Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Letonia presenta una estructura típica de una economía de servicios, sector que en 2021 generó el 72,8% del PIB. Dentro de este, destacan el comercio mayorista y minorista que representa el 15,3% del PIB y la actividad inmobiliaria que supone el 11,1% del PIB. Respecto al peso del sector industrial y del sector primario, han mantenido su importancia en los últimos años, gracias principalmente a la mejora de la productividad, resultado del esfuerzo inversor en bienes de equipo y tecnología realizada en ambos sectores. El sector primario aportó al PIB un 4,6% y el sector secundario (la industria manufacturera y construcción) un 22,6% en 2021.

En cuanto a la generación de empleo, el sector terciario es el que más ha contribuido en 2021 en términos de número de empleados, con un 69,6%; le sigue el sector secundario con 23,6% y el primario con un 6,8%.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

VALOR AGREGADO BRUTO POR SECTORES DE ACTIVIDAD (%) 2016 2017 2018 2019 2020
POR SECTORES DE ORIGEN
AGROPECUARIO 3,7 4,1 4,1 4,6 4,6
AGRICULTURA, GANADERÍA, CAZA 1,8 2,1 1,8 2,3 n.d.
SILVICULTURA 1,8 1,8 2,2 2,1 n.d.
PESCA Y ACUICULTURA 0,2 0,1 0,1 0,2 n.d.
INDUSTRIAL 21,2 21,8 21,5 21,7 22,4
MINERÍA 0,5 0,5 0,5 0,5 0,5
MANUFACTURAS 11,6 12,0 12,2 12,2 12,5
CONSTRUCCIÓN 5,3 5,8 6,4 6,5 7,0
ELECTRICIDAD Y AGUA 3,7 3,5 2,5[ 2,6 2,4
SERVICIOS 75,1 74,1 74,4 73,7 73,0
TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO 9,1 8,9 8,9 8,3 7,3
COMERCIO 14,8 14,6 14,3 14,6 14,5
FINANZAS 4,7 3,8 3,6 3,1 3,0
INMOBILIARIO 12,8 12,4 12,4 12,2 12,5
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 16,2 16,3 16,5 17,0 18,1
OTROS SERVICIOS 17,5 18,1 18,7 18,5 17,6
TOTAL 100 100 100 100 100
PIB POR COMPONENTES DEL GASTO (%)
CONSUMO 78,5% 78,6% 77,4% 77,4% 76,5%
Consumo Privado 60,4% 60,3% 59,2% 58,1% 56,2%
Consumo Público 18,1% 18,3% 18,2% 19,3% 20,2%
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO 21,2% 22,0% 23,3% 23,3% 22,5%
FBCF 19,3% 20,6% 22,1% 23,2% 24,5%
Var. existencias 1,9% 1,4% 1,1% 0,1% -2,0%
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 59,6% 61,6% 61,5% 59,8% 60,3%
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 59,3% 62,3% 62,2% 60,5% 59,2%
DISCREPANCIA ESTADÍSTICA 0,00 0,00 0,00 0,00 0,00
TOTAL 100 100 100 100 100

Fuente: Oficina de Estadísticas Letona, Banco Central Letón
Última actualización: Octubre 2021

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

 El impacto económico de la pandemia en Letonia fue menos severo de lo inicialmente previsto, al reducirse el PIB en 2020 un 3,8%. No obstante, Letonia se ha desacelerado más que las otras dos economías bálticas. El impacto algo más limitado  de lo previsto por la pandemia sobre la economía letona se explica por varios factores, entre los que destacan el importante paquete de medidas de apoyo al empleo y a las empresas implementadas por las autoridades desde el inicio de la crisis, la recuperación del comercio exterior en el último tramo del año 2020 y el peso algo más limitado en la estructura económica del país de los sectores más afectados por el Covid.

En el arranque de 2021, la economía letona no mostró todavía signos de recuperación, a pesar de las previsiones inicialmente optimistas. La segunda ola de la pandemia golpeó fuertemente a los países bálticos y a Letonia entre ellos, con niveles de contagios y fallecidos no conocidos en la primera. Esto obligó a endurecer las restricciones desde finales de 2020, las cuales se mantuvieron durante 2021 de forma intermitente. Pero estas restricciones no han impedido una cierta normalización de la economía del país y una recuperación de la actividad, que se ha traducido en  un crecimiento del PIB del 4,8% en 2021.

El cierre de muchos sectores tuvo un claro impacto sobre el mercado laboral, situándose la tasa de desempleo en el 8,1% de la población activa en 2020, un 1,8 punto porcentual más que en 2019 y consecuentemente sobre el consumo, a pesar de las ayudas a los trabajadores afectados por los cierres, implementadas por las autoridades. Este desempleo se ha ido reduciendo a lo largo de 2021, situándose en el 7,6% al cierre del año. La inversión se comportó de una manera más favorable, sustentada principalmente en la aceleración de la implementación de los proyectos de infraestructura financiados con fondos de la UE.

La demanda exterior continúa siendo el principal motor de la economía, las exportaciones de bienes en 2021 crecieron un 24%, y las importaciones un 28%. Por otro lado, las restricciones al turismo y al transporte tuvieron un significativo impacto en las exportaciones de servicios, sector con un importante peso en la economía letona, con reducciones de más del 10% a lo largo de 2020, situación que se invierte en 2021 gracias a la recuperación del comercio exterior pero no es acompañada por una recuperación del turismo. Letonia es un importante centro logístico en el comercio entre la UE y los países CIS, teniendo en su economía un peso importante las exportaciones de servicios y las reexportaciones de productos europeos hacia los países CIS. El resultado en 2021 ha sido un déficit en la balanza por cuenta corriente del -2,9% en 2021, cuando 2020 cerró con un superávit del 2,9%, consecuencia directa del fuerte aumento de las importaciones sin que el turismo y otros servicios hayan compensado este aumento.

Los Presupuestos Generales para 2021 incluyeron medidas discrecionales que permitieron continuar luchando contra el impacto económico de la pandemia, lo que se plasma en un déficit presupuestario en 2021 del 7,3%, aún mayor del registrado en 2020 del 4,5% del PIB. La Comisión europea ha decidió mantener activa la cláusula de escape hasta que la situación económica de los países de la UE se normalice. En el caso de Letonia, se prevé que el déficit público vaya reduciéndose en los próximos años hasta el -2,1% en 2022 y -0,8% en 2023. Como consecuencia, la Deuda Pública, en niveles muy bajos antes de la crisis, ascendió al 43,9% en 2020 y se espera que supere en 2021 el 50%, para luego comenzar a descender. El presupuesto para el año 2022 supone un aumento adicional de gasto del 15,2% respecto a 2021, que se concentra en mantener algunas medidas de apoyo por la pandemia pero también en aumentos salariales en varios colectivos de empleados públicos como personal sanitario, médicos y policía, además de gastos en seguridad y defensa. Se espera en 2022 un déficit del 4,7% del PIB.

La inflación, al igual que en otros países de la UE, comienza a ser un foco de preocupación, alcanzando en 2021 el 7,9%, dato que repunta hasta el 8,8% en febrero 2022.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS 2018 2019 2020 2021
PIB
PIB (M€ a precios corrientes) 29.143 30.647 29.457 32.923
Tasa de variación real (%) 4,0 2,5 -3,8 4,8
Tasa de variación nominal (%) 8,1 5,2 -3,9 11,8
INFLACIÓN
Media anual (%) 2,6 2,7 0,1 3,2
Fin de período (%) 2,5 2,1 -0,5 7,9
EMPLEO Y TASA DE PARO
Población (x 1.000 habitantes) 1.934 1.920 1.908 1.893
Población activa (x 1.000 habitantes) 982 971 972 935
% Desempleo sobre población activa 6,9 6,3 8,1 7,6
DÉFICIT/SUPERÁVIT PÚBLICO
% de PIB -0,8 -0,6 -4,5 -7,3
DEUDA PÚBLICA
en M€ 10.816 11.247 12.754 n.d.
en % de PIB 37,1 36,7 43,3 n.d.
EXPORTACIONES DE BIENES (BP)
en M€ 12.587 12.761 13.428 16.241
% variación respecto a período anterior 8,3 1,4 5,2 20,9
IMPORTACIONES DE BIENES (BP)
en M€ 15.108 15.403 14.917 18.679
% variación respecto a período anterior 7,4 2,0 -3,2 25,2
SALDO B. COMERCIAL
en M€ -2.520 -2.642 -1.489 -2.438
en % de PIB -8,6 -8,6 -5,1 -7,4
SALDO B. CUENTA CORRIENTE
en M€ -60 -204 845 -940
en % de PIB -0,2 -0,7 2,9 -2,9
DEUDA EXTERNA
en M€ 35.942 35.802 36.775 36.816
en % de PIB 123,3 116,8 124,8 111,8
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA
en M€ n.d. n.d. n.d. n.d.
en % de exportaciones de b. y s. n.d. n.d. n.d. n.d.
RESERVAS INTERNACIONALES
en M€ 3.578 3.700 3.982 4.507
en meses de importación de b. y s. 2,4 2,4 2,7 2,5
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA
en M€ 15.261 16.000 16.727 20.964
Fuente: Oficina de Estadísticas de Letonia, Banco Central de Letonia
Ultima actualización: abril 2022

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Letonia recibirá en los próximos años 4.991 millones de euros a través de los Fondos de Cohesión, dentro del MFF 2021-2027 y 1.820 millones de euros en el marco de la Facilidad de Recuperación y Resiliencia. Estos fondos permitirán acelerar los proyectos de modernización y construcción de sus infraestructuras de trasporte y energía, diseñadas en gran parte durante su pertenencia a la Unión Soviética, e integrar esta región definitivamente en las redes de la Europa continental. 

Es de esperar un cambio de objetivos de política económica a corto plazo. El conflicto en Ucrania y sus consecuencias económicas están suponiendo una necesidad creciente de medidas que mitiguen la inflación y los efectos económicos de la misma.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Tras un año 2021 de recuperación de los efectos económicos de la pandemia, las incertidumbres económicas han vuelto a surgir con fuerza tras la invasión rusa de Ucrania. Los efectos económicos no son sencillos de medir, pero sin duda se dejarán notar con fuerza en Letonia. La OCDE considera que los países bálticos serán los más afectados por el conflicto en su vertiente económica, sin descartar escenarios de recesión en estos. El Banco central letón rebajó su previsión de crecimiento para el 2022 de un 4% inicial a un 1,8%, con un déficit público que alcanzaría el 5% del PIB, pero ver riesgos de un daño mayor en la economía en caso de prolongación del conflicto. Hay tener en cuenta que Rusia es el cuarto socio comercial de Letonia, pero más preocupante es su dependencia de energética al suministrar Rusia el 100% del gas consumido por el país báltico. El cuadro macroeconómico de los presupuestos aprobados en noviembre de 2021 proyectaban un crecimiento del 3,7% del PIB, cifra y presupuestos que parecen desactualizados ante el nuevo escenario.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Los Presupuestos Generales para 2021 incluyeron medidas discrecionales que permitieron continuar luchando contra el impacto económico de la pandemia, lo que se plasma en un déficit presupuestario en 2021 del 7,3%, aún mayor del registrado en 2020 del 4,5% del PIB. La Comisión europea ha decidió mantener activa la cláusula de escape hasta que la situación económica de los países de la UE se normalice . El presupuesto para el año 2022 supone un aumento adicional de gasto del 15,2% respecto a 2021, que se concentra en mantener algunas medidas de apoyo por la pandemia pero también en aumentos salariales en varios colectivos de empleados públicos como personal sanitario, médicos y policía, además de gastos en seguridad y defensa. Se espera en 2022 un déficit del 4,7% del PIB. Estas cifras serán matizadas sin duda por los efectos del conflicto en Ucrania, el Gobierno podría considerar en breve la aplicación de medidas económicas para tratar de mitigar los posibles efectos.

Los fondos de la Unión Europea continuarán siendo un elemento clave que ayudará a respaldar la actividad inversora y por tanto la recuperación. Letonia no solo obtendrá una financiación de 4.612 millones de € procedente de los fondos estructurales y del CEF en el marco del nuevo MFF 2021-2027, si no que a ello se le añadirán las transferencias y préstamos contemplados en el Plan de Recuperación y Resiliencia. El RRF aprobado por la Comisión en junio de 2021, incluye fondos (donaciones) por valor de 1.800 millones de euros, 38% de los cuales irían destinados a objetivos climáticos, un 21% a digitalización y un 20% a políticas de reducción de desigualdad.

En cuanto al enfoque a largo plazo de la Política Económica Letona se enfrenta por un lado a la consecución de los objetivos a medio plazo establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo 2021-2027, aprobado en julio de 2020, y por otro a la superación de los efectos de la pandemia sobre la economía del país.

El Plan Nacional de Desarrollo 2021-2027 fija 4 objetivos principales:

  • Igualdad de Oportunidades: como elemento determinante de la justicia social y la reducción de las desigualdades. Esto implica medidas destinadas a mejorar el sector educativo, la atención sanitaria, el medio ambiente y la protección social. El resultado final será la mejora de la productividad y por tanto de la de la economía y a la sociedad en su conjunto.
  • Productividad y Renta como factores básicos del crecimiento sostenible. Incluye medidas encaminadas a desarrollar la innovación empresarial y la formación de los recursos humanos.
  • Confianza social: como forma de que la sociedad colabore en la consecución de objetivos comunes. Incluye medidas encaminadas a mejorar la protección social.
  • Desarrollo regional: como piedra angular del crecimiento equilibrado y a largo plazo del país. Incluye medidas encaminada a promover la especialización y las competencias de cada región, potenciando el atractivo económico década región. servicios públicos.

Con estos objetivos a medio plazo, y con el objetivo a corto plazo de superar el impacto económico de la pandemia, Letonia ha diseñado en los dos últimos años unos presupuestos generales, con un elevado componente de gasto social (en torno al 14% del PB), gracias a la mencionada relajación temporal de la regla de gasto aprobada por la Comisión Europea. Entre las principales actuaciones incluidas en el paquete de medidas para luchar contra la Covid se encuentran, entre otras:

  • Préstamos para financiar el capital circulante.
  • Garantías sobre préstamos impagados.
  • Prestación por inactividad: Pago del salario de los empleados de empresas o autónomos cuyos ingresos se había reducido en un 30% en marzo/abril de 2020 respecto a marzo/abril de 2019, o 20% si cumplen alguna otra condición relativa a exportaciones, inversiones, etc.). Se paga el 75% del salario medio bruto de los últimos 6 meses antes del inicio de la situación de emergencia, 50% en el caso de las microempresas, con un límite en todos los casos de 700 € por mes. Estos subsidios no están sometidos a ninguna retención fiscal o contribución social. A estas cantidades se le suman 50 € por hijo menor de 24 años a cargo.
  • Medidas fiscales: La mayoría destinadas a diferir el pago de los impuestos hasta el momento en el cual las empresas vuelvan a su actividad normal. Para aquellas compañías cuyos ingresos se hayan reducido en el mes de marzo de 2020 un 30% respecto a marzo/abril de 2019, o un 20% (más una serie de requerimientos adicionales) se prevé que puedan diferir sus obligaciones fiscales hasta 3 años o acogerse a un sistema de pago a plazos. Se exonera de la obligación los avances a cuenta del IRPF de 2020 estableciéndose un sistema de pago a plazos. Se flexibiliza el sistema de devolución del IVA y se facilita la compra de alcohol para la fabricación de geles desinfectantes, así como se permite la compra a distancia de determinados productos sujetos a pago de impuestos especiales (básicamente bebidas alcohólicas).
  • Alquileres de locales públicos: Se aplicará un descuento en el alquiler, de mayor o menor cuantía, o incluso se exonerará del mismo a aquellas empresas afectadas por inactividad total o parcial que tengan sus instalaciones en zonas francas, puertos u otras instalaciones públicas.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Letonia es miembro de la Zona Euro desde 2014, por lo tanto, las decisiones sobre la política monetaria se adoptan en el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo y el Banco Central de Letonia es el organismo encargado de llevarlas a cabo en Letonia. La elevada inflación registrada en la segunda mitad de 2021 y 2022 es motivo de elevada preocupación, y objeto de algunas políticas desde la Administración del Estado que buscan limitar el aumento de los precios energéticos y de otros productos.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

 

Por otro lado, en lo que a sector financiero se refiere, las autoridades letonas continúan trabajando en estrecha colaboración con las autoridades europeas para incrementar la transparencia en el sector bancario y la lucha contra el blanqueo de dinero, sobre todo en aquel destinado a los no residentes. La aplicación de una legislación más estricta (AML/CFT/CPF) permitió que, en enero de 2020, el Consejo de Europa considerara a este país como altamente cumplidor con la mayoría de las recomendaciones realizadas por MONEYVAL. Esta Comisión de Expertos consideró que Letonia ha completado las recomendaciones en áreas como las sanciones financieras en relación con el terrorismo y la financiación del terrorismo; sanciones financieras en relación con la propagación de armas nucleares; organizaciones no gubernamentales; evaluación profunda de clientes; evaluación en profundidad de empresas y profesiones específicas no financieras; regulación de instituciones financieras; mensajeros de efectivo y otras formas de cooperación internacional. Se espera que, en 2023, Letonia pueda salir definitivamente de la lista gris.

El sector bancario letón está segmentado en dos modelos de negocio. Por un lado, se encuentran los bancos que trabajan en el mercado doméstico, con productos destinados a residentes, filiales de bancos nórdicos, con elevada transparencia y cumplidores con la normativa comunitaria en materia de blanqueo de dinero. Y, el otro segmento, constituido por bancos cuyos depósitos provienen de no residente y que se escapaban del control comunitario. Los comentados avances en el control de estos bancos, con medidas como la prohibición de prestar servicios comerciales a las sociedades fantasma no residentes y el refuerzo de las capacidades de vigilancia financiera, ha llevado a una pérdida gradual de peso. Si en 2015 el 50% de los depósitos en Letonia eran de no residentes este porcentaje se ha reducido al 10% en 2021.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura