Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

La distribución porcentual del PIB por sectores de la economía checa es la propia de un país desarrollado industrial. El sector terciario es el que más peso tiene en la economía, representando más del 60% en 2021; seguido del sector secundario, con un peso superior al 30%. Por su parte, el sector primario cada vez representa un porcentaje menor del PIB del país, con una cifra inferior a 3% en 2021.

La distribución porcentual del PIB por el lado de la demanda, por componentes del gasto, muestra unos porcentajes estables en los cuatro últimos años. El consumo final se ha incrementado hasta el 67,1%; de los que más del 44% fue consumo privado y más del 20% consumo público. La formación bruta de capital está por encima del 29%; y, la aportación exterior en términos de balanza de bienes y servicios casi en el 3%.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DEL PIB POR SECTORES
  2019 2020 2021
Sector Primario 2,6 2,5 2,5
Agricultura, pesca y silvicultura 2,1 2,1 2,1
Minería y extracción 0,6 0,4 0,4
Sector Secundario 34,3 33,4 33,9
Manufacturas 25 24,1 24,8
Electricidad, gas, vapor y aire acondicionado 2,7 2,6 2,2
Suministro de agua; alcantarillado, gestión de residuos y actividades de saneamiento 0,9 1 1,1
Construcción 5,6 5,7 5,8
Sector Terciario 63,1 64,1 63,5
Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas 10,9 10,7 10,5
Transporte y almacenamiento 5,5 5,4 5,6
Actividades de alojamiento y restauración 2,1 1,3 1,4
Información y comunicación 6,3 6,6 6,6
Actividades financieras y de seguros 4 4,1 4,1
Actividades inmobiliarias 9,3 9,8 9,5
Actividades profesionales, científicas y técnicas 5,2 5,2 5,2
Actividades administrativas y de servicios de apoyo 2 1,8 1,7
Administración pública y defensa; seguridad social obligatoria 5,9 6,3 6
Educación 4,7 5,1 5
Actividades de salud humana y trabajo social 4,8 5,5 5,8
Arte, entretenimiento y ocio 1,1 1,1 1
Otras actividades de servicio 1 1 1
Actividades de los hogares como empleadores y productores para uso propio 0,1 0,1 0,1
Actividades de organizaciones y organismos extraterritoriales 0 0 0
TOTAL 100 100 100

Fuente:Oficina de Estadísticas Checa (CSU)

 
DISTRIBUCIÓN PORCENTUAL DEL PIB POR COMPONENTES DEL GASTO
Componentes del Gasto 2019 2020 2021
Consumo Final 66,4 67,3 67,1
Consumo privado 45,9 44,7 44,7
Consumo público 19,6 21,6 21,5
Otros 0,8 0,9 0,9
Formación Bruta de Capital 27,6 25,9 29,8
Balanza de Bienes y Servicios 5,9 6,8 3,1
Exportaciones de bienes y servicios 74,8 72 n.d.
Importaciones de bienes y servicios 68,9 65,2 n.d.

Fuente:Oficina de Estadísticas Checa (CSU)

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Este documento está redactado en el mes de junio de 2022. La información básica que recoge es hasta diciembre de 2021. Pero desde entonces, el 24 de febrero 2022 se produjo la invasión de Ucrania por Rusia. La situación económica global y la de la República Checa en particular se ha agravado. Se está produciendo una desaceleración del crecimiento económico que ha hecho que todas las previsiones macroeconómicas para 2022 y 2023 se han reducido significativamente. En el caso de Chequia se ha acelerado la inflación hasta el 14,2% en abril, el tipo de interés básico se ha situado en el 5,75%; y el mercado de divisas se ha visto afectado por el nombramiento del nuevo Gobernador del Banco Nacional Checo (CNB), más permisivo con la inflación. Ello ha requerido la intervención del CNB en el mercado de divisas para defender la corona checa.

El cuadro 1 recoge la evolución de las principales variables macroeconómicos de los últimos tres años 2019-2021. Después de un año 2019 de desaceleración pero significativamente mejor que el de la media de la UE, el año 2020 estuvo marcado negativamente por el impacto económico de la pandemia y el 2021 por una recuperación económica, sin llegar a alcanzar los niveles de la prepandemia de 2019.

Producto Interior Bruto (PIB). En 2019 se había iniciado una leve desaceleración de la economía checa respecto los últimos años. El PIB creció solo un 3,0% en 2019. La caída en 2020 fue del 5,8%, volviéndose a recuperar el PIB hasta el 3,3 % en 2021. La economía checa se enfrentaba en 2019 y 2020 a importantes problemas estructurales que ralentizaban su crecimiento económico. En 2021 destaca la aportación positiva de la demanda interna con una aportación negativa del sector exterior. 

La inflación. Las tensiones inflacionistas, con unas tasas de crecimiento del IPC superiores a la media de la UE desde hace años, son un claro indicador de las tensiones estructurales en la economía checa. En los últimos meses de 2021 se empezó a incrementar pero se ha disparado hasta el 14,2% en abril 2022, por su dependencia exterior y los efectos de la invasión de Ucrania por Rusia a finales de febrero. La inflación está siendo impulsada por dos factores principales: el primero externo, con los problemas de las cadenas de suministro y los mayores precios de las materias primas, incluida la energía; y, el segundo interno, por una reactivación significativa de la demanda, que se sustenta en los ahorros acumulados durante los confinamientos y en los estímulos de la política fiscal y monetaria.

Tasa de paro. En los últimos años la tasa de desempleo checa ha sido y es una de la más baja de toda la UE. Tanto se mida en términos de la encuesta de población activa de la Oficina De Estadística Checa (CSU) como la del paro registrado del Ministerio de Trabajo. En plena crisis de la pandemia nunca llegó al 5%, situándose en casi todos los últimos años entre el 2% (CSU) y el 3% del Ministerio de Trabajo. La tasa de desempleo checa se situó en 3,5% en diciembre de 2021. En abril 2022 se mantiene en el 3,3%. Según la Encuesta de Población Activa del CSU el porcentaje disminuye casi un punto. Las tensiones en el mercado de trabajo siguen siendo un problema estructural de la economía checa.

Tipos de interés. La política monetaria depende del Banco Nacional Checo (CNB), que es quien fija el tipo de interés básico (repos a dos semanas). Como consecuencia de las tensiones inflacionistas en 2021 lo fue incrementado hasta situarlo en el 3,75%. Entonces el nivel más alto desde 2008. Pero al acelerarse el IPC, el CNB ha situado el tipo de interés básico en mayo 2022 en el 5,75%, el nivel más alto desde 1999. El presidente Milos Zeman nombró el 12 de mayo 2022 como futuro gobernador del Banco Nacional Checo (CNB) a Ales Michl. Sustituirá a Jiri Rusnok, a partir de julio. Michl se había mostrado contrario a las subidas de los tipos de interés. El anuncio debilitó la corona checa.

Tipo de cambio. El 6 de abril de 2017, el CNB decidió dejar de intervenir en el mercado de divisas para mantener el tipo de cambio en los 27 Kc/€, política que había iniciado en noviembre de 2013. El tipo de cambio medio en 2019 fue de 25,67 Kc/€. Con la pandemia la moneda se llegó a devaluar hasta los 27,5 Kc/€, en los momentos de mayor tensión. Terminó el año con una media anual de 26,44 Kc/€. Durante 2021 tuvo una importante volatilidad finalizando el año en una media de 25,6 Kc/€. La invasión de Ucrania devalúa la moneda por encima de los 26 Kc/€, pero a finales de abril 2022 estaba en los 24,5 Kc/€. Pero debido al nombramiento de Ales Michl como futuro gobernador del CNB, se volvió a intervenir en el mercado de divisas para estabilizar la corona y que no se depreciase. Ya había intervino el CNB temporalmente a principios de marzo, después de la invasión de Ucrania. 

Saldo presupuestario. Como consecuencia del inicio de la pandemia del COVID-19 en marzo 2020 el Gobierno adopto medidas para ayudar a superar la grave crisis económica. Se incrementaron los gastos públicos y se redujeron los ingresos fiscales. El déficit público respecto al PIB fue del 5,6% en 2020 y del 6,1% en 2021.  En años anteriores a 2020 se produjeron ligeros superávits. Según el Ministerio de Hacienda, el déficit presupuestario del Estado checo a final del año 2021 fue de 419.700 millones de coronas checas, frente al presupuestado de 500.000. Se incrementó en 52.200 millones de coronas respeto al de 2020. Era el peor resultado desde la creación de la República Checa en 1993.

Deuda pública. La situación económica de los años 2020 y 2021 ha incrementado la deuda pública, pero se sigue manteniendo en unos límites controlables. La deuda se redujo en 2018 hasta el 32,1% del PIB. En 2019 alcanzó un superávit del 0,3% del PIB del sector público y una reducción de la deuda pública al 30,3%. El déficit del Gobierno Central se compensó con los superávits de los gobiernos locales y de los fondos de seguridad social y de las compañías de seguro sanitario. En 2020 la deuda del Estado se incrementó hasta el 38,1% del PIB y en 2021 alcanzó el 42,0% del PIB.

Balanza de Pagos. La Balanza de Pagos de la República Checa presenta unas características especiales. Los saldos positivos de las balanzas comercial y de servicios se contrarrestan con los saldos negativos de la balanza de rentas y la balanza de transferencias, con unas cuentas de capital y financiera de menor relieve.

Balanza por Cuenta Corriente. La balanza por cuenta corriente fue positiva en los años 2019 y 2020 con saldo de 748 y 4.394 millones de euros respectivamente. El superávit de la balanza por cuenta corriente fue disminuyendo como consecuencia de la mayor demanda interna para inversiones y consumo, las incertidumbres del comercio mundial, así como por la fuerte repatriación de beneficios de la inversión extranjera. La cuenta corriente de la balanza de pagos checa registró un déficit del 1,1% del PIB en 2021. 

Balanza Comercial. Al hacer público los resultados del comercio exterior de Chequia en 2021 la misma fuente de información CSU señalaba en su comunicado de prensa que la República Checa había tenido un déficit comercial, el primero desde 2010; y, al mismo tiempo al ir a los datos de las estadísticas aparece un superávit. Ello es consecuencia que los datos estadísticos de CSU reflejan un superávit en el año porque utilizan la metodología de Eurostat que recoge todos los movimientos físicos de mercancía en frontera. No tienen en cuenta si se trata de una exportación o importación real. La noticia de prensa era consecuencia que según un segundo criterio tienen en cuenta el cambio de la propiedad de la mercancía, entre la entidad checa y la entidad extranjera, sin que tenga que haber cruzado inicialmente las fronteras.   

Reservas de divisas. A finales del año 2021 las reservas se situaron en 153.297 millones de euros y 173.613 millones de dólares. Se aprecia un aumento de las reservas en ambas divisas desde finales del año 2020. A finales del 2020 las reservas se situaban en 135.372 millones de euros y 166.121 millones de dólares. 

Bolsa de Praga. El índice PX ha ido reflejando la evolución de la situación económica que estaba atravesando en cada momento el país. Tras la fuerte caída en marzo 2020 por la COVID-19 hasta los 690,37 puntos, comenzó 2021 superando los 1.000 puntos y existiendo una volatilidad en torno a los 1.300 puntos durante todo el año y lo cerró en 1.426,03 puntos. La subida del 2021 ha sido del 38,84%, la mayor desde 2005.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 INDICADORES ECONÓMICOS COYUNTURALES DE LA REPÚBLICA CHECA
CONCEPTOS 2019 2020 2021
Crecimiento del PIB (%)1 3 -5,8 3,3
IPC variación últimos 12 meses (%)3 2,8 3,2 3,8
Tasa de paro (%)3 2 2,6 2,3
Tipo de interés básico (%)2 2 0,25 3,75
Tipo de cambio medio (CZK/EUR)2 25,7 26,4  25,65
Índice Confianza en la Economía (diciembre)3 99,1 89,7 95,5
Crec. Precios industriales (%)3 2,1 -6,9 13,2
Crec. Ventas Minoristas (%)3 4,8 -0,9 3,3
Crec. Ventas de Servicios (%)3 0,8 -11,9 3,7
Crec. de Turistas (%)3 3,5 -72,9 353,5
Salario Medio Mensual (CZK)3 34.578 35.662 37.499
Crec. Salario Medio Mensual (%)3 4 4,4 5,7
Saldo Balanza Cuenta Corriente (% PIB)2 0,3 3,6 -2,2
(X+M) Bienes/PIB (%)3 149,9 147,49 151,49
Exportaciones Bienes (M€)3 178.398 167.915 192.106
Crec. Exporta. Bienes anuales (%)3 1.3 -5,9 8,2
Exportaciones Bienes a UE (%)3 148.571 133.470 153.918
Crec. Precios Exporta. (%)3 0,9 1,1 12,8 (nov)
Importaciones Bienes (M€)3 160.435 149.178 179.054
Crec. Importa. Bienes anuales (%)3 1,4 -6,1 19,9
Importaciones de Bienes de UE (%)3 99.411 88.344,00 105.488
Crec. Precios Importa. (%)3 0,3 -1,1 10,5 (nov)
Exportaciones Bienes a España (M€)3 5.716 4.173 4.812
Importaciones Bienes de España (M€)3 2.760 2.658 3.163
Déficit Público (% PIB)1 0,3 -5,6 -4,5
Deuda Pública (% PIB)1 30,3 38,1 42,7
Deuda Exterior Bruta (% PIB)1 75,7 75,5 n.d.
Reservas exteriores (M€)2 133.407 135.365 172.166

(E) Estimación; (M) Millones
Fuentes: (1) Ministerio de Finanzas de la República Checa; (2) Banco Nacional Checo (CNB); (3) Oficina de Estadísticas de la República Checa (CSU); (4) Oficina de Empleo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales (MPSV).

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Principales objetivos de política económica

Algunos observadores internacionales calificaban la economía checa, como una «economía de pies de barro». De ser un país «low cost» de bajo nivel de salarios medios, con escasa disponibilidad de personal cualificado con una gran dependencia de sus exportaciones poco diversificadas y muy concentradas con Alemania, y con problemas estructurales en infraestructuras y educación de cara a su desarrollo sostenible inclusivo y circular, pero con el potencial y recursos para hacerlos frente. Consideraban la necesidad de que esta se desplace desde el tradicional proceso productivo en el que ahora está especializada, a las fases de mayor valor añadido, etapas previas y posteriores (diseño, marketing, etc.). De dar paso a la Industria 4.0 incluyendo nuevos procesos de digitalización, automatización y robotización de manera complementaria con la inversión en capital humano. 

El anterior Gobierno consciente de ello aprobó ya el 4 de febrero de 2019 la «Innovation Strategy of the Czech Republic 2019-2030», con el slogan: «Czech Republic. The Country For The Future». Recogía nueve líneas estratégicas en el proceso de transformación que debe tener la economía checa para ser competitiva en un mundo globalizado y tecnológicamente avanzado. Querían convertir la República Checa en uno de los líderes europeos en innovación. Se hizo una apuesta decidida y firme en favor de la ciencia, la investigación y la innovación. El objetivo final de todas las transformaciones y medidas a las que se debe someter la economía checa eran para crear valor, pero, sobre todo, valor añadido. 

 Con el horizonte 2030 de «Chequia País del Futuro» se situaban las iniciativas del Gobierno, bajo la responsabilidad del anterior Ministro de Industria y Comercio y de Transportes, de: la «Estrategia Económica Nacional»; el «Plan Nacional de Inversiones 2020-2030»; la «Estrategia Nacional de Innovación»; y, la «Estrategia Checa de Digitalización». 

 Con el nuevo gobierno se esperaba una mayor preocupación por la consolidación fiscal y el control del gasto público. Pero, la situación generada por la guerra en Ucrania ha cambiado las prioridades del Gobierno. Sigue existiendo un claro interés en volver a la consolidación financiera con la estabilidad presupuestaria, pero son conscientes que la deuda pública va a seguir creciendo mientras perdure esta grave situación. Tampoco son partidarios de programas de ayuda en general para todos, sino tan solo para hacer frente a situaciones específicas y colectivos determinados. Siguen pensando que es necesario volver, lo antes posible, a la senda de un crecimiento equilibrado presupuestariamente. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Previsiones macroeconómicas

Las estimaciones hasta octubre 2021 de todas las instituciones nacionales y multilaterales recogían una recuperación lenta pero segura de la economía en 2022, en unos porcentajes limitados, pero más optimistas para 2023. Pero ya las previsiones publicadas en noviembre y diciembre 2021 reflejaban una ralentización en el proceso de recuperación de la economía. La situación se agravó con la invasión de Ucrania y su impacto económico en todas las previsiones recientemente publicadas de instituciones oficiales checas e internacionales, tanto para 2022 como para 2023.

De cara al futuro, tanto las organizaciones internacionales como las nacionales señalan que la economía checa será una de las primeras en recuperarse, cuando finalice los problemas de la COVID-19 y de la guerra de Ucrania, volverá a situarse en un trimestre en los niveles que tenía en los primeros meses de 2020. Entonces tendrá que enfrentarse a sus «problemas estructurales». El sector exterior seguirá siendo su principal motor de crecimiento económico.  El objetivo de las autoridades es mantener un crecimiento orientado al exterior, que se caracterice en mayor medida por la diversificación sectorial y regional de sus exportaciones, orientada actualmente principalmente al sector de la automoción y en más de un 80% a la Unión Europea.  

Son varios los riesgos a los que se enfrenta la economía.  Importantes serán, a medio plazo, los cambios estructurales sectoriales como los que se están produciendo en la industria del automóvil. Además, están los derivados del proceso de digitalización de la economía mundial y del cambio climático. Se ha fijado el año 2038, como el de la finalización en el uso del carbón. Las tensiones estructurales en el mercado de trabajo se reducirán, pero permanecerán por la política demográfica y migratoria. Se deberá incrementar la productividad laboral.  

El nuevo Gobierno quiere que la República Checa logre ajustarse a la fuerte competencia internacional y trate de situarse entre los países más desarrollados del mundo.

La economía checa está muy abierta al exterior y con problemas estructurales importantes. Como son los cambios sectoriales, y en concreto el de la industria del automóvil. Además de los derivados del proceso de digitalización de la economía mundial y del cambio climático. El Gobierno Checo se ha fijado el año 2038, como el de la finalización en el uso del carbón. Las tensiones estructurales en el mercado de trabajo se reducirán, pero permanecerán como consecuencia de la política demográfica y migratoria. Para superar esta situación se deberá incrementar la productividad laboral.

 El cuadro recoge los resultados de 2021 y las últimas previsiones para 2022 y 2023 de las principales instituciones nacionales checas y de organismo multilaterales.

PREVISIONES ECONÓMICAS DE LA REPÚBLICA CHECA 
Conceptos 2021 2022 2023
Tasa de crecimiento anual del PIB (%)
Ministerio de Finanzas Checo 3,3 1,2 3,6
Banco Central Checo (CNB) 1,9 0,8 3,6
Asociación Bancaria Checa (CBA) 3,3 1,8 2,8
Comisión UE 3 4,4 3,9
OCDE 2,5 3 3,9
FMI 3,3 1,2 3,6
Inflación (%)
Ministerio de Finanzas Checo 3,8 12,3 4,4
Banco Central Checo (CNB) 3,7 13,1 4,1
Asociación Bancaria Checa (CBA) 3,8 12,4 4,5
Comisión UE 3,3 5,8 2,2
OCDE 3,8 6,1 2,3
FMI 3,8 12,3 4,4
Tasa de desempleo (%)
Ministerio de Finanzas Checo 2,8 2,5 2,6
Banco Central Checo (CNB) 3,1 2,5 1,2
Asociación Bancaria Checa (CBA) 3,8 3,4 3,3
Comisión UE 2,7 2,6 2,4
OCDE 2,9 2,6 2,5
FMI 2,8 2,5 2,6
Tipo de Cambio (CZK/EUR)
Ministerio de Finanzas Checo 25,7 24,4 24,2
Banco Central Checo (CNB) 25,6 24,2 24,3
Asociación Bancaria Checa (CBA) 25,7 24,5 24,2
Comisión UE 25,7 25,4 25,4
OCDE n.d n.d. n.d.
FMI 25,7 24,4 24,2
Saldo Presupuestario (% PIB)
Ministerio de Finanzas Checo -5,9 -4,5 -3,2
Banco Central Checo (CNB) -6,9 -5,2 -4,5
Asociación Bancaria Checa (CBA) -5,9 -4,9 -3,7
Comisión UE -7 -4,3 -3,9
OCDE -7,1 -4,8 -3,3
FMI -5,9 -4,5 -3,2
Deuda Pública (% PIB)
Ministerio de Finanzas Checo 41,9 42,7 43,4
Banco Central Checo (CNB) 42,8 44,2 46
Asociación Bancaria Checa (CBA) 41,9 44,3 45,1
Comisión UE 42,4 44,3 46,3
OCDE 52,6 55,8 57,7
FMI 41,9 42,7 43,4

Fuentes: Ministerios de Finanzas de la República Checa, Banco CEntral Checo, Comisión de la Unión Europea, OCDE, FMI

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Política fiscal y presupuestaria

La política económica del gobierno se restringe a la política fiscal y presupuestaria. La política monetaria está en manos del Banco Nacional Checo (CNB), que en principio tiene autonomía pero cuyo Gobernador es escogido por el Presidente de la República. 

Como consecuencia de la pandemia se pueden distinguir cuatro líneas de actuación en la política económica del Gobierno. Excluyendo las de política monetaria son: a) medidas de política fiscal; b) medidas de política laboral; c) medidas de política financiera; y, d) medidas sectoriales.   

Hasta el año 2019 la economía checa tuvo, durante los últimos años, un crecimiento positivo, moderado y estable, con superávits comerciales, fiscales y de deuda exterior. La economía checa tuvo en 2019 un comportamiento excelente. En los primeros meses de 2020 la economía checa seguía en su senda de suave desaceleración de su crecimiento sostenido, con tensiones estructurales, pero por encima de la media de los países de la UE. Los ejes de dicho crecimiento seguían siendo la demanda interna y externa. Su crecimiento económico era estable, orientado al sector exterior, y en el que destacaba el peso del sector industrial y el dinamismo del sector de automoción. 

Al inicio de la crisis en marzo 2020, el Gobierno Checo disponía de margen de actuación en su política económica fiscal y presupuestaria para hacerla frente. Fue adoptando conjuntos de medidas económicas, fiscales, laborales, financieras, coyunturales y estructurales, para hacer frente a los graves problemas económicos de la COVID-19. Con el paso de las semanas, fue actualizando las existentes, ampliando la duración y alcance o incorporando nuevas, sobre todo para sectores concretos de la actividad económica. Muchas de las medidas nacieron con carácter extraordinario y con un límite de tiempo. 

Las medidas adoptadas para hacer frente a la COVID-19 dispararon el gasto público incrementándose de forma significativa el déficit fiscal en 2020 y también en 2021. Se estima que el déficit presupuestario se ha ampliado hasta el 7% por ciento del PIB en 2021 desde el 5,6% en 2020. Los principales impulsores del aumento del déficit son la débil generación de ingresos y las medidas de política fiscal ampliadas, de las cuales casi el 4% del PIB se adoptó a finales de octubre de 2021. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Política monetaria

El Banco Nacional Checo (CNB) incrementó el tipo de interés básico del 0,5% al 3,75% en varios pasos. El 06 de agosto del 0,5% al 0,75%; el 1 de octubre hasta el 1,5%; El 5 de noviembre al 2,75%; y, el 23 de diciembre lo elevó a 3,75%. Debido a las crecientes presiones inflacionistas de la segunda mitad de 2021, junto a los riesgos de mayor endurecimiento del mercado laboral, se endureció la política monetaria de manera que, hubo varias subidas a partir del segundo semestre. La última el 6 de mayo con una subida del tipo interés básico del 0,75% desde el 5% hasta el 5,75%, el nivel más alto desde 1999. 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Medidas económicas del Gobierno para hacer frente a la COVID-19 desde marzo 2020. El Gobierno estuvo adoptando, actualizando y prorrogando distintas medidas de política monetaria, fiscal, financiera, laboral, y sectorial, desde el principio de la pandemia en marzo de 2020, en defensa de la economía. En el momento de la crisis partía de una posición macroeconómica muy favorable para aplicar las medidas que consideró necesarias. El nuevo gobierno no ha renovado el último Estado de Emergencia que finalizó el 26 de diciembre y ha empezado a adoptar medidas para suprimir la mayoría de los programas de subvenciones y ayudas existentes, para centrarlos en los más necesitados. A finales de 2021 la Cámara de Comercio Checa señaló que solo el 10% de las ayudas previstas se habían concedido.

Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021. En junio 2021, el Gobierno presentó a Bruselas el Plan Nacional de Recuperación. Es la hoja de ruta para la recuperación y la resiliencia de la República Checa» en el que se presenta las reformas e inversiones por casi 200.000 MKc (unos 8.000 M€) que planea hacer el país con los fondos extraordinarios de la Nueva Generación de la Unión Europea (NGUE). Los fondos se destinarán, principalmente: transformación digital; infraestructura física y transición verde; educación y mercado laboral; instituciones, regulación y apoyo empresarial en respuesta a la COVID-19; investigación, desarrollo e innovación; y salud y resiliencia de la población. El 1 de junio se envió a Bruselas el Plan Nacional de Recuperación Checa. El 19 de julio Ursula von der Leyen, presentó la aprobación de la Comisión en Praga y el 11 de septiembre lo aprobó el Consejo. A finales de septiembre llegaron los primeros 915 millones de euros. 

Proyectos industriales del Gobierno. El anterior gobierno puso en marcha el proyecto de, al menos, contar con una fábrica de baterías para coches eléctricos. Aprobó el 26 de julio 2021 un memorando entre el Estado y la compañía pública de electricidad CEZ en apoyo al proyecto de construir una planta. Inicialmente será una inversión de más de 52.000 millones de coronas y creará al menos 2.300 puestos de trabajo. El mismo día aprobó la Estrategia de Hidrógeno de Chequia para ayudar a la producción, utilización, transporte y almacenaje de hidrógeno en los sectores de la energía, industria y transportes. Se basa en cuatro pilares: producción de hidrógeno bajo en carbono; uso de hidrógeno bajo en carbono; transporte y almacenamiento; y, tecnología del hidrógeno. Distingue objetivos a alcanzar para los años 2025, 2030 y 2050. El nuevo gobierno podrá matizarlo, pero seguirá adelante con los mismos.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex