Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

La siguiente tabla muestra un desglose de la composición del PIB por sectores de origen y por componentes del gasto: 

PIB. COMPONENTES DEL GASTO

Por el lado de la demanda

(millones de SEK)

2011 2012 2013 2014 2015

 

2016

 
PIB 3.656.577 3.684.800 3.769.909 3.918.199 4.155.155 4.378.578
Importaciones 1.534.981 1.525.208 1.481.310 1.600.463 1.700.890 1.740.055
Consumo final hogares 1.692.895 1.715.028 1.759.307 1.811.947 1.878.095 1.885.599
Consumo público 920.818 954.911 992.631 1.031.199 1.083.056 1.144.000
Formación bruta de capital fijo 829.735 834.180 842.148 921.991 1.006.777

1.060.593

Variación de existencias 41.114 -1.026 5.887 9.780 9.829

25.727

Exportaciones 1.706.996 1.706.915 1.651.246 1.743.745 1.878.288 1.942.440

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de SCB

 

PIB. SECTORES DE ORIGEN 

% del PIB (por sectores de origen) 2011 2012   2013    2014 2015

 

2016

 
AGROPECUARIO 1,24 1,26 1,27 1,25 1,21 1,18
MINERÍA 0,56 0,55 0,53 0,52 0,39 0,38
MANUFACTURAS 15,98 14,86 14,58 14,09 15,26 15,01
CONSTRUCCIÓN 5,22 4,92 4,84  5,21 5,74 5,32
COMERCIO 9,25 9,45 9,64 9,85 9,70 9,72
HOTELES Y RESTAURANTES 1,44 1,48 1,52 1,53 1,56 1,58
TRANSPORTE 4,1 4,19 4,14 4,04 3,78 3,75
ELECTRICIDAD Y AGUA 2,64 2,98 2,91 2,87 2,55 2,55
INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN 4,74 4,94 4,9 4,98 5,03 5,17
FINANZAS 3,82 3,82 3,99 4,06 4,62 3,98
PROPIEDAD DE VIVIENDA 7,22 7,53 7,66 7,54 7,22 7,62
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA CENTRAL 18,43 18,62 18,24 18,09 17,96 17,67
OTROS SERVICIOS 25,36 25,4 25,78 25,97 24,99 26,07
TOTAL 100 100 100 100 100 100

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de SCB 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

En 2017, la tasa de crecimiento interanual del PIB sueco se situó en el 3,3%, según datos del Instituto de Estadística de Suecia (SCB). Durante el I TR de 2018, el PIB creció un 0,7% y en el II TR un 0,8%, respecto a los mismos periodos del año anterior, respectivamente. Por ello, la economía sueca continúa mostrando un buen estado en lo que llevamos de 2018, manteniéndose en la media de los últimos cinco años.

La tasa de inflación se ha situado en agosto de 2018 en un 2,2%, siguiendo con la tendencia creciente desde el año 2014 (-0,2%). La consecución de una tasa de inflación cercana al 2% ha sido el objeto de la política monetaria en los últimos ejercicios (inflation targeting). Una vez rebasado el objetivo de inflación del 2% existe división de opiniones acerca de si el Banco Central de Suecia (Riksbank) debe subir o no el tipo de interés, actualmente del -0,5%. En la última revisión del día 5 de septiembre se decidió mantener el tipo de interés al -0,5%, optando por mantener una senda análoga a la del euro, continuando por tanto con una con una política monetaria ciertamente expansiva, que ayuda a que la actividad económica siga siendo fuerte y tenga un impacto positivo en la subida de precios. Las previsiones apuntan a que en la reunión sobre política monetaria de octubre no habrá cambios en el tipo de interés, pero que en diciembre o febrero de 2019 pueda contraerse la política monetaria, con un incremento del tipo de interés en 25 puntos básicos.

La situación estable en la que se encuentra el país permite, por su parte, el ejercicio de una política fiscal disciplinada. El saldo presupuestario de Suecia en el año 2017 fue positivo, alcanzando un superávit del 1,31% del PIB (61.8 billones de SEK, que equivale a aproximadamente 6.4 billones euros). El saldo superavitario se sitúa también por encima del 1% en los meses transcurridos de 2018. Por otro lado, Suecia cerró el año 2017 con una deuda pública de 189.960 millones de euros, lo que equivale al 40,6% del PIB, según fuentes de EUROSTAT.

La tasa de desempleo en 2017 se situó en un 6,7%, lo que supone un descenso del 0,2% respecto al año anterior. En este año el número de empleados entre 15 y 74 años fue de 5.022.000, un incremento de 112.000 personas respecto al mismo periodo de 2016, logrando una tasa de empleo del 67,8%. Los primeros datos de 2018 corroboran la buena senda de Suecia en materia laboral y, en consecuencia, se podría afirmar que va en buena dirección para conseguir su objetivo de ser el país europeo con la menor tasa de desempleo en 2020. En agosto de 2018, el número de empleados entre 15 y 74 años continuó subiendo y se situó en 5.165.000, un incremento de 56.000 personas si se compara con el mismo periodo del año anterior. Por último, la tasa de desempleo es de 6,1% (6,4% ajustado estacionalmente), lo que equivale a 337.000 personas desempleadas. 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

*Nota: el tipo de cambio empleado para realizar la conversión de SEK a EUR en 2017 es 1 EUR = 9,5464 SEK (fecha 31/03/2017). Para el resto de años, se emplea el tipo de cambio medio de cada uno de ellos: 2011: 1 EUR = 9,0335 SEK; 2012: 1 EUR = 8,7053 SEK; 2013: 1 EUR = 8,6494 SEK; 2014: 1 EUR = 9,0968 SEK; 2015: 1 EUR = 9,3562 SEK; 2016: 1 EUR = 9,4704 SEK. 

 

DATOS ECONÓMICOS 2011 2012 2013 2014 2015 2016

2017 (últ. dato)

 
Evolución del PIB (%) terminos reales 2,7 -0,3 1,2 2,3 3,8 3,2

 1,3 (II TR)

PIB por habitante (€) 42.900 44.500 45.500 44.300 45.097 46.565

-

 
PIB absoluto (M€ corrientes) 404.945 423.340 436.362 430.296 444.111 458.743

-

 
Tasa de pobreza (% población) .. .. .. .. .. ..

 

 ..
IPC  2,96 0,88 -0,05 -0,18 -0,1

0,9

 

2,3

 (ago. 2017)
Tipo de interés de referencia 1,75 1,75 1,0 1 0

-0,5

 

 

 -0,5
Desempleo (%) 7,8 8 8,0 7,9 7

6,9

 

6,7

 (ago. 2017)
Exportaciones (M€ corr.) 134.197 134.205 126.112 123.885 126.172 126.063 78.299,9 (hasta jul. 2017)
Ventas a UE (M€ corr.) 75.293 76.439 72.753 72.413 73.781

74.553

 

40.516,8 (hasta jun. 2017)

 
Importaciones (M€) 127.071 128.009 120.936 122.127 124.735 127.170 77.933,4 (hasta jul. 2017)
Compras de U.E. (M€)  87.426 86.980 83.991 84.699 87.959 91.271

48.842,1 (hasta jun. 2017)

 
Flujo IED recibida (%PIB) 1,10 0,80 0,10 0,70 1,25 3,80

-

 
Flujo IED emitida (%PIB) 5,30 5,80 6,00 1,60 3,00 4,40

-

 
Saldo por cuenta corriente (% PIB) 5,9 6,3 6,9 6,3 6,9 5,0

-

 
Reservas exteriores, excluido oro (M€) 33.996 n.d. (totales: 39.650) n.d. (totales: 47.442) n.d. n.d.

56.950

 

 

-

  
Saldo presupuestario (% PIB) -0,1 -0,9 -1,4 -2,1 -0,9

0,6

 

0,2 (previsión 2017)

 
Deuda externa (Miles de millones €) 222,6 258,5 302,3 324,9 319,6

477,4

 

 

 204,7 (hasta may. 2017)
% servicio de la deuda/exportac. n.d. n.d. n.d. n.d. n.d. n.d

 

 n.d
Tamaño sector público (%  ingresos/PIB) 51,4 50,6 50,9 50 48,7

48,9

 

 

 -
RIESGO SOBERANO (calificación)

S&P: AAA

Moody’s: AaaFitch: AAA
RELACIONES BILATERALES 2011 2012 2013 2014 2015 2016

2017 (enero-junio)

 
Ventas españolas (M€) 1.996,2 1.873,9 1.877,4 2.048 2.222 2.189,7

1.205,6

Cuota del mercado español (%) 0,9 0,8 0,8 0,8 0,8 0,9

-

 
Compras españolas (M€) 2.576,3 2.186,8 2.258,2 2.315,6 2.326,2 2.199

1.196,1

 
Cuota del mercado español (%) 0,9 0,8 0,9 0,8 0,8 0,8

-

 
Stock Inversiones españolas (M€) 356,1 347,6 649,3 1.053,1 383,0 n.d.

 

 -
Stock Inversiones en España (M€) 4.568,6 4.875,4 3.813,0 4.622,0 3.817,1 n.d.

 

 -
Flujo Inversión española (bruta, M€) 14,5 4,7 7,9 695,2 182,0 36,1

 

-

  
Idem flujos acumulados desde 93 (M€) 1.000,2 1.005,0 1.013,0 1.708,2 1.890,2 1.926,3 -
Flujo Inversión en España (bruta, M€) 554,7 339,7 54,8 112,6 95,2 102,7

 

-

  
Idem flujos acumulados desde 93(M€) 3.446,2 3.786,0 3.840,7 3.953,4 4.048,6 4.151,2

 

 -
Deuda bilateral (M€) No procede
          FIEM: Elegible para FIEM Comercial o FIEM Inversión
          CESCE: Sin límite

principales capítulos exportados

(ene-jun 2017)

(clasificación TARIC) 

vehículos automóviles y tractores 23,07%
legumbres, hortalizas, s/conservar 9,89%
máquinas y aparatos mecánicos 8,60%
frutas, frutos, s/conservar 5,89%
aparatos y material eléctricos 4,74%
mat. plásticas y sus manufacturas 4,11%
Principales empresas exportadoras VOLSKSWAGEN NAVARRA, INDITEX, ACERINOX, ANECOOP, VESTAS, HERO, REFTRANS, MICHELIN, ALUMINA ESPAÑOLA. (Se muestran las empresas autorizantes)

 

principales capítulos importados

(ene-jun 2017) (clasificación TARIC) 

  
máquinas y aparatos mecánicos 14,86%
vehículos automóviles y tractores 12,70%
papel, cartón y sus manufacturas 9,86%
pescados, crustáceos, moluscos 9,36%
funcición, hierro y acero 8,96%
aparatos y material eléctricos 8,83%
PRINCIPALES ACUERDOS BILATERALES APPRI

FAD/FEV

CDI
OTROS:  Tratado para evitar la doble imposición (1976)
UNIÓN EUROPEA Miembro desde el 1 de enero de 1995
OMC Miembro desde el 1 de enero de 1995
OBSERVACIONES Suecia ostentó la Presidencia de la UE en los años 2001 y 2009

 Fuente: Elaboración propia a partir de datos de SCB, Riksbank, Estacom y Datainvex.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

En septiembre de 2014 se celebraron elecciones generales. Como resultado de ellas se formó un gobierno de coalición entre los Social-demócratas y los Verdes, coalición que no goza de mayoría parlamentaria. Algunos de los aspectos sobre los que la coalición se pronunció son los siguientes:
- Énfasis en la calidad de la enseñanza, con incremento del periodo de escolarización obligatoria en dos años.
- Puesta en duda de la política de infraestructuras del anterior gobierno (una de las piezas claves de la política de ese gobierno) con paralización de la financiación estatal de la circunvalación de Estocolmo (uno de los proyectos claves). El proyecto podrá continuar si recibe suficiente financiación de las autoridades locales del municipio, lo que puede ocurrir, p.e., mediante el aumento del canon de congestión por circular en el area metropolitana. Finalmente parece que el proyecto se llevará a cabo.


Por otra parte, Suecia ha sido uno de los grandes receptores de refugiados de Europa y fue uno de los países que mayor esfuerzo económico realizó para atenderlos (el 1,35% de su PIB en 2015). Según datos de la OCDE, el número de solicitantes de asilo ascendió a 163.000 en 2015 (un 1,6% de su población). Sin embargo, en 2016 el número de solicitantes de asilo ha descendido un 82,2%, con un total de 28.939. Esta caída se debe principalmente a que Suecia ha modificado la legislación y el país ya no es considerado un destino óptimo al no garantizar residencia permanente y al limitar la reunificación de familias.


La política monetaria, según el Banco Central de Suecia (Risksbank), tiene como objetivo “mantener la estabilidad de precios”. El Banco Central ha interpretado este objetivo como un ratio de inflación medio-bajo y estable, lo que se traduce en un 2% anual. El 22 de febrero de 2017, se anunció que la política monetaria continuaría siendo expansiva, es decir, que el ratio repo se mantuviera en el -0,5% (la última bajada fue de un -0,35% a un -0,5% en febrero de 2016), a pesar de que la actividad económica se está fortaleciendo. Sin embargo, para alcanzar el target de inflación del 2%, es necesario que el fortalecimiento se estabilice y que la corona sueca no se aprecie rápidamente. Además, la Junta de Decisión del Banco ha señalado que es más probable que el ratio repo caiga aún más que un aumento en el corto plazo. Por otro lado, la compra de bonos del Estado continuará en la primera mitad de 2017.


Con respecto a la fiscalidad, Suecia mantuvo la 9ª cuña impositiva de los países de la OCDE en 2016, con un 42,8%. En comparación, la media de la OCDE es un 36%. El impuesto sobre los ingresos del trabajo fue de media un 24,9% en 2016, inferior a la media de la OCDE (25,5%). Así, los ingresos netos del trabajador, después de impuestos y beneficios, fue un 75,1% del salario bruto (74,5% de media en la OCDE). La siguiente tabla resume la descomposición de la cuña impositiva:

DESGLOSE DE LA CUÑA IMPOSITIVA EN SUECIA

  Imp. sobre el ingreso SS empleado SS empleador Total
Suecia 24,9% 5,2% 12,7% 42,8%

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de la OCDE


Con respecto a las empresas, el tipo nominal del impuesto sobre sociedades se sitúa en el 22%.

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

De acuerdo con la última revisión del Artículo IV, de noviembre de 2016, se estima que el PIB real crezca un 2,4% en 2017, un 2,2% en 2018 y un 2,1% en 2019. En cuanto al desempleo, las previsiones apuntan a un decrecimiento leve, con un 6,7% para 2017, 2018 y 2019. La tasa interanual del IPC se espera que se sitúe en un 1,6% en 2017, un 2% en 2018 y un 2,2% en 2019. Dentro de la misma revisión, el déficit público se estima en un 0,9% del PIB en 2017, un 0,5% en 2018 y un 0,1% en 2019, mientras que la deuda pública se estima en un 40,5% en 2017, un 39,4% en 2018 y un 38,8% en 2019.


Las previsiones del Kojunktur Institutet sueco para el crecimiento del PIB son parecidas a las del FMI, con un 2,2%, un 2,0% y un 1,7% para 2017, 2018 y 2019, respectivamente. Respecto a la tasa de paro, se estima en el 6,5% en 2017, el 6,3% en 2018 y el 6,2% en 2019. El IPC se espera que se sitúe en torno al 1,3%, el 1,7% el 2,6% en los tres periodos considerados. Por su parte, las previsiones de este organismo son más optimistas que las del FMI en cuanto a las finanzas públicas, ya que se espera que se alcance un superávit del 0,2% en 2017 y que este aumente progresivamente hasta el 0,4% y el 0,8% en 2018 y 2019. Lo mismo sucede con la deuda pública, estimada en un 39,6%, un 37,4% y un 35,9% para los tres próximos años.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Tras la crisis económica mundial de 2008, Suecia consiguió sanear rápidamente las finanzas públicas, de tal forma que los presupuestos se saldaron de forma esencialmente equilibrada en 2010 y 2011. En 2012, el sector público estuvo también con un leve déficit, cercano al equilibrio presupuestario. Ya en 2013, el déficit alcanzaría un 1,3% del PIB. El déficit público de Suecia en 2015 disminuyo hasta alcanzar un 1,0% del PIB. Esto se debió principalmente a un fuerte incremento los ingresos por impuestos, gracias al crecimiento del consumo privado y los aumentos de las tasas. En 2016 se registró un superátvit del 0,6% y se espera que este se mantenga en 2017, con un 0,2%.


La deuda pública sueca, que antes de la crisis de los años 90 llegó a ser muy elevada, ha ido disminuyendo de forma progresiva en términos de porcentaje del PIB. De tal forma, se situó en términos brutos consolidados (criterio de Maastricht) en el 36,1% en 2011, en el 37,2% en el 2012, en el 39,8% en 2013, 44,9% en 2014 y 43,9% en 2015. Las previsiones de evolución de la deuda pública son de un 43,1% en 2016 y una reducción sostenida a partir de entonces. El último dato registrado es de un 41,4% en el tercer trimestre de 2016.
A lo largo de 2015, el 15% de la deuda del gobierno central estuvo en moneda extranjera, lo que otorga importancia al riesgo cambiario. La intención de la actual ministra de finanzas es una reducción gradual de esta exposición a la moneda extranjera, que reducirá los riesgos sin un incremento de los costes esperados. Asimismo, se han puesto en marcha nuevas medidas para aumentar la transparencia y simplificar el cálculo de la deuda pública.


Atendiendo a los tipos impositivos indirectos en Suecia, el tipo general del IVA es del 25%, existiendo tipos reducidos del 6% y 12% para ciertos productos. Con respecto a la imposición directa, el tipo nominal impuesto sobre sociedades se sitúa en el 22%. Por su lado, los impuestos sobre la renta tienen caracter estatal y local. Los impuestos sobre la renta estatales comprenden dos tramos (el inferior con un tipo impositivo del 20%, para las rentas que superen los 430.200 SEK; y el superior con un tipo del 25%, para las rentas superiores a 625.800 SEK), mientras que los locales comprenden un rango de entre 29,19% y 35,11%.
En relación con la gestión de las cuentas públicas, en Suecia se presentan dos presupuestos: el Presupuesto de Política Fiscal de Primavera, y los Presupuestos del Estado a finales de año (con el detalle de los gastos para el siguiente año).

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

El Banco de Suecia es una institución independiente (cuya independencia no es perfecta, según los patrones de la UE, ya que es el Parlamento el que determina la distribución de dividendos). Su modo de actuar se considera bastante transparente dentro de los bancos centrales, en la medida en que publica un amplio resumen de las previsiones sobre las que basa su actuación y también de los debates en el seno de su comité monetario.


Debe reseñarse el debate sobre la pertenencia a la Unión Bancaria. Suecia desearía formar parte, de algún modo, de dicha Unión, pero tal deseo es incompatible con su no-pertenencia al euro. Por ello, las autoridades suecas demandan que esta Unión se realice en condiciones difíciles de aceptar para los otros miembros, en particular que no sea el BCE (en el que Suecia, evidentemente, no tiene decisión) el único factor decisivo en las decisiones relativas a los bancos que formen parte de dicha Unión y que el BCE tenga que rendir cuentas de sus decisiones ante el Parlamento europeo (lo que resulta contradictorio con su independencia).


El tipo del Banco de Suecia para operaciones dobles (repo rate), que constituye el instrumento básico de la política monetaria, ha sufrido ciertas oscilaciones en los últimos años, tratando de acomodarse a las necesidades de la economía en cada momento. Su objetivo principal es el de mantener la estabilidad de los precios, y, en segundo término, favorecer el crecimiento y la creación de empleo. El objetivo de inflación del Riksbank se sitúa en el 2%.


Desde finales del año 2011, este tipo de referencia sigue una evolución a la baja, cayendo desde un 2%, tendencia que se mantiene hasta la actualidad, en una política monetaria de perfil expansivo. Durante la mayor parte del año 2013, los tipos parecieron estabilizarse en torno al 1%, pero en el mes de diciembre continuaron su descenso. En el mes de octubre de 2014 el tipo se sitúo en el 0%. Finalmente, en febrero de 2015, el tipo de referencia se situó por primera vez en Suecia en negativo, concretamente en el -0,1% y luego en un -0,35 en un intento del Riksbank por frenar las tendencias deflacionistas de la economía. Actualmente se encuentran en negativo, un -0,5%, con la intención de llevar a cabo la política monetaria más expansiva posible. En la revisión de febrero de 2017, el Riksbanken decidió mantener el tipo repo a -0,5% y se espera que se mantenga en negativo hasta comienzos de 2018. La intención es estimular el consumo y la inversión, para presionar al alza los precios, contrarrestando en cierta medida la caída del precio del petróleo y la incertidumbre en el mercado europeo. También rebajar el nivel de endeudamiento de los hogares, debido al continuado alza en el precio de la vivienda. Además desde el Banco Central se afirma que si estas medidas no se consideran suficientes, por no alcanzarse los objetivos de inflación, están decididos a adoptar una política monetaria aún más expansiva.


En el siguiente gráfico se muestra la evolución del tipo de referencia desde el año 2011 hasta la actualidad, así como las previsiones de tipos del propio Riksbank para los próximos años, sujetas a probabilidades:

 

 repoSuecia

Fuente: Riksbank

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Durante el año 2012, al debilitarse la coyuntura, se elevaron numerosas voces que preconizaban una política económica más expansiva.  De hecho, a lo largo de los primeros meses de ese año, el apoyo al gobierno experimentó una importante erosión, asociada a las acusaciones de inmobilismo fiscal.  A la altura del verano (ante la persistencia de una situación bastante saneada de las finanzas públicas y los riesgos de que se generase una deflación causada por una eventual crisis del euro), el consenso fue claramente el de la necesidad de acometer una política fiscal más expansiva. Tal política se concentró en un incremento del programa de obras públicas ya existente y, posiblemente, ciertos apoyos públicos a la inversión en viviendas y algunos tipos de investigación.

Finalmente, estos debates se plasmaron en la adopción de un proyecto de presupuesto expansivo para 2013, que incluyó un conjunto de medidas de estímulo cifrado en 23 miles de millones de coronas, unos 3,5 miles de millones de euros.  La principal medida consistió en la reducción del impuesto de sociedades (a partir del 1 de enero de 2013) del 26,3 al 22%, cuyo coste fiscal estimado fue de 8,3 miles de millones de coronas. La segunda medida, por su impacto cuantitativo, fue el fortalecimiento de las políticas de empleo de jóvenes (2,2 miles de millones), seguido de las medidas de apoyo a la investigación (1,74 miles de millones), de la aceleración de proyectos de infraestructuras (1,5 miles de millones), de la modernización del sistema judicial (1,5 miles de millones) y de la reducción del impuesto sobre la renta para los pensionistas (1,1 miles de millones).

En la primavera de 2014 aparecieron discrepancias entre las autoridades respecto a la mejor forma de enfrentarse con la situación económica. El ministro de economía, mantuvo una visión optimista de la coyuntura, lo que le llevó a presentar un presupuesto de primavera muy poco expansivo (con solo 5.000 millones de coronas de nuevo gasto); frente a él, el gobernador del Banco de Suecia (en una curiosa inversión de papeles) mantuvo la necesidad de proseguir con políticas monetaria y fiscal expansivas.  El mencionado presupuesto de primavera, trató de iniciar una reforma del sistema educativo, afectado por los malos resultados de las pruebas PISA; la reforma se concentró en la reducción del número de alumnos por clase y se financió mediante el incremento de los tipos impositivos en el alcohol y el tabaco

En septiembre de 2014 se celebraron las elecciones que llevaron al gobierno a una coalicción entre el partido social demócrata y los verdes. Debido a que no alcanzaron la mayoría en el parlamento, la mayoría de propuestas que salen adelante desde entonces siguen una línea continuista de las políticas anteriores.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex