Estructura de la oferta

Resumen de la estructura de la oferta

Singapur, al tener un muy reducido sector primario debido a la escasez de terreno y recursos naturales, tiene principalmente sectores manufactureros y sobre todo de servicios.

El sector manufacturero de Singapur representó el 25,91 por ciento del PIB en los primeros tres trimestres de 2014, una proporción que se ha mantenido relativamente estable los últimos años. La estrategia económica del Gobierno se asienta en una sólida base manufacturera, cuyo objetivo de producción ya alcanzado se situaba entre el 20 y el 25 por ciento del PIB, y aspira a lograr una mayor diversificación, pasando de las manufacturas con gran intensidad de mano de obra a ramas de producción de elevado valor añadido y gran intensidad de capital. Una de las principales motivaciones de la estrategia económica es alcanzar un crecimiento impulsado por la productividad.

La construcción sigue siendo un sector relevante, si bien recientemente el Gobierno está tratando de enfriarlo por la elevación excesiva de los precios de la vivienda y las rentas de alquiler.

En la actualidad, las autoridades singapurenses tratan de consolidar una industria basada en el conocimiento que incluye talento, educación, información, innovación, espíritu empresarial, educación continua, etc. En otras palabras, el conocimiento es la fuente que mejora el capital intelectual necesario para la creación de mayor valor añadido.

El sector de servicios es el más importante en términos de su contribución al PIB y al empleo. 

A continuación se describe la participación de los distintos sectores productivos en el PIB: 

 

PIB POR SECTORES DE ACTIVIDAD 2010 2011 2012 2013
AGROPECUARIO        
AGROPECUARIO 0,04% 0,03% 0,04% 0,04%
INDUSTRIAL        
MINERÍA nd nd nd nd
MANUFACTURAS 26,13% 26,36% 26,17% 25,82%
CONSTRUCCIÓN 4,41% 4,36% 4,62% 4,72%
ELECTRICIDAD Y AGUA 1,50% 1,45% 1,44% 1,42%
SERVICIOS        
COMERCIO 18,13% 18,32% 17,85% 18,23%
HOTELES, BARES Y RESTAURANTES 1,84% 1,92% 1,92% 1,93%
TRANSPORTE 7,89% 7,83% 8,03% 7,98%
COMUNICACIONES 3,43% 3,49% 3,61% 3,63%
FINANZAS 10,28% 10,58% 10,51% 11,21%
SERVICIOS EMPRESARIALES 13,07% 12,99% 13,37% 13,43%
INMOBILIARIO 3,57% 3,41% 3,41% 3,36%
Impuestos sobre productos 5,56% 5,14% 5,15% 4,61%
OTROS SERVICIOS 10,10% 9,96% 9,98% 9,79%

Volver a índice de Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

En 2018 la inflación se situó en un 0,4% frente al 1%, -0,5% y -0,5% de 2017, 2016 y 2015.

Los aumentos más significativos de precios han correspondido a las utilities, mientras que vivienda y transporte han visto bajar precios.

Desde finales de 2016, hay presiones inflacionistas externas que han aumentado a causa de un cambio en el mercado mundial de materias primas. Los precios del petróleo comenzaron a subir después de haber tocado fondo. Sin embargo, las presiones alcistas se han limitado por el elevado nivel de stock  junto con el aumento de producción estadounidense. En general, las fuentes nacionales de inflación son débiles y en todo caso se compite toda alza de la inflación con política de tipo de cambio.

Según las previsiones del MAS, la inflación esperada en Singapur para 2019 se sitúa entre 0,5% y 1,5%, habiéndose re estimado desde una horquilla de 1%-2%.

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

 Transporte  

 a) Transporte marítimo

Panorama general

Singapur es uno de los centros marítimos más importantes del mundo. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD) ha situado en 2018 a Singapur en el quinto puesto del ranking de los países marítimos más importante, en términos de propiedad de la flota mundial (https://unctad.org/en/PublicationsLibrary/rmt2018_en.pdf).

El puerto del país se encuentra en el centro de una red de rutas comerciales y conecta a 600 puertos en más de 120 países, lo que le otorga una localización geoestratégica. Además, se trata del puerto más activo del mundo en términos de tonelaje, con más de 130.000 buques anuales.

El sector marítimo sigue siendo un pilar de la economía singapurense, ya que en 2018 aportó en torno al 7% del PIB y empleó aproximadamente a 170.000 personas. En Singapur hay más de 5.000 empresas de servicios marítimos establecidas (incluyendo a más de 130 agrupaciones navieras internacionales).

En 2018, el movimiento anual de contenedores en el puerto de Singapur ascendió a 36,6 millones de unidades equivalentes a 20 pies cúbicos (TEU), lo que equivale a una carga de 630 millones de toneladas, un 8,7% más que el año anterior.

El puerto de Singapur es el puerto más importante de aprovisionamiento de combustible (bunkering) por segundo año consecutivo, con unos 50 millones de toneladas suministradas en el año 2018.

Pese a que el mercado de cruceros se encuentra todavía en una fase emergente en Asia Pacífico, en el año 2018, Singapur recibió 1,9 millones de pasajeros de cruceros, lo que supone un incremento del 35% con respecto al año anterior. Además, la industria de cruceros de Singapur recibió un gran impulso en enero de 2018, cuando la ASEAN Declaration on Cruise Tourism se aprobó durante el evento anual ASEAN Tourism Forum celebrado en Tailandia.

Ante el recrudecimiento de la competencia entre los principales puertos de la región, el Gobierno ha adoptado varias medidas para mejorar la competitividad del puerto de Singapur, como la simplificación del régimen de tipos impositivos preferenciales aplicable al sector del transporte marítimo (Iniciativa para el Sector Marítimo) y nuevas inversiones en infraestructuras portuarias. Los principales objetivos de la política marítima pública son promover el comercio y la inversión en Singapur, a fin de afianzar su posición como centro portuario mundial y centro marítimo internacional que ofrezca un servicio de ventanilla única para todas las actividades portuarias, navieras y marítimas. Singapur es miembro de la Organización Marítima Internacional y parte en un gran número de convenios internacionales sobre seguridad marítima y protección del medio marino.

Servicios portuarios

La Administración Marítima y Portuaria de Singapur MPA (http://www.mpa.gov.sg), dependiente del Ministerio de Transporte, se encarga de aplicar la política marítima, conceder licencias a las instalaciones y los servicios marítimos y portuarios, gestionar las aguas portuarias y garantizar la seguridad de la navegación en los puertos.

Los puertos de Singapur están gestionados, en régimen de licencia, por la PSA Corporation Ltd. (https://www.singaporepsa.com) y Jurong Port Pte Ltd (http://www.jp.com.sg). Se está ampliando la terminal de Pasir Panjang, con objeto de atender el futuro crecimiento del volumen de contenedores, que aumentará la capacidad de manipulación de contenedores del puerto de Singapur a unos 50 millones de TEU. Jurong Port Private Limited explota instalaciones de terminales de carga para manipular carga convencional, carga a granel y contenedores.

Servicios marítimos

Singapur no tiene leyes ni reglamentos que restrinjan la participación extranjera en el transporte marítimo internacional de carga y pasajeros. En el registro de buques de Singapur se inscriben los buques de los ciudadanos y residentes permanentes de Singapur y de empresas constituidas en sociedad en Singapur. El registro figura entre los 10 mayores del mundo y tiene 4.456 embarcaciones inscritas, lo que equivale a más de 90 millones de toneladas brutas (2018). No hay requisitos de nacionalidad para las tripulaciones a bordo de los buques registrados en Singapur, y el país reconoce los títulos de aptitud expedidos por administraciones marítimas reconocidas a los oficiales e ingenieros que trabajan a bordo.

La MPA también ofrece a las compañías navieras otras ayudas, como el Fondo de Innovación y Tecnología Marítima (MINT) y el Fondo del Sector Marítimo (MCF), de 100 millones de dólares singapurenses, con objeto de fomentar la investigación y el desarrollo marítimos, así como atender las necesidades de formación de la mano de obra y de fomento de las empresas.

   

b) Transporte aéreo

Panorama general

El aeropuerto de Changi es uno de los principales centros de navegación aérea de la región de Asia y Pacífico; fue el sexto aeropuerto internacional con mayor actividad del mundo en 2018, cuando atendió a más de 65 millones de pasajeros (y unas 100 aerolíneas volaron a más de 400 ciudades de más de 100 países) y manipuló 2,15 millones de toneladas de carga aérea. Recientemente se ha inaugurado la terminal de pasajeros Jewel, que alberga en su interior centros comerciales y de ocio, y gracias a la cual Singapur ha sido nombrado el país con el mejor aeropuerto del mundo en 2018. También, está prevista la licitación de una quinta terminal con capacidad para 135 millones de pasajeros para el año 2030. 

El Gobierno aplica una política de cielos abiertos. Desde su último Examen de las Políticas Comerciales, Singapur ha abierto aún más su sector de servicios aéreos, fundamentalmente con carácter bilateral y en el marco de la ASEAN, a fin de crear nuevas oportunidades comerciales para los transportistas con sede en Singapur y en el extranjero. La Administración de la Aviación Civil de Singapur CAAS (https://www.caas.gov.sg) se ha reestructurado para separar sus funciones estratégicas y reglamentarias de las de gestión del aeropuerto (Changi Airport Group), con objeto de dar a la nueva empresa aeroportuaria más flexibilidad para que opere en un entorno cada día más competitivo. La CAAS ha puesto en marcha un nuevo programa de incentivos (Fondo para el Desarrollo de la Aviación) con objeto de incrementar la competitividad de la industria aeronáutica del país. Singapur está favoreciendo que la UE y ASEAN lleguen a un acuerdo de cielos abiertos (reunión UE-ASEAN, 2013).

Servicios de gestión aeroportuaria y servicios de escala

El organismo encargado de la reglamentación de la industria aeronáutica, la Administración de la Aviación Civil de Singapur, CAAS, fue reestructurado en el año 2009 y se separaron sus funciones normativas de la explotación de los aeropuertos de Changi y Seletar. Entre las responsabilidades de la CAAS reestructurada figuran la reglamentación económica del operador aeroportuario, las negociaciones sobre servicios aéreos, la reglamentación de la seguridad en la aviación y los servicios de navegación aérea. Además, tiene el cometido de fomentar los sectores relacionados con la aviación, incluida la carga aérea, el mantenimiento, la reparación y revisión de aeronaves y la aviación comercial. Los principales instrumentos normativos son la Ley de la Administración de la Aviación Civil de Singapur de 2009 y la Ley de Navegación Aérea.

Las aerolíneas deben ser designadas por sus respectivos gobiernos para prestar servicios aéreos regulares desde y hasta Singapur. El criterio de designación establecido en los acuerdos sobre servicios aéreos es el domicilio principal de explotación en Singapur o la propiedad mayoritaria y el control efectivo. En 2017, seis aerolíneas poseían un certificado de operador aéreo (Air Operator Certificate) expedido por la CAAS, que les habilitaba a prestar servicios aéreos en rutas regulares y no regulares. Estas aerolíneas son Singapore Airlines (SIA), Singapore Airlines Cargo, SilkAir, JetStar Asia Airways, Scoot-Tiger Airways y ST Aerospace Engineering. Las acciones de SIA cotizan en bolsa y la empresa es de propiedad mayoritaria del Gobierno a través de Temasek Holdings (55,58%). SilkAir, filial de propiedad exclusiva de SIA, presta servicios de transporte aéreo regional. Las prescripciones en materia de licencias para la prestación de servicios de transporte aéreo no han variado. Según las autoridades, no se otorga un trato preferente a las aerolíneas singapurenses.  

Servicios de telecomunicaciones

El sector de las telecomunicaciones de Singapur sigue una tendencia creciente, la cual se ha mantenido estable en los últimos años. En el mercado de la telefonía móvil, el ratio de penetración se mantiene alrededor del 150%, en concreto fue del 149% en el 2016 y del 150,2% en el 2017. 

En 2017, el 91% de los hogares tenía acceso a Internet (frente al 88% en 2016) y el acceso a la banda ancha se mantuvo en el 91% en el 2017, frente al 88% en 2016. El 87% de los hogares de Singapur dispone como mínimo de un ordenador en casa; en concreto el 14% tiene un ordenador, frente el 73% que señala que tiene dos.

Los nuevos servicios de cuarta generación ya disponen de 2,1 millones de abonados. El Foro Económico Mundial clasificó a Singapur en segundo lugar en términos de la repercusión de la tecnología de la información en el proceso de desarrollo y la competitividad de las naciones. Según la información más reciente de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, Singapur ocupó el puesto 18º entre 176 países en el Índice de Desarrollo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Además, el país cuenta con tres proveedores principales de servicios de línea fija (frente a los dos que existían en 2007): Singapore Telecommunications Limited o SingTel, Starhub y OpenNet; y tres proveedores principales de servicios de telefonía móvil (los mismos que en 2007): SingTel y Starhub, por conducto de sus filiales de telefonía móvil, y MobileOne (M1). SingTel posee la mayor cuota de mercado en línea fija (alrededor del 80%) y en telefonía móvil (alrededor del 50%). Sin embargo, Starhub tiene la mayor cuota en el mercado de televisión por cable. El crecimiento del beneficio neto ha ido aumentando para Singtel (3,9 millones SGD en el 2017) en cambio para M1 (132.500 SGD en el 2017), y para Starhub (249.600 SGD en 2017) sigue una tendencia descendente desde el año 2015.

Hay más de 100 proveedores de servicios de Internet y 400 proveedores de servicios de voz con licencia. En conjunto, Singapur ocupó el puesto 7º entre 192 países en la cesta de precios de banda ancha móvil —prepago y postpago— del informe sobre tecnologías de la información y las comunicaciones de la UIT (2017). Este estudio concluyó que, medida en porcentaje de la renta nacional bruta por habitante, la cesta de precios de los servicios de línea fija, telefonía móvil y banda ancha es relativamente baja en Singapur.

Energía
 

La capacidad de generación eléctrica de Singapur en el año 2017 fue de 13.612MW y se prevé que en 2021 aumente alrededor de un 2,5%. Por otro lado, la generación total fue de 52,2TWh en 2017 y se espera un incremento para el año 2021 del 9%. Además, se pretende incrementar el peso de las energías renovables – principalmente solar- en el mix energético del país. 

Singapur, al disponer de escasos recursos naturales propios, depende en gran medida del exterior. Es por ello que importa prácticamente la totalidad de las materias primas energéticas utilizadas para la generación energética, cifra que ascendió a los 190Mtoe el año 2017, con un incremento del 7,5% respecto al año anterior.  

Respecto a las energías renovables, cabe destacar que Singapur presenta pocas alternativas dada su ubicación y características geográficas. Al tratarse de una isla situada cerca del ecuador, las temperaturas son estables y la falta de viento es frecuente a lo largo del año. Es por ello que el mayor potencial recae sobre la energía solar, con unas 2.050 horas de sol de media al año. Con el objetivo de incentivar su desarrollo, el Gobierno, a través de la iniciativa “Solar Nova”, ha impulsado la utilización de este tipo de energía, mediante la cual empresas del sector público se abastecerán de la misma gracias a la instalación de paneles solares en las azoteas de edificios de la isla, al carecer de terreno para la instalación sobre superficie de las plantas solares. 

En cuanto al consumo energético por sector de actividad, la mayor parte de la producción se destina a la industria, que se abastece principalmente de carbón, seguido muy de cerca por gas natural. No obstante, se espera que el consumo de carbón se reduzca en los próximos años gracias a la iniciativa del Gobierno de imponer un impuesto al uso de esta materia prima, para así reducir los niveles de contaminación y apostar por un país más verde.

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

Singapur ha disfrutado de una baja tasa de desempleo que se ha mantenido durante los últimos años, a pesar de los acontecimientos internacionales.

En 2018 la tasa de desempleo media anual se situó en un 1,9% frente al 2% registrado en 2017. El desempleo se ha mantenido constante según sean ciudadanos de Singapur o residentes, manteniéndose en un 3,1% para el caso de los nacionales y en el 3% para los residentes, se supone que la totalidad de los ex patriados que viven en Singapur que demandasen empleo, lo tendrían.

La población activa (residentes y no residentes) en 2018 fue de unas 3.650.000 personas, con una tasa de participación del 68,0%.

Las recientes medidas de restricción para la contratación de personal de otras nacionalidades que ha implementado el gobierno nacional (para garantizar el empleo de sus nacionales y los altos niveles salariales) junto con los problemas demográficos y de natalidad de Singapur podrían suponer que el mercado laboral se contraiga de manera muy significativa en los próximos años, de igual manera que la ralentización económica afectará sin duda a un mercado de trabajo en el que los salarios han estado creciendo en términos reales a tasas cercanas al 3% en los últimos 4 años. Por primera vez en años, el Gobierno de Singapur se enfrenta a un incremento de desempleados de cerca de 10.000 personas en los primeros meses de 2019.

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

El dato del PIB por habitante en Singapur y su evolución histórica es espectacular y da una idea del éxito de las políticas económicas llevadas a cabo en su corta historia.
El PIB per cápita en 2018 se situó en 87.0118 SGD (55.800 euros), lo que significa una subida cercana al 4% en relación al dato de 2017.

Entre 2000 y 2016 el índice Gini ha pasado de 0,430 a 0,458. Este proceso no ha tenido lugar sin producir consecuencias negativas para la sociedad singapurense: disminución de la cohesión social, cierta desafección respecto al sistema económico y político de una parte significativa de la población. Si bien, estos últimos tres años ha entrado en una mejor tendencia, según el Departamento de Estadísticas del Gobierno de Singapur, el coeficiente Gini es de 0,402 (2017), ajustado teniendo en cuenta las transferencias e impuestos.

La población en todo caso parece estar de acuerdo con las políticas (sobre todo más recientes en 2016, 2017 y 2018) del gobierno que alcanzó casi el 70% de los votos en las elecciones generales (cada cinco años) de septiembre de 2015. No parece que el gobierno haya perdido apoyo popular.
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

Históricamente Singapur empezó como un pueblo de pescadores vinculado al Sultanato de Johor Bahru (Malasia) y  se desarrolló como un puerto comercial de libre acceso a partir de la llegada del británico Raffles en septiembre de 1819. Dada la reducida superficie, la agricultura nunca ha constituido una actividad importante. Caña de azúcar y especias se cultivaban antiguamente. Posteriormente, se instalaron granjas de pollos y cerdos que casi desaparecieron en los años 80.

El sector primario ocupa una posición insignificante en la moderna Singapur. Menos del 1% de la tierra se destina a la agricultura, ganadería y pesquerías. Las principales actividades son la cría de pollos para la producción de huevos, el cultivo de verduras y la pesca para consumo interior. También hay cultivo de orquídeas y cría de peces ornamentales que se destinan a la exportación.

Como consecuencia de la escasez de terreno el Gobierno de Singapur ha desarrollado parques agrotecnológicos para la promoción del cultivo intensivo utilizando tecnologías sofisticadas. No obstante, las producciones son muy reducidas y casi todos los alimentos se importan del exterior.

Se puede consultar las últimas estadísticas disponibles sobre el sector en el capítulo “AGRICULTURE, ANIMAL PRODUCTION AND FISHERIES”, en https://www.singstat.gov.sg/-/media/files/publications/reference/yearbook_2018/yos2018.pdf

Singapur importa el 90% de los alimentos que consume y es un aspecto que se desea corregir con iniciativas como la 30x30 por la que se va a trabajar para que en 2030 al menos el 30% de los alimentos que se consuman en Singapur sean de producción local. 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

En relación con el sector secundario, la industria manufacturera y sus servicios asociados ocupan un segundo plano dentro de la economía local, aproximadamente el 22% del PIB, con cierta distancia del sector servicios, mayoritario en porcentaje de PIB (más del 70%). También destaca el sector de la construcción con un 3,5% del PIB y el del desarrollo inmobiliario-propiedad residencial con un 3,5% adicional. Dentro de la propia industria, el sector con mayor peso es el de las tecnologías de la información, electrónica y productos asociados a la investigación tecnológica, que representa más del 37% del total de la industria manufacturera, seguido del sector químico (casi el 15% del total del sector) y del sector de la producción petrolera (más del 10% del total manufacturado). En los últimos tres años se ha invertido el peso de estos dos sectores en el PIB debido, en gran medida, a la bajada del precio del petróleo. Es interesante repasar la evolución industrial de Singapur: 

Pasando por alto la época colonial, en el proceso de industrialización de Singapur se podrían distinguir 6 fases:

Fase 1: 1959-1964. Preparación para la industrialización. Después de obtener el estatus de autogobierno en 1959 el Gobierno de Singapur fija las bases del mismo. Se establece dónde va a desarrollarse, Jurong Industrial Estate; crea el Economic Development Board (EDB) para el diseño de los incentivos de promoción de la inversión. Al principio, la manufactura consistía básicamente en el procesamiento de productos agrícolas y materias primas como el aceite de coco y el caucho. En 1960 el sector manufacturero representaba el 11% del PIB y el 14% en 1964.

Fase 2: 1965-1978. La industria se orienta a la exportación. En un principio, Singapur había planificado un sector industrial que sustituyera a las importaciones, pero al ser forzado a salir de Malasia y no poder contar con este mercado, modificó su estrategia hacia la búsqueda de mercados exteriores. Se creó la Jurong Town Corporation (JTC) para planificar y gestionar el Jurong Industrial Estate. Se crearon la Singapore Airlines, Neptune Orient Lines y el Development Bank of Singapore. El sector industrial pasó del 14% en 1964 a contribuir con el 24% del PIB en 1978.

Fase 3: 1979-1985. Manteniendo su política de producir para los mercados exteriores, el Gobierno de Singapur opta por una industria intensiva en mano de obra cualificada y de alto valor añadido al no poder competir con los países vecinos que contaban con una mano de obra más barata. El Gobierno incentiva la automatización, la mecanización y el uso intensivo de la informática. Es una época en la que la tasa de crecimiento del PIB supera el 10%.

Fase 4: 1986-1997. Entre 1985 y 1994 se duplica el PIB. Es una época de alto crecimiento. Ahora bien, este desarrollo extraordinario se topó con el límite de la mano de obra y de los recursos disponibles. Se había llegado al límite de lo que se podía desarrollar Singapur a menos que hubiera un cambio de estrategia. En consecuencia, el Gobierno de Singapur estableció los siguientes cambios de estrategia:

  1. Singapur tenía que transformarse en una economía basada en la alta tecnología para conseguir un crecimiento autosostenido. De acuerdo con el National Technology Plan para el período 1991-1995 el Gobierno singapurense destinó US$1.200 millones para varios proyectos y comprometió US$2.400 millones para el National Science and Technology Plan durante el período 1996-2000.
  2. Se diseña un plan de mejora de los grupos industriales.
  3. Se promueve el sector servicios, especialmente los bancarios, legales, seguros y turismo.
  4. El Gobierno de Singapur incentiva a las empresas a que busquen oportunidades de negocio fuera de Singapur.

Las tasas de crecimiento durante este período son variables. Pasan del 2,1% en 1986 al 12,3% en 1993. No obstante, la tasa media de crecimiento fue del 8,6% para esta fase.

Fase 5: 1998-2010. Desarrollo globalizado. Como consecuencia del proceso de globalización de la economía mundial y del ascenso de China e India a los primeros puestos de la economía mundial, Singapur asumió que debía hacer frente al fenómeno. Como consecuencia de ello, forma parte de la OMC desde 1995, apoya las negociaciones multilaterales tendentes a liberalizar el comercio mundial y es un apóstol convencido de la necesidad de la cooperación regional. Para reducir los costes de los negocios y mantener la competitividad de Singapur, baja la fiscalidad y las cuotas de las empresas en la Seguridad Social. Por otro lado, promueve la creación de negocios y que éstos sean innovadores y más orientados al exterior. Promociona cursos de formación y mejora de las habilidades de los trabajadores y adopta una política de atracción del talento extranjero para que trabaje en Singapur y compense de alguna medida la falta de mano de obra cualificada y permita la expansión del sector manufacturero y de servicios.

Fase 6: 2010 en adelante. Economía basada en el conocimiento. En 2010, el Comité de Estrategias Económicas (ESC) formuló varias recomendaciones cuyas orientaciones básicas adoptó y aplicó el Gobierno en el marco de los presupuestos de 2010 y 2011. Singapur está tratando de acelerar el crecimiento de la productividad del 1 por ciento anual registrado durante el decenio anterior (1,4 por ciento en el sector manufacturero) a un promedio del 2 al 3 por ciento anual durante la próxima década. El ESC recomienda que se sigan promoviendo sectores manufactureros complejos, en los que los conocimientos técnicos y la propiedad intelectual son esenciales, como los productos nutracéuticos; la concepción y producción de componentes de instrumental médico; y esferas interdisciplinarias como la bioelectrónica. El Comité propone asimismo que se preste apoyo a los servicios relacionados con la manufactura, como las actividades centrales, la I+D, la gestión de la propiedad intelectual y la administración del ciclo de vida de los productos, con miras a aprovechar la convergencia del sector manufacturero con los servicios. Los conglomerados sectoriales de la industria manufacturera sometidos a la supervisión anual del Gobierno de Singapur son los siguientes: productos electrónicos, productos químicos, ciencias biomédicas (que comprenden la industria farmacéutica, la tecnología médica, la biotecnología, y los servicios de atención sanitaria) e ingeniería (comprendida la ingeniería de precisión y la ingeniería de transporte).

En la actualidad, las autoridades singapurenses tratan de consolidar una industria y el crecimiento de la economía basada en el conocimiento que incluye talento, educación, información, innovación, espíritu empresarial, educación continua, etc. En otras palabras, el conocimiento es la fuente que mejora el capital intelectual necesario para la creación de mayor valor añadido. Para la consecución de un crecimiento sostenido Singapur se ha embarcado en el desarrollo de una economía basada en el conocimiento. 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

El sector de los servicios es el más importante en cuanto a contribución al valor añadido nominal al formar más del 70% del PIB y emplear de igual forma a más de dos tercios de la fuerza laboral activa. En 2018 los servicios financieros y de seguros, los servicios prestados a las empresas y el comercio al por mayor y al por menor contribuyeron respectivamente un 0,8%, 0,4% y 0,3% al crecimiento del PIB (de un total de crecimiento del 3,2%).

 

ESTRUCTURA DE LA ECONOMIA

(2018)

VALOR AÑADIDO

BRUTO NOM

(%)

CONTRIBUCIÓN

AL CREC 2018

(%)

2017/2018

CREC

REAL

TOTAL 100 3,2 3,2
       
I. Industrias productoras de bienes 26,1 1,2 5,0
Manufacturas 21,4 1,3 7,2
Construcción 3,5 -0,1 -3,4
Energía (utilities) 1,2 0 2
       
II. Industrias productoras de servicios 70,4 2,0 3,0
Comercio mayorista y minorista 18,0 0,3 1,5
Servicios empresariales 14,9 0,4 3
Servicios financieros y seguros 12,9 0,8 5,9
Transporte y almacenamiento 6,9 0,1 1,5
Información y comunicaciones 4,1 0,2 6
Alojamiento, alimentación y bebidas 2,1 0,0 2,7
Otras industrias de servicios 11,5 0,2 1,7
       
III. Propiedad residencial 3,6 0,1 -0,3

Fuente: Singstat, Ministry of Trade and Industry (2018)

 

 

Singapur es la cuarta plaza financiera a nivel mundial por detrás de Londres, Nueva York y Hong Kong. En 2018 la contribución al PIB singapurense del turismo y actividades relacionadas fue del 9,9%.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Privatizaciones

El sector de los servicios es el más importante en cuanto a contribución al valor añadido nominal al formar más del 70% del PIB y emplear de igual forma a más de dos tercios de la fuerza laboral activa. En 2018 los servicios financieros y de seguros, los servicios prestados a las empresas y el comercio al por mayor y al por menor contribuyeron respectivamente un 0,8%, 0,4% y 0,3% al crecimiento del PIB (de un total de crecimiento del 3,2%).

 

ESTRUCTURA DE LA ECONOMIA

(2018)

VALOR AÑADIDO

BRUTO NOM

(%)

CONTRIBUCIÓN

AL CREC 2018

(%)

2017/2018

CREC

REAL

TOTAL 100 3,2 3,2
       
I. Industrias productoras de bienes 26,1 1,2 5,0
Manufacturas 21,4 1,3 7,2
Construcción 3,5 -0,1 -3,4
Energía (utilities) 1,2 0 2
       
II. Industrias productoras de servicios 70,4 2,0 3,0
Comercio mayorista y minorista 18,0 0,3 1,5
Servicios empresariales 14,9 0,4 3
Servicios financieros y seguros 12,9 0,8 5,9
Transporte y almacenamiento 6,9 0,1 1,5
Información y comunicaciones 4,1 0,2 6
Alojamiento, alimentación y bebidas 2,1 0,0 2,7
Otras industrias de servicios 11,5 0,2 1,7
       
III. Propiedad residencial 3,6 0,1 -0,3

Fuente: Singstat, Ministry of Trade and Industry (2018)

 

 

Singapur es la cuarta plaza financiera a nivel mundial por detrás de Londres, Nueva York y Hong Kong. En 2018 la contribución al PIB singapurense del turismo y actividades relacionadas fue del 9,9%.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex