Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

La evolución de los precios es una de las mayores preocupaciones tanto del Gobierno como de la población. En muchos países, especialmente cuando cuentan con un tipo de cambio flexible (como es el caso de Sierra Leona), la inflación no es un problema económico de primer orden (como sí debe serlo, por ejemplo, la productividad), pero en Sierra Leona sí lo es, ya que en términos absolutos la inflación es alta y, sobre todo, el país es pobre. La inflación tiene efectos especialmente perniciosos sobre la población con menores capacidades económicas que, en general, no pueden acceder a los mismos productos financieros que la gente con mayor poder adquisitivo, de modo que ven erosionado su ahorro que, literalmente en muchos casos, son billetes guardados en una lata. Además, este sector de la población puede tener más dificultades para sustituir bienes en su cesta de consumo, de modo que absorben todo el impacto del aumento de los precios disminuyendo su consumo, que ya era escaso. No es de extrañar, pues, que en estos países el aumento de los precios de los productos agrarios haya generado revueltas.

La inflación ha ido acelerándose cada vez más durante los últimos años, pasando de un 8-9% en el periodo 2013-16 a situarse por encima del 15% a partir de entonces. La elevada inflación puede achacarse a un círculo vicioso por el cual los altos déficit fiscales del Gobierno son financiados por el Banco Central mediante el aumento de la base monetaria, lo cual genera un aumento en el nivel general de precios, una depreciación del leone, lo que genera, a su vez, una inflación todavía mayor. Esto ha fomentado un mercado de cambio paralelo al oficial en las calles del país, alimentando el interés por poseer moneda extranjera.

A continuación, se puede observar gráficamente la evolución de la inflación en Sierra Leona. Con la excepción del año 2015, el resto de los años se observa que la inflación es mayor midiéndola con el IPC que con el deflactor. Es decir, que los precios de los bienes consumidos en Sierra Leona (tanto importados como producidos localmente) crecen a mayor velocidad que los precios de los bienes producidos en Liberia (para consumo interno y exportación). Esto es un reflejo de la dualidad que presenta la economía sierraleonesa entre su sector exportador, muy concentrado en ciertas materias primas cuyos precios se determinan a nivel internacional, y el resto de su economía, en buena medida informal. 

 

 

evolucion SL inflacion

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del Banco Mundial. Última actualización junio 2021.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Las infraestructuras son la asignatura pendiente de Sierra Leona. Las deficiencias en el sector energético y en el transporte suponen un cuello de botella que limita el potencial de crecimiento del país. Se están haciendo grandes esfuerzos en este ámbito, con la ayuda imprescindible de donantes internacionales, pero resultan insuficientes dado el punto de partida tan atrasado. En la práctica, algunas grandes empresas (mineras, sobre todo), recurren a desarrollar las infraestructuras que necesitan por sí mismas: carreteras, aeropuertos y electricidad.

Transporte

Las infraestructuras de transporte en Sierra Leona son malas. Hay dos factores explicativos principales: la guerra y la falta de inversión. En los últimos años se han hecho esfuerzos por mejorar la situación, pero dadas las ingentes necesidades, las pocas capacidades del Gobierno y el mal entorno para las concesiones, aún queda mucho por hacer.

Carreteras

Hay 11.200 kilómetros de carreteras, de las, sólo 8.200 están clasificados por el National Road System: De las restantes, se estima que 3.000 kilómetros pertenecen a redes urbanas y el resto a trazados rurales. Las carreteras secundarias a menudo quedan impracticables durante la estación lluviosa.

Se calcula que, de las carreteras clasificadas, tan sólo el 8% está pavimentado y que el 40% de están en mal estado (la mayoría en zonas rurales).

El mantenimiento de las carreteras se financia mediante un impuesto sobre el carburante, pero los ingresos por esta fuente resultan manifiestamente insuficientes. Este impuesto (que llegó a ser de 0,10 dólares por litro en 2010) encarece el combustible considerablemente, lo que añadido a un mal estado de las infraestructuras y a la alta tasa de pobreza (los coches son un lujo) hace que el nivel de tráfico se mantenga bajo.

En 1992 se estableció el Road Fund, para asegurar la rehabilitación y mantenimiento de las carreteras públicas y se estima que en el período 2004 – 2009 se desembolsaron anualmente 15,3 millones de dólares a través de este fondo. En 2010, tomando como base este fondo, se creó la Road Maintenance Fund Administration (RMFA), que trabaja en colaboración con la Sierra Leone Roads Authority (SLRA) para invertir unos 9 millones de dólares anuales (de media) en la red de carreteras pública.

Con todo, en 2011 el Banco Africano de Desarrollo calculaba que sería necesario triplicar el gasto anual en esta partida para rehabilitar las carreteras en un periodo de cinco años.

El macroproyecto de autopista entre Abidján y Lagos de ECOWAS espera ser prolongado hasta Dakar a través de Guinea Conakry, pero sin pasar por Liberia o Sierra Leona. Ante ello, ECOWAS ha desarrollado nuevos proyectos en ambos países, sobre todo en Liberia.

La Unión Europea está financiando o va a financiar varios proyectos de mejora de las carreteras por valor de 95 millones de euros. En concreto, esta financiación se destinará a:

  • Rehabilitación y mantenmineto de redes de carreteras escogidas por el Gobierno de Sierra Leona.
  • Rehabilitación de secciones de la Trans West African Highway (Freetown – Conakry)
  • Rehabilitación de 650km de carreteras rurales
  • Asistencia técnica para desarrollar competencias en la SLRA

Ferrocarril

Por su parte, el ferrocarril estatal cuenta con 600 kilómetros de recorrido pero dejó de operar en 1974 y hoy en día aún no es viable. Algunas empresas mineras han construido sus propias líneas de ferrocarril.

Aeropuertos

Probablemente, uno de los problemas principales de infraestructuras de cara a la atracción de inversores extranjeros sean las malas conexiones entre Freetown y su aeropuerto (Lungi), que se encuentra 13 kilómetros al norte de la capital, pero separado por el estuario del río Rokel. Cuando esté terminada la red de carreteras que está financiando la UE, se tardará unas dos horas en llegar por coche. Como alternativa, en el pasado se podía utilizar un helicóptero y hovercraft, pero hoy en día la única posibilidad (además del rodeo por carretera) es hacerlo enbarca.

El BAfD estaba impulsando, con apoyo presidencial, la construcción de un puente de casi 9 kilómetros de longitud; el primer coste estimado asciende a más de 800 millones de dólares, lo que representa cerca del 20% del PIB en 2012. Se desconoce el estado actual del proyecto.

Puertos

El de Freetown es el principal puerto del país, y constituye uno de los puertos naturales más grandes de África. El puerto de Sherbro fue diseñado para la exportación de bauxita y rutilo; el de Pepel (rehabilitado por la empresa minera African Minerals) para la exportación de hierro. Varios ríos son navegables para pequeñas embarcaciones.

La autoridad reguladora del transporte marítimo, Sierra Leone Maritime Administartion (SLMA), se estableció en el año 2000, acaparando responsabilidades que hasta entonces eran competencia de la Sierra Leone Ports Authority. Entre otras, las funciones de esta agencia son las de la compra e instalación de sistemas de navegación y el dragado de canales.

Las políticas del país buscan incentivar la participación privada. Prueba de ello es la concesión de la gestión del puerto de Freetown a la empresa francesa Bolloré.

Uno de los ejes principales del programa del FMI es que el Gobierno cree (mediante mayor recaudación) y libere (mediante redireccionamiento del gasto) recursos para poder abordar obras de infraestructuras. Éstas, hoy por hoy, se financian con fondos de los donantes internacionales.

Telecomunicaciones

La cobertura móvil aún es deficiente o inexistente en buena parte del país, mientras que las líneas fijas son escasas y no suelen estar operativas.

La conexión a internet es muy lenta, pero se espera que la situacion mejore ya que próximamente Sierra Leona estará conectada mediante fibra óptica con Europa y Sudáfrica.

Energía

Como se comentó anteriormente, el sector de la energía en Sierra Leona es un sector con grandes necesidades de desarrollo. La generación eléctrica no es el único problema que enfrenta el país en este ámbito, dado que el sistema de transmisión nacional también presenta graves carencias. Una gran parte de la red eléctrica sufrió fuertes daños durante la guerra y, a pesar de que en los últimos años se han llevado a cabo numerosos proyectos para recuperar y mejorar la operatividad de la red, por ahora esta sólo cubre principalmente la región occidental del país.

La red nacional es muy limitada y abastece aproximadamente a un total de 150.000 consumidores. Esta se compone principalmente de:

  • Una línea de transporte de 161kV que nace en la central hidroeléctrica de Bumbuna y se extiende 220km hasta Freetown y sus alrededores en la zona occidental, suministrando electricidad a un 40% de los residentes.
  • Una red independiente en la localidad de Makeni, en el distrito Port Loko, que se abastece de la energía generada en la central de Bumbuna.
  • Una línea de media tensión de 33kV que transcurre desde el municipio de Bo hasta el municipio de Kenema, ambos capitales de sendos distritos en la región suroriental del país.

Además de la dificultad de acceso a la red eléctrica que existe en Sierra Leona, se añade el mal estado en el que se encuentra la misma, que cuenta con equipos viejos y anticuados, lo que provoca pérdidas aproximadas del 34,5% en la transmisión de electricidad.

Las infraestructuras eléctricas están necesitadas de fuertes inversiones. El gobierno de Sierra Leona ha asegurado fondos procedentes de distintos organismos internacionales como el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo (BAfD), el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID) o la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) para mejorar y expandir la red Bo-Kenema (proyecto con fecha prevista de finalización en diciembre de 2020), así como llevar a cabo otros proyectos de desarrollo de la red nacional en los próximos años.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

En Sierra Leona se observan tres características básicas comunes en bastantes países menos desarrollados: la tasa de paro es elevada, la economía informal es extensa y la mayor parte de la población empleada (en torno al 55%) lo está en el sector primario, fundamentalmente agrario. A pesar de la importancia de la minería, este sector es intensivo en capital, por lo que no genera tantos empleos.

La tasa de ocupación en Sierra Leona fue superior al 65% en el año 2014 según el último informe publicado Sierra Leone 2014 Labor Force Survey Report publicado por el Departamento de Estadísticas de Sierra Leona en colaboración con el Banco Mundial y la Organización Internacional de Trabajadores en 2016. Según este informe no existen grandes diferencias entre hombres y mujeres en la tasa de ocupación a excepción de entre los rangos de edad más jóvenes, donde las mujeres cuentan con tasas de empleabilidad más elevadas. Si existe, no obstante, desigualdades considerables entre sexos en la remuneración percibida, siendo esta entre 2 y 3 veces superiores entre los varones.

La asistencia a la escuela o a cursos formativos fue la razón más común (54%) para no participar en el mercado laboral, seguido de la falta de recursos para iniciar un negocio (16%) y el desempeño de las labores del hogar (10%). Más de la mitad de la población es analfabeta.

En un país en el que la agricultura desempeña un papel fundamental en la economía, no es de extrañar que las tasas más altas de desempleo se den entre jóvenes residentes en áreas urbanas en la zona occidental del país que cuentan con, por lo menos, educación secundaria. Del mismo modo, las mayores tasas de ocupación se encuentran en las zonas rurales entre los grupos de población más (y menos) educados.

La principal fuente de ingresos de la población proviene del autoempleo. Menos de un 10% de los trabajadores lo hacen por cuenta ajena.

Empleo Sierra Leona

Fuente: Sierra Leone 2014 Labor Force Survey Report.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

El análisis de los datos económicos de Sierra Leona se enfrenta a la falta de consenso entre las diferentes fuentes de información. De este modo, tanto los datos de PIB como la población del país están basados en muchas ocasiones en estimaciones, por lo que existen discrepancias a la hora de determinar el PIB per cápita y otros datos similares. En la siguiente tabla se resumen los principales indicadores:

PIB per cápita (USD) PIB per cápita PPA (USD) INB método Atlas (USD)
2018 2019 2018 2019 2018 2019
534 528 1.580 1.770 490 540
Fuente: Banco Mundial
Última actualización: abril de 2021

Vemos que el Ingreso Nacional Bruto (INB) calculado según el método Atlas es inferior al PIB. Esto es debido a que la cifra del INB no cuantifica toda la producción realizada en el interior del país, como sí hace el PIB, sino que incluye los ingresos de todos los residentes sierraleoneses, con independencia de donde se haya generado dicho ingreso, y de nadie más. Por tanto, el INB inferior es debido a los ingresos producidos en Sierra Leona por empresas residentes en otros países, especialmente en el sector minero. 

El PIB per cápita en dólares corrientes es el indicador por antonomasia de la renta per cápita, pero probablemente no sea el más adecuado para todas las circunstancias, especialmente si lo que se trata de medir son los niveles de pobreza. El PIB per cápita en dólares PPA (es decir, teniendo en cuenta la diferencia de poder adquisitivo que tiene allí un dólar) o el ingreso nacional bruto (INB) medido mediante el método Atlas son, en este sentido, mucho más adecuados para medir el mencionado nivel de pobreza.

En cualquier caso, los valores de renta antes indicados están distribuidos de forma desigual en el país. El índice de Gini para el año 2018 fue 0,357 (cuanto más cerca de 1, menos igualitaria es la distribución de la riqueza). Como referencia, un país escandinavo puede estar en un 0,25 y España está en el 0,33. Sierra Leona, en definitiva, está dentro de la categoría de países de renta baja de la clasificación del Banco Mundial, el cual usa para tal fin el INB medido por el método Atlas.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

El sector primario tiene un gran peso en la economía sierraleonesa, en términos de su contribución al PIB (60% en el año 2019, según el Banco Mundial), las exportaciones (más del 20% en 2019), como por la población que trabaja en el sector (el 55% en 2019).

Agricultura

Puesto que la agricultura constituye cerca de dos tercios de la economía y apenas hay superficie irrigada, el crecimiento de Sierra Leona depende en buena medida del clima, de modo que una temprana época de lluvias ayuda a impulsar el PIB. En los últimos años la agricultura ha crecido a un ritmo superior al 5%.

La necesidad de desarrollar aún más el sector debido a su peso en el empleo y en las políticas de reducción de la pobreza, explica el interés del Gobierno en atraer inversores así como el apoyo de los donantes, entre ellos, el Banco Mundial y la UE.
 

 

Fuente: Africa Infrastructure Country Diagnosis, World Bank


Esta imagen muestra la superficie irrigada, únicamente las zonas marcadas en azul oscuro están irrigadas en más del 5% (2013). El Ministerio de Agricultura estimaba la superficie cultivable que no estaba siendo explotada aún en 4,8 millones de hectáreas en el año 2013. La adquisición de tierras para cultivar no es sencilla porque la tierra (salvo en el distrito de la capital) es considerada propiedad de la comunidad y administrada por los jefes locales, si bien se contemplan cesiones a largo plazo y el Gobierno apoya este tipo de operaciones. Además, se prevén diversos incentivos para inversores en el sector, como exenciones en el pago de aranceles para la importación de maquinaria o la exención en el pago de impuesto de sociedades durante un periodo de años variable en función del cultivo de que se trate.

Los cultivos esenciales para la producción de alimentos son:

  • En las llanuras interiores, arroz, azúcar, aceite de palma, mandioca y anacardo.
  • En la meseta del sureste, arroz, cacao, café y aceite de palma.
  • En la zona costera, arroz, jengibre, vegetales y mandioca.
  • En la península de Freetown, cítricos y mangos. También hay algo de ganadería en esta zona geográfica.

Es destacable la importancia del cultivo de arroz en el país, prácticamente el único cereal producido en el país contribuyendo según la FAO al 75% del PIB agrícola (2013). Según fuentes locales, la población de Sierra Leona tiene predilección por el consumo de arroz, aunque las autoridades tratan de incentivar el consumo de otros cultivos locales como el ñame, la yuca o la batata. Aunque la dependencia del país del arroz importado ha ido disminuyendo en los últimos años, sigue siendo un importador neto, con una relación de dependencia de las importaciones de cereales de alrededor del 18% (2016).

Las mayores exportaciones agrícolas están formadas por jengibre, productos de palma, café verde, grano de cacao, nuez de cola, yuca y tabaco. 

Se detecta un mayor interés del sector privado en el desarrollo del sector agrícola, la agencia de promoción de inversiones del país, SLIEPA, recoge sectores estratégicos como cultivos de palma de aceite o frutas para la exportación. En este sentido destaca la inversión de la multinacional DOLE, que está desarrollando desde 2017 cultivos de piña destinados a la exportación.

Pesca

Sierra Leona está considerado como uno de los países con mayor riqueza en recursos pesqueros. 

La FAO indica que el 80% de la proteína animal que se ingiere en Sierra Leona procede del pescado, lo cual muestra la importancia de la pesca para la alimentación. Además, se estima que en su conjunto emplea directa o indirectamente a unas 500.000 personas y representa en torno al 10% del PIB (2017). 

El sector pesquero se divide entre la pesca artesanal, para la alimentación local, y la pesca industrial, orientada esencialmente a la exportación y llevada a cabo por empresas de capital extranjero, principalmente de origen chino, español y coreano que acorde al registro de licencias publicado por el Ministerio de Pesca de Sierra Leona.

Una de las principales barreras para el acceso a los mercados internacionales de las capturas sierraleonesas es la falta de un marco legal que asegure el cumplimiento de las normas internacionales de seguridad y calidad alimentarias. La acuicultura, realizada principalmente por las comunidades locales de manera tradicional, se ha convertido en un objetivo prioritario para el Gobierno de Sierra Leona, esgrimiendo como argumentos la seguridad alimentaria de la población, la mejora de la dieta y la creación de empleo.

La falta de recursos del Estado hace que no existan medios suficientes para controlar la pesca ilegal en aguas de Sierra Leona. Se estima que más del 30% de las capturas se realizan por flotas extranjeras tecnificadas, mientras que no existen datos de otras capturas, lejos de quedar el 70% en manos de pescadores artesanales. Por ello el país recibe ayuda internacional para combatir este problema.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

Minería

Sierra Leona es una república con importantes recursos naturales, siendo la minería sin duda uno de los de mayor potencial de crecimiento y del que cabe esperar que sea uno de los pilares del futuro desarrollo del país. El sector minero representó más del 73% de las exportaciones y un 5% del PIB en el año 2017, y está detrás de los conflictos que han asolado el país: el término diamantes de sangre se acuñó precisamente por lo sucedido en Sierra Leona, cuando los grupos rebeldes empezaron a intercambiar gemas por armas para financiarse en la guerra civil (1991-2002). Para intentar mejorar la situación y aumentar la transparencia, en 2009 se aprobó una nueva Ley de Minas y Minerales.

Entre otras medidas, se eliminaron incentivos fiscales y se aumentaron las regalías a las que el Estado tiene derecho; actualmente son un 6,5% para los diamantes y un 5% para minerales preciosos. Merece la pena destacar que Sierra Leona es miembro del Proceso de Kimberley, el cual comenzó en 2000, cuando los países productores de diamantes africanos se reunieron en Kimberley, Sudáfrica, para discutir formas de frenar el comercio de diamantes de “sangre” o los extraídos y vendidos ilegalmente por grupos rebeldes que utilizan las ganancias para financiar movimientos contra los gobiernos establecidos. Es, no obstante, un sistema criticado, pues han entrado en el mercado muchos diamantes certificados procedentes de Zimbabue.

La agencia gubernamental responsable de la administración del sector minero es el Ministerio de Minas y Recursos Minerales, que ejerce su actividad a través de la National Minerals Agency, encargada de implementar las políticas del sector. La información pública disponible sobre el potencial minero de Sierra Leona es escasa, y los datos geológicos están incompletos y obsoletos.


Fuente: Africa Infrastructure Country Diagnosis, World Bank

El mapa muestra los principales núcleos mineros de Sierra Leona. Los vagones en color blanco representan explotaciones de minerales preciosos y los vagones en gris otros metales.

Aunque la minería ha sido una actividad económica importante en Sierra Leona desde los años 30, aún hoy existe un gran potencial para la extracción y exportación de minerales. Los principales minerales son el rutilo, bauxita, diamantes (depósitos aluviales y roca dura), oro y minerales de hierro. Otros recursos son el lignito, las arcillas, los metales básicos (cobre, níquel, molibdeno, plomo y zinc), cromo y platino.

El diamante ha sido tradicionalmente la pieza clave del sector minero y supuso el 22% de las exportaciones totales del año 2015, aunque parece que el mineral de hierro ha ganado importancia en los últimos años (21% de las exportaciones totales). En diciembre de 2016 la siderúrgica china Shandong Iron y Steel Group se reunió con el Presidente de Sierra Leona para discutir un proyecto en el que planea invertir $ 700m en un planta de procesamiento de mineral de hierro en su mina Tonkolili, representaría la mayor inversión industrial de la historia del país y en caso de realizarse daría un impulso a largo plazo a la economía nacional.Las exportaciones de diamantes desde Sierra Leona se han incrementado exponencialmente a partir del fin de la guerra, llegando a los 127 millones de dólares en el año 2015, sobre todo por la producción artesanal. El descubrimiento de nuevos yacimientos y el fin de las sanciones son dos de los principales motivos de este incremento. Como se ha señalado, los diamantes de Sierra Leona están certificados bajo el Proceso de Kimberley. Sierra Leona es conocida por producir la mayoría de diamantes de calidad gema. La zona diamantífera cubre aproximadamente una cuarta parte del país, principalmente en el sureste y este del país, en torno a Kono, Kenema y Bo. Las principales zonas de extracción son las zonas de drenaje de los ríos Sewa, Bafi, Woa, Mano y Moa.

Aunque el diamante aluvial es la producción estrella de la minería sierraleonesa, como se menciona arriba, el hierro ha reclamado en los últimos tiempos un papel más importante tras la apertura de las nuevas minas de Marampa (explotada por London Mining) y Tonkolili (explotada por African Minerals). La extracción de hierro se remonta a la década de 1930, aunque fue abandonada en los 80.

Se considera que en las condiciones más favorables la producción de oro podría llegar a cifras de 300.000 onzas anuales.
 

Energía

El sector energético es una de las grandes asignaturas pendientes en Sierra Leona. La escasez de un suministro energético fiable es uno de los principales obstáculos para el desarrollo económico y social de Sierra Leona. La capacidad de potencia instalada per cápita del país se encuentra entre las más bajas del mundo con aproximadamente 180 MW disponibles para una población de más de 7 millones en 2018; lo que se traduce en que sólo un 26% de la población tenga acceso al suministro eléctrico (según datos del Banco Mundial en 2018). Además, existe gran disparidad entre las zonas urbanas, donde la tasa de acceso es del 53,2% y las zonas rurales, que están casi completamente desabastecidas de corriente eléctrica, sólo un 6,5% de la población en estas áreas goza de electricidad.

El sector eléctrico está regulado por la National Electricity Act (2011) y la Sierra Leone Electricity and Water Regulatory Commission Act (SLEWRC Act 2011), que sentaron las bases para la creación de las actuales instituciones públicas encargadas de gestionar el sector. En 2015 la National Power Authority (NPA), empresa pública responsable de la generación, transmisión, distribución y venta de electricidad en el país, se dividió en dos en un esfuerzo por fomentar la participación privada en el sector: la Electricity Generation and Transmission Company (EGTC) y la Electricity Distribution and Supply Authority (EDSA). La primera otorga licencias para la generación de electricidad y la segunda se encarga de fijar las tarifas.

La electricidad generada se obtiene de distintas fuentes:

Energía hidroeléctrica: es la principal fuente energética del país. Se estima que Sierra Leona tiene un potencial hidroeléctrico que rondaría los 2.000MW. Actualmente, existen 4 centrales de generación hidroeléctrica que agrupan una capacidad de generación de 61,5MW. Cabe destacar la central de Bumbuna, que con una capacidad instalada de 50MW es la principal central de generación eléctrica del país; existe un plan de expansión de esta central para aumentar su capacidad hasta 143MW que supondría una inversión de 700 millones de dólares. Además, Sierra Leona cuenta con otras 5 minicentrales hidroeléctricas cuyas capacidades varían entre 120kW y 6MW.

Energía térmica: las centrales térmicas en Sierra Leona son especialmente importantes durante la época seca, periodo en el que las centrales hidroeléctricas no pueden funcionar a plena capacidad. En Sierra Leona existen tres centrales térmicas que utilizan distintos combustibles.

o   Central de Kingtom: central de 50MW ubicada en Freetown y propiedad del Ministerio de Energía de Sierra Leona que utiliza diésel como combustible.

o   Central térmica de Port Loko: central de 30MW propiedad de la compañía First Step y Shamsi Private, ubicada junto a su fábrica de acero, que utiliza petróleo pesado y calor residual procedente de la fábrica.

Biomasa: un recurso ampliamente extendido en los hogares de Sierra Leona, donde lo utilizan para cocinar, pero, además, tiene gran potencial en la generación eléctrica (se estima en 2.706GWh anuales), ya que en el país se generan unas 650.000 toneladas de residuos orgánicos anuales. Actualmente, existe una central de generación que utiliza biomasa como fuente de energía, es propiedad de la compañía Sunbird Bioenergy, está ubicada en la localidad de Makeni y tiene una capacidad de 32MW.

Energía solar: una fuente energética con gran potencial en Sierra Leona, donde se estima que se podrían aprovechar hasta 2.180 horas de luz anuales. Además, presenta unos índices de radiación horizontal entre 4,5 y 5,5 kWh/m2 al día. Actualmente, existe un parque solar de 6MW en la localidad de Newton llevado a cabo por un consorcio de ASIC y Mulk-OGI y financiado por el Fondo de Desarrollo de Abu Dhabi y la Agencia Internacional de Energía Renovable. Además, existen varios proyectos minigrid y microgrid instalados a lo largo del país. Por otro lado, el Banco Mundial otorgó en 2018 fondos para la construcción de un parque solar fotovoltaico de 60MW en Freetown, que proporcionará electricidad a un precio por debajo de 0,07$/kWh.

Actualmente los costes de la electricidad pública están subvencionados por el gobierno y las tarifas varían en función del tipo de consumidor. En la siguiente tabla se muestran los precios establecidos por EDSA. Al coste variable del consumo se debe añadir un gasto fijo mensual por utilización de la red, que varía entre 1 y 4 dólares mensuales en función del tipo de consumidor.

Consumidor

$/kWh

T1 – Residencial entre 0-50kWh al mes

0,057

T1 – Residencial >50kWh al mes

0,15

T2 – Comercio

0,17

T3 – Instituciones

0,16

T4 – Industria

0,18

T7 – Metalurgia

0,19

Fuente: EDSA (2020)

Al coste variable del consumo se debe añadir un gasto fijo mensual por utilización de la red, que varía entre 1 y 4 dólares mensuales en función del tipo de consumidor.

No obstante, la red eléctrica nacional no está muy desarrollada y no suministra la electricidad necesaria para cubrir la demanda, por lo que gran parte de la población recurre a soluciones off-grid. Principalmente se utilizan generadores diéseles independientes; se estima que en 2013 se utilizaban un total de 33.000 generadores en el país, que generaban una potencia total de 180MW.

El Ministerio de Energía junto a distintos organismos internacionales donantes está desarrollando diversos proyectos con el fin de desarrollar el sector eléctrico. 

Por otra parte, en la última década, tras el anuncio del descubrimiento de hidrocarburos en el lecho marino en la cuenca entre Sierra Leona y Liberia, el interés por el petróleo y el gas ha sido alto; se han llevado a cabo cuatro rondas de concesión (la último se cerró en febrero de 2020) para exploración en los distintos bloques delimitados, pero se puede decir que este sector se encuentra todavía en una fase de exploración, sin que se haya conseguido por el momento extraer crudo de ninguno de los pozos. De hecho, Repsol fue una de las primeras empresas en descubrir petróleo (en un consorcio formado por Anadarko, Woodside Petroleumy Tullow Oil), pero ya ha salido del país por no cumplirse las expectativas.

La principal legislación que rige la actividad de exploración y explotación de las reservas de petróleo en Sierra Leona es la Petroleum (Exploration and Production) Act 2011 y, la ley que regula los beneficios obtenidos por la exploración de hidrocarburos es la Extractive Industry Revenue Act (2018), esta última establece royalties del 10% y el 5% para el petróleo y el gas natural respectivamente, además de otros requerimientos de impuestos para las empresas del sector. Por otro lado, la agencia gubernamental encargada de monitorizar las operaciones del sector y establecer los procesos y condiciones de concesión de licencias es la Petroleum Directorate.

Si bien existe una refinería en Freetown (Sierra Leone Petroleum Refining Company Limited, construida en 1970) con una capacidad de refinado de 10.000 barriles diarios, no ha estado operativa en muchos años. El gobierno de Sierra Leona está en búsqueda de algún acuerdo de colaboración con el sector privado para la rehabilitación de la refinería.  Así pues, de momento, todos los productos del petróleo son importados.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

Turismo

Existe un gran potencial en Sierra Leona para el desarrollo del turismo, ya que dispone de algunas de las mejores playas de África y una riqueza biológica y paisajística muy importante. Sin embargo, en 2018 tan solo llegaron al país 57.000 turistas, la mayoría a través del aeropuerto internacional de Lungi.

El sector es aún pequeño debido a la falta de infraestructuras, el alto coste de los vuelos y alojamientos y la percepción de inseguridad que sigue habiendo acerca del país. En septiembre de 2019 se elimina la necesidad de obtener el visado en el país de origen, lo que debería estimular la llegada de visitantes internacionales. 

Transporte

La situación de las infraestructuras (ver apartado correspondiente) limita las posibilidades de transporte. Las mercancías llegan por vía marítima al puerto de Freetown, los pasajeros por vía aérea al aeropuerto de Lungi y las comunicaciones internas se realizan por carretera, si bien en temporada de lluvias algunas zonas del país permanecen prácticamente incomunicadas.

Telecomunicaciones

Este sector, al igual que en otros países africanos, se está desarrollando rápidamente y está teniendo un efecto transformador en la economía del país. Según los datos del Banco Mundial, el número de personas con acceso a teléfono móvil está incrementándose muy rápidamente: de 2010 y 2019, ha pasado de haber 31 líneas por cada 100 habitantes a 86. Sin embargo, el acceso a internet es aún muy precario y la cobertura móvil en muchas zonas del país es escasa o inexistente.

La entidad reguladora es la National Telecommunications Commission (NATCOM).

La telefonía fija está monopolizada por la compañía estatal Sierratel (Sierra Leone Telecommunications Company), que también controla la única conexión internacional para telefonía del país. La concesión de su gestión recayó en la empresa Management and Development International Company (MDIC).

El país dependía por completo de satélites para realizar las conexiones internacionales hasta febrero de 2013, cuando se realizó la conexión al cable submarino ACE. Esto ha mejorado considerablemente las capacidades de ancho de banda.

Dado el mal estado de la infraestructura de línea fija, el sector móvil ha sido el principal impulsor de los ingresos generales de telecomunicaciones. Actualmente hay tres proveedores de telefonía móvil en Sierra leona : Orange, Africell y Sierratel.

Distribución comercial

La distribución comercial es esencialmente tradicional: existen tan sólo unos pocos puntos de venta modernos, en forma de pequeños supermercados, concentrados esencialmente en la capital (existe alguno en otros puntos del país). Estas pequeñas superficies comerciales están orientadas únicamente a expatriados y a las personas de mayor poder adquisitivo. La mayoría son de capital libanés e indio.

Educación

El PNUD indica que el promedio de años de educación es de tan solo 2,9. Buena parte de la población aún no tiene acceso ni a educación primaria.

La oferta de educación superior se limita a la capital y es reducida. Existen dos universidades públicas: la Universidad de Sierra Leona y la Universidad de Njalah.

Debido a la larga guerra que dejó el país en la miseria entre 1991 y 2002, en la actualidad es difícil encontrar técnicos con una aceptable preparación. Esto puede ser un quebradero de cabeza para empresas extranjeras que ven como para conseguir un servicio aceptable necesitan traer sus propios técnicos con todo el gasto que ello conlleva.

Sanidad

La atención sanitaria en Sierra Leona no es gratuita y tampoco alcanza estándares occidentales, lo que hace que la población expatriada o de mayor poder adquisitivo busque estos servicios en el extranjero. Los indicadores de salud demuestran la necesidad de grandes progresos en el sector: en 2007 fue el país con mayor mortalidad infantil del mundo, la esperanza de vida se estima en 54,3 años para las mujeres y en 53,4 años para los hombres. La mortalidad infantil se sitúa en un 8,1% (datos de 2019). Se producen epidemias de cólera, fiebre amarilla, meningitis, etc.

El Gobierno y socios colaboradores para el desarrollo, procuran un avance hacia la mejora de la disponibilidad de fondos para una mejora en las condiciones sanitarias del país.

Los proveedores de asistencia médica son un conjunto de instituciones públicas, privadas y ONG. Hay unas 100 ONG distintas operando en este sector en Sierra Leona.

Sector financiero

Ver apartado correspondiente.

Volver a índice de Estructura de la oferta