Estructura de la oferta

Precios (minoristas y mayoristas)

La inflación pasa a ser un objetivo prioritario del BNU tras las sugerencias recibidas del FMI y el giro en la política monetaria a un tipo de cambio flexible. No obstante, la inflación media en 2015 se situó en el 43,3% debido a la inestabiliad que vivió el país y la fuerte depreciación que sufrió la moneda local, la grivna. Desde entonces la inflación se ha mantenido por encima de los dos dígitos, y solamente en 2018 ha logrado bajar por dos décimas de los 10 puntos. A partir de 2018, la inflación debería situarse por debajo del 10%.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Infraestructuras económicas (transporte, telecomunicaciones y energía)

Transporte

El país mantiene una red importante de transportes terrestres (carretera y ferroviario), herencia de la época soviética. A través del territorio ucraniano pasan varios corredores de transportes internacionales: 3, 5, 9, Traceca, Mar Negro-Báltico y Asia-Europa. Las infraestructuras de transporte están en constante deterioro por la falta crónica, desde la independencia, de inversiones de mantenimiento, reparación o ampliación de la red existente y de nula inversión en nuevas infraestructuras. El estado general de la red supone un verdadero cuello de botella al impulso económico del país.

Corredores de transporte nacionales e internacionales que transitan por Ucrania:

5

Trieste -Ljubljana -Budapest (Bratislava) -Lvov

9

Helsinki -San Petersburgo -Minsk (Moscú) -Kiev -Kishinev (Odessa) -Dimitrovgrad -Alexandropoulos

3

Berlin (Dresden) -Wroclaw -Lvov -Kiev

4

Traceca

A

Asia-Europa

b

Mar Negro-Báltico

B

Euroasiáticos

La modernización de las infraestructuras de transporte y turísticas de Ucrania era imprescindible para la preparación y organización de la Eurocopa 2012 celebrada en junio en cuatro ciudades ucranianas (Kyiv, Lviv, Donetsk y Kharkiv) y cuatro polacas (Warsaw, Gdansk, Wroclaw y Poznan).

Resultan particularmente interesantes las iniciativas que se están llevando a cabo para la renovación y mejora del transporte por carreteras, ferrocarriles y de infraestructura urbana con financiación de BERD y Banco Mundial, así como las posibilidades de inversión en el sector turístico y hotelero, donde el gobierno nacional pretende favorecer la entrada de inversores extranjeros que aporten fondos y experiencia.

Los principales esfuerzos se dirigen a:

Red de carreteras

  • El Gobierno prevé la inversión anual de 42.000 millones de grivnas (unos 1.400 millones de euros) anualmente para la conservación y reparación de carre.
  • Dentro del proyecto Go Highway, se pretende conectar el puerto polaco de Gdansk con los puertos ucranianos de Odesa y Mykolaiv. La primera fase se pretende que sea una autovía que una Krakovets con Lviv y se pretende que su construcción sea a través de un sistema de concesión durante cincuenta años. Es un proyecto que ha sufrido constantes retrasos y cancelaciones pero que sigue estando en los planes del gobierno ucraniano.
  • Carreteras de circunvalación para varias ciudades, Lviv, Boryspil, Kiev, Rivne...
  • Desdoblamiento de la autovía Kiev-Odesa hasta la ciudad de Bila Tserkva, que cuenta con un presupuesto de 300 millones de dólares y se pretende que su construcción comience en 2019.

Red ferroviaria

El BERD ha facilitado a Ukrzaliznytsia, la Administración Estatal de Transporte Ferroviario de Ucrania varias líneas de crédito para financiar la adquisición de vagones de mercancías.

La compañía debe reestructurarse para dejar de ser ente estatal a ser empresa pública. Para ello se están realizando una reestructuración que permita la entrada de competidores, separando la parte regulatoria de la infraestructura y de la operacional.

Aeropuertos

Con motivo de la Eurocopa 2012 se construyeron cuatro nuevas terminales aeroportuarias en Kyiv, Lviv, Donetsk y Kharkiv.

La reconstrucción del aeropuerto de Odessa también está entre los proyectos de reforma de las infraestructuras nacionales. El proyecto consta de dos fases: la expansión de la terminal de pasajeros y la construcción de una nueva pista de aterrizaje. La nueva terminal ya ha empezado a trabajar solamente para los vuelos de llegada. 

En los próximos años se prevén inversiones en aeropuertos regionales que les permitan aumentar el número de pasajeros y operar vuelos internacionales. Uno de los proyectos más ambiciosos es el de la reconversión del aeropuerto miliar de Uman en un aeropuerto de uso civil, para lo cual además de una nueva terminal se debe construir una nueva pista.  

Energía

Red de transporte de gas

Ucrania posee una extensa red de transporte y almacenamiento de gas natural. En concreto 4 gasoductos: Bratsvo, Soyuz, Shebelinka-Dnepropetrovsk-Krivoy Rog-Ismail (ShDKRI) y Progres.

  1. Bratsvo (Brotherhood): Es el gasoducto más antiguo y el que más gas transporta a Europa desde Rusia. Tiene una capacidad de 100 bcm, aunque no opera al máximo de su capacidad, y una longitud de 2.750 Km. Transporta gas a través de Ucrania, Eslovaquia y República Checa hasta Alemania y Austria. Este gasoducto es el encargado de transportar alrededor del 80% de las exportaciones de gas ruso a Europa.
  2. Soyuz: Transporta gas desde Oremburgo (Rusia), hasta Ucrania. Tiene una capacidad de 30 bcm y una longitud de 2.750 Km. Une el gasoducto centroasiático (CAC) con el Bratsvo.
  3. Shebelinka-Dnepropetrovsk-Krivoy Rog-Ismail (ShDKRI): El tercer gasoducto de Ucrania se origina en los yacimientos de gas ucranianos de Shebelinka, aunque también recibe gas a través de una red de gasoductos más pequeños con origen en Rusia. El gasoducto tiene una longitud de 950 Km. y una capacidad de 24 bcm.
  4. Progres: Este gasoducto entra en Ucrania desde Sudya en Rusia a través de Urengoy y continúa hasta Uzhgorod. Tiene una capacidad anual de 28 bcm.

Sistema gasista en Ucrania: 

 

Red eléctrica

La longitud de la red de transmisión de alta tensión en Ucrania es superior a los 22.000 Km. Por capacidad se reparten de la siguiente manera:

  • 750 kV: 4,115 Km.
  • 500 kV: 375 Km.
  • 400 kV: 340 Km.
  • 330 kV: 13000 Km.
  • 220 kV: 4170 Km.

El administrador único es la empresa pública “Ukrenergo NEC”. Existen grandes deficiencias en el estado de conservación de la red en la actualidad, se estima que el 60% de la misma necesita repararse o sustituirse. Esto hace que las pérdidas en la red sean 3 veces superiores a lo habitual. En la actualidad Ukrenergo cuenta con préstamos del Banco Mundial y del BERD para la mejora de infraestructura, principalmente líneas de media tensión y subestaciones.

Volver a índice de Estructura de la oferta

Población activa y mercado de trabajo. Desempleo

La población activa del país es de aproximadamente 18 millones de personas sobre una población total de 41,9 millones de habitantes. Es preciso indicar que la disminución en 2 millones de habitantes entre 2014 y 2015, se debe a la pérdida de la península de Crimea, en el sur del país. (hay fuentes que siguen incluyendo la población de Crimea en el conjunto del país).

Ucrania sufre un crecimiento constante negativo de la población. La causa principal es la baja natalidad, la reducida esperanza de vida especialmente entre los varones (64 años), y la fuerte emigración.

En cuanto a la distribución de la población activa por sectores, los datos oficiales disponibles son antiguos, ya que el último censo data del año 2001. No obstante, se ha producido desde entonces una reducción de la población dedicada al sector primario y un aumento de la población empleada por el sector servicios. La estimación de la distribucion de la población por sectores sería: sector primario 18%; secundario 23%; y terciario 59%.

El desempleo fue del 8,8% en 2018. Esto significa un descenso respecto al 2015, que fue del 11,5%. El país cuenta con un alto porcentaje de subempleados y una deficiente red de protección social, que se compensa con un elevado nivel de economía sumergida (aproximadamente el 50% del PIB). La baja tasa oficial de paro refleja el escaso incentivo a registrarse en las oficinas de empleo por lo limitado de los subsidios. Por otro lado hay un alto número de empleos escasamente productivos y con salarios muy bajos. Según UKRSTAT, el salario medio mensual a nivel nacional en 2018 fue de 350€. Si bien hay variaciones con respecto a las ciudades más importantes: en Kiev y en Donetsk alcanza los 550€/mes y los 376€/mes, respectivamente.

Según el último informe la ONU sobre Migraciones, Ucrania es el octavo país del mundo en número absoluto de emigrantes fuera de sus fronteras (6 millones de personas, lo que representa el 14% de la población). Las remesas de emigrantes habrían generado unos ingresos para el país de 3566,5 millones de dólares en 2017 según datos del banco mundial. En la actualidad se calcula que alcanzan el 10% del PIB.
 

 

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

PIB per capita y distribución de la renta

El PIB nominal de Ucrania en 2018 fue de 124.600 millones de dólares lo que supone un aumento respecto de los 112.100 millones de dólares de 2017 lo que ofrece una renta per cápita aproximada de 2.970 dólares en términos nominales.

Hay una gran diferencia de renta entre algunas ciudades grandes, donde se percibe cierta opulencia, y el campo, donde la pobreza está más extendida y el nivel de acceso a infraestructuras básicas y servicios sociales es muy bajo. También existe una clase social, la conocida como "oligarquía", que concentra la mayor parte de la riqueza del país. Según estimaciones del KyivPost con datos de Forbes, el patrimonio de las 100 personas más ricas del país (0,0002% de la población) representa el 24% del PIB.Ucrania está clasificada en el puesto 88 (datos de 2017) del Índice de Desarrollo Humano (PNUD) de un total de 188 países, dentro del grupo de países de nivel de desarrollo alto. Dentro de la clasificación Doing Business del Banco Mundial en 2018, Ucrania se sitúa en el puesto 76 de 189 países mejorando su posición respecto al año anterior que ocupaba la posición 80, puesto similar a Bhutan o Kirguizistan. Está en los planes del gobierno el alcanzar un puesto de TOP-10 en los próximos años.
 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector primario

Agricultura

El subsector más destacado dentro del sector primario es, sin lugar a dudas, la agricultura. Ucrania dispone de una gran superficie de tierra muy fértil, en la que es muy fácil mecanizar los trabajos, y un clima favorable para la agricultura. El sector agrícola tiene una gran importancia en la composición del PIB (10,2% en 2017) y contribuye de manera significativa al saldo de la balanza comercial de bienes, por lo que una mala cosecha puede restar unos puntos de crecimiento al PIB y viceversa.

Tras el descenso de la producción en los años 90, la recuperación del sector agrícola comenzó en el año 2000, tras los cambios en la política económica y la aplicación de ciertas reformas en el sector. La más importante fue el desmantelamiento de las empresas agrícolas colectivizadas, repartiéndose la tierra entre los campesinos proporcionalmente en función de la productividad del suelo. Esto dio lugar a multitud de pequeños agricultores (pequeños relativamente dada las extensiones de la tierra y su productividad).

Ucrania es uno de los principales países productores y exportadores de cereales. En la campaña 2017 la producción total de cereal ascendió a 60,7 Millones de toneladas (Mt en adelante). Los principales cultivos que produce Ucrania son los siguientes: maíz, trigo, cebada. Los datos son ligeramente inferiores a la campaña 2016, en donde la producción fue de 65,2 Mt.  Otros cultivos importantes son el girasol, la remolacha, la zanahoria, la colza, los tomates y algunas frutas como manzanas y peras, de los cuales Ucrania es también un gran productor mundial.

La tierra constituye uno de los factores claves en el desarrollo del sector agrícola en Ucrania. Con arreglo al Registro catastral, la superficie agrícola en Ucrania ocupa 41,5 millones de hectáreas o, lo que es lo mismo, aproximadamente el 70 % de la superficie total de Ucrania. El ratio de superficie cultivable de Ucrania es el segundo mayor del mundo, después de Dinamarca. Asimismo, Ucrania posee más de un cuarto de la tierra negra (chernozem) cultivable del mundo, que representa el 56,5% de la superficie total de Ucrania.

Anualmente, el Ministerio de Política Agraria y Alimentación de Ucrania y los principales exportadores del sector del cereal firman al inicio de cada campaña un "Memorandum of Understanding (MoU)", por el que los exportadores se comprometen a no adquirir obligaciones contractuales que superen las cantidades fijadas en el documento a cambio de que el Estado no imponga restricciones formales a la exportación. Estas cantidades orientativas máximas de exportación son flexibles y se revisan mensualmente en función de la demanda interna. Así, se asegura el abastecimiento interno y se garantiza la seguridad alimentaria del país.

El sector agrícola en Ucrania tiene un gran potencial de desarrollo, pero se deben resolver los siguientes problemas:

  1. La obsolescencia de sus infraestructuras, la infrautilización de herbicidas y fertilizantes, y los deficientes sistemas de plantación, recogida y almacenamiento, dan lugar a rendimientos de las cosechas muy por debajo de su potencial.
  2. El régimen de propiedad de la tierra. La legislación ucraniana solamente permite la cesión de suelo agrícola a nacionales. La moratoria impuesta a la compra venta de suelo agrícola en 2001 se viene renovando de forma anual desde entonces, pese a las constantes declaraciones de intenciones de levantar la prohibición. Esta moratoria impide la transmisión de la propiedad de terreno agrícola mediante compra-venta tanto a nacionales como a extranjeros. La inversión extranjera en este sector se encuentra limitada por esta prohibición, lo que impide el aumento de la productividad y el desarrollo de sectores anexos como la ganadería. Todo esto aboca a las empresas extranjeras a posicionarse en el mercado sobre la base de leasings agrícolas. También afecta al agricultor nacional, a quien se le impide hipotecar su terreno para invertir en la modernización de sus explotaciones.

 

Pesca

En lo que respecta al sector pesquero, la flota pesquera ucraniana tradicionalmente ha centrado su actividad en el Mar Negro y el Mar de Azov dentro de la Zona Económica Exclusiva (EEZ) establecida por Ucrania en 1995 dentro de la convención de las Naciones Unidas sobre la Ley del Mar.

En 2018 las capturas en dichas zonas ascendieron a 51.168 toneladas, incluyendo:
 
Captura en el Mar de Azov - 7.147 toneladas.
Captura en el Mar Negro - 1.260 toneladas.
Captura en las aguas interiores del país - 42.760 toneladas.

Según la ley ucraniana, los recursos de la EEZ están bajo jurisdicción nacional y sujetos a un sistema de licencias y cuotas de pesca. Sin embargo, la actual situación en el Mar de Azov con el cierre del estecho de Kerch ha complicado la negociación con Rusia para establecer las cuotas lo que ha paralizado en buena medida el volumen de capturas legales.

La flota ucraniana de altura es reducida, faenando principalmente en el Atlántico Este y Central (jurel, sardina europea, caballa y sardinella). No obstante, el 80% de esta pesca se descarga y comercializa en los países cercanos al lugar de las capturas.

En 2018, la flota pesquera ucraniana había extraído del mar un total de 86.200 toneladas de pescado y de recursos marinos. A la par se importaron unas 372.000 Tn de pescado y mariscos. El 84,5% de los productos pesqueros importados eran productos congelados, 8,3% conservas, 4,1% refrigerados, 1,5% pescados secos, salados o ahumados, 1,3% crustáceos, 0,1% moluscos y cantidades menores de pescados vivos y otros invertebrados no crustáceos.

La mayoría de los productos pesqueros importados por Ucrania lo son desde Islandia (74.800 toneladas), Noruega (71.500 toneladas), Estonia (38.700 toneladas), los Estados Unidos (32.700 toneladas), Canadá (19.900 toneladas), Letonia (19.200 toneladas), España (13.500 toneladas), China (10.400 toneladas) y Reino Unido (10.100 toneladas).

En cuanto a la pesca y acuicultura realizada en aguas interiores, se centran en distintas variedades de carpa (cyprinus Carpio, carassius spp. y hypophthalmichthys molitrix) siendo su destino principal la comercialización en fresco o procesado en la industria de semi-conservas.

Recursos minerales

Ucrania es un país rico en recursos minerales donde destacan los yacimientos de carbón, hierro, manganeso, uranio y oro.

El Gobierno pretendía privatizar sus minas para finales de 2012 pero el proceso no llegó a finalizarse. Existen nuevos planes de privatización de minas en la cuenca Volyn, Oeste del país, pero no se ha avanzado en el proceso. La UE respaldaba el Programa de Ayuda al Sector del Carbón y establecía que para el año 2016, Ucrania debería cerrar 29 minas de carbón, sin embargo debido a la crisis de gas con Rusia, Ucrania se ha vuelto más dependiente del carbón nacional, de modo que parece poco probable que se produzca ese cierre a medio plazo. La industria minera afronta un proceso de restructuración que se ve agravado por el conflicto en el este del país, en donde se encuentra la principal cuenca minera, Donbás. En el año 2015 el Ministerio de la Energía y el Carbón dio un nuevo impulso, con la publicación de un plan de modernización y privatizaciones que se deberá llevar a cabo entre los años 2015 y 2020. Para el año 2021 se espera que la industria del carbón no siga recibiendo apoyo estatal. La inversión calculada es de 27.158 millones de grivnas (aproximadamente 1.000 millones de euros).

El Código de Recursos Minerales de Ucrania recoge la normativa relativa a la gestión de los recursos minerales. En ella se regulan temas como el uso y la protección de los recursos, seguridad, derechos de propiedad y la rehabilitación medioambiental de las zonas mineras. El control del cumplimiento de la normativa la realiza el Comité de Geología y Recursos Minerales. Este organismo es también el responsable de emitir licencias de explotación, en ocasiones tan difíciles de conseguir.

El sector requiere un proceso de modernización urgente. Se estima que Ucrania necesita invertir alrededor de 15.000-20.000 millones de dólares en los próximos diez años para superar la brecha tecnológica.

1- Carbón

En 2018 Ucrania ha sido el decimoctavo mayor productor de carbón del mundo, con 33,29 Mt. Esta cifra supone un aumento del 0,9% con respecto a las 33 MT del año pasado. La tendencia respecto a hace diez años sin embargo es claramente descendente situándose la producción en menos de la mitad con respecto al año 2008 (más de 65 Mt). El volumen de producción de carbón de Ucrania ha disminuido desde su independencia, momento en el que se calcula una producción de 150 Mt. Tras 2013, 44,4 Mt de producción, se produce la pérdida del control de importantes centros mineros de la región del Donbás, debido al conflicto reinante en la zona desde el año 2014. También el cierre de otros centros de producción debido al conflicto y la obsolescencia de muchas instalaciones son razones que explican estos números. En total, se estima que el país cuenta con 34.375 millones de toneladas de reservas de carbón, siendo Donbás la principal cuenca de carbón. Ucrania cuenta con alrededor de 160 minas de carbón, la gran mayoría propiedad del estado aunque su producción supone tan sólo el 12,4% del toal. En cuanto al tipo de carbón producido, el 17,5% es carbón de coque y el 82,5% restante es carbón térmico.

A pesar de poseer estos recursos, Ucrania es energéticamente dependiente de las importaciones de gas y petróleo. Esto es debido al mal estado de las minas y a la falta de desarrollo tecnológico en los procesos de extracción. Según los expertos, el 80% de las minas de Donbás han operado durante los últimos 20 años sin que se realizara ninguna labor de modernización o reconstrucción. El Gobierno aprobó un programa para mejorar el sector minero del país que incluía el cierre de 29 explotaciones para finales de 2012. Aunque el programa no ha finalizado, el proceso de cierre de cada mina puede durar años con un coste de alrededor de 495 millones de dólares. Además, la gran mayoría de las minas necesitan ser renovadas dado que las medidas de seguridad están muy lejos de los estándares internacionales y la maquinaria utilizada está obsoleta. El problema está en que la reestructuración del sector minero supondría la pérdida de miles de puestos de trabajo, habiéndose producido a lo largo del 2015 varias movilizaciones y protestas mineras.

La necesidad de inversión del Gobierno en el sector se estima en 5.790 millones de dólares  destinados al equipamiento de las minas y la construcción de 63 nuevas explotaciones estatales. La privatización podría ser una solución a la escasez de recursos de las minas de carbón puesto que atraería inversión.

2- Hierro, acero y manganeso

En 2015 la producción del hierro en todas sus formas ascendió a 297 Mt, lo que supone una ligera bajada respecto a 2014, donde la cifra fue de 312 Mt. Las reservas estimadas de hierro son 27.400 Mt. En ese mismo año 2018, Ucrania fue el cuarto país exportador de hierro del mundo (36,9 Mt) y el décimo primer país exportador de acero del mundo (15,2 Mt) perdiendo en diez años la 3ª posición como potencia exportadora de 2008. Así mismo, cabe también destacar la producción de manganeso. Ucrania es responsable del 32% de la producción mundial y el segundo mayor país por reservas, con aproximadamente 3.500 Mt.

Debido al conflicto en el Este de Ucrania las previsiones de crecimiento del sector han sido rebajadas, aunque la producción, sin crecer, por lo menos ha logrado mantenerse en cifras tan sólo ligeramente más bajas respecto a los años previos al conflicto del Donbás. Así, en 2013 la producción de hierro fue de 323Mt y en 2012 de 308 Mt.

El mercado está dominado por unos pocos operadores de gran tamaño siendo los más importantes Metinvest y Ferrexpo. Metinvest ha visto reducida su producción debido a cortes de energía y escasez de suministro. Ferrexpo, ha paralizado también sus proyectos de inversión, particularmente los de Brovarskoye y Manuilovskoye, que representan unas reservas de 7.400 Mt.

Metinvest, empresa ucraniana, se centra mayormente en el mercado doméstico con una cuota del 75% del mercado del mineral férreo. Ferrexpo en cambio, orienta su negocio hacia la exportación, el 99% de la producción de la empresa suiza se destina a exportación, destinando el 65% a países de Europa del Este y Centroeuropa.

3- Uranio

La capacidad de Ucrania para producir uranio es de 800 toneladas al año. Las principales minas están situadas en las regiones de Zhovti Vody, entre Kirovohrad y Dniporpetrovsk. Ucrania cubre el 30% de sus necesidades de uranio, que a su vez representa el 50% de las necesidades de energía eléctrica.

Las reservas de Ucrania son suficientes para cubrir el consumo durante 100 años.

4- Oro

De acuerdo con el Comité de Geología y Recursos Minerales de Ucrania, el país cuenta con 3.200 toneladas de reservas de oro localizadas en más de 200 yacimientos. Las principales actividades de extracción de oro se localizan en los yacimientos Muzhiyev y Saulyak, situados ambos en la región de Trans-Carpatia.

Motivados por el elevado precio del oro en el mercado, empresas canadienses y australianas han adquirido minas en el país con la intención de desarrollar las técnicas de extracción actuales y aumentar la producción.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector secundario

El sector secundario sigue teniendo una gran importancia hoy en día en la economía ucraniana. A pesar de que ha ido descendiendo desde su independencia en 1991, en 2017, el peso medio total del sector secundario sobre el conjunto del PIB ascendió al 27,8%.

Ucrania heredó de la antigua Unión Soviética una economía basada en la industria pesada, muy ineficaz e ineficiente desde el punto de vista de la utilización de energía y con un desarrollo tecnológico y de innovación atrasado, aunque fueran, en su día, industrias punteras (aeronáutica, balística, máquina herramienta, industria militar). Su desafío desde la independencia ha sido diversificar su producción, muy concentrada en el acero, químicos, astilleros, carbón, componentes de maquinaria y armamento. El sector manufacturero supone el 75% del total de la producción industrial y fue motor de crecimiento en los últimos años. Los sectores más afectados por el colapso post-soviético fueron los de defensa y maquinaria. La producción de acero y de la industria relacionada con la energía ha ganado posteriormente en importancia, a expensas de sectores con más valor añadido. El sector del acero representa el 25% de la producción industrial (15% antes de la independencia).

La recuperación económica que tuvo lugar tras el año 2000 se basó en la producción de manufacturas con escaso valor añadido, particularmente la metalurgia. El 75-80% de la producción está destinada a la exportación, lo que supone el 30-40% del total de la exportación del país. Pero el sector presenta alto grado de vulnerabilidad con respecto a los precios en el exterior, además de su alta dependencia y consumo energético en la producción. De hecho, tras el otoño de 2008, y debido al gran descenso de la demanda y de los precios internacionales, se produjo un desplome de la producción industrial, especialmente la relacionada con el sector del acero.

Tras iniciar una recuperación a partir del año 2010, el país se ha visto afectado por el conflicto que aún se mantiene activo en el Donbás, así como por la separación de Crimea. La pérdida del control de importantes áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk, en donde se encuentran importantes centros industriales, ha profundizado aún más la crisis que vive el país. Además de la resolución de este conflicto, el sector secundario en Ucrania se enfrenta a dos retos importantes:

-          La industria metalúrgica sigue siendo muy vulnerable a la variación de los precios en el mercado internacional. Éstos siguen sin recuperarse, unido a una bajada también importante en el precio del petróleo.

-          A partir del 1 de enero de 2016 entró en vigor el Deep and Comprehensive Free Trade Area (DCFTA) con la Unión Europea, es decir, el acuerdo de libre comercio. Éste ha supuesto un importante reto para el sector secundario, ya que la obsoleta y poca productiva industria ucraniana debe modernizarse para poder competir con los países de la Unión.

Es considerable la producción de material rodante de ferrocarril, y automóviles de calidad y gama media baja. Ucrania es un importante fabricante y ensamblador de automóviles y se trata de un mercado que continúa en expansión pero que presenta importantes debilidades si se abre a la competencia extranjera. Hasta la crisis, el parque automovilístico crecía a ritmos elevados. Paralelamente el mercado de componentes para la automoción ha experimentado un fuerte crecimiento. El país fabrica y ensambla numerosas marcas. La importación de vehículos es y será uno de los principales capítulos de la Balanza Comercial. Cabe también destacar que el gobierno ucraniano impone importantes aranceles a la importación de vehículos, como medida de protección de la industria local.

Industria metalúrgica

Los subsectores dominantes dentro de la industria del metal del país son el acero y el aluminio.

En lo que respecta al acero (10º productor mundial y 3º de Europa), nos encontramos ante una industria que representa alrededor del 18% del total de la producción industrial ucraniana y que en el año 2017 tuvo una cifras de alrededor de 21 millones de toneladas producidas, muy por debajo del récord alcanzado en 2007 de 43 millones de tn., de estos 17.7 millones de toneladas se destinaron a la exportación. La caída de los últimos años se explica por la pérdida de 5 de las 13 plantas de producción como consecuencia del conflicto del este. La industria del acero se vería favorecida por la fusión entre empresas productoras y suministradoras de materias primas. No obstante, esto resulta controvertido en el momento actual, dado que podría dar lugar a la entrada de inversores extranjeros en una industria catalogada como estratégica. Otros problemas de la industria son el retraso en la devolución del pago del IVA y el incremento en los costes de electricidad. En cualquier caso hay que destacar la gran importancia de este sector (acero y hierro) en la economía ucraniana por lo que representa sobre el PIB, sobre el nivel de empleo y sobre las exportaciones totales del país. Por todo ello se espera que la producción se recupere hasta los 23.2 millones de toneladas en el 2026. 

Por lo que se refiere a la industria del aluminio, Ucrania es un exportador neto de este producto; importa fundamentalmente materia prima molida y posteriormente exporta lingotes. El descenso de crecimiento, unido a las disputas entre los gobiernos de Rusia y de Ucrania, provoca dudas en torno al futuro de la industria.

El colapso de los precios tras la crisis de 2008, unido a la ineficiencia energética y altas tarifas de la mayor parte de las plantas productoras, afecta a la competitividad del sector. Existe, por tanto, un importante riesgo de que la producción de aluminio retroceda en sus niveles de productividad por debajo de las perspectivas actuales. En el año 2018 la exportación de aluminio ascendió a 132 millones de dólares, un aumento muy leve frente a los alrededor de 129 millones de dólares de 2017.

Construcción

El sector de la construcción representó en 2018 el 11% del PIB.

El colapso de la inversión en 1990 afectó seriamente al sector, que comenzó su recuperación en el 2000 y durante el periodo del 2003 al 2005 tuvo un espectacular crecimiento. En primer lugar, por los proyectos de construcción e ingeniería en los sectores del petróleo y gas y los de transporte de ferrocarril e infraestructura de carreteras. Además, el rápido crecimiento en el sector inmobiliario, permitió un aumento del número de casas nuevas.

Sin embargo en 2008 se inicia una fuerte crisis inmobiliaria con crecimientos negativos que duran hasta 2011 (-42,5% en 2009 y -1,7% en 2010). La reducción de la inversión en el sector de la construcción en Ucrania se plasmó en una reducción del número de edificaciones y en menor demanda de pavimentos y revestimientos cerámicos. Las principales causas fueron la crisis crediticia global, agravada por el hecho de que muchos créditos estaban concedidos en euros y dólares, la fuerte devaluación de la moneda local (grivna) que encareció o, incluso, imposibilitó su devolución, reduciendo drásticamente las importaciones de material de construcción.

Entre el año 2011 y 2013 se produjo un nuevo repunte en el sector, gracias al aumento de la construcción residencial de lujo y la celebración de la Eurocopa en 2012. Sin embargo, en 2014 el sector de la construcción vuelve a sufrir un fuerte parón con un crecimiento negativo del 40% debido a la crisis económica y política que vive Ucrania a raíz de la pérdida de Crimea y el conflicto en el Donbás.

Este parón se ha visto continuado en el año 2015, ya que la crisis económica se ha acentuado, con una reducción del 10% del PIB, así como en una caída en las importaciones del 30%, lo que de manera obvia ha afectado también al sector de la construcción. En el año 2015, incluyendo tanto la edificación de vivienda residencial como cualquier otro tipo de construcción civil (comunicaciones, infraestructuras, industria, etc), el sector de la construcción facturo un total de 10.200 millones de euros, lo que supone una caída del 15% respecto al año 2014. 

Es importante tener en cuenta dos factores en Ucrania en este sector:

-          El mercado de reforma es potencialmente importante debido a la existencia de muchos edificios de la época soviética que necesitan ser acondicionados. Generalmente, la reforma se divide en dos categorías: evroremont (reforma con materiales y acabados con estándares europeos) y sovietskiy remont (sin ninguna restauración).

-          La tendencia reciente ha sido un aumento del peso relativo de la construcción en zona rural que se explica, en parte, por la tradición de construir a las afueras de la ciudad la segunda residencia, llamadas comúnmente “dachas”.

Algunos de los problemas identificados que impiden actualmente el desarrollo de la construcción residencial son:

  • Niveles salariales medios reducidos: En abril de 2019 el salario medio en Ucrania se situó en las 10.269 UAH, aproximadamente 340 euros, y en Kiev en 15.876 UAH, unos 530 euros. El salario medio ucraniano tiene niveles bajos desde la independencia, en el año 1991. La fuerte depreciación de la grivna a partir del año 2014, debido a la crisis política y económica acentuó la pérdida de poder adquisitivo de los ucranianos, llegando a bajar el salario medio a los 120 euros. No obstante, en los últimos años, la escasez de mano de obra ha presionado al alza los salarios.
  • Tipos de interés elevados para créditos hipotecarios (16%-20%) y restricciones crediticias.
  • Bajo porcentaje de gasto medio en renovación del hogar.
  • Proceso de tramitación de licencias largo y burocrático.
  • Problemas financieros en muchas empresas constructoras.

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

Sector terciario

Transporte

Ucrania, por su localización geográfica, presenta un alto potencial en el transporte como país de paso entre Europa, Asia y Oriente Medio. Los corredores internacionales que atraviesan Ucrania alcanzan una longitud total de más de 5.000 kilómetros. En la actualidad Ucrania cuenta con 443.000 kilómetros de carreteras, 20.900 kilómetros de vías férreas, 20 aeropuertos civiles y 18 puertos marítimos.

Sin embargo, las infraestructuras de transporte y en especial la terrestre, se han deteriorado considerablemente desde el fin de la época soviética no sólo por la falta de inversión en renovación sino por la falta de fondos destinados a su mantenimiento. El mal estado de las infraestructuras limita las posibilidades de crecimiento económico y de beneficiarse de su condición estratégica de país de tránsito.

Gracias a la celebración de la Eurocopa de fútbol en el año 2012,  el Estado dedicó importantes recursos a la mejora del transporte, aunque también acudió a las instituciones financieras internacionales en busca de financiación. La inversión en el sector fue de 4.068 millones de euros y se dirigió principalmente a proyectos de infraestructuras, incluyendo la restauración de carreteras y la construcción de cuatro nuevas terminales aeroportuarias. El desarrollo reglamentario de la ley de PPP y de concesiones, contribuye a involucrar al sector privado en las inversiones. Algo similar puede decirse de aeropuertos y puertos marítimos y de otras infraestructuras básicas municipales.

Sin embargo, a partir del año 2014, la inversión en infraestructuras se ha visto detenida debido a la crisis económica y política producida por la pérdida de Crimea y el conflicto en el Donbás. Es importante tener en cuenta que muchas infraestructuras del este del país, en las regiones de Donetsk y Lugansk, se han visto dañadas o destruidas debido al conflicto armado, desde carreteras o puentes hasta estaciones eléctricas. Como ejemplo paradigmático se encuentra la total destrucción del aeropuerto de Donetsk debido a la guerra, que fue reconstruido y modernizado para la Eurocopa de 2012. Todas estas infraestructuras deberán ser reparadas o construidas de nuevo en los próximos años, en cuanto el conflicto acabe de forma definitiva, lo que supondrá una importante oportunidad de inversión.

Para el conjunto del país, en 2016 el gobierno ha anunciado que el 90% de la red de ferrocarriles, el 90% de instalaciones portuarias y el 80% de carreteras se encuentran obsoletas y necesitan una importante inversión de modernización, pero las dotaciones presupuestarias no cubren las necesidades. La reconstrucción y reforma se realiza con fondos de IFIs (BERD, BEI y BM fundamentalmente), más que con fondos del presupuesto estatal, que se utilizan para pequeñas reparaciones de subsistencia.

En 2018, el total de mercancías transportadas en Ucrania fue de 622 millones de toneladas, que se dividieron de la siguiente forma: el medio más utilizado fue el ferrocarril, con 322 millones de toneladas (52%); le sigue el transporte por carretera, que representó el 30% y 186 millones de toneladas; muy lejos se situaron el transporte por conductos y tuberías, con 107 Mt (17%); a través de medios acuáticos, con 5,78 Mt (0,92%) y el aéreo, con 0,1 Mt (0,02%). Respecto a años anteriores se aprecia un leve descenso del transporte de mercancía. En cuanto a las tendencias se aprecia una bajada del transporte por ferrocarril, en parte debido a la escasez de vagones de carga, y un aumento del transporte por carretera y por tubería. Este último tipo puede sufrir un paro abrupto de no renovarse el acuerdo de tránsito de gas con Rusia. 

1- Carreteras

La red de carreteras de Ucrania se compone de 443.000 Km., de las cuales el 97,8% están asfaltadas. Siete corredores pasan a través de Ucrania. Entre ellos, se encuentran los corredores internacionales III, V y IX y los corredores transnacionales que conectan el Mar Báltico y el Mar Negro, Europa y Asia. La longitud total de las rutas de transporte a través de Ucrania es de 5.240 kilómetros. Aun así, sólo el 2% de toda la red viaria puede considerarse moderna y de calidad, mientras que más del 50% no reúne los estándares básicos europeos en cuanto a señalización, pavimento, etc. Es uno de los países que peor puntuación recibe en el Índice de Competitividad Global realizado por la WEF, lo que deja a la vista la necesidad de inversión en el sector. Consecuencia de este mal estado de las carreteras son el gran número de accidentes de coche que ocurren cada año. En Ucrania 3.900 personas mueren al año en accidentes de tráfico y los heridos de gravedad ascienden a 31.000.

2- Red ferroviaria

El tren es el medio más utilizado para el transporte de mercancías y, en consecuencia, Ucrania tiene uno de las mayores redes ferroviarias de Europa, después de Rusia, Alemania y Francia, con una extensión de 20.900 Km. aunque no todas las regiones del país tienen el mismo grado de desarrollo. Destaca su extensión y capacidad de acceso, aunque a lo que se refiere a criterios de calidad, hay mucho trabajo por hacer. En 2018, se transportaron por la red ferroviaria ucraniana 322 millones de toneladas de mercancías y 158 millones de pasajeros, cifra esta inferior a los años precedentes. El 24% de toda la red se destina al tráfico de mercancías. La mayor parte de los bienes transportados por ferrocarril en cuanto a volumen, son el carbón, hierro y manganeso, metales ferrosos, grano y harinas. La red ucraniana cuenta con 4.040 locomotoras de las que más de 3.600 tienen más de 25 años y cuenta con 168.000 vagones de carga.

3- Puertos marítimos

Los 18 puertos marítimos ucranianos forman una red regional y recogen cerca de un cuarto del tráfico de transporte marítimo del conjunto de la CEI. El tránsito (esencialmente ruso y bielorruso) representa el 50% de las mercancías transportadas. El puerto de Odessa realiza el 32% del mismo. La flota ucraniana se encuentra en una situación difícil, ya que cerca del 30% de los barcos tienen más de 25 años. La mayoría de las mercancías son transportadas por barcos extranjeros. La cuota de bienes transportada por la flota nacional no sobrepasa el 10% del total de mercancías transportadas. Los puertos marítimos son propiedad del Estado, pero las compañías marítimas ucranianas, en la actualidad más de una centena, son privadas.

Tras la construcción del puente sobre el estrecho de Kerch, los puertos del mar de Azov de Ucrania se han visto prácticamente bloqueados, ya que Rusia realiza inspecciones esporádicas que pueden implicar la inmovilización del buque durante 48 horas hasta que se realiza la inspección correspondiente. Este tipo de inspecciones contravienen lo dispuesto en el acuerdo para el transporte de mercancía firmado entre Rusia y Ucrania, pero el conflicto por el control del mar de Azov no tiene visos de una rápida solución. En la práctica los puertos de Genychesk, Berdianks y el Mariupol se encuentra bloqueados. A esto hay que sumar la pérdida de los cinco puertos de Crimea, con lo que en la práctica Ucrania cuenta con diez puertos plenamente operativos.

El puerto de Odessa, junto con el de Yuzhni y Chornomorsk son los más importantes de Ucrania y aglutinan el 70% del tráfico marítimo.  Los mayores problemas del transporte marítimo en Ucrania son la saturación de los puertos y las elevadas tasas portuarias. Esto ha provocado que algunas empresas hayan desarrollado sus propias capacidades para la carga de barcos sin amarre a puerto. Se prevé también que la gestión de los puertos se privatice. En proyecto y con apoyo de la CFI y el BERD se prevé la privatización de la empresa de estibadores Olvia y Jersón.

Telecomunicaciones

Los servicios de banda ancha fija están muy avanzados en Ucrania. En los últimos años, el servicio de banda ancha ha ido creciendo exponencialmente en penetración de la cobertura, en número de hogares suscritos y en calidad del servicio. En enero de 2019 el número de usuarios de servicios de banda ancha asciende a 25,31 millones de usuarios. 

Sin embargo, en cuanto a las comunicaciones móviles, Ucrania continúa siendo un mercado relativamente subdesarrollado respecto a los países de su entorno. Debido a diversos problemas en la otorgación de licencias 3G, el mercado de servicios de datos inalámbricos tardó mucho en desarrollarse quedando mucho tiempo estancado en tecnologías algo atrasadas (EDGE/GPRS), y sólo a principios de 2015 empezó a utilizarse la tecnología de tercera generación, siendo el último país de Europa en introducir esta tecnología.

Las licencias de 3G fueron otorgadas a MTS Ukraine, Kyivstar y Life. Ukrtelekom, que poseía el monopolio de poder desarrollar 3G desde 2005 hasta 2015, sigue sin implementar esta tecnología en su red. Algunas empresas han empezado también a desarrollar el 4G.

En cuanto a los servicios móviles Ucrania cuenta con 53,93 millones de usuarios, situando la tasa de penetración en más del 127%.

 

 

Volver a índice de Estructura de la oferta

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex