Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

Cuadro 2: PIB (por sectores de origen y componentes del gasto) 2014 2015 2016 2017
En Millones Q.R
1. Agropecuario 880 950 1.016 1.129
% 0,1% 0,2% 0,2% 0,2%
2. Minería 394.190 221.041 163.984 195.981
% 52,5% 37,5% 29,7% 32,3%
3. Manufacturas 76.133 52.489 46.814 52.785
% 8,7%
4. Electricidad, gas, vapor y AC 3.290 3.950 5.979 6.161
% 0,4% 0,7% 1,1% 1,0%
5. Construcción 50.031 60.693 77.079 91.089
% 6,7% 10,3% 14,0% 15,0%
6 - 18. Servicios 223.824 247.816 256.298 259.756
% 29,8% 42,1% 46,4% 42,7%
19. Impuestos 2.311 1.795 1.137 720
0,3% 0,3% 0,2% 0,1%
TOTAL 750.659 588.734 552.307 607.621
POR COMPONENTES DEL GASTO 2014 2015 2016 2017
En Millones Q.R
1. Consumo privado 118.461 131.230 141.982 149.491
% 16% 22% 26% 25%
2. Consumo público 116.105 119.085 107.941 103.350
% 15% 20% 20% 17%
3. Formación bruta de capital 238.635 218.227 269.906 271.017
% 32% 37% 49% 45%
4. Exportaciones 510.433 335.940 263.526 310.144
% 68% 57% 48% 51%
5. Importaciones -232976 -215.748 -231.050 -226.381
-31% -37% -42% -37%
TOTAL 750.658 588.734 552.305 607.621

 Fuente: "Window on Economic Statistics of Qatar", Ministerio de Planificación y Estadística de Qatar (I trim 2018).

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

La inflación en 2019 se situó en un -0,6% según el FMI y se estima que caiga hasta el -1,2 % en el 2020. Con la caída de la actividad económica y la disminución de los precios del petróleo, la deflación continuará hasta principios de 2020, aunque la inflación positiva impulsada por la demanda en la segunda mitad de 2020, como resultado del estímulo del gobierno y las tasas de interés más bajas, hará que la inflación promedie un 0,5% en 2020. La inflación repuntará en 2021, a un promedio de 2,4%, debido a la introducción del IVA. La inflación aumentará nuevamente en 2022, a un promedio de 3,3%, debido a un aumento en la demanda relacionada con la Copa del Mundo, antes de disminuir a un promedio anual de 2,2% en 2023-24.

Debido a los impactos derivados del coronavirus, se prevé una deflación del -1,2% en 2020 (según datos de FMI, abril 2020), ayudada por una disminución en los precios mundiales del petróleo y la disminución de los costes de transporte. El bloqueo también continuará teniendo un impacto deflacionario en algunos sectores, como el turismo y la vivienda por un exceso de capacidad. La inflación repuntará al 2,4 % en 2021, debido a la esperada introducción del IVA. Posteriormente, aumentará nuevamente en 2022, a un promedio de 3,3%, debido a un aumento en la demanda relacionada con la Copa del Mundo, antes de disminuir a un promedio anual de 2,2% en 2023-24.
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Doha dispone de un aeropuerto internacional situado cerca de la ciudad y con buenas comunicaciones con la capital. En 2005 se iniciaron los trabajos de construcción del nuevo aeropuerto Hamad International Airport, que reemplazó al Old Airport en 2014 y para el que está previsto un tráfico de 53 millones de personas anuales para 2022. En el año 2019 el aeropuerto recibió a 38,7 millones de pasajeros, que es el mayor número de pasajeros que ha atendido desde el inicio de sus operaciones en 2014, lo que hace que el año 2019 sea el más exitoso hasta el momento (Hamad International Airport, 2020). Esto también muestra un crecimiento interanual del 12,44% en comparación con el número de pasajeros en 2018 (34,5 millones de pasajeros). Asimismo, gestionó un total de 2.385,100 toneladas de carga lo que supone un incremento del 8,7% en comparación con 2018 (Qatar Freigth Transport and Shipping Report 2019).

La compañía de bandera local, Qatar Airways, tiene más de 150 destinos con vuelos regulares, incluidos Madrid y Barcelona y una flota de 175 aviones (Planespottesr.net, 2017). En 2017, como consecuencia del bloqueo, Qatar Airways ha perdido casi el 11% de su red y el 20% de su flujo de ingresos desde que se iniciase el bloqueo. Asimismo, se han suspendido 18 destinos en los países que participan en las sanciones (Arabia Saudí, EAU, Egipto y Baréin). A pesar de ello, se están abriendo nuevas conexiones en otros países para compensar estas pérdidas, una de ellas la nueva línea estival directa con Málaga, que opera cuatro veces por semana desde principios del mes de Junio hasta finales del mes de Septiembre (Qatar Airways, 2018).

Qatar cuenta con una moderna red de carreteras. El Estado de Qatar está invirtiendo masivamente en proyectos de infraestructura que verán la red de carreteras principales ampliada hasta 8.500 km en 2020, incluida la construcción de unos 200 nuevos puentes y 30 nuevos túneles. El presupuesto está valorado en 15 mil millones de dólares (Ministry of Transport and Communications, 2019).

Cualquier persona puede conducir por Qatar siempre que tenga visado de negocios o de visita y disponga de un permiso internacional de conducir, si bien el permiso internacional de conducción solamente es válido durante 6 meses. Para obtener el permiso de conducir qatarí es necesario pasar un examen teórico y otro práctico.

Actualmente se encuentra en construcción el metro de Doha. La primera fase ya finalizada dispone de 3 líneas, 37 estaciones y una red de 76 km. La segunda fase se prevé que finalice en 2026, incluyendo una cuarta línea. Esta última junto a las de la primera fase, contarían con un total de 95 estaciones y una red de 230 km, uniendo Doha, Lusail, la Ciudad de la Educación y la Bahía de Occidente. Asimismo, para esta segunda fase se contempla también la construcción del tren ligero Lusail de 32 km (Qatar Rail).

El proyecto, está encabezado por Qatar Railways Development Company (QRDC), empresa conjunta entre la Qatari Diar, Qatar Investment Authority (QIA) (51%) y la filial de Deutsche Bahn Internacional de ferrocarriles nacionales de Alemania (49%) (Zawya). QRDC es también el organismo responsable de la construcción del tren ligero de Lusail (Zawya).
 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

No hay cifras oficiales de paro, aunque no parece ser significativo. El Economist Intelligent Unit estima una tasa de desempleo para 2020 del 0,5% de la población. Para 2021 se preveé que disminuya al 0,3% (EIU, abril 2020). El Estado no ha emprendido (como en el caso de Emiratos, Arabia Saudita y Omán) una política de sustitución de extranjeros por nacionales a través de cuotas obligatorias, aunque hay en marcha un proceso indicativo de “catarización” cuyo objetivo es transferir población local actualmente empleada en el sector público al sector privado para labores de dirección. Este proceso, se realizará mediante dos medios: mejora de la educación y de la formación técnica y establecimiento de planes indicativos de cuotas nacionales. En 2006 se lanzó el Plan Nacional de Acción, dentro de la Estrategia para el Mercado de Trabajo que coordinan varios ministerios, cuyo fin es llevar a cabo la “catarización” del mercado de trabajo, y que sigue aplicándose en la actualidad.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

La cifra de población manejada por los distintos organismos internacionales y por la agencia estadística nacional es de 2.795,484 millones de habitantes a fecha de marzo de 2020 (Ministry of Development and Statistics, abril 2020).

No existen datos oficiales sobre la distribución de la renta a excepción del PIB per cápita. Según el FMI, Qatar tiene la renta per-cápita más alta del mundo (128.676 USD, EIU 2020), por delante de Luxemburgo.
 

.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

Debido tanto a la naturaleza del suelo como a la escasez de agua y las condiciones climáticas existentes en el país, la agricultura no tiene mucho peso en la economía qatarí, suponiendo únicamente un 0,2% de su PIB en el años 2019 (Ministerio de Planificación del Desarrollo y Estadística Qatar, 2020). El emirato, se ha ido centrando en el desarrollo de modernos sistemas de irrigación y el empleo de nuevas tecnologías para obtener producciones eficientes. No obstante, alrededor del 90% de los productos de alimentación consumidos en Qatar, son importados (Ecomena.org, 2019). Es importante resaltar que, tras el conflicto político de Qatar con Egipto, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, Qatar se ha visto obligado a buscar rutas alternativas para la importación de alimentos puesto que muchos de ellos provenían de estos países. Se han abierto nuevas rutas a países como Turquía, Irán, Omán, India o Pakistán, con el consiguiente resultado de un incremento en el comercio bilateral con estos países. El comercio bilateral entre Qatar y Turquía registró un aumento interanual del 54% llegando a los 2 mil millones de dólares en 2018, lo que indica los crecientes vínculos económicos entre los dos países fruto del bloqueo comercial.

Los avances conseguidos recientemente han sido importantes: la ejecución de un proyecto de censo rural, establecimiento de una red de riego en los parques de Al Khor, AL Dakhira y Al Ghuwairiya y otra de aprovechamiento de aguas subterráneas, así como el desarrollo de la primera fase del proyecto Rawdat Al Faras Farm, el apoyo a invernaderos de plantas, trabajos de reforestación o el Qatar National Food Security Programme, que busca que Qatar sea un país autosuficiente para 2023 (Gulf times, 2019).

Del total del territorio, solamente el 5,77% es apto para el cultivo (World Bank). Las principales producciones son frutas y verduras, aves, productos lácteos (especialmente tras el bloqueo de los países del golfo puesto que la mayor parte de los productos lácteos provenían de Arabia Saudí) cría de ganado ovino, bovino, caprino y pescado.

El Ministerio de Municipalidad y Medio Ambiente (entidad responsable del sector de agricultura qatarí) favorece la inversión y el empleo de mano de obra en el sector agropecuario para permitir un abastecimiento de este tipo de productos a los consumidores.

El Gobierno de Qatar, por su parte, está promoviendo granjas experimentales con especies vegetales como los pimientos, los pepinos, las flores y los tomates para su cultivo en suelos de arena y el uso de fertilizantes artificiales dentro de sistemas de tipo invernadero. En todo caso, la agricultura hidropónica es la más utilizada para la producción local. Esta producción se encuentra actualmente en crecimiento a raíz del conflicto. Las granjas hidropónicas locales de Qatar pretenden expandir aún más sus operaciones en los próximos dos años para alcanzar las 100 hectáreas con el fin de satisfacer la creciente demanda de vegetales orgánicos (Gulf Times, 2019).
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

Dentro de la distribución sectorial del PIB, el porcentaje del sector secundario (que engloba la producción de hidrocarburos, manufacturas, electricidad, aguas y construcción) representó en 2019 cerca del 57,7% del total (Ministerio de Planificación del Desarrollo y Estadística Qatar, 2020).

Qatar es un gran productor de hidrocarburos, sobre cuya explotación y aprovechamiento se ha sustentado el rápido crecimiento económico del emirato. Desde 2010 es el máximo exportador de gas natural licuado, con 77 millones de toneladas al año (según datos de Qatar Gas, 2019) y es el tercer mayor productor de gas del mundo al contar con las terceras reservas mundiales tras Rusia e Irán y exporta el 75% de lo producido. En julio de 2017 Saad Al Kaabi, Ministrto de energía y CEO de Qatar Petroleum, anunció un incremento del 30% en la producción de gas con el objetivo de alcanzar los 100 millones de toneladas anuales en el 2023. Esta previsión de incremento en la producción ha sido revisada en 2019 por Qatar Gas. El proyecto de expansión de North Field aumentará la capacidad de producción de gas natural licuado (GNL) del Estado de Qatar de 77 millones de toneladas por año (Mtpa) a 110 Mtpa. La segunda fase del Proyecto de Expansión North Field LNG, llamado Proyecto North Field South (NFS), aumentará aún más la capacidad de producción de GNL de Qatar de 110 Mtpa a 126 Mtpa en 2027 (Qatar Gas, abril 2020).

Mientras que la producción de crudo descendió, la producción de gas se mantuvo estable y la producción de petróleo refinado se incrementó. Según el Fondo Monetario Internacional, esto es un indicio de que la composición de los ingresos de los hidrocarburos va a cambiar en el medio plazo. En 2019, Qatar abandona la OPEP.

El Gobierno qatarí está realizando importantes esfuerzos para diversificar la producción industrial hacia otras ramas distintas de la producción primaria de energía: Refino de petróleo, licuación de gas, petroquímica, materiales básicos de construcción y siderurgia, etc.

Ejemplos de esta diversificación son la constitución de sociedades mixtas en el sector industrial con socios internacionales de referencia (Nipon Steel) o la puesta en marcha de ambiciosos proyectos residenciales (Proyecto Lusail, el de Pearl o Msheireb), así como de transporte (la primera fase de la red de metro operativa desde 2019, proyectos relacionados con la celebración del Mundial de fútbol de 2022).

La mayor parte del crecimiento interanual en 2019 de la economía catarí provino de la construcción, suponiendo un 14% sobre el total del PIB (Ministerio de Planificación del Desarrollo y Estadística Qatar, 2020).

Por lo que respecta al agua, la mayoría de la suministrada a la población y a las empresas proviene de la desalinización de agua marina. Se están llevando a cabo diversos proyectos de plantas de tratamiento de aguas con diferentes tecnologías, entre ellas, la osmosis inversa en la que está presente Acciona Agua.

El Estado ha previsto diversos incentivos para fomentar las inversiones del sector privado en proyectos de desarrollo industrial: mejora de infraestructuras, un adecuado marco normativo, apoyo financiero, asesoría y consultoría. Para dar apoyo financiero a la inversión y desarrollo de proyectos industriales que lleven a cabo pequeñas y medianas empresas, se constituyó en 1997 el Qatar Development Bank.

En el sector de hidrocarburos y por medio de la actuación conjunta del Ministerio de Energía y de Qatar Petroleum se han puesto en marcha las llamadas “ciudades industriales”, polos de desarrollo industrial con capacidad para atraer empresas del sector de los hidrocarburos y de otros sectores. Actualmente hay “ciudades industriales”, en las localidades de Mesaieed, Ras Laffan, Dukhan, la isla de Halul y Doha (Qatar Petroleum).

En la “ciudad industrial” de Ras Laffan se ha producido una transformación muy destacada de una zona desértica en un centro de producción energética de primera magnitud. En esta “ciudad” de 6.000 m2 y unas reservas de 900 trillones de ft3 se albergan las instalaciones de la élite mundial del segmento de licuefacción de gas: ExxonMobil, Shell, Dolphin Energy, Oryx GTL, Qatargas y RasGas. Dada su excelente posición estratégica es un emplazamiento ideal para la exportación de productos energéticos a los mercados internacionales al disponer también de uno de los mayores puertos de exportación de hidrocarburos del mundo. Sin embargo, es necesario destacar que el establecimiento en la misma está limitado a aquellas operaciones dirigidas por Qatar Petroleum y las joint-ventures creadas entre ellos y terceras empresas. En 2011 se estableció la sociedad creada a través de la jont-venture entre Qatar Petroleum y Shell, que será la encargada de desarrollar la Transmisión de Gas a Líquido (GTL) para La Perla (Shell Global).

En Mesaieed, se encuentran: El complejo de gas natural licuado de Qatar Petroleum, una refinería de Qatar Petroleum que produce 137.000 barriles anuales, la compañía petroquímica de Qatar (QAPCO), Qatar Steel, Qatar Chemical, Qatar Plastic Company, Qatar Lubricants Company y Qatar Construction Company. La ciudad industrial se compone además, de un parque tecnológico, un centro sanitario, el puerto comercial y una zona de instalaciones de plantas de generación. Ofrece una variedad de incentivos entre las que destaca la exención de impuestos.

Dukhan Petroleum City es un gran campo de explotación de petróleo situado a 84 km al oeste de Doha. Se compone de 3 bolsas de petróleo y una de gas. Hay cuatro plantas de desgasificación, que tienen como objetivo separar el gas del petróleo. El crudo ya estabilizado es enviado por oleoducto al puerto de Mesaieed, a 100 Kilómetros al este de Dukhan.

La isla de Halul se encuentra a 80 kilómetros al noroeste de Doha y funciona como terminal de exportación del crudo. Entre sus instalaciones, destacan dos desalinizadoras de agua.

Doha Industrial Area se concibió inicialmente como un espacio para la instalación de almacenes y manufacturas medias. Se creó en 2005 y hoy en día, es una pieza clave para el plan gubernamental de impulso de pequeña y medianas empresas. El Industrial Area sigue en desarrollo.

Qatar es uno de los países de la región del Golfo donde se está experimentando un mayor dinamismo de la actividad constructora tanto en la edificación residencial como en las obras de infraestructura o de construcción de centros destinados a actividades comerciales de manufacturas. Si bien la construcción aún creció un impresionante 15,2% interanual en 2018, se está desacelerando en relación a 2017, año en que creció un 18,52%(Ministerio de Planificación del Desarrollo y Estadística Qatar, 2020). El motor de crecimiento de la construcción se debe a la culminación de proyectos relacionados con la celebración del mundial de fútbol de 2022. Este acicate, convierte a Qatar en el país del golfo con mayor tasa de crecimiento en la construcción.

En la actualidad y para organizar el Mundial de Fútbol de 2022, el Gobierno qatarí tiene programados o en fase de ejecución numerosos proyectos de mejora y expansión de las infraestructuras viarias, ferroviarias, portuarias, aeroportuarias y hoteleras. El presupuesto total estimado asciende a los 60.000 MUSD. Entre los proyectos, podemos señalar:

El proyecto de expansión del nuevo aeropuerto internacional de Doha, Hammad International Airport, contó con un presupuesto de 5.500MUSD. Dispone de dos pistas para los Airbus A380 y se diseñó con una capacidad inicial para recibir a más de 30 millones de pasajeros anualmente. El proyecto, que concluyó su primera fase en 2015, cuenta con un hotel de lujo, un hotel de tránsito, una terminal de cargo, una zona franca, un parque empresarial, hangares y otras instalaciones como un tren monorraíl en suspensión para el tránsito de los pasajeros a las terminales de embarque. En estos momentos, se encuentra en la segunda fase de expansión que se llevará a cabo en dos fases, A y B. La fase A incluirá la vinculación del nodo norte con el nuevo vestíbulo central. Esta fase de la expansión del aeropuerto aumentará la capacidad anual de la terminal a más de 53 millones de pasajeros para 2022, cuando Qatar sea sede de la Copa Mundial de la FIFA. La Fase B elevará la capacidad del aeropuerto a más de 60 millones de pasajeros anualmente. El área de la terminal expandida abarcará 240,000m2 una vez completada, y se integrará con la terminal existente. Asimismo, la nueva terminal de carga incrementará la capacidad del HIA en un 75% hasta los 3,2 millones de toneladas por año. Además, la construcción de la ciudad aeroportuaria también brindará oportunidades significativas para los futuros inversores (Hamad International Airport, 2019).

La isla de The Pearl, es un archipiélago artificial que abarca casi cuatro millones de metros cuadrados. Este proyecto es una de las mayores promociones inmobiliarias en fase de conclusión en el emirato. El presupuesto inicial era de 2.500 MUSD aunque actualmente, se estima necesaria una inversión de 15.000MUSD para completar todo el proyecto (Qatar Construction Guide). Se han removido y acondicionado más de 2.300M de m³ de tierra. Para cuando se termine, se esperan 13 islas de las cuales 8 serán privadas con villas particulares, 3 hoteles de lujo, un complejo residencial y comercial, zonas ajardinadas y capacidad para albergar 45.000 residentes. El número de residentes de la isla en 2018 llegó a alcanzar la cifra de 27.000 personas lo que supone un incremento del 42% con respecto a 2015 (The peninsula, 2018).

Qatar National Railway System, es uno de los proyectos más ambiciosos a nivel ferroviario que pretende conectar los principales núcleos de población de Qatar. El sistema de metro se construirá en dos fases: la primera verá la construcción de tres de las cuatro líneas (Roja, Dorada y Verde) y 37 estaciones. Estas líneas están abiertas al público desde diciembre de 2019. Las fases futuras implican la introducción de una línea adicional (Azul) y la expansión de las existentes, con más de 60 estaciones adicionales y la primera expansión se completará en 2026. La primera fase del metro tiene un presupuesto estimado en 35.000MUSD. Las estaciones reflejarán el patrimonio del país, con un diseño de "espacios abovedados" inspirado en las tradicionales carpas beduinas. La estación más grande, Msheireb, será el corazón del Metro de Doha con las líneas Roja, Verde y Dorada reunidas en este punto (Qatar Rail).

El desarrollo de Lusail City, es un ejemplo de ciudad del futuro que se está levantando a unos 20 kilómetros de la capital de Qatar. Se trata del proyecto más importante llevado a cabo hasta ahora por Qatari Diar Real Estate Company (empresa perteneciente al fondo soberano QIA). Lusail City se extiende sobre un área de 38 kilómetros cuadrados e incluye cuatro islas exclusivas y 19 distritos residenciales, de uso mixto, de entretenimiento y comerciales. Es un area con lugares de ocio, edificios residenciales, torres comerciales, avenidas y puertos deportivos públicos. La ciudad del futuro tiene capacidad para 200.000 residentes y 170.000 empleados; También dará la bienvenida a más de 80.000 visitantes. La capacidad total estimada de Lusail eventualmente llegará a 450.000 personas. La ciudad también incluye numerosas unidades residenciales, edificios de oficinas de varios tamaños, 22 hoteles y centros comerciales lo que lo convierte en un elemento de atracción para la inversión en Qatar. Ademas se prevee que los distintos ministerios sean trasladados a la ciudad de Lusail. Actualmente la fase de construccion ha superado el 95%, según anunció el CEO de Qatari Diar Real Estate Investment Company, Abdullah bin Hamad al-Attiyah (Gulf Times, Febrero 2020). La ciudad también cuenta con el Estadio Lusail, que albergará los partidos de apertura y cierre del Mundial de Fútbol de 2022.

También hay numerosos proyectos de agua y electricidad, por valor de 22.000 MUSD hasta 2020 (Energising the Industry Online, 2017). Con respecto al sector eléctrico, Kahramaa es, al mismo tiempo la empresa distribuidora y gestora de la red de alta y baja tensión y el organismo regulador del sector de agua y electricidad. Los objetivos de la Corporación son:


• Proveer de manera eficiente las necesidades de agua y electricidad de la población qatarí, operando con criterios y fines comerciales.
• Cumplir con los estándares internacionales en materias de seguridad, salud y respeto al medio ambiente.
• Fomentar la posibilidad de empleo de la población qatarí y ser semillero de buenos profesionales en el sector eléctrico.
• Promover cambios regulatorios en los mercados de energía, agua y refrigeración.

2.1.3 Sector terciario

El sector terciario en Qatar supone un 42,1% del PIB del país (Ministerio de Planificación del Desarrollo y Estadística Qatar, 2020).

Según el Informe financiero del Economist Intelligence Unit para 2019, el sector servicios aumentó un 1,3% respecto a 2018. Este crecimiento viene influido en gran medida por los servicios derivados del sector de la construcción en el que el estado qatarí está invirtiendo grandes sumas de dinero para el desarrollo de infraestructuras que permitan albergar la Copa Mundial de fútbol de 2022, así como por el aumento en el ingreso disponible de los ciudadanos y por ende el aumento en su consumo privado.

En cuanto al sector bancario, los activos en 2018 crecieron un 4% llegando a un valor de 390.000 MUSD, lo que le convierte en el tercer mayor sector bancario de los países del golfo tras los de Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (Quarterly Statistical Bulletin, April 2019). En 2018, el crédito al sector privado se recupera, creciendo un 13% en diciembre de 2018 (IMF April. 2019). El resto de ratios financieros muestran una solvencia y profundidad de su sistema financiero. Qatar muestra una alta capitalización (CAR del 16%), elevada rentabilidad (ROA del 1,6% y ROE del 15,5%), una comedida ratio de préstamos arriesgados (NPL del 1,7%) y una recuperación de los depósitos de no residentes tras la fuga registrada después del bloqueo.
 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta