Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

Lituania es un país pequeño (3 millones de habitantes) con un poder adquisitivo medio-bajo (12.428€ renta per cápita en 2014). Ese reducido tamaño justifica que la economía tenga que importar bienes de todo tipo que no son generados por su estructura productiva, los volúmenes de importación han crecido una media superior al 20% en los últimos años.

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

DISTRIBUCIÓN COMERCIAL
En Lituania los supermercados constituyen la principal fuente de ventas, especialmente en el sector de la alimentación.
El mercado se encuentra dominado por las empresas locales. La mayor de ellas es Maxima LT, compañía líder en el mercado lituano copando el 40% de las ventas a través de sus 234 supermercados en el país. Estos se presentan como una cadena dividida siguiendo el criterio del tamaño de la superficie del establecimiento (MAXIMA XXX, MAXIMA XX Y MAXIMA X). Se encuentran presentes también en Letonia (149 centros), Estonia (75), Bulgaria (48) y Polonia (30). Cabe destacar, que Maxima LT con más de 16.000 trabajadores en sus establecimientos es el mayor empleador en Lituania.
La cadena PALINK (fundada por unos inversores belgas, actualmente forma parte de la red de supermercados Coopernic) se sitúa como el segundo mayor minorista del país con 236 supermercados. Fue la primera empresa privada que nació en la época postcomunista y ofrece una gran selección de productos alimenticios importados, así como productos para el hogar. Destacan en su oferta las verduras, frutas, carne, leche, queso, yogurt y pan. La cadena se compone de supermercados IKI e IKI EXPRESS.
Por otra parte, la cadena noruega RIMI LIETUVA es una Joint Venture fundada por ICA Baltic AB and Kesko Food Ltd. Actúa en Estonia, Letonia y Lituania contando con 259 tiendas, 55 de las cuales se sitúan en Lituania. Da empleo en Lituania a cerca de 3000 trabajadores. Entre sus tiendas se distinguen supermercados e hipermercados, así como 5 centros de distribución, uno de los cuales está en Lituania. La cadena se compone de los supermercados RIMI Supermarkets (25 establecimientos) y RIMI Hypermarkets (30 establecimientos). En el 2016 RIMI empezó las negociaciones con los propietarios de PALINK, se espera que se terminen en una fusión de las dos cadenas de supermercados.
Cabe mencionar a la cadena NORFOS MAZMENA de capital lituano, cuyo número de tiendas está creciendo. Actualmente cuenta con 138 establecimientos marca NORFA, distinguiéndose según su tamaño (S, L, XL, XXL y Hyper) y con un equipo de más de 3000 trabajadores. Norfos Mazmena se estableció en Lituania en el año 1997 y es la cadena de distribución alimentaria que ha experimentado un crecimiento más rápido.
Por último, a principios de junio de 2016 la cadena alemana de supermercados LIDL ha entrado en el mercado lituano. Actualmente la empresa cuenta con 15 centros comerciales, 1 centro de logística abierto en agosto de 2015, y una plantilla de 1300 trabajadores.
LIDL es una cadena de supermercados posicionada a medio camino entre el “hard discount” y el supermercado tradicional. En Lituania los supermercados LIDL ofrecen una selección de más de 1600 productos para uso diario, cuya mayoría se presenta bajo la etiqueta de su marca privada. Según las últimas noticias, supermercados LIDL siguen su política de expansión en Lituania construyendo y abriendo más establecimientos en todo el territorio del país.

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

Lituania es el país de mayor envergadura de los Estados Bálticos, tanto en términos económicos (produce en torno a la mitad del PIB de la región), como de extensión y población (48% de la población total de la región).

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

Las perspectivas de desarrollo económico a corto plazo no son muy positivas. Lituania fue, junto con Letonia, el país desarrollado que experimentó la mayor caída del PIB a nivel mundial en la reciente crisis.

Tras los duros programas de ajuste, la economía parece haber retomado la senda del crecimiento. Así, en el 2010 se logró un modesto crecimiento positivo y en el primer trimestre del 2011 se observa una actividad económica mucho más intensa.

Sin embargo, la economía todavía adolece de un alto nivel de desempleo y un elevado nivel de endeudamiento que deprime el consumo. El crecimiento registrado hasta el momento ha venido determinado por el buen comportamiento de los principales mercados de la exportación lituana.

Una recaída en la actual crisis financiera podría perjudicar severamente las expectativas de crecimiento para los próximos años. En todo caso, no se esperan cifras de crecimiento elevadas en próximos ejercicios como las que tuvo la economía tras su adhesión a la UE.

Por lo que respecta a las finanzas públicas, el gobierno desea mantener la política de consolidación presupuestaria iniciada en el ejercicio anterior, de manera que el déficit público se reducirá progresivamente en los ejercicios de 2011 (5,8%) y 2012 (3%). La deuda pública se situaría en el 41% del PIB en el 2012.

Estos valores nominales de déficit y deuda pública, de cumplirse, facilitarían el ansiado objetivo de política económica de adopción del euro. En todo caso, resulta crucial que se consoliden los primeros indicios de estabilización así como la mejora de la economía internacional para que estas proyecciones cobren validez.

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex