Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

Croacia se ha ido desindustrializándose en estos últimos años por la falta de inversiones en el sector, a favor del sector servicios, que actualmente es el principal sector de actividad.

Los servicios contribuyen en un 70% al PIB y no ha parado de crecer en estos últimos años. Dentro de este sector, el turismo es el subsector más dinámico (cerca del 20% del PIB), mientras que la construcción se está recuperando después de la crisis económica. La industria y la minería son el segundo sector por importancia, mientras que la agricultura y la pesca ocupan el último lugar.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

El nivel de precios que estaba controlado, se está disparando en el 2021 como consecuencia del aumento del precio internacional de la energía, del transporte, de las materias primas y de los productos alimenticios pasando de un 0,1% en 2020 al 3,8% en octubre de 2021. A todo esto, se le han añadido una condiciones metereológicas desfavorables en Croacia (heladas en verano y sequía en algunas zonas) Las previsiones señalan una reducción y estabilización del nivel de precios para el 2022.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Infraestructuras de transporte 

Carreteras: La red viaria consta de 29.546 km, de los cuales 6.819,7 km son carreteras estatales, 10.867,4 km son carreteras regionales y 10.297,2 km son locales, mientras que 1.243,6 km son autopistas. El gobierno croata ha completado la mejora de las comunicaciones por carretera y tan solo queda por terminar de construir el tramo final de la autopista entre Split y Dubrovnik (75 km), así como la construcción de las secciones de la autopista del corredor Vc en el tramo que corresponde a Croacia con la frontera bosnia.

Puente de Peljesac: La construcción del puente de Peljesac, permitirá conectar directamente por carretera  el sur croata con el resto del país sin tener que pasar por Bosnia y Herzegovina. Es el proyecto de infraestructura más ambicioso y cuenta con una cofinanciación del 85% de los fondos estructurales de la UE La licitación ha sido adjudicada a un consorcio chino liderado por ‘China Road and Bridge Corporation’, por un importe de 346 millones de euros.

 Ferrocarriles: El trazado de la red de ferrocarriles sigue siendo del siglo XIX y el transporte interior de pasajeros es bastante lento. La red férrea consta de 2.772 km de los cuales 2.468 km son de vía única y 253 km de doble vía, con 980 km o un 36% sobre el total electrificado. Las principales vías férreas son Zagreb -Rijeka, Zagreb-Split, y Zagreb-Vincovci-Belgrado. El trazado de la red de ferrocarriles sigue siendo el del siglo XIX y el transporte interior de pasajeros es bastante lento. Este sector está considerado como prioritario por la UE, al haberse completado la casi totalidad de la construcción de la red de autopistas croatas. El principal proyecto de infraestructuras previsto para los próximos años, es la vía férrea Rijeka-Zagreb-Botovo (frontera húngara), que formará parte del corredor Vb. A finales de 2019, se inauguró la construcción del primer tramo de vía férrea en 50 años, construido por una empresa española, de Gradec-Sveti Ivan Zabno, al noroeste de Zagreb.

Puertos: Croacia cuenta con 6 puertos internacionales en las ciudades de Rijeka, Zadar, Split, Sibenik, Ploce y Dubrovnik. El gran puerto comercial es Rijeka. Los principales puertos turísticos son Dubrovnik y Split. Dado que el país cuenta con numerosas islas muy cercanas al continente, existen numerosas conexiones marítimas de los principales puertos y las islas más importantes. Estas líneas se refuerzan en verano, aumentando su frecuencia. Existen también conexiones entre los puertos italianos del Adriático y los puertos croatas de Split, Dubrovnik y Rijeka.

El Banco Mundial está financiando la ampliación y desarrollo del puerto de Rijeka para convertirlo en puerta de entrada para las mercancías que se dirijan al norte y este de Europa (esta función la desarrolla actualmente el puerto de Trieste-Italia).

Croacia cuenta también con 4 puertos fluviales: Sisak, Slavonski Brod, Osije y Vukovar. La Unión Europea está impulsando su reconstrucción con los fondos estructurales (puerto de Vukovar; construcción del muelle sur del puerto de Osijek; master plan para el nuevo puerto de Sisak) para incrementar el transporte de mercancías.

Aeropuertos: Croacia cuenta con siete aeropuertos internacionales: Zagreb, Split, Dubrovnik, Zadar, Rijeka, Pula y Osijek y con dos aeropuertos más, para uso comercial de pequeños aviones: Brac y Losinj. Croatia Airlines es la compañía aérea de bandera. Los vuelos interiores funcionan bien. En marzo de 2017, se inauguró una nueva terminal en el aeropuerto de Zagreb, ante la creciente llegada de turistas. Otros aeropuertos, como el de Dubrovnik o Split, han mejorado y ampliando también sus instalaciones en estos dos últimos años. El próximo en hacerlo es el aeropuerto de Zadar.

Infraestructuras de telecomunicaciones

La red de telecomunicaciones fija está 100% digitalizada y es la más moderna de la región. El mercado de las telecomunicaciones está liberalizado y existen varios operadores de telefonía fija y móvil, así como suministradores de internet. En los últimos años, ha aumentado considerablemente el número de usuarios de internet, así como el número de usuarios de banda ancha. 

Infraestructuras de energía

Croacia cuenta con importantes recursos naturales: produce el 60% de sus necesidades de gas natural (que distribuye la empresa PLINACRO por su red de gaseoductos) y dispone de diversas plantas térmicas, hidroeléctricas y campos eólicos para la producción eléctrica. Además comparte con Eslovenia una planta de energía nuclear. Desde el 2020, Croacia está impulsando la mayor presencia de energías renovables en el país (eólica y solar), con una primera licitación para cuotas de renovables a finales de 2020.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Población activa: 1.697.238 en septiembre 2021
Tasa de paro: 7,0% (119.094 personas) en septiembre 2021

Después del cierre de empresas y de la pérdida de empleos en el 2020 por la crisis sanitaria, la economía croata ha conseguido recuperarse en el 2021. Los buenos resultados del turismo, del consumo interno y de las exportaciones en los nueve meses de este año, han impulsando de nuevo la recuperación económica y la caída del desempleo que en septiembre de 2021 eran del 7,0% frente al 9,5% en el 2020 y el 7,9% en el 2019.

La mejora en las cifras de los años anteriores no se ha debido tanto a la creación de empleo, cierta durante la muy estacional campaña turística al ser este un sector fuertemente demandante de mano de obra no cualificada, sino a la importante emigración de jóvenes con formación en busca de un empleo; así como a que muchas personas han abandonado la búsqueda activa de empleo. Croacia sigue siendo uno de los países de la UE donde se observan las mayores tasas de desempleo después de Grecia, España, Chipre e Italia. Croacia mantiene también una de las mayores tasas de paro juvenil de la UE, después de Grecia, España e Italia.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

PIB total

49.139 millones de euros en 2020

PIB per cápita

12.141 euros en 2020

Índice de Gini*

29,7 a 31/12/2016 Desigualdad no acentuada

IDH**

0,831/1 (Naciones Unidas, 2018)

IDH (ranking mundial)

46/188


(*) (0. Igualdad perfecta, 100: Desigualdad máxima)
(**) IDH, Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas

La ciudad de Zagreb, como centro económico, comercial y financiero de Croacia, genera un tercio del PIB croata.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

La aportación del sector primario al PIB disminuye cada año, así como su capacidad de creación de empleo. Esto se explica por el reducido tamaño medio de las propiedades, la falta de inversiones, una maquinaria obsoleta y una baja productividad, lo que supone, productos más caros y menos competitivos que los importados, y por lo tanto, con poca capacidad de colocación en el mercado nacional. Las consecuencias directas son unos bajos ingresos y la emigración de la gente joven hacia los países europeos (sobre todo de Eslavonia, principal centro agrícola del país).

Desde el inicio de la pandemia del 2020, se ha incrementado la demanda de productos agrícolas nacionales y locales, que se consideran más sanos y naturales a pesar de los mayores precios. Este hecho explica el aumento puntual de la participación de la agricultura en el 2020, con un 3,9% del total, así como el aumento del empleo en el sector con 26.043 personas en septiembre de 2021 (1,9% del total). La producción también registró un crecimiento del 6,5% en el 2020, alcanzando los 2.600 millones de euros.

Los principales cultivos son el trigo, maíz, remolacha azucarera, cebada, girasol, vino y aceite de oliva. Destaca en importancia la industria maderera, y dentro de él, el subsector forestal (2.751.100 ha), siendo el estado propietario del 77,3% de la superficie forestal. Solo el 2,5% del suelo cultivable tiene regadío, muy lejos de la media de los países mediterráneos con un 12,5%.

A pesar de poseer recursos potenciales suficientes para su autoabastecimiento, Croacia depende de las importaciones de productos agrícolas y pesqueros para abastecer a la demanda, de ahí que el gobierno haya marcado como objetivo alcanzar una producción de 4.000 millones de euros en los próximos diez años. En el marco financiero 2021-2027, el Plan Nacional de Recuperación y Resilencia y el presupuesto estatal, la agricultura croata dispondrá de 5.290 millones de euros que se destinarán a: construcción de instalaciones para almacenamiento y distribución, creación de cooperativas y asociaciones, consolidación de la tierra para una superficie de 18.000 ha, digitalización y trazabilidad del producto, donación de alimentos y apoyo a toda la cadena involucrada.

En los últimos años, el sector agrícola, ganadero, pesquero y acuícola, han recibido ayudas por parte del estado para contrarrestar los efectos negativos provocados por la crisis del coronavirus y los desastres naturales, dentro del marco del Sistema de Ayudas estatales temporales, aprobado por la Comisión Europea hasta finales de 2022. En el 2020, los subsidios a los trabajadores aumentaron un 1,6% con respecto al año anterior, alcanzando los 1.1.50 millones de euros.

La pesca también representa una actividad importante pero aún está pendiente de una profunda reestructuración y de la modernización tanto de su flota pesquera como de su industria de procesado.

 El sector acuícola croata continúa siendo relativamente pequeño, pero su importancia ha crecido gracias a los Planes Nacionales para el Desarrollo de la Acuicultura (2014-2020 y 2021-2025). En 2019, la producción superó las 20.444 toneladas. La acuicultura marina (en agua salada) es la más importante (85% de la producción acuícola) y está especialmente desarrollada en la región de Istria y en los Condados de Zadar, Šibenik-Knin y Dubrovnik-Neretva. La acuicultura continental (piscifactorías de agua dulce) es minoritaria (15%) y se concentra casi exclusivamente en los Condados de Bjelovar-Bilogora, Karlovac y Osijek-Baranja.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

El sector secundario sigue perdiendo importancia en la economía croata a favor del sector servicios. Dentro del sector secundario, el subsector industrial representa un 15,0% del PIB (2020). Los subsectores de la minería y de transportes tienen una limitada aportación.

Una parte importante del sector industrial se concentra en actividades muy competitivas, en especial la farmacéutica, petrolífera, agroalimentaria, textil y maderera, beneficiándose este último de la riqueza forestal del país.

El sector industrial se ha visto profundamente afectado por la crisis del 2008 y por la progresiva desindustrialización del país a favor del sector servicios (principalmente turismo). Si a esto se le añade la entrada de Croacia en la UE en julio de 2013 y la crisis económica causada por la pandemia de 2020, la conjunción de todos estos fenómenos ha originado una reestructuración del sector industrial, con el cierre de empresas inviables y permaneciendo solo aquellas empresas competitivas. Todo ello explica la caída del empleo en el sector, con 225.530 empleados en diciembre de 2020 frente a las 228.668 personas en diciembre 2019; un 17,0% del total del empleo en 2020. En el 2021, aunque ha aumentado en números totales (227.212), sigue cayendo en porcentaje (16,7%).

La construcción naval, una de las principales industrias del país en los años 70, apenas sobrevive con la excepción de un par de pequeños astilleros muy especializados, como consecuencia de la fuerte competencia de los astilleros chinos, japoneses y coreanos, del exceso de empleados y de la mala gestión.

Por su parte, la aportación al PIB del subsector de la construcción fue del 6,2% en el 2020, un porcentaje claramente superior al de 2019 (5,4%). Esto se explica por el aumento del ahorro familiar como consecuencia de la crisis sanitaria, el lockdown y las restricciones a la movilidad, y que se ha dirigido hacia el sector inmobiliario. A esto hay que añadirle el impulso al desarrollo de proyectos de infraestructura financiados con fondos europeos. Todo ello se traduce en un mayor empleo, con 102.020 personas en septiembre de 2021 y 101.174 en diciembre de 2020 (un 7,6% del empleo total en 2020) frente a las  93.679 personas en diciembre de 2019.

Minería, Refino de petróleo, Energía

El ingreso de Croacia en la UE ha supuesto un beneficioso cambio para este sector.

En el sector energético se ha producido una disminución del número de empleados (exceso de empleados, heredado del sistema de economía centralizada), pero su apertura y su desregulación ha propiciado un aumento del número de empresas. Además, la mayor competencia está conllevando una ligera alza de los salarios del sector, uno de los que a priori podría beneficiarse de ingentes fondos procedentes de la UE.

Las materias primas energéticas (carbón, gas y petróleo) de que dispone el país son capaces de generar recursos energéticos que cubren el 65% de las necesidades del país. En este marco, a principios de 2021 empezó a funcionar una terminal de LNG en la isla de Krk, mientras que se sigue con la idea de construir un gaseoducto Jónico-Adriático (TAP-IAP).

La industria petroquímica se encuentra bastante desarrollada, si bien presenta exceso de capacidad y de atraso tecnológico que le ha llevado a una situación actual de paralización de las actividades y cierre de la refinería de Sisak, una de las dos del país, y la renovación de la refinería de Rijeka. La industria farmacéutica, que ya se encuentra privatizada, es una de las más fuertes de la zona y tiene un gran potencial investigador, especialmente en productos veterinarios, genéricos y materias primas. Otra de las industrias de relevancia es la industria maderera principalmente, dado que la industria del mueble, muy fuerte anteriormente, se ha debilitado mucho por la fuerte competencia italiana y sueca.

Desde el 2020, Croacia está impulsando la mayor presencia de energías renovables en el país (eólica y solar), con una primera licitación para las cuotas de renovables a finales de 2020 y siguientes en los próximos años.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector servicios es el principal sector de actividad de la economía croata, con una importancia creciente en los últimos años y un 70% de participación en el PIB (2020). Emplea a casi el 75% del total de la población activa (septiembre 2021).

Dentro de este sector, el turismo es el subsector más dinámico, con una gran importancia como factor de crecimiento de la economía y de entrada de divisas. Su participación en el PIB fue superior al 19% en 2019 (19,6% en el 2018) con unos ingresos de 10.500 millones de euros.

Después de las restricciones a la movilidad causadas por la pandemia en el 2020 y de la drástica caída de ingresos y de turistas en este año (solo 7,0 millones frente a los 19,5 de 2019), los datos de 2021 están siendo mucho mejores de lo esperados, con más de 11,5 millones de turistas hasta septiembre de 2021, lo que supone un aumento del 75% con respecto al mismo período del año anterior. En cuanto a los turistas extranjeros, se han registrado 9,9 millones en este período (frente a los 17,3 millones del 2019 y los 5,5 millones en 2020), con un aumento del 84%. Todos los informes indican que aunque han llegado menos turistas, el gasto ha sido mayor, por lo que se espera también un aumento importante de los ingresos en el sector.

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex