Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

El sector económico más importante de la economía libia es el sector hidrocarburos, representa el 66% del PIB y el 95% de las exportaciones. De hecho fue el descubrimiento de petróleo en cantidades comercialmente explotables en la década de 1950 lo que determinó el paso de Libia desde ser uno de los lugares más pobres del mundo a ser uno de los países africanos con un mayor PIB per cápita y tener una notable influencia en la esfera internacional.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

Después de la guerra se aprecia un fuerte incremento de los precios fundamentalmente en productos alimenticios y alquileres.

No existen publicaciones oficiales fiables acerca de la variación de los precios.

Evolución IPC Libia 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012
Índice 107 115 126 126 130 165 162
Variación (%) 7,23 7,58 9,73 0,33 3,33 26,65 -1,7

 Fuente: FMI (World Economic Outlook Database, October 2012).

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

La red de carreteras es bastante amplia (57.214 Km asfaltados y 42.810 sin asfaltar), siendo la mejor y de más tráfico la que va de la frontera tunecina a la egipcia, a lo largo de la costa (1.822Km.). Las carreteras ofrecen un estado de conservación, por lo general, deficiente.

El aeropuerto internacional de Trípoli concentra prácticamente todos los vuelos internacionales. Actualmente un consorcio entre las empresa brasileña Odebrecht, la turca TAV (Turkish Tepe Akfen), y la libanesa CCC (Consolidated Contractors Company) esta siendo el encargado de construir una nueva terminal aérea de 350.000 m2 con capacidad para recibir veinte millones de pasajeros al año.

Las principales líneas aéreas de Europa y de los países árabes tienen frecuencias regulares a Trípoli y algunas llegan también al aeropuerto de Benghazi. El día 17 de junio de 2009 se inauguró un vuelo directo Trípoli – Madrid. Actualmente vuela con una frecuencia de 4 vuelos semanales con la compañía Libyan Airlines.

A partir del 15 de febrero se establecerán también 2 vuelos semanales Trípoli-Barcelona

Hay vuelos internos entre Trípoli y algunas de las ciudades de cierto tamaño: Benghazi, Sebha, AKufra, Ghat. Los vuelos son operados por la línea nacional, Libyan Arab Airlines. Las aerolíneas privadas Buraq air y Afriqiyah operan también dentro del país, y cuentan con vuelos regulares desde y hacia Trípoli.

Los puertos principales son los de Trípoli, Misurata y Benghazi.

En Libia no hay ferrocarril. Existe un proyecto estancado desde hace más de una década, y rescatado recientemente, por el que se construiría una vía férrea que iría de la frontera tunecina a la egipcia por la línea de la costa, y de Sirt a Sebha, extendiéndose por el sur hasta las fronteras con Chad y Niger. Actualmente una empresa china tiene adjudicado el enlace de los 352km que separan Al khums y Sirte (por 2.500 millones de dinares libios); ya han comenzado las obras para el tramo que va de Ras Ejder, en la frontera tunecina a Trípoli. Por otro lado una empresa rusa está siendo la encargada de unir los 554 km que distan entre Sirt y Bengazhi, las obras comenzaron en Agosto de 2008.

El gobierno libio ha lanzado un ambicioso plan que contempla una inversión de 80.000USD millones durante los tres próximos años para desarrollar la red de infraestructuras. Igualmente hay firmado un proyecto para dotar a la capital con tres líneas de tranvía y una red de líneas de metro en la capital.

También se está realizando una autopista de 1700 km. que cruzará todo el país por 3 empresas italianas (Anas, Bag y Eta Kisocotic). Esta carretera forma parte de un acuerdo entre el Líder libio y Berlusconi, que consiste en luna indemnización de 5.000 millones de dinares libios a pagar durante los próximos 25 años por la ocupación libia durante la primera mitad del pasado Siglo.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

No existen cifras oficiales sobre el fenómeno del desempleo en Libia. Se estima que hay más de 2 millones de trabajadores ilegales, cuando la población de Libia es de 6 millones. Estos trabajadores abandonan su país de origen (Túnez, Argelia, Egipto, Mali, Sudán) en busca de una vida mejor. El crecimiento actual de población en edad de trabajar es superior al 3% anual.

El 53% de trabajadores lo hace en la administración pública. El 24% trabaja en empresas públicas. El otro 23% se reparte entre propietarios de empresas privadas, la minoría, y parados. El sector público debe soportar 2/3 del total de fuerza laboral. Para paliar esta situación, el gobierno anunció en 2008 el despido de 400.000 empleados públicos, medida aún pendiente de puesta en práctica, que se supone que recibirán subsidios durante tres años y ayudas para el establecimiento de actividades empresariales.

El problema más grave al que se enfrentan las autoridades libias es alcanzar una tasa de desarrollo económico tal que pueda absorber el aumento anual de la población activa (3,5% al año). Para cumplir este objetivo es necesario diversificar la economía (crecer fuera del sector de hidrocarburos), e iniciar un sistema de privatizaciones que nivele el desajuste entre sector público y privado.

Se calcula que el crecimiento procedente del conjunto de sectores no petrolíferos debería ser del 5% anual para poder absorber el aumento de la población activa a medio plazo.

Después de años en que los trabajadores procedentes de distintos países árabes podían entrar libremente en el país,  el gobierno libio quiso evitar la inmigración a través de una serie de normas aprobadas en 2007 que restringieron el número de empleados extranjeros y limitó las profesiones en las que se puede emplear a no nacionales. El Ministerio de Trabajo dio dos ultimátum, uno en 2007 y otro en junio de 2009, a la mano de obra extranjera para que regularizase su situación de trabajo, pero no parece que hayan tenido mucho efecto.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

La distribución del PIB por sectores queda configurada de la siguiente manera:

Sectores económicos 2006 2007 2008
% % %
Petróleo 72,3 71,6 69,6
Agricultura, pesca y forestal 2,0 2,0 1,9
Manufacturas 1,1 1,2 1,4
Electricidad, gas, y agua 1,2 1,1 1,2
Construcción 3,9 4,3 5,1
Comercio, hoteles, y restaurantes 3,4 3,4 3,5
Transportes, comunicación y almacenaje 3,3 3,3 3,3
Finanzas, seguros y servicio a empresas 1,0 1,0 1,0
Vivienda 5,6 5,2 5,8
Servicios públicos (incluido Educación y salud) 6,2 6,8 7,1
Otros servicios 0,1 0,1 0,1

Fuente: IMF country report, Dec ’09

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

El sector agrícola representó en 2009 el 2,09% del PIB. Sólo el 1,7% de la superficie libia es cultivable. Estas tierras se concentran en la zona del Jebel Akhdar, una meseta elevada y parcialmente boscosa de Cirenaica (donde se producen aceitunas y uvas). La otra zona está en la franja costera occidental, en Tripolitania, donde se obtienen dátiles, aceitunas, almendras y naranjas, además de diversas verduras y frutas. En estas dos zonas se obtiene el 80% de la producción agrícola del país. En el interior, en las zonas con agua las tierras se dedican a pastos y a la producción de trigo y cebada. En conjunto no se cubre ni el 20% de las necesidades del país.

Existe además un problema de personal agrícola. La mayor parte de los antiguos agricultores ha emigrado a las ciudades, con lo que las nuevas tierras puestas en explotación con agua obtenida mediante el Gran Río Artificial (GRA) se están colonizando con agricultores egipcios, con lo que se produce la paradoja de que el proyecto "estrella" del Régimen libio, el trasvase de aguas fósiles del Sur del país al Norte a través de 2.000 Km., está favoreciendo no sólo a ciudadanos libios sino en parte a trabajadores extranjeros venidos expresamente del exterior para algunas fases del proyecto.

En cuanto a la ganadería parece, de acuerdo con los pocos datos disponibles, que el sector está perdiendo importancia desde hace más de 10 años, si bien últimamente se está intentando su reorganización y la mejora de las razas, habiéndose conseguido cierto aumento en la producción de carne de pollo y de oveja.

En pesca existe un fuerte potencial de desarrollo. Actualmente la explotación de los recursos marinos es pequeña (las capturas, en 2008, ascendían a 47.287Tm y representa solamente el 0,04% del PIB) como consecuencia de la reducida inversión local en nuevas embarcaciones, la escasez de puertos pesqueros (se querría construir un nuevo puerto pesquero a corto plazo en Marsa Zuaga y otros 24 a largo plazo, pero el proyecto está detenido), y escasez de instalaciones (frigoríficos, preparación de pescado). Adicionalmente existe el problema de prohibición de exportar pescado a los países de la UE, al no existir un acuerdo entre ésta y Libia sobre temas sanitarios de pesca y preparación del pescado en tierra.

Aunque el potencial libio en minería, sin contar el petróleo ni el gas, (2% del PIB en 2008) es importante, existe un fuerte problema como consecuencia de la ubicación de las principales reservas de minerales, tanto de hierro como de materias primas para fabricar materiales de construcción. Las reservas minerales de hierro de Wadi Shatti, en el Sur, del orden de 7.000 M Tm., con un contenido en hierro de 25-50%, requerirían para su explotación la construcción de una línea de ferrocarril de 900 Km a Misurata (sede del complejo siderúrgico libio). Las autoridades libias han tratado de obtener financiación exterior para esta línea, hasta ahora sin éxito.

También hay problemas de situación de los depósitos de minerales con respecto a las grandes reservas localizadas de caolín, piedra natural, caliza. Hay una pequeña producción de sal marina (30.000 Tm./año).

La producción de petróleo constituye la base de la economía de Libia. Actualmente existe un elevado porcentaje de las perforaciones con resultados positivos (descubrimientos de petróleo explotable en condiciones comercialmente rentables) con respecto al total de perforaciones realizadas, y con bajos costes.

En el pasado la producción se concentraba en el área de Sirte, hacia el este del país, pero en la actualidad la situación ha cambiado debido al desarrollo de la zona offshore de Bouri, al noreste del país y de la zona de Murzuk, en el Suroeste libio (en está última zona se estima que hay unas reservas de 10.000 M barriles, un tercio de las reservas del país).

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

La primera industria a considerar es la próxima al núcleo de la economía del país, los hidrocarburos. Libia tiene una capacidad interior de refino de 340.000 b/d, aunque la producción real es mucho menor. La NOC ha establecido un plan de inversiones por valor de 3.500 M $, en el que figuran:

  • La renovación de la refinería de Zawia (de 120.000 b/d)
  • La ampliación de la refinería de Brega en 10.000 b/d
  • La ampliación de la refinería de Tobrouk en 24.000 b/d
  • La creación de una refinería nueva en Sebha, con capacidad para 20.000 b/d
  • La creación de unidades nuevas de refino en la refinería (200.000 b/d) y la planta de etileno de Ras Lanuf.

La filial para inversiones de NOC, Oil Invest, es propietaria parcial de Tamoil, un conglomerado de refino y comercialización de gasolina (red de servicios en carretera). A su vez Tamoil es propietaria de las refinerías de Génova (Italia) y Collombey (Suiza, 70.000 b/d). También adquirió parte del capital de la empresa propietaria de la refinería de Midor en Egipto.

Libia tiene unas reservas probadas de gas de 1,54 billones de m³. Estas reservas sitúan a Libia en el puesto 22 de países con mayores reservas de gas natural. Sin embargo hasta el momento muchas de las reservas se encuentran sin explotar e inexploradas por lo que algunos especialistas estiman una cantidad mucho mayor.

En la actualidad se producen en el país 85 millones de m³ al día. Libia fomenta un aumento de la producción porque pretende sustituir el petróleo por el gas para la producción de energía eléctrica.

Se exporta gas a Europa a través de un gaseoducto que cruza el mediterráneo (Western Libya Gas Proyect) desde 2004. Proyecto llevado a cabo por una joint venture formada for la NOC y Eni. Anteriormente a este proyecto el único cliente de Libia era ENAGAS. Existe una planta de licuefacción en El Brega que está siendo operada, rehabilitada y ampliada por Shell desde que firmó un contrato de explotación en 2005.

Otra industria libia importante es la acería de LISCO en Misurata (1,3 M Tm./año de las que 640.000 se exportan, la mitad a Europa). La planta fue construida hace más de 10 años por un consorcio que incluía Voest Alpine (Austria), Krupp Hoetsch (Alemania) y Kobe Steel (Japón). LISCO desea ampliar su capacidad a 2 M Tm/año.

Las otras plantas industriales importantes son:

  • 4 fábricas de cemento (Arab Cement Co. y Libyan Cement Co.) con una producción total de 3 M Tm./año, mal mantenidas. Se quiere construir otra planta próxima a Zliten, en la costa (Arab Union Contructing Co., que ha contratado la planta con la empresa danesa F.L. Smidth) y otras menores.
  • Refino de aluminio en Zwara.
  • Industrias petroquímicas de Raf Lanuf y Marsa El Brega.
  • Industria química de Aboukamash.
  • Planta de fertilizantes de Sirte.
  • Plantas de montaje de turismos (chevrolet), de camiones (IVECO) y tractores (Mas Fergusson) todas ellas de bajísima producción.
  • Pequeñas fábricas de industria ligera: alimentación, tabaco, muebles, preparación de papel, textiles y confección.

En conjunto la situación técnica de las plantas es muy mala por la ausencia de mantenimiento. El Gobierno (a través Libyan Foreign Investment Board) ha tratado durante años de que muchas de estas plantas sean compradas por inversores extranjeros, sin haber obtenido resultados.

En cuanto a la construcción predominan los grandes proyectos, como el Gran Río Artificial, en que se trasladan aguas fósiles desde el Sur del país a la costa, a través de enormes tuberías (2 ramales de 2.000 Km, de 4 m. diámetro). Con este grandioso proyecto se pensaba poner en explotación agrícola una gran superficie, pero en la actualidad casi el 80% del agua va a las ciudades del Norte para consumo.

Otras grandes construcciones son las realizadas en el sector hidrocarburos, se ha anunciado la creación de un oleoducto entre Libia y Egipto. Además se están edificando numerosos hoteles, bloques de pisos y oficinas. La construcción de viviendas privadas tiene también gran importancia, habiendo recibido un gran impulso en 2009.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector servicios representó el 15,4% del PIB en 2008.

Dentro del sector terciario la actividad más importante corresponde a la Administración Pública. En Libia hay una tremenda hipertrofia del sector público en general, y más concretamente de las Administraciones Públicas (el empleo en estas últimas supone el 53% de las personas empleadas del país frente a un 24% en el caso de las empresas públicas, que normalmente corresponden al sector secundario).

El comercio (especialmente el minorista) constituye otro de los sectores importantes del país. Es el área de la economía libia en que más se ha desarrollado la actividad privada. Se trata, en la mayor parte de los casos, de un sector comercial de tiendas minoristas, gestionadas por su propietario siempre libio y con el soporte de algún miembro de su familia o de inmigrantes provenientes de países árabes.

Otro sector a señalar es el del turismo. A pesar de los excelentes puntos fuertes del país (buen tiempo casi todo el año, enormes extensiones de playas inexploradas, proximidad geográfica, magníficos restos arqueológicos, desiertos de gran belleza,..) Libia no ha conseguido el despegue del turismo en el país.

Las principales razones de esta situación son la escasa cultura de servicios en el país, las infraestructuras insuficientes (práctica inexistencia de transportes públicos interiores, pocos hoteles que alcancen una categoría mínima...), un entorno social que puede frenar la afluencia de visitantes occidentales (religión, prohibición del alcohol, costumbres sociales) y, sobre todo, la complicación y lentitud de obtención de visados.

No está claro, en las circunstancias actuales, cual será el futuro a medio/largo plazo del turismo en Libia, ni cual llegará a ser la aportación de este sector a la economía del país. Actualmente hay un plan para desarrollar el sector e incrementar el número actual de visitantes extranjeros. El número de turistas no llega actualmente a 300.000 y la mayoría provienen de otros países árabes. Aunque en el año 2007 desapareció el ministerio de turismo, se creó una agencia ad hoc para el desarrollo del sector turístico.

El gobierno libio está realizando un gran esfuerzo para potenciar el turismo en el país. Es inminente la inauguración del hotel Marriot en la playa de Trípoli y se están construyendo diferentes complejos turísticos y resorts por todo el país, especialmente en la costa y cerca de la capital. El nivel de visitantes extranjeros a Libia aumenta año tras año.

Se están desarrollando pequeñas agencias locales de turismo que organizan tours por el desierto y que cada día van adquiriendo un mayor grado de profesionalización.

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex