Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

Costa Rica es un país de pequeñas dimensiones con una extensión total de 51.100 km2, que después de Belice y El Salvador, es el país más pequeño de América Central. Posee una población de 5,1 millones de habitantes, de los cuales el 80% viven en áreas urbanas. La población costarricense es relativamente joven, pues un cuarto de la población tiene menos de 19 años y la media de edad es 27,1 años. La Gran Área Metropolitana (GAM), que incluye las cuatro ciudades más grandes del país (San José, Alajuela, Cartago y Heredia), concentra el 60% de la población, así como un 85% del PIB del país.

En términos de PIB, Costa Rica es la tercera economía de la región de Centroamérica, sólo por detrás de Guatemala y de Panamá, pero Costa Rica tiene el segundo PIB per cápita más alto de la región centroamericana (12.408 USD), por detrás de Panamá, y es un país de ingresos medio-alto, de acuerdo con la definición del Banco Mundial. Aunque no es el país más desigualitario de la región centroamericana (una región ya de por sí característicamente desigual), lo cierto es que existe una gran disparidad de renta. De hecho, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Hogares publicada por INEC  de 2021, los hogares en situación de pobreza se situaron en un 16,4% del total del país, siendo mayor la prevalencia en las zonas rurales que urbanas (16,5% vs 12,7%). 

Costa Rica ha disfrutado de una estabilidad política por décadas. Además, desde la abolición del ejército en 1948 al finalizar la guerra civil, la inversión pública se ha enfocado en la educación, la salud de la población, y la cultura, lo que ha traído consigo mejoras sustanciales en el desarrollo del país, particularmente en los servicios de educación y la salud. Con un Régimen de Zonas Francas afianzado, la atracción de IED ha sido un pilar para el desarrollo del país. Dentro del régimen de zonas francas se encuentran empresas de tecnología, insumos y dispositivos médicos y centros de servicios. El éxito del país para la atracción de IED se debe a una combinación de factores: mano de obra cualificada con buen nivel de inglés, mejor clima de negocios en la región, beneficios fiscales claros y mantenidos en el tiempo, tratados de libre comercio con las principales potencias internacionales (aproximadamente el 80% de las exportaciones costarricenses están cubiertas en estos TLC), alta calidad de vida, estabilidad política y compromiso continuo de los sucesivos gobiernos con el sistema de atracción de inversiones como motor de crecimiento y desarrollo.

El sector público es un actor importante en la vida económica del país, siendo el gobierno y las entidades públicas grandes compradores. Desde el año 2013, en Costa Rica existe un sistema integrado de compras públicas denominado SICOP https://www.sicop.go.cr/ como mecanismo para tramitar las contrataciones de la administración costarricense. Pese a que se impuso por ley que en 2017 todas las compras públicas debían gestionarse por este sistema, ha debido esperarse hasta 2022 hasta su total implementación.

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

La distribución en Costa Rica se caracteriza por:

• Alta concentración empresarial formada a través de grupos o holdings de tipo familiar.
• Alta concentración geográfica (San José y alrededores representan el 65%). Llegando a representar en algunos sectores incluso el 90%.
• El tamaño empresarial es pequeño, pues son muy pocas las empresas de más de 500 trabajadores, todas ellas del sector servicios.
• Comercialización a través de contratos de exclusividad. El empresario tico prefiere ante todo la exclusividad del producto y prioriza las relaciones hacia el largo plazo.
• Existen los canales y figuras habituales (importadores, distribuidores, puntos de venta mayoristas y minoristas), si bien existe un solapamiento de funciones pues el importador es distribuidor a la vez y mayorista, y en ocasiones llega a la venta al detalle al consumidor final, dando lugar a una cadena de comercialización corta.
• Baja especialización de los importadores debido al limitado tamaño del mercado, lo que les impide dedicarse a un sólo producto.
• Existencia de estándares de calidad y técnicos acordes a los de EE.UU,lo que dificulta o impide la entrada de los productos españoles.
• Se está observando que cada vez se otorga más importancia al precio sobre la calidad y/o marca, lo que explica el aumento de importaciones de sudeste asiático y China. La disrupción de las cadenas de valor a partir de la pandemia del covid y el fenómeno reciente de nearshoring podrían invertir lo anterior.
• Las Zonas Francas y de Perfeccionamiento distorsionan las cifras de comercio exterior.
• Hay varios sectores regulados o en los que están presentes monopolios o cuasimonipolios estatales , con los que la provisión de productos y/o servicios españoles debe hacerse a través de licitaciones con procesos largos y complejos

Los empresarios están organizados en Gremios, Cámaras y Asociaciones según sector y región. 

La empresa española interesada en exportar a Costa Rica debe tener en cuenta que en Costa Rica se valora mucho la relación personal y la cordialidad. Los negocios suelen alargarse ya que es necesario construir la relación personal y la confianza antes de poder cerrar un contrato. Las relaciones en el contexto empresarial son jerárquicas. Si bien las decisiones se toman en el nivel más alto, deben cultivarse las relaciones en todos los niveles porque la calidad de las relaciones, independientemente del nivel, condiciona sustancialmente el éxito de un negocio. 

La proximidad cultural entre España y Costa Rica supone una indudable ventaja a la hora de hacer negocios porque España es un país de referencia en muchos sectores, los lazos culturales son estrechos y existe una clara preferencia por realizar negocios en el mismo idioma.

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

De acuerdo con el  último Índice de Competitividad Global publicado por el Foro Económico Mundial, Costa Rica es el país más competitivo de Centroamérica (puesto 62 de 141 países), seguido de Panamá (puesto 66) y Guatemala (puesto 98); y el 5º de Latinoamérica.

En términos de PIB es el tercero de la región (tras Guatemala y Panamá) y en términos de PIB per cápita, se sitúa segundo en la región centroamericana, por detrás de Panamá. Costa Rica es asimismo el país más industrializado de la región (aunque hay que señalar que Centroamérica está muy poco industrializada), gracias al éxito de los planes de atracción de IED; y el país es el líder regional en cuanto a exportaciones de productos de media y alta tecnología. Costa Rica está muy integrado en la economía mundial -especialmente con EE.UU.- lo que lo hace muy vulnerable a los shocks externos. Sin embargo, cuenta con ciertas fortalezas (exportaciones diversificadas y tecnificadas) que le permite mantener su competitividad incluso en escenarios tan adversos como los del Covid-19. 

En términos generales, Costa Rica mantiene buenas relaciones con todos los países de su región y es parte activa de las iniciativas de integración regionales. Es país fundador del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) y parte del Tratado de Libre Comercio de Centroamérica. No obstante, ha mantenido algunas disputados con sus vecinos: Concretamente con Nicaragua, existía una disputa por los límites marítimos en el Caribe y en el Pacífico, pero en enero de 2018 la Corte Internacional de Justicia en la Haya, falló a favor de Costa Rica, salvando los bloques petroleros que éste ya había estado explotando anteriormente. Con Panamá mantiene una disputa comercial que fue notificada en 2020 al Comité de Agricultura de la OMC por considerar que no existía fundamento técnico para revocar el permiso de exportación de varias plantas productoras de productos lácteos y cárnicos (bovino y porcino).
 

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

Respecto al crecimiento del PIB las previsiones son moderadas, tanto para el BCCR, que arroja estimaciones del 3,9% para 2022 y 4,0% en 2023, bastante en línea con las del FMI (3,3% y 3,1% respectivamente). The Economist mantiene estas mismas perspectivas para 2022 (3,5%) pero para 2023 pronostica un crecimiento solo del 2,3%. El BCCR considera que el crecimiento en 2022 vendrá derivado de la recuperación del consumo privado y de las exportaciones netas, y de los sectores de turismo, manufacturas y servicios empresariales por el lado de la oferta, si bien FITCH matiza que la capacidad de crecimiento vendrá restringida por la alta tasa de paro, la consolidación fiscal y una lenta recuperación del turismo. 

En las estimaciones de precios, el BCCR estima que el IPC se mantendrá dentro del rango de meta (3%+/-1pp) mientras que FMI considera que la inflación se mantendrá en torno al 5,4% en 2022, y The Economist estima que en 2022 aumentará hasta el 5,7%. 

En cuanto al déficit público las estimaciones del BCCR apuntan a 3,6% del PIB en 2022 y 2,7% en 2023. FMI sin embargo estima -5,1% del PIB en 2022 y -4,5% en 2023, mientras que The Economist considera -4,6% y -4,1% respectivamente para 2022 y 2023. El FMI estima que la deuda crecerá en 2022 (69,4% del PIB) y se estabilizará en 2023 (69,1%)). EIU por otro lado estima el peso de la deuda publica en 2022 en 79,9% del PIB y que en 2023 se estabiliza en 79,6%. 

El BCCR considera que el déficit por cuenta corriente se mantendrá en el 3,4% del PIB en 2022 (2,7% en 2023), mientras que el FMI apunta al 2,7% en 2022 y el 2,6% en 2023. The Economist sitúa sus previsiones de déficit corriente en 3,5%del PIB en 2022 y 3,2% en 2023.

Volver a índice de Información del mercado