Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

La estructura económica de Italia es la propia de una economía desarrollada en estado de madurez, con un sector terciario preponderante, un importante tejido industrial y manufacturero, y un sector primario más modesto. Es la tercera economía de la UE, después de Alemania y Francia, y la octava a nivel global. Italia ha vivido dos décadas de estancamiento económico, con un bajo crecimiento de la productividad y un PIB per cápita por debajo del promedio de la zona euro.

El sector agrícola representa el 2,2% del PIB nacional y emplea a alrededor del 5% de la población activa, mientras que el sector industrial representa alrededor del 25% de la producción total de la economía, proporción que ha aumentado en los últimos años. En la actualidad el sector industrial emplea al 24,9% de la población activa italiana. En el norte la industria está especializada sobre todo en mecánica y compite con las áreas europeas centro- septentrionales mientras que en el centro y sur es más importante el sector de la confección por lo que sus principales competidores están en el sur y el este de Europa.

El sector servicios representa el 72,6% del PIB. Cabe destacar que en los últimos años se viene produciendo una cierta redistribución de la industria desde el Norte hacia el Sur, que responde a los profundos cambios estructurales que está experimentando este sector en Italia. Es un sector que emplea cerca del 70% de la población activa. 

En 2021 el PIB ha aumentado un 6,6% recuperando la actividad económica y productiva posterior a la pandemia. 

En 2020 el PIB disminuyó un 8,9% en volumen, debido principalmente a la contribución negativa de la demanda interna. La contracción de la producción estuvo acompañada de una reducción de la mano de obra y los ingresos. 

En la media del 2021 el índice de producción industrial aumentó un 11,8%, frente al descenso del 11,4% de 2020. El crecimiento anual afecta a todos los sectores industriales, especialmente a los bienes intermedios e instrumentales. 

 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

Italia posee un mercado libre en el que hay suficiente competencia, existen unas tarifas de referencia que delimitan el precio mínimo y máximo en los diversos sectores.

En 2021 los precios al consumidor registraron un crecimiento de +3,9% en los últimos 12 meses (-0,2% el año anterior).

En promedio en 2021, los precios de producción industrial registraron un crecimiento de 10,7% (-3,4% en 2020), el índice más alto desde el año 2000.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Las comunicaciones en general y con España en particular están bien desarrolladas en cuanto al transporte por carretera, ferrocarril, barco o avión.

Transporte aéreo

Italia cuenta con una red de aeropuertos que cubre toda la península e islas, con dos puntos neurálgicos: Roma, que cuenta con dos aeropuertos (Fiumicino y Ciampino) y Milán que cuenta con otros dos (Malpensa y Linate), aunque con la aparición de las nuevas compañías aéreas de bajo coste, las comunicaciones aéreas se han extendido y algunos aeropuertos regionales están adquiriendo mayor importancia.
La red nacional está cubierta tanto por la compañía de bandera ITA como por otras líneas aéreas de bajo coste, mientras las conexiones internacionales se pueden realizar a través de casi todas las grandes compañías mundiales operantes en el sector.
Existen en la actualidad numerosas rutas aéreas de varias compañías que conectan las principales ciudades españolas e italianas. Las principales conexiones las llevan a cabo tanto compañías aéreas como Iberia, ITA o Air Europa, así como compañías de bajo coste, como Vueling, Easyjet o Ryanair.

Para mayor información sobre los aeropuertos de Roma y Milán (como llegar, aparcamiento, horarios de vuelos etc.):
Aeropuertos de Roma 
Aeropuertos de Milán 

Más información sobre rutas aéreas entre España e Italia:
ITA  
Air Europa 
Iberia 
Easyjet 
Ryanair 
Vueling 


Transporte por Carreteras

En la red de carreteras y autopistas, por la antigüedad de algunos tramos principales y la elevada carga de tráfico que soportan, se genera una congestión considerable en las mismas, agravada por el hecho de la presencia de muchos pasos por el centro de ciudades de tamaño medio.
Italia es signataria de los convenios CMR (Transporte Internacional de Mercancías por Carretera), TIR (Transport International Routier), ADR (Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera) y ATP (Transportes Internacionales de Mercancías Perecederas).
El modo de entrada habitual por carretera desde España es el paso por Ventimiglia desde Francia desde donde se puede conectar por autopista con las principales ciudades de Italia. La red italiana cuenta con 6.965 kilómetros de autopistas, en su mayor parte de peaje, excepto algunas del sur.
Más información en:
Página de red de autopistas de Autostrade 
Ministerio de Infraestructuras  
Automóvil club de Italia 
Ente gestor de carreteras italiano 

Transporte por Ferrocarril

La red de ferrocarril, que cuenta con 16.782 kilómetros de líneas, permite a alrededor de 898 millones de pasajeros (ISTAT 2019-en 2020 disminuyó a 390 millones por las restricciones de la pandemia covid19) desplazarse anualmente entre las ciudades italianas. Las líneas principales de gran velocidad son las que unen Turín, Venecia, Milán, Bolonia, Florencia, Roma, Nápoles y Salerno. Está en marcha un amplio programa de inversión en las líneas de alta velocidad.
Los billetes deben convalidarse antes de la salida del tren en las máquinas que existen en las estaciones en las cabeceras de las vías.
Más información en:
Trenitalia
Ferrovie dello stato italiane

Transporte por vía marítima

Numerosas navieras nacionales e internacionales conectan los principales puertos europeos con Italia. La flota Grandi Navi Veloci conecta Barcelona con Génova y Grimaldi Ferries conecta Barcelona con Civitavecchia, Salerno, Livorno y Palermo. 

Grimaldi Lines - España, Francia, Sicilia, Cerdeña, Malta, Túnez y Córcega.

Gnv Grandi Navi Veloci - ​​​​Cerdeña, Sicilia, España, Túnez, Malta, Marruecos

Italia cuenta con numerosos puertos, los más importantes son:
En el Mar Tirreno, Mar de Liguria y Mar Jónico: Génova, La Spezia, Livorno, Nápoles, Taranto, Salerno, Messina y Augusta (estos dos últimos están en Sicilia).
En el Adriático: Trieste, Venecia, Ravenna, Ancona y Brindisi.


Servicio de Taxis

Los taxis en Italia funcionan con taxímetros y son más caros que en España. No suelen encontrarse con facilidad por las calles, sino que están estacionados en paradas en los puntos más céntricos. El Ayuntamiento de Roma y el Ministerio de Medio Ambiente han puesto en funcionamiento un servicio de llamadas a taxis gestionado por la Agencia de la Movilidad a través del número de teléfono 060609 y la aplicación "Chiama Taxi". También existe la posibilidad de alquilar un coche con chófer por horas en
www.rentbluecar.com.

Transporte urbano

Las principales ciudades del país tienen red de metro, aunque poco desarrollada; el metro de Milán cuenta con cuatro líneas, Nápoles con tres líneas, Turín tiene una línea de metro de última generación y Roma tres líneas. Existe una extensa red de autobuses y tranvías. Los medios de transporte dejan de funcionar entre las once y las doce de la noche, y aunque existen redes de transporte nocturno, conviene consultar las frecuencias y los recorridos. Generalmente, el billete para todos los medios de transporte está integrado en uno solo que cuesta alrededor de 1,50€ y es válido por 100 minutos, durante los que se pueden hacer transbordos. Se puede adquirir en las taquillas de las estaciones o en los quioscos y estancos. Importante: los billetes deben convalidarse siempre al subir al medio de transporte.
Para Milán y Roma, ver también:
www.atm.it y www.atac.roma.it

Servicios de telecomunicaciones

VoIP (Voz sobre IP)
Las comunicaciones telefónicas realizadas a través de ordenadores personales o de cualquier dispositivo con acceso a Internet (PDA, terminales móviles con acceso a redes inalámbricas, etc.), se realizan sobre la infraestructura de telecomunicaciones de Internet, por lo que dependen del servicio ofrecido por el proveedor de Internet correspondiente.

Telefonía fija

Los principales operadores de telefonía fija son TIM (43,9% de la cuota de mercado), Vodafone Italia (16%), Fastwen(14,7%), WindTre (13,8%), otros (11,6%)

Telefonía móvil

Los principales operadores de telefonía móvil en Italia son Tim (28,8% de cuota de mercado), Vodafone (28,5%), Wind Tre (24,8%), Iliad (7,7%), otros (10,2%)

Internet

Los principales operadores de banda ancha en Italia son TIM (42,2%), Vodafone Italia (16,5%), Fastweb (14,9%), Wind Tre (14,1%), Linkem (3,5%), Eolo (3,1%), Tiscali (2,2%), otros (3,4%). 

Más información:

www.agcom.it

www.mvnonews.com/osservatorio-mvno/

Según los datos del último Informe sobre las previsiones del mercado de la informática y las telecomunicaciones en 2020, publicado por ANITEC-ASSINFORM “Asociación italiana de información y tecnologías de la comunicación”, el mercado digital italiano registró un retroceso del 0,6% en 2020, alcanzando los 71.500 millones de euros (71.504 millones) y frenando el crecimiento de los últimos años (+2,1% en 2019) debido a efectos externos de la crisis desencadenada por la emergencia sanitaria y a efectos internos sobre todo de las presiones sobre las tarifas de los servicios de red. Los datos de digitalización del país permanecen siempre por debajo de la media europea.

Para 2021, tanto la evolución y el control de la emergencia actual como la recuperación de la confianza en el clima económico general apuntan a una recuperación del mercado con un crecimiento esperado del 3,5% y una dinámica mejorada en todos los sectores. A esta dinámica se sumará el mayor incremento de las inversiones digitales que serán financiadas por el PNRR.

www.assinform.it

ENERGIA

Por último, en lo que se refiere a los datos sobre la energía eléctrica en Italia, en el último informe disponible (2020):

El consumo de electricidad en Italia en 2020 fue de 301,2 TWh  (-5,8% en comparación con 2019), electricidad cubierta en un 89,3% por producción nacional (269 TWh: -4,4% en comparación con 2019) . La cuota restante (10,7%) se ha cubierto con importaciones del exterior por 32,2 TWh (-9,5% en comparación con 2019). 

Un 57,6% de total fue cubierta por producción termoeléctrica (-8,2% en comparación con 2016), el 17,6% por producción hidroeléctrica que registra un aumento del 2,8% en comparación con 2019) y el 24,7% restante deriva de fuentes renovables (eólica -7,1% respecto a 2019, fotovoltaica +5,3% respecto a 2019, geotérmica -0,8% respecto a 2019 y bioenergías +0,4% respecto a 2019).

En términos de capacidad instalada, a 31 de diciembre de 2020, la capacidad de generación eficiente bruta era de 120,42 GW, ligeramente más alta que el año pasado, debido a la entrada de operaciones de nuevas centrales, incluyendo centrales termoeléctricas de pequeña escala, que compensaron el desmantelamiento en el parque de generación tradicional. La capacidad de las fuentes renovables como la fotovoltaica, eólica e hidroeléctrica sigue en aumento y está en torno al 47% del total (frente al 46,5% en 2019). Las instalaciones han aumentado hasta 948.979, con el fotovoltaico en la cabeza, con un incremento de 55.748. 

www.terna.it

Último informe disponible: Datos estadísticos sobre la energía eléctrica en Italia 2020 https://www.terna.it/it/sistema-elettrico/statistiche/pubblicazioni-statistiche
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

En 2021, el número de personas ocupadas en Italia descendió un 2,6% con respecto al año anterior y la tasa de empleo fue del 59,1%, +1,9 puntos más que en el ejercicio anterior. La tasa de empleo de mujeres fue del 50,4% mientras que la de los hombres ascendió al 67,8%. La tasa de desempleo disminuyó este ejercicio (-0,7%), así como la de inactividad entre las personas de 15 a 64 años (-1,6%).

En el sur de Italia la tasa de ocupación en este ejercicio fue del 45,6%, en el norte del 67,2% y en el centro del 63,5%, con un aumento en toda Italia (+1,7% en centro y sur y +2% en el norte). 

El impacto de la emergencia sanitaria se caracterizó por un uso excepcional del Instituto del Fondo Complementario Salarial (Cig), mediante la introducción de medidas especiales que facilitaron la presencia de suspensión o reducción de horas de trabajo.


 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

Según los últimos datos disponibles del Instituto Nacional de Estadística italiano (ISTAT), en el año 2020 el producto interno bruto (PIB) per cápita fue de €26.462 un 8,5% por debajo del año anterior.

En cuanto a la distribución de la renta, según los últimos datos publicados por Eurostat referentes al 2020 el valor del Indice Gini se situó en 32,5% que muestra un nivel de desigualdad elevado, aunque presenta un descenso del 0,3% con respecto a 2019. El sur presenta un mayor nivel de desigualdad que el centro y la diferencia es mayor con respecto al norte del país.

 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

El sector agrícola en Italia representa un 2,1% del producto interior bruto y emplea al 3,9% de la población activa italiana. En cuanto al empleo, la agricultura disminuyó en 2020 un 2,4% sus unidades de trabajo con respecto al año anterior.

La agricultura es uno de los sectores económicos clave de Italia aunque representa un porcentaje muy bajo del PIB. La parte norte de Italia produce principalmente cereales, carne y productos lácteos, mientras que el sur se especializa en frutas, verduras, aceite de oliva, vino y trigo. La mayoría de las superficies agrícolas son pequeñas, con un tamaño promedio de once hectáreas. Italia es uno de los mayores productores agrícolas y procesadores de alimentos de la UE.

El número de empresas agrícolas registradas en 2019 fue de 403.452, en disminución (-3%) con respecto al año anterior. Con un tamaño medio de unos 2 empleados, Puglia (12 %), Véneto (10,7 %) y Sicilia (10,3 %) son las tres regiones con el mayor número de empresas agrícolas.

En los últimos años se ha dado especial importancia a la protección de los productos típicos y la agricultura biológica. Los productos reconocidos por la UE, es decir, productos con Denominación de Origen Protegida (DOP), Indicación Geográfica Progegida (IGP) o de Especialidad Tradicional Garantizada (STG) han aumentado considerablemente. Italia continúa siendo líder europeo por número de reconocimientos conseguidos: según los últimos datos disponibles, en 2021 se contabilizaron 313 productos certificados según el Ministerio de Agricultura italiano: 172 Dop, 138 Igp y 3 Stg. 

Tras el desempeño negativo de 2019 (-1,6% valor agregado en volumen), con la crisis por la pandemia del Covid-19, el sector agropecuario, forestal y pesquero sufrió una nueva contracción marcada: en 2020 la producción disminuyó en volumen un 3,2% y el valor añadido en un 6%.

La caída fue más contenida para la producción agrícola de bienes y servicios (-1,4% en volumen y -0,5% en valor), pero los efectos de la pandemia impactaron fuertemente en las actividades secundarias de la agricultura (-20,3% en volumen). Para la silvicultura hubo un ligero aumento en la producción (+0,4%) y en el valor añadido (+0,7%), en cambio la evolución del sector pesquero fue muy negativa, que experimentó un importante redimensionamiento de la producción (-8,8%) y valor añadido (-5,3%).

El sector agroalimentario en este ejercicio registró, por primera vez desde 2016, una disminución del valor añadido (-1,2% a precios corrientes y -4% en volumen). A pesar de los resultados negativos, el sector agroalimentario consolidó su peso dentro del marco económico nacional en 2020.

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

El sector industrial representa alrededor del 25% de la producción total de la economía, proporción que ha aumentado en los últimos años.

Italia es el segundo país manufacturero más grande de Europa y destaca en sectores como maquinaria, moda, productos alimenticios, sector del automóvil y farmacéutico. En la actualidad el sector industrial emplea al 26,1% de la población activa italiana. En el norte la industria está especializada sobre todo en mecánica y compite con las áreas europeas centro septentrionales mientras que en el centro y sur es más importante el sector de la confección por lo que sus principales competidores están en el sur y el este de Europa. El número de empresas registradas en 2019 en Italia en este sector es de 883.621, un 1,1% menos que en el ejercicio anterior.

Por su parte la construcción representa en la actualidad el 4,8% de la economía, cifra que ha ido descendiendo en los últimos años (en 2010 representaba el 5,6%). Según los datos más recientes publicados por el ISTAT, en 2018 se registraron en Italia 517.550 empresas de construcción, un 1,7% más que en el ejercicio anterior.

En 2020 el valor añadido de la industria ha registrado descensos del 11,1% en industria en sentido estricto y del 6,3% en construcción. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

Como en la mayoría de las economías desarrolladas, en Italia el sector de servicios ha visto crecer su importancia en la generación de desarrollo económico en los últimos años. En la década previa a la pandemia, el sector de servicios italiano, aunque mostraba una tasa de crecimiento medio anual (0,3%) superior al total de la economía italiana (0,15%), experimentó un crecimiento mucho más lento que el de la Eurozona. La crisis de la deuda soberana condujo a un período de austeridad entre 2010 y 2015, durante el cual el gobierno italiano intentó mejorar la situación de las finanzas públicas. En cambio, el período de recuperación posterior (2015-2019) experimentó un crecimiento generalizado, aunque reducido, de casi todas las áreas del sector terciario, a excepción del sector de la administración pública. Como consecuencia, durante toda la década, la participación del sector terciario en el PIB creció más de un 1,5%; incluso en 2020 el sector servicios en su conjunto continuó ganando participación en el PIB, habiendo registrado una disminución de -8.1%, ante un descenso del 8,9% del valor añadido nacional.

El sector servicios representa alrededor del 73% del PIB italiano. Cabe destacar que en los últimos años se viene produciendo una cierta redistribución de la industria desde el Norte hacia el Sur, que responde a los profundos cambios estructurales que está sufriendo este sector en Italia. Es un sector que emplea al 70% de la población activa. Las empresas registradas en 2019 en este sector fueron 3.493758, un 79,8% del total de empresas registradas en Italia.

En cuanto al sector del comercio, según el ISTAT en 2019 había 1.068.883 empresas registradas, un 0,3% menos que en 2018. Suponen el 24,4% del tejido empresarial italiano; el 96,2% de estas empresas tienen menos de 10 empleados.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex