Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

Santiago se configura como el más destacable centro de negocios de Chile. Solo la Región Metropolitana de Santiago concentra más de 7 millones de habitantes (aproximadamente el 40% de la población total del país).  En otras regiones se localizan determinados sectores, tales como la minería en la región de Antofagasta y Calama o la pesca en el sur. También cabe recalcar la creciente importancia que van adquiriendo determinadas ciudades, como es el caso de Concepción, en la Región del Bío Bío, además del eje Valparaíso – Viña del Mar en la V Región.

Respecto al nivel de vida, ya hemos señalado que es un país de grandes diferencias de renta y con una clase alta y media alta muy reducida. Aunque el potente crecimiento de los últimos años ha reforzado la clase media, hay que señalar que ésta es relativamente reducida. 

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

En Chile existe una fuerte concentración en la distribución comercial, dándose, en determinados sectores, la particularidad de que unos pocos actores concentran un gran porcentaje de las ventas totales. Este es el caso de supermercados e hipermercados, grandes tiendas, establecimientos de hogar y construcción, y cadenas de farmacias.

La idea general en relación con los canales de distribución en Chile es que, por competitividad, la comercialización de productos en el país se lleva a cabo a través de la importación directa, o la figura de un distribuidor; la figura del agente comercial casi no existe.

Supermercados e hipermercados

En este sector, cuatro empresas concentran más del 75% de las ventas totales, estimadas en unos 15.700 millones de dólares al año. En concreto, la mayor cuota de mercado, un 42%, corresponde a Walmart (supermercados Líder, Express y Superbodega aCuenta), seguido de Cencosud con un 28% (supermercados Jumbo y Santa Isabel), el 21% del mercado es para SMU (supermercado Unimarc, Alvi y Mayorista 10) y por último, Falabella (supermercados Tottus) acapara el 4% del mercado total.

Grandes almacenes

Una concentración similar existe también en el sector de los grandes almacenes o tiendas por departamentos donde 3 actores reúnen prácticamente el 100% de la participación de mercado. Por orden de importancia destaca Falabella, que posee el 42% de la cuota de mercado, París el 29% y Ripley otro 26%. En este sector también compite La Polar pero con una participación mucho menor.

Hogar y construcción

El volumen de negocio de este sector es de 7.000 millones de dólares al año, aproximadamente. El líder indiscutible es Sodimac, con un 36% de participación en el mercado, seguido de Construmart, con un 11% y MTS, con un 10%. Por último, están Easy y Chilemat, con un 7% cada uno.

Farmacias

El sector de las farmacias en Chile se encuentra concentrado en tres grandes cadenas que acaparan el 90% del volumen de las ventas, si bien en valor de ventas acaparan el 56,2% del total, 3.900 MUSD. Cruz Verde posee una cuota de mercado del 24,2% con 540 locales, Farmacias Ahumada del 15,1% con 351 locales y Salcobrand un 16,9% con 230 locales.

Perfumerías

No obstante, en productos como los cosméticos o la confección, un número reducido de tiendas exclusivas o cadenas especializadas encuentran un espacio. Destacan Pre Unic y Pichara.

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

Chile es un país relativamente pequeño, en comparación con sus vecinos, con una población de, aproximadamente, 19,1 millones de habitantes y con una desigual distribución de la renta, lo que limita aún más el tamaño efectivo del mercado. Sin embargo, su crecimiento sostenido, la transparencia de su legislación, su buen manejo macroeconómico y su apertura a otros mercados, le convirtieron en uno de los países más dinámicos de la región.

Esta confianza que generaba le convirtió en un importante receptor de inversión extranjera, sobre todo en comparación con el pequeño tamaño de su mercado, si bien en los últimos años la baja cotización del cobre en los mercados internacionales hizo que se resintiera la atracción de inversión. En el último Informe Mundial de Inversiones elaborado por UNCTAD en 2018, las inversiones en Chile se redujeron en un 39,7%, fruto de la evolución del precio del cobre ya mencionado, unido a un incremento en los costes laborales y ciertas tensiones en la industria. Las expectativas, no obstante, eran que los flujos de inversión volvieran a repuntar, no solamente porque se espera un crecimiento del precio del cobre, sino porque el Gobierno estaba llevando a cabo ciertas iniciativas que facilitaban el acceso de los inversores en el sector minero. Adicionalmente, el hecho de que Chile albergue más de la mitad mundial de las reservas de litio, hace pensar que la IDE se recuperará en un futuro próximo. Los acontecimientos de octubre de 2019 crearon una situación de incertidumbre que afectaría negativamente al país. La pandemia empeorará el ya dañado escenario económico del que partía Chile.   

Por otro lado, Chile desempeña un papel crucial en la inversión en Iberoamérica. Desde hace varios años las empresas chilenas están realizando importantes inversiones para ampliar su presencia en el extranjero, fundamentalmente en Perú, Brasil, Argentina y Colombia. De hecho, dentro de la región, descontando Islas Vírgenes e Islas Caimán, Chile se sitúa como principal inversor en el exterior desde 2014.

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

La propagación del Covid-19 ha provocado un profundo deterioro del escenario macroeconómico chileno. A la paralización de actividades de las empresas locales se suma la contracción significativa tanto de la demanda externa por las menores exportaciones chilenas, como de la demanda interna, debido al incremento del desempleo y la reducción de los ingresos de las economías domésticas. El escenario base considera que Chile (al igual que el resto del Mundo) sufrirá una contracción de la actividad este año, pero recuperará tasas de crecimiento hacia el 2021, si bien todas las previsiones están sujetas a una incertidumbre mayor que la habitual. La dificultad de estimar cómo evolucionará la pandemia en Chile y cómo deberán ajustarse las medidas de control sanitario y consiguientemente los efectos que estas tendrán sobre la economía. La actividad comenzó a contraerse en la segunda quincena de marzo, incluso más que en la segunda mitad de octubre del 2019. Con ello se reduce el crecimiento del primer trimestre y se da inicio a la contracción que tendrá la economía en el segundo trimestre, que ya recoge las mayores restricciones ya aplicadas por las Autoridades. A partir de tercer trimestre, en la medida que la situación sanitaria mejore y se reduzcan dichas restricciones, dará comienzo al proceso de recuperación de la economía, lo que no evitará una contracción en términos anuales de la economía.

Estas proyecciones se basan en el supuesto de una reducción de las medidas restrictivas hacia la segunda mitad del año, además de que los grandes proyectos de inversión retomen su normal desarrollo y de que el encauzamiento institucional de la crisis social reduzca la incertidumbre y evite nuevos episodios de violencia. A ello se suma que tanto el paquete de estímulo fiscal como la política monetaria expansiva ayudarán a contener los efectos negativos de la crisis sanitaria en los ámbitos económico y financiero. Suponiendo, además un rebrote en las exportaciones del país, las Autoridades del BCCh estiman que en 2021 el PIB se recuperará y crecerá entre el 3,75 y el 4,75%, para continuar su expansión en 2022 a tasas entre el 3,0 y 4,0% anual.

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex