Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

La política monetaria del Banco Central de Georgia esta principalmente orientada hacia el control de precios y el anclaje de la inflación.

Según el FMI, las recientes subidas del tipo de interés en política monetaria fueron adecuadas para garantizar que los efectos de la subida de los precios de materias primas y las dificultados en la distribución sigan siendo transitorias y para mantener las expectativas de inflación limitadas. La recuperación más rápida de lo previsto aumenta las presiones inflacionarias. 

La inflación a finales de 2021 fue de alrededor del 13%, muy por encima del objetivo del BNG. Este hecho se debe, principalmente, al efecto combinado de la depreciación del lari, el ajuste de precios de los servicios públicos a principios de año y los elevados precios de los productos básicos. La inflación anual en 2021 ha sido de aproximadamente el 9%, pero se espera que se reduzca en 2022 conforme los efectos mencionados se vayan diluyendo.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

La calidad de la infraestructura de Georgia varía en función del subsector; así mientras que la infraestructura eléctrica cuenta con una relativamente alta calidad, la infraestructura del agua y el transporte es de menor calidad. La baja clasificación de Georgia en el Índice de Desempeño Logístico (123 de 167 países) en 2018, refleja las deficiencias de la infraestructura de transporte en Georgia, sobre todo relativo a su conectividad interna.

Transporte por Carretera

Georgia cuenta con una red de 20.742,2 km de carreteras. La red de carreteras en Georgia se clasifica como carreteras internacionales, secundarias (interprovinciales) y locales (municipales). El departamento de carreteras se encarga de la gestión de las dos primeras. Las administraciones locales se encargan de las carreteras municipales. Del total 1.603 km corresponden a vías principales, 5.372,6 km a carreteras secundarias y el resto son carreteras secundarias sin asfaltar.

Hay que tener en cuenta que Georgia es un país con una orografía muy montañosa por lo que la construcción de carreteras es muy complicada en la mayor parte del país. Además, debido a este problema, hay regiones que no están debidamente conectadas con el resto del país. En general, la red de carreteras actualmente es insuficiente y requiere importantes inversiones para su desarrollo y mejora.

Esta situación ha sido identificada por el Gobierno, que ha señalado las infraestructuras de transporte, y en concreto a la red de carreteras, como una de las principales prioridades para los próximos años. Por ello, entre 2016 y 2918, el Gobierno de Georgia invirtió más de 1.300 MUSD en el desarrollo de infraestructuras de carretera.

Georgia se encuentra en un punto geográfico estratégico de conexión entre Europa, la región del Cáucaso, Rusia y Asia central. Uno de los principales objetivos del Gobierno es convertirse en un punto de enlace entre sus vecinos del Cáucaso, –Armenia y Azerbaiyán– con el Mar mediterráneo. De hecho, en colaboración con Azerbaiyán, el siguiente objetivo es hacer un corredor de mercancías entre el Mar Negro y el Mar Caspio que permita usar este último para distribuir mercancía hacia los países de Asia central. Por último, también se quiere mejorar la comunicación por carretera de Rusia con Turquía y Armenia.

Además, con el objetivo de reducir el elevado número de accidentes de tráfico y sus fatales consecuencias, en su mayoría provocados por la escasa calidad de algunos tramos de las carreteras del país, Georgia va a implementar la Estrategia Nacional de Seguridad en la Carretera. Este plan persigue llevar a cabo un incremento en el nivel de seguridad de las carreteras, para poder reducir el número de fallecimientos y heridos en los accidentes de carretera. Este programa se va a financiar a través del presupuesto del estado y de la participación de instituciones financieras internacionales.

Por último, Georgia forma parte del European Agreement Concerning the International Carriage of Dangerous Goods by Road (ADR) y planea implementar el European Agreement Concerning the Work of Crews of Vehicles Engaged in International Road Transport (AETR), que persigue aumentar los estándares de seguridad en el sector del transporte por carretera.

Entre 2018 y 2022, se han puesto en marcha 10 proyectos de construcción de carreteras secundarias y principales, entre los que destaca la nueva construcción de Son-Juta-Shatili-Omalo-Khadori Gorge-Batsara, con una longitud de 135 km y cuya finalización está prevista para 2022. Actualmente, los principales proyectos en el sector de carreteras son:

  • Autopista Este-Oeste (E60 Tbilisi-Seneaki-Leselidze)

La autopista E60 es la principal vía de tránsito de Georgia, ya que conecta el este del país con el oeste, desde la capital, Tbilisi, hasta el Mar Negro; también conecta con Turquía y Armenia. Su renovación, desde 2012, ha sido una de las prioridades el gobierno como parte de su esfuerzo por mejorar la infraestructura de transportes del país.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI en adelante) ha financiado su desarrollo desde el comienzo, aportando más de 1.000 MEUR en total. Además, en 2021, proporcionó un préstamo de 106,7 MEUR adicionales para mejorar dos tramos de la autopista Este-Oeste de Georgia y extenderla hasta las fronteras con Azerbaiyán y Armenia: el tramo de 30 km entre Algeti y Sadakhlo y el tramo de 32 km entre Rustavi y el Puente Rojo.

  • Autopista Norte-Sur (Kvesheti-Kobi)

El proyecto de construcción de la autopista Norte-Sur, aprobado en 2019, incluye la construcción de 23 km de carretera. Que conectarán Georgia con Rusia y Azerbaiyán. El coste total del proyecto alcanza los 550 MUSD y será cofinanciado por el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) y el Gobierno de Georgia.

Ferrocarril

Georgia cuenta con una red de ferrocarril de 1.992 km de los que 295 km son de doble sentido. Unos 1.958 km están electrificados mientras que el resto, menos del 10%, sigue dependiendo de locomotoras diésel.

La red de ferrocarril comunica las principales ciudades del país, aunque es insuficiente para cubrir todo el territorio. Tiene conexiones internacionales con sus vecinos Armenia, Azerbaiyán y desde hace poco también con Turquía. Existe asimismo una línea que conecta con Rusia, actualmente no operativa.

El ferrocarril también es clave para los planes estratégicos de Georgia para conseguir un corredor de mercancías entre el Mar Negro y las regiones del Cáucaso y Asia central, por lo que las conexiones con las principales áreas del país y especialmente con sus países vecinos son muy importantes.

El proyecto de la línea principal de ferrocarril Bakú-Tbilisi-Kars fue iniciado en 2007 por los gobiernos de Georgia, Azerbaiyán y Turquía y sigue activo actualmente, aunque la parte principal de las obras de construcción ya se han completado en el territorio georgiano. Este ferrocarril tiene una importancia significativa para la región, porque está destinado a conectar los ferrocarriles de Georgia y Azerbaiyán con el turco. El proyecto contempla la rehabilitación, reconstrucción y construcción del tramo ferroviario Marabda-Kartsakhi de 180 km de longitud que consta de:

  • Tramo de reconstrucción-rehabilitación de Marabda-Akhalkalaki, de una longitud de 153 km.
  • Tramo de nueva construcción Akhalkalaki-Kartsakhi (frontera turca), de una longitud de 27 km.

La inauguración oficial de la línea se produjo en 2017, creando un corredor ferroviario desde el mar Caspio hasta Europa. Su capacidad inicial era de 1 millón de pasajeros y 5 millones de toneladas de carga por año, con la perspectiva de triplicarse en los siguientes años.

Además, Georgia lanzó su Proyecto de Modernización Ferroviario en 2010 con un periodo estimado de duración hasta 2019. Sin embargo, la construcción ha sufrido retrasos y aún no se ha finalizado. El coste total del proyecto supera, de momento, los 250 MEUR.

Otros proyectos relevantes relacionados con el desarrollo de la red de ferrocarril en Georgia son:

  • Conexión del puerto de Anaklia

El proyecto se aprobó en 2017 tras el comienzo de la construcción del nuevo Puerto de Anaklia, para conectar la nueva infraestructura con la línea de ferrocarril existente a través de una nueva línea de 18 km de longitud.

  • Conexión del aeropuerto de Kutaisi

La construcción de una nueva línea de ferrocarril conectará el aeropuerto con la línea existente de Kopitnari. El proyecto, aprobado en 2017, se suspendió temporalmente n 2020 a causa de la Covid-19.

Puertos

Georgia cuenta con dos puertos de tamaño medio, situados en Batumi y Poti.

El puerto Batumi cuenta con 5 terminales y 11 atracaderos. El rendimiento total del puerto es de 18 millones de toneladas al año. El número de buques de la flota portuaria asciende a 13 unidades. La empresa ha implementado y mantiene un sistema de gestión de la calidad y protección del medio ambiente certificado. El puerto ha atraído hasta la fecha una inversión de 48 MUSD.

El puerto Poti es el más grande del país y maneja líquidos, graneles secos, transbordadores de pasajeros y el 85% del tráfico de contenedores de Georgia. La longitud del muelle es de 2.900 metros y cuenta con 15 atracaderos, más de 20 grúas de muelle y 17 km de vía férrea. El puerto sirve como puerta de entrada europea para el comercio internacional en Georgia, Armenia y Azerbaiyán, y tiene una ubicación óptima para convertirse en un centro para el comercio de Asia Central.

El transporte marítimo es esencial para el objetivo de Georgia de convertirse en un corredor logístico entre el Mar Negro y los países vecinos, por lo que el esfuerzo del Gobierno en este sector es muy importante.

El proyecto principal de infraestructura portuaria que se está llevando a cabo actualmente en Georgia es el de la construcción del puerto de Anaklia y la Zona Económica Especial del puerto, cuyo coste total es de 2.500 MUSD. Su construcción comenzó en 2017, planeada para desarrollarse en 9 fases que gradualmente culminarán en un puerto con capacidad de 100 millones de toneladas de carga al año. Por el momento, el puerto se encuentra en la primera fase de construcción.

Aeropuertos

Georgia cuenta con tres aeropuertos principales situados en Tiblisi, Batumi y Kutaisi.

El más importante es el de Tiblisi, con 3,8 millones de pasajeros anuales. El de Kutaisi, construido en 2012, es el que más crece del país, registrando 873.907 pasajeros en 2019 y convirtiéndose en el segundo aeropuerto más transitado de Georgia, por encima del de Batumi que alcanzó 624.178 pasajeros el mismo año.

El turismo en Georgia está aumentando a un ritmo muy elevado, por lo que el sector de la aviación también está creciendo de forma significativa. Frecuentemente se anuncian nuevas rutas internacionales a Georgia. En este sentido destaca el aeropuerto de Kutaisi, que, gracias a la incorporación de compañías de bajo coste, especialmente Wizz Air, está registrando una cifra de crecimiento anual superior al 50%.

Gracias al crecimiento del turismo se han llevado a cabo importantes proyectos aeroportuarios como la nueva terminal de Tiblisi (completada en 2017), la construcción de la nueva terminal de pasajeros del aeropuerto de Kutaisi (inaugurada en 2020) y la de carga (2021)

Los principales proyectos son:

  • Nueva terminal de pasajeros del aeropuerto de Kutaisi
  • Nueva terminal de carga del aeropuerto de Kutaisi
  • Expansión del aeropuerto internacional de Batumi 

Transporte de petróleo y gas

Georgia es un importante país de tránsito, por el que atraviesan algunos de los oleoductos y gasoductos más relevantes hacia la Unión Europea. Específicamente, existen dos oleoductos y dos gasoductos que atraviesan el territorio georgiano:

  • Bakú-Tbilisi-Ceyhan (BTC) transporta petróleo desde el campo petrolífero Azerí-Chirag-Gunshli al puerto de Ceyhan en Turquía y representa el segundo oleoducto más extenso del mundo. De sus 1.768 km de extensión, 249 km pasan por Georgia.
  • Western Route Export Pipeline (WREP) transporta petróleo desde el campo petrolífero Azerí-Chirag-Gunshli a la terminal Supsa en Georgia, cuya capacidad es de 120.000 toneladas. 
  • South Caucasus Pipeline (SCP, BTE en el mapa) transporta gas a través del mismo corredor que el BTC. La empresa BP ha invertido 2.000 MUSD en la expansión del gasoducto, lo que implicará la construcción de dos nuevas estaciones de compresión en Georgia.
  • North-South Main Gas Pipeline (NSMGP) transporta gas desde Rusia hasta la frontera con Armenia, supliendo la demanda de gas natural de Georgia. En la frontera con Georgia y Turquía, el gasoducto se conectará con nuevos gasoductos para suministras gas a la UE.

 Figura: Principales rutas de exportación de petróleo y gas natural del mar Caspio

MAPA: Major caspian oil and natural gas exports routes 

Energía

Con la energía hidroeléctrica y la leña como sus principales fuentes de energía doméstica, uno de los objetivos del Gobierno es atraer inversión extranjera para construir nuevas centrales hidroeléctricas y diversificar las fuentes energética y rutas de suministro de hidrocarburos.

La Inversión extranjera directa en el sector energético experimentó un crecimiento importante del 114% en 2019, con un total de 261,5 MUSD. En 2020 el sector experimenta una desinversión de 7 MUSD y en 2021 se vuelve a recuperar. Así en septiembre de 2021, aunque todavía es un volumen relativamente bajo, la IED que recibe el sector de la energía alcanza los 176 MUSD. según un estudio realizado por la EIU se esperan fuertes entradas de IED para financiar proyectos multimillonarios de energía y transporte en 2022 26.

El deterioro de las plantas y de los equipos impide que el sector energético de Georgia funcione a plena capacidad. Acorde con el Protocolo de Adhesión al Tratado de la Comunidad Energética, firmado en octubre de 2016, Georgia se compromete a implementar varias directrices de la UE relacionadas con la electricidad, gas natural, eficiencia energética y energías renovables.

En la actualidad la mayoría de las empresas operan a través de plantas hidroeléctricas. El país cuenta con 300 ríos con potencial para la producción de energía que tienen una capacidad para producir 15.000 MW. Sin embargo, según el Ministro de Economía de Georgia, sólo del 18% al 20% de los recursos hidrográficos de Georgia se están empleando para generar energía, por lo que el país pretende incrementar la cantidad de energía procedente de esta fuente natural.

Para cumplir con los requisitos de la UE, Georgia se ha comprometido a desarrollar planes de gestión de las cuencas fluviales para todos los ríos en 2022, y el Ministerio de Economía y Desarrollo Sostenible de Georgia (MoESD) está desarrollando una nueva estructura institucional para la gestión coordinada de las cuencas fluviales.

En el esfuerzo por impulsar las energías renovables, el Georgian State Electrosystem (GSO) ha estudiado la posibilidad de incorporar la energía eólica y solar al sistema eléctrico del país. Los resultados indican que se podrían integrar hasta 1.332 MW de capacidad de generación de energía eólica y 520 MW de solar para 2030, cubriendo así el 100% del potencial de energías renovables de Georgia.

En el sector de la energía eólica se están desarrollando en la actualidad proyectos importantes, cómo la planta de Nigoza con una capacidad de entre 20 y 40 MW o la planta de Sachkhere con una capacidad de entre 100 y 120 MW. Además, se han identificado áreas con potencial para establecer parques eólicos cercanos a Poti, Kutaisi, Rustavi, Tbilisi, el Paso Rikoti (Monte Sabueti) y el Río Chorokhi.

En septiembre de 2019, el Gobierno de Georgia había firmado memorandos de entendimiento con varios inversores para la construcción de 18 plantas eólicas por un valor de 1.560 MUSD. La capacidad instalada total de todos los proyectos sería de 1.200 MW y la generación esperada es de alrededor de 4.600 millones de kWh.

Según los cálculos de MoESD, el potencial total anual de energía eólica del país en 2019 se estima en 4 TWh, con una capacidad instalada de 1 500 MW.

Además, la Estrategia de Energía 2020-2030 contempla varios proyectos de gran escala en el sector de la energía solar en los próximos años, como la construcción de una planta solar cerca de Tbilisi de 30 MW de capacidad de generación o la construcción de una planta de 50 MW de capacidad en Gardabani.

A lo largo de los últimos años el consumo el consumo de energía en Georgia ha presentado una tendencia de crecimiento más rápido que el de la capacidad de generación eléctrica del país. De este modo Georgia tiene una necesidad de importación de 0,7 TWh durante los meses de invierno, mientras que dispone de capacidad de exportación de 0,6 TWh durante los meses de verano.

Gran parte del atractivo del mercado georgiano proviene de su vecindad con Turquía, país con el que se comunica a través de líneas de gran capacidad de transmisión y que presenta patrones de consumo inversamente proporcionales a los de Georgia con carestías en verano.

Por último, es importante destacar que el sector energético está totalmente liberalizado desde el año 2008. No hay tarifas determinadas para la construcción de nuevas plantas y el inversor puede elegir el mercado y negociar el precio que desee. No se requiere el pago de tasa para la conexión con la red de transporte eléctrico, ni licencia para exportar. Las actividades de generación y exportación de energía están exentas del pago de IVA. 

Se puede encontrar más información detallada de los proyectos en el Estudio de Mercado sobre los Proyectos de Infraestructuras en Georgia publicado por ICEX en noviembre de 2021.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Según fuentes de Geostat la población georgiana era de 3.728.600 personas el 1.1.2021. el 59% de la población vive en zonas urbanas y el 41% en zonas rurales. La población activa de Georgia en 2021 ascendía a 1.533.600 personas, de las cuales 1.217.400 están empleadas, es decir, la tasa de ocupación de Georgia es del 79,4%, según los datos más recientes de Geostat.

Según los datos de Geostat, en 2021 el desempleo fue mayor en áreas urbanas (22,2%) que en áreas rurales (18,2%). La región con mayor desempleo en 2020 fue Racha-Lechkhumi y Kvemo-Svaneti (31,9%), seguida de Kverno Kartli (22,2%) y la capital, Tbilisi (20,1%). Por edades, en 2020 el mayor desempleo se concentra entre los 20 y 24 años con una tasa de desempleo del 38,3%. Además, según los últimos datos de Geostat, en 2021, se encuentra una importante desigualdad entre géneros, teniendo las mujeres una tasa de desempleo del 22,7%, superior en más de 4 puntos porcentuales a la de los hombres.

La pobreza y el desempleo han aumentado recientemente, deshaciendo gran parte los avances que se habían alcanzado los últimos años. Según el FMI, la tasa de desempleo aumentó del 16,6%, en el cuarto trimestre de 2019, al 22,1% en el segundo trimestre de 2021, a pesar de que la tasa de actividad había aumentado del 50,5 a 51,4% en el mismo periodo. El decrecimiento ocasionado por la pandemia redujo los ingresos medios de los hogares en un 4,5% en 2020, y la proporción de la población por debajo del umbral de pobreza aumentó por primera vez desde 2016, pasando del 19,5% en 2019 al 21,3% en 2020.

Cabe destacar que la economía sumergida alcanza un porcentaje elevado de la actividad, lo que dificulta obtener datos fiables de actividad y empleo. 

La inversión sostenida en infraestructuras y la implementación continúa de las reformas deberían apoyar el crecimiento del sector privado y por tanto la creación de nuevos empleos.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

Según los datos del BM (World Development Indicators), la renta per cápita en Georgia ha evolucionado notablemente en los últimos 20 años. En el año 2000 la renta per cápita era de 750 USD y en el año 2018 alcanzó la cifra de 4.723 USD. Los siguientes años esta cifra ha experimentado un decrecimiento registrando 4.360 USD en 2021. Este nivel de renta per cápita sitúa a Georgia muy por detrás de su vecino Turquía con 8.536 USD en 2020.

De acuerdo con la información publicada por el BM, la tasa de pobreza (5,5 USD/día) ha caído desde 25,8% en 2010 al 14,2% en 2019 (último dato disponible). Por otro lado, el 21,3% de la población en 2020 está por debajo del umbral de pobreza, habiéndose incrementado esta cifra en casi 2 puntos porcentuales respecto al año anterior. 

El cálculo del índice de GINI publicado por el Banco Mundial para Georgia en 2005 fue del 40,8; lo que reflejaba una elevada desigualdad en la distribución de la renta. Sin embargo, en el año 2019 (último dato disponible), el índice se sitúa en 35,9. Es necesario destacar que Georgia adolece de una gran desigualdad en la remuneración salarial entre grupos sociales y/o sectores. La brecha salarial por géneros es muy elevada: de media los hombres cobran un 47,8% más que las mujeres. El salario nominal mensual medio del hombre en 2020 fue de 1.407 GEL, mientras que el de la mujer era de 952.2 GEL.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

Visión general

Según los datos del Departamento de Estadísticas de Georgia (Geostat en adelante), la aportación de los tres sectores al conjunto del PIB no varía en los últimos años sustancialmente. En 2020 la contribución al PIB por sectores era la siguiente: el sector primario contribuye al 7,3% del PIB, el sector secundario con el 21,2% y el terciario con el 59,1%. El país cuenta con una mano de obra de 1.523.700 personas, de las cuales 1.241.800 se encuentran empleadas, sobre una población de 3.716.900 personas, en 2020. En el reparto por sectores, el sector agrícola a pesar de ser el que aporta menos al PIB, es un gran empleador danto trabajo al 20% del total, el sector industrial ocupa al 18% y el servicios al resto.

DISTRIBUCIÓN DE LA ACTIVIDAD ECONÓMICA POR SECTORES 2018 2019 2020
PIB POR SECTORES (en %)
AGRICULTURA 7,8 7,4 8,3
INDUSTRIA 23,0 23,2 24,2
SERVICIOS 69,2 69,4 67,5
VALOR AÑADIDO (crecimiento anual en %) 
AGRICULTURA 18,6 6,2 12,1
INDUSTRIA 8,1 12,4 4,3
SERVICIOS 9,4 11,3 -2,7
EMPLEO POR SECTORES (en %empleo total)
AGRICULTURA 19,6 19,1 20,0
INDUSTRIA 19,5 19,2 18,2
SERVICIOS 60,9 61,7 61,9
Fuente: Geostat
 
La agricultura es tradicionalmente muy importante en Georgia, y las condiciones climáticas y naturales son muy favorables para los cultivos. Una característica distintiva de la economía de Georgia es que la tierra agrícola es escasa y difícil de trabajar; cada parcela de tierra cultivable, incluso en las laderas empinadas de las montañas, es muy valorada.Según Geostat, el sector primario representaba el 8,3% del PIB en 2020 y empleaba el 20% de la mano de obra, es decir 2 de cada 10 georgianos trabajan en este sector. El sector agrícola es un componente clave con un gran potencial para competir en el mercado nacional y exterior, ya que se trata de un sector con alta capacidad de exportación.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cerca del 43,4% de la superficie total de Georgia (2,1 millones de hectáreas en 2020) se emplea como tierra agrícola, incluyendo pastos y prados. El 43% del área está cubierta por bosques. El país cuenta con ríos, lagos, tierras de cultivo, mármol, minerales, manganeso, hierro, cobre, carbón, petróleo, arcillas, arena, así como vida silvestre.

Entre los productos agrícolas más exportados se encuentran las nueces, que en 2020 representaron el 4% del valor total de las exportaciones del país. Además, en cuanto a su producción, destacan las variedades de frutas, melones y calabazas, uvas de vinificación, plantas subtropicales y hortalizas tempranas. La remolacha azucarera y el tabaco son también importantes entre otros cultivos comerciales. También se producen aceites esenciales (geranio, rosa y jazmín) para abastecer a la industria del perfume.

Los cultivos de cereales ocupan más de la mitad de la superficie agrícola, con una extensión de 1,62 millones de hectáreas, pero producen cantidades insuficientes para abastecer la demanda interna del país, por lo que deben importarse. Sobre todo, destacan las importaciones de trigo, que suponen un 2% de las importaciones totales en 2020, seguido del maíz, el arroz y la cebada.

La ganadería está marcada por el uso de diferentes pastos de verano e invierno. Se crían ovejas y cabras, ganado vacuno y porcino. Las aves de corral, las abejas y los gusanos de seda también son importantes. Las pesquerías del Mar Negro se concentran en la platija y el pescado blanco.

Importante tradición vinícola

Georgia es también una de las regiones más antiguas de productores de vino y es rica en sus recursos de agua potable. La producción de la uva vinícola ha aumentado notablemente en los últimos cinco años, desde 1,6 millones de toneladas en 2016 hasta casi 3,2 millones en 2020. El vino representa el segundo producto más exportado después de los minerales metalíferos, escorias y cenizas, agrupando el 8% de las exportaciones totales del país en 2020.

Los importadores de vino georgiano más importantes son Rusia y Ucrania, con un peso sobre las importaciones del 45% y 18%, respectivamente. Además, Georgia ha firmado un acuerdo de zona de libre comercio amplia y profunda (DCFTA) con la UE, que entró en vigor en 2016 y que implica que todos los productos agrícolas georgianos pueden exportarse sin aranceles a los mercados de la UE. Así, las exportaciones de vino han aumentado significativamente en los últimos cinco años (2016-2020), con un incremento del 87%.

Los viñedos de la república constituyen una de las ramas más antiguas e importantes de la agricultura georgiana, siendo los más populares: Saperavi, Kindzmarauli, Khvanchkara, Tsinandali y Kisi.

Iniciativas para impulsar el desarrollo del sector agrícola

La agricultura ocupa un lugar destacado entre los sectores prioritarios del Gobierno dada su importancia social, política y económica. Los intentos del Gobierno de revitalizar el sector agrícola del país proporcionando mayores asignaciones presupuestarias estatales al Ministerio de Agricultura están bien respaldados por la ayuda externa.

La FAO apoya al Gobierno de Georgia a través de financiación en forma de proyectos, subvenciones y ayuda al Gobierno para la mejora de prácticas institucionales y legales. La última iniciativa, “Country Programming Framework for Georgia (2021-2025)”, identifica cuatro áreas prioritarias del gobierno: desarrollo institucional, desarrollo de las cadenas de valor, seguridad alimenticia y cambio climático.

Asimismo, la Unión Europea junto con agencias de la ONU participa en proyectos de desarrollo del sector agrícola, como el “EU Innovation Action for Private Sector Competitiveness in Georgia” lanzado en 2019 con un presupuesto de financiación de 5 millones de euros. Además, la UE apoya el desarrollo agrícola y rural en Georgia a través del programa ENPARD, en vigor desde 2013 con presupuesto total de 234,5 millones de euros. Como parte de este programa, se han puesto en marcha varios proyectos cuya finalización está prevista para 2022, como:

  • Improving Rural Development in Georgia (ENPARD III), con una financiación de 10 millones de euros.
  • Improving the Agricultural sector in Georgia (ENPARD III), con una financiación de 12 millones de euros. 

Finalmente, cabe destacar que en 2017 y 2018, Georgia prohibió la venta de tierras agrícolas a extranjeros en la constitución georgiana. La nueva constitución dice que la tierra agrícola es un "recurso de importancia excepcional" y sólo puede ser propiedad del "estado, una entidad autónoma, un ciudadano de Georgia o una unión de ciudadanos georgianos".

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

Según Geostat el sector secundario contribuye al 24,2% del PIB en 2020 y emplea al 18,2% de la población activa. Tras la disolución del bloque soviético, el peso del sector secundario disminuye hasta 2008 que vuelve a crecer a un ritmo moderado. Entre 2016 y 2020, su producción se incrementa en un 50%, constituyéndose como el sector de mayor crecimiento del país en los últimos cinco años.

El sector industrial de Georgia está constituido principalmente por la industria no energética, donde el sector con más peso es el de la industria manufacturera. En 2020, la producción de manufacturas alcanzó los 10.229,2 millones de GEL, lo que representa alrededor del 60% del total industrial. Los productos manufacturados de uso común se importaban anteriormente en gran parte de las repúblicas de la ex Unión Soviética. En la actualidad el sistema de industrias ligeras establecido en las principales áreas de consumo de Georgia produce tejidos de algodón, lana y seda, así como prendas de vestir.

Dentro de la industria manufacturera, destaca la industria alimentaria que produjo el 40% de las manufacturas totales ese mismo año. Los productos incluyen el té y los vinos de mesa. La producción de brandy y champagne también está bien desarrollada. Otras actividades de la industria alimentaria incluyen los productos lácteos y el envasado. 

Otra de las industrias más importantes es la industria minera, cuyo peso sobre la actividad industrial total no es elevado (8%), pero ha experimentado el mayor crecimiento entre 2018 y 2020 (83%).

Cabe destacar que la estructura industrial de Georgia, derivadas de la minería y el procesamiento de recursos naturales, presenta cierta dispersión geográfica. Destacan las dedicadas al mineral de manganeso (Tchiatura), el carbón (Tkvarcheli, Tkibuli, Vale), los polimetales (Kvaisi, Kazreti), la andesita (Bakuriani) y la generación de energía hidroeléctrica (Jvari, Gumatihesi, Zahesi) y termal (Gardabani).

La industria del carbón es una de las industrias de extracción de minerales más antiguas, centrada en las minas reestructuradas de Tqibuli. Hay que destacar que los depósitos encontrados en Tqvarcheli y Akhaltsikhe han aumentado la producción. La industria de la construcción de maquinaria produce una amplia gama de productos, desde locomotoras ferroviarias eléctricas, vehículos pesados y equipos de movimiento de tierras hasta tornos e instrumentos de precisión. Los productos especializados incluyen máquinas recolectoras de té y dispositivos antigranizo para las plantaciones del país. La producción se localiza en las principales ciudades.

La industria química de Georgia produce fertilizantes minerales, materiales y fibras sintéticas y productos farmacéuticos. La industria de la construcción, utilizando materias primas locales, suministra al país cemento, pizarra y muchas estructuras y piezas prefabricadas de hormigón armado.

En cuanto a la industria energética, Georgia ha desarrollado un sector energético mayoritariamente basado en la energía hidroeléctrica y la importación de combustibles fósiles. Además, representa una importante vía de tránsito para la región, dados los importantes oleoductos y gaseoductos que atraviesan su territorio.

Según la Georgian Oil & Gas Corporation (GOGC en adelante), las reservas de hidrocarburos de Georgia se estimaban en 3,2 millones de toneladas de petróleo y 3.700 millones de metros cúbicos de gas natural en 2018. Actualmente, existen 15 campos petrolíferos y un campo de gas condensado, que han producido más de 28 millones de toneladas de petróleo y 3.000 millones de metros cúbicos de gas. 

Sin embargo, la producción nacional de electricidad se produce a partir de la energía hidroeléctrica y bioenergía, con pequeñas cantidades de carbón. Casi la totalidad del petróleo y gas natural consumidos internamente en 2018 fueron importados.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector terciario o de servicios representan el 67,5% del PIB de Georgia y emplea al 61,9% de la población activa. El sector servicios está impulsado por las industrias de hostelería, restauración, transporte y telecomunicaciones.

El turismo ha ganado mucho peso en la economía georgiana en los últimos años, llegando a recibir 2.575.258 visitas internacionales y contribuyendo un 7,9% al PIB, en 2019. Por ello, se ha convertido en uno de los sectores prioritarios para el Gobierno de Georgia, el cual está implementando Planes de Desarrollo para impulsar este sector. Asimismo, se ha incentivado la construcción de instalaciones hoteleras, en las regiones de Anaklia y Kobuleti.

El transporte es un sector fundamental, dada la situación de Georgia como vía de tránsito más corta desde Azerbaiyán y Asia Central hasta Europa.

El sector financiero de Georgia está dominado por el sector bancario en más de un 90%. Los bancos comerciales concentran el 73,8% del total de los activos financieros netos; y el Banco Nacional de Georgia (BNG en adelante) el 21,4%. Con menor protagonismo, las compañías de seguros y fondos de pensiones concentran el 1,4% de los activos, las organizaciones microfinancieras el 2,7% y el resto de los organismos financieros el 0,7%.

Según fuentes del BNG, existen 14 bancos comerciales en el país de los cuales 11 tienen una participación de capital extranjero superior al 50%. De las 135 sucursales de los bancos comerciales el 32% se encuentran en Tbilisi.

Uno de los motivos por los que el sector está experimentando un crecimiento tan importante, es la elevada cantidad de Inversión Extranjera Directa que está recibiendo en los últimos años. Tal y como viene reflejado en las bases de datos de Geostat y del Banco Central de Georgia (BNG), la IED recibida en el sector financiero en el año 2021 representó el 29,1% de la inversión total recibida por Georgia, que alcanzó alrededor de los 730 MUSD.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI en adelante), el sistema bancario permanece adecuadamente capitalizado y líquido. El banco comercial más grande del país es TBC Bank en términos de activos, depósitos (41% del total) y prestamos (39% del total). El segundo es el Bank of Georgia, y ambos concentran más del 50% de los activos financieros bancarios del país. Sus ganancias en 2021 experimentaron un crecimiento estable, impulsado por un sólido desempeño operativo. El total de activos de los bancos comerciales ese mismo año en Georgia aumentaron en un 1,75%, alcanzando los 60.570 millones de GEL. 

En 2022, la lista de los bancos que operan en Georgia está disponible en: www.nbg.gov.ge; www.abg.org.ge.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

El sector terciario o de servicios representan el 67,5% del PIB de Georgia y emplea al 61,9% de la población activa. El sector servicios está impulsado por las industrias de hostelería, restauración, transporte y telecomunicaciones.

El turismo ha ganado mucho peso en la economía georgiana en los últimos años, llegando a recibir 2.575.258 visitas internacionales y contribuyendo un 7,9% al PIB, en 2019. Por ello, se ha convertido en uno de los sectores prioritarios para el Gobierno de Georgia, el cual está implementando Planes de Desarrollo para impulsar este sector. Asimismo, se ha incentivado la construcción de instalaciones hoteleras, en las regiones de Anaklia y Kobuleti.

El transporte es un sector fundamental, dada la situación de Georgia como vía de tránsito más corta desde Azerbaiyán y Asia Central hasta Europa.

El sector financiero de Georgia está dominado por el sector bancario en más de un 90%. Los bancos comerciales concentran el 73,8% del total de los activos financieros netos; y el Banco Nacional de Georgia (BNG en adelante) el 21,4%. Con menor protagonismo, las compañías de seguros y fondos de pensiones concentran el 1,4% de los activos, las organizaciones microfinancieras el 2,7% y el resto de los organismos financieros el 0,7%.

Según fuentes del BNG, existen 14 bancos comerciales en el país de los cuales 11 tienen una participación de capital extranjero superior al 50%. De las 135 sucursales de los bancos comerciales el 32% se encuentran en Tbilisi.

Uno de los motivos por los que el sector está experimentando un crecimiento tan importante, es la elevada cantidad de Inversión Extranjera Directa que está recibiendo en los últimos años. Tal y como viene reflejado en las bases de datos de Geostat y del Banco Central de Georgia (BNG), la IED recibida en el sector financiero en el año 2021 representó el 29,1% de la inversión total recibida por Georgia, que alcanzó alrededor de los 730 MUSD.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI en adelante), el sistema bancario permanece adecuadamente capitalizado y líquido. El banco comercial más grande del país es TBC Bank en términos de activos, depósitos (41% del total) y prestamos (39% del total). El segundo es el Bank of Georgia, y ambos concentran más del 50% de los activos financieros bancarios del país. Sus ganancias en 2021 experimentaron un crecimiento estable, impulsado por un sólido desempeño operativo. El total de activos de los bancos comerciales ese mismo año en Georgia aumentaron en un 1,75%, alcanzando los 60.570 millones de GEL. 

En 2022, la lista de los bancos que operan en Georgia está disponible en: www.nbg.gov.ge; www.abg.org.ge.

Volver a índice de Estructura de la oferta