Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

Nicaragua es un mercado pequeño y la economía tiende a concentrarse en pocos agentes por lo que las prácticas anticompetitivas pueden surgir con mayor regularidad que en mercados más grandes. Con el fin de evitar este tipo de situaciones, las autoridades de Nicaragua promulgaron en 2007 la Ley de Competencia, e instauraron en 2009 el Instituto Nacional de Promoción de la Competencia - Procompetencia  cuya misión es supervisar el cumplimiento de las normas de competencia.

En un estudio realizado por Procompetencia en 2011, “La competencia en el mercado nicaragüense”, se analizaron en detalle las prácticas de 14 sectores de la economía de Nicaragua: azúcar, arroz, harina de trigo, leche, carne de pollo, aceite, carne bovina, medicamentos, cemento, agroquímicos, cervecera, hidrocarburos, banca y telefonía móvil.
 
Dos años después, la UNCTAD publicó el “Examen voluntario entre homólogos del derecho y la política de competencia: Nicaragua” en el que analiza la implantación de políticas de competencia, esta vez tratando el sector financiero, energético, telecomunicaciones, mercado avícola e hidrocarburos.

En algunos sectores nicaragüenses se encontró integración horizontal y vertical, así como concentración de poder de mercado, que resultan en estructuras oligopolistas propicias para ejercer prácticas anticompetitivas y de competencia desleal. Ambos estudios muestran que los agentes económicos tienden a realizar acuerdos de colusión de precios y asignación de porciones de mercado. Se concluye que el grado de rivalidad entre los agentes es, en muchos casos casi nulo, y que existen en el país elevadas barreras, lo que dificulta la entrada de nuevos agentes económicos en determinados mercados.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

INFRAESTRUCTURAS DE TRANSPORTE

RED VIAL

Nicaragua tiene una red vial de unos 24.000 kms, de los cuales sólo unos 3.300 kms están pavimentados, situándose en su mayoría en la zona más poblada del Pacífico. La principal vía del país es la Carretera Panamericana, que atraviesa el país de norte a sur. La frontera norte se encuentra a 3 horas y media de Managua y la sur a 2 horas y media utilizando esta vía.

Dentro del Proyecto de Integración y Desarrollo Mesoamérica, Nicaragua se ve favorecido por el Programa de la Red Internacional de Carreteras Mesoamericanas, a través de la rehabilitación, mantenimiento y construcción de los Corredores del Pacífico y del Atlántico.

PUERTOS

La Empresa Portuaria Nacional (EPN) es la entidad nicaragüense que regula el sector portuario del país y su misión es prestar servicios a través de los puertos de Nicaragua. Puerto Corinto, ubicado en el noroeste de Nicaragua, es el principal puerto del país y moviliza la mayor parte de la carga comercial, tanto exportación como importación. El país cuenta también con otros puertos:

Puerto

Océano

Ubicación

Uso Principal

Puerto Corinto

Pacífico

Corinto, Chinandega

Carga Comercial

Puerto Arlen Siú

Atlántico

El Rama, RAAS

Carga Comercial

Puerto El Bluff

Atlántico

Bluefields, RASS

Carga Comercial

Puerto Cabezas

Atlántico

Bilwi, RAAN

Carga Comercial

Puerto Sandino

Pacífico

Nagarote, León

Carga Comercial

Puerto San Juan del Sur

Pacífico

San Juan del Sur, Rivas

Transporte Turistas

Además existen varios puertos utilizados en el transporte fluvial y lacustre.

En 2013, se aprobó la Ley General de Puertos de Nicaragua que permite, por primera vez en Nicaragua, que el sector privado invierta en la reforma y adecuación de los puertos actuales y en la construcción de otros nuevos a través de la firma de contratos de concesión y arrendamiento. Las concesiones o arrendamientos tendrán una duración máxima de 25 años prorrogables. El objetivo es reducir sustancialmente los trámites burocráticos y atraer la inversión extranjera tan necesaria para las mejoras de las infraestructuras portuarias de Nicaragua.

AEROPUERTOS

Además del Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino ubicado en Managua, la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI) actualmente administra cinco aeropuertos locales ubicados en la región del Atlántico de Nicaragua: Bluefields, Puerto Cabezas, San Juan de Nicaragua y Corn Island otro en la Isla de Ometepe.

También existen aeropuertos rurales en Nueva Guinea, San Carlos, Siuna, Waspan, Rosita y Bonanza.

El Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino fue clasificado como uno de los más seguros de América Latina, y sirve como conexión a unos 13 destinos internacionales diariamente. El aeropuerto atiende las siguientes líneas aéreas internacionales: American Airlines, United Airlines, Delta, Spirit, Copa, Taca y AeroMéxico. Adicionalmente, el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino cuenta con una terminal de carga donde brindan servicio varias líneas aéreas operadoras de carga y descarga.

Nicaragua cuenta con una línea aérea nacional llamada La Costeña con vuelos diarios a las ciudades de Corn Island, Siuna, Puerto Cabezas, Bluefields, Bonanza, Rosita, Waspan y San Carlos. Además realiza vuelos charter y transporte de carga.

El Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil (INAC) es un ente autónomo técnico y especializado que funge como la Autoridad Aeronáutica Nacional. Le competen funciones de regulación, supervisión, control y aplicación de las normas que rigen los servicios de transporte aéreo y todas las actividades aeronáuticas que tengan lugar dentro del territorio nacional, su espacio aéreo y el que envuelve sus aguas jurisdiccionales.

INFRAESTRUCTURAS DE ENERGÍA

En su representación más simplificada, el sistema eléctrico se divide en sistema de generación (representa a la oferta de energía eléctrica), sistema de transporte (representa el medio de transferencia de la energía eléctrica de los sitios de producción a los de consumo) y el sistema de distribución (representa la demanda o consumo de energía eléctrica).

El sistema de electricidad abarca el Sistema Interconectado Nacional (SIN), que es el conjunto de centrales de generación  eléctrica y sistemas de distribución que se encuentran interconectados entre sí por el Sistema Nacional de Transmisión (SNT); y los Sistemas Aislados. Respecto al acceso a la electricidad, según el ENATREL, la cobertura eléctrica en el país es de 95,6%.

El marco regulatorio está constituido en la Ley Nº 272, Ley de la Industria Eléctrica, siendo los principales actores del sector:

Actualmente, una de las líneas de trabajo es el Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energía Renovable (PNESER). El PNESER tiene como objetivo apoyar la transformación de la matriz energética de Nicaragua y aumentar la cobertura del servicio eléctrico del país así como reducir los costes de la electricidad al disminuir la dependencia de combustibles fósiles a través del aprovechamiento de recursos energéticos renovables con que dispone el país, la normalización del servicio eléctrico y reducción de las pérdidas de energía en asentamientos, el refuerzo al Sistema Nacional de Transmisión así como implementar medidas de eficiencia energética.

Más allá de las fronteras nacionales, cabe destacar el desarrollo del Sistema de Interconexión Eléctrica para los países de América Central consiste en la ejecución del Primer Sistema de Transmisión Eléctrica Regional que ha reforzado la red eléctrica de América Central (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá), conectando a las redes nacionales de cada país. La implementación de SIEPAC está permitiendo la creación de un mercado energético sin restricciones y competitivo, facilitando el desarrollo de una industria eléctrica y aumentando significativamente el atractivo y competitividad regional.

INFRAESTRUCTURAS DE TELECOMUNICACIONES

El Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (TELCOR) es el ente regulador de los servicios de telecomunicaciones y servicios postales, una institución estatal, la cual tiene como funciones la regulación, planificación técnica, supervisión, aplicación y el control del cumplimiento de las leyes y normas que rigen la instalación, interconexión, operación y prestación de los mencionados servicios.

En el ámbito del sector privado, existe una Cámara Nicaragüense de Internet y Telecomunicaciones. Adicionalmente, en Managua se encuentra el Centro de Estudios Avanzados en Banda Ancha para el Desarrollo, CEABAD, con el objetivo de capacitar a los profesionales del sector a nivel latinoamericano.

En relación a las telecomunicaciones, el país se mantiene en la posición 130 en la clasificación mundial del IDT (Ïndice de Desarrollo de las TIC) y 33 a nivel de la región Américas en 2017, esto representa una posición anterior a Cuba y Haití, que según el informe elaborado por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones, son los países menos conectados de la región..

En cuanto a los principales operadores de telefonía y acceso a Internet las dos empresas presentes en el mercado son Claro y Movistar que acaba de ser adquirida por TIGO.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Según los últimos datos publicados por CEPAL, la Población Económicamente Activa (PEA) se situó en 2018 en 3,1 millones de personas. En los últimos años se ha producido una importante incorporación de personas al mercado laboral, ya que en 2006 la PEA era de 2,2 millones. De hecho, CEPAL estima que cada año se suman aproximadamente 100 mil personas más a la PEA. Este incremento se atribuye a la incorporación de las mujeres y jóvenes al mercado laboral. Aunque en términos sociales este aumento es positivo, hay que tener en cuenta que el mercado laboral no tiene capacidad para absorber la nueva demanda laboral. No obstante, como consecuencia de la inestabilidad socioeconómica que impacta al país desde abril de 2018, el gobierno nicaragüense reconoció en el mes de julio la pérdida de 215.000 empleos.

Según el último Informe de Empleo del INIDE, la tasa de desempleo se situó, en el tercer trimestre de 2018, en 5,5%, uno de los más altos de Centroamérica. Además,  la tasa de subempleo es del 44,9% y la de informalidad laboral oscila en torno al 80%, es decir, prácticamente ocho de cada diez nicaragüenses tienen un empleo informal. La emigración rural ha fomentado el desempleo y la expansión del sector informal, ya que los tradicionales sectores productivos urbanos de la industria y los servicios no han tenido capacidad de absorción de los trabajadores inmigrantes.

La afiliación a la Seguridad Social en Nicaragua sigue siendo en cualquier caso muy baja. En los últimos años, esta afiliación ha tenido una tendencia creciente hasta llegar la crisis de 2018. Así, en 2018 el número de asegurados presentó un caída del 17,3%, llegando a 755.874 trabajadores, de los cuales el 56,4% corresponde a trabajadores del género masculino y 43,6% a trabajadores del género femenino. Esta disminución tan importante ha sido causada por un 25,5% menos de afiliados en el sector comercio y un 23,4% menos en el sector de la construcción.

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

Según datos oficiales del Banco Central de Nicaragua, el PIB per cápita en 2018 asciende a los 2.028$, lo que significa un deterioro respecto al año anterior del 6%. Sigue presentando un nivel muy reducido, que se traduce en uno de los más bajos del continente americano. Tras el periodo de inestabilidad que experimenta el país desde abril de 2018, ya se pueden observar las primeras consecuencias con la contracción del 3,8% del PIB. 

Además, existe una importante desigualdad en la distribución de la riqueza, que se había visto reducida hasta el año 2016. Sin embargo, según el último informe de Naciones Unidas en 2018 "Índices e indicadores de desarrollo humano" con datos de 2017, el índice de Gini para Nicaragua de 46,2 (posición nº 124 de 189 países en el listado), mientras que en 2016 era de 33, lo que muestra una caída de nuevo en este indicador. Una puntuación de 0 indica igualdad total en el reparto de la riqueza y una puntuación de 100 desigualdad absoluta.

Según el informe citado con anterioridad, el índice de desarrollo humano, que valora salud, educación e ingreso en el año 2017 fue de 0,658 (puesto nº124). Aunque en 2017 mejoró su puntuación perdió un puesto con respecto al año anterior. La situación no hará sino empeorar con los datos de 2018 debido a la situación que atraviesa el país. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

Nicaragua es todavía un país de tradición eminentemente agrícola y ganadera. Así, el sector primario aporta casi el 15% del PIB y ocupa a cerca del 30% de la población.

Sector Agrícola

En lo relativo a los cultivos, el territorio nicaragüense posee un total de 3,6 millones de hectáreas de gran fertilidad, de las que el 67% no están siendo labradas por lo que todavía existe un importante potencial de crecimiento. Los cultivos pueden agruparse en dos grandes categorías, los destinados a la exportación y aquellos consumo interno. Entre los primeros figuran el café, el azúcar, el maní, el banano y el tabaco en rama.

El café es el segundo producto más exportado de Nicaragua, que supone un 16,6% de las exportaciones totales. Su cultivo se inició en el país en la segunda mitad del siglo XIX, siendo hoy en día, Jinotega y Matagalpa las regiones cafetaleras de Nicaragua. En el año 2018, las exportaciones de café sumaron un total de 418 millones de dólares, un 18% menor a lo registrado en el año 2017, debido fundamentalmente al precio internacional del café.

El azúcar es otro importante producto agrícola de exportación gracias a un incremento en el área sembrada con una industria pujante que sigue invirtiendo, no sólo para la producción de azúcar, sino también de melaza para la generación de energía y bioetanol. En el año 2018, según el Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), Nicaragua produjo casi 8 millones de toneladas de caña de azúcar, cifra ligeramente menor a la registrada el año anterior. Las exportaciones se redujeron también por el precio internacional a 167 millones de dólares lo que representa el 6,6% de las exportaciones totales.

El maní o cacahuete ha crecido en los últimos años para situarse en posiciones importantes, destinándose su producción principalmente a la UE y a México. Este crecimiento se ha estancado este último año y representó el 4,5% de la exportación (112 millones de dólares).

El sector del banano, que ha sufrido un fuerte impacto en las cifras de producción a lo largo de los últimos años, ha vivido un incremento muy significativo de las cifras de producción y exportación dadas las recientes inversiones en el sector. Sin embargo, este crecimiento se ha visto frenado en el año 2018, debido principalmente a la crisis política que está sufriendo el país. Las exportaciones de este producto al resto del mundo supusieron 10 millones de dólares. 

Hay que destacar el buen desempeño que ha tenido la exportación de frijol en los últimos dos años, ya que desde el año 2016 ha aumentado cerca de un 27%. Además, en el año 2018 se posiciona como uno de los productos que más ha aumentado con casi un 9% de crecimiento. 

Otros productos que van creciendo son la producción de palma africana, el cacao y el ajonjolí además del tabaco.

Sector Pecuario y Pesquero

En lo que se refiere al sector pecuario y al pesquero, hasta el año 2017 mejoraron sus producciones e incrementaron su volumen de exportación. La carne de vacuno ha pasado a ser el principal producto de exportación de Nicaragua, superando así al café con montos que se acercan a los 500 millones de dólares anuales, pesando algo más del 19% del total de las exportaciones.

La pesca y la producción hidrobiológica en granjas se ha convertido en una de las fuentes de empleo y riqueza más prometedoras de Nicaragua, como consecuencia de la privatización sectorial y de la desregulación, lo que atrajo nuevas inversiones a las piscifactorías de camarones y langostas, la ampliación de la flota pesquera y el establecimiento de plantas de transformación. Para este sector, las exportaciones de camarón y de langosta suponen una gran fuente de ingresos, que suman más de 90 millones de dólares (3,6% del total de las exportaciones). Además, la exportación de camarón aumentó un 2,3% y es una de las pocas partidas que han experimentado crecimiento en el año 2018.

Sector Forestal

Nicaragua tiene una cubierta forestal de que supera los 50.000 Km2 de bosques. Están sometidos a presiones de tipo natural, como el cambio climático, las plagas y a presiones humanas como la agricultura migratoria, deforestación para dar paso a la ganadería, explotación de madera y prácticas agrícolas tradicionales. Actualmente el consumo de productos forestales en el país se estima en 278 mil metros cúbicos de madera aserrada.

Los destinos más importantes que se le dan al bosque son la leña y la producción de carbón vegetal.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

Minería

La minería se ha consolidado en los últimos años como uno de los sectores claves que impulsan el crecimiento económico de Nicaragua, gracias a la mayor demanda internacional de minerales y a los altos precios de las materias primas que propiciaron una expansión de las actividades de explotación minera, convirtiéndose en una de las industrias con los mayores crecimientos. La minería es considerada uno de los pilares estratégicos del desarrollo del país y un importante rubro de exportación y representa el 1,4% del PIB. En la actualidad, la minería está conformada por dos subsectores, uno dedicado a la explotación de metales y el otro a los minerales no metálicos.

Respecto al primer subsector, éste comprende la producción de oro y plata. Está compuesto por mineras nacionales de pequeña escala que abastecen al mercado local y por compañías internacionales de gran escala que destinan su producción al mercado internacional, siendo sus principales mercados Estados Unidos y Canadá. Casi el 15% de las exportaciones de Nicaragua corresponden a las exportaciones de oro, 370 millones de dólares que además crecieron en más del 13% en 2018. 

Con relación al sector no metálico, éste comprende la extracción de arena, hormigón, material de selectoa, cal química, carbonato de calcio, yeso y piedra de cantera. Las empresas más grandes provienen de México, Suiza y alguna nacional, vendiéndose la mayor parte de su producción al mercado local.

Sector Industrial

El sector industrial ha estado en permanente crecimiento en los últimos años pasando a representar el 15,3% del PIB. Los rubros más importantes son los sectores manufactureros básicos; es decir, las textileras, los sectores agroindustriales, el arroz, el azúcar, el café, la carne y los productos lácteos. Dentro de la agroindustria destaca la producción de alimentos, alimentos para aves, carne de pollo y aceite vegetal, carne de res, leche procesada y procesamiento de camarón. También la producción de bebidas, aguardientes, rones y cervezas y aguas gaseosas. Es importante también el sector de químicos y el sector de caucho y plásticos y materiales para la construcción (concreto premezclado, bloques y cemento, adoquín, piedra triturada e inodoros).

Sector Construcción

El sector de la construcción ha perdido importancia en su aportación al PIB de Nicaragua en los últimos años, representando el 2,5%. En los últimos años, todos los rubros de la construcción privada habían mostrado aumentos significativos (residencial, industrial, servicios y comercio), aunque debido a la crisis que atraviesa Nicaragua desde abril de 2018, este sector ha sufrido una importante caída que supera el 15%, explicado por el menor área efectivamente construida en los cuatro destinos de la construcción privada: residencial -43,5%, comercio 61,4%, servicio -52,1% e industria -82,0%, según el Banco Central de Nicaragua. 

La construcción pública se sustenta en proyectos de infraestructura, como la rehabilitación de carreteras, adoquinamiento de caminos rurales, y en obras sociales, como la mejora del servicio y suministro de agua potable en diversas ciudades y desarrollos de viviendas de interés social, por lo que parte del aporte del sector depende del nivel de ejecución del Programa de Inversión Pública (PIP).

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector terciario y de servicios componen aproximadamente el 55,6% del PIB nicaragüense. Sin embargo, no se puede decir que se trata una economía de servicios. Es más preciso decir que es una economía poco diversificada en la que predominan los servicios de escasa complejidad y las actividades agropecuarias, y que durante los últimos años los servicios han venido aumentando su participación tanto en la generación de empleo, como de valor agregado.

El comercio, hoteles y restaurantes es una de las actividades más importantes, aportanto más del 13% del total del PIB, aunque en el último año es una de las actividades que más se ha visto afectada por la crisis y ha sufrido una caída superior al 13%. Otra de las actividades, que ha tenido una evolución creciente en los últimos años, es la de la Administración Pública y Defensa, que supone un 6% del PIB . Otras actividades importantes son las de transportes y comunicaciones con el 8,6% y los servicios de intermediación financiera con el 3,7%, aunque ambas ha sufrido también importantes caídas de más del 3% y 5% respectivamente el útlimo año.

Es importante señalar que cerca de la mitad de los trabajadores están ocupados en el sector terciario, dedicándose la mayoría de las personas empleadas a labores de comercio, restaurantes y hoteles. Asimismo, este es uno de los sectores más golpeados por la profunda crisis que atraviesa Nicaragua en el año 2018, perdiendo un 1,5% de su peso en la economía del país.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

El sector terciario y de servicios componen aproximadamente el 55,6% del PIB nicaragüense. Sin embargo, no se puede decir que se trata una economía de servicios. Es más preciso decir que es una economía poco diversificada en la que predominan los servicios de escasa complejidad y las actividades agropecuarias, y que durante los últimos años los servicios han venido aumentando su participación tanto en la generación de empleo, como de valor agregado.

El comercio, hoteles y restaurantes es una de las actividades más importantes, aportanto más del 13% del total del PIB, aunque en el último año es una de las actividades que más se ha visto afectada por la crisis y ha sufrido una caída superior al 13%. Otra de las actividades, que ha tenido una evolución creciente en los últimos años, es la de la Administración Pública y Defensa, que supone un 6% del PIB . Otras actividades importantes son las de transportes y comunicaciones con el 8,6% y los servicios de intermediación financiera con el 3,7%, aunque ambas ha sufrido también importantes caídas de más del 3% y 5% respectivamente el útlimo año.

Es importante señalar que cerca de la mitad de los trabajadores están ocupados en el sector terciario, dedicándose la mayoría de las personas empleadas a labores de comercio, restaurantes y hoteles. Asimismo, este es uno de los sectores más golpeados por la profunda crisis que atraviesa Nicaragua en el año 2018, perdiendo un 1,5% de su peso en la economía del país.

Volver a índice de Estructura de la oferta