Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

El PIB per cápita de Bulgaria, medido en Paridad de Poder de Compra, en 2015 (último dato disponible) se situaba en 14.211 euros, equivalente al 47% de la media de la UE-28. Bulgaria es el país con menor renta per cápita de la UE (se sitúa por detrás de Turquía en PIB per cápita) y el 93º en el ranking mundial.
Se está produciendo una cierta convergencia respecto a la UE, pero a un ritmo relativamente bajo. El PIB per cápita (PPA) ha aumentado un 90,3% desde el año 2005 hasta el 2014 en Bulgaria, mientras que en la UE-28 el incremento ha sido del 18,03%. La diferencia no es tan alta si se atiende a las cantidades en Euros corrientes (5.900 euros en Bulgaria y 27.500 euros en la UE-28), que muestran que el PIB per cápita de Bulgaria supone el 21,45% del de la UE-28.
Según el Índice de Desarrollo Humano (IDH) que publica la ONU, Bulgaria ocupaba en 2015 la posición nº 59 (4 puestos por debajo que hace dos años) y es, junto con Rumania (nº 52), el único país miembro de la UE con un IDH inferior a “muy alto”.
Los principales centros de negocios del país se sitúan en la capital, Sofía, y la segunda ciudad del país, Plovdiv y sus cercanías (Stara Zagora y Pazardjik), que alberga uno de los recintos feriales más importantes del sureste de Europa. Otras ciudades importantes son las capitales de la región del Mar Negro Varna y Burgas, así como el importante centro logístico a orillas del Danubio que es la ciudad de Ruse.

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

La distribución comercial en Bulgaria se caracteriza por lo siguiente:

a) Comercio minorista

El sector al por menor búlgaro está dominado por tiendas de pequeño tamaño. Con la privatización de las empresas públicas y la entrada en la nueva economía de mercado, la mayor parte de las tiendas se encuentran ya en manos privadas.

Desde mediados de los noventa y, especialmente en los últimos años, se ha ido introduciendo los grandes almacenes extranjeros, destacando entre ellos: la alemana METRO Cash & Carry, la cadena de productos de consumo griega Ena, los supermercados austriacos Billa, la cadena de establecimientos de tamaño medio orientados a clientes de altos ingresos Familia (propiedad de Equest Investments Bulgaria), y la cadena francesa Mr. Bricolage, entre otras. Este tipo de almacenes, que operan principalmente en las grandes ciudades, tienen previstas en la actualidad nuevas aperturas.

Durante el año 2006, se abrieron en Bulgaria los primeros centros comerciales. En la ciudad de Sofía existen en la actualidad tres centros comerciales: City Center, Mall of Sofia y Sky City, que se suman al tradicional TZUM, y está prevista la apertura de cuatro más a lo largo de 2008 y 2009. Sin embargo, no se trata de un fenómeno exclusivo de la capital, otras ciudades que han abierto centro comercial en los últimos meses son: Veliko Turnovo, Stara Zagora y Plovdiv.

Pese a la proliferación de los grandes "malls", estos todavía conviven con una gran cantidad de tiendas, mercadillos y bazares callejeros.

b) Comercio mayorista

El sector mayorista en Bulgaria se caracteriza por su desarrollo fragmentado y canales específicos de distribución para cada sector.

En la actualidad, al igual que el "retailing", la venta al por mayor está en manos privadas. Un claro ejemplo son los almacenes Ilientzi. La mayor parte de las ventas al por mayor se centran en la distribución de los productos importados. Una gran cantidad de empresas han entrado en el mercado y se han expandido en el sector de la distribución y servicios. Además, la introducción de conceptos de marketing y las nuevas tecnologías de la información está acelerando y facilitando su transformación

Marco legal

La Ley búlgara de Protección de la Competencia (LPC) de mayo de 1998 (la anterior era de 1991), tiene como objetivo armonizar esta materia con los principios recogidos en los arts. 81 y 82 del Tratado de la Comunidad Europea, asegurando la protección y condiciones óptimas para el desarrollo de la competencia y libre iniciativa empresarial, convirtiéndolas en los principales reguladores de la economía de mercado en Bulgaria. La principal autoridad responsable es la Comisión para la Protección de la Competencia.

La Ley protege frente a:

acuerdos, decisiones y prácticas coordinadas;abuso de la situación de monopolio o de posición dominante en el mercado;concentración de actividades económicas y competencia desleal;cualquier otra actividad que pueda obstaculizar, restringir o quebrantar la competencia.

En vísperas de la adhesión de Bulgaria en enero de 2007, la Comisión Europea supervisó los preparativos para el ingreso y asistió en la aplicación de las normas de competencia, revisando las medidas de ayuda estatal notificadas por Bulgaria y de conformidad con el mecanismo de ayuda existente establecido por el Tratado de adhesión.

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

 La situación geográfica de Bulgaria la convierte en un cruce de caminos a caballo entre Europa y el Próximo Oriente. No es casual que hasta cuatro de los Corredores Transeuropeos de Transporte crucen este país de este a oeste y de norte a sur. Concretamente, de norte a sur, el corredor nº4 (por Vidin y Sofía) y el Corredor nº9 (por Ruse y Stara Zagora) unen la Europa Central y Oriental con la costa griega. De Este a Oeste los corredores nº4, 8 y 10 con diferentes cruces y bifurcaciones unen Europa Occidental con Turquía y el Mar Negro, pasando por Sofía, Plovdiv, Stara Zagora y Varna.

A las infraestructuras de transporte cabe añadir las infraestructuras energéticas como el oleoducto entre Burgas y Alexandropolis sólo recientemente descartado,  o los gaseoductos paneuropeos Nabucco  y South Stream.

La conjunción de la situación geográfica del país (en el centro de la región de los Balcanes) y de la estabilidad política y económica que viene presentando en las últimas décadas le confieren un peso regional por encima del que se podría deducir de su nivel de riqueza actual, siendo el punto de referencia para todos los países de la región balcánica que aspiran a la adhesión a la UE.

Según los datos del informe del Índice de Desarrollo Humano citado anteriormente del conjunto de la región balcánica (Eslovenia, Bosnia-Herzegovina, Serbia, ARY de Macedonia, Montenegro, Albania, Croacia, Grecia, Rumanía, Turquía y Bulgaria), Bulgaria (55º) sólo se encuentra por debajo de Eslovenia (21º) Grecia (29º), Croacia (46º), Rumania (50º), y Montenegro (54º).

 

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

El marco de estabilidad económica y seguridad jurídica que el estatus de país comunitario confiere a Bulgaria, no corresponde con la realidad debido al sistema judicial ineficaz y un elevado índice de corrupción. Por otro lado, desde la perspectiva financiera, la incorporación a la UE se traduce en la recepción de más de 9.000 millones de euros en el período 2007 – 2013, de los cuales más de 2.600 pertenecen a los fondos de la Política Agraria Común (PAC) y 6.853 proceden de los Fondos Estructurales y de Cohesión.

La observación del cuadro macroeconómico de la economía búlgara muestra un patrón cuyo crecimiento previo a la entrada en la UE se resintió duramente a partir del año 2008. Si bien este crecimiento fue igual o superior al 4,5% entre 2004 y 2008, cuando alcanzó un pico del 6%, se desplomó en 2009 hasta un -6% y fue muy inestable hasta el año 2011. Desde entonces, se alcanzaron los niveles anteriores a la crisis en 2014 y solo en los dos últimos períodos se puede observar una línea ascendente y estable algo inferior al 1% (0,7% a finales de 2015). Las perspectivas apuntan a que esta tendencia se prolongue e incluso mejore hasta alcanzar un 2,5% en 2017 y el 2,7% en 2018. Del mismo modo, después de descender en 2008 hasta un 6,3%, el desempleo repuntó en 2009 y volvió a niveles superiores del 10% tras 2010, alcanzando su pico en 2014 (12,2%) y disminuyendo paulatinamente hasta la actualidad, hasta situarse en un 10,2% (305.000 desempleados). Por otro lado, el superávit presupuestario público, del 1,7% en 2008, se ha convertido en déficit durante los años siguientes hasta la actualidad, siendo de -2,9% a finales de 2015. Asimismo, la deuda pública, que en 2008 era del 16,1% (32 puntos inferior al años 2005) ha aumentado hasta el 25,7%.

Las perspectivas para finales de 2016 apuntan a un crecimiento de un 1,5% y de un 2% para 2017. Sin embargo, señalan también a una caída de la inversión del 2,4% en este año, que mejoraría con la subida del 1,7% en 2017. Mejorará también el empleo, con un aumento sutil del 0,3% en 2016 y del 0,5% en 2017, hasta que la tasa de desempleo se quede en el 8,8%.

 

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex