Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

La estructura económica griega está caracterizada por un sector público tradicionalmente sobredimensionado, aunque el Programa de Asistencia Financiera esté forzando la consolidación fiscal. El modelo económico de Grecia presenta un déficit estructural de las cuentas públicas y arroja igualmente un importante déficit en la balanza comercial, parcialmente compensado por el turismo.

Los factores de crecimiento que impulsaron la economía años atrás fueron el alza de los precios de las propiedades inmobiliarias, las transferencias comunitarias, el incremento del consumo por los bajos tipos de interés y la fuerza de trabajo inmigrante. Sin embargo, la gravísima crisis económica sufrida por el país ha provocado un aumento del paro, una gran reducción del consumo (agravada por el aumento en los impuestos), así como un gran descenso en la formación bruta de capital.

En cuanto a la estructura del PIB por componentes del gasto, en el año 2015, el consumo supuso un 90,34%, formado principalmente por consumo privado (70,31% sobre el consumo total). En 2016 este porcentaje se mantuvo, suponiendo un 90,15% del PIB (compuesto en un 78,21% por consumo privado). En 2017, el consumo supuso un 89,34% del PIB, mientras que el consumo privado supuso un 74,50% de este.

La inversión venía registrando contracciones hasta 2014, cuando se revirtió la tendencia.

Las exportaciones netas suelen presentar saldos negativos, aunque en 2015 la cifra fue positiva (+0,13% del PIB). No obstante, el déficit comercial volvió en 2016 (-0,67% del PIB) y en 2017 se mantuvo con cifra negativa (-1,07 del PIB)

Consecuencia de todo lo anterior es la elevadísima demanda interna de Grecia (consumo privado+inversión), situada en el 102,8% del PIB en 2013, 101,9% en 2014 , 99,9% en 2015, 100,6% en 2016 y 101% en 2017  según datos de Elstat.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

A continuación se muestra la estructura del PIB por componentes del gasto:

Datos en M€ corrientes 2013 2014 2015 2016 2017
Consumo 164.777 161.670 158.909 156.975 158.804
- Consumo Privado 127.853 125.441 122.969 121.737 123.296
- Consumo Público 36.924 36.230 35.940 35.239 35.508
Formación Bruta de Capital 20.958 21.280 17.312 18.482 20.844
Exportaciones netas -5.081 -4.294 91 -1.258 -1.913
PIB (precios de mercado) 180.654 178.656 176.656 174.199 177.735

Fuente: Elstat (datos revisados en junio de 2018)  

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

La economía griega se ha caracterizado por un alto grado de regulación, relativamente bajo desarrollo industrial y agrícola, y predominio del sector servicios, donde presenta una destacada posición comparativa en transporte marítimo y turismo. En general ha ofrecido bajos índices de competitividad, con profesiones cerradas y un sector público sobredimensionado con áreas de mejora en materias como la gestión fiscal, la justicia, el aprovechamiento de fondos comunitarios o la eficiencia administrativa.

El modelo económico griego generaba así un importante déficit comercial y un problema de déficit público estructural debido a una insuficiente recaudación, alta evasión fiscal, altos niveles de gasto y gestión ineficiente de los recursos.

El país posee algunas ventajas de situación, al estar ubicado entre dos zonas con potencial de crecimiento e intercambios, como la Balcánica y Europa del Este, por un lado, y por otro la formada por los países MENA (Middle East-North Africa).

Coyuntura macroeconómica básica.

La tasa de variación del PIB a precios constantes en 2015 situó la caída del PIB en un -0,3%. En 2016 la evolución del PIB a precios constantes fue del -0,2%. En 2017, la evolución del PIB a precios constantes fue del 1,4%. El primer trimestre de 2018 la evolución del PIB a precios constantes fue del 2,4%.

La producción industrial terminó 2017 con un aumento del 4,5% respecto al año anterior.

El consumo final de los hogares en 2015 se situó en los 122.969 M€, a saber, una caída del 1,97% respecto a 2014. En 2016 el consumo se situó en 121.737 M€, lo que supuso una nueva caída, del 1% respecto a 2015. En 2017 el consumo alcanzó los 123.296 M€, lo que supuso un aumento del 1,28% respecto al año anterior.

La formación bruta de capital fijo en el 2015 se situó en 17.312 M€. En 2016, esta se situó en los 18.482 M€, logrando un aumento del 6,75%. En 2017 la formación bruta de capital fijo alcanzó los 20.844 M€, un 12,78% más que el año anterior.

En cuanto a la inflación, el IPC armonizado se recupera tras un periodo de deflación. El dato para el total de 2015 comparado con 2014 fue del -1,1%. En el ejercicio 2016 no hubo inflación, pero esta repuntó en 2017, con un crecimiento de los precios del 1,1%. El dato a julio de 2018 la sitúa en 0,7%.

Los datos de empleo son negativos. En 2015 el desempleo se situó en el 24,9%. En 2016 se redujo hasta el 23,5% . En 2017, el desempleo continuó disminuyendo, y alcanzó un 21,5% de media. A mayo de 2018, el dato de desempleo se sitúa en un 19,5%.

El déficit público constituye una de las claves de la situación actual de Grecia. En 2015, la economía griega (administraciones públicas y seguridad social) presentó un déficit del 5,7% del PIB. Los datos  de 2016 indican que el ejercicio cerró con un superávit equivalente al 0,5% del PIB. Para el 2017 existe un superávit público del 0,8% del PIB. En cuanto a el primer cuatrimestre de 2018 el déficit público alcanzó el 1,0%.

La deuda pública constituye otro de los grandes problemas de las finanzas griegas. El ratio deuda/PIB correspondiente a 2014 fue del 180,1%. Para 2015, el ratio alcanzo el 177,4%. En 2016, la deuda pública cerró en el 180,8% del PIB. Para el tercer trimestre de 2017 la deuda pública griega alcanzó el 177,4% del PIB, con un 1,3% más en comparación con el segundo trimestre del año. 

La deuda externa, suma de la deuda pública y la privada, se situó en los 432.392 M€ para el cuarto trimestre de 2016, lo que supone un descenso respecto al cuarto trimestre de 2015 que fue de 441.192 M€. Para el cuarto trimestre de 2017 el dato de la deuda externa asciende a 404.995 M€, lo que supone un nuevo descenso interanual. Para el primer cuatrimestre de 2018 la deuda externa se sitúa en 401.887 M€.

El saldo de la balanza por cuenta corriente ha sido tradicionalmente deficitario para Grecia, aunque en los últimos años se ha venido reduciendo de manera progresiva. El dato para el año 2014 fue de un -1,6% del PIB. El saldo de la balanza por cuenta corriente para 2015 fue del -0,2% del PIB. En 2016 el saldo fue de un -1,1% del PIB. Para 2017, el saldo de la balanza por cuenta corriente fue del -0,8% del PIB.

Exportaciones e importaciones han presentado cierta atonía en los últimos años, observándose cierto repunte de la importación en 2017. A junio de 2018, las importaciones ascendían a 26.964,53 M€, de las cuales 14.034,90 M€ se realizaron a países de la UE. En cuanto a las exportaciones, a junio de 2018 se situaban en 16.437,12 M€. Del total de las exportaciones, 8.716,88 M€ se realizaron a países de la UE. 

Las cifras actualizadas de inversión extranjera directa recibida y emitida ascendieron en 2015 a 1.426,2 M€ y 1.146,8 M€ respectivamente. En 2016, la inversión extranjera recibida fue de -1.382,2 M€ y la emitida de 2.774,2 M€. En  2017, la IED recibida ascendía a 596,3 M€ mientras que la emitida equivalía a 3.590,5 M€. A junio de 2018, la IED recibida ascendía a 228,8 M€ y la IED emitida a 2.035,2 M€.

Crisis de deuda y rescates

Primer Programa de Asistencia Financiera (PAF).

La crisis de deuda soberana que afecta a Europa es sufrida por Grecia de forma especial. En mayo 2010 se acordó un primer Plan de rescate a 3 años por la UE y el FMI, por importe de 110.000 M€, a cambio del que Grecia se comprometió a aplicar un programa de ajuste para reconducir sus finanzas y reformar su economía. El déficit se recortó en más de 5pp, cerrándose 2010 con el 10,6%, aunque la producción cayó un 3,5% y la deuda pública alcanzó el 142,8% del PIB.

Un año después Grecia seguía sin controlar sus finanzas públicas y veía deteriorarse gravemente su situación económica: se mejoraron las condiciones del préstamo, pero ya estaba claro que sería necesario un segundo rescate.

Segundo PAF.

Este segundo rescate contemplaba la aportación oficial de 100.000 M€ hasta 2014 (incluyendo recapitalización de los bancos griegos), más otros 30.000 M€ vinculados a la puesta en práctica del PSI (Private Sector Initiative): Grecia, los inversores privados y demás partes concernidas acordarían el canje voluntario de bonos con descuento nominal del 50% sobre el valor de la deuda en manos privadas (unos 200.000 M€). Lo anterior llevaría el ratio Deuda /PIB al 120% en 2020.

Ejercicio 2012.

El Parlamento griego aprobó este segundo plan de rescate y la Ley ómnibus que lo acompañaba en febrero de 2012. El Eurogrupo hizo lo propio. En esta versión definitiva del rescate la quita alcanzó de facto el 70% del valor presente neto de los bonos. Acudieron al canje el 96.90% de los tenedores de la deuda.

En el periodo que va de febrero a noviembre se sucedieron algunos hechos trascendentes en el proceso. En particular, hubo elecciones en junio, que trajeron un nuevo Gobierno de coalición y se lograron los Acuerdos de noviembre en el Eurogrupo que perseguían garantizar la sostenibilidad de la deuda griega.

Entretanto, y con un nuevo préstamo del EFSF de hasta 14.000 M€ se financió la recompra de bonos, en el mercado secundario. Los bonos a recomprar serían los que no participaron en el PSI (4.000 M€) y los emitidos posteriormente (30.000 M€). La operación supuso finalmente el canje de 31.900 M€ con un descuento del 33,8%.

El Eurogrupo aprobó en diciembre de 2012 las llamadas medidas contingentes de reducción de la deuda, destinadas a alcanzar los objetivos de deuda/PIB del 124% para 2020 y menos de 110% para 2022; medidas contingentes destinadas a reducir el nivel de deuda en 2,7% del PIB para 2020, condicionado a que Grecia alcanzase superávit primario anual y cumpliese con la condicionalidad del PAF, y medidas adicionales destinadas a reducir el nivel de deuda en 1,4% del PIB para 2020 condicionado a que Grecia alcance el objetivo de saldo primario para 2013 establecido en el PAF.

Ejercicio 2013.

Se procedió al desembolso de tres tramos más del segundo Programa, no sin mediar largas negociaciones entre el Gobierno griego y las Instituciones.

Ejercicio 2014.

El ejercicio 2014 supuso un importante avance en términos de consolidación fiscal y reformas estructurales.

Algunos hitos relevantes fueron;

- Cuarta Revisión del II PAF.

La cuarta Revisión se cerró el 18/03/14, concluyendo los representantes de los acreedores que;

Situación macroeconómica: la economía estaba empezando a estabilizarse, con un PIB que daba señales de recuperación gradual, unos precios que se estaban ajustando y una inflación que se encontraba por debajo de la media de la zona euro.

Datos fiscales: estaban alineados para el cumplimiento de los objetivos del programa. Los datos preliminares del saldo primario de 2013 mostraban que el objetivo se había cumplido con margen y se esperaba que para 2014 también se alcanzasen, teniendo en cuenta las medidas que estaban implementándose y las que estaban planificadas. Además, las autoridades griegas mostraron su compromiso de implementar las medidas necesarias para cumplir con el objetivo del 3% de superávit primario para 2015 (incluido si fuera necesario, la extensión de la vigencia de las medidas fiscales que expiran ese año).

Reformas estructurales: se estaba haciendo progresos y las autoridades estaban comprometidas a implementar una serie de medidas identificadas por la OCDE en la reforma del mercado interior, la liberalización del transporte, el mercado de alquiler y profesiones reguladas; así como en la reducción de las contribuciones de la seguridad social y los “nuisances taxes”. A pesar de los retrasos, también había avances en las reformas de la administración pública, el mercado de trabajo y el mercado de la energía (evitar subvenciones, privatizar la empresa pública, reformar el mercado del gas).

Sector financiero: las autoridades se habían comprometido a tomar todas las medidas necesarias para asegurar que los bancos estuvieran correctamente capitalizados y pudieran contribuir a la recuperación económica. También había compromiso para reforzar el marco de resolución de deudas en el sector privado. Sin embargo, la Troika consideraba que había riesgos de que las necesidades de capital identificadas en el 'stress test' fueran insuficientes, sobre todo si las autoridades y los bancos no identificaban urgentemente los 'non-peforming loans'. El 'buffer' del Hellenic Financial Stability Fund se utilizaría de remanente ante contingencias futuras.

- Vuelta a los mercados de capitales.

El 10/04/14 Grecia volvió a los mercados emitiendo deuda por primera vez desde 2010 (3.000 M€ a 5 años), todo un éxito considerando que la deuda había sufrido dos importantes reestructuraciones recientemente (2010 y 2012). La emisión se cerró con una TIR de 4.95% (frente al 5 - 5.25% previsto) con una demanda total de 20.000 M€ de 600 inversores globales. Todo ello coincidió con el anuncio de acuerdo sobre la mencionada 4ª Revisión y el creciente apetito de deuda de países periféricos.

- Quinta Revisión del II PAF.

Iniciada a finales de septiembre de 2014, no se llegó a concluir. El Ministro de Finanzas del nuevo Gobierno anunció en enero de 2015 que Grecia no pediría el desembolso del último tramo del rescate, condicionado al cumplimiento de las medidas asociadas a la 5ª Revisión, a la espera de poder negociar un nuevo contrato con los acreedores griegos antes de junio de 2015. El III PAF finalmente se firmó en el Eurogrupo del 14 de agosto.

Tercer PAF.

El tercer Programa, por valor de 86.000 M€, es de aplicación en Grecia desde agosto de 2015. La aprobación por el Parlamento griego de múltiples paquetes legislativos supuso los primeros desembolsos en otoño conforme a lo acordado en agosto.

Antes de final de 2015 se procedió a realizar un nuevo ejercicio de recapitalización bancaria con amplio recurso al sector privado.

- Primera Revisión.

El 25 de octubre de 2016, el Eurogrupo aprobaba el último desembolso de la 1ª Revisión del PAF por un valor conjunto de 10.300 M€.

- Segunda Revisión.

El 15 de junio de 2017, el Eurogrupo aprobaba el cierre de la 2ª Revisión del PAF con el desembolso de 8.500 M€.

- Tercera Revisión.

El 22 de enero de 2018 el Eurogrupo aprobó el cierre de la 3ª Revisión del PAF y el próximo desembolso de 6.700 M€ en dos tramos. El primer tramo supuso un pago de 5.700 M€ en febrero, mientras que el segundo, por valor de 1.000 M€, ha sido aprobado para su desembolso en junio de 2018.

- Cuarta Revisión.

El 22 de junio de 2018 el Eurogrupo aprobó el cierre de la 4ª Revisión, que supondrá un desembolso de 15 000 M€. De este importe total, se pagarán 5.500 M€ en una cuenta segregada, que se utilizará para el servicio de la deuda, y 9.500 M€ se desembolsarán en una cuenta específica creada para acumular reservas de efectivo que se utilizarán para el servicio de la deuda. Siendo así, Grecia abandonará el programa con un colchón de 24.100 M€ que cubrirá las necesidades financieras soberanas durante alrededor de 22 meses después del final del programa en agosto de 2018.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES MACRO- ECONÓMICOS 2014 2015 2016 2017
PIB (1 y 4)
PIB (M€ a precios corrientes) 177.940 176.312 174.199 177.735,3
Tasa de variación real (%) 0,7 -0,3 -0,2 1,4
INFLACIÓN (1)
Media anual (%) -1,4 -1,1 0 1,1
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL
Fin de periodo (%) 0,05(dic) 0,05 (dic) 0,00 0,00
Fechas de modificación y tipos (%) 05 junio (0,15)      
04 septiembre (0,05)      
EMPLEO Y TASA DE PARO (1)
% Desempleo sobre población activa  26,5 24,9 23,5 21,5
SALDO PRESUPUESTARIO (1)
% de PIB -3,6 -5,7 0,6 0,8
DEUDA PÚBLICA (1)
En M€ 319.629 311.724 315.009 317.407
En % de PIB 178,9 176 176,8 180
EXPORTACIONES DE BIENES (3)
En M€ 27.120,5 25.895,2 25.445,6 28.839,15
IMPORTACIONES DE BIENES (3)
En M€ 48.326,9 43.580,3 44.181,1 50.299,79
SALDO B. COMERCIAL
En M€ -21.2016,4 -17.684,8 -18.735,5 -21.460,64
SALDO B. CUENTA CORRIENTE (1 y 2)
En M€ -2.916 -404 -1.872 -1.415
en % de PIB -1,6 -0,2 -1,1 -0,8
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA (2)
En M€ n/d n/d n/d n/d
RESERVAS INTERNACIONALES (2)
Excluido oro (En M€) 1.546 2.011 2.557 2.612
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA (2)
En M€ 250,1 279,4 -4.156,5 -2.994,1
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR $/€
Media anual 1,329 1,110 1,106  1,1297

El cálculo contable de la IED presentada en este cuadro sigue el principio contable de "activo/pasivo"

Fuentes: (1) Eurostat (2) Banco de Grecia (3) Datacomex (4) Autoridad Estadística Griega (El STAT) (5) Ministerio de Finanzas (6) Banco Central Europeo 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Al margen de la urgencia de las actuaciones necesarias a corto plazo, Grecia afronta una serie de reformas estructurales dentro de su política económica a medio/largo plazo, entre las cuales, además de otras ya mencionadas anteriormente, se podrían citar las siguientes líneas de trabajo expresamente enunciadas por los actuales nuevos responsables de la administración económica griega:

Eliminación de barreras  a la inversión, incluyendo la simplificación de procedimientos y licencias y mejora general del clima empresarial.

- Mejora del gasto dedicado a beneficios sociales: formación de parados, introducción de un umbral de ingresos mínimo para combatir la pobreza, impulso a la eliminación de derroches, mantenimiento del gasto en pensiones, sistema sanitario y lucha contra la evasión de impuestos.

Impulsar la actividad de las PYMEs griegas  y replantear el programa de privatizaciones iniciado por el anterior ejecutivo.

- Reajuste general de la economía nacional basado en la recuperación del gasto en consumo y la paliación de las situación de pobreza generalizada.

- Reestructuración del Sector Público con el objetivo de aumentar su su eficiencia y mejorar su calidad, sin perjuicio en el número de funcionarios.

- Concentración en los sectores con ventajas comparativas: turismo; transporte (hub logístico para el sureste de Europa); agricultura/pesca; energías renovables; recursos minerales.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

A continuación se muestran las previsiones de diferentes organismos (Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea y OCDE) de los principales indicadores macroeconómicos de Grecia en los próximos años.

Previsiones FMI Estimación
Descripción Medida 2018 2019
PIB real % de crecimiento anual 2,02 1,8
Demanda interna total % de crecimiento anual 2,2 2,2
Consumo privado % de crecimiento anual  1,4 1,2
Gasto público % de crecimiento anual  2,0 1,7
Formación bruta de capital % de crecimiento anual  8,0 6,2
Importación de bienes y servicios % de crecimiento anual 3,82 3,27
Exportación de bienes y servicios % de crecimiento anual 4,78 3,95
Inflación, promedio de precios al consumo % de crecimiento anual 0,69 1,13
Tasa de desempleo % sobre la fuerza laboral total 19,83 17,99
Empleo % de crecimiento anual  3,4 2,2
Población Millones de personas 10,72 10,68
Ingresos de las administraciones públicas Miles de millones (€) n/a n/a
% sobre el PIB n/a n/a
Gasto total de las administraciones públicas Miles de millones (€) n/a n/a
% sobre el PIB n/a n/a
Deuda bruta de las administraciones públicas % sobre el PIB 191,27 181,78
Déficit presupuestario % sobre el PIB 0,82 0,75
Balanza por cuenta corriente % sobre el PIB -0,76 -0,59

Fuente:http://www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2018/01/weodata/weoselser.aspx?c=174&t=1(Previsiones de abril de 2018)

Previsiones Comisión Europea (Datos en % de crecimiento)  Estimación
Descripción 2018 2019
PIB (precios corrientes) 1,9 2,3
Consumo privado 0,5 0,9
Gasto público 1,2 0,4
Formación bruta de capital fijo 10,3 12,1
Exportaciones (bienes y servicios) 5,7 4,6
Importaciones (bienes y servicios) 5,5 4,4
Crecimiento de contribución al PIB:    
   Demanda interna 1,9 2,3
   Inventarios 0,0 0,0
   Exportaciones netas 0,0 0,0
Empleo 1,7 1,8
Tasa de desempleo 20,1 18,4
Deflactor del PIB 0,9 1,3
Índice armonizado de precios al consumo 0,5 1,2
Balanza comercial -10,7 -10,8
Balanza por cuenta corriente -0,4 -0,5
Saldo presupuestario 0,4 0,2
Deuda bruta de las Administraciones Públicas 177,8 170,3

Fuente: https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/economy-finance/ip077_en.pdf  (Previsiones de la primavera de 2018)

Previsiones OCDE (Datos en % de crecimiento) Estimación
Descripción 2018 2019
PIB (precios corrientes) 2,0 2,3
Tasa de desempleo (% sobre fuerza de trabajo) 20,4 19,4
Índice de precios al consumo 0,6 1,1
Saldo presupuestario (% sobre PIB) 0,5 0,4

Fuente: http://www.oecd.org/eco/outlook/greece-economic-forecast-summary.htm (Previsiones de mayo de 2018)

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

El grueso de las medidas fiscales y presupuestarias del nuevo ejecutivo griego se recogía en el Programa de Tesalónica de 2014. Este programa se enfrentaba directamente a las medidas tomadas ahora por el anterior gobierno heleno, planteando una reversión de los recortes llevados a cabo.

  • Paralización de las reducciones en la masa salarial del sector público: las cuales se habían contabilizado en 1.300 M€ entre 2013-2014.
  • Paralización de la reducción del coste de las pensiones y restitución de la paga de Navidad: con las que se preveía un ahorrro de 5.300 M€.
  • Paralización de los recortes en sanidad y en el gasto farmacéutico y asistencia médica gratuita para los desempleados sin seguro: con los que se preveía un ahorro estimado de 1.000 M€.
  • Paralización de los recortes en educación y restitución de los funcionarios docentes despedidos.

En el apartado relativo a los ingresos públicos las medidas del programa de gobierno incluían tanto la bajada de impuestos (impuesto especial sobre el consumo de diesel para calefacción y automoción, cancelación del impuesto unificado sobre el inmobiliario ENFIA, etc.), reforma de la imposición directa y sobre los impuestos locales. Se aumentará la progresividad en diferentes impuestos.

Programa de Asistencia Financiera (PAF)

La aprobación y cumplimiento del III PAF ha supuesto una alteración importante del Programa de Salónica, ya que exige la aplicación de políticas que garanticen una mayor consolidación fiscal.

Presupuesto del año 2018

El Presupuesto de 2018 asume un crecimiento de la economía del 2,5% un ratio deuda/PIB que caerá hasta el 179,8% y un superávit primario del 3,82% gracias a los flujos entrantes del PAF y al crecimiento del consumo. Además, el Gobierno prevé un incremento de ingresos de 1.794 millones de euros respecto a este año.

Entre los nuevos impuestos figuran dos que afectan al turismo. Se trata de una tasa de pernoctación para los hoteles y la imposición de los ingresos por el alquiler de viviendas a través de plataformas electrónicas como airbnb, medidas de las cuales se esperan ingresos de 122 millones de euros.

El Presupuesto de 2018 se aprobó el 20 en diciembre de 2017 con 153 votos a favor y 144 votos en contra.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Política monetaria

Se puede afirmar que el sistema bancario griego era notablemente sólido antes del estallido de la crisis de deuda. Con independencia de los efectos negativos de ésta en las carteras de activos de los bancos (mayor riesgo y más altas primas de riesgo, pérdidas en el valor de los bonos, caída de los depósitos…), los objetivos de actualidad en materia de política monetaria son, por un lado, asegurar la disponibilidad de liquidez suficiente para facilitar la actividad -y en su caso, cualquier eventual atisbo de recuperación-, y, por otro lado, proceder con las reformas racionalizadoras de la propia estructura del sector.

En cuanto al primer punto, la capacidad de financiación bancaria se ha visto gravemente limitada desde finales de 2009 por la imposibilidad de acceder a los mercados internacionales de capital, aumentando, en materia de liquidez, la dependencia de los bancos griegos respecto de mecanismos comunitarios. Para asegurar la suficiencia de liquidez, las autoridades griegas y el BCE adoptaron medidas excepcionales, tales como aceptar títulos de deuda soberana y otros títulos bancarios como ‘colaterales’ a efectos de refinanciar operaciones con el BCE, a pesar de los sucesivos recortes de calificación del país y de los propios bancos. Desde abril de 2015 el 'waiver' otorgado a Grecia perdió validez, teniendo limitado el acceso a las líneas de liquidez normales del BCE, utilizando la facilidad ELA, con un coste de financiación superior. En junio de 2016 el BCE reinstaló el 'waiver' a la economía griega permitiendo el uso de bonos como colaterales. Desde entonces los bancos griegos han reducido sustancialmente el uso de la facilidad ELA. 

La segunda línea de trabajo consistió en la recomendación de explorar oportunidades de fusiones y adquisiciones, tanto entre bancos locales como entre bancos griegos y bancos extranjeros, en lo que se considera un segundo ‘ciclo’ de concentración bancaria, tras el que tuvo lugar a finales de los 1990. A día de hoy, los 4 grandes jugadores en el mercado son; National Bank of Greece, Alpha Bank, Eurobank y Piraeus Bank.

En marzo de 2014 y tras realizar los test de stress siguiendo recomendaciones de la Troika, el Banco Central de Grecia publicó las necesidades de recapitalización de la banca griega, necesidades que ascendían a 6.400 M€. La recapitalización se logró a través del mercado, sin precisarse participación alguna del 'Hellenic Financial Stability Fund'. En el mes de octubre de 2014 se publicaron los resultados de los test de stress realizados por el BCE, con un resultado satisfactorio para las autoridades griegas.

El nuevo Programa de Asistencia Financiera (PAF) aprobado en el Eurogrupo del 14 de agosto de 2015, implicaba de nuevo la necesaria recapitalización de los bancos. Tras realizar los oportunos test de stress, en diciembre se produjo una nueva recapitalización bancaria por valor de 14.400 M€.

En mayo de 2018 la banca griega superó los test de stress sin precisar recapitalización de ningún tipo. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Los distintos Programas de ajuste y asistencia de la economía griega contienen no solo medidas de consolidación fiscal, sino fuertes medidas de reforma estructural tanto en el marco legal y en la organización, funcionamiento y responsabilidad de las instituciones, como en los mercados de bienes y factores, con el objetivo de corregir malas prácticas, fallos e ineficiencias (algunas de ellas históricas) y de lograr mejoras de eficiencia y competitividad del sector público y la economía griega en su conjunto.

Sin pretender mencionarlas todas, se podrían enumerar algunas áreas donde, con distinto grado de avance, compromiso político y logros, se ha trabajado en la aplicación de políticas y programas de reforma estructural durante los últimos años:

A)     Reformas relativas al mercado de bienes: El Gobierno adoptó medidas liberalizadoras tomando como base las recomendaciones de la OCDE en materia de eliminación de regulaciones que restrinjan la competencia. La eliminación de este tipo de barreras se ha centrado en cuatro sectores clave para la economía del país: comercio minorista, comida procesada, materiales de construcción y bienes para el turismo. Conjuntamente, estos 4 sectores suponen el 21% del PIB griego, casi el 27% del empleo y constituyen importantes palancas de crecimiento futuro. Además, se ha introducido una serie de medidas para reformar el sector del transporte de mercancías para facilitar el intercambio de bienes.

B)      Reformas relativas al mercado de factores: Las rigideces del mercado de trabajo han sido tradicionalmente causa de marcadas ineficiencias en la economía del país. La gran cantidad de reglamentaciones todavía vigentes ofrecen amplio espacio para la liberalización. Los cambios legislativos llevados a cabo en esta materia han introducido una mayor apertura en hasta 150 profesiones (p. ej.: sustitución de la exigencia de una licencia previa por una simple acreditación de credenciales, eliminación de precios mínimos obligatorios, reducción de restricciones geográficas, etc.).

Las reformas adoptadas en el mercado de trabajo cubren un amplio espectro de objetivos de competitividad y productividad. En particular, se ha perseguido el reforzamiento de la capacidad de ajuste del mercado, de forma que se facilite la reasignación de recursos desde sectores menos productivos hacia aquellos en los que Grecia tiene ventaja comparativa. La OCDE estima que existe en Grecia un notable margen de crecimiento económico bloqueado por el alto desempleo, coyuntural y estructural. Como medidas concretas aplicadas, pueden citarse la flexibilización de los horarios de trabajo o la reducción del 20% en el pago de horas extra así como la reducción del salario mínimo en un 14% respecto a 2008 (683,8 euros mensuales en 2017). A las empresas se les ha concedido más libertad a la hora de fijar los salarios, con el objetivo de garantizar que estos se vinculen a la productividad. Por otro lado, los convenios colectivos se han simplificado y los acuerdos salariales ya no son de aplicación universal y automática. Por otro lado, las medidas de protección contra el despido también se han simplificado notablemente mediante la adopción de reformas, como la ampliación de los períodos de prueba de 3 a 12 meses o la reducción de los plazos de preaviso. Esto indirectamente afecta a las indemnizaciones por despido, ahora menores en determinadas circunstancias. Los contratos de duración determinada también se han flexibilizado con objeto de dinamizar el  mercado de trabajo. Todo ello está desembocando en un proceso de devaluación competitiva que está reduciendo el desempleo desde 2014 y que deberá conducir a aumentos de productividad y competitividad adicionales y, finalmente, a un aumento de las exportaciones.

C)      Reformas relativas al Sector Público: La reforma y racionalización del sector público fue uno de los puntos básicos de la estrategia del anterior ejecutivo durante 2014. Esta estrategia se dirigía no solo a la reducción del sobredimensionado sector público, sino también a la obtención de ingresos extraordinarios mediante un amplio programa de privatizaciones. Los gastos de personal en la Administración pública crecieron rápidamente en Grecia durante la década previa a la crisis, con unas retribuciones de los empleados de nivel medio o inferior que eran superiores a los de sus homólogos del sector privado. Hasta 2015, la Administración del país había llevado a cabo un significativo programa de racionalización de la fuerza de trabajo público, basado principalmente en la no reposición del personal retirado: desde los 900.000 empleados de diciembre de 2009 se pasó a menos de 720.000 en el primer trimestre de 2014. Con una reducción del 35% de la factura total, el coste de la administración como porcentaje del PIB está ahora por debajo de la media de la OCDE. Adicionalmente, se han desarrollado sistemas de evaluaciones, incentivos y sanciones para tratar de acabar con la corrupción y aumentar la ética, la eficiencia y la calidad del servicio público.

En lo que se refiere a las privatizaciones de los activos del Estado, los resultados cosechados hasta el momento no pueden considerarse excesivamente positivos. TAIPED (Fondo de Desarrollo de Activos de la República Helena), fue establecido en julio de 2011 en el marco de la Estrategia Fiscal a Medio Plazo. TAIPED, Incluido hoy en el HCAP (Hellenic Corporation of Assets & Participations), es una Sociedad Anónima propiedad de la República Helénica que tiene el objetivo de enajenar los activos transferidos con el fin de recaudar ingresos para el Estado y luchar así contra los desequilibrios presupuestarios. La venta de estos activos públicos entró en una fase de estancamiento en sus primeros años que parece haberse agilizado en los últimos dos ejercicios con la privatización de la Autoridad Portuaria del Pireo al conglomerado chino COSCO por valor de 368,5 M€, la privatización de complejo turístico Astir Palace en Vouliagmeni, el complejo del antiguo aeropuerto de Ellinikó, la venta del operador ferroviario público, TRAINOSE, a la empresa italiana de capital público TRENITALIA por un valor de 45 M€ y la venta del 66% de DESFA, transportista de gas, a un consorcio liderado por la italiana ZNAM en el que participa la española ENAGAS, por 565 M€. De cara a los procesos de privatizaciones pendientes se encuentran el de la empresa pública de mantenimiento de material rodante ROSCO, la Autoridad Portuaria de Salónica, la petrolera nacional Hellenic Petroleum (HELPE), la distribuidora de gas DEPA, la empresa eléctrica pública PPC y las empresas públicas de agua de Atenas (EYDAP) y Tesalónica (EYATH).

El HCAP incorpora, además de los activos procedentes de TAIPED, las participaciones en bancos del HFSF y otras (telecomunicaciones, activos inmobiliarios...). 

D)     Otros: Para modificar la dinámica de gasto insostenible en pensiones se han llevado a cabo múltiples medidas correctoras. Las políticas seguidas en esta materia se consideran uno de los logros más importantes en el marco del programa de reformas estructurales. En 2010 se aumentaron los años de cotización mínimos de 35 a 40 y se añadieron trabas a las jubilaciones anticipadas. En el periodo 2011-2012, aumentó la edad de jubilación hasta los 67 años, se paralizó la indexación de las pensiones hasta 2016 y se eliminaron ciertos beneficios, incluidas pagas extra. En 2015-2016, la penalización por cada año de jubilación anticipada pasó del 6% al 16% menos de pensión y se congelaron los complementos de las pensiones hasta que el sistema alcanzase el superávit. Tras estas medidas, la Comisión Europea estima que el gasto griego en Pensiones se estabilizará entre el 14% y el 15% del PIB a largo plazo. Queda pendiente una última reducción de las pensiones a primeros del 2019, exigencia del FMI para garantizar el cumplimiento de los objetivos de superávit primario establecidos con los acreedores.

En cuanto al sistema de salud y sanidad pública, han adoptado diversas políticas encaminadas a mejorar el control de la elaboración de recetas y, en general, aumentar la calidad del servicio y el control del gasto de los hospitales, con especial énfasis en los métodos presupuestarios y la racionalización de las compras de medicamentos y equipo.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex