Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

La estructura económica de la RDC se está recuperando de la etapa tumultuosa que sufrió en la última década del pasado siglo, presentando una situación más tranquila, a pesar de las tensiones existentes en el este del país.

En la década de 2000, bajo los auspicios de los programas del FMI y la Iniciativa HIPC, el estado tuvo que acometer numerosas reformas para reconstruir el país y sus infraestructuras, a pesar del bajo nivel de recaudación de impuestos y la debilidad de las nuevas instituciones como el Parlamento o la Asamblea Nacional. Desde 2010, se han puesto en marcha una serie de medidas para la gestión de las industrias extractivas (forestal, minería y petrolífera) y elevar el clima de negocios.

 

En 2013, el Gobierno inició un proceso sistemático para mejorar la política económica, en estrecha colaboración con el Banco Mundial. El sistema es evaluado regularmente y está encaminado al avance en cuatro aspectos clave para el futuro del país: la descentralización, la gestión de las finanzas públicas, la Administración Pública y la transparencia.

 

Asimismo, los sectores más afectados en este programa, son el de las empresas públicas, minería y seguridad (que incluye la desmovilización y reintegración a la vida civil de los antiguos combatientes).

 

 

La oferta de la República Democrática del Congo está condicionada por seis razones fundamentales:

 

 

- Es un país situado en el centro del continente africano, que tiene frontera con otros nueve países, que pertenecen a organizaciones regionales como la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC), el Mercado Común de África Oriental y Austral (COMESA), la Comunidad Económica de los Estados de África Central (CEEAC) y la Comunidad Económica de los Países de los Grandes Lagos (CEPGL).

- Representa un gran mercado local, con más de 70 millones de habitantes (cifra que asciende a más de 250 millones de personas sumando los habitantes de los países limítrofes)

- Dispone de minas de minerales raros y de importancia estratégica para el comercio mundial.

- Puede desarrollar vastos recursos agrarios, con abundantes lluvias durante todo el año, las reservas hídricas más importantes de África, la mitad de la selva tropical del continente.

- Su potencial eléctrico es muy elevado.

- Los planes gubernamentales para el desarrollo multisectorial, están mejorando el clima de negocio ( aunque todavía queda mucho por hacer) y mantener unas elevadas tasas de crecimiento.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

Debido a una depreciación de la moneda y a la inestabilidad política, la inflación volvió a crecer en 2017 por encima de los dos dígitos, un 41,5%, su nivel más alto desde principios de los 2000. En 2018 llegó al 23% y se prevé que se reduzca a un  13,5% para 2019. Deja atrás un periodo estable, donde la inflación incluso llegó a subir sólo un 0,95% en 2015. El BCC (Banco Central del Congo) pretende atenuarla aumentando el tipo de interés, aunque será difícil lograrlo a corto plazo debido a las expectativas de devaluación de la moneda y la necesidad de financiar el déficit del Gobierno. Asimismo, es importante señalar que la moneda utilizada en las transacciones comerciales es el dólar estadounidense.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

La situación de las infraestructuras en la República Democrática del Congo se puede calificar como deficiente. Los principales objetivos del Gobierno en este sector son modernizar las infraestructuras de transporte y aumentar la producción y transporte de energía.

a) Transporte                               

El transporte en la República Democrática del Congo ha sido tradicionalmente complicado, debido al terreno y el clima de la cuenca del río Congo que representan graves obstáculos para la construcción de carreteras y ferrocarriles en el ya de por sí vasto país. Así, el transporte fluvial ha sido tradicionalmente el principal medio de moverse en el país. Además, a todo esto hay que sumarle la mala gestión económica y los conflictos bélicos que han provocado una grave falta de inversión durante muchos años.

La red nacional de carreteras se compone de un total de 153.209 km, siendo 58.509 km de interés general y 87.300 km de interés local o desierto agrícola. De los 153.209 km de carreteras con los que cuenta el país, sólo cerca de 3.000 km están asfaltados y menos de la mitad están en buenas condiciones, limitándose a las áreas que unen la capital con la costa atlántica, así como a la región de Katanga (la más próspera del país).

La conocida como "ruta nacional", el camino de Matadi (en la desembocadura del Río Congo) a Bukavu (en la frontera con Ruanda), se trata de una serie de trayectos con continuos cambios de medio de transporte:

  • Matadi a Kinshasa: ferrocarril
  • Kinshasa a Kisangani: barco fluvial
  • Kisangani a Ubundu: ferrocarril
  • Ubundu a Kindu: barco fluvial
  • Kindu a Kalemie: ferrocarril
  • Kalemie a Kalundu: barco fluvial 
  • Kalundu a Bukavu: carretera

Los puertos de entrada de la mercancía al país son los que siguen -la elección de uno u otro dependerá del lugar de procedencia de la misma-:

  • Para las provincias del norte de la RDC y Kinshasa :
    1. Puerto de Luanda (Angola), vía Lualaba.
    2. Puerto de Lobito (Benguela, Angola), vía Ferrocarril de Lualaba.
    3. Puerto de Pointe Noire (República del Congo).

·         Para las provincias del sur de la RDC:

1.    Puerto de Walvis Bay (Namibia), vía el Corredor Trans-Caprivi.

  • Para las provincias orientales de la RDC:
    1. Puerto de Mombasa (Kenia).
    2. Puerto de Dar es Salam (Tanzania), ferrocarril (Bukavu).
  • Para Lubumbashi:
    1. Puerto de Maputo (Mozambique).

Respecto al transporte por ferrocarril, la principal operadora es la Société Nationale des Chemins de Fer du Congo (CCFC) fundada en 1889. La CCFC explota las principales líneas cubriendo cerca de 4.000 km, entre las que cabe destacar la de Matadi a Kinshasa, la de Vivicongo, la línea que conectan los Grandes Lagos así como la que une Tenke (Haut-Lomami) con Benguela (en la costa central de Angola).

El transporte marítimo es muy importante en la RDC, ferrys y barcos fluviales transportan bienes y mercancías a dos tercios del territorio congoleño, siendo el país con más kilómetros de vías fluviales navegables de todo el continente (15.000 km), transportando a través de ellos, al mayor número de personas y bienes de toda África. Los principales puertos del país son:

  • Océano Atlántico: Matadi, Banana y Boma.
  • Interior: Bumba, Ilebo, Kindu, Kinshasa, Kisangani, Mbandaka y N'dangi.
  • Lago Tanganica: Kalemie, Kalundu-Uvira y Moba.
  • Lago Kivu:Bukavu, Idjwi y Goma.

El principal aeropuerto del país es el de Kinshasa (Aéroport de N'djili). En total cuenta con cinco aeropuertos internacionales, 15 nacionales y 33 aeródromos. Desde 2015, Congo Airways es la compañía aérea nacional de la RDC y tiene planes de expansión. Hoy en día, cuenta con 11 conexiones dentro del país y comenzó a volar a Johannesburgo el 11 de mayo de 2018. En un futuro próximo tiene intención de aumentar sus vuelos internacionales con nuevos destinos: Douala (Camerún), Abiyán (Costa de Marfil), Dakar (Senegal), Nairobi (Kenia), Bujumbura (Burundi), Addis Abeba (Etiopía) y Luanda (Angola). En los últimos años han dejado de operar varias aerolíneas congoleñas, como la nacional Hewa Bora Airways que era una de las principales del país. Actualmente todas las aerolíneas congoleñas tienen prohibida la entrada a los aeropuertos de la Unión Europea, debido a no cumplir con las normas de seguridad. No obstante, la aerolínea nacional Congo Airways es miembro de la IATA (Asociación Internacional de Aerolíneas Aéreas), desde el 5 de julio de 2018, al obtener el certificado IATA de Auditoría de Seguridad Operacional (IOSA). Ahora está trabajando para obtener la certificación TCO (Third Country Operator) y poder volar en el espacio europeo en los próximos meses.

b) Telecomunicaciones

Respecto a las telecomunicaciones, señalar que es uno de los sectores de inversión prioritaria para el Gobierno y están teniendo un importante papel en el desarrollo del país. Son cuatro las principales compañías de telecomunicaciones que operan en la RDC y su cuota de mercado se distribuye de la siguiente manera (Target, 2017): Vodacom (36%), Airtel (31%), Orange(27%) y Africell (6%).

La Societé Congolaise des postes et télécommunications (SCPT), creada en julio de 2008,  es la empresa pública encargada de regular el desarrollo y la implementación de los sistemas de telecomunicaciones, entre ellos la fibra óptica de alta velocidad. A nivel nacional, la infraestructura de fibra óptica abarca 3400 km de Kinshasa a Zambia (Kinshasa-Bandundu-Sakania) y 600 km hacia el Océano Atlántico (Moanda-Kinshasa).  En el tráfico internacional, es miembro del consorcio West African Cable System, (WACS), la SCPT tiene una capacidad de 40 Gb ampliable a 1.3 Tb entre Ciudad del Cabo y Londres. El proyecto fue estimado en 650 millones de dólares e introdujo la fibra óptica en la RDC, conectando así a catorce países. Dicho plan cubre una extensión total de 14.600 km a lo largo de la costa oeste africana, partiendo desde Cape Town y llegando hasta Londres. Los 2 objetivos principales para la inversión en infraestructuras de tecnología es reducir la brecha digital en el país y ofrecer a los actores económicos una red nacional competitiva.

CAB 5 es un proyecto que fue lanzado el 19 de marzo de 2015 para conectar, por medio de la fibra óptica, las ciudades de Kinshasa, Lubumbashi y Kisangani, así como a la RDC con nueve de sus países vecinos, cubriendo un total de 3.300 km. Es un proyecto financiado por el Banco Mundial, el cual asciende a una cantidad de 92 millones de dólares.

Según un estudio de Target(el instituto de investigación de mercado congoleño más grande), realizado en abril de 2018, el teléfono móvil es la segunda propiedad más poseída en los hogares congoleños (41%). De hecho, la tasa de penetración de la telefonía móvil es muy alta en las grandes ciudades (82%) y especialmente entre los jóvenes de 25 y 34 años donde la cifra alcanza el 89%.El auge de los smartphones en la RDC ha favorecido el acceso a Internet en el móvil. Facebook destaca por ser el sitio web más popular entre los congoleños (87%), seguido de WhatsApp (66%) y Google (57%).No obstante, sólo el 24% de la población usa Internet y el 3% tiene conexión a Internet en el hogar. La tasa de penetración nacional todavía es muy baja, pero con unas expectativas de crecimiento altas. Además, la RDC es uno de los países más poblados del mundo (89 millones de habitantes) y un pequeño porcentaje representa millones de usuarios.  Según la ARPTC (Autorité de Régulation de la Poste et des Télécommunications du Congo), las cifras de Internet móvil 3G ascienden a más de 6.000.000 de abonados y un crecimiento anual del 150% (2017). Debemos recordar que en 2012, menos de 700.000 congoleños tenían acceso a Internet en la República Democrática del Congo, lo que representaba menos del 1% de la población total del país.

De esta forma, la RDC presenta grandes oportunidades en este sentido:

  • La creación de una red nacional de telecomunicaciones.
  • El desarrollo de las TIC y sus aplicaciones para universidades y centros educativos, así como para la promoción de la agricultura y modelos de trabajo sostenibles para los sectores minero, forestal, educativo y petrolífero.
  • La puesta en marcha de cibercafés a lo largo del país, que faciliten la conexión de la población a internet (incluyendo el correo electrónico, el intercambio de archivos y el acceso a páginas web) y de las soluciones que ofrece a los negocios.

En el ámbito del sector energético, el país cuenta con abundantes recursos naturales: energía hidroeléctrica, eólica, solar, gas natural y biocombustibles; lo que le permitiría ser autosuficiente, aunque en la actualidad sufre restricciones.

La RDC cuenta con un potencial de energía hidroeléctrica estimado en 106.000 MW megavatios (el 37% del potencial africano y el 23% del total mundial), casi la mitad está localizado en el área de Inga (en la provincia Kongo Central). No obstante, la tasa de electrificación del país solo es del 6% (2.516MW) y la producción apenas llega a los 2.500 MW, cuya distribución es tarea de la Société Nationale d'Electricité. El proyecto Inga III, liderado por el consorcio español PROINGA y la china D’INGA 3, esperan llevar a cabo una presa para una capacidad de 10.000 a 12.000 MW.

La falta de energía disponible para la población y los proyectos mineros ha obligado al Gobierno a lanzar una política de apertura para facilitar las inversiones nacionales y extranjeras, mediante colaboraciones con otros Estados o entre empresas privadas (evitando los partenariados público-privados) para diversos proyectos como:

  • La rehabilitación de las presas de Inga I (351 MW) e Inga II (1.424 MW).
  • La construcción de la presa Inga III (10.000 a 12.000 MW).
  • La construcción de la presa Gran Inga (39.000 MW).
  • La construcción de la segunda línea Inga – Kinshasa.
  • La construcción de varias micro estaciones eléctricas y otras líneas desconexión a lo largo del país, con una potencia de entre 1 y 700 MW.

Respecto a las energías renovables, la inversión se localiza en el biocombustible y las energías eólica y solar, con vistas a proveer de electricidad a las áreas rurales y a la explotación del gas metano del Lago Kivu.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

La población de la República Democrática del Congo está estimada en 89 millones de habitantes (INS -Instituto Nacional de Estadística de la RDC, 2017), concentrándose el 40% de la población en núcleos urbanos.

No hay estadísticas publicadas sobre empleo. La mayoría de los habitantes trabajan en la agricultura de subsistencia o en los sectores informales de la economía. La mayor parte de los empleados asalariados trabajan para la Administración. Los sectores más dinámicos desde el punto de vista de oferta de empleo son la minería y las telecomunicaciones.

Aunque no hay datos oficiales, se estima que el desempleo alcanza el 50% de la población.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

Para 2017, el PIB per cápita fue de 502 USD (FMI 2019); mientras que el coeficiente de Gini, que muestra la desigualdad en los ingresos, se sitúa en 44,40, según el Informe de Desarrollo Humano de Naciones Unidas, publicado en agosto de 2016; lo que indica una limitada desigualdad.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

La agricultura desempeña un papel importante desde los años previos a la independencia y el Gobierno viene promoviendo la recuperación y puesta en valor de las tierras agrícolas, que en la actualidad están infraexplotadas. No obstante, el peso del sector en el conjunto del PIB ha pasado de establecerse en un 40%, según los valores registrados en el año 2009, a representar 21% (Economist Intellegence Unit), como consecuencia del resurgimiento de las actividades mineras.

La República Democrática de Congo dispone de los siguientes potenciales (según datos de ANAPI 2016 y Banco Mundial diciembre 2017):

·         80 millones de hectáreas de tierras arables y fértiles apropiadas para el cultivo de diversas especies a lo largo del año.

·         Grandes áreas de pasto que permiten obtener más de 40 millones de cabezas de ganado.

·         Un Potencial pesquero de 700.000 toneladas por año.

·         Clima variado y abundante lluvia (1000 mm por año), lo que asegura la obtención de varias cosechas anuales.

·         La biodiversidad se encuentra entre las más ricas del continente.

·         La selva congoleña representa el 47% de la selva del continente africano y el 6% de las reservas tropicales del mundo, lo que supone seis millones de m3 de madera.

En vista de los recursos naturales de los que dispone la República Democrática del Congo (RDC), en poco tiempo podría convertirse en uno de los principales graneros del continente. Según el mismo Banco Mundial, si el país superase su inestabilidad política se convertiría en uno de los países más ricos del continente ya que dispone del potencial para lograrlo.

Para permitir despegar al sector, se promulgó el Código Agrícola en la Ley n°11/002 de 24 de diciembre de 2011 sobre principios básicos relacionados con la agricultura, con el que se pretendía ayudar al cultivo de hevea, algodón, aceite de palma, café, té, tabaco, arroz, soja, caña de azúcar, mandioca y maíz. El 13 de noviembre de 2017 el Senado votó el proyecto de Ley para que, entre otras cosas, se modifique el artículo 16, uno de los más controvertidos con la FEC (Fédération des entreprises du Congo), y así se permita que cualquier persona física o jurídica sin distinción tenga acceso a la tierra destinada a la agricultura. Hasta ahora con la Ley de 2011, se excluía expresamente a las personas físicas extranjeras de la elegibilidad de los derechos sobre las tierras agrícolas y su participación en las sociedades.

Durante el 2018, el proyecto de ley se ha enviado a la Asamblea Nacional para una segunda lectura. Los principales objetivos de esta modificación son:

1.    La apertura del sector agrícola a todos los operadores económicos, nacionales y extranjeros.

2.    La reducción, del 35 al 20%, de la tasa impositiva sobre el ingreso profesional de los agricultores industriales.

3.    La promoción de una clase media congoleña.

4.    Acceso al Fondo Nacional de Desarrollo Agrícola reservado para congoleños.

5.    Exención del impuesto a las ganancias para el agricultor familiar.

6.    La preservación de los derechos a la tierra adquirida.

Sin embargo, la agricultura se ve lastrada por diversos factores como:

·         La práctica totalidad de las plantaciones son de pequeña extensión y están dedicadas a cultivos familiares de subsistencia.

·         Numerosas áreas del país siguen abandonadas como consecuencia de los conflictos bélicos.

·         No existen estadísticas fiables de las hectáreas cultivadas o la situación de la ganadería, aunque hay planes gubernamentales que prevén ampliar las superficies destinadas a la producción.

·         El nivel de desarrollo del sector agrícola industrial se va a mantener bajo mientras la formación de cuadros medios nacionales, como los ingenieros agrónomos, siga siendo débil.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

Las principales áreas industriales del país se encuentran en los alrededores de Kinshasa, el área portuaria de Matadi - Boma y Lumbubashi (en la provincia minera de Katanga). El peso del sector industrial en el conjunto del PIB representó el 43,9% en 2017 según datos del Economist Intellegence Unit (EIU). El peso de la industria minera es aún muy grande en el conjunto de la industria, no obstante, el país comienza a desarrollar industrias no mineras y proyectos de transformación de manufacturas para lograr una mayor diversificación de su economía.

Durante el 2018 se está actualizando el Código Minero de 2002. El 9 de marzo de 2018 se promulgó el nuevo Código de Minería, con el objetivo principal de incrementar los ingresos fiscales del país mediante un aumento de los royalties que paga el sector extractivo. Por otro lado, se acaba con la cláusula de estabilidad de los contratos a diez años que ha sido fuertemente criticado por los lobbies del sector.

La industria de la extracción minera está controlada por la sociedad estatal Générale des Carrières et des Mines (Gécamines), que está desarrollando un plan estratégico de desarrollo para el periodo 2016 - 2021, con el objetivo de volver a ser una de las mayores empresas a nivel mundial de la minería. El sistema de explotación minera se basa en concesiones otorgadas por el Estado a empresas extranjeras, concesiones que están entregadas al 30%, restando un 70% aún por explotar. Es necesaria una autorización del Ministerio del Interior para acceder a determinadas explotaciones mineras

La RDC posee el 50% de las reservas mundiales de cobalto (muy apreciado para las baterías de los coches eléctricos y smartphones), el 10% de las de cobre y el 30% de las de diamante. El cobre es el principal recurso del país, llegando a  representar el 20% del PIB y el 57,5% de las exportaciones en 2016 (EIU). No obstante, su producción ha sido irregular en años recientes debido a la competitividad en el mercado mundial. En 2017 aumentó la producción de cobre un 6,9% así como la del resto de minerales, a excepción del Zinc (cuadro 3.1.1). Además, cuenta con reservas de otros metales raros apreciados en industrias de transformación, como el berilio, el litio o el coltán; cuya comercialización se ha visto limitada por las dudas internacionales suscitadas por su procedencia.

Reservas de sustancias minerales en la RDC:

Sustancia mineral

Unidad

Cantidad (toneladas)

Cobre

toneladas

1.092.000

Litio

toneladas

455.000

Zinc

toneladas

 7.000.000

Cobalto

toneladas

 6.000.00

Casiterita

toneladas

 800.000

Hierro

toneladas

10.000.000.000

Oro

toneladas

 750

Diamantes

quilates

700.000.000

Fuente: CTCPM, 2016.

La RDC también cuenta con áreas de extracción de petróleo en la zona de la costa atlántica y en las proximidades del Lago Tanganica; materiales bituminosos (Bajo Congo) y gas metano (Lago Kivu).

Por su parte, la industria productora de bienes de consumo y de maquinaria tiene gran demanda por parte de la clase media–alta y por el desarrollo de las infraestructuras. Sin embargo, el proceso de industrialización del país avanza lentamente. Las principales industrias del país están relacionadas con la producción de caña de azúcar, cerveza, tabaco, textil, fabricación de embalajes y productos químicos, maquinaria, cemento, harina de trigo, productos manufacturados, neumáticos y siderúrgica; que mantienen unos niveles de producción por debajo de su capacidad, debido a factores como la obsolescencia de la maquinaria, la poca implementación de nuevas tecnologías o la falta de competitividad de los productos locales frente a los importados.

En el sector de la construcción, el objetivo gubernamental pasa por la construcción de infraestructuras básicas (hospitales, edificios residenciales, administrativos y comerciales) y la construcción de viviendas destinadas al alquiler social en diversas ciudades (Kinshasa, Kananga, Matadi, Bandundu, Mbuji-Mayi, Mbandaka, Kisangani, Goma, Bukavu, etc.)

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector servicios congoleño representó alrededor del 36% del PIB en el año 2017 según los últimos datos disponibles (EIU), si bien no está desarrollado, basándose en una economía de tipo informal y no profesionalizada.

El sector bancario precisa de la creación de una red de banca privada y de desarrollo, el aumento de la tasa de bancarización mediante la extensión de la red a todos los núcleos importantes de población, el desarrollo de instituciones financieras no bancarias (microcréditos, cooperativas) y la creación de compañías aseguradoras.

Las oportunidades de inversión en el campo de las nuevas tecnologías, incluyen la rehabilitación de la red de la Société Congolaise des Postes et des Télécommunications, la extensión de la red telefónica móvil y fija, y el establecimiento de transmisores de onda corta.  

Aunque el país tiene un gran potencial turístico las infraestructuras poco desarrolladas, las enfermedades endémicas y la falta de seguridad no han permitido desarrollar una industria acorde. La RDC cuenta con 7 parques nacionales y 57 Reservas naturales, donde el 12% de su territorio es zona protegida. Destacan 4 especies autóctonas: los gorilas de montaña, los Okapi, los Bonobo y el pavo congoleño. Hay oportunidades en la rehabilitación y construcción de hoteles, así como en la modernización de los parques naturales. El Gobierno planea adoptar un código de turismo más atractivo.

En general, África fue la segunda región más demandada en turismo, por detrás de Asia y el Pacífico, presentando un crecimiento de cerca de 7% de 2015 a 2016 (OMT, 2016). No obstante este crecimiento es desigual para las distintas regiones; de esta forma, el África Subsahariana se situaría a la cabeza de este aumento con un 13%. Aunque hay que destacar que en términos de ingresos directos del turismo y número total de turistas internacionales, la representatividad del continente se reduce al 5%. La procedencia de los turistas que visitan la RDC, por orden de prelación, sería la que sigue: África, Europa y Sudeste Asiático.

Respecto a la alimentación, el comercio al por menor alimentario y las redes de supermercados están en crecimiento aunque muy por detrás de otros países de su entorno pues como se ha señalado, el comercio informal sigue siendo el mayoritario para la población congoleña.

El peso de la industria transformadora en la RDC es residual, lo que se traduce en la importación de numerosos bienes de consumo (alimentación, estética, electrónica, hogar, entre otros).

Volver a índice de Estructura de la oferta