Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

1.1. Estructura

El PIB de India se puede dividir en tres grandes sectores: agricultura, industria y servicios. En el sector de agricultura están incluidas las actividades pertenecientes al sector primario, como la pesca, la ganadería y la silvicultura, mientras que en el sector industrial se ven incluidas las actividades de minería, manufacturas, electricidad, agua y construcción. Por otro lado, el sector servicios engloba el turismo, el transporte, la comunicación y las finanzas.
A pesar de contribuir un 21,8% al valor añadido bruto nacional, la agricultura es la principal fuente de sustento de aproximadamente el 43% de la población de la India. En los últimos años India ha seguido un patrón de crecimiento característico, en el que el motor principal de la economía ha pasado de la agricultura a los servicios, que ya suponen casi el 54% del VAB de la India.

SectorContribución al VAB 2020-21
Agricultura21,8%
Industria24,3%
Servicios53,9%

Fuente: RBI Annual Report 2020-21, Economic survey 2020-21

Estructura del PIB por componentes del gasto

La economía india recibe su principal impulso por parte del consumo privado, representando este el 57,2% del PIB, mientras que la inversión representa una menor parte, el 29,8%.
Por el lado del sector exterior, se puede ver que las exportaciones netas son negativas, es decir, los bienes y servicios exportados son inferiores a los importados. Además, India presenta un déficit comercial, de 40.026 millones de USD. Durante el último trimestre este déficit se ha venido reduciendo por la caída de las importaciones que ha experimentado el país.

 Valores Absolutos (En MUSD)% del PIB real
Consumo Privado1.144.77157,2%
Gasto Público226.15211,3%
Inversión596.40129,8%
Exportaciones netas-40.026-2%
Discrepancias74.0493,7%
PIB real2.001.348100%

Fuente: RBI Annual Report 2019-20, Economic survey 2019-20

 La sociedad india ha presentado tradicionalmente una marcada desigualdad fácilmente identificable debido a la presencia del sistema castas; estructura social estrechamente ligada con el fuerte sentimiento religioso de la población. El hinduismo, religión dominante, podría considerarse como uno de los factores explicativos de la presencia de estas desigualdades, aunque la modernización del país reduce progresivamente el peso e impacto de la religión en la vida social.
Según el Banco Mundial, el PIB per cápita de India en 2020 fue de 2.104,15 USD, un 4,9% mayor que en 2019. En cambio, el PIB per cápita medido en paridad de poder adquisitivo fue de 6.172,05 USD, aproximadamente un 8% menos que el año anterior.
El Índice de Desarrollo Humano elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo muestra que India ha pasado del 0,344 en 1980 a 0,431 en 1990 alcanzando 0,645 en 2019, lo que coloca al país en la posición 131 de los 189 países y en un nivel de desarrollo medio.
El índice de Gini es un indicador que pretende expresar en porcentaje el nivel de desigualdad en la distribución de la riqueza de un país, siendo el máximo nivel de desigualdad 100 (una persona posee toda la riqueza y los demás nada) y el mínimo 0 (en el hipotético caso de que toda la riqueza estuviera perfectamente distribuida entre todos los habitantes). En el caso de India, este nivel de desigualdad es del 35,7 en la última estimación realizada para el año 2011 (último dato disponible según BM).

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

VALOR AÑADIDO POR SECTORES DE ACTIVIDAD A PRECIOS CONSTANTES (porcentaje)2015-162016-172017-182018-192019-20
AGROPECUARIO19,820,22%19,51%18,52%14,60%
INDUSTRIAL27,227,06%26,99%27,18%30,20%
SERVICIOS52,952,72%53,50%54,30%55,20%
Comercio, hoteles, transporte y comunicaciones18,418,21%18,23%18,32%19,40%
Servicios financieros, de seguros, inmobiliarios y empresariales21,120,89%21,01%21,32%21,90%
Servicios personales, sociales y a la comunidad13,413,61%14,25%14,66%13,9%
Fuente: RBI Annual Report 2019-20, Precios constantes, año base 2011-12. Última fecha de consulta: noviembre 2020.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

India ha sido en los últimos años una economía muy dinámica. Con un PIB de 2,9 billones de dólares, es la sexta economía mundial. India ha aplicado unas políticas macroeconómicas prudentes e importantes reformas estructurales en los últimos años cuyo resultado ha sido un fuerte crecimiento que ha permitido aumentar su participación en la economía global y sacar a millones de personas del nivel de pobreza. Así, en los últimos años ha presentado valores muy positivos de crecimiento consiguiendo ser en 2018 la economía estructurada con mayor crecimiento a nivel mundial con un 6,8%. Esta circunstancia, junto con su vasta población (1.380 millones de personas en 2020 según el Banco Mundial) y el rápido crecimiento demográfico (Naciones Unidas pronostica que en 2027 India será el país más poblado del mundo, superando a China) sitúan a India como un mercado de gran potencial.

El sector servicios es el más dinámico de la economía india. Contribuye a más de la mitad del PIB (54%) y emplea al 32% de la fuerza laboral. El rápido crecimiento de la industria del software estimula las exportaciones de servicios. El sector industrial emplea al 29% de la fuerza laboral, y representa un 24,7% del PIB (destacando la industria textil, química y de automoción). Un 44% de los trabajadores están empleados en el sector agrícola, que supone el 17% del PIB.

En paralelo con la economía mundial, en 2019 el país experimentó una desaceleración económica y frente al fuerte crecimiento económico de la última década, que se situaba en entorno al 7,5% del PIB, el crecimiento en el año fiscal 2019-20[1] ha sido del 4,2%.

La crisis del COVID-19 afectó fuertemente a India en 2020 llevando a una recesión para el año fiscal 2020-21 del -7,3%. Las perspectivas de crecimiento cambian para el año fiscal 2021-22, donde el FMI ha estimado que India se recupere creciendo al 9,0%, cifra bastante superior al crecimiento económico esperado a nivel mundial, siendo la economía estructurada con mayor crecimiento esperado para ese año fiscal, a pesar de la revisión a la baja desde el 12,5% estimado en abril, antes de la segunda ola. Además, para el año fiscal 2022-2023, también se espera un crecimiento del 9,0%, superando de nuevo a China.

El Gobierno indio ha reaccionado a la crisis económica con varios paquetes de estímulo fiscal y monetario, con un aumento del déficit público previsto para este año, y el recorte continuado de los tipos de interés de referencia del Reserve Bank of India (RBI) hasta el 4% actual. Preocupan el afianzamiento del proteccionismo con la introducción de medidas más restrictivas para la participación de empresas extranjeras en licitaciones públicas y el lanzamiento de la iniciativa Self Reliant India llamando a la sustitución de importaciones por consumo del producto local.

Tasa de desempleo: La última tasa de desempleo oficial publicada, del periodo comprendido entre julio y septiembre de 2021, fue del 9,8%; la cual ha venido reduciéndose desde el máximo del 20,9% alcanzado en el periodo de abril a junio del 2020. Las cifras extraoficiales elaboradas por el CMIE (Centre for Monitoring Indian Economy), llegaron a rozar el 24% en los meses de abril y mayo de 2020, durante el confinamiento estricto. La última tasa publicada es de 7,46% en marzo de 2022.

Tasa de inflación: se ha mantenido en los últimos tres años dentro del objetivo fijado por el Banco Central Indio (RBI), que establece un objetivo de inflación del 4% con unas bandas de fluctuación del +/- 2% (confirmado en 2021 para los próximos 5 años). En abril de 2021 se alcanzó el nivel máximo de la tasa de inflación mensual (10,49%) debido al aumento en los precios de los alimentos y de las materias primas por las mayores presiones que han supuesto las interrupciones de la cadena de suministro ocasionadas por la segunda ola de la pandemia. En febrero de 2022 la tasa de inflación interanual se situó en el 6,1%.

Presupuesto y déficit: la política fiscal adoptada por el gobierno ha sido en los últimos años relativamente consistente con sus objetivos y ha estado orientada a la consolidación fiscal. El déficit público se redujo gradualmente desde el 2014, situado en el 4,6% del PIB, hasta el 3,4% con el que cerró el año fiscal 2018-19.  Por otro lado, durante el año fiscal 2020-21 el déficit público se situó en un 9,5%, debido a los mayores gastos como respuesta a la pandemia y el déficit general (Gobierno + Estados) alcanzó el 12,6%. La deuda pública general roza el 90%.

El Presupuesto para el ejercicio fiscal 2022-2023 prevé un aumento del gasto del 4,6%. Esto supone la cifra más alta en 18 años y con ello se pretende apoyar la reactivación económica tras el efecto de la pandemia. Se estima que el déficit del gobierno central llegue al 6,9%, tras una estimación al alza desde el 6,8% anterior.

Sector exterior: Siendo la cuenta corriente habitualmente deficitaria, en la primera mitad del año fiscal 2020-2021 India ha alcanzado superávits de cuenta corriente provocados fundamentalmente por la brusca caída de las importaciones arrastradas por la crisis económica. Por su parte la balanza comercial muestra un déficit, en enero de 2021, de 17.424M$, frente a los 14.492M$ de enero de 2021, debido a que el aumento de las importaciones ha sido superior al de las exportaciones. India ocupa el puesto 21º como mayor exportador de bienes del mundo con un 1,6% del total de exportaciones globales y el puesto 7º como exportador de servicios con un 4,1% del total.

Según el informe de UNCTAD de 2020, India escaló hasta la octava posición como mayor receptor de IED del mundo en 2019 con una IED por valor de 51.000 M$. En 2020 ha recibido un total de 64.000 M$ situándose como el quinto destino de IED a nivel mundial, destacando el sector TIC.

La entrada de capital de la IED creció un 168% en los tres primeros meses del año fiscal 2021-22 (17,57 mil millones de dólares) en comparación con el mismo período correspondiente del año pasado (6,56 mil millones de dólares).



*El año fiscal indio comienza el 1 de abril y finaliza el 30 de marzo del año siguiente.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS
  2017-18 2018-2019 2019-2020 2020-2021 2021-2022
PIB
PIB a precio de mercado (MUSD a precios corrientes) 2.289.754 2.652.245 2.718.732 2.868.930 2.592.580*
PIB per cápita (precios corrientes USD) 1.763 2.018 2.049 2.104 2.190*
Tasa de crecimiento nominal del PIB a precios de mercado (%) 8,2 7,2 6,8 4,2 -7,3
INFLACIÓN
Media anual CPI (y-o-y) (%) 4,5 3,6 3,4 4,8 6,2*
Media anual WPI (%) 1,7 3 4,3 1,7 1,3*
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN BANCO CENTRAL
Repo Rate media anual (%) 6,5 6,25 5,4 4,25 4
EMPLEO Y TASA DE PARO
Población (millones de habitantes) 1.325 1.339 1.353 1.366 1.380
Población activa (millones de habitantes) 520 494 507 n.d n.d
% Desempleo sobre población activa 5,61 5,61 6,1 7,5 7,5
DÉFICIT PÚBLICO
% de PIB 3,5 3,5 3,4 4,6 9,3
DEUDA PÚBLICA
En MUSD 1.492.717 1.100.339 1.194.762 2.043.156  
En % de PIB 68,2% 68,9% 68,3% 69,6%  
EXPORTACIONES DE BIENES
En MUSD 280.138 330.078 313.361 291.808 233.912*
% variación respecto al período anterior          
IMPORTACIONES DE BIENES
En MUSD 392.580 514.078 474.709 394.435 328.613*
% variación respecto al período anterior          
SALDO BALANZA COMERCIAL
En MUSD (*) -112.442 -165.327 -177.975 -119.546  
En % de PIB -4,31% -6.0% -6,6% -5,5% -3,2%
SALDO BALANZA CUENTA CORRIENTE
En MUSD -14.417 -47.740 -57.093 -26.420  
En % de PIB -0,55% -1,8% -2,1% -0,9%  1,7%
DEUDA EXTERNA
En MUSD 513.400 529.685 543.100 558.500 563.500*
En % de PIB 19,66% 20,5% 20% 19%  
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA
EN MUSD 43.300 44.600 49.181 n.d n.d.
RESERVAS INTERNACIONALES (incluido oro)
En MUSD 370.000 424.500 412.900 474.700 611.149
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA RECIBIDA
En MUSD 44.481 39.904 42.156 50.553 64.000
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR
Media anual 65,105 64,5 69,9 72,51  

Flujos referidos al año fiscal indio (de 1 de abril a 31 de marzo)
Fuentes: Artículo IV del FMI sobre la economía India (2020), Reserve Bank of India (RBI) Ministry of Finance, Annual Employment-Unemployment Survey y World Bank statistics.
Última actualización: diciembre 2021

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

La evolución del comercio y la inversión bilaterales va a estar sujeta a la de la coyuntura internacional. A pesar de la actual recesión y la tendencia proteccionista, a medida que la economía se recupere de la crisis del Covid-19, India seguirá siendo un mercado creciente para las exportaciones mundiales en el medio plazo.

En el terreno de la inversión española en la India, aunque estamos aún en una etapa muy inicial, nuestro peso económico y nuestra posición inversora en India están alineadas. Sin embargo, las inversiones indias en España no se corresponden con el peso de la economía india en el mundo. Esta situación podría cambiar en el futuro ya que India está cobrando cada vez mayor importancia como emisor de flujos de IED.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Las políticas aplicadas para hacer frente a la ralentización del PIB que comenzó en 2019 han sido anticíclicas y expansivas. Por un lado, la política monetaria ha sido acomodaticia y el tipo de interés de referencia se ha reducido en 250 puntos básicos desde febrero de 2019 y las inyecciones de liquidez se han situado cerca del 5% del PIB. Desde un punto de vista fiscal, el margen disponible ha sido menor y eso ha condicionado el grado de expansión de la política fiscal aplicado. Cuando la ralentización empezó a agravarse en la segunda mitad del año 2019, el gobierno indio no tardó en reaccionar y aprobó un paquete de estímulo fiscal centrado en un fuerte recorte del impuesto de sociedades del 30% al 22%. La crisis económica provocada por el COVID-19 ha requerido nuevamente paquetes de estímulo fiscal y monetario provocando mayores desvíos de los objetivos fiscales y de inflación.

India ha llevado a cabo variadas e importantes reformas estructurales durante los últimos 6 años, de las cuales destacaría la creación de un impuesto sobre el valor añadido a nivel nacional (Goods and Services Tax o GST por sus siglas en inglés) y el Código de Insolvencia y Quiebra (Insolvency and Bankrupcy Code). Todas estas reformas se enmarcan en el programa nacional del Gobierno denominado Make in India, Además, mejorar el clima de negocios en el país es fundamental y esa es la razón por la que mejorar en el ranking del Banco Mundial “Ease of Doing Business” ha sido prioritario año tras año. Así, India se ha convertido en la economía de Asia meridional mejor posicionada en esta clasificación, ascendiendo 14 puestos en la clasificación en un año hasta alcanzar el puesto 63, que, si se añade a la mejoría de los dos años anteriores, supone un ascenso de 67 puestos entre 2016 y 2019. Se trata de la mayor escalada desde que el BM elabora estas estadísticas.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex