros), según los datos de la Administración de Seguridad Social de la República Checa.

B. SECTORES DE RED

• TELECOMUNICACIONES

Estrategia de economía digital. El 20 de marzo de 2013 el Gobierno aprobó la estrategia denominada República Checa Digital: hacia la economía digital, que tiene como objetivo contribuir al desarrollo de las comunicaciones electrónicas hasta el año 2020, apoyando la difusión de internet de alta velocidad, mejorando la accesibilidad y reforzando las habilidades digitales.

Inversión del sujeto pasivo en servicios de telecomunicaciones. La Dirección General Financiera revisó su guía metodológica del régimen de IVA en lo relativo a las ventas de servicios de telecomunicaciones. El mecanismos de inversión no es aplicable a los servicios para consumo propio o cuando se permite el uso a terceros consumidores.

• ENERGÍA

La Estrategia Energética del Estado. Aprobada en marzo de 2015, establece que la energía nuclear debe representar entre un 46 y un 58% de la electricidad anual bruta generada en el país para el año 2040, por lo que la República Checa planea expandir su capacidad nuclear de forma significativa. La energía nuclear planea así sustituir al carbón como pilar de generación energética, y se planea el progresivo cierre de minas de carbón, que conllevará que en 2040 el carbón y la hulla generen entre el 11 y el 21% de la energía eléctrica del país (frente al 47% actual).Para las energías renovables, prevé que en el año 2040 supongan entre un 18% y un 25% del total.

Ley Nuclear. Entró en vigor en enero de 2017, que tiene como objetivo apoyar la construcción de nuevas unidades nucleares en el país.

Ley de Energías Subvencionadas. En enero de 2013 entró en vigor la ley de energías subvencionadas, que unifica en una sola norma las ayudas a las energías renovables, a las fuentes secundarias de energía y a la generación combinada de energía eléctrica y calor con fuentes renovables. Esta ley persigue la consecución eficiente del objetivo de que la proporción de energías renovables sobre el consumo final bruto alcance el 13,5% en 2020.

• LEY DE GESTIÓN ENERGÉTICA

Desde enero de 2013 se requiere un certificado sobre el nivel de consumo energético para las ventas y alquileres de viviendas, según una nueva norma que entró en vigor el 20 de septiembre de 2012, y que transpone una directiva de la UE. Las casas necesitan este certificado desde enero de 2013 tanto para su venta como para su alquiler; sin embargo, los pisos lo necesitan desde enero de 2013 sólo en caso de venta, mientras que para su alquiler se requerirá a partir de enero de 2016. Los edificios de viviendas o de oficinas ya existentes obtendrán sus certificados gradualmente entre 2015 y 2019.

• POLÍTICA DE PRIVATIZACIONES

El Estado vendió una participación minoritaria del 44% de Czech Airlines (CSA) a Korean Air por un importe de 67,5 millones de coronas checas (unos 2,7 millones de Euros) en abril de 2013. Posteriormente, en diciembre de 2013 Korean Air decidió ejercer su opción de adquirir otro 34% de las acciones controladas por el Estado para seguidamente vendérselas a Travel Service, empresa privada checa propietaria de las líneas aéreas Smart Wings, que ya había intentado hacerse con el control de Czech Airlines (CSA) en un anterior proceso de privatización cancelado. Por tanto Czech Airlines (CSA) tiene actualmente mayoría de capital privado, con una participación del 20% del Estado checo.

No se prevén actualmente privatizaciones de otras empresas con participación mayoritaria estatal, como Aeropuerto de Praga, el correo Ceská Pošta, los ferrocarriles checos Ceské Dráhy, la empresa eléctrica CEZ, la empresa de explosivos Explosia, la cervecera Budcjovický Budvar, y, la empresa forestal Lesy CR.

• SECTOR INDUSTRIAL

Iniciativa industria 4.0. Aprobada el 24 de agosto de 2016. El Gobierno aprobó el documento "Industria 4.0 - la iniciativa para la República Checa" en agosto de 2016 como estrategia nacional con el objetivo a largo plazo de promover un nuevo enfoque en la industria, el desarrollo industrial, la investigación y la educación para mejorar la competitividad de la República Checa República. Por lo tanto, la iniciativa Industria 4.0 se convirtió en un tema nacional checo.

La iniciativa Industria 4.0 asume la necesidad de una mayor sinergia entre la academia, las grandes, medianas y pequeñas empresas, los fabricantes y los usuarios de las tecnologías de automatización e informática. Más que nunca, especialmente debido a los altos costos de capital en la implementación de los principios de Industria 4.0, la velocidad de los cambios tecnológicos y la estandarización, es necesario interconectar a todos los actores que operan en el sector manufacturero.

La Iniciativa incluye medidas para promover la inversión y la estandarización, así como la investigación aplicada, y aborda cuestiones relacionadas con la ciberseguridad, la logística y la normalización. La República Checa es un país con una de las tradiciones industriales más largas y su futuro sigue estando ligado a la industria. La Cuarta Revolución Industrial trae consigo una serie de desafíos, pero sobre todo brinda una oportunidad única para garantizar la competitividad a largo plazo de la República Checa en el entorno competitivo global.

La iniciativa Industria 4.0 es un ejemplo convincente de éxito que se basa en la integración de diversos enfoques y en la colaboración transparente entre disciplinas y sectores, no solo en el mundo físico sino también en el mundo cibernético.

Para ello se apoya en requisitos de estandarización, seguridad y garantía y tiene gran impacto en el mercado de trabajo y en el ámbito social, en el sistema educativo. Requiere de cambios legales e implica un uso eficiente de los recursos, reduciendo el consumo de energía y materias primas, incremento de la productividad, optimización de la logística, soluciones tecnológicas descentralizadas de generación y distribución de energía e infraestructura urbana inteligente.

La Iniciativa Industria 4.0 supone un apoyo a los proyectos de inversión, que serán extremadamente intensivos en capital. Por lo tanto, la República Checa debería proporcionar apoyo financiero a las empresas que inviertan en la modernización de dichos procesos productivos.

• SECTOR FINANCIERO

Enmienda a la Ley de Insolvencia. Una importante enmienda a la ley de insolvencia entró en vigor el pasado julio de 2017, que cambia varios aspectos del procedimiento de insolvencia, como garantizar los derechos contingentes – incluidas las garantías bancarias- , evaluación de la insolvencia de la compañía y de la petición de la insolvencia, y alivio de la deuda.

Enmienda a la ley de blanqueo de capitales. La enmienda amplia el campo de entidades obligadas y sus obligaciones, así como la definición de “persona expuesta políticamente”. Las entidades que están obligadas deberán tomar las medidas pertinentes para identificar y evaluar los riesgos de blanqueo de capitales y financiación de terrorismo, Además, información sobre los beneficiarios debe archivarse para el registro público central.

C. COMERCIO INTERIOR

Ley de Registro Electrónico de Ventas (EET). Esta ley se aprobó en marzo de 2016 y es de aplicación para hoteles y restaurantes desde diciembre de 2016 y para minoristas y distribuidores desde marzo de 2017. En junio la Cámara de Diputados aprobó también la ley que establece que las tiendas grandes cierren siete días seleccionados de vacaciones nacionales.

A lo largo de 2017 el registro electrónico de ventas no ha mejorado la situación en el mercado minorista desde su lanzamiento y los controles fiscales son laxos. Parece ser que la situación sobre el incremento de la recaudación no ha mejorado mucho. Los minoristas y mayoristas tienen que registrar sus ventas electrónicamente desde marzo de 2017.

Ley sobre préstamos al consumidor. Aprobada en junio de 2016 para aumentar la protección del consumidor. En octubre de este mismo año se incluyó una enmienda por la cual los agricultores dedicados a la producción animal podrán recuperar una parte de los impuestos sobre carburantes (el llamado green diesel oil).

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex