Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

Islandia, gracias a su relación con la UE mediante su firma del acuerdo del Espacio Económico Europeo, disfruta de beneficios como el libre comercio entre toda Europa y la circulación de capitales, mano de obra, bienes y servicios dentro de la región, lo que le ha permitido viajar sin visado por 26 países y expandir sus productos más allá de sus fronteras. Tras el acuerdo con Europa la economía se expandió y el desempleo bajo significativamente.

Todavía en el año 2016 la economía depende en gran medida de la industria pesquera, que proporciona el 40% de los ingresos de exportación, más del 12% del PIB, y emplea a casi el 5% de la fuerza de trabajo. El pescado y  los productos pesqueros siguen dominando las exportaciones de Islandia, por otro lado, la economía también se basa en sus principales productos de exportación: el pescado y sus productos, aluminio y ferrosilicio. La economía de Islandia se ha diversificado en industrias manufactureras y de servicios en la última década, en particular en los ámbitos de la producción de software, la biotecnología y el turismo.  Las energías geotérmicas e hidroeléctricas han atraído importantes inversiones extranjeras en el sector del aluminio, impulsando el crecimiento económico, y despertando cierto interés por parte de las empresas de alta tecnología que buscan establecer centros de datos utilizando la energía verde, más barata. Islandia, gracias a sus avances en economía e infraestructuras es uno de los países europeos que más ha crecido en los últimos años. Su economía se ha diversificado en industrias manufactureras y de servicios en la última década, en particular en los ámbitos de la producción de software, la biotecnología y el turismo. En cuanto al gasto, el consumo familiar es el principal componente del PIB y representa el 53 por ciento de su consumo total, seguido por el gasto público (24 por ciento) y la formación bruta de capital fijo (17 por ciento). Las exportaciones de bienes y servicios representan el 54 por ciento del PIB, mientras que las importaciones representan el 47 por ciento, la adición de un 7 por ciento del PIB total.

Otras de las fuentes de crecimiento económico en Islandia es el turismo, que aporta a mediados de 2016 más del 43% de los ingresos de exportaciones de servicios, y cuyo saldo contribuye en un 52% al saldo positivo de la balanza de servicios. Debido a este auge, se están abriendo nuevas instalaciones, como en 2014 el segundo glaciar más grande de Europa, la cueva de hielo o el Museo islandés de rock 'n' Roll y el primer festival de novela negra del país, Islandia Noir.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

Durante los últimos años, la inflación en el país se ha mantenido estable, situándose alrededor del 2%. Lejos queda la crisis inflacionaria vivida durante la crisis económica, cuando la inflación se disparó como consecuencia de la crisis del tipo de cambio. En el año 2016, la inflación fue del 1,9% y en el 2017 del 1,8%. En el año 2018, coincidiendo con una notable depreciación de la corona islandesa frente al euro, el índice de precios al consumo incremento un 3,7%. En el último año, la inflación se ha vuelto a moderar, situándose en el 2%.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

 

Islandia no cuenta con infraestructura ferroviaria y su principal modo de transporte es por carretera. El actual sistema nacional de carreteras conecta la mayoría de los núcleos urbanos a lo largo de las áreas costeras. En 2017 se contabilizaron en Islandia unos 12.901 kilómetros de carreteras según la Administración de Carreteras Islandesa, de los cuales 5.766 están asfaltados. Una de las carreteras principales es la Ring Road, que discurre a lo largo de toda la costa islandesa conectando todas las regiones habitadas –el interior del país está prácticamente deshabitado y es parte cubierto por un enorme glaciar-. La Ring Road tiene unos 1.339 km en total.

El principal aeropuerto del país en lo que se refiere al transporte internacional es el aeropuerto de Keflavik, situado a 48 kilómetros al oeste de la capital Reykiavik -existe un proyecto de complementar esta carretera con un tren eléctrico-. Hay 50 aeropuertos en el país, de los cuales 30 de ellos tienen pistas sin asfaltar y están situados en zonas rurales.

Por otra parte, hay 33 puertos en toda la isla, principalmente dedicados a la pesca o al tráfico de cabotaje. La compañía Smyril Line de las Islas Feroe, tiene en verano un servicio semanal de transporte de pasajeros y vehículos desde Bergen, en Noruega, y Hanstholm, en Dinamarca, a Lerwick en las Islas de Zetlandia, las Islas Feroe y a Seyðisfjörður, en Islandia.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

La tasa de desempleo de Islandia en los últimos años ha estado en torno al 3%, situándose en un 3,1% en 2016, 2,8% en 2017 y 2,7% en 2018. En 2019 la tasa de desempleo fue de 3,5%, pero en 2020, debido a la repercusión que la pandemia del coronavirus ha tenido en el mercado laboral, esta tasa ha subido al 6.4%, una de las más altas desde 2014.

Con respecto a la distribución de la mano de obra en los distintos sectores de la economía, Islandia cuenta con una estructura típica en los países desarrollados. El 79.63% de los trabajadores se encuentra en el sector servicios, el 16.43% trabaja en el sector industrial y el 3.94% desarrolla su actividad profesional en la agricultura y la pesca.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

La renta per capita de Islandia es de las más altas del mundo, situándose el país como el sexto país del mundo en términos nominales y como el decimotercero en Paridad de Poder Adquisitivo. En el año 2019, se situó en términos nominales en 59.910 euros.

Uno de los principales factores que definen la economía del país es su equitativa distribución de la renta. Islandia es el país con un coeficiente GINI más bajo, presentando una distribución más equitativa que otros países nórdicos como Noruega o Suecia. En concreto, el coeficiente se situó en 0,24 en 2019.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

 Las condiciones climatológicas hacen muy difícil la actividad agrícola en el país. Sólo un 23,1% de la superficie de Islandia está cubierta de vegetación y sólo un 1,3% está cultivada. Las temperaturas medias en los meses más cálidos, julio y agosto, se sitúan por debajo de los 11ºC. Durante los meses más fríos, diciembre y enero, la temperatura en la región de Reikiavik se sitúa por lo general en torno a los 0ºC (similar a la temperatura media en New York durante esos meses) y en la región norteña de Akureyri la temperatura media ronda los -2ºC.

Por las dificultades climatológicas, la práctica totalidad de la producción agrícola está enfocada al abastecimiento de la población local. La aportación conjunta del sector agrícola y ganadero al PIB fue del 0,9% en 2018. Entre la producción de abastecimiento cabe destacar los productos cárnicos, los lácteos, huevos y patatas. También se cultivan algunas frutas, verduras y flores, en los invernaderos con calefacción geotérmica.

Las relaciones de Islandia con la UE durante los últimos años han estado marcadas por las negociaciones sobre productos agrícolas y pesqueros, todo ello dentro de los acuerdos del EEE (Espacio Económico Europeo). Hasta ahora, la agricultura islandesa es una de las más subvencionadas y protegidas del mundo, al quedar fuera del Acuerdo EEE.

La pesca (incluyendo tanto la captura como la piscicultura y la industria de transformación) constituye con diferencia el principal generador de exportaciones, en torno al 40 % del total. Además, su aportación al PIB ha supuesto en 2019 un 4%.

La industria pesquera es, por tanto, una de las más importante del país. La plataforma continental que rodea Islandia, donde se encuentran la cálida corriente del Golfo y las aguas frías ricas en nutrientes procedentes del Ártico, ofrece unas condiciones muy favorables para diversos tipos de especies marítimas. Las principales especies que se pescan en Islandia son: el bacalao, el arenque, el capelán, el abadejo, el eglefino y la gallineta nórdica. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

La principal fuente de riqueza del país son sus abundantes recursos naturales, que facilitan la generación eficiente de energía hidroeléctrica y geotérmica. En los últimos años, han ido cobrando importancia las industrias biotecnológicas y las dedicadas a la producción de software.

El sector de las manufacturas supuso en el año 2019 un 9,7 % del PIB, mientras que el de la construcción supuso un 7,3 %. El mantenimiento de estos sectores se ha debido fundamentalmente a la producción de aluminio y ferro silicio. Se trata de las dos principales industrias manufactureras del país, orientadas mayoritariamente a la exportación. De hecho, en el 2019, las exportaciones de productos minerales supusieron alrededor del 40 % del total, muy cerca de las exportaciones de productos pesqueros. Estas industrias requieren un elevado consumo de energía eléctrica, que Islandia produce en abundancia y a bajo precio gracias a sus recursos naturales.

La gran importancia del sector pesquero ha tenido como consecuencia que se haya desarrollado una industria de transformación pesquera tecnológicamente muy avanzada, que ha convertido a algunas empresas islandesas en líderes mundiales en el campo de la fabricación de equipamiento para el procesado de pescado y otros alimentos. Por otra parte, el sector del aluminio es el que recibe históricamente una mayor inversión internacional. Los precios de la energía en el país y las condiciones climáticas convierten al país en una localización idónea para la construcción de centros de procesamiento de datos, sector en el que se están realizando importantes operaciones de inversión en los últimos años. Otras industrias de alta tecnología de gran desarrollo en Islandia han sido los productos farmacéuticos, el software informático y la biotecnología.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector servicios ha aportado en 2019 un 75 % del PIB y un 77% del empleo. El peso de la Administración pública en el PIB se limita al 5,5 %.

El turismo ha ido aumentado su importancia en los últimos años, sobre todo tras una importante campaña para promocionar este sector, que ha contribuido de forma importante a paliar los efectos de la crisis económica. En 2019 Islandia recibió 2 millones de turistas, sufriendo un descenso del 14,1 % con respecto al año anterior. Uno de los principales motivos de este descenso fue la quiebra de la aerolínea islandesa de bajo coste WOW air en marzo de 2019. No obstante, los datos siguen siendo positivos, ya que el número de turistas se ha duplicado en los últimos cinco años. Los ingresos por turismo se aproximan a los 2.500 millones de euros, superando así a los ingresos del mayor sector exportador (pesca). El Turismo tras la crisis de 2008 es uno de los tres sectores principales del país, siendo el gran motor de la recuperación económica de Islandia.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

No hay actualmente procesos abiertos. El nuevo Gobierno ha declarado estar estudiando la privatización de las entidades financieras intervenidas o nacionalizadas total o parcialmente tras la crisis financiera de 2008. En concreto el Ministerio de Finanzas ha anunciado que actualmente analiza la venta del 25% de Landsbanki. Los ingresos de estos procesos se destinarían integramente a reducción de la deuda pública.

Volver a índice de Estructura de la oferta