Información del mercado

El mercado (nivel de vida, rasgos de la demanda, centros económicos)

México es un país de grandes contrastes. Bajo su aparente uniformidad coexisten muchos "México-s", con distintos ritmos de desarrollo y orientación, y la apertura del país de los últimos años no ha hecho sino reforzar el carácter dual de la economía y la sociedad mexicanas, acentuando graves disparidades a nivel regional, sectorial y social que deben tomarse en cuenta a la hora de abordar este mercado.

Desde el punto de vista del consumo hoy en día, México representa un mercado de aproximadamente 124  millones de habitantes, con una demanda en constante aumento. El FMI estima el PIB per cápita de México en 2019 en torno a los 9.865..  Sin embargo, 4 una parte importante de la población vive en condiciones de pobreza y que las desigualdades en la distribución de la riqueza y el acceso a la educación o la salud, entre otros, siguen siendo grandes problemas a resolver. Alrededor de tres cuartas partes  de los habitantes viven en zonas urbanas.

La expansión del consumo que se ha vivido en los últimos años se ha concentrado en los deciles de la población de mayores ingresos, tal y como se recoge en la "Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares" que elabora el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) ya mencionado en el punto 3.1.4 de este documento.

Otro factor a tener en cuenta en México es el peso de la economía informal. Al igual que en otros países en desarrollo, en México, el sector informal tiende a caracterizarse por empleos en actividades de pequeña escala con bajas exigencias de capital y recursos humanos. Por ello, la actividad informal se concentra principalmente en sectores como el comercio y los servicios, si bien existe también informalidad en el sector manufacturero. Su medición es muy compleja aunque el Fondo Monetario Internacional estima que puede representar hasta un tercio del valor del PIB nacional y el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) estima que prácticamente el 50-60% de la población trabaja en la economía informal.  

Desde el punto de vista industrial hay que tener en cuenta que, prácticamente en todos los sectores, coexisten un número reducido de empresas con acceso a tecnología y financiación y orientadas al mercado externo con un importante número de empresas con muy escasos recursos que, además, tienen muy poca integración y vinculación con las primeras. En este sentido, es importante destacar que en los principales sectores industriales y de servicios muchas empresas son extranjeras o con capital extranjero, lo que es especialmente notorio en sectores como el químico, farmacéutico, automotriz y electrónico.

Adicionalmente , aunque durante 2013 se aprobaron importantes reformas en sectores estratégicos como energía y telecomunicaciones, es cierto que las limitaciones legales y la sobre-regulación de algunas actividades económicas han favorecido por años la falta de competencia y el desarrollo en sectores clave. Hay que esperar a conocer las reformas que impulsará la nueva administración (2018-2024) y si se mantendrán o no las aprobadas durante el anterior sexenio. Por el momento, las subastas de energía eléctrica y las rondas para exploración de petróleo están paralizadas. 

Por último, México es un país que arrastra aún grandes carencias en infraestructuras, tanto en lo que se refiere a vías de comunicación (carreteras, aeropuertos, puertos) como en materia de vivienda y salud, aunque se han llevado a cabo importantes inversiones a través de los Planes Nacionales de Infraestructura que se van implementando en cada sexenio etc. que beneficiarán de forma importante a todas las esferas de la vida económica del país.  De acuerdo con el Informe Global de Competitividad 2018  del Foro Económico Mundial, México se sitúa en el puesto número 46  entre  140 países analizados en el informe publicado en octubre de 2018, España en el puesto 26. Por la competitividad de su infraestructura México ocupa el puesto 49 por lo que hay mucho que hacer para que  mejore la calidad de su infraestructura y  su competitividad. En cualquier caso, México se sitúa por delante de otros países latinoamericanos como Brasil (72) o Colombia (60) aunque por detrás de Chile (33).

En definitiva, México es un mercado que ofrece grandes oportunidades tanto para el comercio como para la inversión y con un importante potencial de crecimiento.

https://es.weforum.org/reports/the-global-competitveness-report-2018

http://reports.weforum.org/global-competitiveness-report-2018/country-economy-profiles/

Volver a índice de Información del mercado

Canales de distribución. Estructura y marco legal de la distribución comercial

Principales centros comerciales

En México, los principales centros industriales y comerciales se corresponden con las grandes ciudades, desde el punto de vista de su población y actividad económica:

  • Ciudad de México y su Zona Conurbada. Es una de las ciudades más grandes del mundo, con una población (ciudad y área conurbada) de 22 millones de personas. Ciudad de México, con 8,8 millones de habitantes, es el centro comercial, industrial y cultural del país.
  • Guadalajara, capital del Estado de Jalisco, al oeste del país, tiene una población cercana a 1,4 millones de personas y su área metropolitana es de 4,3 millones.
  • Monterrey, capital del Estado de Nuevo León, situada en el norte, cerca de la frontera con los EE.UU., es una importante ciudad industrial, con una población de 1,1 millones y su zona conurbada es de 4 millones de personas.
  • Puebla, capital del Estado del mismo nombre, situada en la parte central de la República, al este del Valle de México, con una población cercana a los 1,6 millones de personas y su conurbación de 2,6.

La red de distribución y comercialización en México

Coexisten en México canales muy diversos, como son los importadores directos, representantes, agentes de ventas, distribuidores, detallistas, así como empresas subsidiarias de exportadores extranjeros.

Al introducirse al mercado mexicano hay que considerar los elevados costes de distribución provocados, principalmente, por los elevados márgenes que aplican los intermediarios.

A continuación se analizan en detalle las diversas alternativas con las que cuenta un exportador para la distribución de sus productos en México:

Venta directa a cliente final

La venta directa desde el país de origen al cliente final (tiendas, grandes almacenes, fábricas etc.) presenta algunas ventajas, como el ahorro de las comisiones de intermediarios y los costos que representa el contratar personal local o abrir una oficina. Sin embargo, la empresa que se plantee esta modalidad deberá tener en cuenta algunos aspectos importantes: en primer lugar, que el comprador debe ser capaz de absorber volúmenes suficientemente grandes para que los costos de transporte no encarezcan demasiado el precio final del producto; en segundo lugar, tiene que estar en condiciones de realizar los trámites y cumplir los requisitos asociados a la importación.

Por otra parte, el conocimiento del mercado y el establecimiento de contactos empresariales requieren una implantación real en el mercado. Es muy recomendable contar con asesoría legal y fiscal para evitar desarrollar actividades que pudieran considerarse establecimiento permanente, lo cual supondría estar sometido al impuesto sobre la renta.

Representante/Agente de ventas

La elección de un representante/agente de ventas puede ser beneficiosa en la medida en que no requiere una inversión directa. Por otra parte, un representante puede poseer conocimientos sobre el mercado, las ventas, los requisitos de importación y transporte que a una compañía que opte por la venta directa le puede resultar difícil conseguir.

La elección entre la venta directa y a través de representante/agente dependerá del tipo de producto y de la relación que cada compañía prefiera. Por lo general, los agentes son preferibles en caso de prestación de servicios o venta a grandes clientes, incluidas las administraciones federales, estatales y locales y bienes industriales de difícil o costoso almacenaje. Asimismo, el procedimiento más común para ventas de bienes de capital a usuarios finales consiste en vender a través de agentes. Es necesario, en todo caso, prestar apoyo completo al representante para desarrollar o introducir la línea de productos en el mercado.

No obstante, encontrar un buen agente/representante en el mercado mexicano no es tarea fácil, dado que no existe un Colegio Oficial de agentes comerciales como sí existe en otros países. Este tipo de contactos se suelen localizar a través de revistas especializadas del sector en cuestión, asistencia a las ferias del sector, etc.

Es importante tener en cuenta que según la Ley Federal de Trabajo, y en función de cómo se materialice la relación con el mismo, el agente puede ser considerado como un empleado de la empresa exportadora extranjera por los servicios que preste en México, con independencia de la nacionalidad o residencia del empleador. La Ley Federal de Trabajo establece que toda persona que realice ventas, bajo supervisión directa, se considerará empleado por la persona para la cual realiza las ventas.

Importadores / Distribuidores

Los importadores/distribuidores son especialmente importantes para la venta de productos agroalimentarios y de bienes de consumo. También se utiliza esta figura en la importación de maquinaria, pero generalmente, para las líneas de productos más simples y de menor precio.

Los distribuidores son vendedores independientes que compran y revenden los productos por su propia cuenta. A diferencia de los comisionistas, los distribuidores obtienen su beneficio de la diferencia entre el precio de compra y el de venta. Por otra parte, están expuestos a un mayor riesgo: absorben todas las pérdidas que resulten de la venta, daño o defecto de las mercancías, así como de las quejas e impago por parte de los clientes.

A pesar de que un acuerdo de distribución puede parecer más beneficioso, hay que tener en cuenta que en este caso el vendedor extranjero se convierte en un proveedor sin capacidad de control sobre los precios, métodos de venta o cualquier otra política comercial desarrollada por el distribuidor.

Franquicias

Las franquicias gozan de muy buena aceptación y creciente popularidad en México. La compañía extranjera cede el uso de sus derechos de propiedad intelectual, así como el “know how”, a cambio de regalías y otros pagos por la franquicia.

 La Asociación Mexicana de Franquicias (www.franquiciasdemexico.org.mx) calcula que hay más de 1.500 enseñas de franquicias operando en el país con unos 85.000  puntos de venta y espera para 2019 un crecimiento total del sector de de entre el 8 y el 10%. La mayoría de las franquicias están situadas en la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Estado de México, Querétaro y Cancún. Los sectores de mayor éxito incluyen restaurantes, comida rápida y servicios personales. El 85% de las franquicias que operan en el país son mexicanas. (http://elempresario.mx/franquicias/mexico-quinto-pais-mas-importante-franquicias )

Las franquicias constituyen un buen mecanismo para el control de la calidad a bajo coste. Asimismo, no conllevan un gran riesgo financiero: el franquiciatario adquiere el uso de los derechos y compensa al franquiciador por su uso.

Dado que una franquicia supone el uso de una marca, ésta deberá registrarse previamente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (www.impi.gob.mx).

Al término del contrato y en caso de transferencia de know how, el franquiciatario podría convertirse en un competidor. Para mitigar este riesgo, se puede incluir una cláusula de no-competencia en el contrato de franquicia.

Por otra parte, las regalías percibidas de la contraparte mexicana serán gravadas en México. En virtud del Convenio entre España y México para evitar la doble imposición, el impuesto no podrá exceder del 10% del importe bruto de las regalías (art. 12.º, párrafo 2).

Por último, el franquiciador deberá tener en cuenta las leyes de competencia mexicanas que penalizan las prácticas monopolísticas (fijación de precios, obligación de compra, etc.).

Para ampliar información sobre el mundo de la franquicia en México puede consultar las siguientes páginas: Asociación Mexicana de Franquicias www.franquiciasdemexico.org, www.franquiciashoy.com

El comercio detallista en México

El comercio detallista en México está muy atomizado y extendido, aunque está inmerso en un proceso de cambio, aumentando el peso de los grandes almacenes y cadenas. Se calcula que supermercados, tiendas de descuento, grandes almacenes y centros comerciales generan aproximadamente una quinta parte del mercado de la venta al detalle. 

La ANTAD está formada por 107 afiliados (33 Autoservicio, 14 Departamentales, 60 Especializadas) que operan en su conjunto más de 57.000 tiendas (5.710 de Autoservicio; 2.374 Departamentales y 49.174 Especializadas) que representan más de 29 millones de metros cuadrados de superficie de venta y más de 895.000 empleos directos.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) estima que en 2018 las tiendas y cadenas de la asociación representaron aproximadamente el 18,5% del PIB del sector comercio y 3,8% del PIB total, así como el 53% del total de las ventas al por-menor. De todos modos, todavía hoy un porcentaje superior al 40% de las ventas que es realizado por pequeños comercios de carácter familiar. Según ANTAD, sus empresas asociadas realizaron ventas en 2018 por unos 1.802.000 millones de pesos, un 8,5% más que en 2017 (autoservicios 931.000 millones con un crecimiento del 7,2% en relación con 2017; tiendas departamentales 326.000 millones de pesos con un crecimiento del 10,5% y Tiendas especializadas 545.000 millones con un crecimiento del 9,7%).

Fuentes:  http://www.antad.net/informeanual/2018/ 

https://antad.net/indicadores/indicantad/

 Tiendas de Autoservicio - Supermercados

En 2018, había 33 cadenas de tiendas de autoservicio según el informe anual de la  ANTAD, con un total de 5.710 tiendas y una superficie de venta de 15,1 millones de m2.

Las principales cadenas de autoservicio-supermercados en México son  Wal-Mart de México, Soriana, Chedraui y Comercial Mexicana (parte vendida a Soriana). Adicionalmente, existen competidores regionales como Casa Ley, Merza, Calimax, Alsuper y HEB, entre otros.

El segmento de los supermercados está liderado en México por el gigante Wal-Mart, cuenta con un 68% de cuota de mercado, con más de 2.000 tiendas de autoservicio en los diferentes formatos que integran la cadena: Bodegas Aurrerá (1820), Sam’s Club (162), Wal-Mart (270), Superama (94), que también tienen presencia en Centroamérica. Walmart es también dueña de los restaurantes Vips y hasta 2017 de la cadena de tiendas Suburbia (119 establecimientos) que vendió a Liverpool.  

Como segundo competidor más importante en el mercado está Soriana (19% de cuota de mercado); esta cadena que ya había comprado, en 2007, las tiendas de autoservicio de Grupo Gigante - 198 tiendas que se sumaron a las 205 del grupo, principalmente situadas en el norte del país-, firmó un acuerdo para adquirir 160 tiendas del Grupo Comercial Mexicana en 2015 aunque finalmente fueron 143, para conformar un total de 817 tiendas en el país, de hecho en 2018 ha desaparecido de todas las tiendas de Soriana la marca Comercial Mexicana que había seguido utilizando

Chedraui (11% de cuota de mercado) y Comerci-Controladora Comercial Mexicana (2%) continuó con las 54 tiendas que no vendió a Soriana y que corresponden a los formatos City Market, Fresko, Sumesa y algunas otras de mayor formato (hay que señalar que en 2005 Comercial Mexicana había comprado los 29 y los dos que en ese momento estaban en construcción del grupo francés Carrefour que abandonó el país). Estas cuatro compañías representan cerca del 80% de las ventas de este sector.

 http://mnamexico.com/wp-content/uploads/2018/07/Supermercados-Final-1.pdf

 

Tiendas Departamentales - Grandes almacenes

 A cierre de 2018, hay 14 cadenas de tiendas departamentales en México, con un total de 2.374 tiendas y una superficie de venta de 6,3 millones de m2 de superficie de venta en 2016.

Liverpool, es el  líder indiscutible en distribución departamental ya que tiene una cuota de mercado superior al 58%, con 356 tiendas departamentales en operación bajo los formatos: Liverpool y  Fábricas de Francia (127), Boutiques especializadas (107) y Suburbia- la cadena de tiendas que compró a Walmart en 2017 (122 establecimientos). Como segundo competidor en el mercado se encuentra Grupo Sanborns con el 25,4% y 439 tiendas entre sus formatos Sears, Sanborns y la tienda especializada en música Mix-up. Por último, Palacio de Hierro con un 16% de cuota de mercado con sus 22 tiendas. 

Tiendas especializadas

 La ANTAD (Asociación de Tiendas de Autoservicio y Departamentales) cuenta entre sus asociados a los negocios del sector minorista de México, incluyendo a distribuidores de muebles y electrodomésticos, farmacias, tiendas de alimentación, etc. En 2018 agrupaba a 57.258 tiendas (5.710 de Autoservicio; 2.374 Departamentales y 49.174 Especializadas). ANTAD estima que en 2018 las tiendas y cadenas de la asociación representaron aproximadamente el 18,5% del PIB del sector comercio y 3,8% del PIB total. Según ANTAD, sus empresas asociadas realizaron ventas en 2018 por unos 1.802 millones de pesos, un 8,5% más que en 2017. 

 

Otros canales de distribución

La venta por catálogo, televisión o a domicilio a través de cadenas ha conocido en los últimos años un notable desarrollo. Entre las empresas más destacadas en ventas por catálogo encontramos a Avon y Jafra.

Asimismo, Internet gana día a día terreno como canal de comercialización. En el Estudio de Comercio Electrónico en México 2018 realizado por La Asociación Mexicana de Internet, los indicadores demuestran que las ventas a través  del comercio en línea en 2017 tuvieron un valor de mercado de 396.040 millones de pesos, lo que representa un aumento del 20,1% frente a 2016 (329.850 millones de pesos). Los datos disponibles para el período enero-junio de 2018 cifran las ventas a través de comercio electrónico en 233.660 millones de pesos lo que representaría un crecimiento del 18% en relación con el mismo período del año anterior. Entre los datos más importantes que arroja la edición 2018 de este estudio destaca que aumentó el gasto  de compra online en  ropa y los accesorios y en descargas electrónicas mientras ha disminuido en deporte y fitnes y equipo electrónico. Hay que señalar, también,  en cuanto a hábitos de consumo que 1 de cada 10 usuarios solicita transporte en línea diariamente y que un tercio de los compradores solicitan comida en línea cada semana. El gasto promedio trimestral de las compras en línea ascendió a 6.300 pesos en 2018. En cuanto al valor de ventas, sin incluir viajes, las tres principales categorías son muebles, equipo electrónico (computadoras, periféricos) y videojuegos, seguidos por entradas para eventos y ropa y accesorios. El pago en línea sigue siendo el método más utilizado para las compras por internet aunque los pagos fuera de línea sigue creciendo como una opción más (contra depósito bancario, pagos en Oxxo,7 eleven, farmacia, contra entrega etc.). Por último, aumenta la compra internacional a través de internet.

https://www.asociaciondeinternet.mx/es/component/remository/Comercio-Electronico/orderby,4/lang,es-es/?Itemid=

Las compras a través de Smartphones y dispositivos móviles aumentan año a año en número promedio de compras para operaciones como reservas y pagos de transporte, hoteles, etc. A los mexicanos les gusta usar dispositivos móviles por su facilidad de acceso a Internet, y porque pueden utilizar las aplicaciones de los comercios, lo que representa ahorro de tiempo. PayPal, tarjetas de débito y tarjetas de crédito son los métodos de pago preferidos para compras en línea en todos los dispositivos.

Características de las tiendas en línea:

La mayoría de los comercios venden sus productos/servicios a través de un sitio web o una aplicación propia o de sus empresas.

Un tercio de los comercios encuestados cuentan con aplicación móvil.

La mayoría de los comercios participan en acciones de marketing en línea, en las que se incluyen ofertas/promociones, siendo las más comunes las compras sin intereses y los descuentos.

Papel de la tienda física:

Casi dos de cada tres comercios en línea encuestados también tienen una presencia física, que domina la mayoría de sus ventas. Pocos de estos minoristas multicanal planean cerrar sus tiendas físicas.

Entre los que tienen tiendas físicas, las ventas de las tiendas físicas representan ¾ de sus ventas y la mayoría no tienen planes de cerrar sus tiendas. Estos comercios indicaron que las tiendas físicas son la columna vertebral de su negocio y que sus tiendas en línea extienden sus ofertas para lograr un modelo comercial omnicanal.

https://www.asociaciondeinternet.mx/es/estudios

 Otro apunte que deberíamos reseñar en este apartado es la gran importancia que en México tiene el mercado informal, si bien su tamaño y crecimiento es difícil de evaluar. El INEGI, en su cuenta satélite del sub-sector informal de los hogares, estima que genera aproximadamente el 19% del PIB aunque las estimaciones de otros organismos dan cifras mucho más elevadas, por ejemplo, un 30% de acuerdo con el Consejo Coordinador Empresarial (CEE) y el FMI. En los “tianguis” (mercadillos), el consumidor encuentra todo tipo de productos: desde comida y alimentos hasta electrodomésticos, pasando por ropa, zapatos y un largo etcétera. No obstante, éste no es un canal de distribución utilizado para los productos procedentes de la Unión Europea.          

 

Volver a índice de Información del mercado

Importancia económica del país en la región

 México, país OCDE desde 1994, es la decimoquinta economía del mundo y segunda en Iberoamérica (detrás de Brasil), con un PIB de 1.223.359 MUSD en 2018,  inmediatamente detrás de Australia y España que ocupan las posiciones 12 y 13  respectivamente con un PIB prácticamente igual 1.425.865MUSD,  y una renta por habitante en torno a 9800 dólares (según diversas fuentes). Asimismo, está estratégicamente situado en el norte del continente americano con una frontera de más de 3.000 Km. con Estados Unidos y una población muy joven (más de la mitad de la población tiene menos de 30 años).

México es miembro del GATT desde noviembre de 1986 y, por tanto, miembro de la OMC, desde el 1 de enero de 1995. Inmerso en un vertiginoso proceso de apertura al exterior desde mediados de los ochenta, México se ha convertido, en los últimos años, en una potencia comercial a escala mundial y la primera de América Latina. La OMC sitúa a México  en el puesto 12  tanto en el ranking de principales países exportadores  como en el de  los principales importadores del mundo. http://stat.wto.org/CountryProfile/

Por otro lado, su estratégica situación geográfica en el continente americano y su extensa red de Tratados de Libre Comercio  (12)  que le otorgan acceso preferencial a los mercados de 46  países y a más de 1.000 millones de consumidores y favorecen el intercambio comercial, así como la utilización de México como destino de inversión para aprovechar las oportunidades que ofrece como plataforma exportadora hacia otros mercados.

México ha experimentado una verdadera transformación desde que entró en vigor el TLCAN en enero de 1994, sin duda, el acuerdo comercial más relevante del país ya que EEUU y Canadá son origen de más del 46,4% de sus importaciones  y destino de prácticamente el 80% de sus exportaciones (79,5% en 2018). Los tres países firmantes, México, EEUU y Canadá comenzaron en 2017 la renegociación del TLCAN y en noviembre de 2018 se firmó el acuerdo que está aún pendiente de ser aprobado por los congresos de los tres países para su entrada en vigor. El nuevo acuerdo se denominará T-MEC o USMCA. Mientras el nuevo acuerdo entra en vigor se mantienen las disposiciones del TLCAN.  

Es también relevante la entrada en vigor del  TLCUEM en 2000. A más de 15 años de su entrada en vigor ambas partes estuvieron de acuerdo en  que debía ser adaptado a la nueva realidad económica y hacerlo comparable con los nuevos tratados negociados tanto por México como por la Unión Europea,  por lo que  en 2017 comenzaron las negociaciones para su modernización y en abril de 2018 llegaron a un principio de acuerdo por lo que sólo queda la aprobación por parte de los Congresos de los países firmantes para que el nuevo texto entre en vigor.

Por otro lado, México ha mostrado en los últimos años un especial interés por la Cuenca del Pacífico (junio 2012, firma Alianza del Pacífico, México, Chile, Colombia y Perú. Se incorporarán Costa Rica y Panamá) y participa en el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TPP 11- tras la salida de EEUU) que fue ratificado por el senado mexicano el  24 de abril de 2018 aunque el pacto comercial  entró en vigor en diciembre de 2018 (60 días después de que seis países o el 50% de los signatarios lo hubieran aprobado y notificado a las demás partes). Los países firmantes son: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, Mexico, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

En definitiva, el gobierno mexicano ha desarrollado en las últimas décadas una intensa labor de integración comercial que se concreta en 12 TLC-s con más de 46 países, siendo su nivel de apertura comercial superior al 60%, por encima del de muchos países europeos.

Fuentes:

 http://www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2016/01/weodata/index.aspx

https://www.wto.org/spanish/res_s/booksp_s/trade_profiles18_s.pdf  (último disponible)

https://www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2019/01/weodata/index.aspx

 

 

Volver a índice de Información del mercado

Perspectivas de desarrollo económico

  Las perspectivas de crecimiento y desarrollo económico para México son positivas ya que, a pesar del complicado entrono internacional, no arrastra grandes desequilibrios macro-económicos y ha mantenido un crecimiento sostenido en los últimos años. 

En cualquier caso, estamos al comienzo de una nueva administración que tomó posesión en diciembre de 2018 para el período 2018-2024 y es cierto que se han anunciado importantes cambios en relación con las políticas impulsadas por la anterior administración, por ejemplo, en cuanto a las reformas estructurales en sectores como energía o educación que fueron positivamente valoradas por el mercado y que la actual administración ha paralizado.

 En abril de 2019 el Ejecutivo ha presentado su Plan Nacional de Desarrollo. En el capítulo relativo a la  economía los objetivos que se incluyen en ese Plan Nacional de Desarrollo son:  detonar el crecimiento, mantener las finanzas sanas, no incrementar impuestos, respeto a los contratos existentes y aliento a la inversión privada, rescate al sector energético (fortaleciendo CFE y Pemex, rehabilitando refinerías); impulsar la reactivación económica, el mercado interno y el empleo (con una política de recuperación salarial y una estrategia de creación masiva de empleos productivos, permanentes y bien remunerados) ; creación del Banco del Bienestar; construcción de caminos rurales; y servicio de internet en todo el país.

 Del Plan Nacional de Desarrollo se deriva el Plan Nacional de Infraestructura que presenta cada administración y que suele ser un gran detonador de inversiones. Todavía no se conoce el detalle del Plan Nacional de Infraestructura de la nueva administración aunque en el Plan Nacional de Desarrollo se destacan como grandes proyectos los que ya se han ido anunciando, esto es: el aeropuerto de Santa Lucía, la refinería de Dos Bocas , el programa de desarrollo del Istmo de Tehuantepec (tren transísmico) y el programa de zona libre de la frontera norte (beneficios fiscales como IVA  e impuesto sobre la renta reducidos, 8 y 20% respectivamente etc).

Andrés Manuel López Obrador ha señalado que espera cerrar su sexenio creciendo al 6% y con un promedio del 4% aunque todavía es muy pronto para poder valorar si estos objetivos se podrán cumplir. Por el momento, el Banco de México establece su previsión de crecimiento para 2019 en el rango 1,1% a 2,1%, mientras que el promedio de los especialistas económicos se sitúa en el 1,52% para 2019 y en el 1,72% para 2020.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) también  ha reducido sus pronósticos de crecimiento para la economía de México de este año y 2020, dejándolos en 1,6% y 2%, respectivamente, desde el 2 y 2,3% de su informe previo. A medio plazo, la OCDE considera que el crecimiento de México podrá fortalecerse moderadamente si la inversión se recupera gracias a los proyectos de infraestructura planificados, complementados con la inversión privada, y el consumo interno crece por aumentos en el salario mínimo y los fuertes ingresos por remesas que se esperan. Las exportaciones seguirán apoyando la economía, aunque la OCDE considera que a un ritmo menor. Entre los factores de riesgo que podrían afectar el desempeño de la economía mexicana la OCDE destaca  la situación crediticia y de endeudamiento de Petróleos Mexicanos y la eventualidad de un recorte de la calificación para la petrolera como los más importantes, además de la incertidumbre en torno a la ratificación del T-MEC, una desaceleración de la economía mundial y las renovadas tensiones comerciales que dificultarían las exportaciones y deprimirían la inversión privada. 

https://lopezobrador.org.mx/wp-content/uploads/2019/05/PLAN-NACIONAL-DE-DESARROLLO-2019-2024.pdf 

Objetivos: http://presidencia.gob.mx/pni/objetivo.php 

Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018: http://presidencia.gob.mx/pni/

Proyectos:_http://cdn.presidencia.gob.mx/pni/programas-y-proyectos-de-inversion.pdf?v=1

 

 

 

 

Volver a índice de Información del mercado

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex