Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Letonia presenta una estructura típica de una economía de servicios, sector que en 2019 generó el 73,7% del Valor Añadido Bruto (VAB) nacional. Dentro de este, además del comercio que aporta al VAB el 14% del total, destaca la actividad inmobiliaria que va ganado peso en los últimos años, suponiendo en 2019 el 12,4% del Valor Añadido. El peso del sector industrial y del sector primario también han crecido ligeramente en los últimos años gracias a la mejora de la productividad resultado del esfuerzo inversor en bienes de equipo y tecnología realizada en ambos sectores, sin embargo, durante el año 2019 las cifras se han mantenido casi idénticas a las del 2018. Dentro del sector primario, cuya aportación al PIB en 2019 fue del 4,3% la actividad que aporta más valor añadido es la silvicultura, teniendo el sector maderero gran importancia en la economía letona y especialmente en su balanza comercial. En 2019, el sector primario empleó al 6,73% de la población activa, el sector secundario al 23,02% y el sector servicios al 70,26% de la población letona.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

VALOR AGREGADO BRUTO POR SECTORES DE ACTIVIDAD  (%) 2014 2015 2016 2017 2018
POR SECTORES DE ORIGEN
AGROPECUARIO 3,8 4,1 3,7 3,7 3,8
AGRICULTURA n.d. n.d. n.d. n.d. n.d.
GANADERÍA n.d. n.d. n.d. n.d. n.d.
SILVICULTURA Y PESCA n.d. n.d. n.d. n.d. n.d.
INDUSTRIAL 22,4 22,3 21,6 22,5 23,1
MINERÍA 0,5 0,5 0,5 0,5 0,5
MANUFACTURAS 12,3 12 11,9 12,2 12
CONSTRUCCIÓN 6,7 6,5 5,4 6 7,1
ELECTRICIDAD Y AGUA 2,9 3,3 3,8 3,8 3,57
SERVICIOS 73,8 73,6 74,7 73,8 73,1
TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO 10 9 9,1 9,5 9,5
COMERCIO 14,3 14,7 14,5 14,6 14,1
FINANZAS 4,5 4,7 4,8 3,9 3,7
INMOBILIARIO 13,3 12,5 12,7 12,1 12
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 15,5 15,8 16,2 16 15,8
OTROS SERVICIOS 16,2 16,9 17,4 17,7 18
TOTAL 100 100 100 100 100
PIB POR COMPONENTES DEL GASTO (%)
CONSUMO 78,77 78,28 78,12 77,7 76,45
Consumo Privado 61,26 60,36 60,09 59,75 58,75
Consumo Público 17,51 17,92 18,03 17,95 17,70
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO 22,67 22,23 20,73 22,21 24,16
FBCF 22,6 22,14 19,63 20,9 22,80
Var. existencias 0,08 0,09 1,09 1,31 1,36
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 60,74 60,42 59,98 61,09 58,88
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 62,19 60,93 58,82 61 59,49
DISCREPANCIA ESTADÍSTICA         0,00
TOTAL 100 100 100 100 100

Fuente: Oficina de Estadísticas Letona, Banco Central Letón
Última actualización: Agosto
 2019

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

El 13 de marzo de 2020, Letonia aprobó establecer un periodo de cuarentena, que tras varias extensiones se extendió hasta el 9 de junio, si bien con condiciones gradualmente más suaves. Esta situación ha afectado muy negativamente a la actividad económica del país, no tanto por su paralización, que ha sido limitada en tiempo y extensión sectorial, sí no sobre todo por el cierre y paralización de la mayor parte de la economía mundial. Letonia es un país pequeño y muy abierto a los mercados internacionales, por lo que cualquier ralentización del comercio internacional y de la economía de sus socios impacta directamente en su economía. 

Desde el verano de 2019, la economía letona ya mostraba signos claros de una gradual desaceleración cerrando el último trimestre del año 2019 con un aumento del PIB de tan solo el 1% en tasa interanual. La pérdida de fuelle de la demanda externa y de la inversión a lo largo del año se plasmaron en una gradual desaceleración de la actividad económica que llevó al Banco Central de Letonia a revisar dos veces a la baja sus previsiones para 2019, cerrando el conjunto del año con un crecimiento del 2,2%. En ese momento, se esperaba una desaceleración transitoria fruto de las tensiones existentes en los mercados internacionales y la desaceleración de las principales economías de la eurozona. Sin embargo, la pandemia ha profundizado la recesión y el PIB ha registrado una caída en el primer trimestre del año del -1,5% en tasa interanual y del -2,9% si lo comparamos con el último trimestre de 2019. 

El principal responsable de la caída de la actividad económica en el primer trimestre de 2020 ha sido la fuerte reducción del consumo privado, del -4,5% en tasa interanual, resultado de la incertidumbre del momento y del cierre de actividades de ocio, comercio, viajes, etc. El consumo privado fue el motor del fuerte crecimiento de los últimos años, sustentado en la alta tasa de empleo y en los salarios crecientes.

Por su parte, el consumo privado, motor del fuerte crecimiento de los últimos años, gracias a los elevados niveles de empleo y salarios crecientes, es el componente que mejor ha resistido durante el pasado año, creciendo un 2,9% respecto al año anterior. El crecimiento de los salarios, 8,3%, y la disminución de la tasa de desempleo hasta el 6,3%, son factores que aseguran el mantenimiento del nivel de solvencia de los hogares, con el consiguiente efecto sobre el consumo.

No obstante, el mercado de trabajo letón presenta una dualidad preocupante consecuencia de la falta de movilidad interna de la población, lo que provoca la escasez de mano de obra preparada en determinadas zonas, con la consecuente presión sobre los salarios, frente a niveles de paro elevados en otras regiones lo que da lugar a importantes bolsas de pobreza. Este hecho contrasta aún más si se tiene en cuenta la importancia de la emigración de los letones hacia otros países de la UE. Otro elemento preocupante del mercado de trabajo letón es el peso de los parados de larga duración (1/4 de los que buscan empleo) y el descenso de la población activa por el problema demográfico característico de los países de esta zona. Esta particularidad del mercado de trabajo puede conllevar un impacto asimétrico sobre la población, consecuencia de la crisis del Covid 19, en un país que arroja uno de los mayores índices de desigualdad social de la Unión Europea.

 

 

El resto de los componentes han mantenido un comportamiento mejor de lo esperado en el primer trimestre, destacando el crecimiento del 5,4% en tasa interanual de la inversión, gracias a la inversión en construcción, y de las exportaciones, 3%.

El buen comportamiento de la balanza de servicios, con un peso determinante en la balanza de pagos letona, permitió compensar la caída de las exportaciones de bienes, de manera que el déficit de la balanza por cuenta corriente se redujo del -0,7% del PIB en 2018 al -0,5% en 2019. En cuanto a la evolución de la demanda interna, destaca el frenazo de la inversión que, tras crecer a tasas de dos dígitos en los últimos años, 15,3% en 2018, tan solo aumento un 3,8% en 2019. La desaceleración del sector manufacturero orientado principalmente a los mercados exteriores llevó a la paralización de las decisiones de inversión. Dicho sector pasó de enfrentar una situación de capacidad productiva insuficiente y escasez de mano de obra a una situación a lo largo de 2019 de falta de demanda, principalmente exterior. La inversión en viviendas, edificios y otras infraestructuras también comenzó a desacelerar su tendencia tras el verano de 2019.

 

En 2019, las cuentas públicas se mantuvieron cercanas al equilibrio, con un déficit del -0,5% del PIB y con unas previsiones de reducción del déficit hasta el -0,3% en 2020, según el Ministerio de Finanzas letón. No obstante, la crisis del Coronavirus ha anulado todas las previsiones no solo de ingresos y gastos incluidas en los presupuestos del Estado de 2020 sino las previsiones económicas realizadas el pasado mes de diciembre.

El Banco Central de Letonia ha revisado a la baja  sus estimaciones sobre la evolución del PIB para 2020, desde un crecimiento del 2,6% hasta una reducción del –6,5% con una inflación en torno al 0,5%.  Las previsiones realizadas por Letonia se basan en el escenario de que, tras la parálisis económica de la primera mitad del año, la economía se recuperará gradualmente sustentada en el consumo privado principalmente y en las exportaciones de servicios. No obstante, los países vecinos, principales mercados de exportación, están realizando previsiones bastante más pesimistas por lo que el escenario previsto por Letonia es probablemente demasiado optimista. En este sentido, las previsiones realizadas por el Fondo Monetario Internacional en abril de 2020 adelantan una caída del PIB letón del -8,3% en 2020.

 

No obstante, los indicadores disponibles en el segundo semestre han llevado al Banco Central de Letonia a revisar a la baja en el mes de junio sus previsiones de crecimiento para 2020, desde el -6,5% anticipado en marzo al -7,5%. La profunda caída del consumo unido a una previsible ralentización de la inversión (-12,1% para el conjunto del año), a pesar de los planes de inversión pública lanzados por el gobierno y la desaceleración de las exportaciones (-8,1%) , sobre todo de servicios, son las principales razones para este empeoramiento de las previsiones. Las autoridades esperan, no obstante, que esta situación sea pasajera y que la economía repunte en 2021 año para el que se espera un crecimiento del 6,7%.
Parte de esta recuperación se prevé se sustente en los programas de apoyo puesto en marcha tanto a nivel de la UE como a nivel nacional. Esto conllevará un desequilibrio de las cuentas públicas, las cuales se habían mantenido cercanas al equilibrio en los último años, estimándose un déficit público del -7, 3% en 2020. La deuda pública se elevará en consecuencia a hasta el 49,9% del PIB, creciendo 10 puntos porcentuales respecto a 2019.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS 2016 2017 2018 20191  20202
PIB  
PIB (M€ a precios corrientes) 25.073 26.798 29.056 30.476 -
Tasa de variación real (%) 1,8 3,8 4,3 2,2  
Tasa de variación nominal (%) 2,9 6,9 8,4 4,9 -
INFLACIÓN  
Media anual (%) 0,1 2,9 2,5 2,8 2,7
Fin de período (%) 2,2 2,2 2,6 2,3 1,4
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL  
Media anual (%) 0 0     0 0 0
Fin de período (%) 0 0 0 0 0
EMPLEO Y TASA DE PARO  
Población (x 1.000 habitantes) 1.969 1.950 1.934 1.920 1.905
Población activa (x 1.000 habitantes) 989 980 982 913 -
% Desempleo sobre población activa 9,6 8,7 7,4 6,3 6,8
DÉFICIT PÚBLICO  
% de PIB 0,1 -0,5 -0,7 -0,5 -
DEUDA PÚBLICA  
en M€ 10.092 10.807 10.608 11.031 (T3) -
en % de PIB 40,3 38,6 36,4 - -
EXPORTACIONES DE BIENES (BP)  
en M€ 10.490 11.647 12.773 12.802 2.135
% variación respecto a período anterior -0,1 11 9,7 0,3 -
IMPORTACIONES DE BIENES (BP)  
en M€ 12.417 14.177 15.793 15.771 2.322
% variación respecto a período anterior -2,3 14,2 11,4 -0,2 -
SALDO B. COMERCIAL  
en M€ -1.927 -2.530 -3.020 -2.969 -187
en % de PIB -7,7 -9,4 -10,4 -9,7 -
SALDO B. CUENTA CORRIENTE  
en M€ 361 274 -198 -163 487
en % de PIB 1,4 1,0 -0,7 -0,5 -
DEUDA EXTERNA  
-en M€ 37.217 37.922 35.697 35.398 -
en % de PIB 148,4 141,5 122,9 161,2 -
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA  
en M€ n.d. n.d. n.d. n.d. n.d.
en % de exportaciones de b. y s. n.d. n.d. n.d. n.d. n.d.
RESERVAS INTERNACIONALES  
en M€ 3.100 3.620 3.578 3.700 3.955
en meses de importación de b. y s. 3,0 3,1 2,7 2,8 -
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA  
en M€ 13.582 14.628 15.202 15.976 -
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL EURO  
media anual 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0
fin de período 1,0 1,0 1,0 1,0 1,0

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Sin lugar a duda, la economía letona está mejor preparada para enfrentar la actual crisis que en 2008, tanto por contar con unas cuentas públicas más saneadas como por haber avanzado en las reformas estructurales. No obstante quedan importantes reformas por realizar o en fase de implementación, siendo necesario que una vez que se supere el impacto económico se continúe avanzando en la reforma fiscal, sanitaria, de pensiones, educativa y social, que impacten sobre el todavía elevado nivel de desigualdad social, el cual se agudizará probablemente por la crisis del Covid-19.  

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

La expansión de la crisis del Covid-19 a nivel mundial y su consecuente impacto económico ha alterado las previsiones económicas realizadas tan solo hace un mes por cualquier país u organismo internacional. En el momento actual, en el que la mayoría de los países, entre ellos Letonia continúan inmersos en un periodo de cuarentena y donde el proceso de salida de la misma no está todavía claramente definido no es posible contar con unas previsiones fiables sobre la evolución de la economía en los próximos años.

Como se ha comentado en el epígrafe sobre coyuntura, la crisis del Covid-19 ha alterado las previsiones económicas realizadas antes del mes de marzo de 2020. El Banco Central de Letonia ha revisado a la baja  sus estimaciones sobre la evolución del PIB para este año, desde un crecimiento del 2,6% hasta una reducción del –6,5% con una inflación en torno al 0,5%. En efecto, las autoridades económicas letonas han previsto un brusco frenazo, acotado en la primera mitad del año, y una fuerte recuperación en la segunda mitad del año sustentada tanto en la recuperación del comercio internacional y la gradual recuperación del consumo interno manteniendo un perfil bajo la inversión. Para el conjunto del año, se espera que el consumo privado descienda un -5,9% y la inversión un -18,1%. El comercio exterior sufrirá del parón de la economía mundial que se reflejará en una reducción de las exportaciones y de las importaciones del -8,0% y del -9,4% respectivamente.

Las medidas puestas en marcha por las autoridades letonas destinadas a paliar la falta de liquidez temporal y la destrucción de empleo, unidas a las medidas del Banco Central Europeo y de la Comisión para relanzar la actividad económica se plasmarán, según Letonia, en la fuerte recuperación de la economía a partir del verano.  Estas previsiones, a priori bastante optimistas, contrastan con las previsiones menos optimistas de los países vecinos, principales mercados de exportación,y los organismos internacionales. El Fondo Monetario Internacional en abril de 2020 ha estimado una caída del PIB letón del -8,3% en 2020. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Letonia está sujeta al brazo preventivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), que le obliga, entre otras medidas, a preservar una posición fiscal sólida, que garantice el cumplimiento de su objetivo presupuestario a medio plazo, permitiendo la Comisión Europea una desviación temporal del mismo para la implementación de las reformas estructurales. Lituania presentó su borrador de Presupuestos para 2020 a la Comisión Europea, en el que se incluía una previsión de déficit fiscal del -0,3%. En noviembre de 2019, la Comisión emitió una opinión favorable al considerar que Letonia fijaba un saldo estructural por encima del objetivo marcado a mediano plazo y, por lo tanto, cumplía con los establecido en el brazo preventivo.

La irrupción de la crisis desatada por el Covid-19, ha llevado a la Comisión Europea a suspender el 20 de marzo de 2020 las reglas presupuestarias incluidas en el PEC para permitir a los países de la Unión Europea aumentar sus niveles de gasto público y poner en marcha medidas que limiten el impacto sanitario, social y económico del Covid-19. Asimismo, ha aprobado un paquete de medidas por valor de 500.000 millones de € para apoyar a la recuperación de las economías europeas.

En el corto plazo, el Ministerio de Economía ha puesto en marcha un conjunto de medidas recogidas en el decreto "On  measures to prevent and manage the threat to the state and its consequences due to the spread of Covid-19" aprobado por el parlamento el 20 de marzo de 2020 y ratificado por el Presidente el día 21. Su objetivo es amortiguar los efectos derivados de la falta total o parcial de la actividad económica :

  • Préstamos para financiar el capital circulante: La institución financiera pública, Altum (equivalente a ICO), otorgara hasta 50 millones de € en préstamos a empresas o autónomos  cuya actividad se haya visto afectada por el Covid-19. El monto máximo de los préstamos será de 1 millón de €, calculándose la cantidad máxima en función de una serie de indicadores de la empresa como son la facturación, el cash-flow, la liquidez necesaria para los próximos 18 meses, etc. Se establece en el pago un periodo de cadencia de 12 meses, una duración del préstamo de entre 1 a 3 años  y unos tipos de interés serán preferenciales, dependiendo del tamaño de la empresa y el sector de actividad.  
  • Garantías sobre préstamos impagados: El Ministerio, a través de Altum, pone en marcha una línea de garantías por importe de 50 millones de €, para empresas que están enfrentando dificultades a la hora de atender sus préstamos como consecuencia de la falta de actividad derivada del Covid-19. La garantía permitirá diferir el pago del principal, se otorgará por un máximo de 5 millones de € por empresa, equivalente como máximo al 50% del valor del préstamo y tendrá una vigencia máxima de 2 años.
  • Prestación por inactividad: Pago del salario de los empleados de empresas o autónomos cuyos ingresos se han reducido en un 30% en marzo/abril de 2020 respecto a marzo/abril de 2019, o 20% si cumplen alguna otra condición relativa a exportaciones, inversiones, etc). Se pagará el 75% del salario medio bruto de los últimos 6 meses antes del inicio de la situación de emergencia, 50% en el caso de las micro empresas, con un límite en todos los casos de 700 € por mes. Estos subsidios no están sometidos a ninguna retención fiscal o contribución social. A estas cantidades se le suman 50 € por hijo menor de 24 años a cargo.
  • Medidas fiscales: el objetivo de la mayoría de estas medidas es diferir el pago de los impuestos hasta el momento en el cual las empresas vuelvan a su actividad normal. Para aquellas compañías cuyos ingresos se hayan reducido en el mes de marzo de 2020 un 30% respecto a marzo/abril de 2019, o un 20% (más una serie de requerimientos adicionales) se prevé que puedan diferir sus obligaciones fiscales hasta 3 años o acogerse a un sistema de pago a plazos. Se exonera de la obligación los avances a cuenta del IRPF de 2020 estableciéndose un sistema de pago a plazos. Se flexibiliza el sistema de devolución del IVA y se facilita la compra de alcohol para la fabricación de geles desinfectantes así como se permite la compra a distancia de determinados productos sujetos a pago de impuestos especiales (basicamente bebidas alcohólicas). 
  • Alquileres de locales públicos: Se aplicará un descuento en el alquiler, de mayor o menor cuantía, o incluso se exonerará del mismo a aquellas empresas afectadas por inactividad total o parcial que tengan sus instalaciones en zonas francas, puertos u otras instalaciones públicas.

Una vez superada la fase inicial de inactividad, el Ministerio de Finanzas cuenta con poner en marcha un plan de reactivación con cargo a los fondos que provengan de la Comisión Europea. Las actuaciones incluidas en este plan tendrán como objetivos principales conseguir:

  • Apoyar al sector exportador para que pueda recuperar su posición en los mercados internacionales.
  • Apoyar la innovación y el desarrollo de nuevos productos
  • Apoyar la formación de los trabajadores y su reorientación a nuevos sectores.
  • Apoyar las iniciativas que supongan creación de empleo 
  • Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Además de las actuaciones anteriores, se pondrán en marcha las medidas aprobadas por el Banco Central Europeo con el objetivo de aumentar la capacidad prestamista del sector bancario  y que incluyen:


• Reducción de los requerimientos de capital contra cíclicos
• Reducción de las colchones de liquidez
• Flexibilización de otras medidas regulatorias en línea con las recomendaciones del Banco Central Europeo, entre las que se encuentra la flexibilización de forma temporal de contabilizar los préstamos de difícil recuperación.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Letonia estaba actualmente afrontando un programa de reformas estructurales, las cuales se incluían en los Presupuesto del Estado para 2020 y en el marco del Programa de Estabilidad 2019-2022.  Entre las distintas iniciativas en ejecución destacaba sobre todas la del sector de la salud, por su mala situación en comparación con el resto de los países de la UE. Tras afrontar la crisis se podrá valorar cual es la situación de este sector, como ha funcionado y que cambios se requieren.

La inactividad económica a nivel mundial y la profunda crisis económica que se empieza a vislumbrar pondrá de manifiesto la falta de reformas en Letonia en el sistema de pensiones (en proceso en 2020), en educación, en redistribución impositiva y en el fomento de la I+D+. Letonia uno de los países que presenta mayor nivel de desigualdad dentro de la UE, por lo debe retomar el camino lo antes posible de las reformas estruturales.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura