Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

La principal característica estructural de la economía argelina es la dependencia excesiva del sector de los hidrocarburos. En 2019, este sector representó el 25,3% del PIB. Excluyendo los hidrocarburos, los sectores más importantes son los servicios (36%); la construcción (16%); y la agricultura (15,5%). Por tanto, puede decirse que el principal eje en que se articula la política económica del Gobierno argelino es en la diversificación económica para fomentar un crecimiento más sostenido y hacerlo resistente a los shocks de los precios de los hidrocarburos.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

La distribución minorista responde, en general, a las reglas de la economía de mercado, con fijación libre de precios en un entorno de multitud de oferentes y de mandantes, excepto para los productos para los que el Estado establece un precio de venta al público (gasolina, pan, harina, leche, medicamentos) o los servicios condicionados a una aprobación previa (telefonía, alojamiento, suministros públicos). En cambio, la distribución mayorista está controlada por un número de agentes más reducido, con una estructura oligopolística. Para los bienes más sensibles al bolsillo de la población existen unos porcentajes máximos de margen mayorista y minorista, pero cuando hay desabastecimiento la población recurre a canales paralelos, en los que el precio resulta sensiblemente mayor.

 

Una función importante en la determinación de los precios la juega la disponibilidad de las importaciones. En los últimos años, que el comercio ha sido libre, las importaciones han llevado los precios a la baja (de hecho, el Gobierno ha utilizado las importaciones para mantener los precios en niveles estables). A partir de 2018, las prohibiciones y posteriores restricciones impuestas a las importaciones y los elevados aranceles establecidos para algunas partidas, así como la escasez de productos, han empujado al alza (en ocasiones muy sensiblemente) los precios de las importaciones y también de la producción nacional. La inflación en 2020 fue del 2,4% y para el año 2021 la inflación se estima en 6,5%. Este aumento se debe, en parte, a la fuerte devaluación sufrida por el dinar argelino.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Transporte


Carreteras

En 2019 la red argelina de carreteras contaba con 129.000 kilómetros. En la actualidad, aproximadamente el 85-90% del transporte interno de mercancías se produce por vía terrestre.

El Ministerio de Obras Públicas elaboró el Esquema Director de Carreteras 2005-2025 con el objetivo de satisfacer la demanda de transporte interno en Argelia durante los próximos años. En 2021, el Ministerio de Obras Públicas y el Ministerio de Transportes presentaron dos grandes proyectos para construir dos carreteras superpuestas en Argel y mejorar la regulación del tráfico en la capital.

Los proyectos más importantes previstos en el Esquema Director de Carreteras son:

  • Finalizar la autopista Este-Oeste con 1.216 kilómetros, que une el norte del país de la frontera tunecina hasta Tlemcen y atraviesa la meseta de los Hauts-Plateaux. Cuando esté finalizada, se supone que entrará en funcionamiento el peaje, dividiendo la autopista en tres tramos diferentes de gestión. Hay empresas españolas en ello.
  • Autovía de los Hauts Plateaux, unos 400 kilómetros más al sur de la anterior autopista, en paralelo. Con sus 1.300 kilómetros busca frenar el éxodo rural y vertebrar el territorio de la gran llanura central.
  • Los enlaces Norte-Sur: 34 carreteras que enlazarán la autopista Este-Oeste con la autovía de los Hauts Plateaux.
  • Carreteras de circunvalación de Argel, Bordj Bou Arreridj y Orán.

Sector ferroviario

Argelia posee la segunda red ferroviaria más grande de África, con 4.500 km de vías férreas y más de 2.000 km en construcción. En la actualidad, aproximadamente el 5% del transporte interno de mercancías tiene lugar por vía ferroviaria en Argelia.

En los últimos años el Gobierno argelino ha emprendido un ambicioso proyecto de restructuración y modernización del sector de transportes, que ha supuesto la inversión de más de 30.000 millones de euros. Estas medidas conciernen en gran medida al sector del ferrocarril.

En cuanto a la red ferroviaria de transporte urbano, Argel cuenta con una línea de metro de 19 estaciones en servicio y otras 12 en construcción hasta llegar al aeropuerto, a las que se añadirán otras 5 en un segundo ramal. El material rodante es de CAF. La empresa RATP El Djazaïr fue la empresa operadora del metro de Argel desde su lanzamiento (en 2011) hasta el 31 de octubre de 2020, cuando fue sustituida por Metro El Djazaïr, filial de la empresa pública Métro d'Alger (EMA).

Existen tranvías en las ciudades de Argel, Orán, Constantina, Sidi Bel Abbés, Ouargla y Setif, Se espera la inauguración del tranvía de Mostaganem en 2022, mientras continúan los trabajos en Annaba y Batna. Además, se han realizado estudios de viabilidad en otras 15 ciudades.

Sector marítimo

El 95% del comercio exterior argelino tiene lugar por vía marítima. Los puertos del país difícilmente pueden hacer frente a todas las operaciones en unos plazos razonables por baja productividad. Hay un proyecto de construcción de un nuevo puerto al oeste de Argel (Cherchell).

Además, la red portuaria argelina carece de una estructura estable y el control portuario se realiza sin coordinación. Esta situación ha empeorado desde que en marzo de 2021 se cerraron 16 puertos secos.

La explotación de los puertos argelinos es controlada por el holding público SERPORT. Los puertos de Argel y Djen-Djen se gestionan mediante Joint Ventures constituidas con Dubai Ports World.

Sector aéreo

La ENNA (Établissement National de la Navigation Aérienne) se ocupa la seguridad aérea bajo la tutela del Ministerio de Transportes. Actualmente está implantando nuevas torres de control en varias ciudades (Orán, Argel) para mejorar y modernizar el sistema de navegación aérea. Las EGSA (Établissement de Gestion de Services Aéroportuaires) son entidades públicas dedicadas a la explotación de los aeropuertos argelinos. Actualmente existen tres (Argel, Orán, Constantine), que tienen varios aeropuertos bajo su jurisdicción.

Las compañías aéreas nacionales son dos: Air Algérie y Tassili Airlines (filial de SONATRACH). Air Algérie posee el 73% del mercado de transporte aéreo argelino mientras que Tassili posee el 27%. Es intención del Gobierno que Air Algérie consagre su actividad exclusivamente al tráfico doméstico y crear una nueva compañía pública para el tráfico internacional.

Argelia cuenta con 18 aeropuertos, siendo los de Argel, Constantine, Annaba y Orán los que dominan los vuelos internacionales.

La red de aeropuertos abarca un espacio geográfico aceptable en términos de accesibilidad, pues todas las zonas del país están conectadas a algún aeropuerto. Sin embargo, los servicios que ofrece la red son deficientes y necesitan mejorar en ciertos aspectos. El Gobierno prevé la construcción de al menos un aeropuerto.

Energía

Los operadores en el sector de la energía son: Sonatrach, encargada de la producción de petróleo y gas y que cuenta con las infraestructuras de extracción y tratamiento de los productos; Naftal, que es la encargada de la distribución de productos petrolíferos; y Sonelgaz, que se encarga de la gestión y mantenimiento de la red de transporte, así como la distribución de gas y la producción y distribución de electricidad.

Argelia cuenta con una red de canalización de hidrocarburos (petróleo, gas natural, GPL -gas petróleo licuado- y condensado) que alcanza los 16.200 km.

Asimismo, dispone de 79 estaciones de bombeo y compresión equipadas con 290 máquinas de una potencia total de 2 millones de CV (caballos de vapor). Tiene capacidad para almacenar cerca de 3,4 millones de m3, una capacidad de carga en puertos de 210 millones de toneladas anuales y un centro de distribución nacional de hidrocarburos líquidos en Haoud El Harma. El país dispone también de un centro de distribución nacional de gas en Hassi R’mel.

Actualmente el Gobierno tiene mucho interés en aumentar la infraestructura petroquímica del país, ya que, a pensar de las reservas abundantes de petróleo y gas, todavía importa productos refinados por falta de capacidad interna.

La red de transporte de gas cuenta con 12 gaseoductos, que suman un total de 7.459 km, con capacidad para transportar 131.000 millones de m3/año. El 45% de la producción gasística se exporta a través de dos gaseoductos (hasta el 31 de octubre de 2021 existía otro que pasaba por Marruecos, pero se ha rescindido el contrato): a España a través del MEDGAZ, en funcionamiento desde 2013, que une Argelia con el sur de España; y el que une a Italia a través de Túnez. Hay otros dos gaseoductos proyectados: GALSI, que uniría directamente Argelia con Cerdeña (Italia); y el gaseoducto transahariano TSGP, que partiría de Nigeria y atravesaría Argelia en 2.310 km.

El aumento de la demanda interna ha provocado el diseño de nuevas plantas de producción eléctrica. En total, la capacidad actual de producción eléctrica es de 22.000 MW. El Plan 2013-2023 elaborado por la empresa pública Sonelgaz había marcado como objetivos aumentar la producción en 35.505 MW adicionales y aumentar la red de transporte en 21.240 km, así como la rehabilitación de 1.765 km.

Argelia tiene un ambicioso plan de energía renovables. La mayor parte de esta energía debe proceder de la energía solar fotovoltaica. El objetivo actual es 21.600 MW en 203. En la actualidad sólo produce 390MW.

La duración de la insolación sobre la mayor parte del territorio nacional sobrepasa las 2.000 horas anuales, que llegan hasta las 3.900 horas en la meseta y el Sahara. La media de energía recibida sobre el m2 es del orden de 5 KW hora, lo que supone unos 1.700 KW hora/m2/año en el norte del país y de 2.650 KW hora/m2/año en el sur.

La zona costera del norte recibe una media anual de irradiación diaria de 5.5 kWh/m2, la zona central recibe 6 kWh/m2 y la zona del sur 6.5 kWh/m2 o más. Algunos lugares tienen un microclima particular y la media anual de la irradiación diaria llega hasta 7.5 kWh/m2, es el caso de la famosa región de Tamanrasset. 

Telecomunicaciones

En términos de cobertura de telecomunicaciones (índice de madurez de Buddecom), Argelia se clasificaba en 2019 en segundo lugar en África, después de las islas Mauricio.

Actualmente, tres operadores de telefonía móvil lideran y ocupan la totalidad del mercado en Argelia: Algérie Télécom Mobilis (ATM, Mobilis), Optimum Télécom Algérie (OTA, Djezzy) y Wataniya Télécom Algérie (WTA, Ooredoo). En cuanto a las cuotas de mercado de cada operador, en 2019, ATM concentraba un 41,88% de los usuarios, Djezzy un 31,33% y Ooredoo un 26,79% sobre un total de 47,08 millones de usuarios.

El operador público Mobilis, quien tiene a Huawei como socio para la migración de su red hacia 5G, es el servicio de telecomunicaciones dominante en África, pues representa más del 90 % de todas las líneas telefónicas en el continente.

En Argelia, la penetración móvil se acerca al 116% y las cuentas de Internet móvil representan aproximadamente el 92% de todas las conexiones de Internet en el país. El uso dominante de Internet móvil (95% y 99% de todas las conexiones a Internet) se debe al "muy mal estado de las infraestructuras de telefonía fija en la mayoría de los mercados".

Además, existe una alta tasa de penetración de la telefonía móvil, impulsada por la gran cantidad de consumidores con múltiples tarjetas SIM, a pesar de las medidas tomadas por las herramientas de regulación del mercado.

El desarrollo de la red de Internet está en evolución. Actualmente existen 10 proveedores de telecomunicaciones que se engloban dentro del mercado argelino de las telecomunicaciones: teléfono fijo, GSM, 3G, 4G, VSAT (por satélite) etc. La tecnología 4G no está instalada en todo el país y las autoridades están intentando mejorar la conexión a internet con nuevos cables submarinos (en diciembre de 2020 entró en marcha el cable ALVAL/ORVAL, conectado con España).

Desde 2018, Algerie Telecom proporciona fibra óptica para particulares. Como parte de la modernización de la infraestructura y la mejora de los servicios, en Argelia se están realizando esfuerzos para ofrecer conexión por fibra óptica al mayor número posible de usuarios. En 2019, la longitud de la fibra óptica alcanzó los 172.000 km, lo que supone un 18,5% más que en 2018. En 2019, más del 54% de la telefonía móvil en Argelia contaba con una conexión 4G, lo que supone un aumento del 14% con respecto a 2018. Las tres tecnologías existentes actualmente tienen distinta cobertura: mientras que el GSM (98,04%) y el 3G (97,72%) cubren casi todo el territorio argelino, la tecnología 4G sólo tiene cobertura en un 53,63% del territorio argelino.

En cuanto al número total de usuarios que disponen de internet móvil, en 2019 la cifra aumentó un 5,13% con respecto a 2018, alcanzando más de 40 millones de usuarios. Por otro lado, el número de usuarios con internet fijo en Argelia en 2019 era de más de 3,5 millones de usuarios, lo que supone algo más de 500.000 usuarios nuevos (16%) en comparación con el año 2018.

 

Por último, es importante mencionar que la infraestructura de telecomunicaciones argelina tiene un bajo aprovechamiento del ancho de banda existente. La mayoría de los sitios web censados en Argelia (95%) se alojan en el extranjero, dada la mejor calidad de los servicios y las tarifas más interesantes. Desde 2012 se produjo una avalancha de nuevos canales de televisión con capital argelino, destinados a la población de Argelia pero que emiten desde otros países. En la actualidad cuenta con 55 canales.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Según datos del FMI la tasa de desempleo en 2020 fue del 14%. Las cifras de desempleo de la Oficina Nacional de Estadísticas argelina (ONS) en 2019 indican un desempleo mucho mayor entre las mujeres (20,4%) que entre los hombres (9,1%), y afectando especialmente a los jóvenes de hasta 24 años (23,6% de paro entre los hombres y 45,1% entre las mujeres).

Para el mismo año 2019, la población activa se estima en 12.730.000 personas y la población ocupada en 11.281.000, lo que representa un incremento con respecto al año anterior. Además, se observan disparidades significativas por sexo, ya que el 77,9% del empleo femenino se concentra en la administración pública, los sectores de salud y acción social y en las industrias manufactureras. El 16,8% del total de la población activa trabaja en el sector de la construcción, el 16,1% en la administración pública (excluyendo el sector salud), el 15,7% en el comercio, el 14,9% en el sector salud y acción social y el 11,5% en el sector de las industrias manufactureras. 

 Por otro lado, el sector privado absorbe más del 62% del empleo total. Se estima que el empleo precario se sitúa en el 66,3% del empleo asalariado total.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

Según el FMI, en 2020 la renta per cápita en términos de paridad de poder adquisitivo fue de 11.240 dólares anuales. No se publican datos específicos sobre la distribución de la renta en Argelia.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

Agricultura

Según el FMI, el sector de la agricultura es uno de los de mayor potencial en Argelia. Su contribución del 19,2 al PIB en 2020 es el resultado de un crecimiento interanual en tasas cercanas al 5%, que ha ayudado a reducir las importaciones de productos agrícolas. En 2019, la tasa de cobertura fue del 73%. En 2021 el presupuesto para este sector superó los 1.700 millones de euros. 

Argelia tiene una superficie total de 238 millones de hectáreas, de los que 47,5 millones corresponden a la superficie agrícola total, y sólo 8,5 millones a la superficie agrícola útil (SAU) destinada a la producción agrícola. Así pues, el país cuenta con más de 1.200.000 explotaciones agrícolas y emplea a casi el 10% de la población activa.

Cerca del 50% de la superficie de la SAU está dedicada a la producción de cereal (trigo, cebada y avena). La agricultura argelina produce cultivos muy variados, tanto de secano como de regadío. Los dátiles son el producto agrícola argelino que más se exporta. Sin embargo, el país carece de algunos productos que le obligan a importar en grandes cantidades (especialmente leche y cereales) y sufre una baja productividad agrícola.

La Ley 10-03 de 15 de agosto de 2010 regula las concesiones de terrenos agrícolas para su explotación.

El sector agrícola argelino es deficitario en la aplicación de técnicas innovadoras en las explotaciones agrícolas: se cultiva con tecnología anticuada y el acceso a medios de producción modernos es generalmente caro. Las grandes empresas públicas lideran el aprovisionamiento nacional del sector de la maquinaria, ya que poseen aproximadamente un 60% de las ventas locales. Además, otras de las grandes dificultades del sector son la escasez productiva provocada por la inestabilidad climática y la desertificación.

SUPERFICIE DE REGADÍO

REGADÍO

HA.

Agua libre

629.000

Por aspersión

266.500

Por goteo

413.000

Sin concretar

121.500

Total

1.430.000

Fuente: Ministerio de Agricultura (noviembre 2020)

Por su parte, las explotaciones ganaderas se basan en un sistema tradicional de producción: la explotación intensiva de ganado es todavía poco común en el país. En general, las instalaciones de estabulación presentan necesidades de mecanización, y los sistemas de vacunación y trazabilidad animal se encuentran en proceso de desarrollo. Cordero, ternera y pollo son las carnes más consumidas. La principal granja es avícola, además de las de bovino, ovino, caprino, camélido y equino.

Según datos de la FAO de 2017, la cabaña argelina se estima en 28 millones de cabezas de ganado ovino, 2 de bovino y 5 de caprino. De la ganadería viven en Argelia 7 millones de personas y se pastorea en 40 millones de Ha, mayoritariamente en zonas semidesérticas.

En 2018 se produjeron en Argelia unas 535.000 toneladas de carne roja y otras 530.000 de carne blanca. Sin embargo, se observa una tendencia decreciente en producción de carne roja, mientras la blanca ha mantenido un crecimiento constante.

La producción de huevos se estima en la actualidad en 20 millones diarios, casi el doble que hace 15 años. La producción de miel es de casi 7,5 millones al año, casi el doble que una década antes. Esto se debe al aumento del número de apicultores (hasta los 51.539 actuales), lo que ha llevado el número de colmenas a 1,6 millones en la actualidad.

En 2018 la producción anual de lana de oveja era de unas es de unas 37.000 toneladas.

Pesca

Argelia cuenta con unos 1.200 kilómetros de costa mediterránea, 9,5 millones de hectáreas en áreas de pesca y unos recursos pesqueros de 200.000 toneladas al año, los cuales están sub-explotados. La producción pesquera cayó en 2019 un -13%, hasta 104.881 toneladas. Esta caída se debe principalmente a la menor disponibilidad de barcos pesqueros. Los peces pelágicos representan casi el 77% de la producción nacional. La Wilaya de Ain Temouchent produce el 15% del total de la producción pesquera en el país.

El consumo anual de pescado en Argelia es de unos 3 kg por persona (inferior a la media europea, que ronda los 22 kg), casi todo fresco. El 83% del consumo de pescado fresco se concentra en sardina, gambas, lenguado, pescadilla y calamar. Sin embargo, el 40% de los hogares argelinos no tiene acceso al consumo de pescado. El Ministerio de Pesca quiere aumentar la producción de productos pesqueros y el consumo por habitante. Actualmente se está centrando en aumentar la pesca continental (que representa el 47% del total), y la piscicultura.

Minería

Argelia es rica en fosfatos, mineral de hierro, plomo, cinc y cobre, así como de oro, mercurio, uranio, manganeso, barita, sal, wolframio, bentonita, antimonio, plata y, recientemente, diamantes.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

Industria

Por lo que respecta a la industria, el sector tiene un peso bajo (7,6%). A pesar de los planes del Gobierno para la creación y desarrollo de un fuerte tejido industrial, la industria argelina carece de tecnología suficiente y capacidad para abastecer el mercado interno.

El sector industrial en Argelia es altamente ineficiente, por lo que el Gobierno ha situado a la cabeza de sus prioridades su diversificación y potenciación. La hoja de ruta en materia de política industrial se articula en torno a varios ejes, como la promoción de la inversión extranjera, el desarrollo de start-ups, y la consolidación de grupos industriales solventes y financieramente equilibrados, dado que en la actualidad muchos de ellos arrastran problemas de sostenibilidad.

Industria automovilística

Hace varios años Argelia establecía contingentes de importación de vehículos, premiando a los fabricantes con una instalación productiva en Argelia. Así pues, grandes marcas como Renault, Peugeot-PSA, Volkswagen, IVECO Fiat, o Hyundai establecieron líneas de montaje en Argelia. Además, Argelia exigió un porcentaje de integración cada vez mayor para fomentar la fabricación local.

Dado el escaso éxito de esta estrategia, en 2018 se prohibió la importación de vehículos. Desde entonces se han publicado varios decretos para regular la actividad de importación y fabricación de vehículos. Por ejemplo, exigiendo que los concesionarios sean propiedad de un operador residente en Argelia; o que los concesionarios no puedan comercializar más de dos marcas.

En la Ley de Finanzas de 2020 se aprobó la importación de coches usados, pero todavía no se aplica. Por tanto, en la actualidad sólo sigue bloqueada la importación de coches a Argelia, salvo para vehículos militares, para los que el Ministerio de Defensa cuenta con un contrato con la empresa Mercedes.

Actualmente el Ministerio de Industria está estudiando y negociando las ofertas presentadas tanto por los concesionarios como por los fabricantes.


Industria energética

Argelia tiene casi el 1% de las reservas mundiales de petróleo, de gran calidad y bajo coste de extracción, y que conforman su principal fuente de energía. La extracción y producción de petróleo está condicionada por los acuerdos alcanzados en el seno de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la cual Argelia es miembro desde 1969. En 2019 Argelia producía casi 1,5 millones de barriles diarios.

En cuanto al gas, las reservas de Argelia suponen aproximadamente el 2,2% de las reservas mundiales. En 2019 la producción de gas natural en Argelia fue de 86.200 millones de m3. Más de la mitad de la producción se destina al consumo nacional. La exportación anual es de unos 43.300 millones de m3, repartidos entre gaseoductos (26.700 millones) y gas licuado (16.600 millones).

El sector energético en Argelia es un monopolio público. Sonatrach, la empresa más grande de África, controla la producción del petróleo y el gas y Sonelgaz la producción, transporte y distribución de electricidad.


Energía renovable

El sector de las energías renovables representa menos del 2% de la electricidad producida en el país. Sin embargo, el Gobierno actual tienen mucho interés en desarrollar el sector debido a la dependencia del país de las exportaciones de hidrocarburos y al crecimiento de la demanda interna de energía. En 2020 se creó el Ministerio de Transición Energética y Energías Renovables.

Actualmente existe un Plan hasta 2030 cuyo objetivo es producir 21.600 MW de renovables en 2030, fundamentalmente a través de energía solar fotovoltaica (10.575 MW), seguida de la energía eólica (5.010 MW). Esto supondría que las energías renovables constituyan en ese año el 40% del total del mix energético.


Construcción de vivienda y obra pública

El sector de la construcción y obra pública supuso en 2020 en Argelia el 16,9% del PIB. En 2019, el sector de la construcción en Argelia dio empleo al 16,8 % de la población activa. En 2019 el crecimiento de este sector se situó en el 3,8% debido a la crisis política de ese año en Argelia.

En la actualidad, la estrategia del Gobierno en este sector pasa por la racionalización de los recursos asignados y una mayor eficiencia de las infraestructuras.

La Ley de Finanzas de 2020 movilizó una cartera de 280.000 millones de dinares (aproximadamente 184,2 millones de euros; representando un 40% del presupuesto del Plan Quinquenal) para el desarrollo de los programas de hábitat enmarcados en el ejercicio 2020-2024. Además, la hoja de ruta fijada por el Gobierno en la Ley de Finanzas Complementaria de 2020 señala al sector de la construcción como uno de los esenciales para la diversificación del tejido industrial argelino, lo que le convierte en uno de los grandes favorecidos en términos presupuestarios.

En esta línea, el Plan del Gobierno para el ejercicio 2020-2024 ha previsto la construcción de 1 millón de viviendas, que junto con las que ya están en marcha del ejercicio anterior sumarían un total de 1,5 millones de viviendas listas para entregar en 2024. Se prevé, además, la creación de 120.000 viviendas sociales para cubrir la demanda de alojamiento en las wilayas del sur y de la región de los Hauts Plateaux. Sin embargo, la crisis económica producida por el descenso del precio de los hidrocarburos y acrecentada por el impacto de la pandemia ha ralentizado los proyectos de construcción y rehabilitación.

El Plan de Acción del Gobierno a partir de 2020 está especialmente centrado en el ámbito de la ingeniería y arquitectura con el fin de mejorar la calidad de las infraestructuras de las viviendas y los edificios del país. Por último, el Gobierno tiene la intención de llevar a cabo la construcción de viviendas que cumplan los requisitos del desarrollo sostenible, con el fin de lograr ciudades más ecológicas, limpias y sostenibles en términos energéticos.

Debido a la desaceleración del sector en los últimos años, muchas empresas extranjeras han abandonado la actividad, lo que ha afectado directamente a las importaciones argelinas necesarias para el desarrollo de estos proyectos.

 

Es importante mencionar que se trata de un sector que sufre de grandes retrasos en los pagos a las empresas con las que trabajan, ya que las grandes empresas de construcción del país son públicas, y esto incide en el período de pago debido a la gran cantidad y lentitud de los trámites burocráticos.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

Su contribución al PIB en 2019 fue del 46% y dio empleo al 59,6% de la población activa. Según el Banco Mundial, el sector de servicios cayó un -3,4% en 2020 (frente a un crecimiento interanual del 3,3% el año anterior). No obstante, se espera una vuelta al crecimiento en 2021, con una tasa del 1,5%.

Turismo

El turismo es la asignatura pendiente del país. En 2019 el sector sólo representó un 5,7% del PIB, y ocupó a 647.700 personas (cerca del 6% de la población activa).

El Gobierno quiere aumentar y modernizar las infraestructuras hoteleras para aumentar el atractivo turístico de Argelia, pero de momento casi todo el turismo es nacional. Existe una Agencia para el Desarrollo del Turismo (ANDT, por sus siglas en francés).

En 1996 se crearon las llamadas Zonas de Expansión Turística (ZET), que permiten la implantación o el desarrollo de infraestructuras turísticas. Actualmente existen 225, de las cuales 166 están ubicadas en las regiones costeras, 36 en las regiones montañosas y 23 en las regiones del Sahara. Los principales complejos turísticos en Argelia se encuentran en la capital, en la provincia de Tipaza y en Orán. Argelia cuenta con siete emplazamientos catalogados como Patrimonio de la Humanidad. La capacidad hotelera en Argelia asciende, según datos de 2021, a 1.500 establecimientos hoteleros con un total de 127.000 camas.

El plan nacional de turismo SDAT 2030 del Gobierno argelino tiene como objetivos convertir el turismo en uno de los motores del crecimiento económico, impulsando a su vez a otros sectores, combinar la promoción turística y la medioambiental, promover el patrimonio histórico y cultural y mejorar de forma permanente la imagen de Argelia en el exterior. La ejecución completa de este plan se ha visto afectada por la pandemia.


Sector bancario

El Banco de Argelia (banco central) ha otorgado licencia a veinte bancos: seis propiedades del Estado y el resto privados.

Los bancos públicos son: 

  • La Banque Extérieur d’Algérie (BEA), entidad financiera dedicada a la financiación de proyectos de infraestructura de gran escala. Es el mayor banco por activos con una cuota de mercado próxima al 29% y está relacionado con los sectores de petróleo y gas por su relación con los contratos de Sonatrach y Sonelgaz. Actualmente, sigue una estrategia de diversificación con la intención de convertirse en un banco que ofrezca gran diversidad de servicios, se ha convertido en el banco más importante también en apoyo a las operaciones de comercio internacional. También realiza labores de apoyo a las Pymes y servicios inmobiliarios, entre otras muchas.
  • En el sector de la agricultura destacan dos bancos públicos: Banque Nationale d’Algérie (BNA) y Banque de l’Agriculture et du Développement Rurale (BADR). Estos son los dos bancos con mayor número de sucursales, el BADR cuenta con 342 oficinas en todo el país mientras que el BNA cuenta con 214.
  • El Crédit Populaire Algérie (CPA) financia actividades de comercio, turismo, medios de comunicación y salud.
  • La Caisse Nationale d’Epargne et de Prévoyance (CNEP-Banque) es líder en financiación de viviendas, también realiza préstamos a pequeñas y medianas empresas.
  • La Banque de Développement Locale (BDL) provee, principalmente servicios a minoristas, pequeñas y medianas empresas y autónomos.


Los bancos privados son:

  • Trust Bank Algeria (TBA)
  • Al Salam Bank Algeria Fransabank el Djazair Gulf Bank Algeria (AGB)
  • Crédit Agricole Corporatif et Investment Bank Algérie
  • BNP Paribas El Djazair
  • Société Générale Algérie
  • Natixis Algérie
  • Arab Banking Corporation Algérie (ABC)
  • Banque Al Baraka Algérie
  • The Housing Bank for Trade and Finance Algeria
  • HSBC Algeria (Sucursal)
  • Arab Bank Plc Algeria (Sucursal)
  • CITIBANK N.A. Algérie (Sucursal)

El Banco de Argelia es el encargado de controlar la inflación, la política monetaria y la emisión de moneda. El Banco de Argelia es el principal suministrador de moneda convertible, ya que las divisas procedentes de la exportación de hidrocarburos deben venderse al Banco de Argelia. Por otro lado, también tiene el poder de autorizar la apertura de los nuevos establecimientos financieros y bancarios, tanto extranjeros como nacionales. Las políticas bancarias tienen como objetivo principal desarrollar el tejido industrial y empresarial. La banca electrónica no está apenas desarrollada.

Una de las restricciones al desarrollo del sector bancario privado en Argelia es que las empresas públicas suelen contratar únicamente servicios de los bancos públicos. Además, los bancos privados están excluidos de ciertas líneas de negocio, como la financiación de grandes proyectos de infraestructura.

Respecto al sector financiero no bancario existen ocho entidades financieras con licencia: cinco entidades de leasing (Arab Leasing Corporation, Maghreb Leasing Algérie, Ijar Leasing Algérie, El Djazair Ijar y Societé Nationale de Leasing); la Caisse Nationale de Mutualité Agricole; Sofinance, sociedad respaldada por el Estado y dedicada a operaciones de préstamo, leasing e inversiones y Société de Refinancement Hypothécaire. El tamaño del mercado del leasing en Argelia se estima en 162 mil millones de dinares para el año 2020, frente a los 135 mil millones de dinares que suponía en 2019. Es una actividad que viene experimentando un crecimiento continuo. El motivo principal es la dificultad de las PYME para acceder a préstamos bancarios puros.

Entre los productos financieros ofertados destacan por su importancia para las empresas extranjeras dos tipos de cuenta bancaria: la cuenta C.E.D.A.C. y la cuenta interna no residente (INR). La primera es una cuenta en dinares convertibles para personas (físicas o jurídicas) residentes en el extranjero. Las condiciones de remuneración de este tipo de cuentas son fijadas periódicamente por el Banco de Argelia. La cuenta INR está destinada a empresas extranjeras que obtengan contratos con empresas de derecho argelino para cubrir los gastos locales relacionados con su proyecto. Por tanto, los importes de esta cuenta no son transferibles al extranjero. Para la apertura de una cuenta bancaria se necesita la aprobación del Ministerio de Comercio y el depósito de una cantidad mínima de 30.000 dólares.

El Banco de Argelia también ha permitido la creación de oficinas de representación a siete bancos extranjeros, entre los que se encuentran dos españoles: Banco Sabadell y Caixabank. Además, el banco español de capital principalmente libio, Aresbank, también se encuentra presente en el país, aunque de manera testimonial. Las oficinas de representación, al contrario de aquellos bancos con licencia bancaria, no están autorizadas a realizar operativa bancaria: sirven como un instrumento comercial y un punto de apoyo para las acciones comerciales de las distintas empresas. 

 A pesar de los avances, el sector bancario argelino no funciona correctamente y requiere un desarrollo más eficaz para el progreso económico del país. Es por ello por lo que Argelia se encuentra en un proceso de reforma bancaria que busca acercar las prácticas de su sector a los estándares internacionales. Hay un proceso en marcha para privatizar parte del capital de los bancos públicos.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

Tras el proceso privatizador que experimentó Argelia a principios de la década 2000 los movimientos privatizadores se han paralizado. De dicho periodo se destaca la privatización de la empresa pública Asmidal, que permitió la entrada al grupo Villar Mir en el sector de los fertilizantes, así como las privatizaciones de cementaras, cuyo control lo asumieron empresas italianas.

Las privatizaciones que mayor éxito han tenido han sido las de la gestión del puerto de Argel así como la gestión de los hoteles propiedad pública (Sofitel y Sheraton).

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex