Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Por sectores, destaca el predominio del sector servicios, que contribuye con el 53,3% del PIB y aporta el 59,4% del empleo. Le sigue el sector primario con un peso del 33,7% en el PIB y generadora del 30,1% del empleo, donde la minería tiene mayor peso que la agricultura. Por el contrario, el sector manufacturero está muy poco desarrollado, y sólo aporta el 13% del PIB. 

La minería, un sector muy importante en términos de generación de ingresos y muy intensivo en capital, aporta cerca del 22% del PIB. Mongolia cuenta con unas de las mayores reservas mundiales de minerales, lo que explica su elevada dependencia de la evolución de los precios de los minerales en los mercados internacionales y de la inversión extranjera en este sector. Entre 2017 y 2019 la economía de Mongolia se recupera gracias a las exportaciones de carbón, la entrada de capital de extranjero (inicio de la segunda fase del proyecto minero Oyu Tolgoi) y la recuperación de la demanda doméstica. En 2020 el estallido de la pandemia tiene un impacto negativo en la tasa de crecimiento del PIB. En concreto, el descenso de la demanda externa y la desaceleración de los flujos de inversión provocan una caída del crecimiento económico del -5,3% interanual. 

Por otro lado, el consumo privado de Mongolia es relativamente alto (56,8%) comparado con los países de su entorno y se acerca a los estándares de los países desarrollados donde supone más del 60% del PIB. El consumo público y la inversión (concentrada en el sector minero) registran cifras inferiores frente a los países vecinos.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

 

PIB (sectores de origen y componentes del gasto) %

2018

2019

2020

POR SECTORES DE ORIGEN

AGRICULTURA

10,811

12,1

MINERÍA23,823,8

21,6

INDUSTRIA

9,5

9,6

13

SERVICIOS

55,9

55,6

53,3

POR COMPONENTES DEL GASTO

CONSUMO

Consumo Privado

48,4

54,5

56,8

Consumo Público

11,8

12,1

14,5 

FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO

29,6

39,4

24,3

EXPORTACIONES NETAS DE BIENES Y SERVICIOS

-3,3

-6

4,4

Fuente: National Statistical Office of Mongolia

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

En 2020 el crecimiento del PIB de Mongolia cayó un -5,3% debido al descenso de la demanda global de materias primas, el cierre de fronteras con China y el impacto negativo de las restricciones de movilidad en el sector servicios. En el periodo enero-septiembre de 2021 el PIB aumentó un 3,6% gracias a la recuperación de la economía global y al "efecto base" estadístico. 

En su última revisión de previsión del crecimiento, octubre de 2021, el FMI estima que la economía de Mongolia crecerá un 5,2% a finales de este año, condicionado a la recuperación de sus exportaciones, la reapertura completa de la mina Oyu Tolgoi y el éxito de la campaña de vacunación dentro del país.   

En 2020 el índice de precios al consumo creció un 3,7% interanual. En el periodo enero-septiembre de 2021 los precios crecieron un 5,6% interanual. En el mes de septiembre los precios aumentaron un 9,6% interanual y en términos mensuales lo hicieron un 0,3%.

En el periodo enero-septiembre de 2021 el volumen del comercio exterior alcanzó los 11.531 millones de dólares. Las exportaciones totalizaron 6.405 millones de dólares, un aumento del 24,4% interanual. Los principales productos exportados fueron los minerales con el 84,1% del valor total de las exportaciones, suponiendo las exportaciones de carbón el 27,6% y las de cobre el 42% del total exportado. Las importaciones ascendieron a 5.127 millones de dólares, un crecimiento del 30,5% interanual. Los principales productos importados fueron los vehículos y sus partes con un 19,5% y los bienes de equipo con un 18,5% del total importado. El saldo comercial en el periodo ascendió al 1.278 millones de dólares, un aumento del 4,9% respecto al mismo periodo del año anterior.

El país debe hacer frente a presiones de balanza de pagos y de capital por la volatibilidad de los precios de las materias primas, la escasa diversificación geográfica de sus exportaciones, y su elevada dependencia de la inversión extranjera.

El crecimiento del gasto público extrapresupuestario de los últimos años a través del Banco de Desarrollo de Mongolia llevó al incumplimiento del techo de déficit público del 2% del PIB, establecido en la Ley de Estabilidad Fiscal. A partir del año 2017 Mongolia inicia un proceso de consolidación fiscal para corregir su elevado déficit fiscal y deuda pública. Sin embargo, los paquetes de alivio y estímulo del gobierno para mitigar el impacto del COVID-19 han tenido un claro impacto en las cuentas públicas. A finales de 2020 el déficit fiscal ascendió al 9,7% y la deuda pública al 76,6% del PIB.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS

2017

2018

2019

2020

PIB

PIB (M$ a precios corrientes)

11.430

13.140

13.191

 13.140

Tasa de variación real (%)

5,1

7,2

5,2

-5,3

INFLACIÓN

Media anual (%)

4,4

6,8

7,3

3,7 

Fin de período (%)

6,4

8,1

5,2

2,3

TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL

Media anual (%)

12,3

10,5

9,5

Fin de período (%)

11

11

9

6

EMPLEO Y TASA DE PARO

Población (x 1.000 habitantes)

3.180

3.240

3.297

3.358

Desempleados (x1.000habitantes)

119,8

105,6

127,7

92,1 

Tasa de desempleo

8,8

7,8

9,9

7,5

SALDO PRESUPUESTARIO

% de PIB

-3,8

2,6

0,8

-9,7

DEUDA PÚBLICA

en millones de dólares

9.670

9.754

9.629

10.065

en % de PIB

84,6

73,3

73

76,6

EXPORTACIONES DE BIENES

en millones de dólares

6.201

7.012

7.619

7.576

% variación respecto a período anterior

26

13,1

8,7

-0,6

IMPORTACIONES DE BIENES

en millones de dólares

4.335

5.875

6.127

5.294 

% variación respecto a período anterior

29

35,5

4,3

 -14

SALDO B. COMERCIAL

en millones de dólares

1.865

1.137

1.492

2.282 

en % de PIB

20

38,9

31,3

53,3 

SALDO B. CUENTA CORRIENTE

En millones de dólares

-1.155

-2.210

-2.162

-580 

en % de PIB

-10,1

-17

-15,4

-4,4 

DEUDA EXTERNA

en millones de dólares

27.493

28.715

30.702

32.162

en % de PIB

239

220

224

245

SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA

En millones de dólares

-

-

-

-

en % de exportaciones de b. y s.

4,2

11

5,4

9,6

RESERVAS INTERNACIONALES

en millones de dólares

3.008

3.549

4.348

4.534

en meses de importación de b. y s.

4,4

4,2

5

7,4

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA

en millones de dólares

2.086

2.174

2.443

 1.719

TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR

media anual

2.438

2.467

2.663

2.813

fin de período

2.443

2.637

2.734

2.774

Fuentes: Bank of Mongolia, National Statistical Office of Mongolia, FMI, UNCTAD, BAsD.

Última actualización: diciembre 2021.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

La Ley de Estabilidad Fiscal de 2013 fija un déficit fiscal del 2% del PIB, si bien se ha superado siempre desde el mismo año de su aprobación.

A finales de 2016 Mongolia solicitó un rescate financiero debido a la caída de los ingresos fiscales, el aumento del déficit público hasta el 17% del PIB, la rápida depreciación del tugrik y la caída de las reservas exteriores en un momento en que el país debía hacer frente a vencimientos de varias emisiones de bonos realizadas en 2012 y 2013. A principios de 2017 varias IFIs (FMI, ADB, BM) y donantes bilaterales (Japón, Corea y China) acordaron con Mongolia un programa de asistencia financiera (2017-2022) de 5.650 millones de dólares en apoyo al presupuesto y al programa de reformas estructurales que el gobierno se comprometió a aplicar en el medio plazo para lograr la estabilización de su economía. Entre las principales medidas destacan consolidación fiscal, capitalización del sector bancario, refuerzo de las funciones de supervisión del Banco de Mongolia y una serie de medidas de apoyo al desarrolo del sector privado.

En respuesta a los desafíos generados por el COVID-19, Mongolia aprobó en mayo de 2020 su nueva estrategia política a largo plazo denominada “Vision 2050” con la finalidad de transformar al país en una economía inclusiva y sostenible. Para ello se establecen 9 objetivos fundamentales: desarrollo humano, buena gobernanza, sociedad pacífica y segura, crecimiento verde, valores compartidos de la nación, calidad de vida y mejora de la clase media, desarrollo regional y urbana al servicio de los ciudadanos. La estrategia se llevará a cabo en 3 fases periódicas de manera que la primera fase se implementará en 2020-2030, la segunda en 2031-2040, y la tercera entre 2041 y 2050.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

En la última revisión de previsión del crecimiento, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que el PIB de Mongolia crecerá a un 5,2% en 2021, mientras que las previsiones del Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) calculan una tasa de crecimiento del 4,6% para ese mismo periodo.

Las perspectivas de crecimiento de Mongolia en 2021 dependerán de la evolución del COVID-19 y el éxito del programa de vacunación del país, el ritmo de la recuperación económica en China y la rapidez con la que sus exportaciones se recuperen, especialmente las exportaciones de minerales por su impacto en la balanza de pagos, la balanza fiscal y el PIB del país.

Otros factores determinantes para la recuperación de la economía de Mongolia son el clima de inversión, el crecimiento del crédito privado y la eficacia de los paquetes de estímulo económico y su financiación.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

La Ley de Estabilidad Fiscal de 2013 establece el límite máximo del déficit en el 2% del PIB. Sin embargo, a partir de 2015 el techo de déficit es superado ampliamente. Las causas de este abultado déficit se deben, por un lado, a la financiación de proyectos incluidos en el presupuesto a través del Banco de Desarrollo de Mongolia, de manera que el déficit consolidado, que incluye el gasto extrapresupuestario, creció de manera considerable durante ese periodo. Por otro lado, los ingresos fiscales dependen de la evolución de los precios internacionales de los minerales y de los flujos de la inversión extranjera directa, por lo que en periodos de desaceleración de la economía global Mongolia debe hacer frente a un incremento de su déficit fiscal y deuda pública.

En 2017 el gobierno de Mongolia y el FMI firmaban un programa de asistencia financiera para un periodo de tres años, basado en un plan de ajuste estructural para la reducción del endeudamiento fiscal y la sostenibilidad de la deuda, entre otros objetivos, a través de la racionalización del gasto público, la contención de salarios y pensiones, el aumento de ingresos fiscales a través de impuestos y tasas, la revisión del sistema impositivo y la reforma de la administración fiscal.

En mayo de 2020 finalizó el programa del FMI que ha facilitado la recuperación de la economía mongola entre 2017 y 2020, sustentado en la demanda externa y la entrada de inversión extranjera, logrando una disminución notable del déficit fiscal y su nivel de deuda pública. Sin embargo, el país debe seguir trabajando para lograr una consolidación fiscal ya que los niveles de deuda pública todavía superan el 70% del PIB. 

Como consecuencia de la pandemia, el saldo fiscal se deterioró a lo largo de 2020. Los ingresos disminuyeron un 12,9% y los gastos crecieron un 22,1% debido al aumento en el gasto en protección social, generando un déficit presupuestario global del 9,7% del PIB. En este contexto de contracción de la economía y crecimiento del déficit fiscal, la deuda pública se elevó al 76,6% del PIB.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Respecto a la política monetaria, desde 2017 el Banco de Mongolia ha venido reduciendo el tipo de interés hasta el 6% actual, en un intento de mantener estable la inflación, aumentar las reservas de divisas y apoyar el crecimiento económico.

En el programa de asistencia financiera acordado con el FMI, el Banco de Mongolia se comprometió a aplicar una política monetaria restrictiva para controlar la inflación e introducir un tipo de cambio flexible para la acumulacion de reservas exteriores. Uno de los aspectos importantes del programa es la adopción de una nueva ley del Banco Central por la que se clarificará el mandato del Banco de Mongolia y el fortalecimiento de su gobernanza y autonomía.

Sin embargo, tras la finalización del programa financiero, el gobierno de Mongolia no logró progresar en determinados aspectos de la política monetaria considerados clave para su estabilidad económica como la adopción de un tipo de cambio más flexible, la aplicación de un estricto sistema de supervisión bancaria, y la capitalización de su sistema financiero.

Para hacer frente al impacto de la pandemia, en 2020 el Banco de Mongolia aplazó el pago de préstamos hipotecarios para vivienda, recortó la tasa de interés referencial hasta el 6%, y lanzó un nuevo instrumento de apoyo crediticio para la refinanciación de préstamos a través de operaciones de recompra y la financiación de nuevos préstamos a exportadores y a pymes. Sin embargo, la contracción del crédito continuó y la cartera de préstamos de los bancos se contrajo un 4,1% a finales de año, indicativo de la falta de apoyo financiero a las empresas.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

En 2017 las autoridades crearon el "Fondo Mongol de Crédito Verde"instrumento financiero que apoya proyectos que contribuyan al crecimiento sostenible de Mongolia a largo plazo. Entre los sectores prioritarios se encuentran las energías renovables, eficiencia energética, gestión de residuos. El "Fondo Mongol de Crédito Verde" cuenta con el respaldo financiero del Fondo de Clima Verde (GCF, por sus siglas en inglés), lo que asegura la viabilidad de los proyectos financiados.

A principios de 2021 tuvo lugar la apertura "virtual" del nuevo Centro Regional de Desarrollo de Capacidades del FMI para el Cáucaso, Asia Central y Mongolia (CCAMTAC, por sus siglas en inglés). Se trata de un proyecto de colaboración entre el FMI, sus socios para el desarrollo y varios países miembros de la región como Mongolia, cuyo objetivo es apoyar la formulación de políticas económicas y la creación de instituciones en la región asiática.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura