Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

En los últimos diez años, el crecimiento promedio del PIB en México ha sido de alrededor del 2%.  La evolución de la  economía mexicana siempre ha estado muy vinculada al ciclo económico de EEUU, sin embargo, en los últimos años años,  factores internos, además de una compleja situación internacional y una política fiscal con poco margen, no parecen haberle permitido aprovechar del todo el efecto positivo de la economía estadounidense. En cualquier caso, ha mantenido tasas positivas, aunque moderdas, de crecimiento desde 2009 (-6,5%) hasta 2019 que cerraba con una ligera contracción del 0,3%.  Los analistas consideran que el dato se explica, principalmente, por la pérdida de dinamismo del sector industrial y la caída tanto de la inversión productiva como del gasto público. 

 

El escenario macroeconómico para 2020 y 2021, muy incierto también a nivel global,  se ha complicado mucho para México debido a la pandemia del coronavirus y a los bajos precios del petróleo del que dependen en gran medida las finanzas públicas y que dejan poco margen de actuación al Ejecutivo que, además, ha tomado la decisión de no aumentar sus niveles de endeudamiento. 

 

El propio Banco Central anticipa que el PIB en México podría cerrar 2020 con un decrecimiento de dos dígitos y la previsión del FMI se sitúa en el -10,5%.Aun así, la mayoría de los analistas esperan una recuperación para la segunda mitad del año y para 2021, si bien las previsiones están sujetas a un elevado grado de incertidumbre.

 Por sectores económicos, el sector primario aporta aproximadamente el 3,4% del PIB nacional, el secundario más del 29%, destacando el peso de la industria manufacturera que explica más del 50% de este porcentaje y el sector terciario aporta el 63% en el que destacan el comercio, los transportes y los servicios inmobiliarios.

 

La suma del sector primario, secundario y terciario no es 100 % por ajustes de impuestos.

Fuentes: INEGI.  Notas de prensa sobre evolución trimestral del PIB. https://www.inegi.org.mx/temas/pib/

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

 

PIB
  20182019% total% variación real
PRODUCTO INTERNO BRUTO A PRECIOS DE MERCADO. (Millones de pesos  2013).18 521 32418.465.007 100 -0,3
     Impuestos a los productos818 498   822 2294,30,4
     Valor Agregado bruto a precios básicos *17 702 826 17 703 072  95,7-0,3
POR SECTORRES    
    Primario   592 121   594 410 3,20,4
    Secundario  5 408 555   5 319 30229-1,7
    Terciario  11 702 15011 729 06663,50,2
OFERTA Y DEMANDA GLOBAL. (Millones de pesos corrientes)**    
    Producto Interno Bruto23 524 51024 237 620    71.93
    Importación de Bienes y Servicios  9 667 382  9 496 12028,2-1,8
 Oferta-Demanada global  33 191 892  33 733 740100,00  1,6
    Consumo Privado  15 217 797  15 827 85046.94
    Consumo Público  2 724 3532 800 455    8.32,8
    Formación Bruta de Capital Fijo  5 184 013  5 052 30315.0-2,5
    Variación de Existencias   161 041123 049  0.4 
    Exportación de Bienes y Servicios  9 229 709  9 491 747    28.1    2.8
    Discrepancias Estadísticas   674 979   438 3361.3 
OFERTA Y DEMANDA GLOBAL. (Millones de pesos de 2013)**    
   Producto Interno Bruto18 521 32418.465.007    73.1-0,3
   Importación de Bienes y Servicios  6 864 830  6 800 58726.9-0,9
Oferta-Demanda Global  25 386 15425 265 593100-0,5
   Consumo Privado  12 432 334  12 482 600    49.40,4
   Consumo Público2 202 788  2 172 434    8.6-1,4
   Formación Bruta de Capital Fijo

 


 
 

  3 562 80414.1-5,1
   Variación de Existencias   128 021   94 682    0.4NA
   Exportación de Bienes y Servicios6 755 527  6 852 68527.11,4
   Discrepancias Estadísticas   113 757100 388    0.4NA

 N.A= NO APLICA.  FUENTE INEGI. Cifras originales *https://www.inegi.org.mx/app/tabulados/v3/default.aspx?pr=18&vr=1&in=2&tp=20&wr=1&cno=2
 **https://www.inegi.org.mx/temas/ofyd/  

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Haciendo un balance, debemos señalar que México ha sido en los últimos años un país sin grandes desequilibrios macroeconómicos, con crecimiento económico sostenido incluso en el difícil entorno internacional actual y solvencia financiera (tanto por sus reservas, como por su acceso al crédito internacional). Sin embargo, 2019, el primer año de gobierno de AMLO, se saldó con una ligera contracción del 0,1% del PIB, a lo que ahora se añaden los efectos de la crisis económica global desencadenada por el COVID-19 que hacen prever para 2020 en México una contracción de dos dígitos de la actividad económica. Esta ha sido la evolución reciente de las principales variables macroeconómicas:

PIB. México registró una contracción del 0,3% real en 2019 (cifra revisada mayo) que los analistas explican, principalmente, por la pérdida de dinamismo del sector industrial (-1,7%) y la caída tanto de la inversión productiva como del gasto público. Este dato contrasta con el crecimiento del 2,1% registrado en 2018. La situación en 2020 es muy incierta por la crisis económica desencadenada por la pandemia del Covid-19 y la previsión de la mayoría de los analistas se sitúa en el rango entre -8% y -12% aunque también prevén una recuperación relativamente rápida, en forma de “v”, que podría comenzar de forma gradual en el primer trimestre de 2021. En cualquier caso, la afectación de la crisis y la posterior recuperación será asimétrica por sectores y regiones. El FMI estima una contracción del 9% (mejorando en octubre su previsión anterior de - 10,5%) y el Banco de México, que ha señalado que no se había producido nunca antes una desaceleración tan súbita y profunda como la que se está viviendo en este momento sitúa su previsión en el peor de los tres escenarios que maneja en el -8,8% para 2020. Las últimas cifras confirman  una contracción del 18,7% de la economía mexicana en el segundo trimestre de 2020, su peor descenso en la historia. En el primer trimestre la caída fue del 2,2%.https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2020/pib_pconst/pib_pconst2020_05.pdf

Inflación controlada. La inflación cerró el año en 2,83%, dentro del rango de control de Banco de México (entre 2 y 4%) y lejos del 4,83% de 2018 y del 6,77% de 2017. Durante 2018 y 2019, tal y como se esperaba, la tendencia ha sido a la baja y la confluencia con el rango objetivo (2-4%) se consiguió en junio (3,9%). El Último dato disponible, corresponde a septiembre de 2020, 4,01%  ligeramente por encima del rango objetivo del Banco de México.


Desempleo. La tasa de desempleo se sitúa, en los últimos años, en niveles cercanos al 3,5%. Sin embargo, estas cifras no son representativas, ya que esconden importantes tasas de subempleo y empleo informal que siguen siendo problemas estructurales (empleo informal en torno al 60%). El último dato disponible, septiembre de 2020, sitúa el indicador en el 5,1%, muy por encima de los niveles habituales, debido a las pérdidas de puestos de trabajo ocasionadas por la crisis. De hecho, el Banco de México estima que entre abril y mayo se habrían perdido 12 millones de empleos entre formales e informales.

El tipo de interés de referencia se sitúa en el 4,5 % desde el 24 de septiembre de 2020. Desde el comienzo de año el Banco de México ha reducido el tipo de interés de referencia en seis ocasiones con lo que el 7,25% de finales de 2019 se ha reducido al 4,5% en septiembre de 2020. Así, el tipo de referencia se aleja del máximo histórico del 8,25% que se mantuvo entre diciembre de 2018 y agosto de 2019 fecha en la que se puso fin a la política monetaria restrictiva mantenida en los últimos años, aunque también es cierto que sigue estando por encima del mínimo histórico del 3,3% de finales de 2015.

Tipo de Cambio: El dólar se cotizó a cierre de 2019 en 18,87 pesos, por debajo de los 19,68 de 2018 habiendo recuperado terreno a lo largo del año. Durante 2019 el peso se mantuvo, en general, estable frente al dólar, cotizándose la moneda americana entre 18,80 y 19,50 pesos, y con pocos episodios de volatilidad, aunque no exento a ellos. Durante los primeros meses de 2020 el tipo de cambio se había mantenido estable (el 3 de febrero el dólar se cotizaba en 18,7003 pesos) pero el aumento de la incertidumbre a nivel global (coronavirus) y los riesgos percibidos sobre PEMEX han provocado que la volatilidad haya aumentado desde marzo y que el dólar haya llegado a cotizarse incluso por encima de 25 pesos en ventanilla bancaria en algunos momentos del mes de abril lo que llevó a la comisión de cambios (Banxico y Hacienda) a poner en marcha algunos mecanismos de subastas de coberturas cambiarias (desde marzo), subastas de créditos en dólares etc. En cualquier caso, el peso se ha mantenido estable frente al dólar en los últimos meses con un tipo de cambio entorno a los 21,5 pesos por dólar desde principios de octubre.

A cierre de 2019 las reservas internacionales se situaban en 182.749,5 millones de dólares (aprox 15% PIB, 4,7 meses de importaciones), nivel similar al mantenido a lo largo de todo el año que representan los mayores niveles de reservas desde 2016. A lo largo de 2020 las reservas han aumentado, debido principalmente a compra de dólares y cambios en la valoración de algunos activos, situándose al 9 de octubre en 194.026 MUSD. 

El déficit fiscal de México es relativamente bajo. En 2019, por tercer año consecutivo se logró un balance primario superavitario equivalente al 1,1% del PIB (0,6% del PIB en 2018 y 1,4% PIB en 2017), aunque el balance público fiscal fue del -2,3% del PIB. El peso del sector público en el PIB es de aproximadamente el 20%, el más bajo de América y uno de los más bajos del mundo. Sus niveles de ingresos son bajos y dependen en gran medida (20% desde 2016) de los recursos derivados del petróleo. Los recursos petroleros están disminuyendo abruptamente, tanto por la baja producción que arrastra México desde hace algunos años, como por la caída coyuntural de los precios internacionales del petróleo, lo que ha obligado a ajustes en el gasto en los últimos años.  Los últimos datos disponibles correspondientes al período enero-junio sitúan el superávit  primario en el 0,3% y el balance público en el -1,5% del PIB

El Presupuesto de gastos aprobado para 2020 es de unos 313.217 MUSD (6.107.732 millones de pesos aprox 23,1% del PIB). Del total del gasto previsto, el 60% se destinará a tres capítulos: el pago de pensiones y jubilaciones del sector público, el costo financiero de la deuda y el gasto federalizado por lo que no hay mucho margen de maniobra para destinar recursos a sectores prioritarios. De hecho, el presupuesto para inversión física ha disminuido un 5,4% lo que podría incidir en el ritmo de crecimiento. Capítulo aparte merece Pemex que contará con un 9% más de presupuesto ya que su fortalecimiento es uno de los objetivos de la actual administración. Para 2021, por su parte, el 21 de octubre se aprobó un presupuesto de 6.262.736 millones de pesos los detalles se irán conociendo en las próximas semanas.

Deuda: México había mantenido niveles moderados de deuda pública, no llegaba al 40% del PIB en 2012, sin embargo, ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos años. En 2019 la deuda neta del sector público federal es del 45,3% del PIB, aproximadamente dos tercios en manos nacionales y un tercio en manos extranjeras. En cualquier caso, México tiene una sólida posición crediticia al contar con una “Línea de Crédito Flexible” con el FMI, renovada en noviembre de 2019 por dos años con una prima asegurada que se ha reducido a 61.000 MUSD por solicitud del gobierno de México. La deuda neta del sector público federal, que incluye al gobierno federal, a las empresas productivas del estado y a la banca de desarrollo se situó al cierre de mayo en 12.048.100 millones de pesos, un 48,5% del PIB representando un crecimiento del 4,7% en relación con el mismo mes del año pasado. Deuda interna 7.333.800 millones de pesos y la deuda externa 210.800 MUSD.

México registró en 2019 un superávit comercial de 5.624 MUSD (0,46% PIB), que contrasta con el déficit de 13.796 MUSD de 2018, y que se explica, en gran medida, por la disminución de las importaciones. Las exportaciones de mercancías crecieron 2,3% para llegar a 461.039 MUSD, un nivel récord, aunque se trata del avance más débil desde 2016 (-1,7%). Las importaciones, por su parte, 455.828 MUSD descendieron 1,9%. y México es el 12 exportador y el 11 importador a nivel mundial (por delante de España). Además, México ha conseguido dar gran valor añadido a la composición de su exportación en la que, tradicionalmente, había tenido mucho peso el petróleo (actualmente: manufacturas, 89,0%, productos petroleros, 5,8%, agropecuarias, 3,9% y extractivas, 1,3%). El destino de sus exportaciones sigue manteniéndose muy concentrado en EEUU (80%), a pesar de su extensa red de tratados comerciales. La balanza de servicios, por su parte, registró un deficit de 6.172 MUSD (0,5% del PIB) sustancialmente inferior (30%) al de 2018 (-8.924 MUSD). Los últimos datos disponibles corresponden al periodo enero-agosto de 2020 en el que las exportaciones totalizaron 255.694 MUSD y las importaciones 241.121MUSD, con disminuciones del 16,59% y 20,74%, respectivamente, en relación con el mismo periodo de 2018,  como consecuencia, principalmente, de la paralización de actividades por la pandemia tanto en México como en EEUU, y una balanza comercial superavitaria por 2.659 MUSD (-17,%).  La balanza por cuenta corriente registró en 2019 un déficit de 2.444 MUSD equivalente al 0,2% del PIB lo que contrasta con el déficit de 23.004 MUSD de 2018 (1,9% del PIB). La cuenta de capital fue deficitaria en 56MUSD destacando la cuenta financiera que registró un endeudamiento neto de unos 11.314MUSD. Los datos del primer semestre  de 2020 sitúan el déficit por cuenta corriente en 2.292 MUSD (-2.297 MUSD, -1,1% del PIB, en el primer trimestre y +5MUSD, 0,4%PIB en el segundo) y de 15 MUSD  la cuenta de capital. en 8 MUSD, mientras que la cuenta financiera registró un endeudamiento neto que implicó una entrada de recursos por 3.455 MUSD.

https://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-prensa/balanza-de-pagos/balanza-pagos-comercio-invers.html

IED. La UNCTAD sitúa a México en el puesto 13 en el ranking de países receptores de IED a nivel mundial. La IED recibida por México en 2019 de 33.728 MUSD frente a los 34.828 de 2018 (aprox 2,8% PIB) cifras muy positivas pero lejos de los 48.207 MUSD de 2013, récord histórico que se explica, en gran medida, por algunas operaciones atípicas (venta de Modelo en 2013 y retiro de AT&T de América Móvil en 2014) . En 2019 la IED y las remesas (de 36.046 MUSD, 0,95 meses de importaciones), , fueron las principales fuentes de divisas para el país. La inversión extranjera directa acumulada entre 1999 y junio de 2020 asciende a 596.461 MUSD, siendo el primer inversor EEUU (323.719 MUSD, 54 % del total) y España el segundo (71.484 MUSD, 12%del total). Por sectores destaca el manufacturero al que se dirige el 48,7% de la IED recibida en el período 1999-junio 2020 seguida por los servicios financieros que explican el 14,2% del total. En el primer semestre de 2020 se recibieron 17.969  MUSD en concepto de IED un 0,7% menos que en el mismo periodo de 2019.https://www.gob.mx/se/acciones-y-programas/competitividad-y-normatividad-inversion-extranjera-directa?state=published
 

Calificación riesgo país. La calificación soberana de México se había mantenido estable durante los últimos años. Sin embargo, el estancamiento de 2019 y sobre todo la crisis actual ha llevado a una revisión a la baja de la calificación soberana de las tres calificadoras principales, aunque mantiene el grado de inversión. Así, en marzo de 2020, S&P rebajó la calificación de BBB+ a BBB, con perspectiva negativa. En abril, Fitch recortó la calificación soberana de BBB a BBB- y Moody’s de A3 a Baa1. Por su parte, la calificación de PEMEX ha perdido el grado de inversión en Fitch y Moody’s y mantiene una calificación de BBB en S&P.
• La abrupta caída del precio de la mezcla mexicana de petróleo en 2020 que llegó a cotizarse incluso en negativo en el mes de abril en el marco de un escenario global de desplome de los precios internacionales de petróleo, complica la situación financiera de Pemex y de manera indirecta la de las finanzas públicas del país que son muy dependientes (aproximadamente un 20%) de los ingresos derivados del petróleo. Aunque el precio de la mezcla mexicana de petróleo ha recuperado terreno en las últimas semanas (3,8 dólares por barril al 22 de octubre de 2020) sigue estando lejos de los 49 dólares por barril previstos a la hora de elaborar los presupuestos.

Por último, cabe mencionar al paquete económico presentado para 2020 y la política en materia de tratados comerciales seguida por México:
• En el paquete económico para 2020 la estimación de crecimiento del PIB se sitúa en el rango 1,5%-2,5%, estimaciones que están completamente superadas por la pandemia del Covid-19. Por otro lado, para 2020 se mantiene la meta de un superávit primario (sin tomar en cuenta el servicio de la deuda) del 0,75% del PIB, ligeramente menor a la estimada para 2019 (1%) y se espera que la deuda total del país se coloque en el 45,6% del PIB. Se estima, además, la inflación en el 3%, el tipo de cambio en 20 pesos por dólar y el precio promedio del barril de la mezcla mexicana en 49 dólares. En opinión de muchos analistas, los supuestos macroeconómicos para 2020, así como las estimaciones del gobierno federal sobre su capacidad para incrementar los ingresos tributarios y la producción petrolera, son demasiado optimistas y generan riesgos de sobrestimación de los ingresos gubernamentales.Se ha aprobado la ley de ingresos para 2021 el 22 de octubre y en breve se conocerán los detalles. 

 • Política Comercial: México ha experimentado una verdadera transformación desde que entró en vigor el TLCAN en enero de 1994, sin duda, el acuerdo comercial más relevante del país, ya que EEUU y Canadá son origen de más del 50% de sus importaciones y destino de más del 80% de sus exportaciones. En agosto de 2017 inició el proceso de renegociación del acuerdo que culminó con la entrada en vigor del acuerdo el 1 de julio de 2020. Destaca también que se espera que el renovado TLCUEM entre en vigor en el primer semestre de 2021, con la firma del Gobierno mexicano y de las instituciones europeas. La entrada en vigor definitiva requiere que todos los parlamentos europeos lo ratifiquen. 

     

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

      

Cuadro 2: PRINCIPALES INDICADORES
ECONÓMICOS
2015 2016 2017 2018    2019
PIB  
PIB (MUSD a precios corrientes) estimación Banxico 1.169.108 1.076.286 1.158.644 1.220.839 1.262.067
PIB (Mpesos a precios corrientes. Cifras originales) 18,551,459 20,118,100 21. 911. 893 23.542. 737 24.239.132
Tasa de variación real (%) a precios 2013 3,3 2,9 2,1 2,1 -0,3
Tasa de variación nominal (%) (1) 6,1 8,4 8,9 7,4 2,8
INFLACIÓN  
Media anual (%) 2,72 2,82 6,04 4,90 3,64
Fin de período (%) 2,13 3,36 6,77 4,83 2,83
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL  
Media anual (%) cetes a 28 días 3,13 4,15 6,69 7,62 7,84
Fin de período (%) cetes a 28 días 3,05 5,61 7,17 8,02 7,25
Tasa de interés interbancaria a 28 días
del Banco de México. Fin de período (2)
3,32 4,47 7,06 8 7,25
EMPLEO Y TASA DE PARO (INEGI)(3)   
Población (x 1.000 habitantes) 121. 486 122.300 123.500 125.191 126.371
Población activa (x 1.000 habitantes) 53. 809 54.034 54.696 56.023 57.625
% Desempleo sobre población activa 4,2 3,9 3,4 3,3 3,4
DÉFICIT PÚBLICO  
% de PIB (sin Pemex) % de PIB (con Pemex) -1,2 -3,4 -0,1 -2,5 1,4 -1,1 0,6 -2,1 1 -1,6
DEUDA PÚBLICA BRUTA  
en MUSD (interna + externa) BRUTA 489.963 479.193 519.882 559.836 606.412
en % de PIB (cálculo aproximado de la SHCP). 44 48,7 46,9 46,8 47
EXPORTACIONES DE BIENES (4)   
en MUSD 380.549 373.930 409.775 450.713 460.703
% variación respecto al período anterior -4,1 -1,7 9,5         10 2,2
IMPORTACIONES DE BIENES (4)   
en MUSD 395.232 387.064 420.765 464.302 455.295
% variación respecto a período anterior -4,1 -1,7 9,5 10,3 -1,94
SALDO B. COMERCIAL  
en MUSD -14.683 -13.117 -10.990 -13.882 5.408
en % de PIB aprox. -1,3 -1,2 -0,9 -1,-1 0,4
SALDO B. CUENTA CORRIENTE  
en MUSD -30.482 -24.262 -19.401 -23.004 -2.444
en % de PIB -2,6 -2,3 -1,7 -1,9     0,2
DEUDA EXTERNA BRUTA (5)   
en MUSD (pública y privada) 271.725 288.917 306.570 312.052 316.401
en % de PIB (cálculo de la SHCP) 25,2 29,8 27,7 26,1 24,6
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA  
en MUSD TOTAL 36.935 44.502 43.769 43.788 58.759
amortizaciones 30.395 36.626 35.270 33.690 48.756
intereses 6.540 7.876 8.499 10.098 10.003
en % de exportaciones de b. y s. 9,8 11,9 10,67 7,5 11,9
RESERVAS INTERNACIONALES  
en MUSD 177.597 178.025 175.500 176.400 180.749
en meses de importación de b. y s. aprox. 5,3 5,09 4,93 4,3 4,7
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA  
en MUSD 35.351 30.989 34.165 34.745 32.921
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR (6)  
media anual 15,86 18,69 18,91 19,24 19,26
fin de período 17,20 20,73 19,78 19,68 18,84

Fuentes: Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI). Datos de empleo (INEGI-ENOE); deuda y finanzas públicas SHCP “Informe sobre la situación económica, finanzas públicas y deuda pública”. Datos de Balanza de Pagos, tipo de cambio, tipos de interés y reservas internacionales del Banco de México. Datos de Inversión, Secretaría de Economía.

Notas: (1) La tasa de variación nominal calculada por el INEGI.

(2) El Banco de México utiliza, oficialmente, desde el 21 de enero de 2008, un nivel objetivo para los tipos de interés de financiación interbancaria como instrumento de política monetaria en sustitución de “el corto” (saldo objetivo diario para las cuentas corrientes de la banca en el banco central) utilizado hasta ese momento.

(3) Las cifras calculadas por el INEGI para ocupación y empleo, están basadas en las estimaciones de población de la CONAPO (con base en los resultados del Conteo de Población y Vivienda 2005), que difieren de los últimos resultados del Censo de Población y Vivienda 2010

(4) Los datos de exportación e importación consignados en la tabla corresponden con los datos de la Balanza de Pagos del Banco de México.

(5) Deuda externa bruta: datos de la SHCP.

(6) Tipo de cambio utilizado para solventar obligaciones en moneda extranjera, promedio del periodo. Banco de México

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

El Ejecutivo presidido por Andrés Manuel López Obrador (2028-2024) se fijó como objetivos desde su toma de posesión en diciembre de 2018, entre otros, estimular el crecimiento hasta un 6% cuando termine el mandato (2024), no aumentar el endeudamiento ni los impuestos y dirigir un gobierno austero, erradicar la corrupción y atender de forma especial a las poblaciones más vulnerables como se recoge en el Plan de Nación 2018-2024 que tiene un fuerte componente social: 

·       Aumentar el salario mínimo. La propuesta es incrementarlo un 15,6% cada año, para al final del sexenio llegar a los 171 pesos diarios, más la inflación que se haya generado en el periodo.

·       Apoyos económicos para adultos mayores y jóvenes. Propone una pensión universal para todos los adultos mayores, 1.500 pesos al mes. Becas para jóvenes que no estudian ni trabajan  de 3.600 y 2.400 pesos mensuales, a 300.000 jóvenes al año. El objetivo de estos apoyos es integrar a estos jóvenes al ámbito laboral y escolar.

·       Congelar los precios de las gasolinas en términos reales. Esto significa que los precios de este combustible no pueden subir más que el índice de inflación general en México.

·     Disminuir el IVA en frontera. Con el objetivo de incrementar el consumo en esta zona, el proyecto del candidato electo contempla pasar ese impuesto de 16% a 8%.

·         No aumentar impuestos. Esta propuesta implica mantener el Impuesto sobre la Renta en un tope de 35% y el IVA en 16%.

·         Mantener la autonomía del Banco de México.

·         Firmar el T MEC. Finalmente, el TMEC entró en vigor el 1 de julio de 2020.

·         Programa de Infraestructura 2018-2024. 

El 30 de abril de 2019 el Presidente Andrès Manuel Lopez Obrador presentó su Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 al Congreso mexicano, tal y como lo establece la ley de Planeación. En el capítulo relativo a la  economía los objetivos que se incluyen en el plan son:  fomentar el crecimiento, mantener las finanzas sanas, no incrementar impuestos, respeto a los contratos existentes y aliento a la inversión privada, rescate al sector energético (fortaleciendo CFE y Pemex, rehabilitando refinerías); impulsar la reactivación económica, el mercado interno y el empleo (con una política de recuperación salarial y una estrategia de creación masiva de empleos productivos, permanentes y bien remunerados) ; creación del Banco del Bienestar; construcción de caminos rurales; y servicio de internet en todo el país.   Con motivo dela pandemia y para paliar los efectos de la misma, la administración mexicana puso en marcha varios programas de apoyo sociales  cuyo gasto  representa el 3,3% del PIB.

Más información: https://lopezobrador.org.mx/wp-content/uploads/2019/05/PLAN-NACIONAL-DE-DESARROLLO-2019-2024.pdf

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

No cabe duda de que las perspectivas sobre la actividad económica mundial han sufrido un fuerte giro a comienzos de 2020 y siguen siendo muy inciertas. México no está al margen de esta situación. En ese sentido, se están produciendo periódicamente ajustes  la baja en las expectativas de crecimiento de la mayoría de los organismos internacionales y analistas privados.

En abril de 2020, el Ejecutivo ajustó a la baja las estimaciones de crecimiento de la economía mexicana para cierre de año para situarlas en el rango -3,9% -0,1%, muy por encima de las estimaciones del resto de organismos internacionales (con promedio de caídas de entre 8% y 10%) y del propio Banco Central  (con un rango entre  -4,3 y -8,8%). Organismos como el FMI han ajustado varias veces en lo que va de año la estimación de la caída del PIB mexicano hasta dejarlo en un 10,5%. El Banco Mundial estima una contracción del 7,5% y la OCDE entre un 7,5 y un 8,6%.

 

A pesar de las dificultades, del complicado entorno internacional y de los insuficientes datos de crecimiento, no cabe duda de que México, la segunda economía de Latinoamérica, se encuentra por el momento en una situación comparativamente mejor a la de otros países emergentes , sin grandes desequilibrios macroeconómicos, con una notable apertura comercial y con una privilegiada relación bilateral con EEUU, su principal socio comercial, que, como en otras ocasiones, podría arrastrar en 2021 a la economía mexicana con su crecimiento (estimación del FMI en torno al 5%).

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

El déficit fiscal de México (Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de balance del sector público (SHRFSP)) es relativamente bajo, 2,3% del PIB y  se compara favorablemente con el 3,5% del PIB de 2015.  Además, en 2019por tercer año consecutivo, se consiguió un superávit primario de un 1,1%, por encima del 0,6% de 2018. El Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público fue del 44,7% del PIB a cierre de 2019.

Hay que tener en cuenta que el peso del sector público en el PIB es de aproximadamente el 20%, el más bajo de América y uno de los más bajos del mundo. Sus niveles de ingresos son bajos y dependen en gran medida (aproximadamente un 30% en años anteriores, 18% en 2019) de los recursos derivados del petróleo. Estos recursos petroleros han venido disminuyendo en los últimos años, tanto por la baja producción que arrastra México como por la caída coyuntural de los precios internacionales del petróleo, lo que ha obligado a ajustes presupuestarios.

En 2019, los ingresos presupuestarios sumaron 5.384.289 millones de pesos, un 1,6% por encima de la cifra de 2018, representando un 22,1% del PIB. Destaca el crecimiento de los ingresos no petroleros (3,3% por encima de 2018) y los tributarios un 0,9% real anual en 2019. Los ingresos procedentes del petroleo cayeron, en linea con la menor producción y las caídas del precio, un 5,8% anual durante 2019, Como resultado de un manejo adecuado de la política presupuestaria y en un marco de consolidación fiscal, el gasto público se ubicó en 5.786.429 millones de pesos un 0,1% menor en términos reales al del año previo y un 23,8% del PIB. El gasto no programable fue inferior en 130,7 miles de millones de pesos (mmp) a lo programado debido a un menor coste financiero de 82,6 mmp, entre otros. Sin embargo,  el gasto programable fue mayor a lo esperado en 115,1 mmp, debido a un mayor gasto de la Administración Pública Centralizada en 152,9 mmp y de organismos públicos como los Institutos del Seguros Social,  IMSS e ISSSTE y CFE (Comisión Federal de Electricidad) en 49,9 mmp. Se destaca también la caída en un 10,8% de la inversión pública. 

En general y como conclusión del balance de las finanzas públicas, los resultados a cierre de 2019 han estado en línea con lo programado por el gobierno, cumpliendo el compromiso de la actual administración de mantener finanzas públicas sanas.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha presentado en abril de 2020 los “Precriterios Generales de Política Económica 2021” que incorporan los efectos en el marco macroeconómico de la pandemia COVID-19. El documento de la SHCP indica que las finanzas públicas en México se están viendo afectadas, además de por el impacto de la pandemia, por la reducción de los precios del petróleo y una depreciación del peso mexicano, sin embargo, para 2021 se espera una recuperación. En este sentido, el documento refleja un cambio del marco fiscal del sector público en la medida que aumenta el déficit presupuestario al 3,3% del PIB a finales de 2020, incluso un déficit del 3,5% en 2021. Por otra parte, la SHCP estima déficits primarios del 0,35% del PIB para 2020 y del 0,60% en 2021. En cualquier caso, es de esperar que esos criterios precriterios generales se ajusten a finales de año. 

En los últimos años  la administración mexicana ha tenido que hacer frente a los riesgos de una merma en las finanzas públicas generados por la evolución de los mercados cambiario y petrolero. En este sentido, aunque México ha mantenido niveles moderados de deuda pública y no llegaban al 40% del PIB en 2012, cerró 2019 con un nivel de deuda pública neta del 45,3% del PIB (29,5% deuda interna, 15,8% deuda externa). 2020 será un año anómalo para el gasto fiscal derivado del aumento del gasto público para contener la pandemia y sus efectos en la economía. El FMI estima que el déficit en México podrá ascender hasta un 6% a cierre de 2020 y la deuda pública al 60%, por lo que se ha abierto el debate público para que México intente una reforma fiscal después de 2021. En cualquier caso, México tiene una sólida posición crediticia al contar con una “Línea de Crédito Flexible” con el FMI renovada en noviembre de 2019 por dos años con una prima asegurada que se ha reducido a 61.000 MUSD por solicitud del gobierno de México.

El gobierno presentó en abril de este año el “plan para la reactivación económica” que , junto con otras medidas anunciadas al final del primer trimestre de 2020, han intentado contener el deterioro económico derivado de la pandemia basándose más bien en medidas sociales que en verdaderos estímulos fiscales. Los pilares en los que se ha centrado la ayuda pública durante la pandemia han sido: austeridad republicana, reducción de sueldos a altos funcionarios, promesa de creación de 2 millones de empleos, entrega de 3 millones de microcréditos, mantenimiento de los proyectos prioritarios y no aumentar endeudamiento, entre otros. Las medidas se mantendrán hasta el 31 de diciembre de 2020.  

Más información: https://www.finanzaspublicas.hacienda.gob.mx

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Desde hace más de una década, la política monetaria de México, enfocada a preservar la inflación dentro del rango del 3% +- 1% junto con una política fiscal prudente, ha permitido avanzar significativamente en el control de la inflación. Como consecuencia de la complicada coyuntura internacional vivida en los últimos años, de  los periodos de alta volatilidad en los mercados financieros, del comportamiento de la moneda mexicana que cambió considerablemente las expectativas de inflación, el Banco de México tuvo que hacer diversos ajustes en su política monetaria con la finalidad de contrarrestar las presiones inflacionarias, evitar contagios al proceso de formación de precios en  la  economía,  anclar  las  expectativas  de  inflación  y  reforzar  el  proceso  de convergencia de la inflación hacia la meta del 3%. Así, el  Banco  Central fue incrementando su tipo de referencia en 2016, 2017 y 2018 para situarlo en un máximo del 8,25%, lo que contrastó con el 3% en el que se situaban a finales de 2015. Sin embargo, a lo largo del año 2019, y siguiendo la trayectoria de la FED, el Banco Central comenzó a disminuir sus tipos de referencia hasta dejarlo en la actualidad en un 5% (junio 2020). Además, con el fin de proveer liquidez al sistema financiero para disminuir los efectos de la crisis provocada por la pandemia, el Banco Central aprobó un paquete de medidas para mejorar el funcionamiento de los mercados internos; fortalecer los canales de concesión de crédito en la economía, y promover el comportamiento ordenado de los mercados de deuda y de cambio del país. En conjunto las acciones  aprobadas representan  750.000 millones de pesos (unos 30.000 MUSD,). La mayoría de estas medidas estarán en vigor hasta el 30 de septiembre del 2020

Fuentes:

  https://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-prensa/miscelaneos/%7B1E8E5322-7086-9563-570C-412659ECB292%7D.pdf

  https://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-prensa/minutas-de-las-decisiones-de-politica-monetaria/minutas-politica-monetaria-ta.html

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

México, estratégicamente situado en el norte del continente americano, con una frontera de más de 3.000 Km. con Estados Unidos, y con un mercado de aproximadamente 126 millones de habitantes (de los que alrededor del 29% tienen menos de 14 años), es la decimoquinta economía del mundo y segunda de Iberoamérica con un PIB en 2019 de 1.274.018 millones de dólares, según estimación del FMI. Por otro lado, es un país perteneciente a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) desde 1994 y uno de los principales destinos para la inversión extranjera en el continente americano.  Además, a lo largo de los últimos 20 años, México ha vivido un acelerado proceso de internacionalización de su economía y normalización de su vida política, logrando significativos avances en materia de estabilidad económica y consolidación fiscal.   

 

Sin embargo, México sigue arrastrando importantes desigualdades sociales y regionales; reducidos niveles de crecimiento que le sitúan muy lejos de otros países emergentes con los que se le compara; una gran dependencia del presupuesto en los ingresos petroleros y una falta de competencia en sectores estratégicos, entre otros, que no le han permitido alcanzar en los últimos años los niveles de crecimiento esperados. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex