Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

Según el boletín de la Situación Económica y Financiera de 2019 y Perspectivas para 2020 publicado en noviembre de 2019 de la Dirección de la Previsión y de Estudios Económicos (DPEE), que incorpora el cambio a la base 2014, el PIB de 2019 se estructura como sigue. El sector primario supone un 15,4% % del PIB (16,6% en 2018 según la misma fuente) con un especial peso para la agricultura (9,3% del PIB global). El sector secundario supondría un 23,9% PIB en 2019 (22,7% en 2018). Destacan la industria agroalimentaria (4,08%) la construcción (3,3% del PIB); las industrias extractivas (2,8%) y la industria textil (1,9%). El sector terciario alcanzaría un 45,8% (sin contar con la administración pública), con especial peso del comercio (12,5%) y el transporte (3,9%). La administración pública se eleva a un 5,2% del PIB y un 9,71% de impuestos sobre los bienes y servicios.
Por otra parte, la Agencia Nacional de Estadística distingue entre el sector formal e informal (estimado). Medido en porcentaje del PIB a precios corrientes, en 2016 (último dato disponible), el sector formal supuso un 58,4% del PIB, frente al 41,6% del informal. En términos de empleo, el Registro General de Empresas (RGE) de la ANSD publicado en 2017 estima que el 70% del empleo se realiza en el sector informal. Según este mismo informe, Las empresas individuales (82.3%) son las más representadas y operan en su mayoría en el sector informal. Por otro lado, los últimos datos disponibles recogidos por el informe económico y comercial 2015 de la UE indican que más de un tercio del empleo formal se realizaría sin contrato.
 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

% del PIB (por sectores de origen y componentes del gasto)

2018

2019

2020

POR SECTORES DE ORIGEN

 

 

 

SECTOR PRIMARIO

15,2%

15,4%

15,7%

Agricultura

9,3%

9,4%

9,7%

Ganadería y caza

3,8%

3,9%

3,9%

Silvicultura

0,4%

0,4%

0,4%

Pesca y piscicultura

1,6%

1,7%

1,7%

SECTOR SECUNDARIO

23,6%

23,9%

23,9%

Construcción

3,1%

3,3%

3,5%

Actividades extractivas

2,8%

2,8%

2,9%

Electricidad y gas

1,2%

1,3%

1,3%

Agua, Saneamiento y Tratamiento de Aguas

0,9%

0,9%

0,9%

SECTOR TERCIARIO

46,5%

45,8%

45,3%

Comercio

12,6%

12,5%

12,4%

Educación

4,3%

4,2%

4,0%

Salud y Acción Social

1,3%

1,3%

1,2%

Transportes

4,0%

4,0%

4,0%

Telecomunicaciones

3,7%

3,5%

3,4%

Otros servicios

1,0%

1,0%

1,0%

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

5,2%

5,2%

5,3%

IMPUESTOS NETOS SOBRE B Y S

9,5%

9,7%

9,9%

TOTAL

100

100

100

 

 

 

 

POR COMPONENTES DEL GASTO

 

 

 

CONSUMO

83,3%

82,9%

82,3%

Consumo Privado

69,8%

69,7%

69,2%

Consumo Público

13,4%

13,2%

13,0%

FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO

25,1%

29,0%

30,9%

EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS

21,8%

22,6%

23,5%

IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS

37,0%

37,5%

38,2%

Fuente: DPEE (Dirección de Previsión y Estudios Económicos), Ministerio de Finanzas. Previsiones macroeconómicas, Estructura del PIB 2019.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

 

El FMI presentó en enero de 2020 su informe sobre el crecimiento económico de Senegal y sobre el nuevo programa de coordinación ICPE (Instrumento de Coordinación de la Política Económica) para el trienio 2019-2023, coincidente con el periodo de ejecución de la segunda fase del Plan Senegal Emergente, que comprende un conjunto de políticas públicas sectoriales, tanto en materia regulatoria como de inversión pública, dirigidas a convertir a Senegal en un país emergente en 2035, con una tasa de crecimiento del PIB a medio plazo del 7-8%.

Dicho informe resalta el fuerte crecimiento registrado por la economía, del 6% en 2019, tasa ligeramente inferior a la tendencia registrada en los últimos cincos años, así como la baja inflación.

Pese a ello, también señala que la actividad económica ha perdido algo de dinamismo debido a la falta de un adecuado sistema de gestión de las finanzas públicas.

El programa ICPE ha pasado su primera revisión semestral en julio de 2020. El FMI señala el desarrollo satisfactorio del mismo hasta la fecha. Se han alcanzado los objetivos de reformas en el mecanismo de ajuste de precios de la electricidad y el combustible, la asistencia a la escuela secundaria, las estrategias de ingresos a medio plazo y el estudio de la cadena de gastos. La revisión de la ley PPP, que debía haber finalizado en junio de 2020, ha sido retrasada hasta finales de año, al igual que la publicación del informe sobre cooperación entre las aduanas y la administración fiscal. La gestión del presupuesto mejoró en el segundo semestre de 2019, ajustándose al objetivo de déficit del 3% del PIB fijado por el FMI. Sin embargo, en el tercer trimestre de 2019, el déficit fiscal anualizado llegó al 4%, lo que llevó a que el FMI modificara su consideración de riesgo de insostenibilidad de la deuda de bajo a moderado.

Cabe destacar que en julio de 2019 el Banco Mundial anunció que Senegal se había graduado y convertido en un país de renta media. Lo que le dará acceso a financiación ilimitada a través del BERD.

En el informe Doing Business 2020, Senegal ocupa el puesto 123, lo que supone una subida de 18 posiciones con respecto al informe del año anterior.

En cuanto a la evolución en 2020, la economía senegalesa ha sentido los efectos de la pandemia en el segundo trimestre. Según las previsiones del FMI, es de esperar que en la segunda mitad del año y a lo largo de 2021 se inicie la recuperación. Así, ha reducido las previsiones de crecimiento al 1,1% del PIB en 2020 (frente al 6,8% previsto antes de la pandemia). El sector servicios será el principal perjudicado, destacando el impacto en sectores como la restauración y la hostelería, el transporte y el retail. El sector primario, en particular la agricultura, se verá favorecido por el apoyo del gobierno y el clima húmedo característico del tercer trimestre del año. El FMI estima que la inflación siga bajo control (2%), gracias al tipo cambio fijo FCFA/Euro y a una demanda agregada más débil que equilibrará las presiones de los precios provocadas por una oferta reducida.

Respecto al déficit fiscal, el FMI estima que en 2020 se desvíe hasta el 6,1% del PIB, pero que se reduzca progresivamente hasta alcanzar el 3% en 2022. Cabe destacar el aumento de gasto derivado de la pandemia, unido a la merma de los ingresos por la caída del comercio. Para mantener el déficit en el objetivo inicial del 3%, será necesaria una financiación externa adicional junto con recortes en las inversiones nacionales y las transferencias no prioritarias. Esta situación ha llevado a la modificación de los objetivos cuantitativos incluidos en el programa como respuesta a la pandemia de covid-19.

Por el lado de la oferta, según el informe de “Situación Económica y Financiera de 2019 y Perspectivas para 2020” publicado en junio de 2020 por la Dirección de Previsión y Estudios Económicos (DPEE) del Ministère de l´Économie, du Plan et de la Cooperation, en 2019 el sector primario representó el 14,7% del PIB, el 24,3% el secundario y el 45,9% el terciario. En 2019, el sector primario creció un 7,2% interanual (sobre todo gracias a la ganadería y la pesca). Asimismo, el sector secundario aumentó un 6% en el mismo periodo (fundamentalmente por las actividades extractivas, la fabricación de productos agroalimentarios, los materiales de construcción y la fabricación de productos químicos). En lo que se refiere al sector terciario, el crecimiento interanual en 2019 se situó en un 5,1% (gracias al comercio, el transporte, los servicios financieros e inmobiliarios además del buen comportamiento de las telecomunicaciones y la hostelería). En el primer trimestre de 2020, según la Nota de Coyuntura de la DPEE, el sector primario creció un 13,5% con respecto al mismo período del año anterior. Por su parte, el sector secundario se contrajo un 4,9% debido a las actividades extractivas, la metalurgia y la industria del cuero. Por último, el sector terciario sufrió una caída del 2,2% relacionada con las actividades inmobiliarias, las actividades especializadas, la hostelería y restauración y la información y comunicación.

Por el lado de la demanda, el consumo creció un 5,7% en 2019. La inversión, medida por la formación bruta de capital fijo, lo hizo un 21,6% en 2019, fundamentalmente espoleada por los grandes proyectos de infraestructuras y el inicio del Programa de Acciones Prioritarias (PAP-II) del PSE y del MCC (Millenium Challenge Corporation), que atraen la inversión privada.

Según la nota de coyuntura de la DPEE de mayo de 2020, las exportaciones crecieron un 1,6% interanual en el primer trimestre de 2020 y las importaciones aumentaron un 7,3% en el mismo período (un 6,3% en 2019), debido a los hidrocarburos, máquinas y motores y a los productos alimentarios, que representaron alrededor del 50% de las importaciones del país.

El FMI proyecta un déficit corriente del 8,8% del PIB como consecuencia de la caída de las importaciones de equipos y servicios, el aumento del apoyo presupuestario y la caída del precio de combustible importado. No obstante la IDE/PIB se prevé en un 3,5%, sobre el 4,2% en 2019.

En todo caso, las previsiones son aún muy inciertas y los mayores riesgos a corto plazo son: un brote más extensivo del covid-19 en el país y un patrón más dilatado y recurrente de la pandemia que conllevarían una crisis más profunda. Los mayores efectos se verán en las prospecciones de producción de hidrocarburos que se aplazan al menos un año, la balanza de pagos y las perspectivas fiscales.

La respuesta ante el covid-19 del gobierno de Senegal se formula a través del Programa de Resiliencia Económica y Social (PRES), que supone alrededor del 7% del PIB a través de 4 pilares: intervención en el sector sanitario, medidas sociales, apoyo directo e indirecto a la economía y asegurar el suministro de salud, alimentación y energía.

El gobierno ha tomado las siguientes medidas para luchar contra el covid-19:


• Según el Ministro de Finanzas, se ha movilizado un presupuesto para dotar un fondo (Force-Covid-19) de luchar contra el coronavirus por valor de 1500 M€. El FMI y el BM ayudarán con la aportación de 100 M€ al estado senegalés. Entre otras cosas, este fondo servirá para la adquisición de ayuda alimentaria por valor de 91 M€.
• Se le ha encargado al Ministro de Economía que examine las medidas de apoyo necesarias para mitigar los efectos de la crisis y que presida un Comité de crecimiento y vigilancia económica. Algunas de estas medidas son:
o Condonación parcial de la deuda fiscal a partir del 31 de diciembre 2019 para empresas y particulares (alrededor de 300 M€).
o Se va a tratar de apoyar a los sectores más afectados por la crisis (hosteleros, restauración, transporte y cultura).
• El Consejo de Administración del FMI ha aprobado un paquete de 221M USD a través del Instrumento de Crédito Rápido (73,6 M$) y del Instrumento Financiero Rápido (147,3M USD) para solventar los problemas de Balanza de Pagos y de déficit fiscal.
• Macky Sall ha solicitado, vía Twitter, la condonación de la deuda.
• El grupo Banco Mundial ha firmado tres acuerdos de financiación por 375 M$: 100M$ apoyo a los recursos presupuestarios, 125 M$ para la promoción de la gestión integrada y de la economía de desechos sólidos y 150 M$ para el Programa de competitividad de la agricultura y la ganadería de Senegal.

En su última visita al país en septiembre de 2020, el FMI destaca la recuperación económica paulatina e incierta después del impacto de la pandemia, con una ejecución de la ley de finanzas rectificativa que se desarrolla según lo previsto. En esta visita se concluye que el crecimiento del PIB en 2020 será del 0,7% y se espera que alcance el 5% en 2021 gracias a las perspectivas favorables del sector agrícola, aunque dependerá de la recuperación mundial y la evolución de la pandemia. La nueva ley de finanzas de 2021, en la que se está trabajando, tendrá como objetivo alcanzar el equilibro entre el crecimiento económico y la viabilidad de las finanzas públicas y de la deuda.

 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS

2017

2018

2019

2020

PIB

 

PIB (MUSD a precios corrientes) (1)

20.913

23.487

25.338

ND

Tasa de variación real (%) (1)

7,2

6,2

6,9

7,5

Tasa de variación nominal (%)

9,0

8,6

8,9

8,3

INFLACIÓN

Media anual (%) (1)

0,6

0,5

1,3

1,5

Fin de período (%) (1)

-0,7

1,3

2,0

1,5

TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL

Media anual (%)

2,3

3,7

3,3

4,5

Fin de período (%)

3,5

ND

ND

4,5

EMPLEO Y TASA DE PARO

 

Población (en millones de habitantes) (2)

15,7

15,7

16,2

16,2

Población activa (tasa actividad >15 años (2)

57,4

57,4

62,5

ND

% Desempleo sobre población activa (2)

15,7

15,7

10,8

ND

DÉFICIT PÚBLICO

% de PIB (1)

-3,0

-3,6

-3,7

-3,0

DEUDA PÚBLICA

en MUSD (3)

12.498,9

13.454,6

14.961,2

15.684,2

en % de PIB (1)

61,2

61,4

63,7

 61,9

EXPORTACIONES DE BIENES

en MUSD (3)

2.989

3.670

4.105

ND

% variación respecto al período anterior (1)

9,4

22,8

11,9

ND

IMPORTACIONES DE BIENES

en MUSD (3)

6.728

6.609

7.150

ND

% variación respecto al período anterior (1)

7,7

-1,7

8,1

ND

SALDO B. COMERCIAL

en MUSD (3)

-2.680,8

-2.939

-3.045

-3.562

en % de PIB (1)

-12,6

-7.2

-7,3

-10,2

SALDO B. CUENTA CORRIENTE

en MUSD (3)

-1.540,9

1676,3

-1.874,3

-2.787

en % de PIB (3)

-7,3

-7,2

-7,3

-10,2

DEUDA EXTERNA

en MUSD (3)

7.958,0

10.007,1

11.955,7

13.233,3

en % de PIB (1)

37,7

42,8

47,2

44,9

SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA

en MUSD (3)

582,56

1.031,55

1.236,27

1.713,32

en % de exportaciones de b. y s. (1)

17,4

22,6

28,8

ND

RESERVAS INTERNACIONALES

en MMUSD (4)

12,37

 15,42

16,51

17,36

en meses de importación de b. y s.

3,9

4,3

4,4

4,3

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA

en MUSD (5)

587

629

868*

ND

TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR

media anual

ND

ND

585,54

ND

fin de período (6) (7)

546,68

581,04

594,83

ND

(1) FMI Informe aprobación ICP (Enero 2020)
(2) Agencia Nacional de Estadística y Demografía (ANSD) de Senegal. Estudio actualizado en diciembre de 2017
(3) En base a (1); datos originales en FCFA. Tipo de cambio aplicado variable. Para 2019 el tipo de cambio aplicable ha sido (31/12/2019)1 USD= 594,83 FCFA

(4) Dado que Senegal pertenece a la UEMOA, las reservas relevantes son las del Banco Central de los Estados de África Occidental, que son las indicadas en la tabla.

(5) UNCTAD. World Investment report. (2019).  *Estimaciones FMI 2020
(6) http://www.xe.com/es/currencycharts/?from=USD&to=XOF&view=1M
(7) Para el año 2018 sólo estaban accesibles los datos de enero a septiembre.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

El Plan Senegal Emergente (PSE) es el marco de referencia que define la política de desarrollo económico de Senegal a largo plazo. Se trata de un conjunto de políticas estratégicas que deberá permitir que se convierta en 2035 en un país emergente y hub logístico, industrial, minero, aéreo y turístico para la región.
El PSE se construye sobre 3 ejes: (1) Transformación estructural de la economía y crecimiento; (2) Capital humano, protección social y desarrollo sostenible; y (3) Gobernanza, instituciones, paz y seguridad.
La implementación de la primera fase del PSE durante el período 2014-2018 ha impulsado una nueva dinámica de crecimiento económico y ha contribuido a la consolidación del marco macroeconómico. La tasa de crecimiento del PIB se situó en el 6.6% durante este período, comparado con el 3% entre 2009 y 2013. Esta tasa se crecimiento se sitúa además en un contexto de control de la inflación y reducción del déficit presupuestario. La segunda fase del PSE (2019-2023) se basa en los mismos ejes.
El Plan de Acciones Prioritarias (PAP) 2019-2023 es el documento que da forma al PSEII en los próximos años. Identifica más de 500 incluyendo 25 en PPP (autopistas de peaje, el nuevo aeropuerto, proyectos de generación de electricidad), que resultan en una inversión pública y privada de alrededor del 10 por ciento del PIB. Efectivamente, la estrategia del gobierno senegalés es aumentar el porcentaje de Acuerdos Público-Privados (PPP, por sus siglas en francés) como alternativa al endeudamiento y, de hecho, está pendiente la modificación de la ley sobre estos acuerdos. El PAP alcanza un monto total de 14.098 M€. El financiamiento adquirido, que asciende a 9,414 mil millones, proviene del Estado por valor de 4,248 mil millones, y 5,166 mil millones por parte de las PTF. El resto de la financiación por valor de 4,684 mil millones, incluye 2,850 mil millones de FCFA de apoyo financiero que se espera de las PTF y 1,834 mil millones FCFA provenientes sector privado.
El nuevo Instrumento de Coordinación de Políticas del FMI (ICP) tiene como objetivo apoyar la implementación de la segunda fase del PSE, manteniendo la estabilidad macroeconómica. En particular, los principales objetivos del programa son: (i) lograr un crecimiento sostenido e inclusivo, impulsado principalmente por el sector privado, (ii) fortalecer la estabilidad macroeconómica manteniendo la sostenibilidad fiscal y manejando la deuda con prudencia, y (iii) establecer una gestión sostenible y transparente de los ingresos provenientes de la producción de hidrocarburos.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Las últimas previsiones del FMI de enero 2020[1] son:

   

 

2019(p)

2020(p)

2021 (p)

2022

(p)

2023 (p)

2024 (p)

Crecimiento del PIB (%)

 6,6

6,8

7,0

8,4

11,6

8,0

Inflación (media)

 1,1

1,1

1,8

1,2

2,4

2,3

Déficit corriente (%PIB)

 9,2

 10,7

10,5

7,7

3,8

3,7

 

Las perspectivas son buenas y más en 2022 y 2023 cuando el PIB crecería por encima del 10% gracias a la explotación de hidrocarburos. Después volvería a un crecimiento de alrededor del 8%.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

La política macro económica del gobierno sigue las líneas del ICP (2020-2023)
En materia de política fiscal, se mantiene la política de reducción del déficit, que pasó de 6,7% en 2011 hasta el 3,7 % estimado de 2019 con un objetivo del 3% a lo largo del programa y en convergencia con los criterios de la UEMOA. A pesar de que, en un principio, se preveía que el objetivo del déficit en 2019 sería 3%, este porcentaje se ha visto aumentado. La causa fue el plan de liquidación de los atrasos (67.500 millones de FCFA o un 0,5% del PIB no pagados por el estado a acreedores en 2018) tras el plan único de transferencia de 125.000 millones de FCFA realizada por el gobierno en septiembre de 2019 como parte de la estrategia más amplia de reforma del sector de la energía. A tal efecto, se añadieron 100.000 millones de FCFA a la dotación global de gasto público de 2019, lo que significa un déficit fiscal general del 3,7% sobre el PIB. Según el MEFP el déficit público en 2019 ha sido 3.6%. La principal causa del desfase son las elecciones de febrero de 2019. El FMI estima que el déficit fiscal de 2019, incluyendo los organismos públicos y las empresas públicas, habría sido del 4,7%.

En 2017 la situación fiscal se deterioró mucho por la subvención de precios de los carburantes y la electricidad. Estas subvenciones se pagaron con cargo al presupuesto de 2018 y las de este año con los de 2019. Estos precios se están flexibilizando poco a poco en 2020 aunque al FMI le gustaría que la revisión trimestral de los precios de los carburantes según la evolución de los precios del petróleo fuera más efectiva. Las tarifas eléctricas sufrieron un aumento de entre el 6 y el 10% en diciembre 2019.
En 2019 el gasto se disparó sobre todo por ser año electoral pero también por los compromisos en construcciones y en las subvenciones energéticas. Con todo, la inversión pública se redujo drásticamente para tratar de alcanzar el objetivo del 3% del déficit. El estado mejoró la gestión del gasto con la incorporación en el presupuesto de las subvenciones de energía, relegando proyectos sin financiación adjudicada y planteando un plan de contingencia por si no hay suficiente financiación. En el futuro planean realizar un análisis coste beneficio para los proyectos de más de 1,5M€, priorizar proyectos PPP y de infraestructuras y de capital humano.
En el primer semestre de 2019 no habían alcanzado el 90% de los objetivos de recaudación. Sin embargo, hay planes para aumentarla con la mejora de la administración fiscal ampliando la base impositiva (incorporando la economía informal) y digitalizando los procesos.
El FMI está realizando una misión para asesorarle sobre cómo mejorar la administración fiscal para alcanzar el principal objetivo de alcanzar unos ingresos fiscales del 20% del PIB.
El informe del artículo IV de enero de 2019 recomendaba al país establecer un marco fiscal rígido para gestionar los hidrocarburos. Argumentaba que no es tanta cantidad y que las reservas no durarán mucho. Por ello proponía un Fondo de Estabilización (Rainy Day Fund) para suavizar la senda de consumo del país, gestionar la volatilidad del precio de los hidrocarburos y financiar infraestructuras. Asimismo, sugería una regla de déficit primario que no sobrepase el nivel de ingresos que se obtuvieran sin los hidrocarburos.
En febrero de 2018 el tesoro emitió 2.200 M $ en buenas condiciones. Este montante se dedicó a necesidades de financiación inmediatas, a dotar una reserva para necesidades futuras y a recomprar deuda para alargar vencimientos.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

En lo que se refiere a la política monetaria, Senegal pertenece a la UEMOA, por lo que no tiene autonomía propia. El tipo de cambio FCFA se mantiene ligado al euro, y sostenido por el BCE a través del Tesoro francés. El objetivo de convergencia es una inflación media máxima de 3%. Esta fue del e 1.1% según el FMI, quien cree que en 2020 será del 1,1% y se espera que se estabilice entorno al 2% a medio plazo.
Según el informe de la BCEAO de septiembre 2019, las operaciones de subastas de liquidez se han mantenido en el 2,5% y la facilidad marginal de crédito en el 4,5%, al igual que el coeficiente de reservas en el 3%. El tipo de interés medio trimestral del mercado monetario a finales de septiembre de 2019 era del 2,70% frente al 3,45% del segundo trimestre de 2019. El ritmo de progresión de la masa monetaria es del 8,5% y está ligada al crecimiento de los activos exteriores netos (+4,4%) y de los créditos internos (+11,5%) También los tipos interbancarios a una semana han pasado de 5,13% a 4,41%
La tasa de cobertura de la emisión monetaria disminuyó a finales de 2018 hasta 77,1% frente a 79,5% del trimestre anterior. La cobertura en número de meses de importaciones de bienes y servicios es de 4,7, al igual que a finales de septiembre de 2018.
Según el informe de Situación Económica de 2019 y perspectivas 2020 de la DPEE, se estima que la masa monetaria ha aumentado un 3,8% en 2019 debido al refuerzo de los depósitos transferibles y de la circulación fiduciaria. Sin embargo, la tasa de liquidez global de la economía se ha contraído de un 40,3% 2018 a un 39,1% en 2019.
En lo que respecta a los préstamos bancarios acordados al sector privado, ha habido una aceleración del 3,6% en el primer trimestre respecto al 1,6% registrado a finales del 2018.
La tasa de financiación bancaria de la economía se estableció en un 32,8% en 2019 al igual que el año anterior, según el informe de Situación y Perspectivas de la DPEE.
En cualquier caso, la escasa eficiencia del sistema financiero, con un mercado interbancario poco dinámico y mucha restricción al crédito, hace poco operativa la política monetaria, ya que los tipos de interés del mercado de crédito giran en torno al 8% (5,25% en el interbancario)
El sector financiero está experimentando reformas. El BCEAO acaba de aumentar la exigencia de capital de los bancos a 10 millardos. Se está procediendo a adoptar la regulación de Basilea II/III y también se va a cambiar la definición de préstamos en mora, lo que disminuirá la ratio de 15.5% actual (17.3 al final de 2016). Finalmente, a finales de 2018 todos los bancos tendrían que haber presentado sus cuentas financieras en sus páginas web. Esto no se ha cumplido todavía.
El estado senegalés ha constituido varias agencias para tratar de que el crédito llegue a las PYMES. : el Fondo de Garantía de Inversiones Prioritarias, el Fondo Soberano de Inversiones Estratégicas y el Banco Nacional para el Desarrollo Económico. La dirección senegalesa del BCEAO también ha ofrecido refinanciamiento para PYMES.
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Senegal ha pasado del puesto 141 de 190 países en el Doing Business 2019, al 123 en el último informe de 2020, lo cual supone una mejora significativa en el posicionamiento mundial de Senegal. Según este último informe, Senegal forma parte de los países que han mejorado el acceso al crédito (junto con los dos países africanos Togo y Níger), y señalan igualmente los avances de la administración fiscal. Está mejor que la media subsahariana, pero se encuentra peor que otros países de Africa del Oeste, como Mauricio (la mejor clasificada de Africa Sub sahariana), Africa del Sur, Kenia, Ghana, Costa de Marfil o Zambia. 

Por otra parte, Transparencia internacional sitúa a Senegal en la “zona roja” de países con “corrupción seria”, con un ranking similar a Sudáfrica, por debajo de países con Ruanda, Namibia y por encima de otros como Ghana o Costa de Marfil.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex