Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

A lo largo de 2019 y por sexto año consecutivo, la economía portuguesa ha seguido creciendo, aunque a un ritmo más lento que en el pasado reciente. Después de un primer semestre de ligera ralentización, el crecimiento del PIB se mantuvo relativamente estable durante el segundo semestre y el año finalizó con un crecimiento del PIB del 2,2%.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

 

VAB (por sectores de origen)  2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
   % % % % % % %
Agricultura, silvicultura y pesca 2,4 2,3 2,4 2,2 2,3 2,3 2,4
Energía, agua y saneamiento 3,4 3,7 4,1 4,1 3,7 3,8 3,5
Industria 13,5 13,8 14,3 14,5 14,8 14,7 13,9
Construcción 4,5 4,1 4,1 3,9 4 4,1 4,5
Comercio, restaurantes y hoteles 19,7 19,9 19,8 19,8 20 20,1 19,8
Transportes y comunicaciones 8,3 8,1 8,3 8,4 8,4 8,3 8,5
Actividades financieras e inmobiliarias 17,9 17,8 17,5 17,4 17,1 17,1 17,6
Otros servicios 30,3 30,2 29,6 29,7 29,7 29,6 29,8
Total 100 99,9 100,1 100 100 100 100
PIB (por componentes del gasto)  2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
  Var% Var% Var% Var% Var% Var% Var%
PIB -1,1 0,9 1,8 1,9 3,5 2,6 2,2
Consumo Privado -1,2 2,3 2 2,6 2,1 2,9 2,2
Consumo Público -2 -0,5 1,3 0,8 0,2 0,9 1,1
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO -5,1 2,3 5,8 2,3 11,5 5,8 6,3
EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 7 4,3 6,1 4,4 8,4 4,5 3,7
IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS 4,7 7,8 8,5 4,7 8,1 5,7 5,2
Importancia sobre el PIB 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
Demanda interna -2 2,2 2,7 2 3,3 3,1 2,8
Demanda externa 0,8 -1,4 -1,1 -0,2 0,2 -0,4 -0,6

Fuente: GEE – Ministerio de Economía

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Como reflejo del impacto económico de la pandemia, el Producto Interno Bruto (PIB) registró una fuerte contracción en términos reales en el segundo trimestre de 2020, habiendo retrocedido un 16,3% en términos interanuales, tras la reducción del 2,3% en el trimestre anterior. Este resultado se explica en gran medida por la contribución negativa (-11,9 puntos porcentuales) de la demanda interna a la variación interanual del PIB, considerablemente más marcada que la observada en el trimestre anterior (-1,2 puntos porcentuales), reflejando la importante contracción del consumo privado y de la inversión. La contribución de la demanda externa neta fue más negativa en el segundo trimestre (-4,4 puntos porcentuales), reflejando la disminución más significativa de las Exportaciones de Bienes y Servicios que la observada en las Importaciones de Bienes y Servicios, en gran parte por la casi interrupción del turismo no residente. Respecto al 1er trimestre de 2020, el PIB disminuyó un 13,9%. Este resultado también se explica principalmente por la contribución negativa (-10,7 puntos porcentuales) de la demanda interna a la variación en cadena del PIB.

Los últimos indicadores económicos disponibles revelan una contracción de la actividad económica menos intensa en julio, en comparación con el mes anterior. El indicador de clima económico aumentó entre mayo y julio, tras alcanzar el valor mínimo de la serie en abril. Los indicadores de confianza aumentaron en todos los sectores de actividad, de manera más significativa en la industria manufacturera. El indicador de Confianza del consumidor retrocedió en julio, luego de recuperarse en los dos meses anteriores.

El IPC en julio tuvo una variación de +0,1% en relación con el mismo mes de 2019, (variación idéntica a la del mes anterior) y de -1,3% frente al mes de junio. La variación media de los últimos doce meses se sitúa en julio en 0,1%.

En junio la caída de las importaciones portuguesas fue del orden del 23% y en el acumulado del periodo enero-junio la caída fue del 20% aproximadamente. Desde España las compras portuguesas han disminuido un 10,3% en junio 2020 frente al mismo mes de 2019 y un 15,3% en el periodo enero-junio. En cuanto a las exportaciones totales, en junio estas han caído un 10% mientras que en el periodo enero-junio la caída es del 17,1%. Hacia España las ventas portuguesas han disminuido un 7,3% en junio de 2020 frente a junio de 2019 y un 16,6% en comparación con enero-junio de 2019.

Hasta julio de 2020, el presupuesto del Estado registraba un déficit de 8.332 M€, 7.853 millones más que en el mismo período de 2019. Las cuentas públicas reflejan ya los impactos de la pandemia, tanto en la evolución de los ingresos fiscales como en el aumento del gasto con pensiones, contratación de nuevo personal para el sector de salud y otro tipo de apoyo respaldado por la Seguridad Social. Las últimas cifras resultan del efecto combinado de la contracción del 10,5% de los ingresos y del crecimiento del 5,3% del gasto.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

FICHA PAÍS PORTUGAL
DATOS BÁSICOS
Superficie (km2) 92.082 km2
Capital Lisboa
Población total  10.276.617
Moneda y tipo de cambio Euro
Jefe de Estado Marcelo Rebelo de Sousa-Presidente de la República
Primer Ministro Antonio Costa
DATOS ECONÓMICOS 2017 2018 2019 Última cifra disponible
Evolución del PIB (%) 3,5 2,6 2,2 -2,3 (I Trim 2020)
PIB por habitante (€ precios corrientes) 19.020 19.830 20.685 Provisional 2019
PIB absoluto (M€ precios corrientes) 193.029 197.741 202.413 Provisional 2019
IPC (Var.últimos 12 meses, %) 1,4 1 0,3 0,1 mayo 2020
Tipo de interés de referencia (%) * -0,329 -0,31  -0,401 -0,409 febr 2020
Desempleo (%) 8,9 6,7 6,7  6,7 I Trim 2020
Exportaciones (M €) 55.079 57.925 59.906 17.565 ene-abr 2020
 Exportación a UE27 (M€) 40.790 44.044 46.000 12.383 ene-abr 2020
Importaciones (M €) 68.922 75.054 80.305 23.332 ene-abr 2020
 Importación de UE27 (M€) 52.547 56.848 61.391 16.673 ene-abr 2020
IED recibida (M €)** 3.821 4.671 4.521 ene-dic19
IED emitida (M €)** 2.047 290 37,3 ene-dic19
Saldo balanza c.c. (% PIB) 0,5 0,4 -0,1 ene-dic19
Reservas exteriores, excluido oro (M€) 7.636 8.719 5.587 diciembre 19
Saldo presupuestario (% PIB) -3 -0,5 +0,2 2019
Deuda externa bruta (M€) 407.482 412.766 409.805  IV Trim19
% servicio de la deuda/exportaciones 25 19,59 22,51 2019
Tamaño sector público (% PIB) 45,4 43,5 s.d. 2018
RIESGO SOBERANO (Rating) Fitch: BB+ stable / Moody’s: Ba1+ / S&P: BBB+ stable / DBRS: BBB high
RELACIONES BILATERALES 2017 2018 2019 Última cifra disponible
Exportación española (M€) 20.042 21.085 21.905 6.141 ene-abr 2020
Importación española (M€) 11.064 11.561 11.424 3.488 ene-abr 2020
Stock de Inversiones españolas (M€) 15.942 s.d. s.d. (2017)
Stock de Inversiones en España (M€) 2.787 s.d. s.d. (2017)
Flujo Inversión española (bruta, M€) 1.467 832 326 (2019)
Flujo Inversión en España (bruta, M€) 60 315 678 (2019)
Ranking de España en el país 

Primer cliente y proveedor

Como receptor inversión: (stock 2017): 8º
Ranking del país en España

5º proveedor europeo (7º mundial); 4º cliente

Como receptor inversión: (stock 2017): 16º
Deuda bilateral (M€)        
          FIEM: No existe deuda a nivel bilateral
          CESCE:        
Principales capítulos exportados 87-Vehículos automóviles; 85-Aparatos y material eléctrico; 84-Máquinas y aparatos mecánicos; 39-Materias plásticas.
Principales empresas exportadoras SEAT, FORD, CEPSA, REPSOL, ZARA
Principales capítulos importados 87-Vehículos automóviles; 27-Combustibles; 84-Máquinas y aparatos mecánicos; 39-Materias plásticas.
PRINCIPALES ACUERDOS BILAT. MIBEL; MIBGAS; Convenio contra Doble Tributación; Acuerdo de Cooperación Científica y Técnica; Acuerdo de Cooperación en Materia de Turismo.
UNIÓN EUROPEA  
OMC Ámbito UE
OBSERVACIONES El valor de los flujos de IDE portuguesa solamente considera las participaciones en el capital y no los títulos de deuda.

Fuentes: Ministerio de Economía; INE; BBDD ICEX; DATAINVEX; Banco de Portugal; *plazo 3 meses-> http://www.emmi-benchmarks.eu/euribor-org/euribor-rates.html http://ec.europa.eu/eurostat/web/government-finance-statistics/data/main-table

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

El Programa de gobierno en materia de política económica se tuvo que rediseñar en el contexto de la pandemia de Covid-19.

Para intentar sostener el primer impacto de la crisis, el gobierno portugués puso en marcha una serie de medidas de apoyo tanto a familias como a empresas, medidas destinadas a hacer frente a la situación de estancamiento de algunos sectores económicos, como el turismo y el comercio, proteger el empleo y apoyar las empresas: líneas de crédito a empresas, apoyos a la formación de trabajadores, moratorias de pago de créditos, prórrogas fiscales, exención de cotización a la SS en casos específicos y regulación del lay off, de concepto próximo a nuestro ERTE, que permite mantener el empleo en sectores afectados por el cese o disminución de actividad.

Para el segundo semestre del año 2020 se ha establecido otro conjunto de medidas especialmente destinadas a incentivar y soportar la reanudación de la actividad económica, dirigidas a familias, empresas y sector institucional. Estas medidas se concentran en el denominado Plan de Estabilización Económica y Social, que ha servido de base al Presupuesto Suplementario que se ha tenido que elaborar y aprobar para hacer frente a los retos que se presentan hasta final de este año.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Para 2020, se espera una fuerte contracción de la economía portuguesa como resultado del shock económico causado por la pandemia COVID-19 y las medidas de contención implementadas. En este contexto, se espera una caída abrupta de la tasa de crecimiento del PIB real que va desde el 6,9% estimado por el Gobierno, el 9,5% en el escenario más suave del Banco de Portugal o el más pesimista de la OCDE que vaticina una caída del 11,3%. En cualquier caso estamos ante la mayor contracción que se ha registrado en las últimas décadas. Se espera que el impacto ocurra principalmente en el segundo trimestre del año, después de la caída del 2,3% registrada en el primer trimestre de 2020.


 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Portugal pasó de un déficit del 0,4% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2018 a un superávit público del 0,2% del PIB en 2019. Con respecto al peso de la deuda pública, Portugal experimentó una disminución del 122% al 117,7% del PIB, manteniéndose, sin embargo, el tercero más alto entre los Estados miembros.

En el primer trimestre las cuentas del Estado han sufrido un duro golpe, y en Marzo el excedente presupuestario alcanzaba 81 M€, una diferencia de 762 millones menos que en el mismo trimestre del año anterior. No obstante, este valor aún no refleja claramente los efectos del confinamiento y los costes derivados de la prevención, contención, mitigación y tratamiento de la pandemia COVID -19. Bruselas estima que en el corriente año 2020 el déficit presupuestario pasará de un excedente de 0,2% para un déficit de 6,5% y el ratio de la deuda pública de 117,7% al 131,6% del PIB.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

En estos momentos todos los motores de crecimiento se están recuperando lentamente de los efectos de la pandemia. El turismo es el sector donde esta persistencia de efectos sobre los servicios es más evidente: mientras se espera que las exportaciones de bienes evolucionen en línea con el indicador de demanda externa dirigida a la economía portuguesa, las de los servicios sufrirán una disminución más pronunciada y tendrán una recuperación más lenta, debido al componente turístico y otros servicios asociados.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Para 2020, se espera una fuerte contracción de la economía portuguesa como resultado del shock económico causado por la pandemia COVID-19 y las medidas de contención implementadas.

El conjunto de medidas anunciadas y ya en el terreno contra los efectos de la pandemia asciende a más de 27 mil millones de euros (equivalente al 12,7% del producto interno bruto anual de la economía). Las medidas se han implementado en dos fases: una primera destinada a sostener el primer impacto de la crisis y una segunda fase con medidas al objeto de apoyar la reanudación económica.

En lo que se refiere a las medidas de la primera fase estas se destinaron a hacer frente a la situación de estancamiento de algunos sectores económicos, como el turismo y el comercio, e incluían, líneas de crédito a empresas, moratorias de pago de créditos, moratorias sobre préstamos para vivienda y prórrogas de impuestos y de contribuciones a la Seguridad Social: este paquete de medidas asciende a más de 13.000 millones de euros.

La segunda fase de las medidas se ha concretado en lo que se llama PEES – Programa de Estabilización Económica y Social, que es el documento que ha servido de base al Presupuesto Suplementario / Rectificativo. Se estructura en 4 pilares fundamentales:

1. SOCIAL -> medidas que tratan de apoyar la renta de los particulares y su tasa de ahorro, reforzar el sistema nacional de salud y potenciar la universalización de la escuela digital;
2. EMPLEO -> apoyos al empleo y a nuevos desempleados, recalificación profesional, apoyo al empleo en la reanudación y protección de trabajadores independientes;
3. EMPRESAS -> medidas dirigidas a la capitalización de las empresas, financiación a través de líneas de crédito y apoyo a nuevas áreas de negocio y adaptación del comercio;
4. INSTITUCIONAL -> agilización de  procedimientos en la Administración Pública, creación de un Banco de Fomento, reducción de costes judiciales y agilización de la contratación pública.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex