Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

 

La República Checa tiene una superficie de 78.866 km2 y una población de 10.524.167 habitantes, según el último censo de 2021. Está dividida en 14 regiones y cuenta con 6.257 ayuntamientos. Más del 96% de los mismos tienen menos de 5.000 habitantes y más del 89% menos de 2.000 habitantes. Solo 36 ciudades tienen más de 30.000 habitantes, incluyendo las cuatro ciudades más grandes: Praga (1.301 miles de habitantes); Brno (379 mil habitantes); Ostrava (290 mil habitantes); y, Pilsen (171 mil habitantes). 

 

La República Checa tiene una estructura económica de oferta de un país desarrollado industrializado. Ya a finales del siglo XIX Bohemia era una de las zonas más industrializadas del imperio Austro Húngaro. Actualmente, el sector primario representa entorno al 2,5%; el sector secundario en torno al 34%, del que casi el 30% es industria; y, el sector de servicios en torno al 64%.

 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

La inflación, en términos del Índice de Precios al Consumo (IPC) terminó en diciembre de 2019 en el 3,2%. Es la tasa anual más alta desde marzo de 2012. Sin embargo, en 2020 finalizó el año en el 2,3%. Durante 2021 se ha observado una presión inflacionista como consecuencia de la rigidez de determinados mercados, sobre todo del laboral y de las presiones de demanda, como consecuencia de los incrementos salariales que no son acompañados de incrementos de productividad. Esto ha hecho que la inflación alcanzase el 6,6% en diciembre de 2021. En términos generales, se estima que la tasa anual en 2021 ascendió a 3,8%. En abril 2022 se situó en el 14,2%.

Precios mayoristas y minoristas

En diciembre de 2021 se produjo un aumento interanual del 18,8% de los precios mayoristas de la agricultura y una subida del 8,3% y del 1,7% en los precios de la construcción y los servicios, respectivamente. Los precios de la industria se incrementaron un 13,2%. Con la apertura del comercio en 2021, se produjo un aumento interanual de los precios en todos los sectores mayoristas. 

En abril 2022 los precios de la agricultura se situaron con un incremento interanual de 35,3% los más elevados seguidos por los de la construcción con un 12,9% de incremento y en último lugar los de los servicios en 5,5%.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Transporte

Carreteras. La República Checa cuenta con 55.716 km de carreteras, de los cuales 2.634 Km pertenecen a la Red TEN-T europea, de las cuales únicamente unos 776 Kilómetros son autopistas y 460 Km autovías. El transporte por carretera representa el 80,75% del total del transporte de mercancías y pasajeros del país, y está muy concentrado en las vías principales, que apenas representan el 14% del total de la red vial. Al contrario de lo que sucede en otros países europeos, el transporte por autobús es más barato y rápido que el transporte por ferrocarril. La mayoría de las líneas internacionales de autobuses existentes son gestionadas por Student Agency, Bohemian Lines, y Eurolines para las líneas con España (a Barcelona, Madrid y Valencia). La forma preferida y más habitual para ello es, evidentemente, el transporte por carretera. Es una de las posibilidades más flexibles y hace posible llegar fácilmente no sólo a ciudades fronterizas dentro de todo el territorio de la República Checa, sino al resto de las metrópolis europeas. El desarrollo del transporte rodado depende sobre todo de la construcción de nuevas carreteras, a lo cual la República Checa se dedica intensamente.

Ferrocarriles. La red de transportes en la República Checa es muy extensa. Con un total de 15.636 Kilómetros de vías ferroviarias (de los cuales 6.903 están electrificados), la República Checa tiene el doble de densidad de líneas ferroviarias de lo que correspondería a su tamaño. Es el país con mayor densidad de vía férrea de la Unión Europea. Sin embargo, el material rodante instalado no permite alcanzar velocidades superiores a 150 km/h en la mayoría de los tramos. Esta densa red ferroviaria gestionada por la empresa Ferrocarriles Checos (Ceské Dráhy) cuenta con líneas de larga distancia que enlazan Escandinavia con los Balcanes, y a los países occidentales de la UE con los países del este de Europa. El transporte ferroviario forma una extensa red, con lo cual resulta también bastante flexible y accesible. En ferrocarril se transportan tanto pasajeros como mercancías (inclusive las de grandes dimensiones o peligrosas). También se encuentran en un buen grado de desarrollo los trenes de cercanías, que por ejemplo en el área de Praga forman una red integrada.

Aeropuertos. La República Checa cuenta con cuatro aeropuertos de importancia internacional: en Praga; Brno; Ostrava; y, Karlovy Vary. El más relevante en cuanto a número de pasajeros y conexiones internacionales es el aeropuerto de Praga – Vaclav Havel. El aeropuerto, a 17 kilómetros del centro de Praga, cuenta con tres terminales: T1 para vuelos internacionales de países que no forman parte del área Schengen; T2 para países de la UE que forman parte del área Schengen; y T3 para vuelos privados, charter, y visitas de Estado. Desde el aeropuerto de Vaclav Havel existen diversas compañías que ofrecen vuelos regulares con destino a España: Czech Airlines (CSA), la compañía aérea estatal checa, en colaboración con Iberia, mantiene un vuelo directo diario entre Praga y Madrid todo el año, cinco vuelos a la semana entre Praga y Barcelona, y ha anunciado una nueva ruta Praga-Bilbao; Iberia opera un vuelo propio diario entre Madrid y Praga y Vueling, filial de Iberia, opera un vuelo diario entre Praga y Barcelona; y Smart Wings oferta vuelos directos regulares desde Praga a varias ciudades españolas como Las Palmas, Tenerife, Málaga, Ibiza, Palma de Mallorca, Valencia, Barcelona y Gerona, cuyas frecuencias varían entre uno y cuatro vuelos a la semana, según los destinos, en la temporada entre mayo y octubre. El transporte aéreo se orienta preferentemente al tráfico internacional, debido a las pequeñas dimensiones del país.  No deja, sin embargo, de ser utilizada como medio rápido de transporte para desplazamientos rápidos dentro del territorio nacional, ya sea desde los aeropuertos públicos internacionales o desde los más de sesenta aeropuertos públicos nacionales.

Comunicaciones

El mercado de las TIC en la República Checa es uno de los más desarrollados en el marco de la Unión Europea. El desarrollo del sector TIC doméstico está siendo fuertemente estimulado por la inversión directa extranjera que se ha venido recibiendo durante los últimos años. La mayor parte de estas inversiones fueron proyectos greenfield que supusieron la creación de filiales de producción de las grandes multinacionales extranjeras del sector, como Panasonic, Hewlett Packard, Foxconn, etc.

Hay 4 operadores de redes móviles que operan en el mercado de la telefonía móvil en la República Checa. Tres de ellos –O2, T-Mobile y Vodafone– operan en banda GSM + UMTS, mientras que el cuarto operador –U:Fon, de la compañía Mobilkom– ofrece servicios orientados principalmente a la provisión de datos basados en la tecnología CDMA.

Por otro lado, más de la mitad de la población checa está actualmente suscrita a servicios de TDT (Televisión Digital Terrestre). La difusión de servicios de televisión sobre IP (IPTV), se ha visto aumentada gracias a que cada vez se ofrecen mejores y más asequibles accesos de banda ancha, pero sigue siendo muy minoritaria. El sistema de difusión con mayor acogida sigue siendo la televisión por cable, ya que tanto el satélite como la IPTV suponen aún un porcentaje marginal. El mercado avanza como en el resto de los países de la UE hacia la convergencia de telefonía fija, móvil TV e Internet. 

Energía 

En el ámbito energético, las principales fuentes de energía son el gas, la electricidad, el carbón y los productos refinados del petróleo. La República Checa importa casi todo el petróleo y gas que consume; el petróleo proviene de Rusia (49% del total), Azerbaiyán (28%), y Kazajstán (13%). En cuanto al gas, únicamente el 2% de la producción es producción nacional, el resto proviene de importaciones, mayoritariamente de Rusia (99,7%). La República Checa se ha consolidado en los últimos años, como un país autosuficiente en abastecimiento energético, esto se debe a la producción nacional de energía nuclear y carbón.

La producción bruta de electricidad en la República Checa se basa sobre todo en el carbón, alcanza casi la mitad de la producción doméstica de energía, seguida de la nuclear (29%) y bioenergía con un (17%).Cabe destacar la diversidad en el mix energético donde una sola fuente no puede aportar más del 65% de la electricidad, así como los nuevos planes energéticos estatales, donde se establece como objetivo que la energía nuclear genere entre el 46% y el 58% de la electricidad anual bruta generada en 2040, en detrimento del carbón. Además, la dependencia eléctrica de la República Checa es una de las más bajas de la UE, en torno al 25% y el país es exportador neto de electricidad.

Los retos a los que se enfrenta la República Checa según la Comisión Europea son reforzar el sistema de distribución de energía y red de transporte, renovar la envejecida infraestructura eléctrica y asegurar el suministro tras el agotamiento progresivo de las reservas de lignito. Añadido a este reto, la República Checa tiene que afrontar la excesiva dependencia del gas ruso, ya que, debido al conflicto con Ucrania, dicha fuente de energía se podría ver limitada.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

La población activa. En 2021, esta disminuyó a 5.259.400 personas desde las 5.372.000 personas en 2020.  El número de personas empleadas en 2021, alcanzó los 5.140.900 disminuyendose del año 2020 en el que fueron 5.234.900. 

Desempleo. El dinamismo de la economía checa ha tenido su reflejo en una continua e intensa reducción de la tasa de paro. Es una de las más bajas de todos los países de la Unión Europea. Este es uno de los principales problemas a los que se enfrenta el futuro de la economía checa. En la medición de esta se utilizan dos fuentes estadísticas distintas según la metodología empleada. Son las de la Oficina de Estadísticas de la República Checa (CSU) y las de la Oficina de Empleo del Ministerio de Trabajo. Las tasas de la CSU son inferiores porque el cálculo se hace sobre el total de la población en edad de trabajar. Pero las diferencias entre ambas tasas de desempleo suelen situar con una diferencia de un punto porcentual, pero se suelen mover en la misma dirección.

Según el Ministerio de Trabajo las tasa de desempleo en el año 2021 se situó en 3,5%, reduciéndose año tras año exceptuando el año 2020 en el que se situó en el 4% desde el 2,9% que era en 2019.  

Según CSU la tasa de desempleo se ha situado en el año 2021 en 2,5%. Como ya se ha indicado con anterioridad la diferencia entre CSU y Ministerio de Trabajo suele ser de un punto porcentual, debido al método de cálculo de la misma.

En mayo del año 2022 la tasa de paro sigue decreciendo, situándose en 3,2% según la oficina de desempleo del Ministerio de Trabajo, a diferencia del CSU que sitúa la tasa en 2,2 % un punto menos que el Ministerio de Trabajo.

Regiones con mayor tasa de ocupación. Productividad

El ránking de las regiones de la República Checa según la tasa de desempleo según el LFSS (Labour Force Sample Survey) no varió mucho en sus mejores puestos en el período de 2010 a 2021, sin embargo, dentro de las regiones con más desempleo si ha existido variación.

En cambio, en el año 2021 se produjeron alteraciones del desempleo en las distintas regiones. La región de Pardubice dejó de ser la región con menos desempleo, pasando la región de Bohemia Meridional a ocupar la primera posición (1,3%) seguida por la Región de Zlínský (1,4%). Praga, tuvo una cifra de desempleo del 3,8%. La mayor cifra de paro en 2021 se registró en la Región de Moravia-Silesia (9,2%).  

No obstante, a pesar de la pandemia, se mantienen, en su mayor parte, los problemas estructurales del mercado laboral: la mitad de los parados son parados de larga duración y existen importantes disparidades regionales.

Salario medio interprofesional. Evolución

En 2021, según los datos de CSU, el salario medio checo alcanzó las 37.839 coronas (1.495 euros); en la comparación con el año 2020, el incremento fue de 2.228 coronas checas (6,1%). Dado que los precios al consumo aumentaron en el periodo mencionado un 3,8%, el salario real, ajustado a la inflación, aumentó un 2,2%. 

Además, el crecimiento salarial del cuarto trimestre en términos reales (4%) fue el segundo más bajo de 2021, ya que la tasa fue del 3,2% en el primer trimestre y del 5,7% en el tercero, y en el segundo fue el más alto del año se produjo un incremento del 11,3%.

En 2021, los trabajadores del sector de las TIC fueron los que más ganaron de media (66.020 coronas), seguidos por los empleados de finanzas y banca, cuyo salario fue unas 6.000 coronas inferior. La mayor subida se registró en el sector de las actividades inmobiliarias, ya que su salario medio aumentó un 14,2%, hasta 34.867 coronas.

Por otro lado, el sector de la salud y actividades sociales experimentó una caída de los salarios, del 8,1% situándose los salarios medios en 45.670 coronas.

En el primer trimestre de 2022 el salario nominal medio mensual en la República Checa aumentó un 7,2%, o 2.533 coronas checas interanual, hasta 37.929 coronas checas, pero cayó un 3,6% en términos reales, ya que los precios de consumo aumentaron un 11,2%, según la Oficina de Estadística Checa (CSU). 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

PIB per cápita y distribución de la renta

El PIB per cápita en el año 2021 en la República Checa se situó en los 23.280 €, lo que supone un incremento respecto al año anterior del 13,77%. En la evolución de los últimos años se aprecia como ha ido incrementándose progresivamente exceptuando el año 2020, en el que el PIB per cápita descendió desde los 21.140 € en 2019 a los 20.462 € en 2020, debido a la crisis provocada por el COVID-19.

El PIB per cápita en términos de paridad de poder adquisitivo (PPA) de la República Checa se situó en 2021 por encima del de España, puesto 92 versus 84 respectivamente. Ambos países se sitúan por debajo de la UE-27, siendo el 100 la media del PIB per cápita en paridad de poder adquisitivo en la Unión Europea. 

Distribución de la renta. Según los últimos datos disponibles de Eurostat, el índice Gini de la República Checa en 2020 es 24,2. Es, después de Eslovenia (23,5) y Eslovaquia (20,9), el país de la UE con una diferencia menor entre los salarios de los ricos y los pobres. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

La distribución porcentual del PIB por sectores de la economía checa es la propia de un país desarrollado industrial. El sector terciario es el que más peso tiene en la economía, representando más del 60% en 2021; seguido del sector secundario, con un peso superior al 30%. Por su parte, el sector primario cada vez representa un porcentaje menor del PIB del país, con una cifra inferior a 3% en 2021.

En 2021, el sector primario representó el 2,5% del PIB. Se divide entre el sector de la agricultura, pesca y silvicultura con un 2,1%; y, el sector de la minería y la extracción con el 0,4%. El sector primario ocupa al 3,6% de la población activa del país. El 40% de la superficie total del país – 3.157 miles de hectáreas (Ha) – es cultivable, y se dedica en su gran mayoría a la producción de trigo y cebada. La producción de aceite de colza, que se expandió rápidamente a inicios de los noventa, se ha estabilizado en los últimos años. Esta actividad agrícola se realiza principalmente por cooperativas, que poseen el 43% de la superficie cultivable. El tamaño medio de la granja cooperativa se ha reducido hasta 1.450 Ha y mantienen técnicas tradicionales para la producción. Le siguen en importancia las sociedades privadas, que suponen un 32% de la tierra cultivable y tienen una superficie media de 690 Ha. El restante 25% de la tierra está en manos de productores individuales, generalmente con una superficie por debajo de las 3 Ha y con producción para el consumo propio y local.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

Actualmente, según los datos de 2021, la industria supone cerca del 34% del PIB nacional lo cual convierte a la República Checa en el segundo país más industrializado de la UE-27, solo superado por Rumanía. Los principales pilares de la industria checa son: el automóvil, la metalurgia; la industria química; y, la manufactura de productos alimenticios.

La automoción es la más longeva y relevante rama de las industrias checas, tanto a nivel de producción nacional como en exportaciones. En 2021 el sector automovilístico, incluyendo la producción de sus partes y accesorios, representó el 22,8% de las exportaciones checas. La principal empresa de turismos del país es Škoda Auto, filial de Volkswagen. Entre los fabricantes de camiones cabe destacar Tatra Koprivnice y Daewoo Avia Praha. Además, alrededor del país se encuentran más de una veintena de centros de producción automovilísticos. En el sector de la metalurgia, el 80% del sector lo ocupa la metalurgia ferrosa, en particular la fabricación de acero, material laminado y tubos. Está concentrada en su mayoría en Ostrava. Entre otras, destacan las empresas Arcelor Mittal (vendida a un grupo británico) y Evraz Vítkovice Steel (ambas de Ostrava), así como Tcinecké zelezárny (Tcinec). Por último, la industria de procesado de alimentos se reparte por todo el país, y entre las producciones más importantes se encuentra la cerveza, que tiene gran fama. Existen alrededor de 500 empresas cerveceras de todos los tamaños, desde multinacionales hasta pequeñas fábricas, en este último caso, con una producción anual menor a 1.000 hectolitros. Se producen alrededor de 20 millones de hectolitros de cerveza anuales, de los cuales se exportan alrededor de 2 millones.

El sector de la construcción representó, en 2021 el 5,8% del PIB checo. Las empresas constructoras checas tienen una dimensión bastante más reducida que las mayores empresas constructoras españolas. Entre las 20 constructoras más grandes del país destacan, METROSTAV a.s. la mayor constructora del país de capital checo, con gran presencia en Centroeuropa, OHLA ŽS a.s. perteneciente a la española OBRASCÓN HUARTE LAÍN Y AMUDIO S.A. SKANSKA a.s. grupo sueco, STRABAG a.s. Constructora austriaca y HOCHTIEF CZ a.s. Filial checa de la alemana HOCHTIEF AG controlada por la española GRUPO ACS. Otras constructoras importantes son IMOS BRNO a.s., SUBTERRA a.s. (filial de METROSTAV), PORR a.s. grupo austriaco, VCES a.s. Perteneciente al grupo francés BOUYGUES CONSTRUCTION; y, CEMEX Czech Republic, s.r.o., perteneciente al fabricante mexicano (CEMEX) de material de construcción.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

 El sector servicios supone más del 63% del PIB checo, destacando el peso de las actividades de comercio, transporte, restauración y servicios de la Administración Pública.

Hasta el inicio de la pandemia de Covid-19, los servicios de la República Checa se estaban viendo fuertemente impulsados por la creciente actividad turística en el país. El turismo había comenzado a tener cada vez más peso en la actividad económica de la República Checa en general, y de Praga en particular. En 2020 se registraron más de 10 millones de turistas en los alojamientos del país. En 2021, la actividad turística se incrementó, con 11,4 millones de pernoctaciones turísticas. La vía de entrada más importante para los turistas extranjeros son los aeropuertos, siendo el más relevante de estos en cuanto a número de pasajeros y conexiones internacionales el Aeropuerto de Praga – Vaclav Havel. Actualmente, más de 65 aerolíneas tienen vuelos regulares desde Praga hasta un total de 150 destinos diferentes.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

Continúan pendientes para el futuro las posibles privatizaciones de varias empresas estatales que en su día fueron consideradas por anteriores Gobiernos. Se trata del Aeropuerto de Praga, del Correo Checo (Česká pošta), la filial de cargo del ferrocarril checo (ČD Cargo), la empresa de explosivos Explosia, la cervecera Budějovický Budvar (con la marca Budweiser checa, que continúa teniendo litigios judiciales en múltiples países por la marca norteamericana Budweiser propiedad de la multinacional Anheuser-Bush Inbev) y parte de la empresa forestal estatal (Lesy ČR). Podría privatizarse en el futuro además un cierto porcentaje minoritario de la empresa eléctrica ČEZ, en la que el Estado conserva una mayoría del 70% de su capital, y que se pretende mantener bajo control estatal por razones estratégicas y por los elevados beneficios de la empresa. Por otro lado, existe cierta posibilidad de que se privatice cierta parte de los hospitales públicos deficitarios dependientes de los Gobiernos regionales, aun manteniéndose operativos en la red sanitaria pública. En los últimos años el grupo empresarial checo Agel, que ya está presente en otros segmentos del sector de la sanidad, ha conseguido reestructurar y reflotar con éxito diversos hospitales que habían sido deficitarios mientras eran de titularidad pública. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex