Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

Según datos de Eurostat, la renta per cápita en la República Checa en relación a la paridad de poder adquisitivo fue de 26.900€ en 2017, situándose en el 89% de la media UE-28. Praga fue la séptima región más rica de la UE en 2016, con un PIB per cápita superior a la media europea en un 182%.

El salario medio mensual en 2018 fue de 31.885 coronas checas (1.240€); y, el índice de precios al consumo fue del 2,1%.

En la distribución del gasto de las familias checas (2016) muestran que la mayor parte del gasto corresponde a vivienda, agua y energía (20,8%), seguida de alimentos y bebidas no alcohólicas (19,8%), productos y servicios diversos (11,8%), transporte (11,0%), cultura y ocio (9,5%), artículos de hogar (6,1%),  restaurantes y alojamientos (5,7%), ropa y calzado (5,1%), comunicación (4,1%), salud (2,6%), educación (0,5%).

Los principales núcleos empresariales son Praga, Brno (región de Moravia del Sur), Ostrava (región de Moravia-Silesia) y Plzen (Pilsen, región de Plzen), y los sectores objetivo de la mayor parte de la inversión extranjera en República Checa son aquellos que presentan un contenido tecnológico medio-alto, como son los sectores de automoción, maquinaria y bienes industriales y electrónica de consumo.

 

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

El sector de la distribución en la República Checa ha sufrido una rápida transformación desde el cambio a una economía de mercado. Los modelos europeos de supermercados, hipermercados, tiendas de descuento o tiendas especializadas se han hecho muy populares entre la población.

  • Canales de distribución bienes finales. Las grandes cadenas de distribución así como el pequeño comercio - aproximadamente un 86% de los establecimientos ubicados en la República Checa - trabajan por lo general con importadores o distribuidores especializados en sectores o regiones concretas. Por orden de facturación, las grandes superficies existentes en la República Checa son las siguientes: Schwarz (Lidl, Kaufland), Rewe (Billa, Penny Market), Tesco Stores CR - que adquirió las tiendas de Carrefour en 2006 - , Ahold (Albert, Hypemova), Makro y Spar. También están presentes grances centros especializados en productos de electrónica de consumo (Electroworld), bricolaje (OBI; Hornbach, Baumax, Bauhaus) o muebles (Ikea). En cuanto al pequeño comercio, existe creciente interés en formar alianzas comerciales que les permitan mejorar su margen de beneficio. Entre ellas están Flop, SVOP, Enapo o Eso Market.
  • Canales de distribución de bienes intermedios. Los productores generalmente trabajan con mayoristas o distribuidores especializados por productos, siendo los márgenes de beneficio de estos distribuidores similares a los españoles. En algunos casos los distribuidores ofrecen el servicio postventa a productos importados. Se puede trabajar con un único distribuidor para todo el país.
  • El papel del agente comercial. Aunque esta figura está reconocida en la legislación checa, es muy difícil encontrar un agente comisionista puesto que no existe una entidad profesional asociativa de agentes comerciales en la República Checa, siendo necesario para su búsqueda recurrir a anuncios de trabajo en webs de empleo o a la web checa especializada en agentes Repsagent
    www.repsagent.com/ www.obchodnizastoupeni.cz
  • Canal de distribución online (e-commerce) 

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

La República Checa es un país con un elevado nivel de industrialización y con una de las mayores rentas per cápita entre los países que se incorporaron a la UE en 2004. Con 10,6 millones de habitantes, es un mercado de dimensión similar a Hungría, mayor que el de la vecina Austria (8 millones) y muy superior al de otros países de Europa Central y Oriental como Eslovaquia, Eslovenia, Croacia o al de los países bálticos.

Su ubicación geográfica estratégica en el centro de Europa, fronteriza con Alemania, Austria, Eslovaquia y Polonia, la alta tradición industrial y el menor coste relativo todavía de su mano de obra respecto a Europa Occidental, han convertido al país en uno de los países más atractivos para la inversión directa extranjera.

En una comparativa con el resto de países Visegrado, el estudio realizado por la Association for International Affairs (2015) destaca lo siguiente:

  • República Checa, Hungría y Eslovaquia son países con elevada apertura de sus economías al exterior: sus importaciones y exportaciones suponen en torno a dos terceras partes de su producto interior bruto.
  • Entre los países de Visegrado se mantienen estrechas relaciones comerciales, y todas las economías son muy dependientes de Alemania, que es el mayor socio importador para los cuatro.
  • Mantener el acceso al mercado interior de la UE, un funcionamiento adecuado y mayor intensificación de la integración de sus mercados (por ejemplo a través de la libre circulación de servicios) es de interés para los cuatro países. Como el Benelux en 1950s, los países V4 tienen fuertes motivaciones para un funcionamiento adecuado. A excepción de Polonia, la trasposición de la normativa comunitaria y el cumplimiento con las directivas de la UE de estos países es comparable y en algunos casos mejor que la media europea.

En cuanto a las relaciones bilaterales con España, la República Checa es el 15º cliente de las exportaciones españolas entre los países de Europa.

 

 

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

Las perspectivas económicas para la República Checa apuntan al mantenimiento de la senda de crecimiento del PIB para los próximos años.

Para 2019, el Ministerio de Finanzas, estima un crecimiento económico de la República Checa de 2,4%, similar a las estimaciones de la OCDE que le otorga un 2,5% y a las de la Comisión Europea 2,6%,  así como a las del Fondo Monetario Internacional que le otorga la misma cifra que la OCDE para este año. En 2020, el crecimiento estimado para el país por el Ministerio de Finanzas es del 2,4%, idéntico al de la Comisión, y ligeramente inferior al 2,5% del FMI  y el 2,6% de la OCDE.

En cuanto a las perspectivas de mayor desarrollo económico, la renta per cápita de la República Checa se encuentra actualmente entre las más elevadas de la zona, experimentando un crecimiento continuado durante los últimos años que se espera que se prolongue en el futuro. Es de esperar tras la recuperación económica se retome la convergencia real del país a la media comunitaria, que debe impulsarse con una adecuada política de infraestructuras en la región.

Este avance de la renta per cápita se vería favorecido por la solidez macroeconómica del país, con un sistema financiero saneado y líquido, finanzas públicas consolidadas y ausencia de desequilibrios exteriores. En sentido contrario, el desarrollo económico del país podría verse afectado por la escasa disponibilidad de mano de obra y su eventual reflejo en los costes laborales y las disfuncionalidades existentes en la gestión de las autoridades públicas.

 

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex