Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

Año Palestina Cisjordania Jerusalén Oriental Franja de Gaza
  Índice Varia-ción Índice Varia-ción Índice Varia-ción Índice Varia-ción
2010 100   100   100   100  
2011 102,88 2,88 103,54 3,54 104,13 4,13 100,57 0,57
2012 105,74 2,78 107,77 4,08 107,5 3,23 101,06 0,48
2013 107,56 1,72 111,11 3,10 109,44 1,81 100,29 -0,76
2014 109,42 1,73 112,44 1,21 113,65 3,84 103,14 2,85
2015 110,99 1,43 113,89 1,29 114,02 0,33 104,97 1,77
2016 110,75 -0,22 113,8 -0,08 112,93 -0,96 104,09 -0,84
2017 110,98 0,21 113,79 -0,01 115,39 2,18 104,2 0,11
2018 110,77 -0,19 114,26 0,41 116,58 1,04 102,81 -1,34

IPC Territorios Palestinos. Fuente: Palestinian Central Bureau of Statistics. Actualizado a marzo de 2019.   

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Los Acuerdos de Oslo II de 28 de septiembre de 1995 establecieron a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como legítimo representante de los Territorios Palestinos. Estos territorios se dividen en tres áreas diferentes según el nivel de control que ejerce la ANP:

  • Área “A”: Cubre todas las áreas urbanas de Palestina donde la ANP tiene plena autonomía. La ANP es responsable de la administración y el cumplimiento de la ley en todos los niveles. Esto incluye poderes civiles y policiales.
  • Área "B": Cubre las áreas rurales palestinas donde la ANP tiene jurisdicción civil pero no tiene poderes policiales. Policía israelí y palestina patrullan juntos.
  • Área “C”: Incluye los asentamiento israelíes, áreas militares y áreas abiertas. Estas áreas están bajo completo control israelí.

 

RED DE CARRETERAS

 

Cisjordania cuenta con una red principal de carreteras moderna y organizada, todas ellas construidas por Israel, de más de 1.600 km de extensión. Se trata de una red que comunica principalmente entre sí los asentamientos con población hebrea, la mayoría de ellos en el Área C. La ANP considera la red de carreteras desarrollada por Israel como un intento de perpetuar su presencia en Cisjordania, impidiendo el desarrollo de las ciudades árabes, al verse éstas privadas de un acceso sencillo a la red principal.

 

Las poblaciones árabes cuentan con un red secundaria de carreteras, en la mayoría de los casos en malas condiciones de conservación. Para acceder a ellas desde la red principal hay que pasar check points, bajo supervisión directa del ejército de Israel. Hay ocasiones en las que el ejército de Israel prohíbe el acceso a la red principal de carreteras, mediante el cierre de puertas en los check points, aduciendo motivos de seguridad. En estos casos, las poblaciones árabes quedan aisladas durante el período que dure el cierre, obligando a la población local a hacer uso de la red secundaria, en caso de que haya conexiones entre los dos destinos, con el consiguiente incremento del tiempo de desplazamiento. 

 

En el caso de Gaza, toda la red de carreteras se encuentra bajo control directo de Hamás. Es una red pequeña que conecta todas las poblaciones del interior de la Franja.

 

RED DE TELECOMUNICACIONES   

 

La red de telecomunicaciones se debería regir bajo el Anexo IIIartículo 36, de los Acuerdos de Oslo II, según los cuales se reconoce a la ANP el derecho a construir y operar sistemas e infraestructuras de comunicación independientes. A su vez establece un comité conjunto de expertos de ambas partes para solucionar problemas, el Joint Technical Committee.

 

Después de más de 20 años desde la firma de los acuerdos, estos parecen haberse mostrado insuficientes, pues Israel ejerce el control sobre las telecomunicaciones en los Territorios Palestinos, autorizando la utilización de bandas de frecuencias que considera oportunas. En Cisjordania, desde el año 2018, Israel autorizó la construcción de instalaciones y uso de frecuencias para proveer de acceso 3G a la población. En los asentamientos israelíes es posible encontrar conexiones 4G.

 

RED ENERGÉTICA

 

De acuerdo con el Anexo III, artículo 10, de los Acuerdos de Oslo III, la Autoridad Energética de Palestina (PEA, por sus siglas en inglés) tendría la autoridad para emitir licencias y establecer reglas, tarifas y regulaciones para desarrollar la red energética palestina en Cisjordania. Durante el período que mediase entre el establecimiento de un sistema de suministro de electricidad palestino independiente, sería  responsabilidad de la Compañía Eléctrica de Israel (IEC, por sus siglas en Israel) continuar con el suministro para satisfacer la demanda interna. La responsabilidad del suministro en el Área C correspondería al IEC, aunque abierto a negociaciones.

 

Las condiciones negociadas en los Acuerdos de Oslo a día de hoy no se han apliacado, siendo Israel todavía el proveedor de energía en Cisjordania. En el caso de la ciudad de Jericó, es Jordania el encargado del suministro energético. En 2018 Israel firmó un acuerdo por valor de 775 millones de USD con la ANP para el desarrollo de una red energética en Cisjordania, que prevé la construcción de cuatro plantas energéticas llave en mano en un período de quince años. Como contraprestación, la ANP pagará 915 millones NIS de la deuda contraída con la IEC por los pagos de suministros energéticos no satisfechos.

 

En el caso de Gaza, la electricidad es suministrada desde Israel y Egipto, además de una planta energética propia que, de acuerdo con las reclamaciones palestinas, no alcanza la mitad de sus necesidades diarias, que estiman en 600 megavatios diarios.   

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

La tasa de paro en los Territorios Palestinos es del 26% sobre el total de la población activa, siendo de un 50% en Gaza y del 19% en Cisjordania. La población activa es inferior al 50% de la población, y aún así los ratios de paro siguen siendo elevados. El desempleo femenino en los Territorios Palestinos alcanza el 45% de la población femenina, mientras que representa 23% de la población masculina. La tasa de paro de la población joven (menores de 25 años) es del 43%, alcanzando en este segmento el 69% entre las mujeres, mientras que en el caso de los hombres es del 38%.

Muchos trabajadores palestinos obtienen permisos de trabajo por parte del Estado de Israel, lo que les permite de media ganar un 40% más que por el mismo trabajo realizado en sus localidades. Esta medida es importante para rebajar el desempleo en Palestina, a la vez que supone una buena forma de disminuir la tensión en la zona, que tiende a recrudecerse en momentos de alza del paro. En el caso de Cisjordania, el 20% de su población ocupada tiene permiso de trabajo emitido por Israel. 

EMPLEO Y TASA DE PARO
 2016201720182019
Población (x 1.000 habitantes)4.4514.5434.6354.977
Población activa (x 1.000 habitantes)2.352n.d.n.d.n.d.
% Desempleo sobre población activa25%25,7%26,2%26%
   

Fuente: Población (Census) y Población activa/Desempleo (Palestinian Central Burearu of Statistics). Actualizado a junio 2020.

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

La renta per cápita palestina fue de 2.988 USD en 2019, si bien la distribución es desigual. Mientras que en Cisjordania el salario medio es de aproximadamente 3.800 USD, en Gaza alcanza los 1.700 USD. Las ciudades tienen un desarrollo económico más elevado que el campo.

De acuerdo al "Informe sobre la asistencia de la UNCTAD al pueblo palestino: evolución de la economía del Territorio Palestino Ocupado", de julio de 2018, la eliminación de restricciones israelíes podría suponer un aumento del crecimiento anual del PIB de hasta un 10%. Además, el levantamiento del bloqueo económico en Gaza podría generar un crecimiento acumulativo adicional de en torno al 32% hasta 2025 en esa área.

En caso de una flexibilización de productos de doble uso, la UNCTAD estima que podría generarse un crecimiento adicional del 6% en Cisjordania y del 11% en el caso de Gaza.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

En el año 2018, la agricultura, silvicultura, ganadería y pesca supusieron 1.198 m. USD del PIB de los Territorios Palestinos. La agricultura palestina, que se da principalmente en Cisjordania, es de secano, aunque también se puede encontrar regadío. Los principales cultivos en los Territorios Palestinos son las viñas, olivos, cítricos, higos o almendras, entre otros productos.

El peso de la agricultura -tradicionalmente unos de los sectores con más número de trabajadores y valor en el PIB palestino- ha disminuido en la última década, a pesar de ser un terreno propicio para la misma. La principal causa de esta disminución es la dificultad para acceder al agua. Teniendo en cuenta los Acuerdos de Oslo, la distribución del agua entre israelíes y palestinos debía de ser 80% para israelíes y 20% para palestinos. La realidad es que los palestinos no pueden acceder a ese 20% de agua. La Comisión Conjunta Palestino-Israelí para el Agua lleva años sin reunirse, según autoridades palestinas por falta de voluntad negociadora del Estado de Israel, mientras que los israelíes acusan a los palestinos de usar el agua como arma de presión internacional. El 63% de Cisjordania es Área C, es decir, área bajo control absoluto de la autoridad israelí, lo que dificulta el mantenimiento y suministro de agua tanto para la población civil como para la agricultura palestina.

La minería es otro sector destacado en la economía palestina, principalmente en la obtención y corte de piedra. En el año 2018, el sector minero generó 2.151 m.USD del PIB. En el último lustro la extracción de roca se ha mantenido en unos niveles constantes. Al igual que en el caso de la agricultura, la principal dificultad que encuentran las empresas de los Territorios Palestinos es el control por parte de las autoridades israelíes del 63% de Cisjordania. Para poder explotar los recursos de esta zona, es necesario solicitar a las autoridades israelíes un permiso especial, que en la mayoría de los casos es denegado.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

Los principales sectores de actividad secundaria en los Territorios Palestinos en 2018 son las manufacturas, con unos ingresos de 1.180 m. USD, seguida de la construcción, con 988 m. USD, suministros de electricidad y gas, con 155 millones de USD y suministro de agua, con 52 m.USD.

Entre los impedimentos para el desarrollo de la industria palestina está su alta dependencia de la ayuda exterior y el control a la que es sometida por parte de las autoridades israelíes, que controlan gran parte del territorio de Cisjordania. En estos últimos años hubo intentos por parte de las autoridades palestinas de incrementar la inversión extranjera directa en los territorios y hacerla menos dependiente de las ayudas exteriores. Estos esfuerzos dieron como resultado un incremento de la inversión extranjera directa en el año 2016 del 8%, hasta alcanzar los 1.701 millones de USD (Palestinian Bureau of Statistics, PBS, abril 2019).

Las principales dificultades a las que se enfrentan las empresas extranjeras a la hora de invertir en Palestina son la falta de información sobre datos estadísticos, la inexactitud de los mismos, la demora con la que que las autoridades económicas proporcionan esa información -muchas veces con más de dos años de retraso- a la vez que las dificultades propias de unos territorios bajo control directo por parte de Israel en la mayoría de su superficie, con la consiguiente dificultad de explotar sus propios recursos.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector terciario en los Territorios Palestinos representó el 51,85% del PIB en 2018. La economía palestina ha pasado de ser una economía eminentemente agrícola a una economía de servicios, no por el desarrollo de los Territorios Palestinos, sino por las circunstancias existentes, que hacen complicado operar en los sectores primario y secundario por las restricciones a las que tienen que hacer frente los ciudadanos palestinos.

Los principales sectores de actividad son el comercio al por mayor/menor, con unos ingresos de 3.616 m. de USD en 2018, seguido de la administración pública y defensa, con 1.378 m, de USD, educación con 966 m. de USD y las actividades inmobiliarias, con 753 m. de USD.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta