Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

 La economía austriaca está muy desarrollada y diversificada, con un sector de servicios que genera más de dos tercios del valor añadido total. Entre los servicios destacan sobre todo el comercio, que muestra una gran concentración, y el turismo que representa una importante fuente de ingresos para el país.
El sector de la construcción, otro de los pilares de la economía austriaca, se ha especializado en las infraestructuras y la edificación industrial y comercial. La actividad industrial se centra en productos de tecnología media que generan un elevado valor añadido y han ganado posiciones de importancia en los mercados internacionales, en especial en el mercado alemán.
El sector agrícola presenta una estructura de unidades reducidas, debida sobre todo al relieve accidentado del país.
En resumen, destacan como principales recursos de Austria su mano de obra bien cualificada, el desarrollo fluido de las relaciones laborales (que implica un número mínimo de huelgas) y su elevada calidad de vida, unido a su situación céntrica en Europa y su amplio patrimonio turístico.
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

El sistema de precios es el habitual en la Unión Europea. Tanto los precios mayoristas como minoristas están sujetos a una viva competencia, dada la saturación del mercado. En cuanto a los precios de los servicios, su nivel es claramente superior al de España, si bien ha habido un cierto ajuste en los últimos años gracias a la liberalización del mercado de trabajo que ha atraído a un gran número de profesionales autónomos o pequeñas empresas de países vecinos como Chequia, Eslovaquia y Hungría. No obstante, para evitar una competencia considerada por las autoridades austriacas como excesiva o incluso desleal, se aprobó una Ley "de protección de dumping social y salarial" que busca garantizar que los trabajadores desplazados temporalmente a Austria para prestar sus servicios cumplan las condiciones salariales y laborales que los residentes en el país.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

La red viaria de Austria (autopistas y autovías, carreteras regionales y municipales) tiene una extensión total de unos 127.000 kilómetros, de los que las autopistas y autovías ocupan 2.257,8 kilómetros con otros 23 kilómetros en construcción y 200 kilómetros en planificación. Las autopistas más importantes son la de Viena-Linz-Salzburgo (Autopista del Oeste), que enlaza posteriormente hasta Múnich e Innsbruck, y la de Viena-Graz-Klagenfurt (Autopista del Sur). La autopista del Norte/Weinviertel enlaza Viena con la frontera checa.
La red ferroviaria tiene una extensión de aproximadamente 5.000 km y cuenta con alrededor de 1.000 estaciones. Actualmente está en curso la construcción de varios grandes túneles ferroviarios. El proyecto más importante es el del Brennero (“Brenner-Basistunnel”), en el macizo fronterizo entre Austria e Italia, que forma parte con carácter prioritario de la Red Transeuropea. El túnel llano de una longitud prevista de 64 km tiene la finalidad de descongestionar la autopista del Brennero, el tramo más transitado entre Europa del Norte y Sur, impulsando el transporte de mercancías por ferrocarril, y recortaría el tiempo de desplazamiento entre Innsbruck (Austria) y Bolzano (Italia) de dos horas a menos de una hora. El coste total de las obras se estimó inicialmente en 9.300 millones de euros, de los que la UE en el periodo 2014-2020 asumiría unos 1.200 millones de euros. El término de las obras y su entrada en funcionamiento estaban previstos para el año 2028, sin embargo, debido a retrasos en el programa de construcción, en junio de 2021 se ha retrasado la fecha de finalización de las obras que pasa a ser 2032. El retraso traerá consigo un incremento del coste total de las obras de unos 500 millones de euros, por lo que el coste total de las obras que alcanzaría la cifra de 9.800 millones., en vez de los 9.300 previstos inicialmente.
Además, se está construyendo una conexión ferroviaria directa entre las dos capitales Graz (Estiria) y Klagenfurt (Carintia), que incluye el túnel del Koralm, de 33 km de longitud. La construcción de este proyecto se inició en 2009 y en junio 2020 finalizaron los trabajos de perforación para los dos tubos. Aun así, la inauguración no tendrá lugar antes del año 2025, según las previsiones. El túnel con un coste estimado de 5.400 millones de euros representa una importante parte del eje Báltico-Adriático entre Gdansk, Varsovia, Viena, Trieste y Bolonia. Otro proyecto importante es el túnel ferroviario del Semmering entre Baja Austria y Estiria, que agilizaría el tránsito entre Viena y los puertos del Adriático y recortaría el tiempo de viaje entre Viena y Graz en 30 minutos. Las obras de este tubo de 27 km de longitud empezaron en 2012 y su conclusión estaba inicialmente prevista para 2026, sin embargo, en febrero de 2021 se anunció el retraso de la finalización de las obras hasta 2028, debido a las difíciles condiciones geológicas del terreno. Por esa misma razón el coste estimado asciende ya a 3.500 millones de euros.
La infraestructura de transportes fluviales se limita al Danubio, que en Austria recorre un tramo de 350 kilómetros. A lo largo de esta trayectoria, hay 4 puertos públicos situados en Linz, Enns, Krems y Viena, así como varios puertos privados como el de la fábrica de Voestalpine en Linz, que es el puerto austriaco más importante en términos de volumen, o el puerto de Schaufler en Ybbs. Los principales bienes transportados por el Danubio son minerales y desechos metálicos, productos petrolíferos, productos agrícolas y silvícolas, productos metalúrgicos, materias primas minerales y fertilizantes.
Para incrementar el volumen de transporte por el Danubio se ha fundado en 2019 la asociación transeuropea “Danube-Black Sea Gateway Region Cooperation Platform”, iniciado por el Estado federal de Alta Austria. Entre los principales objetivos están la modernización de la infraestructura, la mejor gestión de esclusas y la lucha contra bajos niveles de agua.
Austria cuenta con seis aeropuertos: Viena, Graz, Salzburgo, Linz, Innsbruck y Klagenfurt.
La línea aérea de bandera de Austria es Austrian Airlines, absorbida en septiembre de 2009 por la compañía aérea alemana Lufthansa. Debido a la grave crisis de las líneas aéreas causada por el Covid-19, en junio 2020 el gobierno austriaco y Lufthansa acordaron un paquete de rescate para Austrian Airlines por un valor de 600 millones de euros, de los cuales 150 millones de euros son una subvención no reembolsable del Estado, 300 millones de euros un préstamo bancario garantizado por el Estado y otros 150 millones de euros serán aportados por la casa matriz alemana. Las aerolíneas austriacas de bajo coste Level Europe GmbH y Laudamotion GmbH cesaron su actividad en junio y octubre de 2020, respectivamente.
El sector de telecomunicaciones está cada vez más diversificado, pero registra, a pesar de una fuerte competencia, una facturación ligeramente creciente en los últimos años. En el segmento de la telefonía fija así como en el mercado de telefonía móvil, las empresas más importantes son A1, propiedad de A1 Telekom Austria Group, Magenta Telekom, compañía de la empresa alemana Deutsche Telekom AG, y Hutchinson Drei Austria, propiedad de CK Hutchison Holdings, con su marca “3”. La disminución en las conexiones de línea fija continuó en 2020 y bajó a 2,33 millones de teléfonos fijos en el país. Mientras tanto, el volumen de datos consumidos, tanto de conexiones de banda ancha fijas como móviles, sigue creciendo constantemente. En 2019, 9 de cada 10 hogares en Austria y el 99,7% de las empresas utilizaban internet.
En el mercado de telefonía móvil, A1 tiene una cuota de mercado del 39%, seguida de Magenta (25,5%) y Drei (23,7%), Hot (7,1%) y Spusu (2,4%).
En 2015 se inició un programa de despliegue de redes ultrarrápidas de banda ancha en toda Austria. El organismo regulador de las telecomunicaciones (RTR GmbH) celebró a principios de 2019 la primera licitación para adjudicar las nuevas frecuencias de 3.4 a 3.8 GHz de telefonía 5G. En total 7 empresas han conseguido frecuencias, por un valor total cercano a los 188 millones de euros. El 92% de las adjudicaciones fueron a parar a los tres grandes A1 Telekom Austria, Magenta Telekom y Hutchison Drei Austria. Las licencias restantes fueron a parar a un operador móvil que hasta ahora solo utilizaba redes ajenas (MASS Response) y a tres operadores regionales de banda ancha (LIWEST, Salzburg AG y Holding Graz). La segunda licitación de 5G para los rangos de frecuencia 700, 1500 y 2100 MHz se celebró en agosto 2020. Los adjudicatarios fueron nuevamente A1 Telekom, T-Mobile y Hutschison.
El sector energético está experimentado en los últimos años una progresiva transformación debido a una política energética y medioambiental cada vez más ambiciosa. La actual hoja de ruta de Austria está marcada por la estrategia climática y energética “Mission2030”, que prevé reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 36% para 2030 en comparación con 2005, aumentar la cuota de energías renovables en el consumo final bruto del 45% al 50% para 2030 y cubrir el 100% del consumo total de electricidad de fuentes de energía renovables. Debido a una producción de energía nacional relativamente baja y el hecho que el país decidió ya en los años 70 del siglo pasado la no-explotación de la energía nuclear, Austria ha sido tradicionalmente, en términos netos, un país importador de energía. Las importaciones (netas) de energía suponen aproximadamente dos tercios del consumo bruto de energía de Austria. Entre las importaciones destacan los combustibles fósiles, especialmente el petróleo crudo y el gas natural. La producción energética nacional de Austria se caracteriza, por lo general, por reservas bastante modestas de combustibles fósiles y el alto uso de energías renovables ecológicas, sobre todo combustibles biogénicos y energía hidroeléctrica; las energías renovables cubren ya más del 84,8% de la producción doméstica de energía. La producción de energía eólica, fotovoltaica y calor ambiental están ganando en importancia en los últimos años.
El consumo energético en Austria se ha venido manteniendo constante desde 2005. En relación con el consumo bruto de energía en el país, o sea la demanda energética total incluyendo el autoconsumo de la industria energética y pérdidas de red o conversión, en 2020 el 34,1% del consumo energético bruto correspondió al petróleo, el 32,9% a renovables (el 36,1% de las renovables es energía biogénica, el 34,1% energía hidroeléctrica, el 1,8% eólica, el 1,3% calor ambiental y el 0,5% fotovoltaica), el 22,7% al gas, el 7,6% al carbón, el 2,2% a residuos combustibles y 0,6% a importaciones netas de electricidad.
Dentro de las infraestructuras de energía, destaca el oleoducto TAL (Transalpine Ölleitung) que conduce de Trieste a Ingolstadt y abastece Austria y el Sur de Alemania de petróleo crudo. El oleoducto AWP (Adriatic-Wien Pipeline) conecta el TAL con la única refinería de Austria, Wien-Schwechat, transportando la totalidad de las importaciones austriacas de petróleo crudo. En 2020, la producción nacional de crudo ascendió a 609.254 toneladas, un 5,2% menos que en 2019, siguiendo la tendencia decreciente de los últimos años. OMV extrajo el 88,4% y RAG Austria el 10,8% del crudo. Desde 2019 hay una nueva empresa en el mercado, la australiana ADX Energy. En 2020 la producción de OMV se redujo en un 4,9% hasta 538.311 toneladas, la producción de RAG cayó un 25,1% hasta las 57.656 toneladas. ADX Energy produjo 13.288 toneladas.
De la totalidad del petróleo procesado en Austria, únicamente un 7% procedió de yacimientos nacionales, mientras 93% se importó del extranjero. Austria importó en 2019 8,6 millones de toneladas de crudo, un 3,3% más que en 2018. El petróleo procedió de 16 países, siendo Kazajistán el más importante, por delante de Libia e Irak. Las refinerías austriacas procesaron en 2019 9,3 toneladas de crudo, habiendo utilizado un 94% de su capacidad
En 2020 se extrajeron 743,1 millones de m3 de gas natural, 16,6% menos que en 2019, el 90% de OMV y el 9,8% de RAG, el resto de ADX Energy. El volumen extraído por OMV se redujo en un 14,4% hasta los 668,4 millones de m3 y el de RAG en un 33,8% hasta 72,5 millones de m3. ADX Energy extrajo 2,2 millones de m3.
Existen en el país varios gaseoductos de tránsito entre los cuales destacan TAG (Trans Austria Gasleitung, 380km de longitud), WAG (West-Austria Gasleitung, 245km), PENTA West (95km), SOL (Süd-Ost-Gasleitung, 26km) y HAG (Hungaria-Austria Gasleitung, 45km). Las empresas gestoras de la red de distribución suelen ser filiales al 100% de las empresas productoras de gas (OMV y RAG) o de las empresas municipales de gas. La gran mayoría del gas natural importado, sobre todo de Rusia, llega a Austria vía el nudo Baumgarten al noreste de Viena de donde se reparte por una red de gaseoductos con una longitud de 2.000km por todo el país. Sin embargo, Austria apoya la construcción del gaseoducto del mar báltico Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania, OMV incluso aporta un 10% del coste de construcción para “asegurar el suministro” en Austria.
La red eléctrica austriaca tiene una longitud de 258,907km y se divide en varios niveles de red. La mayor parte, con un 66,4% de toda la red de suministro de energía, corresponde al nivel de bajo voltaje (menos de 1 kV), otros 31% al nivel de voltaje medio (1kV a 110 kV), y solamente un 2,6% a la red de alta tensión (110kV, 220kV y 380kV). Las redes de alta tensión forman una única zona de regulación y están gestionadas por la empresa Austrian Power Grid AG (APG) en todo el territorio austriaco con excepción de un corredor en Vorarlberg que pertenece a la zona de regulación alemana. APG es también propietaria de la red de alta tensión, con excepción de las antiguas zonas de regulación de Tirol y Vorarlberg: allí Tiwag Netz AG y Vorarlberger Übertragungsnetz GmbH siguen siendo las propietarias de la red, mientras APG se encarga de la gestión. Las redes de distribución de voltaje medio y bajo suelen estar gestionadas por empresas energéticas regionales o municipales.
Para poder afrontar los retos de la política energética y medioambiental del país, la infraestructura energética debe desarrollarse y mejorarse continuamente. Por ello, Austrian Power Grid AG tiene que presentar cada año un plan de desarrollo acordado con los operadores de las redes de distribución y otros actores relevantes del mercado y basado en el Ten-Year Network Development Plan de la ENTSO-E (Red Europea de Gestores de Redes de Transporte de Electricidad). El plan para el desarrollo de la red (Netzentwicklungsplan 2020) prevé para los próximos 10 años una inversión de 3.100 millones de euros, principalmente en la modernización de la infraestructura existente, pero también en 36 proyectos de ampliación de la red. De entre ellos destacan: la construcción de la línea de Salzburgo(para asegurar el suministro de Salzburgo), la línea del Weinviertel (para la integración de la producción eólica), la línea de la zona central de Alta Austria, la línea de Alemania (para incrementar la capacidad de transmisión entre Alemania y Austria), el proyecto de línea del paso de Reschen (ampliación de la capacidad de transmisión entre Austria e Italia), así como la construcción de nuevas centrales de transformación (Villach Sur, Klaus, Matrei, Mürztal, Viena Este, entre otras).
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

La tasa de desempleo (calculado según la metodología de la Organización Internacional del Trabajo y EUROSTAT) se situó en 2020, debido a la pandemia del Covid-19, en el 5,4%, en comparación con el 4,5%% del año anterior. El mercado laboral austriaco se caracteriza por el hecho de que el periodo de formación suele ser más largo que en otros países a la vez que la edad de jubilación es inferior a la media de la UE.
En 2020 la población activa austriaca ascendió a 4,54 millones de personas (4,56 millones en 2019). La tasa de actividad de las personas de entre 15 y 64 años se situó en 2020 en el 76,6% (77,1% en 2019).


 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

El PIB per cápita ascendió en el año 2020 a 42.502 euros (44.780 en 2019). Para las rentas disponibles de los hogares austriacos, el coeficiente de GINI se situó en el año 2020 en 27,0 (27,5 en 2019). Por otro lado, el 20% de las personas más ricas contaron en ese año con una renta 4,11 (4,17 en 2019) veces superior al 20% de las personas más pobres (cociente S80/S20).

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

El sector primario representa el 1,3% del Valor Añadido Bruto (VAB) austriaco. Las principales zonas agrícolas de Austria se encuentran al norte y noreste de los Alpes y a ambos lados del Danubio, extendiéndose hasta las llanuras fronterizas con Hungría. En estas zonas predominan los cultivos de cereales, frutales y viñedos. El estado federal de mayor superficie cultivada es Baja Austria, seguido por Alta Austria, Burgenland y Estiria. En zonas más occidentales, las actividades principales son la cría de ganado, el cultivo de forrajes y la silvicultura. Las producciones agrarias austriacas más importantes son leche, carne bovina y porcina, cereales, hortalizas, vino, huevos, fruta fresca, aves y semillas y frutos oleaginosos.
La superficie cultivada de Austria en 2020 fue de 1,32 millones de hectáreas, el 16% de la superficie del país. El 57,9% de la superficie cultivada se dedica al cultivo de cereales, sobre todo al cultivo de forrajes y de frutos oleaginosos. En menor medida se cultivan también hortalizas y leguminosas.
Los controles estatales de los productos agrarios son estrictos y el uso de hormonas en la cría de ganado, así como la plantación de semillas genéticamente modificadas están prohibidos. Una tendencia importante ha sido la reorientación de la producción agrícola hacia los productos biológicos: en 2020 más del 25% de la superficie cultivable está siendo explotada de forma biológica (es decir, sin el uso de fertilizantes y pesticidas químicos), alrededor de 680.000 hectáreas, 10.800 hectáreas más que en 2019, lo que ha convertido a Austria en el principal país cultivador de productos biológicos a nivel mundial -en proporción sobre la superficie total-.
En contraste con la deforestación observada en la mayoría de los países europeos, en Austria la silvicultura continúa desempeñando un importante papel, tanto en la región alpina como en las llanuras. Prácticamente la mitad de la superficie austriaca (48%) está cubierta de bosques. La principal zona forestal, una cuarta parte del total, está situada en el estado federal de Estiria, seguida de Baja Austria, Carintia, Tirol y Alta Austria. El 82% de la superficie forestal está en manos privadas y el 18% es de propiedad pública, de los cuales un 15% es explotado por la empresa estatal Bundesforste Österreich. La reserva de madera es inmensa y continúa creciendo, aunque la explotación también sigue aumentando, lo que ha convertido a la industria maderera en un sector de gran importancia que ofrece trabajo en el entorno rural.
La agricultura y silvicultura siguen ejerciendo un efecto importante sobre otros sectores como la industria de maquinaria agrícola, la construcción, el comercio y particularmente sobre el turismo.
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

El sector secundario representa el 28,4% del VAB de Austria, correspondiendo el 21,1% al sector industrial y el 7,3% a la construcción. El sector industrial más importante del país es la ingeniería y producción de maquinaria, sobre todo maquinaria textil, transformadora de la madera, maquinaria agrícola, bombas, equipos perforadores, herramientas y accesorios de tuberías. Las principales empresas del sector son Andritz AG (producción de plantas industriales y centrales hidroeléctricas), Palfinger AG (sistemas hidráulicos de elevación), Knapp AG (soluciones de intralogística), Engel Ludwig KG (maquinaria de moldeado por inyección), Innio Jenbacher GmbH & Co OG (motores de gas) y Doppelmayr Holding SE (líder mundial de la construcción de teleféricos). Entre las industrias pesadas, desempeña un importante papel el sector metalúrgico que sitúa a Austria como uno de los líderes tecnológicos en esta área. La empresa insignia de este sector es Voestalpine.
La industria alimenticia es un sector clave de la economía austriaca. Empresas como Red Bull (bebidas energéticas), Agrana Beteiligungs AG (azúcar, almidón y concentrados de frutas), Leipnik-Lundenburger Invest Bet. AG (Harina y azúcar), Berglandmilch eGen (productos lácteos) y Rauch Fruchtsäfte GmbH & Co OG (zumos de frutas) encabezan el ranking nacional de las principales compañías de este sector, siendo Red Bull la única empresa austriaca en la lista de los Top-20 de los fabricantes de alimentos y bebidas de Europa.
Otro sector de importancia es la fabricación de productos químicos y petroquímicos, dominada por la compañía OMV, empresa con mayor volumen de negocios del país, que participa también en Borealis, otra de las empresas importantes del sector. Varias multinacionales alemanas del sector químico como despliegan sus actividades en Austria (Henkel Central Eastern Europe GmbH, BASF Österreich GmbH, Beiersdorf GesmbH). Los principales productos del sector son fibras textiles (Lenzing AG), pesticidas y productos farmacéuticos, polipropileno, plásticos y combustible. El sector siderúrgico como los de productos químicos e ingeniería se concentran en líneas generales en torno a la localidad de Linz, capital de Alta Austria, y en Estiria.
La industria automovilística se ha especializado en innovaciones de alto valor añadido. Las principales compañías del sector de automoción son Benteler International AG, BMW Group, Magna Steyr Fahrzeugtechnik AG, AVL List GmbH, Pierer Mobility AG, Magna Powertrain, ZKW Group GmbH, Kromberg & Schubert Austria GmbH y MAN Truck & Bus Österreich GmbH. La planta de BMW, radicada en la localidad de Steyr (Alta Austria), es la mayor productora de motores del consorcio a nivel mundial y está especializada en el desarrollo de nuevos motores. La compañía austro-canadiense Magna produce automóviles completos para terceros, que en la actualidad son vehículos para BMW, Daimler y Jaguar Land Rover, tanto con motores convencionales como híbridos y eléctricos. Magna produce también componentes de automóviles como asientos o sistemas de propulsión. AVL List se dedica al desarrollo de sistemas de propulsión (híbridos, motores de combustión, de transmisión, para conducción eléctrica, baterías y software). ZKW fabrica sistemas de iluminación para automóviles. Pierer Mobility (antes KTM) es un importante fabricante de motos de carretera y deportivos de lujo. MAN Truck & Bus, productora alemana de camiones, fabrica camiones ligeros y medianos en su factoría de Steyr y vehículos militares en su filial de Viena.
Varias empresas destacan en el sector productor de equipos medioambientales y de componentes para la generación de energías renovables. Así, se ha desarrollado una importante industria suministradora de componentes para generadores eólicos y paneles fotovoltaicos. La empresa Greenonetec Solarindustrie GmbH es líder mundial en producción de paneles solares. Según un estudio de ABA-Invest in Austria, el 12% de las empresas austriacas de tecnología medioambiental son líderes del mercado en la UE o a nivel mundial.
En el sector eléctrico y electrónico, destacan compañías como ams AG (circuitos integrados), Infineon Technologies Austria AG (semiconductores), Siemens AG Österreich (vehículos ferroviarios, transformadores y equipos de alta tensión), AT & S (circuitos impresos) y Zumtobel Group AG (sistemas de iluminación). Una serie de empresas de biotecnología se especializan en la investigación oncológica y el tratamiento de trastornos propios de la vejez. Entre ellas destaca la empresa alemana Boehringer Ingelheim, con matriz alemana, que en 2017 invirtió 700 millones de euros en la construcción de una nueva planta productiva de productos biofarmacéuticos en Viena y en 2018 adquirió el 100% de la empresa biotecnológica austriaca ViraTherapeutics. Otras empresas biotecnológicas de relieve son Novartis Austria, Baxter AG y Takeda Austria GmbH.
Otro sector importante, sobre todo en las regiones de Carintia Salzburgo y Tirol, son las industrias maderera y papelera. Entre las empresas más grandes cabe mencionar Mondi Group, Mayr-Melnhof Karton AG y Prinzhorn Holding Gmbh en la fabricación de papel, cartón y celulosa), así como Egger Holzwerkstoffe GmbH, Umdasch Group y Binderholz (Binder Beteiligungs AG) en el procesamiento de la madera.
El sector austriaco de la construcción está prosperando bastante en los últimos años, principalmente debido al auge de la construcción de viviendas y proyectos de infraestructura. La principal compañía del sector es Strabag SE, que figura entre las constructoras más grandes a nivel europeo, seguida por Porr AG y Swietelsky AG. Wienerberger AG, principal productor de ladrillos a nivel mundial, es otro agente destacado del mercado. La mayoría de las compañías constructoras austriacas más importantes están bien introducida en los países del Centro y Este europeo, en parte a través de filiales, y realizanº una parte considerable de sus ventas en el extranjero. Aparte, cabe mencionar que Austria es líder en la tecnología de casas pasivas, es decir, edificios que se autoabastecen de energía. La empresa insignia en este ámbito es Drexel und Weiss Energieeffiziente Haustechniksysteme GmbH que ya cuenta con filiales en varios países europeos. Por lo general, en la construcción se observa un enfoque en la rehabilitación y modernización de edificios, siempre con el objetivo de reducir el consumo energético.
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector de servicios austriaco está muy bien desarrollado y diversificado, representando el 70,3% del VAB: el 20,4% corresponde a comercio, transporte y hostelería y restauración, el 30,7% a servicios, administración pública, educación, sanidad y social y el 10,9% a actividades inmobiliarias.
El comercio muestra una concentración superior a la observada en otros países europeos. En la mayor parte de los sectores, los cinco grandes de cada sector tienen una cuota conjunta superior al 70%. Así, en el comercio minorista de alimentación, las cuatro principales cadenas (Rewe, Spar, Hofer y Lidl) copan el 93,3% del mercado. En el sector de droguería y perfumería, las tres primeras compañías cuentan con una cuota de mercado conjunta alrededor de los 80% (dm 33,6%, Bipa 25,8%, Müller 20,8%). Lo mismo pasa en el sector de artículos de deporte, donde las tres primeras cadenas llegan a una cuota de mercado de 84% (Intersport 33%, Sport2000/Gigasport 31%, Hervis 20%). Los sectores de la confección y el calzado están menos concentrados, con las tres principales cadenas copando el 26,2% del mercado en el caso del sector de la confección y el 54,4% en el calzado.
La empresa comercial más importante de Austria es Porsche Holding, concesionario de automóviles, seguido de Rewe Austria y Spar Österreich. Rewe Austria, que es filial de la empresa alemana Rewe, gestiona las cadenas de supermercados Billa, Billa Plus y Penny, la mayorista Adeg y la cadena de perfumerías Bipa. Spar Österreich gestiona las cadenas de supermercados Spar, Spar Gourmet, Eurospar, Interspar y Maximarkt y la cadena de venta de artículos deportivos Hervis.
Aproximadamente el 40% de todas las tiendas minoristas en Austria pertenecen a grandes cadenas, gran parte de ellas propiedad de grupos extranjeros, predominantemente de origen alemán. En cuanto a la superficie, la concentración en el comercio minorista austriaco es aún más evidente puesto que un 67% está ocupado por establecimientos de cadenas comerciales.
Por otra parte, el comercio electrónico va ganando importancia. Las principales empresas en ventas online en Austria son Amazon y Zalando, seguidas de Universal, Shop Apotheke y Ottoversand.
El sector financiero representa un 4,2% del VAB y las empresas más destacadas son Erste Group, Raiffeisen Bank International, Unicredit Bank Austria y Bawag Group.
El turismo constituye la principal fuente de ingresos de muchos pueblos alpinos. Gracias a una serie de normas de protección medioambiental y el compromiso de no-explotación de la energía nuclear, Austria ha logrado crear la imagen de país de naturaleza intacta, lo cual atrajo en 2019 a más de 31,9 millones de turistas extranjeros (46,2 millones contando también nacionales). Debido a la crisis por coronavirus, el número de turistas se redujo notablemente en 2020 y llegaron 15,1 millones de turistas extranjeros (25 millones de turistas contando también a los nacionales).
El país está apostando decididamente por el fomento de un turismo de calidad, con fuerte acento en la ecología y el arte. A lo largo del año, hay dos temporadas altas, centrándose durante los meses de invierno (diciembre a marzo) en el oeste montañoso del país y las actividades de turismo de invierno alrededor de las estaciones de esquí, mientras la temporada de verano culmina en los meses de julio y agosto. Los principales atractivos de Austria residen en su bello pasaje, sobre todo en el Tirol, la zona de los lagos del Salzkammergut y el Sudeste en torno a Klagenfurt y Villach, y, por supuesto, en la riqueza cultural y monumental de su capital Viena.
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

Austria, que contaba en los años 70 del siglo pasado aún con uno de los sectores públicos más extensos de Europa, inició en 1987 un programa de privatización que terminó en 2008, cuando se había vendido gran parte de las importantes empresas industriales públicas. Durante esta etapa, se privatizaron compañías como Voestalpine, empresa insignia del sector siderúrgico, fundición y forja; VA Tech, grupo de ingeniería y tecnología; Böhler-Uddeholm, uno de los líderes del mercado internacional en acero herramienta; la Tabacalera de Austria, Austria Tabak; el Aeropuerto de Viena y la Imprenta Nacional.
Con la entrada en vigor de la ley ÖIAG 2000 en enero de 2019 y el comienzo de su vigencia el 20 de febrero de 2019, la empresa de gestión de las participaciones públicas en empresas ÖBIB (Österreichische Bundes- und Industriebeteiligungen GmbH) pasó de ser una sociedad limitada a ser una sociedad anónima y pasó a llamarse ÖBAG (Österreichische Beteiligungs AG). Con ese cambio se espera que la nueva empresa lleve a cabo una gestión más activa de las participaciones del Estado en empresas cotizadas. Actualmente, algunas importantes empresas públicas industriales y de servicios continúan englobadas en el holding austriaco de participaciones públicas e industriales ÖBAG, holding en un 100% propiedad del Estado austriaco. Entre ellas, se cuentan las siguientes entidades estatales al 100%: IMIB, holding inmobiliario, la inmobiliaria BIG (Bundesimmobiliengesellschaft), GKB Bergbau, sociedad minera, y Schoeller-Bleckmann GmbH (que tras la externalización y privatización de todas sus actividades anteriores – entre ellas, la empresa productora de tubería Schoeller Bleckmann Edelstahlrohr GmbH adquirida en 1999 por la empresa española TUBACEX - se dedica a actividades de gestión inmobiliaria). Además, ÖBAG mantiene participaciones en las siguientes compañías: OMV, empresa petroquímica (31,5% de capital público), la compañía de telecomunicaciones Telekom Austria (28,4% de capital público), la Administración de Correos (52,9%), la empresa de juegos de azar Casinos Austria (33,2%), el Fondo de Pensiones APK (33,0%) y la principal proveedora de electricidad Verbund (51,0%).
Mientras que el esfuerzo privatizador del Estado Central ha sido notable, existe aún un importante potencial de ventas de empresas públicas propiedad de los Estados Federados (“Länder”) austriacos, por ejemplo, las empresas eléctricas.

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex