Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Kuwait es una economía aún fuertemente dependiente de las explotación de petróleo. Las actividades extractivas de hidrocarburos (incluidos los servicios relacionados como exploración, estudios geológicos, supervisión técnica, etc.) representaron en 2019 el 45,8% del Producto Interior Bruto (PIB) nominal del país frente al 47,9% de 2018. En 2020 (estimaciones provisionales) se habría reducido al 34% de su PIB nominal. 

Kuwait cuenta con aproximadamente el 9% de las reservas mundiales de petróleo (equivalente a cerca de 104.000 millones de barriles) y en 2019 sus niveles de producción superaron los 3 millones de barriles/día. Los pozos de petróleo más importantes del país (casi la mitad de la producción) se encuentran situados en la zona de Burgan (sur de Kuwait), cuyo crudo es un petróleo ligero y de fácil extracción. Por el contrario, los yacimientos situados en el norte, el denominada zona jurásica, contienen un petróleo técnicamente de más difícil extracción.

En la zona al sur de Wafra (territorio neutral y disputado por Kuwait y Arabia Saudita) el petróleo extraído era compartido conjuntamente por ambos países. Desde 2015, y por desacuerdos entre ambos países sobre el reparto del crudo extraído se paralizaron las labores de producción en esta zona, que se volvieron a reiniciar a principios de 2020 (producción diaria de carca de 600.000 barriles).

La construcción y la generación de electricidad y agua representaron en 2019 un 2,8% y un 3% del PIB, cada uno respectivamente. Comparativamente con periodos anteriores la construcción ha perdido peso absoluto por una menor ejecución de obra pública y una menor actividad de promoción privada en vivienda residencial. En 2020, debido a las medidas restrictivas de contención del COVID-19 la actividad constructora cayó cerca de un 44% con respecto al año anterior.

A pesar de la escasa base industrial del Emirato, en 2019 el sector manufacturero representó 7% del PIB, correspondiendo, no obstante, a la industria petroquímica (refino y productos químicos derivados del petróleo, así como plásticos) el 61,5% del total.

El sector servicios representó el 41,6% del PIB en 2019, con un peso destacado de los servicios fuera de mercado (servicios públicos) con un 10,8%, seguidos de los servicios financieros (9,5% del PIB) y los relacionados con los sectores de transporte y comunicaciones, con un 3,2% del PIB y un 3% respectivamente.

Tradicionalmente, el mayor impulso dado al crecimiento de la economía kuwaití ha provenido de las exportaciones de petróleo y sus derivados (productos químicos) y del consumo público. 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB (por sectores de origen y componentes del gasto)

2015 2016 2017 2018
POR SECTORES DE ORIGEN % % % %
Agricultura, ganadería y pesca 0,54 0,520,510,50
Minería (incluye extracción petróleo y gas) 43,1738,8342,3744,02
Manufacturas (excluye prod. Refinados) 6,987,27,007,01
Electricidad, gas y agua  2,933,122,872,95
Construcción 2,852,992,532,75
Comercio mayorista, minorista 4,614,924,534,61
HORECA 1,141,151,151,16
Transporte, almacenaje y comunicaciones  7,307,257,047,20
Finanzas, seguros y servicios a empresas 10.4910,539,8710,50
Sector inmobiliario 9,6710,539,8710,30
Comunidad, servicios sociales y personales 25,2926,3424,6324,10
Cargas por a servicios bancarios y de seguros -4,34-6,51-7,02-6,54
Impuestos -8,40-8,45-8,25-8,35
TOTAL 100 100 100 100

 

 

POR COMPONENTES DEL GASTO (millones de KD)

2015

2016

2017

2018

CONSUMO

22.663,1

23.448

24.875,4

26.226,4

Consumo Público

8.339,7

8.497,3

9.114,9

9.623,5

Consumo Privado

14.323,4

14.950,7

15.760,5

16.642,9

FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO

8.765,9

9.909,1

10.541,9

10.706,1

EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS

18.534,7

15.745,2

18.269,8

24.091,7

IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS

15.490,4

16.040,5

17.426,5

18.559,5

PIB Total

34.473

33.055,8

36.260,7

42.474,9

 Última actualización:  Junio de 2021.   

Fuente: Banco Central de Kuwait.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

En 2020 el PIB de Kuwait, según datos provisionales del FMI y de la Oficina Nacional de Estadísticas, se contrajo en torno a un 8% con respecto a 2019 debido a la caída del precio de petróleo y las medidas restrictivas de contención del COVID-19  que han afectado al sector servicios y a la construcción. La contracción de los sectores no ligados al petróleo ascendió a un -12% en comparación con 2019 e inferior a la del sector del petróleo, que fue de un -6%.

Por componentes de demanda, en 2020 el consumo privado tuvo una variación negativa de – 4,7%, el consumo público un -1%, la formación bruta de capital un -3,5% y las exportaciones de bienes y servicios un -12%.

El sector hidrocarburos sigue siendo el principal pilar de la economía nacional. En 2020 representó un 47% del PIB sectorial, el 89% de las exportaciones y el 90% de los ingresos públicos. La  producción kuwaití actual de petróleo se sitúa entre los 2,8 millones de barriles por día (cuota OPEC+).

En cuanto a la inflación interanual medida a través del Índice de Precios al Consumo (IPC) en  2020 se situó en el 2,95%. Las partidas más inflacionistas han sido las de alimentación y bebidas (9,8%), vestido y calzado (6,2%), comunicaciones (5,3%), cultura y ocio (7,2%) y mobiliario y equipamiento para el hogar (4,2%).   

El principal problema de Kuwait es el déficit público y su financiación, que se saldó en el ejercicio 20/21 en cerca de un -14% del PIB y para el 21/22 se prevé se sitúe en el -22% del PIB (precio del barril en 55 dólares USA). Desde 2015 el gobierno ha recurrido al Fondo General de Reserva (FGR) para financiar los déficits, que apenas cuenta con fondos suficientes. La deuda pública sobre PIB es del 17%, una de las más bajas de los países del Consejo de Cooperación del Golfo.

En política monetaria, el Banco Central de Kuwait (BCK) toma sus decisiones en línea con la Reserva Federal de Estados Unidos. En marzo de 2020 redujo su  tipo de descuento al 1,5% actual.

Tanto la balanza comercial como la de por cuenta corriente se saldaron en 2020 con superávits del 9,6% del PIB y el 2,6% respectivamente. La deuda externa sobre PIB se situó en un 47% en 2019.

La cifra oficial de desempleo en Kuwait (sólo computa la población kuwaití residente) se sitúa en el  1,1%.

  

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS

2016 2017 2018 2019
PIB
PIB (Millones USD a precios corrientes) 109.408 119.536 141.320 137.591
Tasa de variación real (%) 2,9 -4,7 1,2 0,7
Tasa de variación nominal (%) 4,1 9,7 16  5
INFLACIÓN
Media anual (%) 3,5 1,5 0,7  1,5
Fin de período (%) 3,5 1 0,4  1,4
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL
Media anual (%) 2,5 2,75 3 2,75
Fin de período (%) 2,5 2,75 3 2,75
EMPLEO Y TASA DE PARO
Población (x 1.000 habitantes) 4.239 4.411 4.463 4.622
Población activa (x 1.000 habitantes) 3.005 3.065 2.823 3.002
% Desempleo sobre población activa 2,1 2,1 1,3 1,3
SALDO PÚBLICO
% de PIB -1,4 -8,9 -3 -8
DEUDA PÚBLICA
en Millones USD 10.941 24.744 20.868 17.200
en % de PIB 10 20,7 14,8 12,5
EXPORTACIONES DE BIENES y SERVICIOS
en Millones USD 46.178 54.980 71.954 63.842 
% variación respecto a período anterior -14,6 19,1 40,2  -11,2
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS
en Millones USD 30.678 33.569 35.865  32.058
% variación respecto a período anterior 1,9 9,4 6,8  -10,6
SALDO B. COMERCIAL
en Millones USD 20.054 25.648 35.273  31.784
en % de PIB 18,3 21,4 25,1  23,1
SALDO B. CUENTA CORRIENTE
en Millones USD -5.057 7.094 18.000  9.630
en % de PIB -4,62 5,9 12,8  7
DEUDA EXTERNA
en Millones USD 37.906 54.290 61.900 68.560
en % de PIB  34,6  45,4  43,7  49,8
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA
en Millones USD 6.760 7.392 7.938 n.d
en % de exportaciones de b. y s. 14,6 13,4 10,3 n.d
RESERVAS INTERNACIONALES
en Millones USD56.093 54.357 59.600 63.490
en meses de importación de b. y s. 6,5 6,6 6,8 7,0
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA
en Millones USD 14.968 15.207 14.742  n.d
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR
media anual 0,302 0,303 0,302  0,350
fin de período 0,306 0,302 0,304  0,357

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Kuwait esa esencialmente una economía dependiente del petróleo (sus reservas de crudo equivalen al 5% de las reservas mundiales existentes). El sector de los hidrocarburos ha representado entre el 60% al 50% del PIB, cerca del 90% de las exportaciones totales del país y el 95% de los ingresos públicos, saldándose los déficit y superávits de las cuentas públicas en función de los precios internacionales del crudo.

El sector público es el actor principal de la economía del país tanto en la producción (hidrocarburos, generación y suministro de electricidad, desalinización y suministro de agua, etc.) como agente distribuidor de la renta del petróleo (empleo público, transferencias vía subsidios, prestaciones sociales, etc.)

El principal objetivo de la política económica kuwaití es conseguir una mayor diversificación de la economía, mejorar la eficiencia del gasto, dar un mayor protagonismo al sector privado en la actividad económica del emirato y liberalizar sectores económicos controlados por el sector público hasta el momento. Para lograr estos objetivos el gobierno kuwatí promovió la aprobación en 2010 de la Ley de Privatizaciones, así como diversos Planes de Desarrollo, entre ellos el Kuwait 2035.

La creación de diversos organismos como la Public Authority for Transport, el Kuwait Authority for Partnership Projects y el Kuwait Foreign Investment Bureau ha pertimido dar los primeros pasos en la senda de las reformas económicas. 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

EL impacto de la crisis del COVID-19 ha sido doble en Kuwait. Por un lado los gastos de la crisis sanitaria han supuesto gastos cercanos a los 1.600 millones de dólares al erario público, en tanto que las medidas de contención de la pandemia han afectado negativamente a la facturación de las empresas de los sectores de restauración, comercio minorista y servicios personales, y en menor medida a los sectores de la construcción y el transporte (aerolíneas y transporte interno de personas). Varias encuestas de coyuntura realizadas en abril y mayo de 2020 entre empresas privadas daban como resultados el posible cierre definitivo de un 48% de las empresas privadas kuwaitíes, la mayoría de ellas pymes del sector servicios. 

Junto con la crisis sanitaria, la caída del precio del petróleo hasta niveles próximos a los 11/12 dólares USA el barril ha tenido un impacto aún mayor en la marcha económica del país, afectando, sobre todo, a las cuentas públicas, que podrían cerrar el ejercicio presupuestario 2020/21 (el presupuesto se elaboró sobre la base de un precio medio del crudo de 55 dólares USA el barril), según el FMI, con un déficit de -14,5% del PIB, y según algunas agencias de calificación (Moodys y S&P) con un défcit de entre un -28%/-30% del PIB. 

El FMI ha estimado para el año 2020 una caída del PIB del -1,1%, con una fase fuerte de recuperación de la actividad en 2021, año para el que se prevé un crecimiento del 3,4%.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Hasta 2015 las principales características de la política fiscal kuwaití en los últimos años eran: i) dependencia de los ingresos de las rentas del petróleo, ii) mayor peso y crecimiento del gasto corriente con respecto a la inversión pública, iii) cierres presupuestarios con superávits de entre el 30% y el 40% del PIB, y iv) elaboración de los presupuestos del Estado a partir de estimaciones muy conservadoras de los posibles precios de cotización del barril de petróleo. Con el cambio de coyuntura energética y la importante caída del precio internacional del barril de petróleo desde mediados del año 2014 los sucesivos ejercicios presupuestarios han cerrado con déficits importantes sobre el PIB nominal: -13,4% (2015), -14% (2016), -8,9% (2017), -3,3% (2018), -8% (2019) y -14% (2020).

La financiación de esos déficits se ha llevado a cabo recurriendo al Fondo General de Reserva en lugar de a emisión de deuda, al bloquear el Parlamento kuwaití la aprobación de la propuesta de ley de deuda pública. La deuda pública sobre PIB a precios corrientes en 2020 se situó en un 17% del PIB.

En cuanto a los ingresos públicos, en torno al 90% provienen, de las rentas del petróleo, en tanto que los restantes ingresos provienen de tasas, aranceles e impuesto sobre rentas de no kuwaitíes por beneficios de actividades económicas generados en el país.

Por ley, en cada ejercicio presupuestario el 10% de los ingresos públicos se destinan al Fondo de Reserva de Futuras Generaciones, que gestiona la Kuwait Investment Authority. Este fondo se constituyó para poder compensar futuras caídas de la rentas fundamentales del Estado y poder mantener unos niveles razonables de gasto público para la provisión de bienes y servicios e inversiones estratégicas. En 2020 entró en vigor una ley por la que se suspendían las transferencias de las rentas del petróleo al Fondo si en ese ejercicio se incurría en déficit.

Por lo que respecta a los gastos del presupuesto del ejercicio 2020/21, según fuente del Ministerio de Finanzas; el 58,4% correspondió a salarios y retribuciones de empleados públicos, 13,9% a compras de bienes y servicios, un 16,6% a subsidios, ayudas directas y subvenciones y un 13,4 a gastos de capital (inversión pública).

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

La política monetaria del Estado de Kuwait la adopta y lleva a su práctica el Banco Central del país conforme a lo dispuesto en la Ley 32/1968, del Banco Central de Kuwait, la emisión de moneda y la supervisión de la actividad del sector bancario. Su primer objetivo es mantener la estabilidad de precios, siendo objetivos secundarios la mejora del crecimiento de la renta nacional y el progreso económico. 

La política monetaria que ejecuta el Banco Central de Kuwait es mimética de la realizada por la Reserva Federal de los EEUU, ya que el dólar es la moneda de mayor peso en la cesta de monedas a la que está ligado el dinar kuwaití, por lo que las variaciones del tipo de descuento aplicados por el Banco Central de Kuwait irán en mayor o menor medida en línea con los tipos aplicados por la Reserva Federal en sus operaciones de mercado abierto.

Los objetivos de la política monetaria están centrados en fomentar el crecimiento socio- económico del país en un marco de estabilidad de precios.

Desde 2015 al 2020 el Banco Central de Kuwait  fue incrementando su tipo de descuento en 25 puntos básicos en diciembre de 2015 (2,25%), otros 25 puntos en 2016 (2,5%) y otras dos subidas de 25 puntos en 2017 y 2018 hasta situar el tipo de descuento en el 3%. A inicios de 2020, y en línea con la política monetaria aplicada por la Reserva Federal y para inyectar una mayor liquidez en el sistema con el inicio de la crisis del COVID-19, el Banco Central acordó un recorte del  tipo de descuento de 150 puntos básicos hasta el 1,5% actual.

A finales de 2017 la liquidez del sistema financiero seguía siendo muy holgada, ascendiendo la liquidez primaria de las entidades financieras (depósitos en el Banco Central, certificados de depósitos y efectivo) al equivalente a 10.167 millones KWD (unos 33.551 millones USD), un 12% del total los activos de las entidades financieras.

En el último trimestre de 2020 el tipo medio ponderado de los tipos de interés de la banca para préstamos en dinares kuwaitíes a sus clientes se situaba en el 3,92%. La retribución media ponderada y anualizada del pasivo de los depósitos de sus clientes fue de un 1,53%. 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

La economía kuwaití se caracteriza primordialmente por la dependencia del sector petrolero, que representa en torno al 47% del PIB, el 90% de las exportaciones totales de bienes del país y el 95% de los ingresos fiscales del Estado, por lo que resulta vulnerable a cambios que se puedan producir en el precio de los hidrocarburos o caídas importantes de la demanda de los mismos.

En la actualidad Kuwait, gracias a la actual demanda y precio de los hidrocarburos, presenta un cuadro macroeconómico muy positivo (buenas tasas de crecimiento del PIB, superávits en la balanza por cuenta corriente y en gasto público), con estimaciones de que el crecimiento económico se mantenga en tasas razonables en los próximos años. No obstante se ha observa que la calidad de las infraestruturas del país, de su sistema sanitario y educativo están bastante por debajo de la media de países con nivel de renta parecido, que la economía está muy poco diversificada y que el sector privado es muy reducido en comparación con la media de otros países del área.

En cuanto a la atracción de inversión extranjera, Kuwait se sitúa muy por detrás de otras países de la región, lo que limita su acceso a tecnología, know-how y mejora de las capacidades de gestión empresarial.

Con el fin de diversificar su economía y mejorar los capítulos señalados (infraestructuras, educación y sanidad) el gobierno kuwaití aprobó el Plan de Desarrollo 2010/14, dentro de una serie de planes integrados en el programa "Visión Estratégica para 2025", que no sólo implica la realización de importantes inversiones públicas, sino también la participación del sector privado (asociación pública/privada o PPP en sus siglas en inglés), potenciando su actividad en la vida económica del país.  

Los resultados prácticos del Plan de Desarrollo 2010-14 han sido escasos, aunque se hayan hecho avances en algunos ámbitos (reformas de normas societarias y de atracción de inversión extranjera)  y sectores (petroquímico fundamentalmente). El nuevo Plan de Desarrollo 2015-20 incorpora muchos de los principales proyectos del Plan anterior (aeropuerto, metro, refinerías, desarrollos turísticos, etc.) que, por diversas razones, no pudieron llevarse a cabo.

Con el fin de llevar a cabo el programa de asociación pública/privado el gobierno de Kuwait creó en 2008 un organismo específico, Partnerships Technical Bureau (PTB) (Artículo 12 de la Ley 7/2008) que ha pasado a denominarse Kuwait Authority for Partnership Projects. La principal función del KAPP es la utilización de las capacidades y experiencia del sector privado en una mejor prestación de bienes y servicios públicos. La cartera actual de proyectos del KAPP abarca los sectores establecidos en el Plan Nacional como prioritarios (energía eléctrica, agua, educación, sanidad, transporte, comunicaciones y tratamiento de residuos sólidos). La ley 116/2014 sobre Partenariado Público-Privado aprobada en 2014 por el Parlamento kuwaití ha aportado una mayor transparencia y flexibilidad a los proyectos ejecutables en régimen de asociación  pública/privada.

Por lo que respecta al capítulo de la inversión extranjera directa se han dado pasos significativos tanto en la aprobación en 2001 de la Ley de Inversiones Extranjeras que permite el pleno control de la propiedad de las sociedades (hasta ese momento estaba limitada la participación del inversor extranjero al 49% del capital) y de la Ley de Promoción de Inversión Extranjera (Ley 116/2013), que unifica las entidades públicas encargadas de las operaciones de inversión extranjera (ventanilla única) en una única autoridad, reconoce las figuras de la sucursal y oficina de representación y establece la elaboración de una lista negativa de sectores donde no es posible la inversión extranjera.

El proceso de privatizaciones, tras ser aprobada por el Parlamento la Ley de Privatizaciones (mayo 2010), excluye como sectores susceptibles de privatización la educación, la sanidad, el petróleo y el gas. El sistema de privatizaciones establece una oferta inicial del 40% del accionariado entre ciudadanos kuwaitíes mediante OPV, la posibilidad de que el Estado mantenga un 20% del capital, venta del 5% del capital a trabajadores de la empresa y venta del 35% restante, mediante OPV, a empresas locales o extranjeras. El Estado mantendrá una “acción de oro” sobre las empresas privatizadas que le permitirá vetar ciertas decisiones corporativas. La principal empresa objeto de privatización está siendo Kuwait Airways, para la que se cuenta con la aprobación del Parlamento kuwaití. 

En cuanto a la supervisión prudencial de entidades de crédito, en 2004 se acordó  reforzar los poderes del Central Bank of Kuwait (CBK) en este ámbito. La reforma de sus estatutos le permite, desde entonces, imponer multas a aquellos bancos que infrinjan la legislación bancaria y participar en la designación de los miembros de los Consejos de Administración de los bancos. También, en 2004, se enmendó la ley bancaria de 1968 autorizando a los bancos extranjeros a operar en el mercado kuwaití, siendo el CBK el órgano competente para autorizar el establecimiento de los bancos extranjeros.  La Ley sobre el Mercado de Capitales, aprobada en febrero de 2010, establece la creación de una Autoridad Reguladora de los Mercados Financieros, formada por 5 miembros independientes, un tribunal especial para casos relacionadas con los mercados de valores (con un régimen de sanciones nuevo). La Ley incluye también la transformación de la bolsa en una sociedad anónima, en la que al menos el 50% de las acciones pasarían a manos privadas, con este objetivo la Autoridad del Mercado de Valores contrató en marzo de 2012 los servicios de HSBC, para estudiar esta privatización parcial.  Y en 2018/ 2019 se ha iniciado el proceso de privatización de la Bolsa de Kuwait, desde un 26% hasta un 44% máximo de propiedad de inversores extranjeros. Entre un 6% y un 24% quedará en manos del Gobierno y el 50% restante seguirá en manos de inversores locales mediante un proceso de IPO. Para la gestión de este proceso ofertó la operadora de la Bolsa española BME-X; pero desafortunadamente la oferta ganadora fue de la Bolsa Griega; a la que en su día había igualmente formado BME-X; paradójicamente. 

En el capítulo de las reformas, el aspecto más relevante, y en el que el Fondo Monetario Internacional ha venido haciendo más hincapié en todos sus informes anuales, es la reducción de los subsidios a la energía y al agua, equilibrando las tarifas que abonan los consumidores a los costes de producción. En el ejercicio fiscal 2014/15 las transferencias corrientes para subvencionar estos suministros alcanzaron los 15.000 M USD. Los subsidios suponen además una distorsión del mercado, favoreciendo un mayor consumo de recursos tanto naturales como financieros y evitando que se pongan en marcha, con resultados positivos, políticas de ahorro y de preservación racional de recursos. El Ministerio de Finanzas presentó en marzo de 2016 varias propuestas de incrementos graduales de tarifas de agua y electricidad para diversos grupos de comsumidores hasta 2018, que fue rechazado por el Parlamento del país.  

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex