Demanda y Coyuntura

Estructura del PIB por sectores y por componentes del gasto

 

Tradicionalmente la agricultura ha sido la principal actividad económica y aún continua siendo la principal fuente de empleo, ocupando a tres cuartas partes de la población, aunque su aportación al PIB, es ya inferior a la del sector servicios. Este último contribuyó con un 40,2%, mientras que el sector secundario lo hacía con el 29,1%. 

 

CUADRO 2: PIB POR SECTORES DE ACTIVIDAD Y POR COMPONENTES DEL GASTO

PIB POR SECTORES DE ACTIVIDAD Y POR COMPONENTES DEL GASTO (%)

2015

2016

2017

2018

POR SECTORES DE ORIGEN. A precios de mercado, corrientes (1)

AGROPECUARIO

23,4 

18,5

23,0

19,7

AGRICULTURA

17,1

11,1

13,2

9,9

GANADERÍA

6,2

5,4

5,4

5,2

SILVICULTURA

1,7

1,8

2,1

2,1

PESCA

-1,6

0,3

2,3

2,5

INDUSTRIAL

37,4

41,9

40,2

35,7

CONSTRUCCIÓN

21,8

23,4

26,4

23,8

MINERÍA

6,7

4,6

3,4

0,9

MANUFACTURAS

9,0

12,4

9,9

9,8

ELECTRICIDAD Y AGUA

-0,1

1,5

0,5

1,1

SERVICIOS

41,7

37,1

31,3

35,7

COMERCIO Y REPARACIONES

5,5

7,9

8,2

7,7

TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO

6,4

6,1

7,2

12,3

FINANZAS 

7,8

0,7

-1,8

-0,3

INMOBILIARIO

2,2

2,0

2,0

2,2

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y DEFENSA

5,6

3,8

1,7

2,0

INFORMACIÓN Y TELECOMUNICACIONES

2,2

0,6

1,6

2,2

EDUCACIÓN

4,1

3,9

2,8

2,5

OTROS SERVICIOS

7,9

12,1

9,6

7,1

IMPUESTOS A LOS PRODUCTOS

-2,5

-2,5

5,4

9,0

TOTAL

100

100

100

100

POR COMPONENTES DEL GASTO (%)

CONSUMO

74,2

75,6

76,3

n.d.

  Consumo Privado

60,5

61,8

62,1

n.d.

  Consumo Público

13,7

13,9

14,2

n.d.

FORMACIÓN BRUTA DE CAPITAL FIJO

27,2

24,6

26,1

n.d.

  FBCF

27,9

25,5

27,2

n.d.

  Var. existencias

-0,7

-0,9

-1,1

n.d.

EXPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS

21,6

19,5

17,4

n.d.

IMPORTACIONES DE BIENES Y SERVICIOS

-24,8

-22,6

-23,2

n.d.

DISCREPANCIA ESTADÍSTICA

1,7

2,9

3,4

n.d.

TOTAL

100

100

100

n.d.

Fuente: (1) Central Bank of Tanzania
Última actualización: Julio 2019

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Evolución de las principales variables económicas: crecimiento, inflación…

Evolución del PIB

Tanzania ha registrado tasas de crecimiento del PIB superiores al 6%, durante los últimos diez años, por encima de la media del África Subsahariana. Los sectores que más han contribuido al crecimiento son: construcción; manufacturas; comercio; sector de información y comunicación, y en menor medida la agricultura, a pesar del importante peso del sector primario (agricultura, ganadería, explotación forestal y pesca) en el PIB - en torno al 28% del PIB y 70% del empleo; el sector industrial alrededor aporta un 20% al PIB; y el sector servicios aporta al PIB alrededor del 52%. Dentro de éste último, el turismo puede llegar al 15% del PIB y supone el 35% de las exportaciones. Hay que destacar la importancia del gasto público vía inversión en infraestructuras con un fuerte peso en transporte y energía, y por parte del sector privado de la IED, principalmente en minería. 

En 2017 el crecimiento del PIB se situó en 6,8%. En 2018 fue de 7%, y la construcción fue el principal motor económico, registrando un crecimiento del 13%; le siguió transporte, con un crecimiento del 11,8%; el sector de tecnologías para la información y comunicaciones, +9,1%; actividades profesionales y técnicas, +9,9%. El sector agrícola mantuvo su crecimiento, +5,3%, en línea con los resultados de los últimos años. En el lado negativo destacar la ralentización de crecimiento del sector minero, +1,5% y la caída del sector financiero, -0,5%. A finales del tercer cuatrimestre 2019, la construcción era el principal componente en contribución al PIB, seguido del sector agrícola, transporte y almacenamiento, comercio y manufacturas. En 2019 el crecimiento del PIB se estima en 6,3%, por debajo del año anterior, pero superando ampliamente el 4% que constituía la primera estimación de FMI para ese año.

Inflación y política monetaria

La inflación, ha venido cayendo paulatinamente desde el 5,4% en 2017, hasta el 3,3% en 2018. En 2019 el aumento en el precio de los alimentos pudo ser compensada con el menor incremento en otras partidas, incluida la caída de precio de los productos petrolíferos, una de las principales importaciones del país, registrándose la inflación media en el 3,4%. El Banco de Tanzania tiene como objetivo primario mantener la inflación bajo el nivel de 5% para favorecer la estabilidad y el crecimiento inclusivo. Basa su política monetaria principalmente actuando sobre la oferta monetaria a través de los coeficientes de reservas bancarias y sobre los agregados monetarios. En un intento de reanimar la concesión de crédito desde julio 2019, Bank of Tanzania rebajó el coeficiente bancario de reservas del 8% (se mantenía desde marzo de 2017, fecha en que redujo desde el 10%) al 7%. El tipo de interés de referencia durante 2019 se mantuvo en 7%. 

 

Dentro del marco de respuesta al impacto de Covid 19 en la economía del país, el comité de Política Monetaria en la reunión del 8 de mayo de 2020 decidió tomar medidas para facilitar la expansión del crédito bancario reduciendo la tasa de descuento o tipo de interés de referencia del 7% al 5%.

 

Cuentas públicas

Déficit público: se ha mantenido en niveles moderados en los últimos años, manteniéndose debajo del 2% en 2017 y 2018 (-1,2% y -1,9% respectivamente), para llegar a-2,9% en 2019. Esta evolución del déficit responde por un lado al incremento en los ingresos fiscales que, a pesar de no haber llegado a alcanzar los objetivos propuestos, han venido creciendo en relación al PIB en los últimos años, y, por otro lado, al incumplimiento sistemático de los planes de gasto. Según datos del Ministerio de Finanzas y Planificación, en el año fiscal 2017/18 los ingresos realizados llegaron al 90 % del presupuesto, mientras que el gasto efectuado sólo cubrió el 78,5% del previsto.

 

Sector exterior

 

Tanzania presenta una balanza por cuenta corriente deficitaria, aunque en los últimos años el déficit se ha reducido considerablemente, desde los niveles superiores al 10% sobre PIB del período 2011 a 2014, hasta el 3,3% registrado en 2017. Esta reducción se debió básicamente a una caída de las importaciones de bienes desde los 11.029 MUSD (fob) en 2013 hasta 7.552 MUSD en 2017. En el mismo período, las exportaciones también disminuyeron, pero en menor cuantía, de 5.258 MUSD a 4.524 MUSD, lo que en conjunto redujo el déficit en la balanza de mercancías en más del 50% durante ese período, desde 5.771 MUSD hasta 2.724 MUSD.

A la reducción del déficit por cuenta corriente también han contribuido los crecientes superavits registrados en la balanza de servicios, de 713 MUSD a 1.792 MUSD en 2017, debido al buen comportamiento de los apartados de Viajes (turismo) y Transporte (por el tránsito de mercancías hacía sus vecinos sin acceso al mar, Malawi, Burundi y Ruanda). La aportación de la balanza de rentas primarias ha sido, por el contrario, crecientemente negativa, por el aumento de los dividendos transferidos al exterior y de los pagos por intereses, lo que elevó el déficit de la misma de 325 MUD en 2014 a 1.047 MUSD en 2017. La balanza de rentas secundarias aporta superávits, de 402 MUSD en 2017, por las remesas de los trabajadores en el extranjero, que se han mantenido bastante estables en los últimos años. 

 

En 2018 sin embargo, la caída de las exportaciones en un 9,5% y el incremento de las importaciones en un 8,3%, por las mayores compras de bienes de capital destinados a los proyectos de infraestructura, elevan el déficit comercial hasta 3.794 MUSD. Este incremento no se compensa por las ligeras mejoras en la balanza de servicios (+59 MUSD) y en la de rentas secundarias (+68 MUSD) y la reducción del déficit en la de rentas primarias (176 MUSD). Como resultado el déficit por cuenta corriente se dispara en cerca de un 25% hasta 2.345 MUSD.  En cuanto a la balanza de capital, presenta un superávit de 480 MUSD frente a los 377 MUSD de 2017. Para 2018. En 2017 destacan los apartados de inversión directa, 1.180 MUSD, desembolsos de deuda por valor de 1.239 MUSD y devoluciones de capital de 505 MUSD. En la cuenta financiera los principales contribuyentes para compensar el desequilibrio resultante en las cuentas corriente y de capital, 1.865 MUSD, son las entradas por inversiones directas, 1.106 MUSD, los desembolsos de préstamos, 1.211 MUSD, y una reducción en las reservas de 872 MUSD.

 

Las principales exportaciones del país proceden de las explotaciones mineras de oro, casi el 50%, que en 2019 aumentaron considerablemente y constituyen alrededor del 50% del total exportado. Le siguen el hilo y cordel de sisal, anacardos, algodón, café, pescado, especias, semimanufacturas de hierro, productos de vidrio y tabaco. Por su parte, los principales capítulos importados son bienes de capital (40%): maquinaria, equipamiento de transporte, materiales de construcción. Dentro de los bienes intermedios (35%), los productos energéticos suponen casi un 25%, y bienes de consumo otro 24%. Sus principales proveedores son China (20%), India (14%) EAU (10%), Arabia Saudí (7%) y Sudáfrica (5%).

 

La deuda externa, que en ejercicio fiscal 2016-17 registró un aumento del 25% llegando a 19.180 MUSD, creció en cerca de otro 10% a lo largo de 2018, hasta situarse en 21.045 MUSD, aunque parte del incremento se ha debido a la acumulación de atrasos en el pago de intereses y la apreciación del USD frente a otras monedas. El 55,4% de la misma lo es términos concesionales: 46,4% multilateral y otro 9% bilateral. Otro 33,2% es en términos comerciales y el 11,5% restante son créditos a la exportación. Durante el año fiscal 2017/18 los pagos por intereses ascendieron a 312 MUSD y la amortización de capital a 760 MUSD. El último análisis de sostenibilidad de la deuda realizado por el FMI en diciembre de 2017 concluye que el nivel de riesgo es bajo, gracias a que buena parte de la misma es en términos concesionales y a largo plazo, aunque señala como riesgos los asociados a una posible depreciación del TZS, por la elevada proporción de deuda denominada en divisas, y la estrechez de la base exportadora. En la última reunión del Club de París, el 25 de marzo de 2019, el FMI, informando sobre las actualizaciones más recientes de Análisis de Sostenibilidad de Deuda,  lo confirmó como bajo.

 

El tipo de cambio del chelín tanzano viene manteniendo cierta estabilidad dentro de una tendencia ligeramente depreciativa frente a USD en los últimos años. A lo largo de 2018 y de en línea con la fortaleza del USD, se ha depreciado ligeramente hasta 2.297 TZS/USD a finales de 2019.

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Cuadro de principales indicadores macroeconómicos

 

PRINCIPALES INDICADORES ECONÓMICOS

2016

2017

2018

2019

PIB

PIB (miles M USD a precios corrientes) (1)

49,77

53,23

56,85

62,22

Tasa de variación real (%) (1)

6,9

7,0

6,8

9,4

Tasa de variación nominal (%)

4,5

8,5

9,1

9,3

INFLACIÓN

Media anual (%) (1)

5,2

5,3

3,5

3,6

Fin de período (%) (1)

5

4

3,3

4,1

TIPOS DE INTERÉS

Media anual (%) (4)

16

17,6

17,4

16,6

EMPLEO Y TASA DE PARO

Población (x 1.000 habitantes) (1)

51,51

53,03

54,68

56,32

Población activa (x 1.000 habitantes) (2)

24.543

25.363

26.192

27.057

% Desempleo sobre población activa (2)

2,10

1,94

1,93

1,91

DÉFICIT PÚBLICO

 

 

 

 

% de PIB (4)

-3,3

-1

-1,3

-2,3

DEUDA PÚBLICA

 

 

 

 

en MUSD

16.275

19.110

18.988

19.288

en % de PIB (4)

32,7

35,9

33,4

31

EXPORTACIONES DE BIENES, fob (BP)

en MUSD (4)

4.951

4.523

4.380

5.351

% variación respecto al período anterior

6,5

-8,6

-3,2

22,2

IMPORTACIONES DE BIENES, fob (BP)

en MUSD (4)

8.464

7.552

7.753

8.517

% variación respecto al período anterior

-14

-10,8

2,7

9,9

SALDO B. COMERCIAL

en MUSD (4)

-3.513

-3.029

-3.373

-3.166

en % de PIB

7,1

5,7

5,9

5,1

SALDO B. CUENTA CORRIENTE

en MUSD (4)

-2.667

-1.814

-1.891

-1.828

en % de PIB

5,2

3,4

3,5

3,2

DEUDA EXTERNA

en MUSD (4)

16.189

18.397

18.585

19.705

en % de PIB

32,5

34,6

32,7

31,7

SERVICIO DE LA DEUDA EXTERNA

en MUSD (4)

705

842

1.125

1.155

en % de exportaciones de b. y s.

14,2

18,6

25,7

21,6

RESERVAS INTERNACIONALES

en MUSD (2)

4.351

5.888

5.05

N.D.

en meses de importación de b. y s.(1)

5,45

6,22

5,52

4,42

INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA

en MUSD (5)

864

938

1105

N.D.

TIPO DE CAMBIO FRENTE AL DÓLAR

fin de período (4)

2.173

2.230

2.283

2.291

Fuente: (1) FMI, (2) Banco Mundial, (3) Central Bank of Tanzania, (4) Economist Intelligence Unit, (5) UNCTAD

Última actualización, enero 2020.  

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Principales objetivos de política económica

Las grandes líneas y objetivos de política económica a medio y largo plazo se definen en dos documentos oficiales: Plan de Desarrollo de Tanzania 2025 (National Vision 2025) y, dentro de este, se desarrollan los planes quinquenales con el Plan de Desarrollo Quinquenal 2015/2020 para el periodo actual.
Tanzania se propone alcanzar en 2025 los siguientes ambiciosos objetivos para conseguir una economía competitiva de renta media y más diversificada con el sustento principal del sector industrial y que este contribuya en un 40% al PIB en 2025.
Para ello, el país encamina sus esfuerzos en diversificar las industrias de sectores como el manufacturero, procesado y packaging e impulsar las exportaciones y no depender tanto de actividades de explotación y extracción como la agricultura, turismo y minería.
Se espera que el desarrollo industrial sea financiado mediante Inversión Extranjera Directa y, con ese objetivo, se introdujo la Sustainable Industrial Development Policy (SIDP) para que el sector privado tomara las riendas en las inversiones del sector industrial y el gobierno quedara en un plano más regulador y con menos intervención en el sector.
Asimismo, Tanzania está llevando a cabo actuaciones para cumplir con los objetivos de desarrollo del milenio (ODM). Una mayor tasa de alfabetización, acceso de una mayor parte de la población a agua depurada y reducción de la mortalidad infantil han sido objetivos ya cumplidos por el país.
Dentro de los objetivos de Política Económica, el Banco de Tanzania tiene un objetivo de inflación de un 5%, dato que se está consiguiendo en los últimos años y las previsiones apuntan que en los próximos años también se conseguirá controla la inflación sobre este valor. De esta forma se mantiene un ritmo de crecimiento de los precios a un nivel similar al de los países vecinos, fundamentalmente Kenia y Uganda.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Previsiones macroeconómicas

Las previsiones de algunos datos macroeconómicos para los próximos años son las siguientes:
El PIB ha crecido en los últimos años entre el 6-7%. Debido al impacto en la economía mundial del Covid19, para el año 2020 se prevé un crecimiento del 2% y contempla una recuperación para el 2021 del 4,5%.
La inflación se ha mantenido controlada por debajo del 5%, en línea con el objetivo del Banco de Tanzania, aunque el FMI prevé que se mantenga dentro del rango objetivo hasta llegar al 4,3% en 2021.
El déficit de la balanza por cuenta corriente se prevé que aumente hasta el 3,75% del PIB en 2021 según el FMI.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política fiscal y presupuestaria

Las cuentas públicas han venido registrando unos déficits moderados en los últimos años, en línea o por debajo de los objetivos establecidos a pesar de que las previsiones de ingresos han quedado habitualmente por debajo de las previsiones, debido a que ha sido aún mayor el incumplimiento en la ejecución de gastos.

Los presupuestos para el año presupuestario 2020-2021 contemplan un gasto de 15.190 millones de dólares, con un déficit fiscal del 2%.

Así, en el marco de los objetivos estructurales fijados por el FMI para Tanzania en el Instrumento de Apoyo a la Política Económica (Policy Support Instrument - PSI) 2017- 2020 uno de los objetivos básicos es incrementar la eficiencia y capacidades de la administración fiscal, tanto en la vertiente recaudatoria como en la planificación de gastos y evaluación y ejecución de proyectos de inversión. Asimismo el PSI se enfoca a corregir el desequilibrio estructural de sus finanzas públicas y, en esa línea recomienda medidas por el lado de los ingresos (control del fraude fiscal a través del uso de nuevas tecnologías, eliminación de exenciones por IVA) y por el lado de los gastos (mejoras en la gestión y ejecución del gasto público corriente con atención al control del gasto salarial, mejoras en la planificación, ejecución y control de los proyectos de infraestructura), que han sido adoptadas en mayor o menor grado por las autoridades.

El gobierno tanzano considera imprescindible el incremento de los ingresos públicos para reducir la dependencia de las donaciones y la financiación exterior en la ejecución de los proyectos de desarrollo. Así, en los últimos años se ha registrado una importante subida de la recaudación fiscal gracias a la intensa campaña contra la evasión fiscal impulsada por el presidente Magufuli.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Política monetaria

Aunque tiene previsto en un futuro próximo basar su política monetaria en la fijación de los tipos de interés a corto plazo, por el momento la ejecuta fijando un tipo de interés de referencia del 7%, pero sobre todo actuando sobre los niveles de reservas que los bancos comerciales están obligados a mantener en el BoT y sobre los agregados monetarios, fijando objetivos para la M1 y M3 con vistas a conseguir un crecimiento del crédito al sector privado compatible con la estabilidad de precios y el crecimiento deseado del PIB. La M3 creció un 9% en los doce meses anteriores a julio 2019, frente al 4,8% registrado en julio 2018, y por debajo del objetivo del 12,2% establecido para el año fiscal 2018/2019, decelerando en diciembre hasta el 4,5%. A pesar de ello un incremento en la velocidad de circulación del dinero redujo el impacto negativo sobre la actividad económica y así en el mismo período el crédito al sector privado aumentó en un 10,6%, correspondiendo la mayor parte del incremento a los créditos personales y, en menor medida, al sector manufacturero; se contrajo sin embargo el crédito al resto de principales sectores productivos, construcción, hostelería, agricultura y comercio. En un intento de reanimar la concesión de crédito el BoT ha rebajado el nivel de reservas que los bancos comerciales están obligados a mantener en el BoT del 8% (que se mantenía desde marzo de 2017, fecha en que redujo desde el 10%) al 7% con efectividad a partir del 1 de julio.

Como medidas monetarias para hacer frente a la crisis del Coronavirus, el Banco Central de Tanzania ha bajado el coeficiente de reservas del 7% al 6% y la tasa de descuento del 7% al 5%.
 

 

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Tanzania posee grandes reservas de recursos naturales.
En el sector de la minería, el país posee metales (oro, níquel, cobre, cobalto y plata), minerales (diamantes, tanzanita, rubíes, carbonato sódico, caliza, fosfatos…) y minerales de combustible (carbón y uranio). El oro es el producto más exportado (sobre el 90%) y es el cuarto productor mundial. Tanzania tiene como objetivo que el sector minero aporte el 10% del PIB en 2025 (en 2017 fue del 3,4% y en 2018 de apenas un 1%).
Los descubrimientos de gas en la costa de Tanzania han puesto al país en el foco para inversores extranjeros, se han descubierto alrededor de 57 trillones de metros cúbicos. Se estima que con estas reservas se pueda satisfacer la demanda nacional y exportar una gran parte.
También se ha estudiado el potencial de la energía geotérmica en la zona del valle del Rift, donde se estima que puede alcanzar una producción potencial de 650 MW.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura

Políticas estructurales (programas, reformas, etc.)

Tanzania posee grandes reservas de recursos naturales.
En el sector de la minería, el país posee metales (oro, níquel, cobre, cobalto y plata), minerales (diamantes, tanzanita, rubíes, carbonato sódico, caliza, fosfatos…) y minerales de combustible (carbón y uranio). El oro es el producto más exportado (sobre el 90%) y es el cuarto productor mundial. Tanzania tiene como objetivo que el sector minero aporte el 10% del PIB en 2025 (en 2017 fue del 3,4% y en 2018 de apenas un 1%).
Los descubrimientos de gas en la costa de Tanzania han puesto al país en el foco para inversores extranjeros, se han descubierto alrededor de 57 trillones de metros cúbicos. Se estima que con estas reservas se pueda satisfacer la demanda nacional y exportar una gran parte.
También se ha estudiado el potencial de la energía geotérmica en la zona del valle del Rift, donde se estima que puede alcanzar una producción potencial de 650 MW.

Volver a índice de Demanda y Coyuntura