Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

La economía de Santo Tomé y Príncipe ha estado condicionada en los últimos años por su alta vulnerabilidad a factores exógenos (oscilaciones de precios internacionales, en especial petróleo y precio del cacao) así como por la endémica ausencia de un tejido industrial y de recursos humanos de media-alta formación. Según datos del Banco Africano de Desarrollo (African Statistical Yearbook 2019), la demanda interna suponía en 2017 aproximadamente el 124,7% del PIB, correspondiendo un 11,7% a gasto público, un 81,8% a consumo del sector privado y un 31,2% a inversión. La demanda externa contribuye negativamente a la formación del PIB y asciende a 48,6% aproximadamente. Las exportaciones netas suponían un 27,5% del PIB. De acuerdo al African Statistical Yearbook 2019, el PIB a coste de los factores se dividía en 2017 en los siguientes sectores, por orden de importancia: sector servicios 72%; agricultura 12,1%; industria 15,9%; fabricación 7,6%.

La aportación del sector primario al PIB en 2017 fue del 11,7%, según el African Statistical Yearbook de 2019.

La agricultura, que es el principal sector productivo del país, después del comercio y turismo y; en menor medida, la pesca desarrollan un importante papel para la economía de subsistencia de gran parte de la población al tiempo y produce las principales exportaciones del país. Se calcula que absorbe cerca del 30% de la población activa en una agricultura y pesca de subsistencia.
El principal producto es el cacao, muy reconocido en el exterior por su calidad, representando el 77,2% del valor de las exportaciones del país en el año 2015. En algunos momentos se ha exportado copra, café y aceite de palma. En 2015 la exportación de café fue del 1,6% del total.

En el sector pesquero, como en otros países de la región, la actividad se canaliza a través de un acuerdo pesquero con la UE y de acuerdos privados. Existe un acuerdo de colaboración en el sector pesquero entre Santo Tomé y Príncipe y la Unión Europea, firmado en 2007. El periodo actual está comprendido entre el 23 de mayo de 2014 y el 22 de mayo de 2018, y permitirá la actividad pesquera a 34 buques de la UE. La contrapartida financiera anual se ha fijado en 710.000 euros los tres primeros años y 675.000 euros el cuarto año, de los que 325.000 euros se destinarán a apoyar la política sectorial de Santo Tomé y Príncipe. El presente acuerdo, se incluye en los acuerdos de pesca atunera en África Central, y permite faenar a buques de la Unión Europea (principalmente españoles, portugueses y franceses).

En cuanto a los hidrocarburos, los planes para comenzar la extracción de petróleo y gas, inicialmente previstos para el año 2011, ahora se han trasladado al 2016 como mínimo. Destaca la JDZ (Joint Development Zone) con Nigeria creadas a raíz del Tratado de Abuja de 21 de febrero de 2001.

Esta zona se ubicó en una zona de mar fronteriza reclamada por ambos países, como vía de solución a la implantación de un contencioso territorial cuya resolución suele tardar décadas. Se reparte en sus inversiones, gastos e ingresos, en un 40% para Santo Tomé y un 60% para Nigeria. Está dirigida por un Consejo de Administración formada por 2 directores de Santo Tomé y otros 2 de Nigeria, ejerciendo uno de ellos de Presidente con rotación anual por país (2015 correspondió a Santo Tomé, 2016 a Nigeria).

En cuanto a las cifras que ofreció el FMI en su último informe acerca de la producción de alrededor de 10.000-15.000 barriles día, según la Agencia no estaban fundamentadas y se trataba de una cifra tentativa.

Los bloques disponibles para su concesión, en total 19, se encuentran en la zona económica exclusiva (ZEE) del país, que ocupa la extensión marítima que rodean las islas de Santo Tomé y Príncipe. Sólo pequeñas empresas han obtenido licencia para operar en ella tras la licitación lanzada en 2010. Algunas empresas que están presentes son: la nigeriana Oando, EHRC, Equator Kosmos, Papis Energy Solution y Dangote-Energy Equity Resources.

La minería no petrolífera es muy limitada y de tipo no metálica, ligada a la construcción.

El sector secundario aportó en 2017 un 23,5% del PIB. Hay pequeñas industrias ligeras relacionadas con el sector de la construcción (materiales), cerveza (planta cervecera de Neves), el procesamiento de la madera o la fabricación a muy pequeña escala de productos muy poco intensivos en tecnología, como textiles, jabón, etc.

El sector terciario aportó en 2017 un 72% del PIB. El sector Turismo ha crecido en respuesta a la mejora de la infraestructura turística, pero sigue siendo pequeño en relación a la economía global. La creación de complejos hoteleros y de servicios complementarios permitirá engrosar la población activa del sector terciario. Según el African Statistical Yearbook de 2019, en 2017 Santo Tomé y Príncipe recibió a 42.000 turistas extranjeros.

Telecomunicaciones. En cuanto a acceso a Internet, Internet World Stats ofrece una cifra de 29,93 usuarios a 31 de diciembre de 2017, cuando en 2010 se situaba en 18,75.

African Statistical Yearbook 2019 ofrece unas cifras de penetración de la telefonía en 2017 de 36 accesos fijos por cada 1.000 habitantes; frente a los 48 de 2006, y 649 suscriptores móviles por cada 1.000 habitantes, en comparación de los 116 en 2006. Indicio claro de la preferencia de los dispositivos móviles a los tradicionales.

Actualmente, y gracias a la financiación del Banco Mundial, se está trabajando en el proyecto “Central African Backbone”, para proporcionar una mejor conexión de banda ancha a una serie de países de África Central.

Transporte. Hay un puerto en Santo Tomé (que por su calado no permite el atraque de los buques portacontenedores que hacen las rutas africanas, por lo que requiere descarga en barcazas en alta mar), un aeropuerto internacional en Santo Tomé y uno regional en la isla de Príncipe y pocos cientos de kilómetros de carreteras en estado precario, con frecuencia.

Financiero. Existen varios bancos en el país, entre los que destaca el BISTP (Banco Internacional de Santo Tomé y Príncipe), principal banco del país, con participación del banco portugués Caixa Geral de Depósitos y del Banco Africano de Investimentos (angoleño); el Ecobank (capital camerunés), Afriland First Bank (Camerún); Island Bank (Angola) y el Oceanic Bank (Nigeria). Las facilidades de crédito están muy poco desarrolladas, con altos tipos de interés. El sector bancario se encuentra muy dolarizado. Se pueden abrir cuentas en dólares y en euros, además de en la moneda local (dobra). La mayoría de la población no tiene acceso al sistema bancario. Santo Tomé y Príncipe no tiene Bolsa de Valores. No existen apenas entidades de seguros.

Sector eléctrico. Los últimos datos de producción eléctrica pública son de 2018, con 33 millones de Kwh. (fuente: African Statistical Yearbook 2019).
 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de PIB por sectores de actividad y por componentes del gasto

PIB (por sectores de origen y componentes del gasto) 2012 % 2013 % 2014 %
POR SECTORES DE ORIGEN
% Sobre Total PIB a coste de factores
SECTOR PRIMARIO 21,1 21,1 21,1
Agricultura 20,8 20,8 20,8
Minería 0,4 0,4 0,4
SECTOR SECUNDARIO 13,4 13,4 13,4
Manufacturas 8,2 8,2 8,2
Construcción 5,3 5,3 5,3
SECTOR TERCIARIO 65,4 65,4 65,4
Comercio 26,3 26,3 26,3
Transporte 16,4 16,4 16,4
Electricidad y Agua 3,2 3,2 3,2
Finanzas 11,7 11,7 11,7
Administración Pública 2,1 2,1 2,1
Educación 0,4 0,4 0,4
Salud 0,3 0,3 0,3
Otros servicios 5,2 5,2 5,2
TOTAL 100,0 100,0 100,0
POR COMPONENTES DEL GASTO
% Sobre Total PIB a precio de adquisición
CONSUMO 104,93 112,40 104,89
Consumo Privado 82,54 88,23 82,68
Consumo Público 22,39 24,17 22,20
FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO 36,64 26,62 36,33
VARIACION DE EXISTENCIAS -2,39 -2,31 -2,37
EXPORTACIONES NETAS -39,18 -36,71 -38,85
Exportaciones de bienes y servicios 17,57 18,66 17,57
Importaciones de bienes y servicios 82,43 81,34 82,43
TOTAL 100,00 100,00 100,00

Fuente: African Statistical Yearbook 2015
Actualización: abril 2016

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Se trata de un país con una muy pequeña base productiva y altamente dependiente de la ayuda externa. En los últimos años gracias a los flujos de inversión exterior el crecimiento se ha situado en torno al 4% del PIB en 2019 y se espera que se mantenga por encima del 4% en los próximos años (4,5% en 2020 y 5,1% en 2021). Se espera que la inversión extranjera se enfoque en proyectos de infraestructuras de transporte y telecomunicaciones, mientras que la ayuda exterior apoye la inversión social y aumente la presencia de turistas en el país. Las esperanzadoras noticias de explotación de sus recursos petrolíferos siguen posponiéndose en el tiempo.

Los mayores retos en materia de política económica son diversificar una economía esencialmente primaria y de servicios turísticos, reducir la fuerte dependencia de la ayuda exterior y controlar la inflación. A pesar de los problemas existentes en anteriores acuerdos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó en octubre de 2019, un nuevo acuerdo de 40 meses en el marco del Servicio de Crédito Ampliado (ECF) por un importe de 18,2 millones de dólares en apoyo de las reformas económicas y estructurales del país. El acuerdo tiene por objeto apoyar las reformas económicas de las autoridades, la estabilidad macroeconómica y el crecimiento inclusivo impulsado por el sector privado. También pretende aliviar las presiones de la balanza de pagos y restaurar la sostenibilidad fiscal y externa a medio plazo. El FMI ha programado una segunda revisión del Servicio de Crédito Ampliado en enero de 2021

La política fiscal santotomense se mantiene constreñida por el alto volumen de deuda y la dificultad para obtener recursos. El sector tributario es muy débil con una base reducida, muy inferior al de otros países de la región. La principal fuente de ingresos públicos son las donaciones de otros países.

Santo Tomé y Príncipe es totalmente dependiente de la importación de bienes y servicios. Por ello, los precios internacionales y el tipo de cambio tienen una gran influencia en la evolución de los precios. El régimen de tipo de cambio fijo del dobra con el euro supone un ancla de gran ayuda que limita la inflación a un dígito. Se espera que el crecimiento de la inflación siga cayendo. El IPC medio se ha situado en 8,35% en 2019, frente al 8,27% en 2018, y 5,67% de 2017.

Las exportaciones santotomenses son básicamente productos agrícolas (cacao) y no permiten compensar el volumen de importaciones existente. El aumento del precio del cacao y la entrada de un mayor volumen de transferencias de países donantes permitió, que el déficit por cuenta corriente se redujese respecto al año anterior hasta situarse en torno al 7% del PIB en 2018. El déficit se ha cubierto con préstamos blandos de países donadores y, en menor grado, por la financiación del FMI. No obstante, el pasado mes de octubre y noviembre de 2020  el Club de París  y el FMI, respectivamente, determinaron la calificación de su deuda del país como insostenible. o 
 

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS  2017 2018 2019
PIB
PIB (en millones de dólares corrientes) 685 723
Tasa de variación real (%)1 3,87(e) 3,03(e) 1,3(e)
Tasa de variación nominal (%) 11,56 12,07 9,02(e)
INFLACIÓN
Media anual (%)1 5,69 8,27 8,35
Fin de período (%)1 7,69 9,04 7,72
TIPOS DE INTERÉS DE INTERVENCIÓN DEL BANCO CENTRAL
Media anual (%)3 9 9 9
Fin de período (%)3 9 9 9
EMPLEO Y TASA DE PARO
Población (x1.000 habitantes)1 207 211 215
Población activa (x1.000 habitantes)9 69 70,4 71,89
% Desempleo sobre población activa1 13,27 13,14 13,36
SUPERÁVIT / DÉFICIT PÚBLICO
% de PIB1 -2,69 -1,88 -1,76
DEUDA PÚBLICA
en millones de dólares5 388,3 373,7 370,2(e)
en % de PIB1 56,7 51,7 49,7(e)
EXPORTACIONES DE BIENES (en FOB)
en millones de dólares4 10,8 12,6 9,8
% variación respecto a período anterior 3 17 -22
IMPORTACIONES DE BIENES (en FOB)
en MUSD4 149,7 155,3  147,8
% variación respecto a período anterior 7 4 -5
SALDO B. COMERCIAL
en millones de dólares4 -138,8 -142,6 -138
en % de PIB -20,3 -19,7 -18,5
SALDO B. CUENTA CORRIENTE
en millones de dólares (incluye transferencias oficiales)6 -73,1 -75,1 n.d
en % de PIB1 -10,7 -10,3 n.d
DEUDA EXTERNA
en millones de dólares1 182,2 195,2 190,7(e)
en % de PIB6 26,6 27.1 25,6(e)
SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA
en millones de dólares6 26,0 30,4 37,9(e)
en % de exportaciones de b. y s. 6 3,8 4,2 5,1(e)
RESERVAS INTERNACIONALES
en millones de dólares6 51,4 35,1 36(e)
en meses de importación b. y s.6 4,6 4,4 3,3(e)
INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA
en millones de dólares7 33,9 28,8 39,2(e)
TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR
media anual n.d n.d n.d
fin de período 20.694 21.505 22.003


Fuentes: FMI World Economic Outlook, FMI African Economic Outlook , Banco Central de Sao Tomé, The Economist Intelligence Unit, elaboración propia a partir de datos de World Economic Outlook y Oanda, Artículo IV FMI, FMI Regional Economic Outlook, UNCTAD, Banco Mundial, Trademap, ICEX, UNCTADStat, elaboración propia a partir de Artículo IV FMI, Oanda y World Economic Outlook

Última actualización: diciembre 2020.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

En cuanto a la política económica, esta viene muy condicionada por el programa NRPS (National Poverty Reduction Strategy) del FMI. Se llegó al “punto de culminación” en marzo de 2007, beneficiándose las autoridades de la iniciativa de alivio de deuda dentro de la mencionada iniciativa HIPC y la de alivio de la deuda multilateral (MDRI, en sus siglas en inglés).

Los objetivos fundamentales de la política económica son la estabilidad monetaria y el desarrollo económico del país para evitar la dependencia exterior.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Según la previsión del FMI, Se espera que el PIB se recupere parcialmente en 2021 tras la prevista caída en 2020 debido a la pandemia del COVID 19. Se prevé que vaya a crecer un 3% en 2021 y un 5,5 en 2022 dependiendo de si las vacunas estarán disponibles para ese entonces recuperando así el sector turístico. En el año 2020 se han visto afectados algunos plazos de financiación de proyectos como la ampliación del aeropuerto, la construcción de carreteras y proyectos en el área de la energía y el sector agrícola, los cuales se esperan que se retomen en el año 2021. En cuanto la inflación, según el último informe del FMI se espera que aumente debido a la subida del IVA y se espera que la recaudación fiscal aumente un 2%.

Algunos de los compromisos a los que se ha comprometido el Gobierno santotomense con el FMI (ver informe Art. IV) son los siguientes: continuar con la reducción del déficit; mejorar la ejecución de las inversiones públicas; continuar con la asistencia del Gobierno a los más desfavorecidos; continuar con la supervisión bancaria; ajustar los precios del petróleo a los precios del mercado mundial y mejorar las condiciones de negocios (ventanilla única, etc).

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

De acuerdo al FMI (informe del Art. IV enero 2014), en los últimos años ha mejorado el comportamiento de las cuentas públicas. Así, el déficit primario fiscal cayó sustancialmente gracias a la reducción del gasto, pasando de casi un 8% en 2009 a un 3,5% del PIB para el año 2011, y un 3,1 % en 2013.

En esta misma línea, se espera que el déficit primario fiscal siga disminuyendo gracias a los esfuerzos realizados para aumentar los ingresos domésticos y a contener el gasto. Se espera que los ingresos aumenten sustancialmente en un futuro mediante acuerdos para la extracción de petróleo. En cuanto al gasto público, alrededor de la mitad del total responde a costes de personal, habiéndose aumentado sensiblemente con respecto años anteriores. En la misma línea, también se está reduciendo el gasto en servicios y mercancías importadas junto con el gasto en administración.

La mayoría de la inversión es financiada con créditos y donaciones del exterior. Los déficits primarios han sido financiados en su mayoría por la National Oil Account (incluye los ingresos por las licitaciones para explorar bloques petrolíferos) y las privatizaciones. Se espera reducir esta financiación a la mitad en los próximos años, puesto que se confía en que estas inversiones en proyectos de desarrollo generen beneficios al país.

El FMI, en su último informe del Art. IV, establece que se han producido avances en implementar medidas de reforma estructural, aunque algunas llevaron más tiempo del previsto. En concreto, preocupa el desequilibrio entre exportaciones e importaciones de la balanza comercial y la excesiva confianza sobre futuros ingresos petrolíferos que no están del todo garantizados. En cualquier caso, también se están llevando a cabo reformas en otros sectores clave para las posibilidades exportadoras del país, como son la agricultura y el turismo.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

El "Banco Central de S. Tome e Príncipe" (BCSTP) fue creado por la Ley 8/92, comenzando a funcionar en agosto de ese mismo año. Contractualmente, está dotado de autonomía administrativa y financiera. Es el único emisor del país y funciona como banco del Estado. Sus funciones son:

• Formular, ejecutar y acompañar la política monetaria.

• Formular, administrar y ejecutar la política cambiaria, asegurando la estabilidad interna y externa de la moneda nacional (Dobra). 

• También le corresponden las funciones de supervisión y control de las diversas instituciones que actúan en el mercado incluyendo el sector de los seguros.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

En 2012 el gobierno publicará la nueva "National Poverty Reduction Strategy" (NPRS), que sustituirá al Poverty Reduction Strategy Paper, formulado en 2002. Las autoridades pondrán el énfasis en los siguientes elementos clave: 

• Mantenimiento de la estabilidad macroeconómica, mientras se incrementan las inversiones en infraestructuras que sostienen el crecimiento económico.

• Promover la agricultura, la pesca y el turismo como sectores más importantes para el crecimiento, la creación de empleo y la reducción  de la pobreza.

• Mejorar el acceso de la población a los servicios básicos, incluyendo educación y sanidad.

• Lucha contra la corrupción y fortalecimiento institucional.

• Seguridad alimentaria, adaptación al cambio climático y frente a los desastres naturales.

 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura