Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

La distribución porcentual del PIB por sectores de la economía checa es la propia de un país desarrollado industrial. El sector terciario es el que más peso tiene en la economía, representando más del 60% en 2020; seguido del sector secundario, con un peso superior al 30%. Por su parte, el sector primario cada vez representa un porcentaje menor del PIB del país, con una cifra inferior a 3% en 2020.

 

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DEL PIB POR SECTORES

Sectores simplificados

2017

2018

2019

2020 (E)

Sector Primario

3,0

2,8

2,7

2,6

Agricultura, pesca y silvicultura

2,3

2,1

2,1

2,1

Minería y extracción

0,7

0,7

0,6

0,5

Sector Secundario

35,7

34,6

34,3

34,2

Industria

30,2

29,0

28,7

28,3

Construcción

5,5

5,6

5,6

6,0

Sector Terciario

61,3

62,6

63,0

63,2

Fuente: CSU

 

La distribución porcentual del PIB por el lado de la demanda, por componentes del gasto, muestra unos porcentajes estables en los cuatro últimos años. El consumo final se ha incrementado hasta el 68,6%; de los que más del 46% fue consumo privado y más del 20% consumo público. La formación bruta de capital está por encima del 24%; y, la aportación exterior en términos de balanza de bienes y servicios casi en el 7%.   

     

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DEL PIB POR COMPONENTES DEL GASTO

Componentes del Gasto

2017

2018

2019

2020 (E)

Consumo Final

66,1

66,9

67,0

68,6

Consumo privado

46,6

46,7

46,5

46,1

Consumo público

18,8

19,4

19,7

21,6

Otros

0,7

0,8

0,9

0,9

Formación Bruta de Capital

26,4

27,2

26,9

24,5

Balanza de Bienes y Servicios

7,5

5,9

6,0

6,9

Exportaciones de bienes y servicios

80,0

77,9

75,4

78,7

Importaciones de bienes y servicios

72,5

72,0

69,4

69,8

Fuente: CSU

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

 

 

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DEL PIB POR SECTORES

Sectores

2016

2017

2018

1

Industria manufacturera

39,06

39,14

38,36

2

Comercio mayorista y minorista; reparación de vehículos

8,86

9,13

9,32

3

Construcción

6,82

6,75

7,14

4

Actividades y servicios inmobiliarios

6,31

6,33

6,41

5

Transporte y almacenamiento

5,93

5,79

5,74

6

Actividades profesionales, técnicas y científicas

4,78

4,77

4,91

7

Información y comunicación

3,91

3,88

3,96

8

Admón. pública y defensa; seguridad social obligatoria

3,53

3,51

3,13

9

Electricidad, carbón, gas y aire acondicionado

3,41

3,34

3,60

10

Actividades financieras y seguros

3,06

2,94

2,87

11

Sanidad y servicios sociales

2,82

2,77

2,84

12

Agricultura, pesca y silvicultura

2,31

2,25

2,21

13

Educación

2,12

2,12

2,20

14

Actividades y servicios administrativos y de apoyo

2,0

2,08

2,15

15

Alojamiento y servicios de hostelería

1,7

1,81

1,81

16

Suministro de agua; alcantarillado, desechos y otros

1,06

1,08

1,09

17

Arte y entretenimiento

0,95

0,93

0,90

18

Otros servicios y actividades

0,76

0,75

0,76

19

Minería y extracción

0,57

0,58

0,56

20

Actividades del hogar

0,04

0,04

0,04

 

TOTAL

100,00

100,00

100,00

 

 

En cambio, respecto a la distribución porcentual del PIB por componentes del gasto si se dispone de la información de 2019.

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DEL PIB POR COMPONENTES DEL GASTO

 
 

                                       Conceptos

2017

2018

2019

 

Consumo Final

66,61

67,61

67,82

 

Consumo privado

46,78

47,07

46,8

 

Consumo público

19,18

19,87

20,35

 

Otros

0,64

0,66

0,67

 

Formación Bruta de Capital

25,87

26,16

26,06

 

Balanza de Bienes y Servicios

7,52

6,23

8,88

 

Exportaciones de bienes y servicios

80,69

78,85

80,84

 

Importaciones de bienes y servicios

73,16

72,62

71,96

 

 

Fuente: CSU

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Las graves consecuencias económicas de la pandemia COVID-19, que se extendió por el mundo en febrero de 2020, se empezaron a sentir en Europa y en Chequia a mediados de marzo. Se cerró casi en su totalidad la economía checa. A partir de abril se inició un proceso de apertura, que se volvió casi a cerrar desde el 5 de octubre con la segunda ola. Se abrió ligeramente con la Navidad, pero se ha ido de nuevo restringiendo en el primer trimestre del año 2021, durante la tercera ola, con medidas más restrictivas. Se está reabriendo desde el 3 de mayo, y sobre todo a partir del 10 de mayo el comercio. 

En el informe anual elaborado por el Ministerio de Finanzas y el Banco Nacional Checo (CNB), a principios de diciembre, sobre la «Evaluación del cumplimiento de los Criterios de Maastricht de la República Checa con el Euro», recomendaba nuevamente que, por ahora, no se fije una fecha de adopción del euro. En el informe se señala que en 2020 no se cumplía el criterio de la estabilidad de los precios debido a la inflación, ni el criterio de sostenibilidad de las finanzas públicas, ya que se esperaba que el déficit superase el 6% del PIB. El Gobierno aprobó este informe en su reunión del 7 de diciembre 2020.

 

Todas las previsiones macroeconómicas de evolución de la economía Checa para 2020-2022, anteriores a la COVID-19, pasaron a la historia. A partir de abril 2020 se empezaron a publicar las nuevas de organizaciones multilaterales como el FMI, la OCDE, La Comisión de la UE o las propias checas del Ministerio de Finanzas, El Banco Nacional Checo (CNB) o de la Oficina de Estadísticas Checa (CSU). El riesgo de todas ellas era, y sigue siendo, las incertidumbres sobre la gravedad y duración de la pandemia. 

 

Situación de la economía checa en 2020. Hasta 2019 los datos de la economía checa, excepto en la tasa de inflación, reflejaban una situación de crecimiento sostenible mejor que la media de los países de la UE. La tensión inflacionista era consecuencia de las tensiones en el mercado de trabajo, con una demanda superior a la oferta y un crecimiento significativo de los salarios medios.

 

La situación de la economía checa en 2020 estuvo marcada por la crisis económica generada por la pandemia de la COVID-19. Después del cuasi parón del segundo trimestre se empezó a recuperar en el tercero, para volver a sufrir un deterioro durante el cuarto trimestre. El año acabó con un PIB del -5,6%, una tasa de inflación del 3,2% y un desempleo del 2,7%. Pero con una contribución positiva del sector exterior, con un saldo de la balanza por cuenta corriente del 3,6% del PIB.

 

Medidas económicas del Gobierno para hacer frente a la COVID-19. El Gobierno ha estado adoptando, actualizando y prorrogando las distintas medidas de política monetaria, fiscal, financiera, laboral, y sectorial, desde el principio de la pandemia en marzo de 2020, en defensa de la economía. Son múltiples los programas COVID sectoriales que se han establecido en ayuda de trabajadores y empresas. Entre las medidas más recientes se encuentran sobre todo en el paquete fiscal del Presupuesto del Estado de 2021 y en la prolongación de los programas Antivirus A Plus y B de política laboral, primero hasta finales de febrero y ahora hasta junio de 2021. La Oficina Económica Comercial de Praga actualiza el informe de «Medidas Económicas Adoptadas por el Gobierno Checo para hacer frente a la COVID-19».

 

Reapertura de la economía checa. El movimiento de mercancías se mantuvo con total libertad desde el 12 de marzo. A finales de abril 2020 se inició el primer proceso de apertura de la economía que se había cerrado y de liberalización de los movimientos de personas. El 1 de julio se habían suprimido la gran mayoría de las restricciones económicas. Pero, a partir del sábado 25 de julio, los ciudadanos en Chequia volvieron a estar obligados a usar mascarillas en eventos bajo techo. El verano fue tranquilo, sin grandes problemas.

 

Con la llegada de la segunda ola, después del verano, se volvieron a adoptar medidas restrictivas, sobre todo a partir del 5 de octubre. Se inició una breve reapertura a partir del jueves 3 de diciembre, que solo duró días. Se estableció un Sistema de Vigilancia Epidemiológica (PES), con un índice de 0 a 100 puntos, en base a los datos de cuatro variables. Distinguía cinco niveles y en función del nivel del país se liberalizarían las actividades económicas. Pero a partir de finales de marzo 2021 se dejó de utilizar el PES.

 

Al principio de 2021 se inició la tercera ola volviendo a adoptarse medidas restrictivas económicas sin llegar al cierre total de la economía. Las medidas se endurecieron desde finales de febrero. El Gobierno sigue obligando a todas las empresas y centros de trabajo, públicos o privados, a realizar test obligatorios semanales a sus trabajadores, por lo menos hasta finales de junio. Desde el 3 de mayo, y sobre todo a partir del 10 de mayo, comenzó la retirada de las restricciones al comercio minorista. Los hoteles abrirán el 24 de mayo.  

Situación de la economía checa en 2021. Las estimaciones del FMI de abril 2021, proyectan un crecimiento positivo para la economía checa del 4,2% en 2021. Asimismo, prevé que la inflación se sitúe en un 2,3%; con una tasa de desempleo del 3,4% y un saldo de la cuenta corriente del 0,9% sobre el PIB del país. Estas previsiones son más optimistas que las del Ministerio de Finanzas Checo que sitúa un crecimiento de la economía checa del 3,1%, con una inflación del 2,5%. Según el Ministerio, la tasa de desempleo será del 3,6%, similar a la estimada por el FMI, y el balance de la cuenta corriente representará el 1,3% del PIB. Chequia ha conseguido volver a tener acceso a los recursos del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), a pesar de haberse graduado en 2007.  

De cara al futuro, tanto las organizaciones internacionales como las nacionales señalan que la economía checa será una de las primeras en recuperarse, cuando finalice los problemas de la COVID-19, y volverá a situarse en un trimestre en los niveles que tenía en los primeros meses de 2020. Entonces tendrá que enfrentarse a «problemas estructurales». 

 

A principios de mayo la agencia de rating Moody’s confirmó la calificación Aa3 de Chequia, pero con perspectiva negativa, cuando en febrero era estable. La agencia de rating afirma que si se mantiene la tendencia al alza de la deuda pública, esta calificación se rebajará en los próximos años. Para Moody's la resistencia económica de la República Checa a medio y largo plazo sigue siendo fuerte. Chequia había entrado en la crisis con un bajo nivel de deuda pública y una buena posición en los mercados de bonos. En comparación con países con la misma calificación, como Bélgica y Reino Unido, Chequia tiene un mayor potencial de crecimiento económico. 

Presupuesto del Estado 2021. Después de ser aprobado por la Cámara de Diputados y no ser firmado ni vetado por el presidente Zeman, la Ley entró en vigor el 1 de enero de 2021. El déficit previsto era de 320.000 MCZK. Ya se ha aprobado su incremento hasta los  500.000 MCZK. En el Presupuesto de 2020 el déficit inicial era de 40.000 MCZK. Se amplió tres veces hasta los 500.000 MCZK. Al final fue de 367.400 MCZK, el 6,5% del PIB. Las regiones (déficit) y ayuntamientos (superávit) tuvieron un superávit conjunto de 14.000 MCZK en 2020. El Ministerio de Finanzas estima que la deuda pública se incrementará del 38,1% de 2020, al 44,4% en 2021 y al 46,9% en 2022. 

También con el presupuesto 2021 se aprobó un paquete de medidas fiscales, con subidas y bajadas de impuestos. Se suprime en el impuesto sobre la renta de las personas físicas, el salario «superbruto» y se fija unos porcentajes únicos del impuesto del 15% con carácter general y del 23% a los individuos con ingresos mensuales superiores a 140.000 CZK. Se incrementan determinados impuestos al consumo, como el del tabaco en un 10% en 2021 y en un 5% en los años 2022 y 2023. Para compensar pérdidas fiscales de regiones y ciudades, por determinadas exenciones, se les incrementa los porcentajes de asignación de impuestos: a las ciudades y ayuntamientos del 23,58% al 25,84%; y, a las regiones del 8,92% al 9,78%.   

Programa de Convergencia 2021. El 26 de abril 2021 se aprobó el «Programa de Convergencia 2021» para la entrada en la Unión Monetaria (Euro), tema que sigue sin interesar a nivel político, en el que se describe la política presupuestaria del Gobierno y el desarrollo de las finanzas públicas para los próximos años. Se prevé una deuda financiera pública del 8,8% en 2021 y 5,9% en 2022. De acuerdo con este programa, el Ministerio de Finanzas están preparando medidas de austeridad para reducir el déficit y la deuda pública en los años 2023 y 2024.  

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia A finales de abril 2021, el Gobierno presentó a Bruselas el «Plan Nacional de Recuperación. Una hoja de ruta para la recuperación y la resiliencia de la República Checa» en el que se presentan las reformas e inversiones que planea hacer el país con los fondos extraordinarios de la Nueva Generación de la Unión Europea (NGUE). La cantidad asignada al plan de recuperación de dichos recursos es de 192.267,6 millones de coronas, más de 7.500 M€. En total recibirá en los próximos siete años de la UE 35.700 M€, incorporando los recursos del Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027. De acuerdo con el Plan, los fondos se destinarán, principalmente, a: transformación digital; infraestructura física y transición verde; educación y mercado laboral; instituciones, regulación y apoyo empresarial en respuesta a la COVID-19; investigación, desarrollo e innovación; y salud y resiliencia de la población.

Producto Interior Bruto (PIB). El PIB checo sufrió una caída en 2020 del 5,6%, la mayor en la historia moderna del país. Es un porcentaje negativo pero inferior al inicialmente previsto y mejor al de la media de la UE. Ha contribuido positivamente el comportamiento del sector industrial y sobre todo del sector exterior, frente a la caída de la demanda interna por el menor consumo de los hogares, a pesar del aumento del gasto público. Los sectores del comercio, transporte y hostelería son los más afectados, así como la industria, la construcción y los servicios. En 2021 las estimaciones del Ministerio de Finanzas son de un crecimiento del 3,1% y las del FMI del 4,2%. Por su parte el CNB en su última previsión de finales de abril ha reducido el crecimiento del 2,1% al 1,2% en 2021, y lo ha incrementado para 2022 del 3,8% al 4,3%.

 

El PIB en el primer trimestre de 2021 sufrió una caída del 0,3% intertrimestral. En términos interanuales el descenso ha sido del 2,1%. La evolución interanual negativa del PIB se debió principalmente a la constante disminución del gasto en consumo final de los hogares. Por el contrario, el gasto en consumo final de las administraciones públicas y la demanda exterior contribuyeron positivamente, pero en ambos casos menos que a finales del año pasado. El empleo aumentó un 0,2% intertrimestral y disminuyó un 1,6% en comparación con el mismo trimestre del año pasado.

Tasa de Inflación. El IPC de la República Checa es muy superior al de la mayoría de los países de la UE. Se sitúa en los últimos años y meses por encima del 2% y superando el 3%. Finalizó 2020 en el 2,3%. En enero 2021 se situó en el 2,2% y en el 2,1% en febrero. Pero en marzo y abril se ha ido incrementando al 2,8% y 3,1% respectivamente. Existe una presión inflacionista como consecuencia de la rigidez de determinados mercados, sobre todo del laboral y de las presiones de demanda como consecuencia de los incrementos salariales que no son acompañados de incrementos de productividad. El objetivo de la política monetaria del CNB es que la inflación se sitúe entre el 2% y el 3%.  

Tipos de interés. En 2018 y 2019, para hacer frente a las tensiones inflacionistas, el CNB fue incrementado el tipo de interés básico, repos a dos semanas, en 25 puntos hasta situarlo en el 2,25%. En el mes de marzo de 2020 lo disminuyó en 125 puntos básicos y en mayo otros 75 puntos básicos para dejarlo en el 0,25%. La transición del 2,25% al 0,25%, de 200 puntos básicos, fue en tres pasos: el día 16 de marzo del 2,25% al 1,75%; el día 26 de marzo del 1,75% al 1%; y, el 7 de mayo del 1% al 0,25%. Desde entonces, en sus reuniones mensuales el CNB, casi por unanimidad, ha seguido manteniendo los tipos inalterables. Los responsables del CNB han indicado que es probable que los tipos se mantengan sin cambios hasta la segunda mitad de este año. Se espera que tengan una subida en agosto y otra en noviembre, consecuencia de la presión inflacionista. 

Tasa de Paro. El mercado laboral es bastante dinámico, pero con una fuerte presión de la demanda. La situación del mismo empeoró en 2020 finalizando en el 4%. Pero es la tasa de desempleo más baja de la UE. En paro registrado, según el Ministerio de Trabajo, la tasa se ha incrementado mínimamente en los primeros meses de 2021 del 4,3% en enero se ha ido reduciendo hasta el 4,1% de abril. Es decir, se mantiene entorno al 4%.  

Deuda pública. La deuda se redujo en 2018 hasta el 32,1% del PIB. En 2019 alcanzó un superávit del 0,3% del PIB del sector público y una reducción de la deuda pública al 30,3%. El déficit del Gobierno Central se compensó con los superávit de los gobiernos locales y de los fondos de seguridad social y de las compañías de seguro sanitario. En 2020 la deuda del Estado se incrementó hasta el 38,1% del PIB. En 2012 la deuda llegó al 40,8%.   

Tipo de cambio. El 6 de abril de 2017, el CNB decidió dejar de intervenir en el mercado de divisas para mantener el tipo de cambio en los 27 CZK/EURO, política que había iniciado en noviembre de 2013. Desde entonces la corona checa se fue revalorizando, con volatilidad. Las previsiones eran que se situaría al finalizar el año 2019 por debajo de las 25 CZK/EURO. El tipo de cambio medio en 2019 fue de 25,67 CZK/EURO. Con la pandemia la moneda se llegó a situar en los 27,5 CZK/EURO, en los momentos de mayor tensión. Terminó el año en 26,25 CZK/EUR, con una media anual de 26,44 CZK/EUR. Durante los primeros meses de 2021 la moneda se ha ido revalorizando, rompiendo en abril la barrera de los 26 CZK/EUR, acercándose a las 25,5 CZK/Euro en las primeras semanas de mayo. 

Bolsa de Praga. Terminó el índice PX de la Bolsa en 2020 casi como lo empezó, pero con una fuerte caída en marzo por la COVID-19 hasta los 690,37 puntos a mediados del mismo; y, una menor en octubre en 848,85 puntos, que solo se recuperó al final del año. El índice PX empezó el año 2020 en los 1.100 puntos y lo cerró en 1.027,14 puntos, índice del mes de marzo. En el primer cuatrimestre de 2021 se ha mantenido por encima de los 1.000 puntos. La recuperación de la actividad económica está teniendo un impacto con subidas de la Bolsa por encima de los 1.100 puntos. El índice PX había caído un 9% en 2018 y crecido un 13% en 2019.  

Balanza por Cuenta Corriente. El saldo ha sido positivo en 2020, con un superávit que se estima en el 3,6% del PIB, cifra que contrasta con el resultado negativo de 2019 del -0,3%. La balanza comercial en el segundo semestre del año se benefició de un aumento de las exportaciones de vehículos, un descenso de las importaciones de bienes de equipo y el bajo precio del petróleo. Asimismo, la reducción del déficit del saldo primario ha contribuido al saldo positivo. Las proyecciones de abril del Ministerio de Finanzas para 2021 sitúan el saldo de la balanza por cuenta corriente en un 1,3% del PIB.

Comercio exterior de mercancías. El saldo positivo es uno de los motores principales de la economía durante los últimos años. En 2020 la suma de exportaciones e importaciones representaron casi el 149% del PIB. Destaca el elevado grado de concentración de su comercio exterior en los países de la UE 27. Representaron el 79,5% de sus exportaciones y el 59,2% de sus importaciones. Destaca Alemania, con el 32,5% de sus exportaciones y el 23,3% de sus importaciones. En el primer de 2021, el comportamiento del sector exterior ha seguido siendo muy positivo, incrementándose mes a mes los superávit comerciales por el mayor crecimiento de las exportaciones que el de las importaciones.

Reservas exteriores. Al finalizar 2020 el volumen total de reservas oficiales internacionales según el CNB era de 135.074,4 M€ ó 165.756,2 M$. Desde el comienzo de 2021 las reservas de euros se han visto incrementadas hasta alcanzar, a fecha de 30 de abril, los 138.073,1 M€ ó 166.792,1 M$.   

Distribución de la renta. Según datos de Eurostat el índice Gini de la República Checa en 2019 es 24,0. Es, después de Eslovenia (23,9) y Eslovaquia (22,8), el país de la UE con una diferencia menor entre los salarios de los ricos y los pobres.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

CUADRO 1: PRINCIPALES INDICADORES MACROECONÓMICOS

PRINCIPALES INDICADORES MACROECONÓMICOS

Datos económicos

2017

2018

2019

2020 (E)

2021 (P)

PIB Nominal en Mm CZK

5.111

5.410

5.749

5.613

5.874

PIB Nominal (%)

6,5

5,8

6,3

-2,4

4,7

PIB Real (%)

5,2

3,2

2,3

-6,1

3,1

Consumo privado (%)*

4,0

3,5

3,0

-5,1

3,3

Consumo público (%)*

1,8

3,8

2,2

2,1

2,9

Formación bruta de capital (%)*

6,5

7,7

1,6

-13,2

3,9

Contribución de las exportaciones netas (%)*

1,2

-1,2

0,0

-0,6

-0,1

Contribución del cambio en inventario (%)

0,5

-0,5

-0,2

-1,4

0,0

Deflactor del PIB (%)*

1,3

2,6

3,9

4,0

1,5

Tasa de inflación media (%)

2,5

2,1

2,8

3,2

1,9

Crecimiento del Empleo (%)

1,6

1,4

0,2

-1,1

-0,6

Crecimiento tasa de desempleo (%)

2,9

2,2

2,0

2,6

3,3

Balanza cuenta corriente (% PIB)

1,5

0,4

-0,3

3,6

1,4

Saldo presupuestario (% PIB)

1,5

0,9

0,3

-5,8

-6,6

Tipo de Cambio CZK/EUR

26,3

25,6

25,7

26,4

26,1

*Crecimiento. Año base 2015. (E) Estimación; (P) Previsión

Fuente: Ministerio de Finanzas de la República Checa

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

En cuanto a las políticas macroeconómicas, a la austeridad presupuestaria característica de este país se unió en 2018 una política monetaria más restrictiva, con un incremento de los tipos de interés con el objetivo de controlar los posibles riesgos sobre la inflación, situada entonces en el 2,1%. 

La situación económica creada por la COVID-19 ha cambiado radicalmente los objetivos de política económica del gobierno checo a corto plazo. Actualmente todas las decisiones de política económica fiscal, monetaria, financiera y sectorial están dirigidas a reducir al máximo los efectos negativos de la recesión.  

Respecto al futuro, cuando se supere la pandemia, el objetivo de las autoridades es mantener un crecimiento orientado al exterior, que se caracterice en mayor medida por la diversificación sectorial y regional de sus exportaciones, orientada actualmente principalmente al sector del automoción y en más de un 80% a la Unión Europea.  

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Como consecuencia del COVID-19 todas las previsiones que se habían realizado por parte de instituciones públicas y privadas, nacionales o extranjeras sobre la evolución de la economía de la república Checa no son representativas. La dimensión de la recesión dependerá de la duración y de la evolución de la pandemia.

 

PREVISIONES ECONÓMICAS DE LA REPÚBLICA CHECA

Conceptos

2020

2021

2022

2023

Tasa de crecimiento anual del PIB (%)

Ministerio de Finanzas Checo

-6,1

3,1

3,1

2,5

Banco Central Checo

-5,8

2,2

3,8

n.d.

Comisión UE

-5,7

3,2

5

n.d.

OCDE

-9,5

2,8

2,6

n.d.

FMI

-6,5

5,1

4,3

4

Inflación (%)

Ministerio de Finanzas Checo

3,2

1,9

2,0

1,9

Banco Central Checo

3,4

2,4

n.d.

n.d.

Comisión UE

3,3

2,5

2,2

n.d.

OCDE

3,0

2,0

2,0

n.d.

FMI

3,3

2,4

2,2

2,0

Tasa de desempleo (%)

Ministerio de Finanzas Checo

2,6

3,3

3,3

3,2

Banco Central Checo

3,2

n.d.

n.d.

n.d.

Comisión UE

2,7

3,3

3,2

n.d.

OCDE

3,4

3,6

3,6

n.d.

FMI

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

Tipo de Cambio (CZK/€)

Ministerio de Finanzas Checo

26,4

26,1

25,6

25,1

Banco Central Checo

26,3

25,8

24,9

n.d.

Comisión UE

26,59

27,21

27,21

n.d.

OCDE

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

FMI

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

Saldo Presupuestario (% PIB)

 

 

 

 

Ministerio de Finanzas Checo

-5,8

-6,6

n.d.

n.d.

Banco Central Checo

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

Comisión UE

-6,2

-4,7

-3,7

n.d.

OCDE

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

FMI

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

Deuda Pública (% PIB)

 

 

 

 

Ministerio de Finanzas Checo

38,3

33,3

n.d.

n.d.

Banco Central Checo

n.d.

n.d.

n.d.

n.d.

Comisión UE

37,9

40,6

42,2

n.d.

OCDE

40,2

44,6

n.d.

n.d.

FMI

30,6

29,8

29,1

28,2

Fuentes: Ministerio de Finanzas de la República Checa, Banco Central Checo, Comisión de la Unión Europea, OCDE, FMI

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Al inicio de la crisis en marzo 2020, el Gobierno Checo disponía de margen de actuación en su política económica fiscal y monetaria para hacerla frente. Fue adoptando conjuntos de medidas económicas monetarias, fiscales, laborales, financieras, coyunturales y estructurales, para hacer frente a los graves problemas económicos de la COVID-19. Con el paso de las semanas, fue actualizando las existentes, ampliando la duración y alcance o incorporando nuevas, sobre todo para sectores concretos de la actividad económica. Muchas de las medidas nacieron con carácter extraordinario y con un límite de tiempo. Pero el mismo se ha ido ampliando en práctica totalidad de los casos. Se espera que su vigencia se mantenga mientras dure la pandemia. 

Políticas económicas del Gobierno. Se pueden considerar cinco líneas de actuación en la política económica del Gobierno. Una de ellas en colaboración con el Banco Nacional Checo (CNB). Son: a) medidas de política monetaria; b) medidas de política fiscal; c) medidas de política laboral;  d) medidas de política financiera; y, e) medidas sectoriales.   

Según las predicciones macroeconómicas publicadas en enero de 2021 por el Ministerio de Finanzas, el porcentaje de endeudamiento público respecto al PIB se verá incrementado, hasta llegar a casi el 40%. Su política monetaria es la de facilitar la liquidez y mantener el tipo de interés básico próximo al 0%, en el 0,25%. En cuanto a las reformas estructurales y sectoriales su objetivo sigue siendo implementar una estrategia innovadora para incrementar el valor añadido de la economía checa.    

 

Reapertura de la economía Checa. El movimiento de mercancías se mantuvo con total libertad desde el 12 de marzo. A finales de abril 2020 se inició el primer proceso de apertura de la economía que se había cerrado y de liberalización de los movimientos de personas. El 1 de julio se habían suprimido la gran mayoría de las restricciones económicas. Pero, a partir del sábado 25 de julio los ciudadanos en Chequia volvieron a estar obligados a usar mascarillas en eventos bajo techo. El verano fue tranquilo, sin grandes problemas.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

El Banco Nacional Checo (CNB) redujo el tipo de interés básico del 2,25% al 1% en dos pasos. El 16 de marzo del 2,25% al 1,75%; y, el 26 de marzo hasta el 1%. Entre las principales medidas fiscales y de ayuda a empresas y trabajadores, la mayoría para un periodo entre tres y seis meses, se pueden señalar: aplazamientos en los pagos de diversos impuestos; suspensión de la obligación del Registro Electrónica de Ventas (EET); modificación del Presupuesto del Estado 2020 para incrementar su déficit de 40.000 a 200.000 MKc; ayudas a empresas y trabajadores pata facilitar el trabajo a tiempo parcial (Kurzarbeit); Programa de Préstamos COVID, con el Banco Checo-Moravo de Garantía y Desarrollo (CMZRB), de 10.000 MKc; medidas de apoyo al turismo; y, a la agricultura y los bosques.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Uno de los principales problemas de la economía checa de cara al futuro, una vez que se supere la COVID-19 es el de sus problemas estructurales. Son muchas las leyes que regulan sus relaciones económicas internas que tendrán que adecuarse a las nuevas condiciones de los mercados económicos globales y sobre todo de la propia Unión Europea (UE).

 

A continuación se describirá el marco legal que regula las relaciones económicas dentro de la República Checa.

 

A. SECTOR PÚBLICO

 

• Ley de responsabilidad Fiscal (2017). El esquema fiscal de la República Checa es uno de los más débiles en la UE. Los techos al gasto están en continúa revisión, y únicamente se aplica a los organismos del gobierno central. Además, el esquema fiscal no contempla adecuados mecanismos de coordinación, y tampoco cuenta con un consejo fiscal independiente con responsabilidad para evaluar el cumplimiento de las reglas fiscales y reforzar la transparencia y credibilidad de las finanzas públicas. La ley de Responsabilidad Fiscal, que fue aprobada en enero de 2017, pretende eliminar los errores anteriores. En esta ley se incluye, entre otras medidas, la noción del límite de deuda a nivel constitucional y el establecimiento de una institución independiente con responsabilidad en materia fiscal y presupuestaria.

 

• Ley de Función Pública (2015). En 2015, y como prerrequisito comunitario para acceder a la dotación de fondos asignada a la República Checa bajo el MPF 2014-2020, se aprobó la nueva Ley de Función Pública, que entró en vigor en enero de 2015. En ella se describe la función pública como actividad específica, el desarrollo de un sistema de contratación basado en evaluaciones transparentes, mejora de la capacitación de la administración pública, sistema de remuneración con detalle de componentes salariales, entre otras cuestiones. Su efectiva aplicación se ajusta a un calendario de trabajo. En febrero de 2015 se designó al Secretario de Estado para la Función Pública.

 

• Ley sobre Contratación Pública (2016). El 29/4/2016 se publicó en el Boletín checo de leyes la nueva Ley checa nº 134/2016 sobre contratación pública, que entró en vigor el 01/10/2016, acompañada de la ley complementaria nº 135/2016, sobre diversos cambios relacionados con la aprobación de la ley principal. El objetivo de la nueva legislación checa es establecer unas normas claras para prevenir la corrupción, garantizar el uso correcto de los fondos públicos y una competencia justa entre los participantes, reducir los documentos administrativos, simplificar proyectos, y utilizar más medios electrónicos y difusión de convocatorias. La nueva ley sobre contratos públicos en la República Checa No. 134/2016, desarrolla básicamente las licitaciones electrónicas, incrementa la información, reduce los procesos y mejora el acceso de las empresas a las mismas y se establecen medidas anti-corrupción.

 

Ley de Pensiones (2018). Aprobada por el Gobierno checo el 27 de febrero de 2018. Las pensiones de vejez para las personas mayores de 85 años se incrementarán en aproximadamente 1.000 coronas checas mensuales (unos 40 Euros) a partir de enero de 2019. La ley introduce un incremento del componente fijo básico de las pensiones, que es común para todos los beneficiarios. Las nuevas medidas buscan un mayor crecimiento de las pensiones más reducidas. El incremento beneficia sobre todo a los pensionistas más antiguos, a las mujeres o las pensionistas con menores sueldos. Las personas que se jubilaron más recientemente recibirán un menor incremento. El sistema estatal de pensiones está teniendo superávit en los últimos años.

 

B. SECTORES

 

• PRIVATIZACIONES

 

Política de Privatizaciones. El Estado vendió una participación minoritaria del 44% de Czech Airlines (CSA) a Korean Air por un importe de 67,5 millones de coronas checas (unos 2,7 millones de Euros) en abril de 2013. Posteriormente, en diciembre de 2013 Korean Air decidió ejercer su opción de adquirir otro 34% de las acciones controladas por el Estado para seguidamente vendérselas a Travel Service, empresa privada checa propietaria de las líneas aéreas Smart Wings, que ya había intentado hacerse con el control de Czech Airlines (CSA) en un anterior proceso de privatización cancelado. Por tanto Czech Airlines (CSA) tiene actualmente mayoría de capital privado, con una participación del 20% del Estado checo. Actualmente, Czech Airlines se encuentra, como consecuencia de la pandemia, en dificultades financieras.

 

No se prevén actualmente privatizaciones de otras empresas con participación mayoritaria estatal, como Aeropuerto de Praga, el correo Ceská Pošta, los ferrocarriles checos Ceské Dráhy, la empresa eléctrica CEZ, la empresa de explosivos Explosia, la cervecera Budcjovický Budvar, y, la empresa forestal Lesy CR.

 

• SECTOR SANITARIO

 

La República Checa se enfrenta a importantes retos en el sector sanitario relativos a la necesidad de mejorar la atención primaria, reducir el uso excesivo de especialistas y cuidado hospitalario, y mejorar la efectividad coste de los hospitales. El Parlamento está discutiendo un nuevo sistema para una distribución más equitativa entre las compañías de seguros. El objetivo es moverse desde un modelo puramente demográfico a uno en el que implícitamente se tenga en cuenta otros parámetros como las condiciones crónicas.

 

• SISTEMA EDUCATIVO Y SALARIOS

 

El salario promedio ha ido subiendo constantemente desde principios de 2014. Esto se debe a las buenas condiciones económicas y la presión sobre el crecimiento salarial, causado por la falta de trabajadores en el mercado laboral. Otra razón es el aumento de los salarios en el sector público. El crecimiento más rápido en el número de empleados se registra en Praga. La capital emplea a cerca del 20% de la población trabajadora en Chequia.

 

• VIVIENDA

 

Subvenciones al recubrimiento térmico de edificaciones. Desde 2009 el Ministerio de Medio Ambiente ha lanzado programas de subvenciones, denominado “Nová Zelená úsporám”, para el recubrimiento térmico de edificios que permita reducir el consumo de energía, que se financiaría con los esperados nuevos ingresos por ventas de derechos de emisión.

 

• TELECOMUNICACIONES

 

Estrategia de economía digital. El 20 de marzo de 2013 el Gobierno aprobó la estrategia denominada República Checa Digital: hacia la economía digital, que tiene como objetivo contribuir al desarrollo de las comunicaciones electrónicas hasta el año 2020, apoyando la difusión de internet de alta velocidad, mejorando la accesibilidad y reforzando las habilidades digitales.

 

Inversión del sujeto pasivo en servicios de telecomunicaciones. La Dirección General Financiera revisó su guía metodológica del régimen de IVA en lo relativo a las ventas de servicios de telecomunicaciones. El mecanismos de inversión no es aplicable a los servicios para consumo propio o cuando se permite el uso a terceros consumidores.

 

ENERGÍA

 

Ley de Gestión Energética (2013). Desde enero de 2013 se requiere un certificado sobre el nivel de consumo energético para las ventas y alquileres de viviendas, según una nueva norma que entró en vigor el 20 de septiembre de 2012, y que transpone una directiva de la UE. Las casas necesitan este certificado desde enero de 2013 tanto para su venta como para su alquiler; sin embargo, los pisos lo necesitan desde enero de 2013 sólo en caso de venta, mientras que para su alquiler se requerirá a partir de enero de 2016. Los edificios de viviendas o de oficinas ya existentes obtendrán sus certificados gradualmente entre 2015 y 2019.

 

Estrategia Energética del Estado. Aprobada en marzo de 2015, establece que la energía nuclear debe representar entre un 46 y un 58% de la electricidad anual bruta generada en el país para el año 2040, por lo que la República Checa planea expandir su capacidad nuclear de forma significativa. La energía nuclear planea así sustituir al carbón como pilar de generación energética, y se planea el progresivo cierre de minas de carbón, que conllevará que en 2040 el carbón y la hulla generen entre el 11 y el 21% de la energía eléctrica del país (frente al 47% actual).Para las energías renovables, prevé que en el año 2040 supongan entre un 18% y un 25% del total.

 

Ley Nuclear (2017). Entró en vigor en enero de 2017, que tiene como objetivo apoyar la construcción de nuevas unidades nucleares en el país.

 

Ley de Energías Subvencionadas (2013). En enero de 2013 entró en vigor la ley de energías subvencionadas, que unifica en una sola norma las ayudas a las energías renovables, a las fuentes secundarias de energía y a la generación combinada de energía eléctrica y calor con fuentes renovables. Esta ley persigue la consecución eficiente del objetivo de que la proporción de energías renovables sobre el consumo final bruto alcance el 13,5% en 2020.

 

SECTOR INDUSTRIAL

 

Iniciativa industria 4.0. Aprobada el 24 de agosto de 2016. El Gobierno aprobó el documento «Industria 4.0 - la iniciativa para la República Checa» en agosto de 2016 como estrategia nacional con el objetivo a largo plazo de promover un nuevo enfoque en la industria, el desarrollo industrial, la investigación y la educación para mejorar la competitividad de la República Checa República. Por lo tanto, la iniciativa Industria 4.0 se convirtió en un tema nacional checo.

 

La iniciativa Industria 4.0 es un ejemplo convincente de éxito que se basa en la integración de diversos enfoques y en la colaboración transparente entre disciplinas y sectores, no solo en el mundo físico sino también en el mundo cibernético. Para ello se apoya en requisitos de estandarización, seguridad y garantía y tiene gran impacto en el mercado de trabajo y en el ámbito social, en el sistema educativo. Requiere de cambios legales e implica un uso eficiente de los recursos, reduciendo el consumo de energía y materias primas, incremento de la productividad, optimización de la logística, soluciones tecnológicas descentralizadas de generación y distribución de energía e infraestructura urbana inteligente.

 

• SECTOR FINANCIERO

 

Ley de Insolvencia (2017). Una importante enmienda a la ley de insolvencia entró en vigor en julio de 2017, que cambia varios aspectos del procedimiento de insolvencia, como garantizar los derechos contingentes – incluidas las garantías bancarias- , evaluación de la insolvencia de la compañía y de la petición de la insolvencia, y alivio de la deuda.

 

Ley de blanqueo de capitales. Se aprobó una enmienda que ampliaba el campo de entidades obligadas y sus obligaciones, así como la definición de «persona expuesta políticamente». Las entidades que están obligadas deberán tomar las medidas pertinentes para identificar y evaluar los riesgos de blanqueo de capitales y financiación de terrorismo. Además, información sobre los beneficiarios debe archivarse para el registro público central.

  

 

C. COMERCIO INTERIOR

 

Ley de Registro Electrónico de Ventas (EET). Esta ley se aprobó en marzo de 2016 y es de aplicación para hoteles y restaurantes desde diciembre de 2016 y para minoristas y distribuidores desde marzo de 2017. En junio la Cámara de Diputados aprobó también la ley que establece que las tiendas grandes cierren siete días seleccionados de vacaciones nacionales.

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex