Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

El alto coste de la vida en Angola puede condicionar el establecimiento de las empresas en el país. Según diversos estudios, como el realizado por la agencia Mercer, en el 2018 Luanda ocupa el sexto lugar en la lista de las ciudades con el coste de vida más elevado para los expatriados. No obstante, durante el 2017 y 2015 la capital lideró dicha lista. Así mismos los costes logísticos, de aduanas y de mano de obra cualificada (escasa) son elevados. 

El PIB por habitante alcanzaba los  3.874 dólares por habitante en 2015 y los 3.514, dólares por habitante en el 2016, debido a la caída del PIB real por la depreciación de la moneda. En el 2017 el PIB se ha situado en 3.917 dólares por habitante. Además, la inflación alcanzó el 27,6% en el 2017, viéndose reducido el poder adquisitivo de la mayoría de la población local. El pronóstico para el 2018 es que el PIB por habitante ascienda hasta 4.165 dólares.

Según datos del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo de 2016, dentro del Índice de Desarrollo Humano (IDH),  Angola ocupa la posición 150 de 188 países analizados con una nota de 0,533 en 2015. La nota media regional de África Subsahariana es de 0,523. 

Por otra parte, estos años de desarrollo económico han servido para definir más la actividad económica de las empresas que se han ido especializando en algunos sectores como los materiales de construcción, la industria, entre otros. No obstante, la distribución informal sigue teniendo un gran peso y la figura del importador generalista continúa teniendo un papel clave especialmente en el sector de los bienes de consumo.

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

En Angola podemos encontrar varios mecanismos para la distribución de los productos. En todos ellos es muy importante tener un buen conocimiento del mercado, ya que las complicaciones del mismo requieren de experiencia en el terreno.

 

El método más empleado en Angola para la distribución es la figura del importador/distribuidor generalista. Son muy útiles para productos agroalimentarios y bienes de consumo. Estos distribuidores compran la mercancía y la revenden por su cuenta. Este mecanismo conlleva una pérdida de control del producto una vez  llega al punto de venta. Además el beneficio de estos importadores depende del margen que ellos mismos le impriman al producto, con lo que el precio de venta suele aumentarse considerablemente al público. 

Esta figura no es tan útil a la hora de exportar bienes de equipo que requieran asistencia técnica. En este caso el exportador se deberá asegurar de que el importador disponga del conocimiento y de los medios necesarios para poder satisfacer esta demanda de asistencia. 

Otra alternativa es contratar a un Agente, figura que si bien aún es incipiente en el mercado angoleño cada vez tiene una mayor representación. Su ventaja principal es que no supone una inversión previa y que puede tener un conocimiento alto del mercado. Son muy interesantes para los casos de venta de servicios o venta a grandes clientes. Es muy importante mantener un contacto constante con el representante y que exista un fluido intercambio de información para que este canal funcione correctamente. 

El comercio detallista y las tiendas especializadas no están muy desarrolladas en Angola, aunque cada vez están más presentes. En cualquier caso, ya empieza a aflorar este tipo de comercios en los principales núcleos urbanos, así como los centros comerciales. En Luanda hay cinco centros comerciales, el Belas Shopping, el Shopping Nova Vida, el Shopping Avennida Morro Bento, Shopping Avennida Talatona y Shopping Avennida Viana. Está prevista la apertura del Shopping Fortaleza para el 2018. En los mismos se pueden encontrar tiendas especializadas, muchas de ellas de reconocidas marcas internacionales.  

La gran distribución es cada vez más importante en Angola. Las cadenas más destacadas en este ámbito son Candando, Jumbo, Shoprite, Maxi, Pomobel, Arosfram, Kero y La Casa Dos Frescos. En ellos es posible la distribución tanto de agroalimentarios como de  bienes de consumo. 

Además, ellos mismos se ocupan de la importación de los productos que venden.

El mercado informal está muy desarrollado, y aunque es muy difícil calibrar su peso específico en la economía angoleña, se calcula que ocupa un 70% del total del mercado. En los mercados populares, conocidos como praças, se puede encontrar todo tipo de productos agroalimentarios, textiles e incluso electrodomésticos y recambios de automóvil. 

El producto español, si bien no es muy popular de forma generalizada, los consumidores lo asocian al portugués y es apreciado y considerado como un producto de calidad.

El comerciante extranjero tendrá dificultades para hacer valer sus derechos en caso de disputas comerciales o de litigios jurídicos. Se recomienda la mayor de las prudencias y emplear todas las medidas preventivas que estén a disposición del comerciante para evitar la aparición de conflictos.

 

 

 

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

>Angola fue el cuarto mayor exportador del África en 2016, por detrás de Sudáfrica, Nigeria y Argelia, con una cuota del 8,3% del total. Asimismo, constituye la alternativa a Sudáfrica dentro de la SADC (Comunidad para el Desarrollo del Sur de África). Desde diciembre del 2017, Angola pasó a ser el segundo productor de petróleo en África, por detrás de Nigeria, con una producción de 1,52 millones de barriles por día en mayo de 2018. Además es el cuarto productor mundial de diamantes. Se prevé que la  exploración de nuevos pozos petrolíferos en aguas profundas y  va a propiciar que Angola incremente la producción de petróleo en próximos años. En el 2017 ocupó el noveno puesto a nivel mundial dentro de los países exportadores de petróleo

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

Angola, con un 11,1% de media de crecimiento del PIB, fue el país que, entre 2001 al 2010, experimentó el mayor crecimiento del mundo, superando incluso a China, (10,5% de media en esos mismos años). Sin embargo, desde el 2014, el país ha notado un importante descenso en el nivel de crecimiento del PIB. Así pues, en el año 2015 el crecimiento del PIB fue del 3%, mientras que en el 2016 tan sólo del 0,6% y en el 2017 se estima que alcanzó el 2,7. La previsión del EIU para el 2018 señala un crecimiento del PIB del 2,4%, aunque otras fuentes lo cifran en una cuantía menor. 

 

Con la caída de los precios del crudo en el 2014, el país sufrió una desaceleración económica notable en las inversiones públicas (el Presupuesto General del Estado de 2014 se realizó con una estimación de 98USD por barril y en octubre, el barril no superaba los 85USD). El OGE (Presupuesto General del Estado) de 2018 se ha aprobado con una previsión del precio del crudo de 50 dólares por barril y, desde inicios del 2018, el precio del barril ha rondado los 68USD$. 

 

Se debe tener en cuenta que el crudo aporta casi el 44 % del PIB (2017) así como la gran mayoría de los ingresos públicos y de divisas. En este sentido, cabe destacar la abrupta caída de los ingresos fiscales petrolíferos que rondo el 70% en el período 2013-2016.

El sector petrolífero y el diamantífero están financiando amplios programas de reconstrucción y desarrollo a lo largo de todo el país y, por lo tanto, existen oportunidades en casi todos los sectores para las empresas españolas. Además, la producción industrial a nivel nacional es muy reducida, así que se importan la mayoría de los bienes de consumo y casi todos los bienes de equipo.

Sin embargo, el alto coste de la vida en Angola condiciona el establecimiento de las empresas en el país. Según diversos estudios, Luanda está entre las ciudades más caras del mundo para expatriados. Los costes de aduanas, transporte, distribución, entre otros,  suelen ser bastante altos y la mano de obra cualificada escasa. Asimismo, existe un alto coste de desplazamiento en términos de tiempo en la capital, Luanda. Lo cual conlleva grandes atascos de tráfico, conocido como "engarrafamento", que impiden hacer gestiones con celeridad y transportar mercancías de un lugar a otro de forma eficiente. Pese a ello, en los últimos dos años ha habido una disminución de los atascos gracias a la construcción y mejora de las carreteras, gran parte de ellas con financiación china.

 

 

 

 

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex