Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

En 2020, el valor añadido del PIB cayó un 5,7% en términos nominales y un 7% en términos de volumen, en comparación con el año anterior.

Esta caída se debió principalmente al descenso del 6,7% en el sector servicios, del 10,7% en agricultura y pesca y del 17% en industria, mientras que la construcción aumentó un 2,9%.

La caída de servicios estuvo impulsada principalmente por los siguientes sectores: actividades de alojamiento y restauración (-64,7%), actividades de transporte y almacenamiento (-43,1%), actividades administrativas y de servicios de apoyo (-10,7%), actividades de comercio al por mayor y al por menor (-9,9%). Las actividades de servicios que contribuyeron positivamente al valor añadido del PIB fueron: actividades de información y comunicación, actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento,  actividades financieras y de seguros y administración pública.

En el segundo trimestre de 2021, el valor añadido del PIB aumentó un 13,8% en valor nominal y un 12,3% en términos de volumen, en comparación con el mismo periodo de 2020.

Este aumento se ha debido principalmente al incremento del 10,7% en el sector servicios, del 1,4% en industria y del 0,1% en construcción, mientras que la agricultura y la pesca se mantuvieron invariables.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB (por sectores de origen y componentes del gasto) 2017  %  2018 %  2019 %  2020 (IIIT) %
POR SECTORES DE ORIGEN        
AGROPECUARIO 1,1 1 0,9 0,9
MINERÍA, MANUFACTURAS, ELECTRICIDAD, GAS Y AGUA 10,2 10 9,8 15
 de los cuales CONSTRUCCIÓN 3,6 3,7 3,8 4,4
COMERCIO Y HOSTELERÍA 22 21 20,9 15,9
INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN 6,6 6,5 6,7 7,9
FINANZAS Y SEGUROS 6,2 6,2 5,6 8,6
ACTIVIDADES INMOBILIARIAS 4,9 4,9 4,7 6,6
ACTIVIDADES PROFESIONALES, CIENTÍFICAS Y TÉCNICAS 15,2 15 15,5 17,2
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 17 16,8 16,8 18,2
OTROS SERVICIOS 13,2 15 15,3 9,7
TOTAL 100 100 100 100
         
POR COMPONENTES DEL GASTO        
CONSUMO 60,3 60,2 63,2 68,9
Consumo Privado 43,8 42,8 44,5 46,9
Consumo Público 16,5 16,3 17,6 20,8
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO 22,5 18,4 18,9 21,2
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 133,2 144,6 139,9 139,7
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 116 123,2 122,3 129,8

Fuente: NSO, Central Bank of Malta

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

En 2020 el Gobierno de Malta puso en marcha cuatro paquetes para contrarrestar las consecuencias económicas del COVID-19 con un impacto fiscal estimado de alrededor del 4,1% del PIB. Las medidas de liquidez (es decir, garantías y aplazamientos de impuestos), sin un impacto inmediato sobre el déficit, ascendieron al 8,3% del PIB. El plan de recuperación económica se basa en la reducción de costes comerciales, el estímulo de la demanda y el consumo interno y el apoyo a las empresas, salvaguardando los puestos de trabajo.

Hasta 2020, la alta tasa de crecimiento económico del país, impulsada por una sólida demanda interna, junto con la reforma de las finanzas públicas, habían convertido tres décadas de déficit en un superávit anual en el periodo comprendido entre 2016 y 2019, reduciendo la deuda al 43% del PIB.

El crecimiento del PIB fue del 5,5% en 2019 y del 5,2% en 2018. En 2020 el PIB disminuyó un 6,5% como consecuencia de la crisis, un -7,8% en términos de volumen. En el segundo trimestre de 2021 el PIB ha aumentado un 13,8% respecto al mismo trimestre del año anterior. 

En 2020 la tasa anual de precios al consumo fue del 0,2% mientras que la tasa promedio de los últimos 12 meses en 2021 con fecha de agosto es del 0,2%.

En cuanto al mercado de trabajo según los últimos datos referentes al segundo trimestre de 2021 los registros administrativos indican que el empleo aumentó un 1% respecto al mismo trimestre del año anterior, registrando 266.553 personas con una tasa de desempleo del 3,5%, en descenso del 1,1% respecto al segundo trimestre de 2020.

El déficit público en 2020 se cifró en el 9,9% del PIB, cambiando la tendencia del 2019 (+0,4%). La relación entre el PIB y la deuda aumentó hasta el 53,3% del PIB. En el primer trimestre de 2021 el déficit aumentó al 10,3% y la deuda alcanzó el 57,3% según el Banco de Malta. 

En 2020 se registró un descenso tanto de las exportaciones como de las importaciones. Las exportaciones disminuyeron un 17,8% en comparación con 2019, por un valor de €3.121,9 millones. Las importaciones, por su parte, disminuyeron un 28,8%, cifrándose en €5.281,7 millones. La balanza comercial fue negativa (-€2.159,8 millones) aunque el déficit disminuyó un 40,4% en comparación con 2019. En este ejercicio, la exportación hacia países de la UE registró un saldo de €1.226,7 millones, un 39,3% del total, lo que supone un descenso del 21,8% con respecto al año anterior, así como hacia los países extra UE que descendieron un 15%, registrando €1.895,2 millones. Las importaciones disminuyeron un 20,9% con respecto al 2019 desde países de la UE, cifrándose en €2.815,4 millones, un 53,3% del total, mientras que desde países de fuera de la UE descendieron un 36,1% registrando €2.466,3 millones.

De enero a julio de 2021 se registró un descenso de las exportaciones mientras que aumentan las importaciones. Las exportaciones disminuyeron del 2,4% en comparación con el mismo periodo del año anterior, con €1.822,6 millones, mientras que las importaciones registran €3.638,3 millones, un 5% más que en el mismo periodo de 2020. La balanza comercial fue negativa (-€1.815,7 millones) y el déficit disminuyó un 13,7% en comparación con 2020.

El saldo de la balanza por cuenta corriente fue negativo en 2020 registrando un valor de -€508,1 millones. La cuenta de capital presentó un saldo positivo de €81,5 millones, mientras que el saldo de la cuenta financiera se cifró en este periodo en -€202,6 millones.

Según los últimos datos publicados por el NSO, el flujo de Inversión Directa Extranjera en Malta en 2020 se cifró en €3.408,4 millones, un 0,4% por encima del año anterior, de los que el 90,5% perteneció al sector de actividades financieras y de seguros. El stock de Inversión Directa Extranjera en Malta en este periodo ascendió a €196.168,3 millones, un 4,4% mayor que en 2019, siendo el sector más importante (con el 97,6% del total) el de actividades financieras y de seguros.

El flujo de Inversión Directa maltesa en 2020 se cifró en €6.344,2 millones, en aumento del 0,4% con respecto al 2019. El stock de Inversión Directa maltesa en el extranjero en 2020 ascendió a €58.529,6 millones, descendiendo un 1,4% con respecto 2019, debido a desinversiones en los sectores de información y comunicación, transporte, alojamiento e inmobiliario y en otras actividades. El sector más importante sigue siendo el de actividades financieras y de seguros con el 99,5% del total, un porcentaje similar al del flujo de inversión.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS 2018  2019 2020 2021 (IIT)
PIB        
PIB (M€ a precios corrientes) 12.587,40 13.592,20 12.823,80 3.475,3
Tasa de variación real (%) 5,2 5,5 -7 13,8
Tasa de variación nominal (%) 7,6 8 -5,7 12,3
INFLACIÓN        
Media anual (%)  1,2  1,3  0,2 0,3
Fin de período (%)  1,7  1,5  0,8 0,2
EMPLEO Y TASA DE PARO        
Población  475.701  493.559  514.564 516.100
Población activa (en miles)  248,1  266,6 271,9 276,2
% Desempleo sobre población activa  3,5  3,2 4,4 3,5
DÉFICIT PÚBLICO        
en M€  237,1  71 -361,1  IT
% de PIB  1,9  0,5 -10,2 -10,3
DEUDA PÚBLICA              
en M€  5.644,1  5.695,6 6.960 IT
en % de PIB  45,5  42,9 54,8 57,3
EXPORTACIONES DE BIENES        
en M€ 3.256,10  3.611,4 3.121,90 2.832,4
% variación respecto a período anterior -11,2  5 -17,8 -2,7
IMPORTACIONES DE BIENES        
en M€ 6.114,50 7.318,10 5.281,70 1.518,1
% variación respecto a período anterior -0,1  16,6 -28,8 -6,2
SALDO B. COMERCIAL        
en M€ -2.858,50  -3.706,7 -2.159,80 -1.314,3
en % de PIB 23,1  28 16,8 -507,8
SALDO B. CUENTA CORRIENTE        
en M€ 1.377,50  1.286,6 -508,1 IT
en % de PIB 11,1  9,8 -4 -4,2
DEUDA EXTERNA        
en M€  91.683,5  92.549,5 88.605,30 91.479,2
en % de PIB  741,4  700   691 -
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA           
en M€        
en % de exportaciones de b. y s.        
RESERVAS INTERNACIONALES        
en M€  815,5  834,3 846,3 819,1
en meses de importación de b. y s.  -  -  -  -
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA       
 
IED recibida (M€)  3.581,6  3.275,2 3.408,4  
IED emitida (M€)  6.274,3  6.390,5 6.344,2  
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR        
media anual  1,14  1,11  1,14 1,2
fin de período  1,13  1,10  1,22 1,19

Fuente: National Statistics Office y Central Bank of Malta

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

La política económica del Gobierno se centra en la eficiencia en el gasto público a través de un proceso de revisión integral del mismo y a incrementar la lucha contra el fraude y el blanqueo de dinero. Malta cuenta con una relevante presencia de inversiones directas y una relación fuerte a nivel comercial y bancario con el Reino Unido por lo que la decisión de salir de la UE por parte de Reino Unido podría representar  un factor de riesgo para la economía maltesa y causar una mayor volatilidad en los mercados financieros vinculados con Malta.

La emergencia sanitaria causada por el Covid-19 ha comprometido los planes del gobierno, que ha tenido que modificar y ajustar sus prioridades a la situación de dificultad experimentada sobre todo por parte del entorno laboral. En marzo de 2020 anunció una serie de medidas por valor de €520 millones (alrededor del 4% del PIB) para combatir la pandemia  y la recesión económica. Además, se ha dotado un fondo de garantía de €350 millones (2,7% del PIB) a través del fondo de desarrollo de Malta, para garantizar préstamos a empresas afectadas por la pandemia. El gobierno también ha otorgado un subsidio sobre la tasa de interés de estos préstamos durante dos años hasta el 2,5%, y una moratoria de seis meses en reembolsos de capital e intereses para los prestatarios que se hayan visto afectados por la pandemia.

El 8 de junio, el gobierno anunció un nuevo paquete por valor de €900 millones  (7% del PIB), que incluye €400 millones (3% del PIB) de inversión en infraestructura; €200 millones (1,5% del PIB) para el aplazamiento de de impuestos, la ampliación de los subsidios salariales, de alquiler y facturas de electricidad para negocios, impuestos más bajos para las transacciones inmobiliarias, vales en efectivo canjeables en bares, restaurantes, hoteles y establecimientos minoristas, precio de combustible más bajo en 0,07 € por litro, devolución de impuestos para los trabajadores,subsidios y beneficios adicionales en el trabajo y diversos fondos, subvenciones y programas de apoyo a las empresas.


Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

En los últimos años Malta ha experimentado un rápido crecimiento mientras la economía se ha ido enfocando en los sectores de mayor valor añadido. Las estimaciones antes de la emergencia sanitaria por parte del FMI habían previsto ante una demanda externa más débil una progresiva disminución al 4% del PIB dada la incertidumbre global que habría afectado a las inversiones y al consumo privado. En cuanto al empleo, un gran número de trabajadores extranjeros en varios sectores han contribuido a la contención de inflación y salarios. Siguiendo las estimaciones del FMI, estaba previsto que aumentase la demanda interna y que disminuyera gradualmente el superávit de la cuenta corriente.

El FMI ha revisado en abril las estimaciones en las que prevén que el PIB maltés aumentará en 2021 (+4,7%). Pronostica que el desempleo, que ha alcanzado el 4,3% en 2020, se mantendrá estable en 2021, mientras que los precios pasarán del 0,8% de 2020 al 1,1% en 2021 y aumentar a 1,4% en 2022. La balanza de la cuenta corriente pasará del -0,6% del PIB en 2021 al 0,2% en 2021 y 1,2% en 2022. 

Según el Banco Central de Malta el PIB crecerá un 5% en 2021, un 5,5% en 2022 y un 4,7% en 2023. El Banco proyecta que las finanzas públicas registrarán un déficit del 9,5% del PIB en 2020, mientras que en 2021 el déficit se reducirá al 6,6%, para disminuir hasta el 3,9% en 2023. Se espera que la relación deuda pública/PIB aumente del 55,3% en 2020 al 60,3% en 2023.

 

 

 

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

El gobierno de Malta adoptó una amplia gama de medidas para mitigar el impacto negativo de la pandemia de COVID-19 en la economía. Se incrementó la financiación de las autoridades sanitarias para aumentar su capacidad y se proporcionó asistencia financiera a las empresas, autónomos y empleados.  

En octubre de 2020 el ejecutivo presentó los presupuestos para 2021 con el tema "Avanzando con fuerza", que cubre un gasto total de más de €5.700 millones. El COVID-19 ha tenido un impacto significativo en las finanzas del gobierno, tanto en términos de ingresos reducidos como a través de un mayor gasto público, que continuará hasta el próximo año para ayudar a aliviar el impacto negativo del virus.

En el documento previo a los presupuestos de 2022 se refleja la previsión de un crecimiento generalizado de la economía (el 6,8% en 2022), la recuperación de las exportaciones y de la inversión así como del consumo interno. Se prevé que en 2021 el déficit alcance el 12% del PIB, aunque un 11,4% de este se achaca a la pandemia. Para 2022 se prevé un déficit del 5,6% y una deuda pública del 65,8%. El objetivo del gobierno es la estabilidad presupuestaria y reducir la deuda a menos del 60%.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

En enero de 2008 Malta adoptó oficialmente el euro como moneda nacional y el Banco Central de Malta pasó a ser miembro de Eurosystem, que incluye al Banco Central Europeo (BCE) y los bancos centrales nacionales de los Estados Miembros que adoptaron el euro.

El BCE es el responsable de la formulación e implementación de una única política monetaria para la zona euro. Como miembro de Eurosystem el objetivo principal del Banco es el mantenimiento de la estabilidad de los precios, esencial para estimular el crecimiento económico sostenible y un nivel alto de empleo. 

 

 

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Según el Programa Nacional de Reformas publicado en abril de 2021 las medidas de estímulo del gobierno (incluido el presupuesto de 2020) ascendieron al 5,8% del PIB, del que las medidas en 2020 sumaron el 5% del PIB. Éstos excluyen el 1,5% del PIB de aplazamientos de impuestos destinados a respaldar la liquidez empresarial. El esfuerzo estructural en 2020 se estima en el 5,7% del PIB, indicativo de la política expansiva del ejercicio 2020.

Las medidas presupuestarias para 2021 en apoyo de la recuperación representaron originalmente el 2,2% del PIB, para ampliarse a un total del 5,3% del PIB, incluidas las ayudas a la aerolínea nacional. De las medidas de 2021, el 4,6% del PIB será de naturaleza temporal. Las medidas contemplaban reformas para fortalecer el estado de derecho, las autoridades reguladoras y supervisoras y la lucha contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo. Uno de los objetivos principales era asegurar el crecimiento económico con el objetivo de ofrecer una mejor calidad de vida para los ciudadanos. La inversión en educación también se considera clave para sostener el crecimiento económico a largo plazo y la mejora del sistema de infraestructuras de Malta, a través de inversión en carreteras, transporte y tecnología, será otra de las prioridades. Otro de los principios en los que se basaban los presupuestos era lograr una economía neutra en carbono para 2050, con metas intermedias cada diez años.

El Plan Nacional de Energía y Clima (NECP) definitivo para 2021-2030 incluye medidas relacionadas con la descarbonización, la eficiencia energética, la seguridad energética, la energía del mercado interno, investigación, innovación y competitividad.

El Gobierno sigue comprometido a trabajar activamente en el desarrollo e implementación del Gasoducto Melita TransGas (MTGP) que conectará Malta con la red europea de gas y está trabajando en la formulación de su estrategia de desarrollo con bajas emisiones de carbono. En agosto de 2021 el gobierno ha lanzado una convocatoria para la realización de un estudio de viabilidad sobre la posibilidad de rediseñar el oleoducto con el fin de permitirle transportar hasta el 100% de hidrógeno.

 

 



 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura